El Masacre se Pasa a Pie, Freddy Prestol Castillo - Literatura Contemporánea - Resumen, Resúmenes de Literatura Contemporánea. Universidad Europea de Madrid

Literatura Contemporánea

Descripción: Quizás piensa en un ataque de armas haitianas, ventarrón es criminal y cobarde. Por eso debe sin limite, ninguno de los de su mesa, en la taberna, podría levantarse. Tampoco ninguno puede fumar sino tabaco virginia, porque el capitán, que había nacido en una barraca, en un barrio miserable en Santo Dom. No soporta ahora otro olor de tabaco. En verdad el capitán es un ser transformado. Los galones han obrado este milagro. Por eso el ahora aspira a casarse con una bella muchacha de Gazcue. Todo esto es celebrado como genialidad entre borrachos. El capitán, bebe, coco brindando por el Dios del corte, el ídolo de la matanza. Un hatero obeso, con humildad de perro le acompaña y devuelve sonrisas por pescozadas ¡cosas del capitán! Al mismo tiempo tragan barbancourt cinco estrellas. Show more
Mostrar las páginas  1  -  2  de  3
Introducción
A continuación vamos a presentar un análisis sobre las grandes matanzas y abusos que cometió el gobierno
del régimen Trujillo, mejor dicho la Dictadura en donde se le prohibía una vida de libertad a los dominicanos
y todos los niños y los adultos haitianos que mato Trujillo y las personas que murieron indebidamente.
A continuación El Masacre se Pasa a Pie.
Titulo de la Obra:
El Masacre se Pasa a Pie.
Genero:
Historia
Autor:
Freddy Prestol Castillo
Personaje principal:
El Capitán Ventarrón
Razón del titulo:
Lo que paso fue lo siguiente el joven abogado tenia una novia y se citaron en un lugar especifico, que era un
puerto pero el no llego a tiempo porqué lo atraparon, por lo tanto ella tubo que esperarse a Venizuela y el
pensó en voz alta tan lejos que esta mi novia, del otro lado del mar y sin embargo el Masacre se Pasa a Pie.
De que Trata la Obra:
Esta obra narra las matanza de que eran victimas los haitianos, en la frontera específicamente en Dajabón en
el río (masacre), escenario utilizado por los militares dominicanos para cometer los atroces crímenes contra
los indefensos haitianos que cruzaban a la Rep. En busca de un mejor porvenir, y por el hecho de ser negro no
eran bienvenido por los Tiranos de Trujillo.
La Relación entre Texto y Contexto: Es los acontecimientos ocurrido en la frontera de Dajabón.
Fragmento de la Obra:
Dajabón. El caserío estaba desierto. Había miedo, ausencia de noticias y temores, una discreción medrosa.
Nadie se atrevía a hablar.
El capitán, en tanto ebrio. El capitán bebía, otra vez bebía. A cada rato, en la taberna, le llegaban mensajes las
informaciones de los servicios. Además de los detalles numéricos de victimas, los mensajes informaban
acerca del número de reses recatadas. Entonces reía y se le caía de las camiseras labiales una saliva parda, al
tiempo que su rostro tomaba un color espectral como el de los cadáveres.
Al reír parecía un diablo. El pensaba hato de Mao. La hierba, verdecita y las reses, incontables, gaje de la
1
vorágine. Culminación de su sueño de propietario: Lo decía bajo el alcohol. El también, había sido pobre. El
corte lo había enriquecido.
En la taberna no había hora. No había limite en esta tierra ni para el alcohol, ni para la muerte, Ventarrón está
rodeado de acólitos que siempre aplauden sus palabras y gracejos. A veces, ebrio, ha pescoceado, a alguno.
Nadie protesta, algunos propietarios, hombres de cierta categoría .
Acompañan al capitán aun maldiciendo interiormente el vejamen de pasar una noche entera en el garito, entre
borrachos profesionales bajo luz, montesina de Kerosene,, porque en la aldea aún no han instalado la corriente
eléctrica.
A que Teme el Capitán Ventarrón
Quizás piensa en un ataque de armas haitianas, ventarrón es criminal y cobarde. Por eso debe sin limite,
ninguno de los de su mesa, en la taberna, podría levantarse.
Tampoco ninguno puede fumar sino tabaco virginia, porque el capitán, que había nacido en una barraca, en un
barrio miserable en Santo Dom. No soporta ahora otro olor de tabaco. En verdad el capitán es un ser
transformado. Los galones han obrado este milagro. Por eso el ahora aspira a casarse con una bella muchacha
de Gazcue.
Todo esto es celebrado como genialidad entre borrachos. El capitán, bebe, coco brindando por el Dios del
corte, el ídolo de la matanza. Un hatero obeso, con humildad de perro le acompaña y devuelve sonrisas por
pescozadas ¡cosas del capitán! Al mismo tiempo tragan barbancourt cinco estrellas.
El capitán sólo toma el cinco estrella y las trae, por cajas, desde el pueblo haitiano de Juana Méndez o sea, de
contrabando ningún, aduanero osaría tomar cuentas al capitán.
En la noche de la taberna, ésta Don Lauterio, un comerciante cuya profesión es la de intermediario en las
compras de café de restauración, excelente grano, cuyo precio quintuplica don Lauterio y cuyos proveedores
también han muerto en el corte. Don Lauterio, sin embargo, sonríe, con una sonrisa tallada en latón, como
esos antifaces de carnaval.¡Hay que salvar la pelleja con la taberna, hasta que el decida abandonarla, casi
recuerda sus negocios y sus pesos, amañadas para engañar.
Es el negocio! Pero ¿ahora? Sin negros de Haitís ¿ se caerán las uvas en las lomas? ¿se perderá el café de
restauración?
Don Lauterio, quien afirma que no hace falta escuelas, porque su abuelo no conocía la o y murió rico, piensa
sin embargo, que hacen falta los haitianos, pero calla, y sigue manso y sonríe mientras prosigue la noche con
un caminar lento, lento, como el de los quelonios.
Terrible soledad de Dajabón. Se percibe el ulular del viento en las frondas; suenan copas; hay frases de
sintaxis alcohólicas y un denso olor a cigarrillo rubio, de virginia, el que fuma el capitán, a veces el capitán
dormita mientras los demas callan, subido despierta cuando en sus dedos se deshace el cigarrillo encendido.
Entre tanto, sólo hay calma. No vienen haitianos vengadores.
Acaso volverán perros mendigos, como sus amos, refugiados en. El cabo o en Juana Mendoza de guijas. Río
estrepitoso en sus cascadas de la garrapata y loma de cabrera , pasa Paulo como otro haitiano , frente al fortén
dominicano ¿Teme? El rió sigue callado, hasta el atlántico.
Esta obra se relaciona con nuestro Entorno
2
La previsualización de este documento termina aquí, por favor o para leer el documento completo o descargarlo.
Información del documento
Uploaded by: almira1
visitas: 2697
Descargados : 1
Dirección: Idiomas
Universidad: Universidad Europea de Madrid
Fecha de la carga: 07/06/2012
Embed this document:
Docsity no está optimizado para el navegador que estás usando. Usa Google Chrome, Firefox, Internet Explorer 9+ o Safari Descarga Google Chrome