Apuntes completos, Apuntes de Arqueología. Universidad de Granada (UGR)
pablo-zambrano
pablo-zambrano

Apuntes completos, Apuntes de Arqueología. Universidad de Granada (UGR)

84 páginas
28Número de descargas
5Número de visitas
100%de 11 votosNúmero de votos
1Número de comentarios
Descripción
Asignatura: Arqueologia de Grecia y Roma, Profesor: maria isabel fernandez, Carrera: Arqueología, Universidad: UGR
20 Puntos
Puntos necesarios para descargar
este documento
Descarga el documento
Vista previa3 páginas / 84
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 84 páginas totales
Descarga el documento
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 84 páginas totales
Descarga el documento
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 84 páginas totales
Descarga el documento
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 84 páginas totales
Descarga el documento

Introducción

En la arqueología prehelénica encontramos tres zonas fundamentales:

- Cícladas - Creta - El propio continente

Será en estos tres focos donde se formarán una serie de culturas con identidad propia, teniendo cada una de ellas un momento de explosión diferente. La investigación de estas culturas fue posible gracias a:

- S. Maritos - N. Platon - H. Schliemann - A. Evans - M. Ventris - C. Blegen

En el Bronce Antiguo, es la cultura cicládica la que prepondera sobre el resto, en parte gracias a su riqueza en recursos naturales. Sin embargo, durante el Bronce Medio y los primeros estadios del Bronce Final, la preponderancia se desplazará de las Cícladas a Creta, con la cultura minóica. Ya en el Bronce Final, tenderá hacia la zona del continente con la civilización micénica.

La civilización minoica: Creta. Los primeros palacios

Desde principios del II milenio a.C, un grupo dominante administró una serie de territorios a partir de un edificio de complejidad planimétrica, a la que se le dio el nombre de palacio, que se constituyó como referente del espacio urbano. Encontramos entre los distintos palacios:

- Cnosos - Malia - Gournia - Zakros - Hagia Triada - Festos

Nos encontramos ante una especialización artesanal y una marcada jerarquización social, con un poder central, que tiene sus antecedentes en Próximo Oriente ya desde el IV milenio a.C.

El poder de estos palacios se materializó a través de relaciones comerciales: Creta mantuvo relaciones comerciales con Anatolia, Chipre y Egipto, gracias a su posición privilegiada. Vemos que, como consecuencia de estas transacciones comerciales, se dan imitaciones de estos palacios en Próximo Oriente, siendo un ejemplo de ello el palacio de Mari.

Encontramos en el II milenio a.C el barrio de Mu, un centro de gestión administrativa al lado del palacio, que lo complementa.

Dentro de los palacios, encontramos tanto una cripta como un ágora, que pudiera ser espacio de celebración de asambleas, si bien no se sabe con certeza. También podría ser un lugar donde se realizasen rituales, o bien taurokatapsia, una actividad deportiva que consistía en saltar un toro.

En estos primeros palacios, que se valían de la escritura lineal a, se encontraron lo que parecen ser graneros. También enterramientos: en pithos, un contenedor para el grano, a veces también utilizado para enterramientos, y los larnakes, donde se depositaban los huesos. En definitiva, vemos un desarrollo técnico.

En algún momento, alrededor del 1700 a.C, se da la destrucción de los primeros palacios -durante el Minoico Medio II-, lo que llevará al renacimiento de los palacios.

Época neopalacial (1700-1450 a.C)

Se asiste a una extensión de la funcionalidad de los palacios, influjo del Próximo Oriente. Vemos que adoptan las funciones:

- Vivienda

- Representación

- Religiosa

- Almacenamiento

También pudiera ser que tuviese una función artesanal, con dependencias exclusivamente dedicadas a la producción de artesanía, algo que no queda del todo claro.

Estos segundos palacios tienen un gran desarrollo de la técnica, con sistemas de drenaje de agua. La evidencia arqueológica también habla de una civilización rica, que protege sus pertenencias, y que expresa una serie de narraciones a través del arte. Todo ello se perderá cuando desaparezca la civilización neopalacial, que podría haber sido destruida por seismos o volcanes hacia el 1450 a.C.

Después habrá una ocupación de los del continente de Creta, que hará los palacios al gusto micénico.

La civilización micénica: el Bronce Reciente

Hay una koiné de carácter comercial. Es un mundo distinto al anterior, pues, a diferencia del panorama cretense, encontramos recintos fortificados -que vienen ya de un periodo anterior-, e incluso se especula con la presencia de guerreros mercenarios. Por tanto, vemos la existencia de una élite que basa su poder en las armas y en la riqueza económica que les proporcionan los metales.

Hay un primer periodo, denominado período de las tumbas de fosas, en el que encontramos círculos destinados al enterramiento; las diferencias entre los distintos círculos indican una cierta diferenciación social. Schliemann excavó en Micenas, donde documentó un gran numero de círculos en los que había alusiones a guerreros. Además, las murallas y las fortificaciones nos hablan de una época de inseguridad, en la que la necesidad de defensa estaba muy presente: son murallas con carácter monumental, de grandes muros ciclópeos, lo que nos vuelve a hablar del gran desarrollo de estas civilizaciones.

La micénica es una sociedad guerrera. Muchas de sus construcciones están basadas en la idea de defensa, como los pasillos angostos.

Encontramos palacios que probablemente tuvieran las cinco funciones con las que contaban los del mundo minoico: el palacio de Nestor y el palacio de Pylos. Estos palacios tienen una característica propia: el megaron: con una entrada que desemboca en una habitación llamada eschara, que posee cuatro columnas para sostener una chimenea. Era, probablemente, un lugar de carácter privado.

Otro aporte muy importante de la civilización micénica es la escritura Lineal B.

También tendrían una serie de adelantos en cuanto a la

arquitectura funeraria, como la tumba de Agamenón, que muestra un importante desarrollo de la técnica arquitectónica, desarrollo que se perderá en el s. XII a.C.

Troya

La ciudad de Troya no solo estaba poblada por griegos y, de hecho, no es de origen griego, sino neo- hitita, algo confirmado por diversos restos materiales.

En el apogeo del mundo micénico, la importante ciudad de Troya, con un valor geoestratégico notable, se ve destruida. Sería el arqueólogo Schliemann, valiéndose de las fuentes literarias clásicas -Homero- quien encontraría el yacimiento.

Troya tenía su puerto a unos cinco kilómetros de la ciudad. En la zona en la que estaba situada la ciudad, el viento sopla raramente, lo que hacía que hubiese muchas naves atracadas en espera de viento favorable para emprender el viaje. Al estar atracados en el puerto, los barcos han de pagar una serie de aranceles, con lo que ello comporta económicamente, puesto que, además, las mercancías podían echarse a perder. Por ello, los troyanos se dedicaron a la doma de caballos y a su venta, lo que les reportó grandes beneficios económicos. Además, Troya era un centro receptor tanto de la parte occidental como de la oriental, lo que hacía que fuese un distribuidor de mercancías. De modo que Troya tenía una posición privilegiada.

Schliemann, en su excavación, documentó la presencia de muros, creyendo que había dado con la Troya micénica. Sin embargo, en realidad su hallazgo se correspondía con niveles anteriores: Troya II, que se correspondía con una ciudad con gran poder adquisitivo. Es, de hecho, Troya VIIa (1300-

1200 a.C), la que se corresponde con la Troya micénica, excavada por Blegen y por Korfmann.

Sus niveles:

- Troya I: Un pequeño núcleo circular cercano al mar - Troya II: La descubierta por Schliemann

Poco a poco, la ciudad irá creciendo, con un cinturón protegido por torres y murallas.

La guerra que acabó con la Troya micénica duró diez años y estuvo motivada por tensiones territoriales. Puede ser que influyese en la caída del mundo micénico, que cae en el s. XII a.C, no estando muy claros los motivos1. Una vez desaparecida, gente de la zona de Grecia se va a Próximo Oriente, y se produce una llegada de pobladores llegados de otros lugares. Con ellos, se pierde la escritura, que no volverá a aparecer hasta la llegada de los fenicios; la tecnología arquitectónica, y tantas otras muchas cosas; lo único que se conservará serán la cerámica y el ritual de la incineración.

1 Enfermedades, desequilibrios internos, los dorios, enfermedades, pueblos del mar...

Troya VIIa

Tema I. La época oscura

Tras la caída de la civilización micénica, asistimos a un “olvido” de todos los progresos y capacidades tecnológicas anteriores, lo que se reflejará en los materiales utilizados para la construcción, y en las propias estructuras.

La información sobre Grecia se obtiene de:

- Fuentes clásicas

- Epígrafes

- Las crónicas de los viajeros del s. XVIII, que nos permiten conocer restos que ya han desaparecido

- Lista de efebos

Encontramos:

- Arcilla

- Adobe -cocido al sol-

- Ladrillo -cocido al horno-

- Madera -para los entablamentos de madera de los templos, por ejemplo, que hasta época arcaica eran de madera, decorados con placas de cerámica-.

- Mármol, extraído de las canteras y arrastrado en plataformas con cuerdas.

La colocación de las piezas de mármol se hacía mediante grúas y enganches. Por ejemplo, las columnas tenían unos salientes (espigas) donde se enganchaban las cuerdas, que tras la colocación, se alisaban. Los tipos de grúas, atendiendo al número de sus pies, son:

- Monokolos

- Dikolos

- Trikolos

- Tetrakolos

El tambor de las columna presenta un agujero en el centro, que sirve para engarzar las distintas piezas. Para asentar las piezas se utilizaban palancas. Para la sujeción de estatuas y demás se utilizaban grapas de ensamblaje a los sillares.

Los aparejos

Encontramos unos que sirven para construir las murallas y los muros perimetrales, llamados poligonales o lésbicos.

Encontramos también trapezoidal irregular o trapezoidal regular.

De cualquier forma, la diferenciación más importante es:

- Aparejo isódomo: Todas las hiladas del aparejo son iguales.

- Aparejo pseudoisodómico: Las hiladas no son iguales.

Tipología cerámica griega [EXAMEN]

La llamada “pintura pequeña” nos da información sobre el trabajo en los alfares, acompañándolo siempre de un fuerte contenido religioso. Así, sabemos qué tipos de torno se utilizaban, qué técnicas, qué hornos, etcétera.

Las estructuras de comercialización y producción del mundo griego no han sido tan estudiadas como las del mundo romano. Sin embargo, la pintura sí se ha estudiado mucho, lo que nos permite hablar de un margen de error en la datación de entorno a diez años.

Las producciones artesanales griegas son producciones estacionales, puesto que la producción iba acorde con el comercio, para evitar que se acumulase el stock. Estas producciones estacionales quedan reflejadas en las placas corintias, que se colocaban en los hornos al inicio de la temporada alfarera, que solía coincidir con el comienzo de la primavera. Además, los alfareros realizaban un ritual en el que se encomendaban a los dioses para que la producción fuese propicia.

Hablando de cerámica, distinguiremos entre el pintor y el ceramista: en un momento dado, encontraremos el nombre del pintor seguido del término egrafsen, y el del ceramista bajo el nombre epoiesen. Incluso encontramos “egrafsen kai epoiesen”, significnado que el mismo individuo pintó y confeccionó la obra. También se encuentran formas saludatorias, como “kalos”, “bueno”. Todo ello nos permite recopilar las características de los distintos alfareros o estilos.

Aquellos vasos no firmados, pero de los que se deduce que están hechos por una misma mano, son llamados “de estilo anónimo”, que son nombrados por el tema que se les representa: por ejemplo, “el estilo del pintor de Aquiles”.

También encontramos una serie de marcas: así, por ejemplo, una flor responde a la ciudad de Rhodas. E incluso encontramos descripciones epigráficas en los mismos vasos que nos narran qué se representa en ellos.

Contenedores

Ánfora

Es el contenedor por excelencia. Sus características son:

- Presenta un cuerpo más ancho en su zona superior

- Asas verticales

El ánfora panatenaica siempre lleva decoración de figuras negras. Se da como premio a los ganadores de las distintas competiciones olímpicas. Su cronología es del s. VI-IV a.C.

También vemos ánforas funerarias, con asas horizontales, que sirven de estela para señalar las tumbas. Es más globular, y su base está hueca.

Peliké

- El cuerpo es más ancho en la zona baja

- Asas verticales

- Boca amplia

Stamnos

- Cuerpo ancho por la parte superior

- Asas horizontales

- Boca grande

Hidria

Es exclusivo para contener agua.

- Cuerpo ancho por la parte superior

- Dos asas horizontales y una vertical que sirve para verter.

El kalpis es igual, pero no lleva el asa vertical. También es utilizado para agua, y se parece al stamnos, aunque su boca es menos ancha.

Crátera

Se mezcla el vino con el agua, lo que decían que les permitía permanecer lúcidos durante las reuniones del symposio. Tenemos cuatro tipos, en función de sus asas:

- Crátera de columnas: Asas verticales en forma de columnas

- Crátera de volutas: Las asas representan volutas

- Crátera campana: Las asas son horizontales y están en la parte superior del cuerpo.

- Crátera en forma de cáliz: El cuerpo es más estilizado y sus asas están en la parte inferior del cuerpo.

Hay otro tipo de crátera:

- Crátera funeraria: Asas horizontales que apenas son asibles. Funcionan como estela en un determinado periodo.

Psyster

Es un recipiente sin asas. Tiene un pie largo y se introducía dentro de la crátera con hielo para refrescar vino.

Dinos

Es un gran contenedor globular carente de asa y de pie, que necesita de un soporte.

Vertedores

Oinochoe

Suele tener un asa que sobresale por encima de la boca. Suele tener una boca trilobulada, aunque puede ser sencilla.

Olpe

Vasos para beber

Kylix

Normalmente tiene dos asas horizontales que salen de la parte inferior del cuerpo. Gran boca. Pie mas o menos largo.

Skyphos

Se caracteriza porque su parte superior es más ancha, y porque normalmente tiene dos asas horizontales cercanas a la boca.

Kyathos

Asa vertical que sobresale bastante por la boca

Kantharos

Otro vaso para beber caracterizado por dos grandes asas verticales que partiendo de la parte inferior del cuerpo sobresalen de la boca. Tiene, además, un gran pie.

Guttus

Mastós

Tiene un asa, que en el otro extremo tiene una protuberancia que acaba con un agujero. No tiene pie, por lo que requiere de una base.

Rython

Cosmética

Aryballos

- Muy pequeño - Normalmente globular y con pequeña asa - La boca tiene un pequeño agujero por el que se vierte el perfume

Anforisco

Alabastrón

Agujero muy pequeño, y suele carecer de pie -excepto en el sur de Italia, donde sí tienen pie-.

Lekysthos

Se utiliza para aceites corporales. Se caracteriza por una boca ancha, cuello largo, y el cuerpo más ancho en la parte superior.

Askos

Lekané

Utilizado para unguentos

Asas horizontales Boca pequeña con tapadera

Exaleiptron

Pie largo Forma con tapadera Carente de asas

Pyxis

Cultual (ritos)

Loutrophoros

Se regala a las novias, y también se deposita en las tumbas de los varones solteros.

- Boca ancha - Cuello muy largo - Cuerpo más ancho en la zona superior que en la inferior - Dos grandes asas verticales

Lebes gámico

Suele ir acompañado de un gran soporte.

Phiale

Un cuenco no muy profundo con un ónfalo

Lekysthos de fondo blanco

Solo se utiliza con motivo funerario y se deposita en las tumbas. Sus escenas son de carácter funerario.

Medidores

Encontramos medidores para sólidos y para líquidos, que sirven para evitar timos. También tenemos un vaso para medir el tiempo en los discursos políticos: clepsidra. Se llenaba de agua, se le quitaba un pequeño tapón y, cuando se vaciaba, indicaba que el tiempo se había agotado.

Un ostraca es un trozo de cerámica que contiene información de cualquier tipo.

Funcionalidad dudosa

Epinetron

Podría ser para cardar la lana. Tiene, normalmente, escenas de mujeres del gineceo.

Mosaicos griegos

Suelen utilizar chinarros de río pintados. También vemos “epoiesen” en los mosaicos, aunque no es frecuente que aparezcan los nombres de los mosaistas.

Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 84 páginas totales
Descarga el documento