anatomia, Apuntes de Terapia Ocupacional. Universidad de Salamanca (USAL)
docsity.es
docsity.es

anatomia, Apuntes de Terapia Ocupacional. Universidad de Salamanca (USAL)

DOCX (40 KB)
20 páginas
5Número de descargas
2Número de visitas
Descripción
Asignatura: Neuroanatomía y sistemas corporales, Profesor: Juan Juanes, Carrera: Terapia ocupacional, Universidad: USAL
20 Puntos
Puntos necesarios para descargar
este documento
Descarga el documento
Vista previa3 páginas / 20
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 20 páginas totales
Descarga el documento
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 20 páginas totales
Descarga el documento
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 20 páginas totales
Descarga el documento
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 20 páginas totales
Descarga el documento

Lección 1.- Introducción al estudio del cuerpo humano. Conceptos de hueso, músculo y tendón. Concepto y clasificación de articulaciones.

Huesos y articulaciones del raquis y tronco.

Lección 2.- Raquis, formación y funciones. Vértebra tipo. Regiones vertebrales

Lección 3.- Articulaciones del raquis. Disco intervertebral.

Lección 4.- Estudio de las articulaciones de la charnela occipito-atlanto-axoidea.

Lección 5.- Parrilla costal. Costillas y esternón. Articulaciones del tórax.

Huesos y articulaciones de la cabeza.

Lección 6.- Estudio en conjunto de los huesos del cráneo.

Lección 7.- Viscerocráneo. Mandíbula y articulación témporo-mandibular.

Huesos y articulaciones del miembro inferior.

Lección 8.- Cintura pelviana. Hueso coxal. Pelvis ósea. Articulaciones sacroilíaca y sínfisis púbica.

Lección 9.- Articulación coxofemoral. Superficies articulares y medios de adaptación.

Lección 10.- Articulación de la rodilla. Superficies articulares y medios de adaptación.

Lección 11.- Complejo articular del tobillo.

Lección 12.- Sustrato osteo-articular del pie. Concepto de bóveda plantar. Huesos del tarso. Articulaciones calcáneo-astragalina, calcáneo-cuboidea y centrotarsiana.

Lección 13.- Metatarsianos y falanges. Articulaciones tarsometatarsianas, intermetatarsianas, metatarsofalángicas e interfalángicas.

Huesos y articulaciones del miembro superior.

Lección 14.- Complejo articular del hombro. Superficies articulares y medios de adaptación.

Lección 15.- Articulación del codo. Superficies articulares y medios de adaptación.

Lección 16.- Huesos del carpo. Articulaciones radiocarpiana, mediocarpiana, pisipiramidal e intercarpianas. Articulación radiocubital inferior.

Lección 17.- Metacarpo y falanges. Articulaciones carpometacarpianas, metacarpofalángicas e interfalángicas.

Organización del sistema nervioso periférico, inervación del aparato locomotor.

Lección 18.- Inervación metamérica del tronco. Plexo cervical.

Lección 19.- Plexo braquial.

Lección 20.- Plexos lumbar, lumbosacro, pudendo y sacrocoxígeo.

Musculatura del tronco.

Lección 21.- Músculos propios del retrosoma.

Lección 22.- Músculos emigrados al retrosoma.

Lección 23.- Músculos intercostales. Espacio intercostal. Paredes ántero-laterales del abdomen. Generalidades. Músculos rectos, transverso y oblícuo mayor y menor del abdomen.

Lección 24.- Paredes posterior y superior del abdomen. Músculos psoas y cuadrado lumbar. Músculo diafragma.

Sistemas neuromusculares de la cabeza y cuello.

Lección 25- Sistemas neuromusculares dependientes del plexo cervical.

Lección 26.- Sistema neuromuscular del nervio facial.

Lección 27.- Sistema neuromuscular del nervio mandibular.

Lección 28.- Sistemas neuromusculares de los nervios hipogloso y glosofaríngeo

Sistemas neuromusculares del miembro inferior.

Lección 29.- Sistemas neuromusculares de las ramas colaterales del plexo lumbosacro.

Lección 30.- Sistema neuromuscular del nervio ciático mayor.

Lección 31- Sistemas neuromusculares de los nervios ciático poplíteo interno y tibial posterior.

Lección 32.- Sistemas neuromusculares de los nervios plantares interno y externo.

Lección 33.- Sistema neuromuscular del nervio ciático poplíteo externo.

Lección 34.- Sistema neuromuscular del nervio obturador.

Lección 35.- Sistema neuromuscular del nervio crural.

Sistemas neuromusculares del miembro superior.

Lección 36.- Músculos inervados por las ramas colaterales del plexo braquial. Sistema neuromuscular del nervio musculocutáneo.

Lección 37.- Sistema neuromuscular del nervio cubital.

Lección 38.- Músculos pertenecientes al sistema neuromuscular del nervio mediano.

Lección 39.- Sistemas neuromusculares de los nervios circunflejo y coracoideo Músculos del

brazo pertenecientes al sistema neuromuscular del nervio radial.

Lección 40.- Músculos de la mano y el antebrazo pertenecientes al sistema neuromuscular del nervio radial.

Sistema Oseo Las Articulaciones: definición, clasificaciones

Esqueleto Axial

Generalidades de una vértebra Características generales de una vértebra. En cada vértebra aislada (vértebra tipo) se deben diferenciar: Un macizo óseo, para poder transmitir el peso (cuerpo de la vértebra) y que será el elemento estático de la misma. Un componente para proteger la médula espinal (arco neural o elemento dinámico de la vértebra). Por último ha de proteger las vísceras (mediante el arco visceral). Funcionalmente existen zonas que van a encargarse de ir recibiendo cada vez más peso (los cuerpos vertebrales), por ello, a medida que se desciende serán más grandes. Existen zonas más móviles que otras, por lo que el cuerpo será más pequeño y el arco neural grande. Donde existen mayores tracciones musculares se forman salientes, las apófisis, lugar de inserción de los músculos; serán más desarrolladas a medida que la tracción muscular sea mayor. Diferenciamos pues: Un cuerpo. De menor a mayor tamaño desde la región cervical a la dorsal. Su cara posterior está relacionada con el agujero raquídeo. Un arco visceral. En algunas regiones se desarrolla y se hace independiente, constituyendo la costilla. Un arco neural, dividido en dos partes; una, próxima al cuerpo, la raíz o pedículo y la otra, más alejada y continuación del pedículo, que recibe el nombre de lámina. Entre el cuerpo y el arco neural queda un espacio, el Agujero vertebral. En la unión del pedículo y la lámina se encuentran unos salientes, en sentido transversal o apófisis transversas y otros salientes, hacia arriba y hacia abajo, de naturaleza articular, las apófisis articulares. La unión de las dos láminas constituye la apófisis espinosa. Las características de todos estos elementos, variarán de acuerdo con la región a la que pertenece la vértebra.

Vértebras cervicales Características generales de las vértebras cervicales. Cuerpo: pequeño, alargado transversalmente. Su cara superior presenta dos apófisis semilunares. Su cara inferior presenta dos superficies laterales biseladas. Pedículos: cortos y robustos. Láminas: más anchas que altas. Apófisis transversas: llamadas costotransversarias. Con: dos raíces (anterior y posterior), dos tubérculos (anterior y posterior) y un agujero costo-transversario. Apófisis articulares: su superficie articular es plana, dispuesta casi horizontalmente. Apófisis espinosa: corta y bituberculada. Agujero vertebral: grande, triangular y con base anterior. Vértebras especiales. 1ª vértebra cervical o Atlas. Masas laterales: caras superior, inferior, interna, externa, anterior y posterior. Arco anterior: une por delante las masas laterales. Tubérculo anterior del Atlas. Fosita dentaria u odontoidea. Arco posterior: une las masas laterales por detrás. Tubérculo posterior del Atlas. Surco de la arteria vertebral. Apófisis transversa con un solo tubérculo. Agujero vertebral muy grande. 2ª vértebra cervical o Axis. Cuerpo: apófisis odontoides: base, cuello, cuerpo y vértice. Arco neural: láminas bastante gruesas. Apófisis espinosa bituberculada. Apófisis transversas monotuberosas.

Agujero vertebral: es amplio y de forma triangular. 6ª vértebra cervical. Tubérculo anterior de su apófisis costo-transversaria o tubérculo carotídeo (sirve de punto guía para ligar la arteria carótida primitiva). 7ª vértebra cervical o vértebra prominente. Cuerpo de mayor tamaño que el de las otras vértebras cervicales. Apófisis espinosa muy larga, monotuberosa e inclinada hacia abajo (Vértebra prominente).

Vértebras dorsales Vértebras dorsales. Cuerpo: de mayor tamaño que el de las vértebras cervicales. Dos semicarillas articulares, una superior y otra inferior, para recibir la cabeza de la costilla. Pedículos: sus bordes presentan una escotadura superior y una escotadura inferior, más profunda. Láminas: cuadriláteras y sus diámetros transversal y vertical son sensiblemente iguales. Apófisis espinosa: larga, voluminosa y fuertemente inclinada como queriéndose aproximar a la vertical. Apófisis transversas: carilla articular (carilla costal) para articularse con la tuberosidad de la costilla. Apófisis articulares: tienden a la vertical. Agujero vertebral: relativamente pequeño y posee una morfología circular.

Características especiales de algunas vértebras dorsales. Primera vértebra. Cara superior del cuerpo con las dos apófisis semilunares. Cara lateral del cuerpo con una carilla costal completa (carilla articular superior) para la primera costilla. Décima vértebra. No posee más que una semicarilla, en la parte superior del cuerpo vertebral, destinada a la décima costilla. Undécima y duodécima vértebras. Carencia de carillas articulares en las apófisis transversas. Carilla articular única en cada lado del cuerpo, para las costillas undécima y duodécima, respectivamente.

Vértebras lumbares Vértebras lumbares. Cuerpo: voluminoso, con un eje mayor transversal. Pedículos: gruesos; el borde inferior es más escotado que el superior. Láminas: más anchas que altas. Apófisis espinosa: gruesa y rectangular; se dirige horizontalmente hacia atrás y termina en un borde abultado. Apófisis transversas (Costiformes): largas y estrechas; representan a las costillas lumbares. En la cara posterior de su base de implantación está el tubérculo accesorio. Apófisis articulares: las superiores en su cara externa presentan una eminencia: el tubérculo mamilar. Agujero vertebral: triangular, en triángulo equilátero.

Vértebras especiales. 1º Lumbar: Su apófisis transversa está menos desarrollada que en las otras lumbares 5ª Lumbar: El cuerpo es mayor por delante que por detrás

Huesos sacro y coxis Hueso sacro. Está formado por la unión de las cinco vértebras sacras. Se sitúa debajo de la columna lumbar y forma con ella un ángulo obtuso, dirigido hacia delante (promontorio). Tiene forma de pirámide cuadrangular, de base superior y vértice inferior. Cara pelviana o anterior: cóncava, con líneas o crestas transversales, que separan las vértebras y agujeros sacros pélvicos. Cara dorsal o posterior: convexa. Presenta: una cresta sacra media, de 3 ó 4 tubérculos (unión de las apófisis espinosas). Astas del sacro, que delimitan un espacio: escotadura sacra o hiatus sacralis, canal sacro, formado por la unión de las láminas y cresta sacra intermedia o unión de las apófisis articulares (o tubérculos sacros póstero-internos). Agujeros sacros dorsales, en número de cuatro, cresta sacra lateral o unión de las apófisis transversas (o tubérculos sacros póstero-externos o tubérculos conjugados). Fosas cribosas, situadas por fuera de la cresta sacra lateral.

Porciones laterales: Segmento superior o cara auricular y segmento inferior o tuberosidad del sacro. Base: cuerpo de la 1ª vértebra sacra, medialmente. Orificio triangular del conducto sacro. Aletas del sacro, lateralmente. Apófisis articulares superiores de la 1ª vértebra sacra, por detrás. Vértice: se articula con el coxis. Conducto sacro: forma la parte inferior del conducto raquídeo. Es prismático triangular y se va estrechando hacia abajo.

Hueso coxis. Es una pieza triangular de base superior. Está formado por la unión de 4 a 6 vértebras coxígeas. Se distinguen en él: Cara anterior: cóncava. Cara posterior: convexa. Ambas presentan surcos transversales que representan la unión de las vértebras. Bordes laterales: dan inserción a ligamentos. Base: astas menores del coxis, prolongaciones verticales que se articulan con las del sacro. Astas laterales del coxis, prolongaciones laterales en sentido horizontal.

Caja torácica Caja Torácica en conjunto. La caja torácica tiene forma de un tronco de cono, con una cara anterior, una posterior, dos laterales, un orificio superior o vértice y otro inferior o base. Está constituida por una serie de elementos óseos articulados entre sí (porción torácica de la columna vertebral, las costillas, los cartílagos costales y el esternón) que le confieren cierta rigidez, la cual servirá de protección a las vísceras torácicas a la vez que permite movimientos de elevación y descenso, esenciales para la mecánica respiratoria. Por detrás, está constituida por un eje formado por elementos óseos articulados entre sí: las vértebras dorsales. De este eje óseo parten las costillas, huesos largos que se dirigen primero hacia abajo y afuera, para luego cambiar de dirección y hacerlo hacia abajo y adelante. La caja torácica queda cerrada en su parte anterior por el esternón, hueso alargado y aplanado en sentido anteroposterior en cuyos bordes laterales se articulan los cartílagos costales para cerrar la jaula torácica. La abertura u orificio superior del tórax está limitada por la horquilla esternal, la 1ª costilla y la 1ª vértebra torácica, situada en un plano oblícuo inferoanterior, de forma que un plano horizontal tangente a la horquilla esternal pasaría por el disco intervertebral entre la 2ª y la 3ª vértebras dorsales. El orificio está abierto hacia arriba y adelante. La abertura inferior del tórax está limitada, de adelante hacia atrás, por el apéndice xifoides, el borde inferior de los seis últimos cartílagos costales, la 12ª costilla y la 12ª vértebra torácica. Se dispone en sentido superoanterior, mira hacia abajo y adelante y tiene una amplia escotadura anterior llamada ángulo infraesternal o xifoideo.

Costillas Costillas. Las costillas, en número de 12 pares, son huesos aplanados de fuera a dentro y se continúan por delante con los cartílagos costales para llegar a articularse con el esternón. Se distinguen tres categorías: costillas verdaderas, los pares 1º a 7º, unidas al esternón por los cartílagos costales. Costillas falsas, los pares 8º a 10º, unidas al esternón por el cartílago costal superior al suyo. Costillas flotantes, los pares 11º y 12º, cuyo cartílago costal permanece libre. Las costillas describen una curva cóncava medial o interna, que es irregular. De sus cambios de dirección resulta la formación de dos acodaduras: una anterior, el ángulo anterior costal, y otra posterior, más acentuada, el ángulo posterior costal, o ángulo de la costilla. En cuanto a su curvatura, podemos distinguir 3 curvaturas secundarias: sobre sus caras, sobre sus bordes y una curvatura axial. Su longitud aumenta desde la 1ª a la 7ª y disminuye desde la 7ª a la 12ª. Cada costilla consta de: cuerpo, con cara lateral o externa: ángulo de la costilla, cara medial o interna: surco costal, borde superior: romo, borde inferior: delgado y rugoso. Extremidad posterior: cabeza de la costilla: superficies articulares para las vértebras. Tubérculo de la costilla: eminencia inferomedial (apófisis transversa) y eminencia superolateral (ligamentos). Cuello de la costilla: entre ambos. Extremidad anterior: excavada. Recibe al cartílago costal.

Características especiales de algunas costillas.

1ª Costilla. Cuerpo: cara superior: tubérculo de los escalenos o de Lisfranc, canal de la vena subclavia, por delante, canal de la arteria subclavia, por detrás. Cara inferior: borde lateral convexo, borde medial cóncavo. Carece de surco costal. Extremidad posterior: cabeza costal con una sola carilla articular. Cuello delgado y aplanado en sentido vertical. Tubérculo costal con una sola eminencia en el borde lateral. 2ª Costilla. Caras con orientación oblícua, intermedia entre las de la 1ª (horizontales) y las de la 3ª (verticales). Superficie rugosa en su cara lateral para inserción del escaleno posterior. No presenta surco costal. 11ª y 12ª Costillas. No presentan tubérculo costal. Cabeza con una sola cara articular. La 12ª costilla no presenta surco costal ni ángulo. Casi horizontal.

Esternón Esternón. Es un hueso alargado y aplanado que está situado en la parte anterior y media del tórax, dirigido oblicuamente en sentido inferior y anterior. Embriológicamente, está formado por la unión de varias piezas óseas independientes, las esternebras, que se sueldan para formar un solo hueso, en el que se diferencian tres partes principales: el mango o manubrio esternal, el cuerpo o lámina esternal y el apéndice o apófisis xifoides.

Debemos además reconocer los siguientes detalles morfológicos: - Cara anterior: Ángulo del esternón (de Louis), entre mango y cuerpo. Crestas transversales, resultado de la fusión de las esternebras. - Cara posterior. Bordes laterales: Escotaduras costales, para la articulación con los 7 cartílagos costales. Escotaduras intercostales, entre las anteriores. - Extremidad superior: Escotadura yugular u horquilla esternal (media), de concavidad superior. Escotaduras claviculares, a ambos lados (superolaterales). - Extremidad inferior: Apéndice xifoides. Con frecuencia presenta un orificio y a menudo es bífida.

Esternón Esternón. Es un hueso alargado y aplanado que está situado en la parte anterior y media del tórax, dirigido oblicuamente en sentido inferior y anterior. Embriológicamente, está formado por la unión de varias piezas óseas independientes, las esternebras, que se sueldan para formar un solo hueso, en el que se diferencian tres partes principales: el mango o manubrio esternal, el cuerpo o lámina esternal y el apéndice o apófisis xifoides.

Debemos además reconocer los siguientes detalles morfológicos: - Cara anterior: Ángulo del esternón (de Louis), entre mango y cuerpo. Crestas transversales, resultado de la fusión de las esternebras. - Cara posterior. Bordes laterales: Escotaduras costales, para la articulación con los 7 cartílagos costales. Escotaduras intercostales, entre las anteriores. - Extremidad superior: Escotadura yugular u horquilla esternal (media), de concavidad superior. Escotaduras claviculares, a ambos lados (superolaterales). - Extremidad inferior: Apéndice xifoides. Con frecuencia presenta un orificio y a menudo es bífida.

La órbita ÓRBITA Son dos cavidades situadas a cada lado de las fosas nasales, por encima del maxilar e inferiores con respecto a la base del cráneo. Tienen forma de pirámide cuadrangular de base anterior y vértice posterior. En ellas se distinguen las siguientes partes y elementos que las constituyen: Pared Superior o techo: Cara inferior de la porción horizontal del frontal. Cara orbitaria del ala mayor del esfenoides. Pared Inferior o suelo: Cara orbitaria de la apófisis piramidal del maxilar superior. Cara interna de la apófisis orbitaria del malar. Apófisis orbitaria del palatino. Pared Interna o medial: Cara externa de la apófisis ascendente del maxilar superior. Unguis. Lámina papirácea del etmoides. Cara lateral del cuerpo del esfenoides En esta pared se encuentran: Canal lagrimal. Agujeros etmoidales anterior y posterior Pared Externa o lateral: Apófisis orbitaria del malar. Cara orbitaria del ala mayor del esfenoides. Presenta

el orificio de entrada del conducto témporo-malar. Ángulo súpero-interno: Sutura que une el frontal con los huesos de la pared interna. Orificios orbitarios de los conductos etmoidales anterior y posterior. Su extremo posterior termina en el conducto óptico. Ángulo ínfero-interno: Orificio superior del conducto lácrimo-nasal. Ángulo súpero-externo: Fosita lagrimal. Hendidura esfenoidal. Ángulo ínfero-externo: Hendidura esfeno-maxilar. Base: Tiene forma cuadrilátera, es el Reborde orbitario, formado por: Arcada orbitaria del frontal (arco ciliar). Borde superointerno del malar. Maxilar superior. Cresta lagrimal anterior de la apófisis ascendente del maxilar superior. Vértice: Extremidad interna de la hendidura esfenoidal (Tubérculo infraóptico). A veces se considera al agujero óptico (no es el vértice geométrico).

Las Fosas Nasales Fosas nasales óseas. Son cavidades anfractuosas en las que asientan los receptores olfativos. Situadas a los lados de la línea media del viscerocráneo, por encima de la cavidad bucal, debajo de la base del cráneo y por dentro de las cavidades orbitarias, comunican la faringe (rinofaringe) con el exterior. En cada una de ellas se diferencian cuatro paredes y dos orificios, uno anterior y otro posterior, cuya constitución debemos reconocer: Pared Superior o Techo: formada de adelante a atrás por: Huesos propios de la nariz. Lámina horizontal o cribosa del etmoides. Caras anterior e inferior del cuerpo del esfenoides. Pared Inferior o Suelo: Apófisis palatina del maxilar superior. Lámina horizontal del palatino. En la unión media se forma la arista y la cresta nasal. Pared Externa: Se organiza en tres planos: Plano externo: Cara interna del maxilar superior, por encima de la apófisis palatina (orificio del seno maxilar, canal lagrimal, canal y conducto palatino posterior). Cara interna del ala interna de la apófisis pterigoides Plano medio: Unguis (conducto lácrimo-nasal). Lámina vertical del palatino 0 0 9 6 escotadura y agujero esfenopalatino; crestas turbinales. Plano interno: Cornete inferior (Apófisis lagrimal, maxilar y etmoidal). Cara interna de las masas laterales del etmoides. Cornetes medio y superior, adosados a la cara interna del etmoides. Pared Interna o Tabique Nasal: Lámina perpendicular del etmoides. Vómer (borde superior: articulado con la cresta esfenoidal inferior y borde inferior: articulado con la cresta y arista nasal del suelo nasal). Cartílago del tabique. Orificio anterior: En las fosas nasales óseas es común para ambas. En él se implanta la pirámide nasal y está circunscrito por: Borde anterior de los maxilares superiores, por fuera y por abajo (Espina nasal anterior) y por los huesos propios de la nariz, por arriba. Orificios posteriores o Coanas: Son rectangulares, alargados verticalmente, teniendo como límites: Borde posterior del vómer, por dentro, pared común para ambas coanas. Borde posterior del ala interna de la apófisis pterigoides, por fuera. Cuerpo del esfenoides, por arriba. Borde posterior de la lámina horizontal del palatino, por abajo.

Fosas Laterales del cráneo Fosas laterales del cráneo. a). Fosa ptérigo-maxilar. Es una amplia zona excavada que presenta el cráneo situada por detrás del maxilar superior, por debajo del ala mayor del esfenoides y por fuera de la apófisis pterigoides. Límites: Anterior: Cara posterior de la apófisis piramidal del maxilar superior. Interno: Tuberosidad del maxilar. Cara externa del ala externa de las apófisis pterigoides. Hendidura ptérigo-maxilar. Superior: Faceta cigomática del ala mayor del esfenoides. Arco cigomático Posterior: Cóndilo del temporal. Externo: Cara interna de la rama ascendente de la mandíbula. Comunicaciones: las tiene con: Endocráneo: Agujero oval. Agujero redondo menor. Órbita: Hendidura esfeno-maxilar. Fosa Ptérigo-palatina: Hendidura ptérigo-maxilar.

b). Fosa ptérigo-palatina. Constituye el trasfondo de la fosa ptérigo-maxilar. Límites: Anterior: Tuberosidad del maxilar superior. Interno: Cara externa de la lámina vertical del palatino. Superior:.Ala mayor del esfenoides. Posterior: Borde anterior de las apófisis pterigoides. Externo: Hendidura ptérigo-maxilar. Comunicaciones: las tiene con: Endocráneo: Agujero redondo mayor. Órbita: Hendidura esfeno-maxilar. Fosas nasales: Agujero esfeno-palatino. Fosa Ptérigo-maxilar: Hendidura ptérigo-maxilar. Boca: Conducto palatino posterior. Zona retropterigoidea: Conducto Vidiano. c). Fosa temporal. Está localizada por encima del arco cigomático. Está abierta lateralmente. Límites: Anterior: Apófisis orbitaria externa del frontal. Apófisis orbitaria del malar (cara posterior).

Hueso Frontal Frontal Se localiza en la parte anterior del cráneo, relacionado con el esfenoides y el etmoides. Forma parte de la base y de la bóveda del cráneo. En su configuración consta de: - Una porción horizontal (base del cráneo). - Una porción vertical (bóveda del cráneo). - Cresta órbito-nasal, que las separa. Cresta Órbito-nasal: Escotadura nasal (centro), apófisis nasal y espina nasal. Arcos orbitarios. Apófisis cigomática u orbitaria externa. Cresta o línea temporal. Agujero o escotadura supraorbitario o frontal externa. Escotadura frontal interna. Apófisis orbitaria o frontal interna o nasal. Porción Horizontal: se une por detrás con la lámina cribosa del etmoides y las alas menores del esfenoides. Porción orbitaria: techo de las órbitas. Escotadura etmoidal, en la parte central. Superficie endocraneal: irregular y surcada. Superficie exocraneal u orbitaria: lisa y excavada. . Fosa lagrimal en la parte externa. . Fosita troclear en la parte interna. Porción Vertical: formación laminar gruesa y cóncava hacia el endocráneo. Su borde se une al ala mayor del esfenoides y al parietal. Cara endocraneal: surco sagital, cresta frontal, agujero ciego. Cara exocraneal: Carilla temporal. Cara frontal: Sutura metópica. Arcos superciliares. Eminencia frontal media o glabela. Eminencias frontales laterales. Senos frontales: En el espesor del hueso, con frecuencia es único.

Hueso Occipital Occipital. Hueso que ocupa la parte posterior del cráneo, de morfología aconchada y un amplio orificio (agujero magno u occipital). Forma parte de la base y de la bóveda craneal. En él deben señalar y reconocer los siguientes detalles: Agujero occipital o agujero magno; lámina basilar, masas laterales y concha del occipital. Cara Exocraneal: Lámina Basilar: Fosita navicular; fosita faríngea; tubérculo faríngeo y crestas musculares, masas laterales, cóndilos occipitales, fosa precondílea: agujero o conducto precondíleo, fosa retrocondílea: orificios de venas emisarias, protuberancia occipital externa, línea curva occipital superior o línea nucal superior, línea curva occipital inferior o línea nucal inferior, cresta occipital externa y apófisis yugular. Cara Endocraneal:

Protuberancia occipital interna, surco sagital superior, cresta occipital interna, surco lateral o transversal, fosas cerebrales, fosas cerebelosas.

Hueso Parietal Parietal. Hueso doble, plano y de forma cuadrangular, situado en la parte más elevada del cráneo y unido entre sí por la sutura sagital. Cara endocraneal: (cóncava) Canal sagital. Fosa de Trolard. Fosas de Paccioni. Surcos vasculares. Cara exocraneal: (convexa) Eminencias parietales. Líneas temporales superior e inferior. Agujero parietal. Bordes: Borde superior o sagital: Sutura sagital. Borde anterior o frontal: Sutura coronal. Borde posterior u occipital: Sutura lambdoidea y parieto-mastoidea. Borde inferior o escamoso: Sutura parieto-temporal o escamosa. Ángulos: Ángulo frontal o ántero-superior: Bregma. Ángulo occipital o póstero-superior: Lambda. Ángulo esfenoidal o ántero-inferior: Pterion. Ángulo mastoideo o póstero-inferior: Asterion.

Hueso esfenoides Esfenoides Hueso situado por delante del occipital, ocupa la posición central de la base del cráneo y presenta una morfología muy irregular por la emisión de expansiones laterales e inferiores. Partes y detalles óseos que debemos reconocer: Cuerpo del Esfenoides: es cuboideo, con seis caras. En su interior se encuentra el Seno esfenoidal. Cara anterior: Orificio(s) del seno esfenoidal; cresta esfenoidal anterior; pico del esfenoides. Cara inferior: Cresta esfenoidal inferior Cara superior: Silla turca; yugo esfenoidal; limbo esfenoidal; canal óptico o surco quiasmático; tubérculo pituitario; apófisis clinoides anteriores. Lámina cuadrilátera; apófisis clinoides posteriores. Cara posterior: no visible, unida a la lámina basilar del occipital por una sinóstosis. Caras laterales: Surco carotídeo. Alas menores: emergen de la parte anterosuperior de las caras laterales del cuerpo. Conducto óptico. Intervienen en la constitución del yugo y de las apófisis clinoides anteriores. Alas mayores: emergen de la parte inferior de las caras laterales del cuerpo. Carilla cigomática; cresta esfenotemporal; espina del esfenoides; tubérculo esfenoidal; cresta malar; carilla temporal; carilla orbitaria; agujero redondo mayor; agujero oval; agujero redondo menor; hendidura esfenoidal: entre alas mayores y alas menores. Apófisis Pterigoides: se implantan en la cara inferior del cuerpo y de las alas mayores. Ala interna, con apófisis vaginal, conducto esfenovomeriano lateral y gancho pterigoideo. Ala externa: Espina de Civinini. Conducto vidiano; escotadura pterigoidea; fosa pterigoidea; fosa escafoidea.

Hueso Etmoides Etmoides. Es el hueso más anterior del eje medial de la base de cráneo. Participa más en la formación del macizo facial (techo y pared externa de las fosas nasales y pared interna de la órbita) que en la formación de la base del cráneo. Es el único hueso de la base del cráneo que no forma bóveda craneal. Consta de las siguientes partes y detalles: Una lámina o porción horizontal, una lámina vertical y media, perpendicular a la anterior y dos masas laterales irregularmente cuboideas, que cuelgan de la lámina horizontal Porción horizontal: es la Lámina cribosa. Forma parte de la base del cráneo, se une por detrás al yugo del esfenoides y forma parte del techo de las fosas nasales exocranealmente. Está multiperforada por pequeños orificios (paso de nervios olfatorios). Está dividida en su línea media por la apófisis crista galli. Presenta dos canales olfatorios (asiento del bulbo y cintilla olfatorios). Otros detalles son: la hendidura, el agujero y el surco etmoidales y el orificio endocraneal del conducto etmoidal anterior.

Lámina o porción vertical: Su tercio superior es endocraneal: Apófisis crista galli. Sus dos tercios inferiores son exocraneales: y se denominan lámina perpendicular del etmoides: Forma la porción superior del tabique nasal y tiene cinco bordes: superior: continúa a la apófisis crista galli, ántero- superior: se articula con los huesos nasales, póstero-superior: se articula con la cresta esfenoidal anterior, ántero-inferior: se implanta el cartílago nasal del tabique, y póstero-inferior: se articula con el hueso vómer. Masas laterales: tienen forma cuboidal, son huecas, con numerosas celdillas, las celdas etmoidales. Presenta cinco caras: superior: Semiceldillas aéreas que coinciden con otras del hueso frontal,canales etmoidales anterior y posterior. Inferior: Asienta sobre el borde superior del maxilar superior. Tiene semiceldillas aéreas. Anterior: Se articula con el unguis y la apófisis ascendente del maxilar superior. También tiene semiceldillas aéreas. Posterior: Semiceldillas aéreas que se acoplan con las de la cara anterior del cuerpo esfenoidal. Externa: Llamada Lámina papirácea, en la pared interna de la órbita. Delimita con el frontal los agujeros orbitarios de los conductos etmoidales anterior y posterior. Interna: En ella amarran los cornetes superior y medio. Entre ella y los cornetes: meatos superior y medio.

Hueso Malar o Cigomático Malar o cigomático. Se localiza en la parte superior y lateral de la cara por fuera del maxilar. Tiene forma cuadrilátera y constituye la parte esquelética de la mejilla. Partes y detalles óseos que debemos reconocer: Cara externa o cutánea: (lisa y convexa). Orificio malar del conducto témporo-malar. Cara interna o medial: Segmento anterior articular. Segmento posterior o temporal. Bordes: Anterosuperior u Orbitario: Reborde orbitario. Apófisis frontal: orificio orbitario del conducto témporo-malar. Posterosuperior o Temporal: Contorneado en 0 0 9 1S 0 0 9 2 Anteroinferior o Maxilar: Coincide con el borde anterior de la apófisis piramidal del maxilar. Posteroinferior o Maseterino: Para inserción del músculo masetero. Ángulos: Superior: se articula con la apófisis orbitaria externa del frontal. Inferior: corresponde al ángulo inferior de la apófisis piramidal del maxilar. Anterior: corresponde al ángulo anterior de la apófisis piramidal del maxilar. Posterior: se articula con la apófisis

Hueso Temporal Temporal. Está situado en la parte inferior y lateral del cráneo, posterior al esfenoides, anterior y lateral al occipital e inferior al parietal. Está constituido por la unión de tres piezas óseas embrionarias, que en el adulto se sueldan entre sí: la escama, el hueso timpánico, la porción petrosa o peñasco. Porción Escamosa o Escama: forma parte de base y bóveda craneal.

Cara Exocraneal: Apófisis cigomática: se articula por delante con el hueso malar. Raíz longitudinal: Cresta supramastoidea.. Raíz transversal: Cóndilo del temporal. Tubérculo cigomático posterior. Tubérculo cigomático anterior. Cavidad glenoidea o fosa mandibular. Cisura de Glasser o tímpanoescamosa: subdividida en dos: petroescamosa (anterior) y petrotimpánica (posterior). Superficie subtemporal. Cara Endocraneal: Depresiones cerebrales.Surcos vasculares. Porción Mastoidea: Los dos tercios posteriores son base de la porción petrosa. El tercio anterior forma parte de la escama. Cara Exocraneal: Agujero mastoideo. Espina suprameática. Zona cribosa. Apófisis mastoides. Ranura digástrica o escotadura mastoidea. Cara Endocraneal: Forma parte de la base del peñasco. Hueso Timpánico: Se acopla a la cara inferior de la porción horizontal de la escama a modo de teja, delimitando el orificio auditivo externo y formando las paredes anterior, inferior y posterior del conducto auditivo externo. Cubre la cara anteroinferior de la porción petrosa o peñasco. Presenta dos apófisis: tubárica (porción osea de la trompa auditiva) y vaginal (rodea la apófisis estiloides). Porción Petrosa o Peñasco: Tiene forma de pirámide cuadrangular cuyo eje, de base a vértice, está orientado oblicuamente hacia

delante y hacia dentro. Presenta cuatro caras, cuatro bordes, una base y un vértice. Cara ánterosuperior (endocraneal): Eminencia arqueada o arcuata. Hiato de Falopio (nervio petroso mayor). Hiatos accesorios (nervio petroso menor). Fosa del ganglio de Gasser. Tegmen timpani (techo de la caja del tímpano). Cara posterosuperior (endocraneal): Agujero auditivo interno. Fosa ungueal. Fosa subarcuata. Canal del seno lateral. Cara anteroinferior (exocraneal): Cubierta por el hueso timpánico con sus apófisis tubárica y vaginal. Canal óseo de la trompa faríngea. Canal del músculo del martillo (tensor del tímpano). Cara posteroinferior (exocraneal): Apófisis estiloides. Agujero estilomastoideo. Fosa yugular del agujero rasgado posterior. Espina yugular. Orificio inferior del conducto carotídeo. Agujero del nervio de Jacobson. Borde superior: Surco del seno petroso superior. Escotadura para el nervio trigémino. Borde anterior: Cisura de Glasser.

Hueso Maxilar Superior Maxilar superior. Se sitúa en la cara, por encima de la cavidad bucal, por debajo de la cavidad orbitaria y lateralmente a las cavidades nasales, formando parte de las tres cavidades. Se articula con el del lado contrario y presenta una gran cavidad en su interior: el seno maxilar. En él se deben diferenciar y reconocer los siguientes detalles: Cara Externa o lateral: Eminencia canina. Fosa canina. Apófisis Piramidal o Cigomática: Cara superior u orbitaria: Surco infraorbitario. Conducto infraorbitario. Conducto alveolar superior anterior (profundo). Cara anterior o geniana: Agujero infraorbitario. Cara posterior o cigomática: Tuberosidad del maxilar. Conductos alveolares superiores posteriores. Base: Enclavada en esta cara externa del hueso. Vértice: Truncado y triangular. Cara Interna o medial: Apófisis Palatina: Cara superior: suelo de las fosas nasales. Cara inferior: techo de la cavidad bucal (paladar duro). Borde medial: se une al del otro lado para formar: Arista nasal, cresta nasal o incisiva, espina nasal anterior, sutura palatina media, agujero incisivo: conducto palatino anterior. Porción Bucal: entre apófisis palatina y borde alveolar. Porción Nasal: por encima de la apófisis palatina. Orificio del seno maxilar (triangular). Surco lagrimal 0 0 9 6 Concha lagrimal (borde posterior del surco). Conducto lacrimonasal (mitad interna). Conducto palatino posterior. Bordes: Borde superior: Semiceldillas aéreas (para el etmoides). Apófisis ascendente o frontal: Cara externa: Cresta lagrimal anterior. Surco del saco lagrimal. Cara interna: Crestas turbinales superior e inferior. Borde anterior articulado con el hueso nasal. Borde posterior articulado con el unguis. Borde superior articulado con el frontal. Borde inferior o alveolar: Alveolos dentarios. Borde anterior: Escotadura nasal. Semiespina nasal. Borde posterior: Tuberosidad del maxilar. Trígono palatino.

Mandíbula o maxilar inferior Mandíbula o maxilar inferior. Se localiza en la parte inferior de la cara. Consta de las siguientes partes y detalles: un cuerpo central y dos partes laterales, las ramas, que se elevan de la porción posterior del cuerpo. Cuerpo: Está incurvado en forma de herradura. Tiene: Cara Anterior (convexa): Sínfisis mentoniana. Eminencia media (Tubérculos mentonianos). Línea oblicua externa. Agujero mentoniano. Cara Posterior (cóncava): Apófisis geni superiores e inferiores. Línea oblicua interna o milohioidea. Surco milohioideo. Fosa sublingual. Fosa submaxilar. Bordes: Superior o alveolar: Alveolos dentarios. Inferior: Fosa digástrica. Ramas ascendentes: Son rectangulares, con dos caras y cuatro bordes. Cara externa o lateral: Crestas rugosas oblicuas de inserción del masetero. Cara interna o medial: Crestas rugosas para el pterigoideo interno. Orificio mandibular, de entrada del conducto dentario inferior. Espina de Spix o língula de la mandíbula. Antilíngula.

Borde anterior: Labio externo. Labio interno (Cresta temporal). Cresta buccinatriz. Borde posterior: Contorneado en 0 0 9 1S 0 0 9 2. Borde inferior: Continuo con el borde inferior del cuerpo. Forma con el borde posterior el Gonion o ángulo de la mandíbula. Borde superior: Cóndilo o cabeza de la mandíbula. Cuello de la mandíbula. Apófisis coronoides. Escotadura sigmoidea.

Hueso coxal o ilíaco Coxal o Ilíaco. Es un hueso plano que pertenece a la cadera. Embrionariamente, está formado por la unión de tres huesos: ilion, isquion y pubis. Cara externa. Cavidad cotiloidea, con ceja cotiloidea, tres escotaduras: iliopubiana o anterior, ilioisquiática o posterior e isquiopubiana o inferior. Superficie articular. Transfondo de la cavidad cotiloidea. Correspondiente al Ilion: Fosa iliaca externa y líneas semicirculares anterior y posterior. Canal supracotiloideo. Correspondiente al Isquion: Rama descendente; canal subcotiloideo. Rama ascendente. Correspondiente al Pubis: Rama descendente. Lámina cuadrilátera. Agujero isquiopubiano u obturado y canal subpubiano. Cara interna: Fosa iliaca interna; superficie articular para el sacro. Tuberosidad iliaca, línea innominada y agujero isquiopubiano. Borde superior: Cresta iliaca. Borde posterior: Espina iliaca póstero-superior; escotadura innominada; espina iliaca póstero-inferior; escotadura ciática mayor; espina ciática; escotadura ciática menor y tuberosidad isquiática. Borde inferior: Rama isquiopubiana Borde anterior: Espina iliaca ántero-superior; escotadura innominada; espina iliaca ántero-inferior; escotadura del psoas; eminencia ilio-pectínea; superficie pectínea y espina del pubis. Ángulos: Anterosuperior: espina iliaca anterosuperior. Anteroinferior: ángulo del pubis. Posterosuperior: espina iliaca posterosuperior. Posteroinferior: tuberosidad isquiática.

Fémur Fémur. Es el hueso del muslo. Es un hueso largo que diferencia dos epífisis (proximal y distal) y un cuerpo, prismático triangular con tres caras (anterior, interna y externa), y tres bordes (posterior, antero-interno y antero-externo). Epífisis proximal o superior: Cabeza: fosita del ligamento redondo. Cuello anatómico. Trocánter menor. Trocánter mayor: fosita digital. Líneas o crestas intertrocantéreas: anterior y posterior. Cuello quirúrgico. Epífisis distal o inferior: Superficie articular en forma de polea, la tróclea femoral; superficies articulares en forma de cóndilo, los cóndilos femorales (interno y externo). Cresta cóndilo-troclear. Escotadura intercondílea. Tubérculos supracondíleos (interno y externo); Cóndilo externo con su tubérculo condíleo externo; fosita del gemelo externo (superior); fosita del poplíteo (inferior); Cóndilo interno con el tubérculo condíleo interno; tubérculo del gran aproximador (por encima). Cuerpo: Separado de la extremidad proximal por el cuello quirúrgico del fémur. Caras anterior, interna y externa. Borde posterior o línea áspera del fémur: crestas de trifurcación externa, intermedia e interna. Triángulo poplíteo.

Tibia y Peroné Tibia. Es el hueso interno de la pierna. Está situado con la extremidad voluminosa hacia arriba, el borde cortante

hacia delante y el saliente de su extremidad inferior hacia dentro. En este hueso se deben identificar las siguientes partes y detalles: Epífisis proximal o superior: Se articula con los cóndilos femorales. Tuberosidad interna; Tuberosidad externa; Tuberosidad anterior. Meseta tibial, con cavidades glenoideas; espacio interglenoideo; espina de la tibia; superficie pre-espinal y superficie retro-espinal. Epífisis distal o inferior: Cara anterior; cara posterior; cara externa, con escotadura peronea. Cara interna con maleolo interno o tibial. Cara inferior: superficie articular, garganta de la polea astragalina. Cuerpo o diáfisis: Cara interna o ántero-interna: es plana. Cara externa o ántero-externa: se hace anterior en su porción inferior. Cara posterior: línea oblicua de la tibia. Borde anterior: cresta de la tibia; contorneado en 0 0 9 1S itálica. Borde interno. Borde externo: inserción de la membrana interósea.

Peroné. Hueso largo y externo de la pierna, situado por fuera de la tibia. Se sitúa con el maleolo hacia abajo, cuya superficie articular es interna y su fosita rugosa es posterior. En este hueso se deben identificar las siguientes partes y detalles:

Epífisis proximal o superior. Cabeza del peroné, con superficie articular plana para la tibia y apófisis estiloides. Cuello del peroné.

Epífisis distal o inferior. Maleolo externo o peroneo: Cara externa: segmento anterior; segmento posterior, en canal para el paso de los tendones de los peroneos laterales. Cara interna: superficie articular triangular para el astrágalo; superficie rugosa de inserción de la membrana interósea. Cuerpo o diáfisis: Cara externa: cresta oblicua en su parte inferior. Cara interna: porciones anterior y posterior, separadas por la cresta interósea. Cara posterior: se hace interna a nivel inferior. Borde anterior: delgado y cortante. Borde interno: acentuado y en su parte media se atenúa hacia las extremidades. Borde externo: romo por arriba, saliente en sus 2/3 inferiores, haciéndose posterior más abajo.

Esqueleto del pie Esqueleto del pie. a) Huesos del Tarso. El tarso es un macizo óseo que ocupa la mitad posterior del pie. Está formado por siete huesos cortos, dispuestos en dos filas: Fila anterior: Cuboides, Escafoides y Cuñas (primera, segunda y tercera). Fila posterior: Astrágalo y Calcáneo. Astrágalo. Se articula con la tibia por arriba, el escafoides por delante y el calcáneo por abajo. Consta de tres segmentos: posterior o cuerpo, anterior o cabeza e intermedio o cuello. Cara superior: superficie articular, la polea astragalina; por delante está la cara superior del cuello. Cara inferior: superficie articular anterior, convexa, a veces con dos facetas; superficie articular posterior, cóncava; ranura o surco astragalino hacia delante y hacia fuera. Cara externa: faceta peronea o maleolar externa, triangular; apófisis externa del astrágalo; cara externa del cuello. Cara interna: faceta tibial o maleolar interna; superficie rugosa para el ligamento lateral interno; cara interna del cuello. Cara anterior: es la cabeza, con 3 segmentos: ántero-superior (se articula con el escafoides), medio (ligamento calcáneo-escafoideo) e infero-posterior (realmente en la cara inferior). Cara posterior: canal para el tendón del músculo flexor largo del dedo grueso. Calcáneo. Es el más voluminoso de los huesos del tarso. Se sitúa por debajo del astrágalo. En él se describen seis caras: Cara superior:

Segmento anterior: superficie articular anterior, cóncava, a veces con dos facetas; superficie articular posterior, convexa; surco del calcáneo; con el del astrágalo forman el Seno del Tarso. Segmento posterior. Cara inferior: Trígono del calcáneo: formado por las tuberosidades anterior, póstero-interna y póstero- externa. Cara externa: Tubérculo de los peroneos laterales. Cara interna: Canal calcáneo; apófisis menor del calcáneo o sustentaculum talli. Cara posterior: rugosa y ancha por abajo. Cara anterior: Apófisis mayor del calcáneo, convexa transversalmente, cóncava verticalmente. Cuboides. Está articulado por detrás con el calcáneo y tiene forma cuboidea. En él se distinguen 4 caras, una base y un borde externo o arista. Cara dorsal: es rugosa. Cara plantar: Cresta del cuboides; canal para el músculo peroneo lateral largo. Cara posterior: Superficie articular para la cara anterior del calcáneo; apófisis piramidal. Cara anterior: Superficies articulares para el 4º y 5º metatarsianos. Escafoides. Es llamado también hueso navicular. Está situado en la parte interna, articulado por detrás con el astrágalo y por delante con las 3 cuñas. En él se distinguen 2 caras, dos bordes y dos extremidades. Cara posterior: cóncava, para articularse con el escafoides. Cara anterior: convexa, con 3 facetas articulares para las 3 cuñas. Bordes: uno es superior y otro inferior. Extremidades: Interna: tubérculo del escafoides; externa: superficie articular para el cuboides. Cuñas. En número de tres, se articulan lateralmente entre sí y por detrás con el escafoides. Reciben a su vez por delante a los tres primeros metatarsianos. Todas ellas constan de cuatro caras y una arista. b) Huesos del metatarso. El metatarso está formado por cinco huesos largos llamados metatarsianos, que se articulan por detrás con los huesos de la fila anterior del tarso y por delante con las falanges de los dedos. Se denominan, de medial a lateral, primero, segundo, tercero, cuarto y quinto metatarsianos. Metatarsianos. Características comunes a todos ellos: Presentan: Cuerpo: Una cara dorsal, dos caras colaterales, dos bordes colaterales dorsales y un borde inferior o plantar. Extremidad posterior: Cara posterior articular para los huesos del tarso y caras colaterales articuladas con los metatarsianos vecinos. Extremidad anterior: Cabeza del metatarsiano, superficie articular más amplia del lado plantar. Tubérculos laterales. Características particulares de los metatarsianos: Primer Metatarsiano: más voluminoso, corto y grueso que los demás. En su base: superficie articular cóncava y amplia. Tubérculo medial. Tuberosidad o tubérculo externo. En la cabeza: depresiones en su cara inferior para los huesos sesamoideos. Segundo Metatarsiano: el más largo de todos. Carillas articulares para la 2ª cuña, primer metatarsiano, 3ª cuña y tercer metatarsiano. Tercer Metatarsiano: Su base se articula con la 3ª cuña, 2º metatarsiano (2 carillas) y 4º metatarsiano. Cuarto Metatarsiano: Su base se articula con el cuboides, 5º metatarsiano, 3er metatarsiano y 3ª cuña. Quinto Metatarsiano: Su base se articula con el cuboides y el 4º metatarsiano. Tuberosidad o tubérculo del 5º metatarsiano.

c) Falanges. Están situadas por delante de los metatarsianos, con los que se articulan. Cada dedo, con excepción del dedo grueso del pie (dedo 1º), consta de tres segmentos óseos articulados entre sí llamados falanges. El dedo grueso presenta solamente dos. Se designan con los nombres de falange proximal (primera), media (segunda) y distal (tercera), consideradas desde el metatarso hacia las extremidades de los dedos. Aunque su tamaño es reducido, pueden considerarse como huesos largos, con un cuerpo y dos extremidades o epífisis: la base y la cabeza de los mismos. Todas las falanges tienen una morfología similar, destacando por su mayor tamaño las del dedo gordo del pie.

Clavícula CLAVÍCULA

Se extiende desde el esternón hasta el acromion y se dirige hacia fuera y hacia atrás. Está contorneado en forma de “S” itálica, aplanado en sentido vertical.

En este hueso se deben identificar las siguientes partes y detalles:

Cara superior: inserción muscular del esternocleidomastoideo, pectoral mayor, deltoides y trapecio. Cara inferior: canal subclavio. Borde anterior: en sus dos tercios mediales es convexo; el tercio lateral es cóncavo. Borde posterior: en sus dos tercios mediales es cóncavo y liso; el tercio lateral es convexo y rugoso. Extremidad lateral: carilla articular elíptica para el acromion. Extremidad medial: carilla articular triangular para el esternón.

Escápula u Omoplato ESCÁPULA U OMOPLATO

Es un hueso plano y triangular, situado en la parte superior y posterior del tórax, a nivel de las siete primeras costillas.

En este hueso se deben identificar las siguientes partes y detalles:

Cara anterior (fosa escapular): cóncava y excavada en su parte superior. crestas que divergen desde el cuello de la escápula hacia su borde medial. Cara posterior: espina de la escápula: dos caras (superior e inferior) eminencia ósea libre y abultada que recibe el nombre de acromion fosa supraespinosa fosa infraespinosa

Borde superior o cervical: escotadura coracoidea. Borde medial o espinal Borde lateral o axilar: tuberosidad subglenoidea.

Ángulo superior: se encuentra en la unión de los bordes superior e interno. Ángulo inferior: redondeado y rugoso, en la unión de los bordes lateral y medial. Ángulo lateral o externo: cavidad glenoidea, superficie articular para la cabeza del húmero. escotadura glenoidea tuberosidades o tubérculos supra e infraglenoideos cuello de la escápula: comunica por detrás las fosas supra e infraespinosas. apófisis coracoides: segmentos vertical y horizontal.

Húmero HÚMERO

Es el hueso del brazo. Es un hueso largo que diferencia dos epífisis (proximal y distal) y un cuerpo, prismático triangular con tres caras (medial, lateral y posterior), y tres bordes (medial, lateral y anterior).

En él se deben identificar las siguientes partes y detalles:

Epífisis proximal (o superior): cabeza cuello anatómico tubérculo menor o anterior (troquín) tubérculo mayor o lateral (troquíter) surco intertubercular o corredera bicipital

Cuerpo: Separado de la extremidad proximal por el cuello quirúrgico del húmero. Cara medial: rugosidad para la inserción del músculo córaco-braquial Cara lateral: rugosidad de la “v” deltoidea.

Cara posterior: canal de torsión o canal del radial.

Epífisis distal (o inferior): superficie articular en forma de polea, la tróclea humeral. superficie articular en forma de cóndilo, el capítulo humeral. ranura o surco cóndilo-troclear. fosita radial o supracondílea fosita coronoidea o troclear epicóndilo medial (epitróclea) epicóndilo lateral fosita olecraniana

Cubito y Radio Cúbito. Es el hueso interno del antebrazo. Está situado con la extremidad voluminosa hacia arriba, el borde cortante hacia fuera y la superficie articular de la extremidad superior hacia delante. En este hueso se deben identificar las siguientes partes y detalles: Cara anterior: ligeramente excavada por arriba y redondeada hacia abajo. Cara posterior: dividida por una cresta longitudinal en dos partes, interna y externa. Cara interna: sirve para inserciones musculares. Borde anterior: es obtuso. Borde posterior: por arriba se divide en dos crestas que se dirigen hacia los bordes del olecranon. Borde externo: Es la cresta interósea. Epífisis proximal: Se articula con la tróclea humeral. Presenta: olecranon, vértice o pico del olecranon, apófisis coronoides, tubérculo coronoideo, en su cara interna, cavidad sigmoidea menor, en su cara externa, superficie subsigmoidea, por debajo, y cavidad sigmoidea mayor del cúbito. Epífisis distal o cabeza del cúbito: apófisis estiloides, interna y dirigida hacia abajo y hacia atrás, y canal para el tendón del músculo cubital posterior, por dentro y por detrás.

Radio. Hueso externo del antebrazo, situado por fuera del cúbito con el borde cortante del hueso hacia dentro, la extremidad más voluminosa hacia abajo y con las correderas de esta extremidad hacia atrás. En este hueso se deben identificar las siguientes partes y detalles: Cara anterior: se extiende desde la tuberosidad bicipital hasta la extremidad inferior del hueso. Cara posterior: es redonda por arriba y excavada hacia su parte media. Cara externa: es convexa y redondeada. Borde anterior: se extiende desde la tuberosidad bicipital hasta la base de la apófisis estiloides del radio. Borde posterior: acentuado en su parte media. Borde interno o interóseo: delgado y cortante. Se bifurca en la extremidad inferior del hueso. Epífisis proximal o superior: Cabeza del radio: cúpula del radio, para la articulación con el cóndilo del húmero; superficie articular en el contorno de la cabeza para la cavidad sigmoidea menor del cúbito. Cuello: su forma es cilíndrica. Tuberosidad bicipital: en la parte ántero-interna del hueso. Epífisis distal o inferior: Cara inferior: es articular, dividida por una cresta antero-posterior en dos partes: externa, triangular y en relación con el escafoides, e interna, cuadrilátera y en relación con el semilunar. Cara anterior: Es la continuación hacia abajo de la cara anterior del cuerpo. Cara posterior: canal externo para el tendón del músculo extensor largo del pulgar, canal interno para los tendones del extensor propio del índice y extensor común de los dedos. Cara externa: se continúa con una apófisis estiloides. Canal externo para el paso de los tendones del separador largo del pulgar y extensor corto, canal interno para los tendones de los músculos radiales. Cara interna: Es triangular y cóncava de delante a atrás. La porción inferior es articular (cavidad sigmoidea del radio).

Esqueleto de la mano ESQUELETO DE LA MANO

Los huesos de la mano forman tres grupos distintos: el carpo, el metacarpo y las falanges.

A)HUESOS DEL CARPO

El carpo está formado por ocho huesos cortos dispuestos en dos hileras o filas, una superior o antebraquial y otra inferior o metacarpiana. En conjunto, forman un macizo óseo con forma de canal de

concavidad anterior por donde pasan tendones de músculos flexores, además de alguna rama nerviosa y vascular. La mayoría de estos huesos tienen forma más o menos cúbica, pudiendo distinguir en ellos seis caras: las caras anterior y posterior corresponden a las caras palmar y dorsal de la mano, respectivamente; las caras superior, inferior, laterales y mediales son articulares, excepto las caras laterales y mediales de los huesos situados en las partes extremas de ambas filas del carpo.

Fila Superior de los Huesos del Carpo:

Está constituida, de lateral a medial, por el Escafoides, el Semilunar, el Piramidal y el Pisiforme.

ESCAFOIDES Tubérculo del escafoides, en su cara palmar o anterior. Cara superior convexa, para el radio. SEMILUNAR Cara superior convexa, para el radio. PIRAMIDAL Superficie articular pequeña en su cara anterior, para el pisiforme. Cresta del piramidal, en su cara posterior. PISIFORME Es el más pequeño de todos. Superficie articular en su cara posterior, para el piramidal.

Fila Inferior de los Huesos del Carpo:

Formada por cuatro huesos, de lateral a medial: el Trapecio, el Trapezoide, el Grande y el Ganchoso.

TRAPECIO Tubérculo del trapecio, en su cara anterior. TRAPEZOIDE Excepto las caras anterior y posterior, las demás son articulares. GRANDE Es el más voluminoso de los huesos del carpo. Consta de cabeza (parte superior), cuerpo (parte inferior) y cuello (parte intermedia). Apófisis del hueso grande, en la zona inferior de su cara posterior. Se articula con el 2º, 3º y 4º metacarpianos por su cara inferior. GANCHOSO Apófisis unciforme o gancho, en su cara anterior. Se articula con el 4º y 5º metacarpianos, por su cara inferior.

B)HUESOS DEL METACARPO

El metacarpo constituye el esqueleto de la palma y dorso de la mano. Está formado por cinco huesos largos llamados metacarpianos, que se articulan superiormente con los huesos de la segunda fila del carpo e inferiormente con las falanges proximales de los dedos. Se denominan, de lateral a medial, primero, segundo, tercero, cuarto y quinto metacarpianos. Entre ellos quedan los espacios interóseos.

METACARPIANOS

Características comunes a todos ellos: Presentan un cuerpo y dos extremidades: superior o base e inferior o cabeza.

- Cuerpo: una cara posterior dos caras: lateral y medial dos bordes, lateral y medial un borde anterior cóncavo - Base: cara superior articular para los huesos de la segunda fila del carpo caras lateral y medial articuladas con los metacarpianos vecinos - Cabeza: superficie articular convexa más amplia del lado palmar tubérculos laterales

Características particulares de los metacarpianos:

- Primer Metacarpiano: más voluminoso, corto y grueso que los demás. Base: superficie articular cóncavo-convexa para el trapecio. - Segundo Metacarpiano: el más largo de todos. Su base no presenta carilla articular lateral. - Tercer Metacarpiano: Su base se articula con el hueso grande, 2º y 4º metacarpianos. - Cuarto Metacarpiano: Su base se articula con el ganchoso, 3º y 5º metacarpianos. - Quinto Metacarpiano: Su base se articula con el ganchoso y el 4º metacarpiano. Tubérculo del 5º metacarpiano.

C)FALANGES

Están situadas por delante de los metacarpianos, con los que se articulan. Cada dedo, con excepción del pulgar (dedo 1º), consta de tres segmentos óseos articulados entre sí llamados falanges. El dedo pulgar presenta solamente dos. Se designan con los nombres de falange proximal (primera), media (segunda) y distal (tercera), consideradas desde el metacarpo hacia las extremidades de los dedos. Aunque su tamaño es reducido, pueden considerarse como huesos largos, con un cuerpo y dos extremidades o epífisis: la base (proximal) y la cabeza (distal) de los mismos. Todas las falanges tienen una morfología similar, destacando por su mayor volumen las del dedo pulgar.

Generalidades de los musculos Los músculos son los órganos que se encargan de la movilidad y la estabilidad del cuerpo. Tienen como característica principal las propiedades de: 1. Contracción. Poder acortar sus fibras. 2. Elasticidad. Poder recuperar su forma después de una contracción. 3. Excitabilidad. Responder a los estímulos.

Por razón de su función, presentan un muy complejo sistema de innervacióny vascularización En el proceso de actividad muscular participan de forma importante las dos proteínas principales de las que están compuestos, La actina y la miosina, además del calcio y el ATP (Adenosintrifosfato). Este proceso determina uno de los mecanismos de producción de calor (termogénesis) del organismo. Por su estructura, hay tres tipos de músculos: A) Músculo liso. Recubre las estructuras internas, como la pared intestinal, bronquios, vejiga, vasos sanguíneos etc. Su movimiento es involuntario. B) Músculo cardiaco. Es de gran excitabilidad y conductibilidad, determinando con esto su capacidad de presentar contracciones rítmicas y frecuentes, las cuales establecen el ritmo cardiaco (80 contracciones por minuto, aproximadamente, en un adulto). Su movimiento es involuntario. C) Músculo estriado. Puede realizar contracciones rápidas o lentas y tiene como característica distintiva con respecto a los dos anteriores el de llegar a la fatiga. Su movimiento depende expresamente de la voluntad.

En los músculos estriados, que son los que nos ocupan, la fuente principal de energía para la contracción muscular es el ATP (Adenosintrifosfato). Las fibras musculares que se especializan en la actividad de alta potencia durante periodos cortos de tiempo se llaman fibras blancas o tipo I y son las que usan más la vía energética del ATP a través del mecanismo de la Glicólisis (tomando moléculas de glucosa del glicógeno almacenado en el músculo). Por sus propiedades mecánicas se les llama también fibras de contracción rápida, fatigables o (FF). Las fibras musculares que deben permanecer en actividad por periodos largos de tiempo se les llama fibras rojas o tipo II. Son las primeras en ser activadas en la contracción muscular cuando se requiere un nivel bajo de potencia. Por sus propiedades mecánicas se les llama también fibras de contracción lenta resistententes a la fatiga (SR). Hay otras fibras musculares cuyas propiedades mecánicas se encuentran entre las dos anteriores (FF y SR). Generan una contracción relativamente rápida, pero también son relativamente resistentes a la fatiga y se les llama fibras resistentes a la fatiga o (FR). Cuando un músculo entra en actividad pueden presentarse tres fenómenos: A) El músculo activo se acorta acercando sus dos extremos. A esto se le conoce como contracción isotónica. Un ejemplo es la contracción del músculo bíceps (“conejo” del brazo), cuando se levanta un objeto pesado. B) El músculo está activo, pero su longitud se mantiene constante. A esto se llama contracción isométrica. La acción del bíceps del brazo cuando se soporta una carga pesada con los brazos es un ejemplo de ello.

C) El músculo se activa, pero sus extremos se alejan, alargando el músculo. A esto se le llama contracción excéntrica. Un ejemplo de esto es la acción de los músculos del brazo en el momento de lanzar una pelota. Por su función, los músculos se clasifican como: 1) Abductores: Son los que se encargan de alejar las extremidades del eje central del cuerpo. Ejemplo: Levantar un brazo a los lados. 2) Aductores: Son los que se encargan de llevar las extremidades hacia el eje central del cuerpo. Ejemplo: Llevar un brazo hacia adentro del cuerpo, como poner el codo a nivel del ombligo. 3) Pronadores: Son los que hacen girar las extremidades hacia adentro. Ejemplo: Girar la mano hacia adentro. 4) Supinadores: Son los que permiten la inclinación de las extremidades. Ejemplo: Inclinar la mano hacia los lados. 5) Flexores: Son los que permiten la flexión de las extremidades. Ejemplo: La flexión de la pierna sobre el muslo o del brazo sobre el antebrazo. 6) Extensores: Son los que permiten la extensión de las extremidades. Ejemplo: La extensión de la pierna sobre el muslo o del antebrazo sobre el brazo.

Los músculos poseen receptores sensitivos, que informan sobre el dolor, y receptores propioceptivos, que informan sobre el grado de tensión que desarrolla el músculo y su contracción, lo que da la idea de su posición en el espacio. Existen músculos que se oponen a la acción de la gravedad y se les llama posturales, Se encargan de mantener la posición erguida, son requeridos en forma constante para mantener esta posición. Son resistentes a la fatiga, estos se ubican en la cara posterior de la pierna, evitando la flexión del tobillo, en la cara anterior del muslo evitando la flexión de la rodilla.También se encuentran en la cara posterior del tronco (espalda) evitando su flexión. Los músculos están formados por células largas con múltiples núcleos a los que se les llama fibras musculares. Cada extremo de estas fibras se inserta en los tendones y éstos, a su vez, en los huesos, cruzando las articulaciones. Todo músculo está envuelto por una capa de tejido que se llama epimisio. Este tejido penetra el músculo entre los fascículos musculares donde se llama perimisio y ya dentro del fascículo muscular se le llama endomisio

Cada uno de estos fascículos musculares como los de la figura 9 tiene miles de fibras musculares que lo constituyen

La fibra muscular es la célula fundamental del músculo, es una de las pocas células multinucleadas del organismo. Cada una de estas fibras musculares está envuelta por una fina capa de tejido que se llama membrana basal. Se cree que esta membrana contiene importantes moléculas para el desarrollo y diferenciación del aparato neuromuscular. Esta fibra muscular también posee células satélite incluidas dentro de la membrana basal, se derivan de los mioblastos y se cree que son capaces de fusionarse con fibras musculares dañadas dando lugar a un proceso de regeneración.

Estas fibras musculares contienen miles de miofibrillas en donde se encuentra la unidad contráctil del músculo y la sinapsis neuro muscular en donde se llevan a cabo los procesos electroquímicos para que la contracción muscular sea dada.

El aparato contráctil de cada fibra muscular se subdivide en miofibrillas, que son haces de filamentos gruesos y finos que se sitúan longitudinalmente a todo lo largo del músculo. Estos mio-filamentos son los que están constituidos por las proteínas actina y miosina en cadenas y separadas por las bandas Z. La porción de estos mio-filamentos entre 2 bandas z se le llama Sarcomera y constituye la unidad contráctil muscular.

La unidad motora Un mismo músculo recibe varias fibras nerviosas motoras, la unión entre una sola neurona motora y las fibras musculares que inerva se llama Unidad motora. Estas pueden variar de tamaño, desde una neurona que inerva 10 fibras musculares, como en el globo ocular, hasta una neurona que inerva hasta 200 o más fibras musculares como en los músculos de las extremidades. En el primer caso los movimientos son finos y de poca potencia y en el segundo son burdos y de gran potencia. Los músculos de las extremidades tienen un gran numero de unidades motoras y estas se contraen de

forma alterna, esto determina que el músculo este en un estado constante de semicontracción a esto se le llama Tono Muscular. La inervación de los músculos esqueléticos es a través de nervios mixtos, motores y sensitivos, abordándolos por sus caras profundas siendo de esta manera menos vulnerables a las lesiones externas.

comentarios (0)
No hay comentarios
¡Escribe tú el primero!
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 20 páginas totales
Descarga el documento