Apuntes completos colonial, Apuntes de Filología hispánica. Universidad de Salamanca (USAL)
rafael_vila-2
rafael_vila-2

Apuntes completos colonial, Apuntes de Filología hispánica. Universidad de Salamanca (USAL)

7 páginas
1Número de descargas
4Número de visitas
Descripción
Asignatura: Literatura hispanoamericana (Colonial), Profesor: Evarista Guerrero Guerrero, Carrera: Filología Hispánica, Universidad: USAL
20 Puntos
Puntos necesarios para descargar
este documento
Descarga el documento
Vista previa3 páginas / 7
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 7 páginas totales
Descarga el documento
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 7 páginas totales
Descarga el documento
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 7 páginas totales
Descarga el documento
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 7 páginas totales
Descarga el documento
Apuntes. Tema 0

1

FONÉTICA Y FONOLOGÍA ESPAÑOLAS

0. LETRAS – GRAFEMAS – SONIDOS – FONOS – ALÓFONOS – FONEMAS, Y

COSAS ASÍ

Equivale a “Los niveles de análisis: Fonética y Fonología”

La Fonética (en griego phonetikós, de phoné: ‘voz’, ‘sonido’) es etimológicamente la

“ciencia de los sonidos”. Ahora bien, sonidos como gruñir, el ruido de un camión, la

explosión de una bomba, son sonidos no estudiados por la fonética, sino por la Acústica,

parte de la física que se ocupa de los sonidos en general.

Diremos, mejor, que la fonética se ocupa del “estudio de los sonidos del lenguaje

humano”. Y aquí surge precisamente la primera dificultad, ya que el término “sonido del

lenguaje humano” es ambiguo y su interpretación dependerá del nivel de análisis fónico en

que nos situemos. Para explicar cuál es el campo de estudio de la Fonética y la Fonología,

lo haremos a través de unos ejemplos.

En un primer nivel de análisis fónico nos encontramos con unas unidades – los

fonemas – que el hablante maneja operativamente y que son las únicas de las que tiene

conciencia. Para un hispanohablante, /p/ es muy distinta de /b/; /m/ lo es de /n/; /a/ de

/e/, etc.: todos percibimos una nítida diferencia entre porra y borra, cama y cana, paso y

peso. A grosso modo, en español cada letra representa una de estas unidades distintas en la

conciencia de todos. Estas unidades, claras en la mente de todos, que sirven para distinguir

palabras (morfemas) y que en español, más o menos, se corresponden con las letras del

alfabeto, son los fonemas. De su estudio se ocupa la Fonología, Fonémica o

Fonemática.

Un hispanohablante que no haya estudiado fonética, no entrenado, ve diferencias

nítidas entre /p/ y /b/, entre /a/ y /o/, o entre /m/ y /n/, porque él trabaja con

fonemas, con “sonidos diferenciadores de significados”, que es lo que a él le interesa para

sus fines comunicativos.

Es obvio que ese mismo hispanohablante no percibe diferencia ninguna entre la

primera y la segunda d de dedo, o entre la n de un pito, concha, conga, contra, ánfora, no, o

entre la s de sano y de asno, o entre la a de alto y de coma; y, obviamente, las diferencias

existen: [la diferencia fonética entre sano y asno (los dos y los tres) es la misma que la que

hay entre p y b; la que se halla entre alto y coma es la misma que entre a y o; y la que hay

2

entre un pito y no es la misma existente entre cama y cana; un pito y ánfora = entre p y É;

teja y hazte = entre s y Z].

Hemos pasado así a un segundo nivel: al nivel fonético; un nivel del que los

hablantes no son conscientes y que no interesa más que a los especialistas, ya que las

diferencias entre la n de hondo y la de hongo son, en español, irrelevantes para la

comunicación.

Doble fenomenología: (1) fenómenos fonológicos: diferencias significativas que

todo el mundo percibe (poco/foco); éste es el campo de estudio de la FONOLOGÍA. (2)

Fenómenos fonéticos: diferencias inconscientes apenas percibidas (un poco/un foco); es el

campo de estudio de la FONÉTICA.

Ambos niveles de análisis no constituyen disciplinas independientes ni ciencias que

pueden ser estudiadas por separado: son dos aspectos fónicos del lenguaje, «una montaña

con dos vertientes inseparables que requieren un mutuo apoyo para su existencia útil y

definitiva [...] El valor y desarrollo de la Fonología y de la Fonética se condicionan

mutuamente. De ahí que algunos lingüistas hayan otorgado a la Fonología la denominación

de Fonética Funcional» (Quilis y Fernández 9ª ed. 1979:7-8).

La Fonética representa el paso previo a la Fonología y recopila información sobre la

capacidad humana de emitir y percibir sonidos. La Fonología filtra y ordena ese material

aplicando criterios lingüísticos. Estas dos disciplinas representan un todo (aspecto fónico

del lenguaje) desde perspectivas complementarias, pero esto no quiere decir que sus

métodos descriptivos sean intercambiables, puesto que su objeto de estudio es distinto. Por

este motivo se estudian tradicionalmente por separado.

“Los diversos sentidos del término sonido del lenguaje humano

Vamos a ver la problemática de esta expresión a través de un ejemplo: MARGARITA

Planteémonos una serie de preguntas previas: ¿Cuántas margaritas hay en un prado? ¿Un

botánico se dedica a contarlas? ¿Puede el botánico formular hipótesis sobre las margaritas

sin necesidad de conocerlas personalmente a todas y cada una de ellas? ¿Necesita el

botánico examinarlas todas para llegar a conclusiones científicas sobre su naturaleza y

carácter?

El término MARGARITA se aplica/vale para 3 cosas distintas:

→ millones de individuos margaritas, cada una de ellas es concreta y mensurable.

→ un solo concepto de “margarita”

mental

3

la idea que tenemos en la cabeza de lo que es una margarita

no existe en la naturaleza

es tan sólo conceptual, abstracta

es “ajena” a las margaritas que se encuentran en el prado

→ subclases o subtipos de margaritas que el botánico percibe entre las que están en el

campo y el concepto general: blancas, amarillas...etc.

margarita por lo tanto significa tres cosas:

1) cada una de las que están en el campo (físicas: pesan, huelen...)

2) el concepto general que las engloba a todas; la definición de la clase (no pesan, es un

concepto mental)

3) los diversos subtipos de margaritas que pueden establecerse en función de diversos

criterios (tamaño, color, etc.)

Nos trasladamos ahora a los sentidos de “sonidos del lenguaje humano”. Mediante el uso de

aparatos, la fonética experimental ha llegado a comprobar que:

1. Una misma persona no puede repetir un texto y ni tan siquiera una vocal de modo

absolutamente idéntico;

2. que, por ejemplo, la i de una mujer, de un hombre y de un niño son fenómenos

físicamente diferentes;

3. que si se comparan parámetros acústicos y articulatorios de personas de sexo, edad,

nivel cultural y estado de salud diferentes, que había registrado textos idénticos, las

diferencias en la pronunciación son enormes;

4. que no hay dos personas que formen los sonidos exactamente de la misma manera.

De todo esto no somos conscientes, como tampoco somos conscientes de que cada

sonido del lenguaje humano es una entidad física que se puede estudiar con aparatos; es

una onda que se produce en el aparato fonador humano, se transmite por el aire y hace

vibrar al tímpano; es un fenómeno único e irrepetible, un acontecimiento singular.

Naturalmente, es imposible trabajar con millones y millones de sonidos, con tanta

variedad (lo mismo que es imposible trabajar con millones y millones de objetos-animales-

margaritas individuales y múltiples). Por ello, los fonetistas han agrupado esos sonidos del

habla, esos sonidos individuales, en una serie de clases en función de diversos criterios y es

con esas clases con las que trabajan. A estas “clases de sonidos” se les llama se les llama

4

fonos (o alófonos: los diversos fonos de un mismo fonema) y de su estudio se ocupa la

Fonética.

Tenemos, por tanto:

A. Sonidos del habla: cada entidad física, única e irrepetible, producida por el aparato

fonador humano, transmitida a través del aire y percibida por el oído. Los sonidos

del habla son hechos concretos de cuyo estudio no se ocupa ninguna ciencia

específica.

[Sonido del habla = cualquier individuo animal posible, cada una de las margaritas

físicas: n1 n2 n3 n4 n5 n6 n7 n8 n9...]

B. Fonos: clases de sonidos del habla elaborados por el fonetista siguiendo unos

determinados parámetros acústicos (grave/agudo; tenso/relajado; etc.) o/y

articulatorios (labiales, velares, etc.). El botánico también clasifica a las margaritas

según su color, tamaño, etc.

[Al especialista en animales no le interesa cada individuo animal, sino las clases de

animales que ha establecido: la clase de los mamíferos, no cada mamífero. Las

diferencias entre clases de elefantes (Asia, África...) no es pertinente para distinguir

un elefante de otros animales (diferencia entre /p/ y /b/ de la fonología, pero sí

para distinguir un tipo de elefante de otro: [s] [z] de la fonética). Del mismo modo,

al fonetista no le interesa cada n posible, sino las diversas clases de n que pueda o

quiera elaborar:

n1 n2 n3 n4 n5 n6 n7 n8 n9 n10 ...

[n] [Q] [n,] [C] [m] [m]

“n-, -n-” “ng, nk” “ny, nch” “nd, nt” “nf” “np, nb”

elefante elefante elefante elefante ... negro blanco gris verde El fonetista, de todos los sonidos que oye, elaborará en principio dos clases

fijándose primero en un parámetro (el aire sale por la boca o por la nariz); luego,

con los fonos nasales elaborará varias clases (o subclases) atendiendo a otro

parámetro (el lugar de articulación) y obtendrá fono nasal bilabial, fono nasal

labiodental, fono nasal dental, etc.; y seguirá obteniendo subclases hasta un

determinado punto, el cual viene dado:

- por los límites de su propia capacidad (márgenes acústicos y articulatorios).

- por los límites de la capacidad de los instrumentos que emplea.

5

- por los fines particulares de su análisis. Para algunos propósitos querrá

distinciones más sutiles, subclases más específicas y pequeñas que para otros

(por ejemplo: la enseñanza de lenguas vs trabajos dialectológicos).

Estamos ahora en el terreno de la Fonética. Vamos a estudiar y establecer los

distintos fonos o clases de sonidos existentes en español y los criterios que

permiten establecerlos (del mismo modo que en clase de zoología estudiarán las

distintas clases de elefantes existentes en la naturaleza y los criterios que se siguen

para establecerlos, su comportamiento, su contexto vital, etc.).

C. Fonemas: unidades fonológicas mínimas carentes de significado por sí solas, pero

con la capacidad de distinguir significados (pata/bata). Como ocurría con el ejemplo

de la idea de “margarita”, los fonemas son sonidos conceptuales, que existen tan

sólo en la mente del hablante. Es un sonido abstracto, impronunciable, pero con

una capacidad para distinguir significados, plenamente consciente en el hablante.

Cada lengua tiene los suyos propios. Así, el español tiene el fonema /n/ (con una

única realización fónica: [n] “ñ”) que el inglés, por ejemplo no tiene. Y éste, a su

vez, posee el fonema /)/ “sh”, que el castellano no presenta.

Como hemos visto, el fonema /n/ tiene diversas realizaciones fonéticas

dependiendo del contexto en que aparezcan. Cada una de estas variantes

combinatorias se denominan alófonos:

[n] [Q] [n,] [C] [V] [m] [m] [s] [z]

/n/ /s/

Loa fonemas se representan entre barras oblicuas / / y los alófonos (fonos) entre

corchetes [ ].

Los mensajes física y materialmente distintos (los dos/los tres) a veces de modo

sensible “suenan”, “los percibimos” de modo idéntico, debido a que desde el punto de visa

psíquico sólo “oímos” y “pronunciamos” los fonemas (/s/).

Terminamos con el símil de los ELEFANTES – SONIDOS DEL LENGUAJE

HUMANO:

6

Todos los animales del universo (millones) Todos los sonidos capaces de ser producidos por el ser humano

Animales elefantes (miles) Sonidos del habla n (miles)

Clases de animales elefantes: africano, indio...etc.

Clases de sonidos de n: [n], [n,], [C], [Q]...

Concepto de elefante fonema /n/ (concepto de sonido n)

Criterios de variación fonética

El fonema (unidad invariante), en su realización en la cadena hablada, tiene distintas

manifestaciones o variantes:

1. VARIANTES COMBINATORIAS o ALÓFONOS.

Distribución contextual de los fonos de un fonema. Dos o más unidades fónicas

con semejanza articulatoria o acústica que nunca aparecen en los mismos

contornos. Por ejemplo: baja a la playa (oclusiva [b]) / la case de baile (fricativa [Á]).

Los alófonos se hallan en distribución complementaria.

2. VARIANTES LIBRES o ESTILÍSTICAS.

Dos o más realizaciones fónicas que pueden aparecer en el mismo contorno y que

resultan de una elección más o menos consciente por parte del hablante. Por

ejemplo, la /s/ en posición implosiva puede pronunciarse como [s], [h], [x]

dependiendo del grado de formalidad de su discurso: [maskár], [mahkár], [maxkár].

3. VARIANTES INDIVIDUALES.

Dan información sobre un hablante particular, pero éste no es consciente de su

elección: por ejemplo, el yeísmo más o menos africado en zonas salmantinas o

extremeñas.

Todo fonema tiene su campo de dispersión: sus realizaciones no deben sobrepasar

los límites acústicos y articulatorios (márgenes de seguridad) que están condicionados por

los campos de dispersión de los demás fonemas de una lengua.

¿Qué variantes vamos a estudiar? Adoptaremos el punto de vista de la fonética

estándar y sólo nos interesarán las variantes combinatorias (alófonos) generales, aunque en

determinadas ocasiones aludiremos a rasgos dialectales y discursivos.

7

EJERCICIO:

¿Cuántos sonidos hay en la siguiente frase? (que la escriban y que los cuenten):

¿Con quién has venido? Con Manolón Benítez de Paula?

Diferencia entre Fonología y Fonética

Tomado de A. Quilis (1999: 23): «La fonología estudia los elementos fónicos de una lengua

desde el punto de vista de su FUNCIÓN en el sistema de la comunicación lingüística».

«La fonética estudia los elementos fónicos de una lengua desde el punto de vista de su

PRODUCCIÓN, de su CONSTITUCIÓN ACÚSTICA y de su PERCEPCIÓN».

No hay comentarios
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 7 páginas totales
Descarga el documento