Competencia monopolica - Apuntes - Teoria microeconomica, Study notes for Economics. Universidad de Panamá

Economics

Description: Universidad de Panama Entre la competencia perfecta y el monopolio cabe una gran variedad de formas de mercado diferentes, en función del número de los productores existentes, de su tamaño y podes, del tipo de productos que fabriquen, etc.
Showing pages  1  -  2  of  8
The preview of this document ends here! Please or to read the full document or to download it.
Document information
Uploaded by: Gustavo_M
Views: 1000+
Downloads : 0
University: Universidad de Panamá
Address: Economics
Subject: Economics
Upload date: 31/05/2013
Embed this document:
CAPITULO 25:

Ensayo:

Competencia Monopolica

INTRODUCION

Entre la competencia perfecta y el monopolio cabe una gran variedad de formas de

mercado diferentes, en función del número de los productores existentes, de su tamaño

y podes, del tipo de productos que fabriquen, etc.

Si los empresarios que actúan en un mercado son muy pocos existe la posibilidad de

que las acciones y decisiones de uno de ellos afecten y se vean afectadas por las

acciones y decisiones de los otros participantes. A partir de esta posibilidad, se crea un

modelo específico de comportamiento y de determinación del equilibrio en un mercado

de pocos empresarios que se denomina Oligopolio. En el oligopolio puede suceder que

el producto fabricado por un empresario sea igual que el elaborado por sus

competidores o puede que sea posible diferenciarlo con una marca, alguna diferencia

exterior, etc. En este último caso el empresario se convierte en un monopolista de su

marca, pero con ello no dejará de tener competencia, pues existen muy buenos

sustitutivos de su producto, como son las marcas rivales.

Cuando los participantes de un mercado son muchos, aunque cada productor pueda

diferenciar su producto, la posibilidad de alcanzar acuerdos para tratar de impedir que

entren nuevos competidores a la industria y de emplear otras tácticas accesibles a los

oligopolistas se hace mucho menos probable.

Este modelo de mercado lo denominaremos Competencia Monopolística.

El oligopolio: conceptos y caracteres

Un Oligopolio es aquel mercado en el que la mayor parte de las ventas las realizan

unas pocas empresas, cada una de las cuales es capaz de influir en el precio de mercado

con sus propias actividades.

El Oligopolio puede existir tanto por el lado de la oferta como por el de la demanda;

así, un Oligopolio será de Oferta cuando la demanda esté atendida por unos pocos

oferentes. Por otro lado, cuando un escaso número de demandantes debe absorber el

bien o servicio producido por un gran numero de oferentes, estaremos ante un

Oligopolio de Demanda, también denominado Oligopsonio. El Oligopolio Bilateral

será el caso en que las dos fuerzas del mercado estén integrada por pocos agentes

económicos.

El caso extremo del Oligopolio es aquel en el que existen dos productores y se

denomina Duopolio. Una de las características de este tipo de mercado es la capacidad

que el empresario tiene de influir sobre las decisiones de sus competidores y de ser

influenciado por las decisiones de sus rivales.

El equilibrio del oligopolio

Los Oligopolistas son empresarios que venden su producto a una parte de la de

manda total del mercado que les es más o menos fiel, por lo que si, un oligopolísta sube

el precio de sus ventas, estas disminuirán, pero no desaparecerán. Esta característica de

todo mercado de competencia imperfecta hace que oligopolísta se enfrente con una

función de demanda decreciente. El equilibrio de la empresa oligopolísta se producirá

de acuerdo con la ya conocida norma de IMa = CMa, Pues hemos de tener en cuenta la

existencia de competidores que están en condiciones de arrebatarle una parte del

mercado. Por esta razón el empresario oligopolístico no posee una función de demanda

estable.

El oligopolio y la interdependencia

La Interdependencia mutua es una de las características básicas del oligopolio.

Ello obliga a la empresa a permanecer atenta tanto a las actuaciones agresivas de los

rivales como las respuestas defensivas adoptadas por ésta ante cambios de política de la

empresa en cuestión.

Los Oligopolistas deben procurar predecir los actos de sus rivales y las reacciones

de éstos ante sus propios comportamientos, teniendo en cuenta que los demás

integrantes del mercado también harán lo mismo.

La aparición de este tipo de mercados se debe a que los costos se logran reducir de

forma apreciable si el volumen de producción es grande y por el deseo de las empresas

de controlar el mercado y de influir sobre la fijación del precio de mercado.

Las empresas tratan de determinar sus precios basándose en estimaciones de sus

funciones de demanda, que crea una elevada incertidumbre, los empresarios tienen

diferentes opciones para definir el precio como son: Tratar de adivinar las acciones de

los rivales, llegar a acuerdos sobre los precios y competir solo a base de publicidad o

formar un Cartel, esto es cooperar en vez de competir y repartirse el mercado.

La rivalidad entre empresas oligopolistas y la fijación de precios

Cualquier oligopolísta puede utilizar como variable estratégica la cantidad del

producto o servicio que desea colocar en el mercado, o el precio al que lo desea vender.

En el primer caso, condiciona el precio que puede vender, y en el segundo, la cantidad

que el mercado puede absorber. Entonces los oligopolistas desarrollan dos tipos de

soluciones:

*Soluciones de carácter Colusivo

*Soluciones de carácter no Colusivo

Una solución oligopolística es de carácter colusivo cuando todos los rivales en el

mercado establecen un acuerdo que les permita disponer de información acerca del

comportamiento y reacción de los demás ante una decisión que se tome en el mercado.

Una solución no colusiva implica que los distintos rivales no disponen de

información relevante sobre el comportamiento y reacción de sus competidores ante

cualquier decisión que se tome.

Soluciones Colusivas

La colusión es un acuerdo explícito o táctico de las empresas de una industria o

mercado para fijar precios o limitar la rivalidad entre las empresas. La colusión implica

la existencia de un acuerdo real entre las empresas mientras que la Colusión Táctica se

basa en acuerdos no formalizados.

Factores que propician la Colusión

1- El número de empresas que han de participar en la colusión ha de ser reducido. 2- Que puedan alanzarse acuerdos colusivos que tengan vigencia durante largos

períodos de tiempo aceptablemente largos.

3- Existencia de un sistema legal que sea propicio o al menos que no dificulte su realización.

4- Facilidad para detectar violaciones a los “acuerdos”.

Los Cartel o la colusión explícita

Para evitar las guerras de precios y reconociendo su interdependencia, las empresas

establecen acuerdos colusivos explícitos tratando de obtener beneficios del monopolio,

y para ello establecen formulas para buscar la fijación de precios y/o el reparto de

mercados.

Un cartel es una combinación de empresas que trata de limitar la acción de las

fuerzas de la competencia mediante el establecimiento de acuerdos explícitos sobre los

precios y niveles de producción. (Ejemplo La OPEP)

Para intentar alcanzar la maximización conjunta de los beneficios, las distintas

empresas que integran el Cartel actúan como si fueran una sola.

La primera limitación de la maximización conjunta de beneficios se plantea al

intentar determinar el producto y el precio de equilibrio de la industria, lo que exige

conocer las curvas de costos o ingresos marginales, además se plantean problemas que

dependerán del número de participantes, de la estructura de costos y de la dificultad de

encontrar un criterio aceptado por unanimidad que determine las cuotas de producción

de cada integrante.

Por ello la inestabilidad suele ser una nota característica de estos mercados. El grado

de inestabilidad será mayor cuanto más importantes sean las economías de escala de la

industria y cuanto mayores sean las diferencia de costo de las empresas.

Los pactos o acuerdos entre empresas pueden ser abiertos o secretos, pues en

muchos países están prohibidos. Los servicios prestados por un Cartel también los

prestan las asociaciones de empresarios, organizaciones profesionales, etc. Este tipo de

organizaciones, aunque de forma indirecta, alcanzan legalmente buena parte de los

objetivos de los acuerdos colusivos directos.

En ocasiones las empresas integrantes de un oligopolio únicamente fijan un precio

uniforme y se permite a cada empresa que venda todo lo que pueda a ese precio. Lo

único que se exige es que ninguna empresa cobre un precio inferior al fijado. En otras

ocasiones las empresas se ponen de acuerdo en repartirse el mercado mediante cuotas

determinadas, pero manteniendo una considerable libertad de actuación.

El resultado para una empresa en particular dependerá de la habilidad negociadora

del representante de la importancia de la empresa.

Si los costos de las empresas integrantes son muy distintos es de esperar que los

acuerdos no sean estables.

La colusión táctica

Se basa en un entendimiento no formalizado entre las empresas. Para superar el

obstáculo legal los oligopolistas buscan otras formas de cooperar tácticamente

transmitiéndose información de muy diversas formas públicas y legales, como revistas

especializadas del sector, asociaciones empresariales, etc., y suelen utilizar una variedad

de recursos para detectar las violaciones de acuerdos tácticos.

Una explicación de los cambios sistemáticos de precios en el oligopolio puede

encontrarse en el liderazgo de precios. Dado que las guerras de precios suelen tener

efectos autodestructores y que las condiciones de mercado obligan a efectuar cambios

en los precios, las empresas encuentran conveniente seguir a aquellas que dan el primer

paso en la subida de precios a la empresa que se considera como “Líder” del grupo. Esto

permite una amplia libertad sobre las políticas de ventas de las distintas empresas.

Si el liderazgo funciona apropiadamente, el resultado puede acercarse al de un

cartel. Sin embargo, dado que no hay acuerdo formal, el problema de hacer trampa

puede llegar a ser importante.

El liderazgo de precios es frecuente que se de cuando una empresa produce una

gran parte de la producción total, esto es, cuando actúa como empresa dominante y el

resto está dividido entre empresas relativamente pequeñas.

En los mercados en los que hay una empresa dominante que controla un porcentaje

elevado del mercado (entre el 60 y 80 %) y numerosas empresas pequeñas, la estrategia

más probable es que la empresa dominante se comporte como un monopolista en la

porción de mercado que controla y ceda el resto del mercado al grupo de empresas

competitivas o pequeñas.

La empresa dominante debe tener en cuenta que a medida que incremente el precio

perderá una parte cada vez mayor del mercado a favor del segmento de las empresas

pequeñas.

En otras ocasiones el liderazgo de precios tiene forma “Barométrica”, pues se elige

como empresa líder a una empresa intermedia, debido a que sus acciones se consideran

como un barómetro apropiado de las condiciones del mercado, y se imitan sus políticas

creyendo que los trastornos competitivos se minimizan, ésta suele ser una empresa

acreditada y respetada por el resto.

Otra forma alternativa es tomar como referencia la empresa con costos bajos, esto

es, aquella que tiene unos costos marginales menores.

El modelo de liderazgo de precios, en cualquiera de sus versiones, sólo conducirá a

un equilibrio estable si la empresa líder es seguida realmente por el resto de los

competidores y si existe algún tipo de acuerdo, de forma que el mercado produzca el

volumen de producción correcto.

Desde una perspectiva más estricta se ha señalado que estos modelos solo producirá

resultados satisfactorios si la empresa considerada como líder es grande y tiene costos

bajos.

Soluciones no colusivas

En el caso del oligopolio no colusivo no existen predicciones generales firmes. El

precio puede situarse en cualquier punto entre el nivel competitivo y el monopolístico, y

puede variar de forma notable a lo largo del tiempo. Lo que ocurra dependerá

esencialmente de lo que suponga cada participante sobre la reacción de los demás.

Cada empresa actúa para maximizar sus propios beneficios partiendo de lo que cree

que harán los demás.

Es frecuente que los precios permanezcan relativamente estables durante periodos

de tiempo relativamente largos.

Otra característica del oligopolio es la relativa rigidez de los precios. Los

oligopolistas, en un intento por reducir la incertidumbre que rodea su gestión, procuran

minimizar la frecuencia de las variaciones e los precios. Esto ha determinado que los

oligopolistas no reaccionen ante cambios en las condiciones de mercado con la misma

intensidad con la que lo harían las empresas en competencia perfecta o monopolio.

La concentración y el oligopolio

Es la proporción de ventas que representan unos pocos y grandes vendedores

respecto del total de ventas del mercado o industria.

Lo normal es que los mercados coexistan empresas de gran tamaño y en otras

pequeñas, y que los productos sean notablemente diferenciados. Dado que esta es la

realidad, resulta interesante conocer el grado de concentración.

Cuanto mayor sea el grado de concentración del mercado mas se parecerá este al

monopolio. Una medida habitual de la concentración es el coeficiente de

concentración de un número reducido de las mayores empresas, generalmente cuatro,

respecto al total de la industria, esto es, el porcentaje de ventas del mercado realizado

por las cuatro empresas mayores.

Reflexiones sobre los mercados oligopolistas

Un problema específico del oligopolio se deriva de las “falsas” luchas de precios. En

ocasiones se sostienen precios temporalmente bajos para expulsar de l industria a las

empresas rivales, lo que suele implicar elevados costos sociales derivados de las

quiebras de las empresas.

EL oligopolio no logra una situación óptima, ya que el equilibrio no se alcanza en el

mínimo de los costos medios a largo plazo, por lo que el precio de venta será superior al

costo medio y al costo marginal.

La competencia monopolística: concepto, caracteres y equilibrio de la empresa

Para explicar intituivamente la existencia de este tipo de situaciones basta con

comprobar empíricamente que existen muy pocas situaciones e monopolio estricto, pues

casi todos los bienes y servicios que un monopolista ofrece tienen uno o varios bienes y

servicios sustitutos. La amplia heterogeneidad entre los distintos bienes y servicios

ofrecidos por los agente que compiten entre si en los mercados puede tener su origen

tanto en causas reales como aparentes, pues junto con las diferencias objetivas en las

características físicas de los bienes, los oferentes, a través de la publicidad, intentan

generar diferencia subjetivas que amplíen y potencien en el mercado la heterogeneidad

de los productos.

Política de marcas

En los mercados de competencia monopolística, aunque existen muchos vendedores,

cada uno de ellos es capaz de diferenciar su producto del fabricado por sus

competidores, de forma que actúa de hecho como monopolista de una marca

determinada y se enfrentan a una curva de demanda con inclinación negativa. El

mercado de licores y electrodomésticos son ejemplos de competencia monopolística. En

estos mercados la publicidad juega un papel muy importante tratando de mantener y

crear diferencia entre los productos y absorber la clientela.

La determinación e ka situación de equilibrio

Cada oferente trata de comportarse como un monopolista y por ello intenta a corto

plazo colocar en su mercado una cantidad de producto tal que el costo marginal de su

producción sea igual a su ingreso marginal. En el cualquier caso, la parte del mercado

que puede atender depende del número de competidores dentro del grupo, y la

evolución de sus ventas e ingresos marginales en función del comportamiento de sus

competidores más próximos.

La curva de demanda individual es la percibida por el oferente, bajo el supuesto de

que sus competidores del grupo no reaccionen

Lo más probable es que todos los miembros del grupo también se decidan a reducir

los precios.

Si se obtienen beneficios extraordinarios, entrarán nuevos competidores que

absorberán una parte del mercado existente. Gráficamente, la curva de demanda que

cada empresario puede controlar estará ahora mas a la izquierda reflejando la

disminución de compradores como consecuencia de la entrada de nuevos competidores.

Pero la disminución de la demanda hace que se reduzcan el precio y el beneficio.

Dejarán de entrar nuevos empresarios cuando los beneficios extraordinarios hayan

desaparecido.

La libre entrada de empresas competidoras hace que desaparezcan los beneficios

extraordinarios a largo plazo

En el equilibrio a largo plazo de un mercado de competencia monopolística la

cantidad producida es inferior a la que corresponde al mínimo de los costos. Este hecho

implica que se está produciendo una cantidad inferior a la que sería posible obtener de

la forma eficiente con las instalaciones disponibles.

Este resultado se debe a que la curva de demanda a que se enfrenta cada productor

es decreciente por el hecho de monopolizar su marca, y se conoce en la literatura

económica como el teorema del exceso de capacidad. El despilfarro de recursos que

supone este exceso de capacidad se interpreta como el “costo” de producir productos

diferenciados

Docsity is not optimized for the browser you're using. In order to have a better experience please switch to Google Chrome, Firefox, Internet Explorer 9+ or Safari! Download Google Chrome