Derecho Constitucional, Past Exams for Constitutional Law
Fitzcormoran
Fitzcormoran

Derecho Constitucional, Past Exams for Constitutional Law

2 pages
10Number of visits
Description
Apuntes de derecho constitucional español
20 points
Download points needed to download
this document
Download the document
Preview2 pages / 2

Tema: 3 El estado en la constitución española del 78.

La C tiene varias normas definidoras constituidas por cuestiones fundamentales, entre las que destaca la definición del Estado:

Forma jurídica del Estado: Esta se contiene en el art. 1.1: España se constituye en un estado social democrático de derecho que propugna como valores supremos de su ordenamiento jurídico la libertad, la igualdad y la justicia. La finalidad del E es constituir la sociedad. Además de calificar al estado, se garantizan unos valores que no pueden ser violados con supremacía expresada en que cada valor representa un valor material y que con ellos se aspira a un determinado régimen constitucional del que no es posible salirse.

Forma política del Estado: Se contiene en el art. 1.3. Es la Monarquía Parlamentaria. El término monarquía necesita matizarse haciendo hincapié en lo parlamentario. El monarca tiene carácter arbitral y el régimen es parlamentario.

Forma territorial del Estado: Se define en el art. 2 de la Constitución. Esta se fundamenta en la unidad indisoluble de la nación y se garantiza el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones que la integran y a la solidaridad entre ellas. Este precepto se desarrolla en el Título 8º en cuyo art. 137 se dice que el E. se organiza en municipios, regiones y Cas que se constituyan, gozando todas ellas de autonomía en la gestión de sus respectivos intereses. La forma territorial del Estado se circunscribe en la Admón. del Estado, que se divide en central y periférica, la Admón. autonómica y la local, cuyas entidades más importantes son la provincia y el municipio.

Estado de derecho. Su fundamento es la limitación del poder del Estado quedando éste sometido al derecho. La hª de la sujeción del

Estado al derecho se puede estructurar en varias etapas, según Garrido Falla: Estado policía, caracterizado por la arbitrariedad del poder y de su uso. En España finaliza el absolutismo, en cierta medida, en 1812. Estado de derecho, que plantea la exigencia de sujetar y eliminar la arbitrariedad de los poderes conforme a una idea de justicia coherente con el sistema social.

Características del Estado de Derecho según Elías Díaz: Este Estado se caracteriza por el imperio de la ley, la división de poderes, la legalidad de la administración y la

garantía jurídico formal y material de los derechos y libertades fundamentales. Para profundizar en el significado del concepto hay que determinar ¿qué se quiere proteger al limitar el poder?: Estado liberal: la libertad del individuo. Estado democrático: El poder del estado radique en el pueblo y que los órganos representativos sean manifestación del mismo. Estado social: Intervención del Estado para realizar ciertos servicios.

Los principios que trata de proteger el Estado en la C. se concretan en el artículo 10.1: “la dignidad de la persona, los derechos inviolables que le son inherentes, el libre desarrollo de la personalidad, el respeto a la ley y a los derechos de los demás son fundamento del orden político y la paz social”. Por tanto se trata de proteger la dignidad de la persona que debe interpretarse según la declaración universal de derechos humanos (artículo 10.2). Los derechos inviolables inherentes a la persona, son los contenidos en el Capítulo II del Título I que actúan como principio del ordenamiento jurídico y como criterio interpretativo.

Medios de que se dispone para limitar los poderes del Estado. Están recogidos en el art. 9.3de la C. La C. garantiza: 1.- El principio de legalidad. 2.- La jerarquía normativa. 3.- La

publicidad de las normas. 4.- La irretroactividad de las disposiciones sancionadoras o no favorables o restrictivas de derechos. 5.- La seguridad jurídica. 6.- La responsabilidad de la Administración1. 7.- La interdicción de la arbitrariedad El Estado debe comportarse activamente según lo exigido por el art. 9.2. promover las condiciones para que la igualdad y la libertad sean reales y efectivas.

Estado social: Supone una nueva dimensión de la libertad que origina derechos sociales otorgados a ciertos colectivos. La C.

contiene las siguientes referencias al contenido y a los derechos del Estado Social: 1.- Preámbulo: garantiza la convivencia democrática según un orden económico y social justo. 2.-Título Preliminar, art. 1.1: valores superiores del ordenamiento la justicia y la igualdad. 3.- Art. 9.2: Es el principal exponente del Estado de Derecho: “corresponde a los poderes públicos promover las condiciones para que la igualdad y la libertad sean reales y efectivos”. En él se legitima el papel trasformador del Estado. 4.- Reconocimiento de derechos sociales entre los que cabe subrayar los siguientes:

Derecho de huelga y sindicación (Sección I, del Capítulo II del Título I). Art. 28 Derecho y deber de trabajar, libre elección de profesión y oficio, a la promoció profesional, remuneración suficiente y

ausencia de discriminación sexual Art. 35

Derecho a la negociación colectiva y a la adopción de medidas de conflicto Art. 37 Protección social de la familia Art. 39 Promoción de las condiciones favorables para el progreso social y el fomento de una política de pleno empleo. Art. 40 Derecho a la seguridad social Art. 41 Vigilancia en la salvaguardia los derechos sociales de los trabajadores españoles en el extranjero Art. 42 Derecho a la salud Art. 43 Garantía de pensiones adecuadas y periódicamente actualizadas para la 3ª edad. Art. 50

Así mismo la C. limita determinados derechos con el fin de garantizar su ejercicio acorde con el fin social: art. 33: derecho a la propiedad privada de acuerdo con su función social permitiendo la intervención del estado si lo exige el interés general. art. 128.2.

Estado democrático y pluralista. El preámbulo y el art. 1.1 se refieren al carácter democrático del Estado. El término democrático se reitera desde

dos puntos de vista: como principio de estructura del Estado y como norma de convivencia. En el primer caso está vinculado a la participación que se puede realizar de dos maneras: directa: referéndum o iniciativa popular en el proceso legislativo art. 87 y por medio de representantes a través de partidos art. 6, sindicatos art. 7 o mediante los representantes elegidos a Cortes art. 66. La participación es consecuencia de la soberanía del pueblo, art. 1.2.

Los valores superiores.

Libertad. Según el art. 10 de la C, la libertad para el desarrollo de la personalidad es un de los fundamentos del orden político

y de la paz social, debiendo ser interpretada en conformidad con la Declaración Universal de Derechos del Hombre y con los tratados y acuerdos internacionales. Este aspecto individual de la libertad debe ser promovido por los poderes públicos removiendo los obstáculos que impidan o dificulten su plenitud, según reza el art. 9.2. Este concepto individual de la libertad se refleja en el Cap. II del Tít. I, 16 libertad religiosa, 17 nadie puede ser privado de la libertad sino conforme a la ley, libertad de movimientos art. 19, libertad de expresión, información y cátedra, art. 20. El aspecto colectivo se refleja en el art. 23 al reconocerse la libertad para participar en las decisiones políticas directamente o por medio de representantes elegidos en elecciones periódicas por sufragio universal.

Justicia. Se puede entender: 1.- como valor superior del ordenamiento: orden económico y social justo, sociedad justa etc. y

2.- Como poder independiente, el judicial, reconocido en el Título 6º, en cuyo art. 117 se afirma que la justicia emana del pueblo y se administra en nombre del rey por jueces independientes, inamovibles y responsables, sujetos exclusivamente al imperio de la ley. 3.- como derecho de toda persona para obtener la tutela efectiva de los jueces y tribunales en el ejercicio de sus derechos e intereses legítimos sin que se pueda producir indefensión, art. 24.

Igualdad. El principio de igualdad se recoge de forma genérica en el art. 14: “todos los españoles son iguales ante la ley sin

que pueda prevalecer discriminación alguna por razones de nacimiento, raza, religión.. o cualquier otra circunstancia personal o social”. Sin embargo este principio tiene matizaciones: La de las propias capacidades humanas, económicas y las debidas a la utilidad social. Así, según la STC de 10/11/81: “El principio de igualdad jurídica consagrado en el art. 14 se refiere a la universalidad de la ley, pero no impide al legislador contemplar la necesidad de diferenciar situaciones distintas y de darle un tratamiento diverso”. Igualmente, las leyes, aún siendo normas abstractas, se suelen referir a determinadas categorías de personas o a las situadas en posiciones concretas. En razón de esto ha surgido un concepto más preciso de igualdad, la no discriminación.

En este sentido, la STC de 20/7/81 ha indicado que el principio de igualdad ha de entenderse en función de las circunstancias que concurren en cada supuesto concreto en relación con el cual se invoca. Dicho principio encierra la prohibición de discriminación de tal manera que ante situaciones iguales deben darse tratamientos iguales. Por último el TC ha entendido la igualdad en como tratar desigualmente las desigualdades. La existencia de diferencia en el trato jurídico no significa por sí sola la violación del artículo 14, siempre que la diferencia posea una justificación razonable.

Pluralismo político. Supone la coexistencia de distintas ideologías, razas, religiones, factores económicos etc. El estado no se ha de

identificar con ninguna de ellas. Los intereses y opiniones están limitados por el ámbito de la constitución. Así, en el art. 6 se acepta la libertad de actuación de los partidos dentro de la constitución y la ley y se obliga a que su funcionamiento sea democrático. El Estado se basa en el pluralismo encarnado en los partidos, También se admite la participación a través de otros cauces como las Comunidades Autónomas. El pluralismo se afirma, además, en el art. 7, que reconoce sindicatos y asociaciones profesionales.

no comments were posted