., Apuntes de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social. Universidad de Granada (UGR)
antoniocuencado
antoniocuencado

., Apuntes de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social. Universidad de Granada (UGR)

7 páginas
6Número de visitas
Descripción
Asignatura: derecho del trabajo, Profesor: inmacula ramos tapia, Carrera: ciencias del trabajo, Universidad: UGR
20 Puntos
Puntos necesarios para descargar
este documento
Descarga el documento
Vista previa3 páginas / 7
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 7 páginas totales
Descarga el documento
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 7 páginas totales
Descarga el documento
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 7 páginas totales
Descarga el documento
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 7 páginas totales
Descarga el documento

Derecho del Trabajo II. Prof. María José Caballero Página 1

TEMA 1. INTRODUCCIÓN

EL CONCEPTO NORMATIVO DE RELACIÓN DE TRABAJO

Art. 1.1 ET  Concepto legal «Trabajador/a

Asalariado/a» a los efectos de delimitar el ámbito de

aplicación de las normas laborales:

4 notas definitorias

TRABAJO ASALARIADO

Voluntanarie dad

Retribución

Ajeneidad

Dependencia

«Trabajadores que voluntariamente presten sus servicios

retribuidos por cuenta ajena y dentro del ámbito de

organización y dirección de otra persona, física o jurídica,

denominada empleador o empresario»

Bajo la dependencia

(organización y

dirección) de otra

persona denominada

empleador/a

o En los Frutos o En los Riesgos o En los Medios de

Producción o En el Mercado

Previo consentimiento del o

la trabajador/a

Derecho del Trabajo II. Prof. María José Caballero Página 2

*En todo caso, se presupone que el trabajo asalariado es un trabajo Personal, esto es,

asumido y realizado directamente por una persona física (nunca persona jurídica), y sin

posibilidad de delegación en otra persona ni de sustitución de quien ha celebrado el

correspondiente contrato.

:

«Ajeneidad y Dependencia» como notas esenciales del trabajo asalariado.

De todas las características señalas, la AJENEIDAD y la DEPENDENCIA son sin duda las

más determinantes para constatar la existencia de una relación de trabajo asalariado o

por cuenta ajena, así como las más conflictivas por la dificultad que en la práctica

conlleva apreciar la concurrencia o no de ambos elementos.

El «Método Indiciario»

Ante el elevado nivel de abstracción que presentan ambos conceptos (ajeneidad y

dependencia), los órganos judiciales suelen recurrir para su identificación (en caso de

conflicto) al denominado «MÉTODO INDICIARIO»; esto es, a indicios, hechos

indiciarios, o señales que en cada caso concreto pongan de manifiesto que el trabajo

de desempeña en situación de dependencia1 y ajeneidad2.

Indiferencia del «Nomen Iuris» a los efectos de calificar una relación como laboral

En todo caso, para calificar a una concreta relación como laboral (de trabajo

asalariado), se habrá de atender a la naturaleza del vínculo entablado, esto es, al

modo en que efectivamente se presten los servicios objeto del contrato a fin de

constatar si concurren las notas del art. 1.1 ET (voluntariedad, retribución, ajeneidad y

dependencia); siendo a tales efectos indiferente la denominación expresa que las

1 Indicios sobre la existencia de DEPENDENCIA la asistencia al centro de trabajo del empleador o al

lugar de trabajo designado por éste y el sometimiento a horario; el desempeño personal del trabajo; la inserción del trabajador en la organización de trabajo del empleador o empresario, que se encarga de programar su actividad, es decir quine determina el lugar, horario, los medios y el modo de trabajo; imposibilidad de rechazar los asuntos propuestos por una determinada persona o empresa; el seguimiento de unas determinadas directrices uniformadoras y el ulterior control del trabajo encomendado, la penalización en el retraso de su conclusión y la asignación de zonas geográficas para su desarrollo. 2 Indicios sobre la existencia de la AJENEIDADLa ausencia de responsabilidad por impagos; La entrega

o puesta a disposición del empresario de los productos elaborados o de los servicios realizados por el trabajado; La adopción por el empresario y no por el trabajador de las decisiones concernientes a las relaciones de mercado o de las relaciones con el público.

Derecho del Trabajo II. Prof. María José Caballero Página 3

partes contratantes, mediante pacto individual o colectivo, hayan decidido otorgarle al

contrato (civil, mercantil o laboral).

La «Presunción de laboralidad» del art. 8.1 ET

El contrato de trabajo se presumirá existente «entre todo el que presta un servicio por

cuenta y dentro del ámbito de organización y dirección de otro y el que lo recibe a

cambio de una retribución a aquél», con independencia de la denominación formal

que le hayan dado las partes contratantes. De modo que, en los casos en los que exista

una duda razonable sobre la calificación del contrato, se habrá de tener en cuenta esta

presunción «Iuris Tantum» de laboralidad que juega a favor de la aplicación de la

normativa laboral, correspondiendo a quienes nieguen su carácter laboral la carga de

probar en el proceso judicial la inexistencia del contrato o la existencia de una relación

contractual diferente a la laboral.

Art. 2 ET enumera una serie de trabajos que, aunque reúnen

todas las notas características del trabajo asalariado ex art. 1.1

ET, presentan alguna particularidad que justifica que sean objeto

de una regulación laboral específica, propia y separada de la

establecida con carácter común en el ET. A este tipo de

relaciones se les suele denominar «Relaciones Laborales

Especiales», y poder ser clasificadas en dos tipos:

Tipificadas expresamente como relaciones laborales de

«carácter especial» en elart. 2 ET

No tipificadas expresamente por la ley como relaciones laborales de «carácter

especial». Son relaciones laborales comunes que, sin embargo, cuentan con un régimen jurídico lleno de particularidades

que determinan su especialidad.

Derecho del Trabajo II. Prof. María José Caballero Página 4

Art. 1.3 ET  enumera una serie de actividades o

trabajos que materialmente podrían ser calificados de

«laborales/asalariados», pero que por distintas razones

no tienen tal consideración y se excluyen, en

consecuencia, del ámbito de aplicación de la

normativa laboral.

1. Personal de Alta Dirección RD 1382/1985 2. Personal al Servicio del Hogar

Familiar RD 1620/2011 3. Penados que realicen actividades

laborales en instituciones penitenciarias

RD 782/2001 4. Deportistas Profesionales RD 1006/1985 5. Artistas en espectáculos públicos RD 1435/1985 6. Minusválidos que trabajen en

centros especiales de empleo Real Decreto 1368/1985 7. Estibadores portuarios RD- Legislativo 2/2011 8. Personal civil no funcionario en los

establecimientos militares RD 2205/1980 9. Agentes/Representantes de

comercio por cuenta ajena RD 1438/1985 10. Abogados que prestan servicios en

despachos de abogados, individuales o colectivos.

RD 1331/2006 11. Médicos Residentes RD 1146/2006

1. Personal laboral contratado a través de una Empresa de Trabajo Temporal.

Arts. 10-17 Ley 14/1994, de 1 de junio, por la que se regulan las empresas de trabajo temporal.

2. Personal laboral al servicio de las Administraciones Públicas.

Art. 7 RD- Legislativo 5/2015, de 30 de octubre (Estatuto Básico del Empleado Público).

Derecho del Trabajo II. Prof. María José Caballero Página 5

Atendiendo a tales razones, podemos distinguir entre dos tipos de exclusiones:

A. Exclusiones Declarativas o Por

Razones de Lógica Jurídica

Trabajos que se excluyen por faltar

alguna de las notas características

del trabajo asalariado ex art. 1.1 ET.

Con su expresa exclusión, la norma

sólo aclara lo que ya se deduce de

la definición legal del art. 1.1 ET.

B. Exclusiones Constitutivas o por

Razones de Lógica Política

Trabajos en los que concurren las

notas características del trabajo

asalariado ex art. 1.1 ET, pero que

por razones de tipo o conveniencia

política se excluyen del ámbito de

aplicación de las normas laborales.

Derecho del Trabajo II. Prof. María José Caballero Página 6

Art. 1.3 g) ET establece que, con carácter general, estará

excluido del ámbito de aplicación de las normas laborales «todo

trabajo que se efectúe en desarrollo de relación

distinta de la que define el apartado 1 de este

artículo». Es decir, cualquier trabajo que se preste en virtud de

una relación en la que no concurra alguna de las notas

características del trabajo asalariado ex art. 1.1 ET.

Entre los colectivos de trabajadores que quedarían afectados por

esta exclusión general, se encontrarían:

Personas que, en el marco de «programas de formación» vinculados a

estudios universitarios o de formación profesional, y financiados por

entidades públicas o privadas (con ánimo o sin ánimo de lucro), realizan

prácticas formativas en empresas, entidades o instituciones a cambio

de una contraprestación económica.

Aunque en los servicios prestados a través de una beca concurren las notas de

ajeneidad y dependencia, en ellos predomina el aspecto formativo sobre el productivo

(es el becario quien obtiene el beneficio predominante). De ahí que la relación entre el

becario y la empresa o entidad a la que esté vinculado no sea laboral, pues su principal

finalidad es facilitar el estudio y formación del becario o mejorar su ocupabilidad.

No obstante, a los efectos de Seguridad Social se incluyen en el RGSS como asimilados

a trabajadores por cuenta ajena, pero no están cubiertos frente al desempleo.

pr

También en este caso se trata de actividades de naturaleza formativa y

no laboral. Existen varias modalidades:

 Prácticas profesionales en empresas previstas como Medida de

Política Activa de Empleo por el RD 1543/2011. Acordadas con

jóvenes desempleados, e inscritos como demandantes de

empleo, con edades comprendidas entre los 18 – 25 años, con

titulación universitaria, de formación profesional, o certificado

de profesionalidad, que no hayan mantenido relación laboral u

otro tipo de experiencia profesional superior a 3 meses.

 Prácticas AcadémicasExternasUniversitarias RD 592/2014.

Dirigidas a estudiantes matriculados en cualquier enseñanza

impartida por la Universidad, y supervisadas por la propia

Universidad, al objeto de completar los conocimientos

BECARIOS

RD

1493/2011

PRÁCTICAS

FORMATIVAS

EN EMPRESA

Derecho del Trabajo II. Prof. María José Caballero Página 7

adquiridos por los estudiantes en su formación académica y

mejorar su empleabilidad. Las prácticas podrán realizarse en la

propia universidad o entidades colaboradoras: empresas,

instituciones, y entidades públicas y privadas en el ámbito

nacional o internacional.

Trabajos que pueden exigirse a los beneficiarios de las prestaciones o

subsidios por desempleo como condicionante para mantener su percibo

y a cambio de una remuneración complementaria. Tales trabajos

pueden ser prestados en Administraciones Públicas o entidades sin

ánimo de lucro, y deberán ser de utilidad social y redundar en beneficio

de la comunidad, de carácter temporal, coincidir con las aptitudes físicas

formativas del desempleado, y no suponer para el mismo un cambio de

residencia habitual. Arts. 272.2 LGSS

Personas físicas que realicen de forma habitual, personal, directa, por

cuenta propia y fuera del ámbito de dirección y organización de otra

persona, una actividad económica o profesional a título lucrativo, den o

no ocupación a trabajadores por cuenta ajena. Esta actividad autónoma

o por cuenta propia podrá realizarse a tiempo completo o a tiempo

parcial. No obstante, la DA 1ª ET indica que el trabajo autónomo estará

sometido a la legislación laboral «en aquellos aspectos que por precepto

legal se disponga expresamente».

Personas físicas que realizan una actividad económica o profesional a

título lucrativo y de forma habitual, personal, directa y predominante

para una persona física o jurídica, denominada cliente, del que

dependen económicamente por percibir de él, al menos, el 75 por

ciento de sus ingresos. Además, para ser considerado como tal debe de

reunir una serie de características: a) No tener a su cargo trabajadores

por cuenta ajena ni contratar o subcontratar parte o toda la actividad

con terceros; b) No ejecutar su actividad de manera indiferenciada con

los trabajadores que presten servicios bajo cualquier modalidad de

contratación laboral por cuenta del cliente; c) Disponer de

infraestructura productiva y material propios; d) Desarrollar su actividad

con criterios organizativos propios; e) Percibir una contraprestación

económica en función del resultado de su actividad, de acuerdo con lo

pactado con el cliente y asumiendo riesgo y ventura de aquélla. Ley

20/2007.

TRABAJOS

COLABORA-

CIÓN

SOCIAL

T.

AUTÓNOMO

Ley 20/2007

T. AUTON.

ECONÓMICA-

MENTE

DEPENDENTE

No hay comentarios
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 7 páginas totales
Descarga el documento