Anatomia humana, Apuntes de Anatomía. Universidad de Alcalá (UAH)
eleigriega
eleigriega

Anatomia humana, Apuntes de Anatomía. Universidad de Alcalá (UAH)

107 páginas
5Número de descargas
7Número de visitas
100%de 1 votosNúmero de votos
Descripción
Asignatura: Anatomía Humana, Profesor: Rafael Fernández-Valencia, Carrera: Biología Sanitaria, Universidad: UAH
20 Puntos
Puntos necesarios para descargar
este documento
Descarga el documento
Vista previa3 páginas / 107
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 107 páginas totales
Descarga el documento
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 107 páginas totales
Descarga el documento
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 107 páginas totales
Descarga el documento
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 107 páginas totales
Descarga el documento

TEMA 1: INTRODUCCIÓN. - Anatomía: rama de la biología que estudia la forma y estructura del hombre como un todo y en cada

una de sus partes.

- Forma: todo ente material que se limita en el espacio, se proyecta en el tiempo y tiene sentido.

- Estructura: organización espacio-temporal de las partes que componen una forma.

- Anatomía macroscópica: estudia el cuerpo del hombre, utilizando la visión directa de las formas que lo componen.

- Filogenia o anatomía comparada: estudia y compara las formas y estructuras del cuerpo humano con las de otros seres vivos.

- Ontogenia: estudia y compara, en el tiempo, la forma y estructura del cuerpo humano.

- Embriología: parte de la ontogenia centrada en el tiempo transcurrido entre la fecundación y el nacimiento.

- Anatomía funcional: explica la morfología en relación con la función que desempeña.

- Anatomía sistémica: método de estudio de la anatomía organizado por sistemas orgánicos que actúan juntos.

- Anatomía topográfica: anatomía que estudia las regiones en que se divide el cuerpo humano, apreciando sobre todo a las relaciones de los órganos que contiene cada región.

- Anatomía descriptiva: se ocupa de los distintos órganos y estructuras del cuerpo humano estudiando cada uno con independencia de los demás.

- Partes del cuerpo: cabeza, cuello, tronco, extremidades superiores, extremidades inferiores.

- Regiones: zonas específicas del cuerpo humano, con claros límites morfológicos que contienen estructuras anatómicas de sistemas diferentes.

- Posición anatómica: la que adopta una persona que se coloca frente al explorador. · La cabeza, los ojos y los dedos de los pies dirigidos anteriormente. · Los miembros superiores a los lados con las palmas dirigidas anteriormente. · Los miembros inferiores juntos, con los pies paralelos.

- Otras posiciones: · Decúbito supino: boca arriba. · Decúbito prono: boca abajo. · Decúbito lateral: hacia un lado.

- Nomenclatura o nómina anatómica: lenguaje utilizado para denominar las estructuras corporales humanas y las referencias espaciales y ubicar o colocar los órganos en su posición exacta.

- Planos:

1.- Plano transversal: definido por el eje transversal y el eje ventro-dorsal o sagital. · Superior o craneal: estructura anatómica situada en un plano transversal más alto que otra. En

las extremidades se utiliza la palabra proximal. · Inferior o caudal: estructura anatómica situada en un plano transversal más bajo que otra. En

las extremidades, distal.

2.- Plano frontal o coronal: definido por el eje transversal y el eje principal, vertical o cráneo-caudal. · Anterior o ventral: estructura anatómica situada en un plano frontal anterior a otra. En las

extremidades, palmar o volar. · Posterior o dorsal: estructura anatómica situada en un plano frontal posterior a otra. En las

extremidades, dorsal.

3.- Plano sagital: definido por el eje principal, vertical o cráneo-caudal, y el eje ventro-dorsal o sagital. A su vez, el plano mediosagital divide al cuerpo en dos partes simétricas, mientras que los planos para sagitales dividen el cuerpo en dos partes no simétricas ni iguales.

· Externo o lateral: estructura anatómica que se encuentra alejada del plano sagital. En la extremidad superior, radial; en la extremidad inferior, fibular o peroneal (peroné=fíbula)

· Externo o medial: estructura anatómica que se encuentra cercana al plano sagital. En la extremidad superior, cubital o ulnar (cúbito=ulnar); en la extremidad inferior, tibial.

SER VIVO. Está formado por: - Célula: unidad anatómica funcional. - Tejido: conjunto de células con morfología y función similar. - Órgano: agrupación de diversos tejidos formando una unidad estructural encargada del cumplimiento

de una función determinada en el seno de un organismo pluricelular. - Sistema: conjunto de órganos y estructuras similares que trabajan en conjunto para cumplir

alguna función fisiológica en un ser vivo. - Aparato: conjunto de sistemas que coinciden en una función.

*Tejidos: - Epitelial. - Conectivo.

· Adiposo. · Cartilaginoso. · Óseo. · Hematopoyético.

- Muscular. - Nervioso.

*Sistemas y aparatos:

- Tegumentario: formado por la piel y sus anejos, como el pelo y las uñas. - Esquelético: formado por los huesos y cartílagos. - Muscular: compuesto por los músculos que actúan para mover y posicionar las partes del cuerpo. - Nervioso: formado por el sistema nervioso central y por el sistema nervioso periférico. - Circulatorio: formado por los sistemas cardiovascular y linfático.

·Sistema cardiovascular: formado por el corazón y los vasos sanguíneos.

· Sistema linfático: formado por una red de vasos linfáticos.

- Digestivo: formado por los órganos y glándulas relacionados con la alimentación. - Respiratorio: formado por la vías aéreas y los pulmones. - Urinario: formado por los riñones, uréteres, vejiga urinaria y uretra. - Reproductor: formado por las gónadas, que producen ovocitos y espermatozoides, y los otros órganos genitales implicados en la reproducción. - Endocrino: formado por glándulas, células, vasos sanguíneos y terminaciones nerviosas relacionados con la secreción de hormonas.

INDIVIDUO: Está definido por su constitución y su personalidad. La constitución se define con el conjunto de

características físicas del individuo, y vienen dadas por sus hábitos (características morfológicas) y su temperamento (características fisiológicas o comportamiento). La personalidad se define como el conjunto de características psíquicas, y viene dada por el carácter (características afectivo-volutivas) y la inteligencia (características cognitivas).

A su vez, la constitución se forma por el genotipo, o conjunto de características heredadas; y el paratipo o conjunto de características determinadas por el medio ambiente. El fenotipo, por lo tanto, queda definido por el genotipo y el paratipo de un individuo.

*Tipos constitucionales:

- Escuela francesa: establece cuatro tipos morfológicos.

· Cerebral: individuo de ciudad, intelectual. Caracterizado por la capacidad craneal que domina una cara de volumen medio. La zona cerebral del rostro es la más desarrollada, frente abombada, orejas grandes, ojos grandes y vivos cejas arqueadas y separadas, es de corta estatura y aspecto algo endeble.

· Muscular: considerable desarrollo del esqueleto. Tronco rectangular. Cara cuadrada o rectangular con el eje mayor vertical

· Respiratorio: de montaña. El tronco es relativamente pequeño y de forma trapezoidal. Hombros anchos, tórax muy desarrollado en anchura y altura. Cara romboidal por preponderancia de su zona respiratoria.

· Digestivo: sedentario. Es todo abdomen y mandíbula, encuadra en un conjunto bien proporcionado: cuello corto, tórax ancho y abdomen desarrollado. La zona digestiva del rostro está más desarrollada que las otras dos (mandíbula).

- Escuela alemana: establece tres tipos morfológicos. · Leptosómico: se corresponde con el tipo cerebral. Propenso a sufrir tuberculosis, úlcera

gástrica y esquizofrenia. Esquizotímido: sensible, introvertido, ordenado, rígiddo… Más común entre los hombre que entre las mujeres.

· Atlético: se corresponde con el tipo muscular. Propenso a sufrir epilepsia. Tiene un carácter viscoso: perseverante, poco imaginativo, flemático…

· Pícnico: se corresponde con el digestivo. Propenso a sufrir psicosis maniaco-depresiva, diabetes, hipertensión. Tiene un carácter ciclotímido: cambios bruscos de humor (triste-alegre), activos, comunicativos, realistas…

- Escuela norteamericana: somatotipo, distingue también tres biotipos, dependiendo del grado de desarrollo de las tres capas embrionarias.

· Endomorfo: Vísceras digestivas pesadas y desarrolladas, se corresponde con el tipo digestivo. Su temperamento es viscerotónico: lento, glotón, sociable, cortés, amable…

· Mesomorfo: Desarrollo de estructuras somáticas (huesos, músculos y tejido conjuntivo), alto peso específico, duro, erecto, fuerte y resistente. Se corresponde con el tipo muscular. Su temperamento es somatotónico: firme, aventurero, enérgico, atlético, ambicioso…

· Ectomorfo: Frágil, lineal, chato de tórax y delicado; extremidades largas y delgadas, músculos pobres. Se corresponde con el tipo cerebral. Su temperamento es cerebrotónico: rígido, rápido, introvertido, aprensivo, controlado, asocial…

TEMA 2: OSTEOLOGÍA. El esqueleto se divide en dos partes: esqueleto axial, que incluye la columna vertebral, las costillas, el

esternón y la cabeza; y el esqueleto apendicular, que incluye las extremidades torácicas y abdominales.

Las funciones del esqueleto son:

· Aportar forma y movimiento al movimiento. · Proteger los órganos hasta cierto punto: cuando las fuerzas externas son mayores que las

que los huesos pueden soportar, éstos se quiebran. · Formación de células sanguíneas (glóbulos blancos, eritrocitos y plaquetas) en la médula

ósea. · Reserva de calcio y fósforo. Se regulan mediante hormonas calciotrópicas (homeostasis).

Con la edad se pierde calcificación y los huesos pierden masa y densidad, el cuerpo se va encorvando y la columna se dobla hasta que las costillas chocan con la cresta iliaca. Mediante un estudio de la densidad mineral ósea, se puede medir la cantidad de calcio y fósforo en los huesos.

Clasificación de los huesos:

· Largos: la longitud es mayor que el grosor y el espesor. Ejemplo: fémur, falanges, metatarsianos…

· Cortos: todas sus dimensiones son más o menos iguales. Ejemplo: vértebras, rótula… · Planos: una de sus dimensiones es muy pequeña con respecto de las otras dos. Ejemplo:

omóplato, costillas…

*Hueso sesamoideo: es u hueso que está en el espesor de un tendón. En las manos y los pies se encuentra junto a la articulación del pulgar.

Las extremidades de los huesos largos son epífisis, y el espacio entre las dos epífisis es la diáfisis. La clavícula es la cintura escapular, y tiene dos epífisis: una lateral y una distal, mientras que las epífisis de los huesos de las extremidades son medial y distal. Entre la epífisis y la diáfisis de los huesos largos hay un cartílago, el cartílago epifisario, que es el que permite el crecimiento. Tras los 18 años (en hombres) o 14 años (en mujeres) desaparece. Cuando los huesos se osifican, dejan de crecer.

Morfología externa:

· Tubérculo: elevación en la superficie del hueso que suele servir de anclaje a los tendones para tirar del hueso.

· Tuberosidad: elevación poco pronunciada de superficie rugosa al tacto. · Apófisis: elevación que destaca mucho en la superficie ósea. También se llama proceso. · Cresta: relieve lineal. · Cabeza: superficie externa (articular) · Cuello: parte estrecha que une una cabeza con el resto del cuerpo (diáfisis). · Cóndilo: superficie de forma ovoide (articular) · Escotadura: depresión en forma de escote.

· Surco: depresión en forma alargada. También se llama corredura. · Foramen: agujero u orificio. Plural: forámina. · Espina: relieve que termina en una punta fina. · Apófisis espinosa: saliente que poseen los arcos vertebrales, hacia abajo y hacia atrás. · Cavidad: depresión de forma redondeada. · Fisura: pérdida de tejido estrecha entre dos huesos o entre dos partes del mismo hueso

(hendidura).

Desarrollo de los huesos:

El desarrollo de los huesos consiste en una constante competencia entre su creación y su destrucción. La creación de los huesos la llevan a cabo unas células denominadas osteoblastos, que poseen capacidad de división, pero cuando quedan atrapadas en la matriz que ha creado ya no pueden dividirse y se denominan osteocitos; mientras que la destrucción la realizan los osteoclastos, formados en medio ácido, que propicia la fusión de varios monocitos procedentes de la sangre, por eso los osteoclastos son polinucleados.

La osificación puede producirse de dos maneras: osificación directa, en la que el tejido conectivo se osifica por depósito de sales de calcio y se transforma en un tejido duro (los huesos del cráneo y la clavícula se osifican así); u osificación indirecta, en la que la osificación se produce a través de cartílago, que sirve de molde para el depósito de sales de calcio.

Tipos de tejido óseo:

· Compacto: en la periferia de los huesos. Forma osteonas, que son unas estructuras en forma de tubos o anillos concéntricos en cuyo interior hay un conducto con vasos y nervios (conducto de Havers).

· Esponjoso: se encuentra en el interior del hueso. No forma osteonas sino trabéculas que siguen las líneas de fuerza del hueso. Deja una gran cantidad de huecos u ogivas en su interior, en los que aloja las células hematopoyéticas.

Exteriormente existe una capa de tejido conectivo que recibe el nombre de periostio, que se encarga de la nutrición y regeneración de los huesos; recubriendo internamente la cavidad de los huesos existe otra membrana similar llamada endostio.

Los huesos del cráneo poseen una estructura denominada díploe: una capa de tejido esponjoso recubierta por dos láminas de tejido compacto.

Vascularización e inervación.

Los huesos se nutren por medio de arterias que penetran en su interior por medio de orificios que hay en su superficie y que atraviesan el periostio. Se denominan orificios nutricios (foramen nutricio) y se distribuyen por todo el hueso. El agujero nutricio se encuentra generalmente en la diáfisis.

TEMA 3: ARTROLOGÍA.

- Clasificación de las articulaciones por su grado de movilidad: ·Sinartrosis: sin o con poca movilidad. Por ejemplo, las articulaciones del cráneo. · Diartrosis: con mucha capacidad de movimiento. Por ejemplo, las falanges de las manos.

Toda articulación presenta una contradicción: las que se mueven mucho presentan poca estabilidad y pueden sufrir luxaciones y esguinces, mientras que cuanta más estabilidad menos movilidad.

A lo largo de la evolución ha surgido un nuevo tejido, el fibrocartílago, que resuelve este dilema: presenta mucha movilidad a la vez que proporciona estabilidad para evitar luxaciones.

Las sinartrosis no presentan cavidad ni separación entre los huesos, se unen por tejido que suele ser fibrocartílago; las diartrosis sí presentan una discontinuidad entre los huesos.

- Tipos de SINARTROSIS por el tipo de tejido de unión: · Sindesmosis: tejido conectivo fibroso. También se puede llamar ligamento. Por ejemplo, el

ligamento radio-cubital. · Sutura: si el tejido fibroso es muy escaso (la separación entre los huesos es mínima). Por ejemplo

la sutura sagital del cráneo, entre los huesos parietales. A su vez se subdivide en: *Dentada: los huesos presentan una superficie con dientes. Por ejemplo la sutura sagital. * Escamosa: un hueso se superpone sobre otro. * Armónica: la articulación es una línea recta, como en los huesos de la nariz. * Esquindélesis: uno de los huesos presenta una cresta que encaja en el surco del hueso

adyacente. * Gónfosis: articulación que une el diente al alvéolo dental. Es un término que se utiliza en

odontología. · Sincondrosis, sínfisis o anfiartrosis: tejido cartilaginoso (fibrocartílago). La articulación no es

móvil. · Sinostosis: tejido óseo. Se forma en individuos mayores cuando se osifican las fisuras craneales, o

en el sacro a partir del primer año de edad.

- Tipos de DIATROSIS por sus grados de libertad (ejes de movimiento) · 1 grado de libertad o eje:

* Trocoide (giratoria): atlas y axis. * Gínglimo (troclear o en polea): articulación del tobillo.

· 2 grados de libertad o ejes: * Elipsoidea o condílea: en la mano, en la articulación de cúbito-radio-muñeca. No

permiten la rotación, sólo flexión / extensión y aproximación / separación. * Selar, encaje recíproco o en silla de montar: Una superficie es convexo-cóncava y la otra

cóncavo-convexa. · 3 grados de libertad o ejes:

* Esferoidea: existe una desproporción entre la cabeza de uno de los huesos y la cavidad del otro. Por ejemplo, la articulación del hombro.

* Enartroides: la articulación es proporcionada. Por ejemplo, el fémur en la pelvis.

- Articulaciones planas: son inclasificables. En ellas existe un deslizamiento entre las caras articulares de uno y otro hueso, como en las articulaciones cigapofisarias de las vértebras cervicales y torácicas. En las lumbares, la articulación es trocoide, ya que las caras articulares no son planas.

- Elementos de las articulaciones: * Superficies articulares. Son perfectamente lisas para favorecer el deslizamiento de un hueso

sobre otro. * Cartílago articular. Revisten las superficies articulares para evitar el calentamiento producido

por la fricción. Se denomina hialino para diferenciarlo del fibrocartílago, ya que en este caso no presenta fibras visibles.

* Cápsula articular. Manguito fibroso que cubre la articulación. Tiene refuerzos en determinados puntos llamados fascículos o ligamentos (sindesmosis) de refuerzo.

* Ligamentos o sindesmosis. Se encuentran por fuera de la cápsula uniendo los huesos a distancia. * (Membrana) sinovial. Reviste la cápsula por dentro y las superficies de hueso que no estén

recubiertas de cartílago. Se encuentra muy vascularizada e inervada. * Fibrocartílago: tres clases.

· Discos: fibrocartílago completo que se interpone entre dos huesos y forma dos cámaras articulares. No forman cartílago articular.

· Meniscos: disco incompleto que forma una sola cámara articular. Se encuentra en la rodilla.

· Rodete: forma un anillo. Se sitúa en los bordes de la cavidad articular para ampliarla.

- La vasularización e inervación se produce mediante círculos periarticulares. Los fibrocartílagos se nutren por difusión.

- Movimientos: * Flexión / Extensión. * Abdución o separación / Adución o aproximación. * Rotación interna / rotación externa. * Supinación / Pronación.

TEMA 4: GENERALIDADES DE MIOLOGÍA.

Los músculos constituyen los elementos activos del aparato locomotor. La miología estudia, por tanto, los músculos y sus anejos.

Los músculos son contráctiles: tienen la capacidad de aproximar sus extremos. Difieren entre sí en su estructura celular, su localización corporal, su función…

1.- Músculos voluntarios, estriados o esqueléticos. - Su contracción se encuentra bajo el control de la voluntad. - Presentan bandas regularmente espaciadas cuando se observan al microscopio óptico. - Se encuentran unidos al esqueleto la mayoría de ellos. - Presentan un color rojo oscuro. - Su contracción es rápida, vigorosa y breve, por lo que se fatigan con rapidez. - Se regeneran parcialmente si sufren una rotura.

2.- Músculos involuntarios, lisos o viscerales. - No están bajo el control de la voluntad. - No presentan estriación al microscopio óptico. - Se localizan en paredes de vísceras huecas y vasos sanguíneos. - Presentan un color rojo pálido. - Su contracción es lenta y continua, por lo que no se fatigan. - Se regeneran con facilidad.

3.- Músculo cardiaco. - Su contracción es independiente de la voluntad. - Presenta estrías. - Su contracción es vigorosa y rítmica. - No se regeneran si sufren una lesión.

La parte carnosa de un músculo se denomina vientre, y se une al hueso mediante un tendón.

- Unidad funcional del músculo: fibra muscular. - Un fascículo es un conjunto de fibras musculares. - Un músculo es un conjunto de fascículos de fibras musculares. - El endomisio es una lámina de tejido conjuntivo que envuelve cada fibra; el perimisio es otra lámina que

envuelve el fascículo completo; y el epimisio es la lámina que envuelve el músculo en su totalidad. A través de estas membranas se produce la vascularización e inervación de los músculos.

- La unidad motora y funcional está compuesta por la neurona de origen, las fibras motoras que posee esa neurona y las fibras musculares que inervan.

- El punto motor es el punto en el que el nervio penetra en el músculo para inervarlo. - La placa motora es la conexión entre el tejido nervioso y el tejido muscular. A cada fibra muscular le

corresponde una placa motora, pero cada nervio puede tener distinto número de placas motoras. - La inserción es la fijación de un músculo al hueso, cartílago, piel o fascia. - Al acercarse al punto de inserción, los músculos se transforman en tejido conjuntivo:

· Si es un músculo plano se transformará en una aponeurosis, que tiene forma de lámina.

1

· Si es un músculo normal, se transformará en un tendón, que es un haz denso de fibras. - Cada músculo presenta al menos dos inserciones en puntos diferentes:

· ORIGEN: hueso menos móvil al que se une un músculo. Punto fijo. · INSERCIÓN: hueso más móvil. Extremo móvil.

- En las extremidades el origen siempre es proximal, mientras que en el tronco el origen es el extremo más próximo al eje o plano medio sagital.

CONTRACCIÓN. - ISOMÉTRICA O ESTÁTICA: no varía su longitud mientras se contrae. Se utiliza para estabilizar articulaciones. - ISOTÓNICA: el músculo sí varía su longitud. Puede ser concéntrica (se acorta) o excéntrica (se alarga).

CLASIFICACIÓN DE MÚSCULOS POR SU ACCIÓN : - AGONISTA PRINCIPAL: músculo principal responsable del movimiento. - AGONISTAS SECUNDARIOS: ayudan en el movimiento principal. - ANTAGONISTAS: responsables de movimiento opuesto. - SINÉRGICOS: se contraen simultáneamente. - POSTURALES: mantienen una posición - ANTIGRAVITATORIOS: mantienen la posición en contra de la fuerza de la gravedad.

TONO MUSCULAR: - Es el estado de excitabilidad de un músculo en reposo. Está determinado por el sistema nervioso. - Un músculo desnervado no tiene tono muscular. - Una parálisis flácida supone que el músculo está atónico. - Una parálisis espástica supone que el músculo está hipertónico.

FUERZA MUSCULAR: - FUERZA TOTAL: suma de las fuerzas de cada fibra muscular por las que está compuesto un músculo. - Cuando dos músculos son del mismo tamaño, es más fuerte aquél que posea más fibras. - Cada músculo puede acortarse a la mitad de su longitud en reposo.

TRABAJO MUSCULAR: - ACCIÓN EXTERNA: el músculo desplaza el hueso al que está unido. - ACCIÓN INTERNA: mantienen los huesos en contacto e impiden luxaciones. Son los encargados de

mantener la postura.

PALANCAS: - 1º GÉNERO: el punto de apoyo o fulcro está en el centro de la palanca. La resistencia y la fuerza se sitúan

cada una a un lado. - 2º GÉNERO: la resistencia se coloca entre el fulcro y la fuerza. - 3º GÉNERO: la fuerza se coloca entre la resistencia y el fulcro.

MÚSCULOS SEGÚN SU FORMA E INSERCIÓN: - MÚSCULO LARGO Y FUSIFORME: la mayoría de los músculos son así. - MÚSCULO BÍCEPS: posee una inserción y dos orígenes, por lo que posee dos cabezas o vientres musculares. - MÚSCULOS DIGÁSTRICOS: también poseen dos vientres y una sola inserción tendinosa - MÚSCULO PENIFORME: posee tejido conjuntivo central y fibras oblicuas. Tiene forma de pluma

2

- MÚSCULO SERRATO: sus fibras se disponen como los dientes de una sierra. - MÚSCULO ANCHO: Se unen a través de aponeurosis. - MÚSCULOS DE INSERCIÓN TENDINOSA. - MÚSCULOS DE INSERCIÓN APONEURÓTICA: son músculos anchos. - MÚSCULOS DE INSERCIÓN CARNOSA O MÚSCULOS CUTÁNEOS: su inserción es en la piel. - MÚSCULO PLANO CON INTERSECCIONES APONEURÓTICAS (poligástricos): como el recto del abdomen. - Músculos de la región anterior del brazo. - Músculos de la región posterior del brazo. - Músculos de la región anterolateral del tronco. - Músculos de la región anterolateral del abdomen. - Músculos de la región anterolateral del cuello…

La intersección entre aponeurosis forma un rafe o sutura, como en el caso de la línea alba, que es una sutura entre las aponeurosis de los músculos oblicuos.

ANEXOS DE LOS MÚSCULOS: - BOLSAS SEROSAS: estructura o saco cerrado, tapizado de epitelio y lleno de líquido sinovial. Favorece el

movimiento eliminando rozamientos y fricciones. - VAINAS SINOVIALES O TENDINOSAS: recubren tendones. Están llenas de líquido sinovial. Se encuentran donde

los tendones pasan por debajo de ligamentos, retináculos o túneles osteofibrosos. - RETINÁCULO: refuerzo fibroso que realiza una sujeción de los tendones que pasan por una zona. A veces

adopta el nombre de los músculos implicados. - FASCIA: envoltorios de tejido conectivo colágeno. Aseguran la forma y posición de los músculos y

posibilita un deslizamiento relativamente libre de fricción de músculos o grupos musculares colindantes. - TABIQUES INTERMUSCULARES: crean compartimentos en los músculos. Salen de las fascias superficiales hacia

los huesos.

VASCULARIZACIÓN: - Cada vientre muscular recibe 1 o varias arterias, venas y vasos linfáticos y nervios. - PUNTO DE ACCESO: zona central del vientre o sus extremos. Suele estar en la cara profunda. - Los vasos se capilarizan y forman una red entre las fibras musculares. - Vascularización de tendones: escasa. Se produce desde el vientre muscular o por ramas directas de los

vasos que llegan al tendón. Alineadas con las fibras de material extracelular.

3

TEMA 5: SISTEMA CIRCULATORIO 1. INTRODUCCIÓN

El aparato circulatorio permite transportar los nutrientes y el oxígeno a todas las partes del organismo. Además, permite recoger y eliminar los desechos del metabolismo de las células. El sistema circulatorio se encarga de hacer circular la sangre por todas las partes del organismo. Hay tres elementos importantes en este sistema:

- Un motor o bomba que desplaza la sangre: el corazón. - Conductos que llevan sangre desde el corazón: vías eferentes o arterias. - Conductos que llevan la sangre hacia el corazón: vías aferentes o venas. - Y capilares que se sitúan entre las venas y las arterias de pequeño calibre

Las funciones del sistema circulatorio son: - Respiratoria: lleva oxígeno y nutrientes a los tejidos y recoge CO2 y los desechos metabólicos de las

células. - Termorreguladora: mantiene el calor de los órganos. - Regulador de la presión sanguínea: que marca la cantidad de líquido que circula por el interior de

los vasos. - Transporte: en la sangre se transportan medicamentos, hormonas y otro tipo de sustancias. - Defensiva: ya que hay células del sistema inmune.

2. DIVISIÓN Es sabido que el sistema circulatorio posee dos circuitos: - MENOR. La sangre sale del ventrículo derecho por la arteria pulmonar, se oxigena en los alvéolos

pulmonares y vuelve por las venas pulmonares a la aurícula izquierda. - MAYOR. La sangre sale del ventrículo izquierdo por la arteria aorta para ir al resto de los órganos y

regresa por las venas cavas hasta la aurícula derecha. Podemos decir también que existe un corazón derecho venoso, y un corazón izquierdo arterial. El derivación al sistema circulatorio existe el sistema linfático que trae desde los espacios

intersticiales de los tejidos, un líquido transparente denominado linfa, el cual contiene además células del sistema inmune y además el que procede del intestino transporta un líquido blanquecino con grasa, lo que le da un aspecto blanquecino, al que denominamos quilo. El sistema linfático desemboca en las venas del confluente yugulo-subclavio, como veremos más adelante en la lección correspondiente.

3. FILOGENIA Y ONTOGENIA Pasemos a considerar algunos aspectos referidos a la evolución de las especies y al desarrollo

embrionario del sistema circulatorio. El corazón de los peces es un órgano situado en posición craneal y ventral, inmediatamente caudal a

las branquias (que será la posición embrionaria del mamífero cercana a la faringe). Envuelto por un saco pericárdico, queda separado del hígado y de las demás vísceras peritoneales, por un tabique fibroso (primitivo septo transverso embrionario, futuro diafragma en mamíferos). El corazón de los peces recuerda al asa cardiaca embrionaria de los mamíferos. En él se describen un seno venoso, un solo atrio o aurícula, y un único ventrículo, que termina en el bulbo cardiaco, de donde parten las dos aortas ventrales que dan origen inmediatamente a las arterias branquiales aferentes (portadoras de sangre desoxigenada).

Al producirse el intercambio gaseoso en las branquias, los capilares con sangre rica en oxígeno se incorporarán a las arterias branquiales eferentes, que a través de las arterias epibranquiales buscan su desembocadura en la aorta dorsal, la cual distribuye dicha sangre por todo el organismo. La sangre venosa penetra en el corazón a través del seno venoso (que es la porción más caudal o inferior del corazón de los peces) recibe la sangre haciéndola pasar al atrio o aurícula; éste se contrae para dirigirla hacia el ventrículo, atravesando el orificio atrioventricular (válvula atrioventricular). El ventrículo se contrae y envía la sangre hacia el bulbo cardiaco, distribuyéndola hacia las aortas ventrales. Por lo tanto, toda la sangre que circula por el corazón es de tipo venoso (pobre en oxígeno) y lo hace por un solo tubo que tiene dilataciones. La sangre utilizada por los tejidos será devuelta a las venas que llegarán al seno venoso.

El corazón de los anfibios adultos posee tres cámaras, dos aurículas y un solo ventrículo. La que sale del ventrículo va, en parte a los pulmones y en parte al resto de los órganos.

El corazón de los reptiles posee cuatro cámaras, pareciéndose así a corazón tricameral de aves y mamíferos. Solo que los dos ventrículos, derecho e izquierdo poseen una comunicación por tener el tabique interventricular parcialmente formado.

El corazón de aves y mamíferos posee cuatro cámaras y en él la sangre del lado derecho no se comunica con la del lado izquierdo, siempre que el corazón no posea una malformación.

El desarrollo embrionario del corazón comienza al principio de la 3ª semana y se completa en la 8ª. Pero debido a que los pulmones no reciben aire hasta el nacimiento, la sangre deberá pasar del lado derecho al lado izquierdo por dos lugares, uno es el orificio de Botal (o foramen oval) situado en el tabique interauricular, y otro por el conducto arterioso entre la arteria pulmonar y la arteria aorta. No obstante estos dos orificios deberán cerrarse en el momento en el que el recién nacido comience a respirar, para así asegurar la independencia entre el lado derecho (corazón venoso) y el lado izquierdo (corazón arterial). Y por supuesto que antes habrá ocurrido la formación del tabique interventricular en su porción membranosa, por el cierre ventricular definitivo que es lo que no ocurre en el corazón de los anfibios.

4. SITUACIÓN En corazón se sitúa en el centro del tórax. Detrás del esternón, delante de la columna vertebral y a cada lado de los pulmones. Su eje de base a punta lleva una triple orientación, hacia abajo, adelante y a la izquierda, de tal modo que el latido de la punta o ápex lo podemos palpar a cuatro traveses de dedo por fuera del borde external izquierdo en el 5º espacio intercostal izquierdo.

Para entrar en el tórax hacemos una incisión medio-esternal y separamos este hueso por la mitad o bien cortamos en el cadáver las costillas a ambos lados. Entonces observaremos que el corazón posee un revestimiento fibroso en forma de saco denominado pericardio, que se sitúa a ambos lados de los pulmones, en un espacio al que llamaremos Mediastino.

Si retiramos el saco pericárdico observaremos la cara anterior o esternal del corazón. Si cortamos los grandes vasos que salen o llegan al corazón podemos extraer este órgano para su estudio. Los grandes vasos que hemos de cortar son:

1. La arteria aorta, formando un cayado sobre el bronquio principal izquierdo 2. El tronco de la arteria pulmonar 3. Las venas pulmonares derechas 4. Las venas pulmonares izquierdas 5. La vena ácigos mayor, que desemboca en la vena cava superior formando un cayado sobre el

bronquio principal derecho 6. La vena cava inferior o caudal que tiene su orificio cortado a nivel del diafragma.

5. MORFOLOGÍA EXTERNA Para su estudio el corazón posee cuatro caras, anterior (esternal), inferior (diafragmática), izquierda y

derecha. Esta última más bien es un borde que una verdadera cara. Además distinguimos una base que es superior, dirigida hacia la derecha y atrás; y una punta que ya hemos comentado que se dirige hacia delante abajo y a la izquierda.

Distinguimos claramente en su superficie un surco auriculo-ventricular muy visible en todas sus caras y un surco interventricular anterior y otro posterior, por que circulan vasos sanguíneos parcialmente ocultos en grasa.

En el también observamos en tronco de salida de la arteria pulmonar a nivel del ventrículo derecho, el de la aorta a nivel delo ventrículo izquierdo. Las venas pulmonares llegando por la cara posterior a la aurícula izquierda; y ambas cavas, craneal y caudal, llegando a la aurícula derecha.

6. CAVIDADES CARDÍACAS Son cuatro las cavidades del corazón: dos aurículas y dos ventrículos. Cada aurícula comunica con un

ventrículo, pero no comunican las aurículas entre sí, ni los ventrículos uno con otro. De cada ventrículo arranca un gran tronco arterial. En las aurículas desaguan las grandes venas. Del ventrículo izquierdo nace la arteria aorta; del derecho la pulmonar. Por la aorta corre sangre arterial; por la pulmonar, sangre venosa. En la, aurícula derecha desaguan las venas, cavas superior e inferior y el seno coronario; además de pequeñas

venas del corazón, en la aurícula izquierda desaguan las venas pulmonares. Éstas traen al corazón sangre arterial. Las venas que desaguan en la aurícula derecha traen sangre venosa. La sangre oxigenada arterial, procedente del pulmón llega al corazón por la aurícula izquierda, pasa al ventrículo de este lado y sale del corazón por la aorta hacia el cuerpo en general. La sangre venosa del cuerpo llega por las venas cavas a la aurícula derecha, pasa al ventrículo de este lado y sale del corazón por la arteria pulmonar para oxigenarse en el pulmón y volver por las venas pulmonares a la aurícula izquierda.

La sangre venosa desagua en la aurícula derecha para pasar a la circulación menor y vuelve oxigenada a la aurícula izquierda, de donde pasa al ventrículo izquierdo, y de allí al sistema de la aorta o circulación mayor. La sangre pasa de la circulación mayor, donde se transforma en venosa, a la circulación menor, donde se arterializa, se oxigena.

En el corazón derecho, aurícula y ventrículo hallamos sangre venosa; en el corazón izquierdo, aurícula y ventrículo, hay sangre arterial. El ventrículo derecho y la aurícula izquierda son las cavidades de la circulación menor; la aurícula derecha y el ventrículo izquierdo, de la circulación mayor. Las circulaciones se cruzan, sin mezclarse la sangre en el corazón.

Los sistemas de vasos que nacen de los ventrículos y son de circulación centrífuga al corazón son arterias. Los sistemas de vasos que llevan la sangre a las aurículas, de circulación centrípeta, son venas. No da el nombre de arteria o vena el contenido, sino el origen del sistema y su constitución. En la circulación mayor, las arterias llevan sangre arterial, y las venas, venosa; en la circulación menor es al contrario: las arterias llevan sangre venosa, y las venas, sangre arterial.

De una u otra circulación, las arterias tienen la pared más gruesa que las venas, tienen tejido elástico y muscular liso; las venas, de pared delgada, tienen poco tejido elástico y muscular liso. Las arterias son retractiles y contráctiles; las venas se dejan dilatar fácilmente, tienen poca retractilidad y contractilidad. Por la constitución de su pared, las arterias quedan abiertas, si se las secciona transversalmente; las venas se aplastan. Las arterias en el vivo pulsan, se dilatan y contraen por la oleada de sangre originada por la contracción ventricular; las venas no pulsan, o sólo poco y cerca de su desagüe en las aurículas.

En resumen, arterias son las de los sistemas de origen ventricular, de pared gruesa, y quedan abiertas a la sección transversal, tienen abundantes fascículos elásticos y musculares lisos. En el vivo pulsan; las de la circulación mayor llevan sangre arterial.

Las venas, anatómicamente, pertenecen a los sistemas que llevan la sangre a las aurículas; de pared delgada, se aplastan al corte transversal; en la circulación mayor llevan sangre venosa; en la menor, arterial; no pulsan, o muy poco y sólo en los grandes troncos. Las venas tienen válvulas que dejan pasar la sangre hacia el corazón pero no en sentido contrario.

CAVIDADES DE LAS AURÍCULAS Son globulosas, separadas por el tabique interauricular. De paredes más lisas que las de los

ventrículos; sólo tienen columnas de tercer orden. Se estrechan adelante en las orejuelas, en las que las paredes tienen más columnas de tercer orden. En cada aurícula hay orificios venosos que si tienen válvulas, son incompletas, y además el ya conocido orificio aurículo-ventricular.

A.- Aurícula derecha. La cavidad es globulosa, con una prolongación derecha, la orejuela de este lado, como corresponde a

su forma externa. El tabique interauricular la separa de la del lado opuesto. Se distinguen en esta cavidad dos partes, interna o venosa y externa, separadas por la línea que se

marca en el exterior por surco terminal. La interna es donde desembocan las grandes venas y es lisa; la externa tiene prominencias carnosas de tercer orden, los músculos pectinados, que corren de arriba abajo. En la orejuela no se disponen con regularidad y son abundantes.

En la parte venosa, en lo más culminante de la aurícula. Desagua la vena cava superior; debajo y atrás, la vena cava inferior. Por dentro y debajo de ésta, junto al tabique, el seno coronario. La vena cava superior no tiene válvula. La vena cava inferior tiene la de Eustaquio. De forma semilunar contornea por delante el orificio venoso. La extremidad externa se une al orificio venoso por fuera de éste; la interna llega al tabique por debajo del rodete de Vieussens, pero es muy incompleta. La sangre de la vena cava pasa libremente a la aurícula y puede retroceder sin que lo impida la válvula. El seno coronario tiene una válvula pero también incompleta, la de Tebesio; contornea por delante el agujero de este seno.

Por delante, esta aurícula, por medio de la válvula tricúspide del orificio aurículo-ventricular comunica con el ventrículo de su lado.

B.- Aurícula izquierda. También globulosa, se prolonga adelante y a la izquierda con la orejuela de este lado, más pequeña que la derecha. En la cara posterior de esta aurícula desaguan las cuatro venas pulmonares: dos internas, junto al tabique, una superior y otra inferior, y las otras dos más afuera, también una arriba y otra abajo. No tienen válvulas. Por delante, por el agujero aurículo-ventricular, con la válvula mitral, comunica con el ventrículo de su lado.

TABIQUE INTERAURICULAR Por delante, entre los orificios aurículo-ventriculares, se continúa con el interventricular; por detrás

corresponde al surco interauricular. La cara derecha, la de la aurícula de este lado, se hunde en la fosa oval, limitada arriba, adelante y abajo por el anillo, mejor rodete de Vieussens, en cuya parte inferior termina la válvula de Eustaquio. En su parte anteroinferior, inmediatamente detrás del rodete, se hunde una grieta, es el vestigio del agujero de Botal, que estudiaremos en el desarrollo del corazón. Mediante este agujero se comunican en el feto las dos aurículas entre sí; en el adulto puede persistir en forma de pequeña hendidura, que en nada impide el buen funcionamiento del corazón. La cara izquierda del tabique interauricular es lisa o ligeramente hundida al nivel de la fosa oval de la aurícula derecha.

CAVIDAD DE LOS VENTRÍCULOS Las paredes de estas cavidades se caracterizan por tener unas elevaciones carnosas, las columnas

carnosas. Son éstas de tres órdenes: las de primero o músculos papilares hacen prominencia cilindroide en la cavidad ventricular; por un extremo se unen a la pared, y en el otro extremo, libre. Se insertan las cuerdas tendinosas, fibrosas, que por su otro extremo se fijan en las válvulas auriculo-ventriculares. Las cuerdas tendinosas son, a su vez, de tres órdenes: las de primer orden van a tomar inserción en el origen de la válvula, en el orificio auriculo-ventricular; las del segundo orden se insertan en la cara externa de la válvula; las de tercer orden, en el borde. Los músculos papilares o columnas carnosas de primer orden, por las cuerdas tendinosas, fibrosas, se unen a las válvulas aurículo-ventriculares. Las columnas carnosas de segundo orden, por sus dos extremos se unen a la pared ventricular, forman como puentes, teniendo aún en su trayecto pequeños fascículos que también las unen a la pared. Las columnas carnosas de tercer orden forman prominencia en la cavidad ventricular, pero sin separarse de la pared. En la punta de los ventrículos forman las columnas de segundo y tercer orden, por su abundancia y entrelazamiento, el denominado laberinto ventricular.

Cada ventrículo tiene dos orificios: el auricular y el arterial. Los dos en la base.

Orificios aurículo-ventriculares. Sus válvulas. Los orificios auriculo-ventriculares comunican las aurículas con los ventrículos, cada aurícula con el

ventrículo de su lado. Los encontramos en la base ventricular, dirigidos hacia atrás, un poco arriba y a la derecha. Cada orificio tiene su válvula auriculo-ventricular, que permite el paso de la sangre de la aurícula al ventrículo, pero no al revés. Son estas válvulas formaciones membranosas con forma de embudo. El borde ancho se une al orificio, el estrecho hace prominencia en la cavidad ventricular. A su borde libre y cara exterior se le unen las cuerdas tendinosas de los músculos papilares. Las válvulas se dividen en valvas.

Orificios arteriales. Sus válvulas. También en la base de cada ventrículo existe un orificio arterial, por donde sale la sangre del corazón.

Se sitúa por delante del aurículo-ventricular; luego precisaremos más. Tienen válvulas que dejan pasar la sangre del ventrículo a la arteria, pero no en sentido contrario. Se denominan válvulas sigmoideas. Hay tres para la arteria pulmonar y otras tres para la aorta. Sigmoideas por tener forma semilunar; por un borde se unen al orificio arterial; el otro es libre y cóncavo. Una cara parietal, la que mira a la pared arterial, es cóncava; convexa, la que mira a la luz vascular. Así se dice, y es buena comparación, que serían tres válvulas en forma de nido de golondrina fijadas al orificio arterial. En el centro del borde libre tienen un pequeño nódulo fibroso.

A.- Ventrículo derecho. Es la parte inferior y derecha del corazón. Tiene tres caras, tres bordes, base y vértice. Las caras son

anterosuperior, posteroinferior e interna. La cara anterosuperior, cóncava corresponde a la cara esterno- costal de la parte ventricular; en ella se eleva el músculo papilar anterior (pilar anterior). La posteroinferior, también cóncava, corresponde a la cara diafragmática de la parte ventricular; en ella se eleva el músculo papilar posterior (pilar posterior). La cara interna o septal es convexa y está formada por el tabique interventricular. A ella van a fijarse cuerdecillas tendinosas. La base se dirige atrás y a la derecha; hallamos aquí el orificio aurículoventricular de este lado con la válvula tricúspide.

Tiene esta válvula tres partes, tres valvas: cada una corresponde a una cara ventricular. Una es anterior, otra posterior y otra interna. La valva anterior recibe las cuerdecillas tendinosas del pilar anterior. La valva posterior recibe las cuerdecillas tendinosas del pilar posterior. La valva interna recibe las cuerdecillas tendinosas del tabique; se fijan en éste directamente o por pequeños músculos papilares. En el ventrículo derecho, cada valva de la válvula auriculoventricular tiene sus cuerdecillas propias; el músculo papilar anterior fija la valva anterior; el músculo papilar posterior, la valva posterior; la valva interna manda sus cuerdecillas tendinosas al tabique, donde se fijan directamente o elevan pequeños músculos papilares.

Delante y por dentro del orificio aurículo-ventricular nace de este ventrículo la arteria pulmonar. Forma el ventrículo una prolongación conoidea, el infundíbulum de la arteria pulmonar, de cuya parte culminante arranca esta arteria. El infundíbulum se dirige arriba, atrás y a la izquierda iniciando la dirección un poco espiral del tronco de la arteria.

Tiene el orificio arterial sus válvulas sigmoideas; son tres: anterior, posteroexterna y posterointerna; el nódulo fibroso, que cada una tiene en su borde libre, se denomina nódulo de Morgagni.

De la parte interna de la base del infundíbulum arranca un pequeño músculo papilar, denominado músculo del cono arterial o del infundíbulum. Manda sus cuerdas tendinosas a la valva anterior, y aun alguna a la valva interna; es una formación constante, falta rara vez.

De debajo de este músculo papilar del tabique, arranca una columna carnosa de segundo orden; es la banda moderadora o fascículo ansiforme, en forma de asa; corre abajo por el tabique, al que luego abandona, arqueándose adelante, tendida en la cara anterior del ventrículo, en la base del músculo papilar anterior; une, por tanto, el tabique, la cara interna del ventrículo, con la cara anterior, de donde arranca el músculo papilar anterior. Al pasar del tabique a la cara anterior, manda pequeñas prolongaciones al laberinto ventricular.

El vértice del ventrículo derecho queda ocupado por gran cantidad de columnas de segundo y tercer orden entrelazadas, toma aspecto esponjoso y es el laberinto ventricular.

B.- Ventrículo izquierdo. Aplanado de fuera adentro se le consideran dos caras, dos bordes, base y vértice. De las caras una es

externa, corresponde a la cara izquierda de la masa ventricular. Es cóncava. La interna, también cóncava, es septal, la del tabique. Un borde ancho, anterior cóncavo, es el que

corresponde a la cara anterior esterno-costal de la masa ventricular. El borde posterior, también cóncavo, corresponde a la cara diafragmática de la masa ventricular.

Se elevan en este ventrículo dos músculos papilares, anterior y posterior, que corresponden y toman inserción en los bordes ventriculares. El anterior es cilindroide; el posterior forma un surco donde encaja el anterior. Los dos mandan cuerdas tendinosas a ambas valvas de la válvula mitral.

En la base de este ventrículo hay dos agujeros: el aurículoventricular y el de la aorta. El primero tiene la válvula mitral, dividida en dos valvas, interna y externa, o sea de la misma orientación que las caras ventriculares. Ambas reciben cuerdecillas de los dos músculos papilares; de esta manera se sujetan mejor. En el ventrículo derecho, cada valva de la tricúspide tiene un músculo papilar; en el izquierdo, ambos músculos papilares amarran las dos valvas; no cabe duda que esto da más fuerza al cierre de la válvula mitral.

Hagamos notar que la valva interna de la mitral no recibe más que cuerdas tendinosas de tercer orden; las del borde, la cara interna o septal de esta valva, es lisa.

El orificio aórtico del ventrículo izquierdo se sitúa en la base de éste, por delante y dentro del aurículo-ventricular. Tiene tres válvulas sigmoideas: una posterior y dos anteriores, interna y externa. Tiene cada una en su borde libre un pequeño nódulo fibroso, denominado de Arancio.

La sangre sale del ventrículo entre el tabique y la valva interna de la mitral; por eso ésta tiene su cara septal lisa, no tiene cuerdas tendinosas de primero ni de segundo orden.

El vértice tiene, como el derecho, laberinto, formado por columnas carnosas de segundo y tercer orden, menos abundantes que en el ventrículo derecho.

TABIQUE INTERVENTRICULAR. Separa los ventrículos entre sí. Dada la forma ventricular, es una lámina triangular. El borde anterior

corresponde al surco interventricular anterior; el posterior, al interventricular posterior. La cara izquierda es cóncava, amplifica el ventrículo de este lado; la derecha es convexa, disminuye la cavidad ventricular. El vértice se pierde en el laberinto ventricular de ambos lados a la derecha del vértice del corazón, formado por el ventrículo izquierdo.

La base llega, entre los orificios aurículo-ventriculares al nivel del tabique interauricular. Aquí tiene una parte pequeña de unos 25 milímetros cuadrados, de forma oval o triangular, traslúcida; es membranosa; en el resto, carnosa.

La inserción de la valva interna de la tricúspide cruza esta porción membranosa del tabique: así que por la derecha hay una parte membranosa por encima y otra por debajo de la valva de la tricúspide. Por la izquierda, la valva interna de la mitral se inserta por encima de la porción membranosa del tabique.

7. ARTERIAS CORONARIAS Son dos, derecha e izquierda. La coronaria izquierda nace del origen de la aorta, a nivel y por encima

de la válvula sigmoidea anterior e izquierda. Se dirige adelante para pasar entre el infundibulum de la pulmonar y la orejuela izquierda, baja luego por el surco interventricular anterior, para pasar, rodeando la punta ventricular, al surco interventricular posterior, donde acaba. Da pequeñas ramas a la aurícula y orejuela izquierdas, otra rama hacia el infundíbulum de la pulmonar (rama del cono arterial) y otra hacia el nódulo sinoauricular (rama sinuatrial o sinoauricular).

La rama circunfleja discurre por el surco auriculoventricular, rodeando, por la izquierda al corazón. Llega a la cara diafragmática para finalizar cerca del surco auriculoventricular posterior, donde se anastomosa con la otra coronaria, la derecha. Va dando ramas ascendentes para la aurícula izquierda, y descendentes para el ventrículo izquierdo, una de estas, inconstante pero gruesa baja por la cara izquierda del corazón (rama posterior del ventrículo izquierdo).

Al descender la coronaria izquierda por el surco interventricular anterior, da ramas a los ventrículos y ramas septales que penetran en profundidad por el tabique interventricular que se anastomosan con las de la coronaria derecha.

La arteria coronaria derecha nace de la aorta a nivel o por encima de la válvula sigmoidea anterior derecha. Se dirige adelante, pasa entre el infundibulum y la orejuela derecha, discurre luego por la parte derecha del surco auriculoventricular para llegar a la cara diafragmática del corazón. Al llegar a la extremidad superior del surco interventricular posterior, cambia de dirección para seguir por este surco hasta cerca de la punta, donde se anastomosa con la coronaria izquierda. A nivel de la orejuela derecha da la rama del cono arterial, simétricamente a la del otro lado con ese nombre. A este nivel también sale la rama del nódulo sinoauricular, que dirigiéndose hacia la cava superior irriga el nódulo sinoatrial o (sinoauricular). Da una gruesa rama que discurre por el borde derecho, es la rama marginal derecha, hasta cerca de la punta. Al bajar por el surco interventricular posterior da ramas para los ventrículos y para el tabique.

El nódulo auriculoventricular del sistema de conducción cardíaco recibe sangre de ambas coronarias. Se crean el corazón dos círculos arteriales:

• Uno aurículoventricular, formado por la circunfleja de la coronaria izquierda y el trayecto en el surco auriculoventricular de la coronaria derecha.

• Y otro ventricular formado por el trayecto en el surco interventricular anterior y posterior de ambas coronarias que se anastomosan. Las venas del corazón discurren con las arterias y todas forman un grueso colector denominado seno

coronario que se sitúa en el surco auriculoventricular de la cara inferior del corazón.

8. SISTEMA CARDIONECTOR

El músculo cardíaco posee un automatismo en sus fibras, es decir que estas se contraen, acortando su longitud, de manera rítmica y automática desde el día 28 de vida embrionaria en la especie humana. Las fibras musculares que forman este Sistema cardionector (nectere=anudar) son fibras especiales, de citoplasma más claros, mas grandes por donde la contracción cardíaca discurre preferentemente.

Sus puntos de localización constituyen centro o agrupamientos de estas fibras y son los siguientes: 1. Nódulo SINUSAL. Situado a nivel de la desembocadura de la vena cava superior en la

aurícula derecha. Es el lugar donde se origina la contracción cardíaca mediante la sístole auricular. También se le llama marcapasos cardíaco y al ritmo normal que origina, en clínica, se le denomina ritmo sinusal.

2. HACES INTERNODALES. Discurren por las paredes de las aurículas y llevan el estímulo bioeléctrico desde el nódulo sinusal al siguiente componente del sistema.

3. Nódulo AURICULOVENTRICULAR. Situado a nivel de la pared interauricular de la aurícula derecha, junto al orificio de desembocadura del seno coronario, cerca también del orificio de la cava caudal.

4. HAZ DE HIS. Discurre por el tabique aurículoventricular y por en tabique interventricular, dividiéndose en dos ramas.

5. RAMAS DERECHA E IZQUIERDA DEL HAZ DE HIS. Cada rama se dirige a su ventrículo correspondiente y en el formaran ramificaciones en sus paredes.

6. RED DE PURKINJE. Son las ramificaciones en las paredes de los ventrículos. Se comprende así que la contracción comienzan por las aurículas (onda P del electrocardiograma), se

dirige después por las paredes de las aurículas hasta alcanzar el nódulo auriculoventricular (complejo QRS del electrocardiograma) y después las fibras se repolarizan volviendo a su condición inicial (onda T del electrocardiograma).

Los nervios del sistema nervioso autónomo, simpático (acelerador) y parasimpático (frenador) actúan sobre el marcapasos cardíaco, el nódulo sinusal. Produciendo taquicardia o bradicardia.

9. TÉCNICAS DE EXPLORACIÓN. Las técnicas más utilizadas para la exploración cardíaca son la inspección, palpación, auscultación,

medida de la Tensión arterial, toma del pulso para medir su ritmo e intensidad, E.C.G. (Electrocardiograma) y ecocardiografía.

10. VASOS SANGUÍNEOS Las arterias son vasos que transportan la sangre que se alejan del corazón. Su diámetro va disminuyendo paulatinamente según se alejan del corazón hasta formar las arteriolas y, después, los capilares. Los capilares son vasos microscópicos cuyas paredes están fenestradas, gracias a lo que se lleva a cabo el intercambio de materiales entre la sangre y los tejidos. Los desechos recogidos, se transportan en las venas, que resultan de la unión de capilares de recolección. Las venas se van formando por la unión de pequeños vasos y se van haciendo cada vez más grandes.

La estructura de todos los vasos del sistema circulatorio consiste en tres capas o túnicas. Dependiendo del grosor del vaso las túnicas serán diferentes.

- Túnica interna o endotelio: contiene una capa de endotelio, una membrana basal y una membrana elástica interna. - Túnica media o mesotelio: hay una membrana elástica y fibras musculares lisas. - Túnica externa o adventicia: en la que suele haber vasos, lo que se denomina vasa vasorum (los vasos en la túnica externa) para mantener la estructura de la pared y a las células en buen estado. Todos los vasos tienen estas túnicas, pero el grosor de cada una varía de unos vasos a otros. Las

arterias poseen gruesas capas musculares lisas dispuestas unas sobre otras. Clasificación de las arterias según la composición de la capa media

- Arterias elásticas o de conducción: son las de mayor calibre, las que salen del corazón (aorta, pulmonar y ramas que salen de la aorta, así como las ramas del cayado). La capa media se caracteriza por tener muchas fibras elásticas. - Arterias musculares o de distribución: son aquellas arterias de tamaño intermedio. Tienen fibras musculares y pueden dar el tono o las pulsaciones. Distribuyen la sangre por todos los tejidos - Arteriolas: son de un calibre muy pequeño, casi microscópico. Llevan la sangre a los capilares.

Las arterias se pueden unir a otras arterias, formando lo que se denomina anastomosis arteriales. Estas anastomosis facilitan la irrigación a todas las partes del cuerpo en caso de que se produzca un trombo, ya que garantizan una vía alternativa de enviar la sangre. Ramas colaterales y ramas terminales de una arteria:

Una arteria se va ramificando, y a medida que se forman esas ramificaciones, va desapareciendo la arteria, ya que se va haciendo más delgada. Esas son las ramas colaterales. Cuando la arteria se va dividiendo en ramas cada vez más delgadas se forman ramas colaterales. Se distinguen ramas colaterales de un tejido o de distribución. Ramas colaterales son aquellas que van formándose partiendo de la arteria principal y van provocando su progresivo estrecha-miento y desaparición, mientras que las ramas terminales son aquellas que, con su aparición producen la desaparición abrupta de la arteria principal. Generalidades de las venas

Las venas recogen los desechos y los llevan al corazón. También tienen tres capas. En las venas de mediano calibre, la capa íntima forma unos pliegues hacia la luz del vaso, que se conocen como válvulas venosas. Se abren y se cierran de modo que impiden que la sangre pueda volver hacia atrás. Esto es así porque tienen muchas menos fibras musculares y, por tanto, menos elasticidad que las arterias. Las válvulas son una respuesta al hecho de que la sangre, que tiende a ir a favor de la gravedad, debe ir en sentido contrario a ésta para retornar al corazón, por lo que tiene que haber una estructura que impida que la sangre vaya en sentido contrario del que debe llevar. Las válvulas son muy abundantes en aquellas venas que llevan dirección antigravitatoria. Sin embargo no existen nunca válvulas venosas en los senos de la duramadre (vasos del cráneo) ni en la cava superior, porta o venas renales. En las grandes venas, la capa adventicia posee células musculares lisas y tiene mayor grosor que el de la capa media.

En general el árbol venoso se corresponde con el arterial, las venas siguen el trayecto de las arterias, aunque hay excepciones: en determinadas zonas, como las extremidades, cada arteria va acompañada de dos venas. Las anastomosis entre las venas son muy frecuentes, mucho más que entre arterias, y las venas tienen las paredes mucho más distensibles que las arterias y son más numerosas, por lo que dos tercios de la volemia del cuerpo se encuentran en el tronco venoso. Las redes que se forman al juntarse varias venas se denominan plexos venosos.

En ciertos territorios venosos no existe un sistema arterial paralelo. La sangre de la parte posterior del tronco y las vísceras torácicas excepto el corazón, desemboca en el sistema ácigos, que finaliza en la vena cava craneal.

En las extremidades existen dos tipos de drenaje venoso distintos: un sistema superficial y un sistema venoso profundo. La red profunda está constituida por venas satélites de las arterias, mientras que la red superficial forma una red venosa sin correlación arterial. Ambos sistemas están unidos por vías perforantes que atraviesan las fascias. Los senos de la duramadre también adoptan una disposición especial sin paralelismo arterial.

Hay lugares en los que una vena grande se va deshaciendo hasta que forma pequeños capilares, que se vuelven a unir de nuevo para formar otra vena, formando lo que se llama sistema porta. Hay dos sistemas porta en el organismo: el sistema porta hepático y el sistema porta hipofisario. Flujo venoso:

El flujo venoso es posible porque las venas poseen válvulas que lo permiten. Cuando se produce el pulso de la arteria, favorece el flujo hacia arriba de las venas adyacentes a ella. Además, los músculos que hay cercanos a las venas, al contraerse, comprimen la vena y hacen que ascienda el flujo.

TEMA 6. SISTEMA NERVIOSO

1. Introducción El sistema nervioso es el conjunto de estructuras anatómicas que controlan y gobiernan la

adaptación de los individuos a los cambios del entorno. Las unidades celulares del Sistema Nervioso son de dos tipos:

- Neuronas o células excitables, que pueden transmitir su impulso a lo largo del axón a otras neuronas.

- Células de la glia o neuroglia: tales como, por ejemplo, las células de Schwann capaces de formar vainas de mielina alrededor de los axones neuronales. Los astrocitos, que permiten la conexión con vasos sanguíneos para que la neurona esté nutrida y oxigenada. Las células de microglía y oligodendrocitos, que contribuyen al buen funcionamiento del sistema nervioso.

2. División del sistema nervioso El sistema nervioso se puede dividir de varias formas. Si lo hacemos por su ubicación, lo dividimos en

un Sistema Nervioso Central y un Sistema Nervioso Periférico. El central está dentro de envolturas óseas, mientras que el periférico está fuera de ellas.

También se puede clasificar al Sistema Nervioso por su función, dando lugar a un Sistema Nervioso Somático (SNS), que engloba al central y al periférico, y es el encargado de la vida de relación con el entorno natural en el que el indivíduo vive; y un Sistema Nervioso Autónomo (SNA) o vegetativo, que es el que entra a formar parte en las funciones automáticas del control visceral, como el latido del corazón, la respiración y los movimientos de las vísceras del tubo digestivo.

El sistema nervioso autónomo tiene un eferente (o comando) simpático, que en general es activador, y que sale de él y controla estructuras como el ojo, las glándulas, el corazón, el hígado, etc. El sistema nervioso autónomo eferente simpático tiene una parte dentro del SNC y otra fuera.

Hay otro eferente o comando, denominado parasimpático, que se encarga de otras funciones (inhibidor para unas vísceras y activador para otras), complementando al simpático. También tiene una parte central, pero los nervios que lo controlan salen de zonas del tronco del encéfalo a través de algunos nervios craneales y de regiones o porciones sacras de la médula espinal.

3. Componentes del sistema nervioso central En el interior del conducto vertebral o raquídeo se encuentra la médula espinal, que termina

superiormente a la altura del diente del axis, y por lo tanto del arco anterior del atlas. Hacia arriba se continúa con la porción del encéfalo que denominaremos tallo cerebral o tronco del encéfalo.

El encéfalo tiene tres partes, y se encuentra en el interior del cráneo, consta del tronco o tallo del encéfalo, del cerebelo y del cerebro.

3.1. Estructura del SNC En el interior de la médula espinal se encuentra la sustancia gris, constituida por cuerpos o somas

de neuronas. Se agrupan formando núcleos, donde llega, se elabora y sale la información nerviosa. La sustancia blanca queda por fuera de la sustancia gris, y está constituida de axones mielinizados (la mielina da el color blanquecino). Esta sustancia blanca forma cordones o fascículos de fibras nerviosas, que representan las vías de comunicación.

En el tronco o tallo encefálico, la distribución de núcleos y fascículos sigue siendo casi la misma que en la médula, pero ya no se agrupan formando una imagen con forma de H, sino que lo hacen de distintas formas: ora abiertas por detrás, o bien agrupadas ordenadamente en centros separados por las fibras de los fascículos de sustancia blanca.

Se requiere comentar que en el interior del sistema nervioso central siempre hay un conducto o tubo neural, que se forma en el embrión por plegamiento y cierre posterior del surco neural. Surco que se forma en la capa del ectodermo embrionario, la porción en contacto con el líquido amniótico.

En el cerebelo la sustancia gris está fuera y la sustancia blanca está en el interior. En el cerebro, igualmente, la sustancia gris forma por fuera el córtex o corteza cerebral, y en el interior se sitúa la sustancia blanca; aunque es necesario recalcar que dentro de la sustancia blanca del cerebro y del cerebelo hay también nucleos grises con funciones específicas bien conocidas.

El córtex cerebral posee un conjunto de capas de grupos neuronales organizados por estratos o pisos (unos de emisión de información, otros de recepción; y otros de relación), que actúan de forma ordenada y organizada, en funciones que comentaremos en lecciones posteriores.

3.2. Envolturas del SNC Hay una serie de capas que protegen al sistema nervioso central, que son las meninges y se

encuentran entre el SNC y el hueso. La más próxima al hueso se llama duramadre, más hacia el interior está la aracnoides, que tiene forma de tela de araña; y la más cercana al sistema nervioso, bien pegada a él se denomina piamadre y es la que le aporta los vasos sanguíneos.

La duramadre es de estructura fuerte y tendinosa que no se rompe con facilidad (paquimeninge), al contrario que aracnoides y la piamadre (leptomeninges). Entre estas capas hay ciertos espacios. El que está encima de la duramadre, y por lo tanto debajo se denomina espacio epidural, el que está debajo de la duramadre se denomina espacio subdural, y bajo la aracnoides está el espacio subaracnoideo, en el que se encuentra el líquido cefalorraquídeo (LCR). Del espacio subaracnoideo se puede extraer LCR para su análisis. El espacio subaracnoideo es real, los otros son virtuales y solo se hacen reales si un hematoma se forma entre ellos al recibir un traumatismo.

4. Sistema nervioso periférico Forma los nervios. Se divide en dos grupos: Nervios Espinales, que salen por los agujeros de

conjunción intervertebrales, y los Nervios Craneales, que salen por orificios del cráneo. Los nervios espinales son 31 pares, ya que hay un nervio de cada tipo a cada lado de la columna,

derechos e izquierdos. Se numeran de arriba abajo. Hay ocho nervios espinales cervicales, ya que el primero sale entre el occipital y atlas; doce torácicos; cinco lumbares; cinco sacros; y un coccígeo, que se encarga del control de los esfínteres y la erección. Por tanto, la médula estará formada por 31 segmentos medulares. De cada segmento medular sale, a cada lado, un nervio espinal. Los nervios craneales son 12:

I. Olfatorio: el más joven, ya que el olfato es el sentido que ha aparecido más reciente en la evolución de las especies.

II. Óptico. Transmite la sensación visual al córtex cerebral. III. Oculomotor o motor ocular común (MOC). Controla determinados músculos del ojo y reduce el

diámetro de la pupila. IV. Troclear (patético): o motor ocular interno (MOI), dirige el ojo hacia dentro. V. Trigémino: Tiene tres ramas: Oftámico, Maxilar y Mandibular. VI. Abducens o motor ocular externo (MOE): dirige el ojo hacia afuera. VII. Facial. Controla la músculatura de lacara. Recoge la sensibilidad del conducto auditivo y el

sentido del gusto para los sabores dulce y salado. VIII. Vestíbulococlear o auditivo: tiene como funciones la audición y el control del equilibrio. IX. Glosofaríngeo: controla musculatura y sensibilidad de la faringe. Y recoge en la lengua el sentido

del gusto para los sabores agrio y amargo. X. Vago o neumogástrico: dos de sus ramas (nervios laringeos) controlan los músculos de las cuerdas

vocales. Llega hasta la pelvis y controla, además las vísceras digestivas y las del aparato genital en la pelvis. XI. Accesorio o espinal. Regula la contracción del esternocleiomastoideo y del músculo trapecio. XII. Hipogloso. Controla la musculatura de la lengua.

Componentes de los nervios espinales

Un nervio espinal se forma por dos raíces, una raíz anterior, que es motora, por la que sale la información de la médula, y una raíz posterior sensitiva, que suele ser más gruesa que la anterior y tiene un abultamiento, al que denominamos ganglio espinal. Por la raíz posterior entra la información a la médula espinal. Estas ramas se unen antes de salir del conducto vertebral (raquídeo) y una vez fuera se divide nuevamente en dos ramas, una rama anterior, que suele ser más gruesa, y una rama posterior. La rama anterior inerva toda la parte anterior y lateral del tronco y extremidades. La rama posterior inerva únicamente un estrecho y longitudinal espacio dorsal de musculatura y piel de la espalda, por ello son más finas, ya que poseen menos territoio de inervación. Las ramas son mixtas: tienen una parte motora y una sensitiva. Las ramas posteriores no forman plexos, no se unen entre sí, suelen ser independientes, aunque hay excepciones. Las ramas anteriores sí formaran los plexos nerviosos,cervical, braquial, lumbar, sacro y coccígeo. Envolturas fibrosas de los nervios.

Los nervios sean craneales o espinales poseen envolturas fibrosas. Unas pocas fibras nerviosas están rodeadas de una capa delgada fibrosa denominada endoneuro. Las agrupaciones de fascículos quedan envueltas por perineuro, y la envoltura que tiene todo el nervio alrededor es el epineuro. Estas envolturas son de tejido conjuntivo fibroso.

5. División funcional del Sistema Nervioso. Por su función ya hemos divido al sistema nervioso en somático (SNS) y autónomo (SNA). El

somático (SNS) tiene vías motoras, que poseen 2 neuronas conectadas por una sinapsis. Y vías sentitivas, que están formadas por cuatro neuronas interconectadas por tres uniones sinápticas. En lecciones posteriores estudiaremos la localización de estas neuronas en los centros correspondientes, así como los fascículos de fibras que constituyen las vías nerviosas.

El autónomo (SNA) en su eferente simpático posee dos neuronas. La denominada neurona preganglionar o1ª neurona que se localiza en los núcleos simpáticos del asta lateral de la médula espinal en los segmentos torácicos y lumbares (de T1 a L2). La segunda neurona motora de este sistema, o neurona posganglionar, se ubica en los ganglios de la cadena simpática paravertebral, los cuales están a cada lado de los cuerpos vertebrales de la columna vertebral torácica y lumbar y junto a la arteria aorta y su bifurcación. Desde allí controlan la músculatura de la pupila (dilatador del iris), la secreción de glándulas (p.e. salivares o sudoríparas), produciendo taquicardia, vasoconstricción (palidez) con aumento de la tensión arterial, controlando la secreción del hígado, páncreas, etc.

El autónomo (SNA) en su eferente parasimpático posee dos neuronas. La denominada 1ª neurona se localiza en los núcleos de los pares craneales III, VII, IX y X; además de los que se sitúan en la médula sacra. La segunda neurona se localiza en un abultamiento o ganglio próximo a la víscera que va ser inervada (ganglio visceral). Controlando funciones que pueden ser observadas en órganos como el ojo (constrictor del iris); o en órganos localizados en la pelvis, pasando por el corazón, en el que producen bradicardia.

El neurotransmisor del eferente simpático es la noradrenalina, mientras que el del parasimpático es la acetilcolina. Aunque hay que matizar que existen excepciones a esta regla, y así tenemos que la glándulas sudoríparas están inervadas por el eferente simpático pero su segunda neurona utiliza el neurotransmisor acetilcolina y de esta manera pueden ser inhibidas por toxina botulínica (Botox).

La sensibilidad que procede de las vísceras posee 4 neuronas, cuyas localizaciones serán estudiadas en lecciones posteriores. Hay una excepción para la transmisión del dolor, ya que esta vía (dolor visceral) posee múltiples neuronas (polisinápticas).

TEMA 7. APARATO RESPIRATORIO I 1. Nariz (pirámide nasal): Es una estructura en forma de pirámide situada en el centro de la cara, con la base dirigida hacia abajo y la punta localizada en el punto de la superficie de la cara denominado nasión, que se corresponde con la sutura entre el hueso frontal y los nasales. La zona descendente es el dorso nasal, que termina en la punta o vértice nasal. La columella es la zona que separa las dos narinas u orificios nasales, que quedan a sus lados. En los laterales se distinguen dos partes: la cara lateral, superior, y el ala nasal, inferior. Por las narinas se pasa al vestíbulo nasal, que comunica con las fosas nasales y tiene pelos terminales.

En su constitución, la pirámide nasal posee huesos y cartílagos. Los huesos nasales y los cartílagos laterales, en la cara lateral. Se unen en el centro por medio delcartílago del tabique. En las alas están los cartílagos mayores del ala de la nariz. Además hay varios cartílagos menores y accesorios. Están formados por cartílago elástico, lo que permite que recuperen su forma si se les desplaza suavemente.

2. Cavidades nasales (fosas nasales): Son dos, derecha e izquierda, separadas por un tabique, en parte óseo y en parte cartilaginoso. Entramos a ellas, tras atravesar las narinas y el vestíbulo nasal, por losorificios anteriores que se forman por el contorno del hueso nasal y el huexo maxilar. Los orificios posteriores de salida hacia la faringe, son las coanas, que están detrás del paladar. Por las coanas se alcanza la faringe, que es la porción común o compartida con el aparato digestivo.

El techo o pared superior de las fosas nasales tiene varios niveles o alturas. La primera parte, que es ascendente está formada por la cara posterior del hueso nasal, hacia atrás se continua con el frontal, el etmoides (lámina cribosa), y por último el esfenoides. No es el techo de las fosas plano, sino que ofrece diferentes niveles.

El suelo o pared inferior de las fosas nasales es el paladar: su porción anterior es el paladar duro (óseo) formado por el hueso maxilar y el palatino. La parte posterior es blanda, y se llama paladar blando o velo palatino.

El tabique es la pared medial, común a ambas fosas y que tiene dos partes: una anterior que es elástica, formada por el cartílago del tabique y se articula con los cartílagos de la pirámide y es de la misma naturaleza; y una parte ósea hacia atrás, formada por la lámina vertical del etmoides y el vómer, este se continua hacia atrás con aquel.

La pared lateral de las fosas nasales posee tres relieves óseos a modo de turbinas, son las conchas o cornetes, que sobresalen de la pared y que se unen a la pared por su parte superior y son libres por la parte inferior. Son en número de tres y se numeran de arriba a abajo (superior, medio e inferior). Sirven para calentar y humedificar el aire que respiramos. Denominamos meatos a los espacios que hay entre cada cornete y la pared lateral. También se denomina meato común al espacio que queda entre los cornetes y el tabique. Generalmente hay tres cornetes y, por tanto, tres meatos. La concha o cornete más grande es la/el inferior, y forma un hueso independiente en el cráneo, que se une por una sutura al hueso maxilar, mientras que las otras dos son porciones constituyentes de la propia estructura del hueso etmoides. En los meatos desembocan orificios, que proceden de los senos paranasales. En el meato inferior desemboca el conducto nasolagrimal, que comunica la órbita con las fosas nasales y trasporta la lágrima.

Las fosas nasales tienen un epitelio de revestimiento o mucosa que en la parte inferior está muy vascularizada y es de color sonrosado. La parte superior de esta mucosa es amarilla porque es la zona receptora de las sensaciones olfativas, por lo que está muy inervada (por el I par craneal o nervio olfativo).

3. Senos paranasales

Los huesos que conforman la cavidad nasal están huecos. Hay dos senos frontales en el hueso frontal, que suelen ser grandes. Hay múltiples senos etmoidales, porque el etmoides está constituido por celdas. Hay dos senos maxilares, uno a cada lado, bajo cada órbita. Y dos senos esfenoidales,al fondo del techo de las fosas nasales. Como contienen aire, en comunicación con el exterior por los orificios que se situan en los meatos, se hacen presentes en una radiografía o por transiluminación.

4. Laringe

La laringe está situada en la parte anterior del cuello, entre la altura de C3 la parte superior y de C6 la parte inferior. Cuelga del hueso hioides, al que se une por medio de ligamentos, y se continúa con la tráquea. Se relaciona lateralmente con el paquete vasculonervioso del cuello, formado por la arteria carótida primitiva, vena yugular interna y el nervio vago (X par craneal). Tiene tres funciones: respiratoria, fonatoria y protectora (guardián) del aparato respiratorio. La laringe está formada por cartílagos que se articulan entre sí, ligamentos que los unen, músculos y mucosa. Con la edad estos cartílagos se osifican parcialmente, lo que produce un cambio de voz.

Laringe interior En la mucosa que reviste por dentro a la laringe se pueden distinguir tres zonas:

- El vestíbulo: situado por encima de la glotis, limitado inferiormente por las cuerdas vocales falsas o pliegues ventriculares.

- La Glotis: espacio estrecho entre las cuerdas vocales falsas y las verdaderas (pliegues vocales), de cada lado. Este espacio se prolonga lateralmente por dos cavidades, una a cada lado, que reciben el nombre de ventrículos laríngeos.

- La región infraglótica: la que queda por debajo de la glotis, y por tanto caudalmente a los pliegues vocales, que se continúa con la tráquea. La laringe vista por detrás tiene aspecto de tonel, con la apertura arriba, que da entrada al vestíbulo.

Cartílagos laríngeos. La laringe posee tres cartílagos impares: tiroides, cricoides y epiglotis. Y cuatro cartílagos pares:

dos aritenoides y dos corniculados. Puede haber también cartílagos accesorios. - Cartílago tiroides: Tiene diferentes partes. Parece un libro parcialmente abierto con un saliente

o lomo que se llama la nuez o bocado de Adán, más saliente en el sexo masculino. A cada lado lo forman las placas. Hacia arriba y abajo tiene astas.

- Cartílago cricoides: se encuentra por debajo del cartílago tiroides y tiene forma de anillo de sello. Con dos partes, la placa del cricoides, que está sitada atrás, y el arco, que está hacia delante y se puede palpar justo por debajo del cartílago tiroides, ya que hace relieve en la parteinferior del cuello, justo por encima de la escotadura yugular del esternón

- La epiglotis o cartílago epiglótico: tiene forma de pétalo de flor. Se proyecta hacia arriba, detrás de la lengua y del hueso hioides

- Cartílagos aritenoides. Hay uno a cada lado, con forma de pirámide. Su base inferior se articula con la placa del cricoides, su vértice se articula con loscartílagos corniculados, también pares.

Ligamentos Para unir todas estas estructuras cartilaginosas son necesarios una serie de ligamentos.

- Ligamento glosoepiglótico: en la parte posterior de la lengua, que une la epiglotis a la base de la lengua.

- Ligamento o membrana tirohioidea: es un ligamento amplio muy elástico que acompaña en el movimiento cuando el hioides, movido por los músculos suprahioideos, tira de la laringe hacia arriba.

- Ligamento vestibular: el que hay en el espesor de las cuerdas vocales falsas. - Ligamento vocal: el que hay en el espesor de las cuerdas vocales verdaderas.

Músculos - Músculos cricotiroideos: uno derecho y uno izquierdo. Es un músculo que desplaza hacia

adelante el tiroides y tensa las cuerdas vocales, produciendo sonidos cuando el aire pasa entre ellas (función fonatoria).

- Músculo cricoaritenoideo posterior: también es par. Dilata la glotis, facilitando la función respiratoria, haciendo girar sobre su propio eje a los cartílagos aritenoides.

- Músculo cricoaritenoideo lateral: par. Es constrictor de la glotis, para la función protectora de las vías respiratorias.

No hay comentarios
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 107 páginas totales
Descarga el documento