El Contrato - Apuntes - Derecho Civil, Apuntes de Derecho Civil. Universidad Nacional de Cuyo

Derecho Civil

Descripción: Apuntes de Derecho Civil. El contrato. Los elementos esenciales del contrato. La formación del contrato. La interpretación del contrato. Los efectos del contrato. La ineficacia del contrato. La relación obligatoria.
Mostrar las páginas  1  -  2  de  52
docsity.com
DISCIPLINA GENERAL DE LOS CONTRATOS Y DE LAS OBLIGACIONES
TEMA 1
EL CONTRATO
El concepto moderno de contrato y su génesis:
Nuestro Código Civil, en el título II del libro IV (arts. 1254− 1314) establece la regulación general de
obligaciones y contratos, pero no lo define en sí. Es enumerado en el 1089 como una de las fuentes de las
Obligaciones
" Las obligaciones nacen de la ley, de los contratos y cuasi contratos, y de los actos u omisiones ilícitos o en
que intervenga cual-quier tipo de culpa o negligencia" art. 1089 Cc.
El artículo 1091 dice que las obligaciones nacen de los contratos que tienen fuerza de ley entre las partes
contratantes y el 1254 dice que el contrato existe desde que una o varias personas consienten en obligarse.
De estos preceptos se deduce una definición de contrato en sentido amplio como que el contrato aparece por
la conjunción de los consentimientos de dos o más personas con la finalidad de ser fuente de obligaciones
entre ellas. Esta idea es base en todo el sistema de derecho privado. Pero en un sentido más restringido y
buscando su sometimiento a un régimen jurídico unitario, la doctrina aplica al contrato la definición de
negocio jurídico patrimonial de carácter bilateral cuyo efecto consiste en constituir, modificar o extinguir una
relación jurídica patrimonial.
Pero es Kelsen quien distingue el contrato en:
Contrato como acto: aparece como un acto jurídico, como una acción de los interesa-dos a la que el
ordenamiento les atribuye unos determinados efectos jurídicos.
Contrato como norma: aparece como un precepto o una regla de conducta (lex contractus, regla
contractual), determinada ordenación a la que las partes someten su propia conducta.
La concepción del contrato como fuente de obligaciones en base exclusiva al acuerdo o consentimiento de las
partes es fruto de una larga evolución histórica, la tradicional cuatripartición romana de los contratos (re,
verbis, literis y consensu) dice Grosso que individualiza el elemento obligante, es decir, la causa por la que
surge la obligación. Estas cuatro categorías eran esenciales en la época clásica, ya en la postclásica surgen los
llamados contratos innominados, en la que las partes acuerdan prestaciones recíprocas, pero que no hacen
surgir la obligación en una parte hasta que la otra cumpla. Existieron según Ulpiano los llamados pactos,
acuerdos de voluntades, pero no producían acción ni obligación de cumplir lo pactado.
La apertura total a la concepción moderna se produce cuando se considera a la vo-luntad humana como eje de
la obligación, como influjo de la doctrina canonista, de las ne-cesidades del tráfico mercantil y sobre todo por
el influjo de la escuela natural racionalista, que conciben al hombre como un ser libre no sujeto a más
voluntad que la suya, es la pri-macía del individualismo jurídico.
Las nuevas modalidades de contrato:
La evolución económica ha dado lugar a grandes cambios en el régimen jurídico contractual. Un tráfico
jurídico más acelerado ha dado lugar a la aparición de una serie de modalidades difíciles de clasificar en el
régimen jurídico tradicional.
1
docsity.com
Contratos en masa o contratos tipo: impuestos a sus clientes por grandes empresas mercantiles e
industriales y referidos a la utilización de bienes y servicios imprescindi-bles en la vida cotidiana
(agua, luz), el hecho de que se traten de servicios imprescin-dibles hace que una de las partes llegue
en clara inferioridad, debilitando así el principio de libre contratación, se hace tránsito a los llamados
contratos de adhesión, contratos por formulario o con condiciones generales.
Los llamados contratos normados son una serie de condicionamientos de la política económica y
social (escasez de vi-vienda, colocación), lo que hace que el Estado tenga que asumir la tarea de dotar
de contenido imperativo a ciertos contratos (de trabajo)
Contratos forzosos: surgen por imperativo legal, no son verdaderos contratos sino que se tratan de
hipótesis de constitución forzosa legal, administrativa o judicial.
Contratos necesarios: surgen en los casos en una persona resulta obligada porque ella lo ha querido
art. 1781 Cc. Depósito miserable.
Prestaciones del tráfico en masa: en los cuales determinadas obligaciones surgen del hecho de realizar
un determinado comportamiento sin previa declaración de voluntad alguna (uso de un aparcamiento,
uso de máquinas automáticas).
El querer reducir estas hipótesis a figuras contractuales es una ficción, ya que no hay en ellas una verdadera
relación contractual, pero si relaciones obligatorias derivadas de una conducta social.
3.Clasificación de los contratos:
Son muchos los intentos clasificatorios, con una visión descriptiva y poco útil, por lo que vamos a exponer
una clasificación con un objetivo primario y que ayude a com-prender posteriores desarrollos:
Contratos consensuales, reales y formales.
Consensuales: la regla general de los contratos es que se perfeccionan por el consenti-miento arts.
1254 al 1258.
Reales: pero hay una tradición del derecho romano que dice que también es necesaria la entrega de la
cosa para el perfeccionamiento. La doctrina moderna habla de los con-tratos reales en un sentido
totalmente distinto a este, para aludirlos, y lo hace como los que producen como efecto la
constitución, transmisión, modificación y extinción de un derecho real. Mutuo o préstamo 1740 Cc. ,
depósito 1758 Cc. y la prenda 1863 Cc.
Formales: se caracterizan en que para su plena constitución es necesaria una forma especial (escritura
pública).
Contratos unilaterales, bilaterales y plurilaterales.
El contrato es siempre un negocio jurídico bilateral o plurilateral atendiendo al nú-mero de partes que en él
intervienen. Pero la bilateralidad y unilateralidad no se refieren a esto.
Unilateral: el número de obligaciones que el contrato crea y estructura es una. Crea obli-gaciones a
cargo de una parte solamente.
Bilateral: son así cuando crean obligaciones recíprocas. Convendría llamarlos sinalagmáticos. Como
género intermedio están los bilaterales ex post facto, las obligaciones caen sobre una parte, pero si
esta cumple, pueden imponer obligaciones a cargo de la otra (depósito o comodato).
Bilaterales ex post facto: las obligaciones se derivan sobre una de las partes pero en el momento de su
liquidación pueden imponer obligaciones a cargo de la otra.
El contrato, sea unilateral o bilateral surge como instrumento de conciliación de intereses
contrapuestos, y en los casos en que dos o más de dos llevan a cabo una colaboración (sociedad..) En
busca de un beneficio, que es más una colaboración organizada que un mero intercambio de
prestaciones, recibe el nombre de contratos plurilaterales.
2
La previsualización de este documento termina aquí, por favor o para leer el documento completo o descargarlo.
Información del documento
Uploaded by: armandocosta
visitas: 1196
Descargados : 0
Dirección: Derecho
Universidad: Universidad Nacional de Cuyo
Fecha de la carga: 29/10/2012
Embed this document:
Docsity no está optimizado para el navegador que estás usando. Usa Google Chrome, Firefox, Internet Explorer 9+ o Safari Descarga Google Chrome