APUNTES SEMIOTICA 5, Apuntes de Publicidad y Promoción. Universitat d'Alacant (UA)
marescriva
marescriva

APUNTES SEMIOTICA 5, Apuntes de Publicidad y Promoción. Universitat d'Alacant (UA)

20 páginas
5Número de visitas
Descripción
Asignatura: Semiotica, Profesor: Candelaria Sanchez, Carrera: Publicitat i Relacions Públiques, Universidad: UA
20 Puntos
Puntos necesarios para descargar
este documento
Descarga el documento
Vista previa3 páginas / 20
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 20 páginas totales
Descarga el documento
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 20 páginas totales
Descarga el documento
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 20 páginas totales
Descarga el documento
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 20 páginas totales
Descarga el documento

UNIDAD TEMÁTICA 5 SEMIÓTICA DE LA TELEVISIÓN

METÁFORAS DE LA TELEVISIÓN

Ventana abierta al mundo (al exterior), pero también espejo que nos devuelve una imagen de nosotros mismos o de lo que es tomado por la cámara (pero el espejo ya no es una ventana: por lo menos invierte): El espejo de la televisión.

“[En la televisión], en cierto sentido, el propio espectador es la pantalla”.

Mientras en el cine la imagen se produce detrás de nosotros y se proyecta en una pantalla que tenemos delante, en la TV la imagen se produce detrás de la pantalla (delante de nosotros, por tanto), y nosotros somos en definitiva la pantalla sobre la que se proyecta. La televisión proyecta una luz sobre nosotros, pero también en nosotros, que nos atraviesa.

ESPECIFIDAD SEMIÓTICA DE LA TELEVISIÓN La Televisión.

• Medio de telecomunicación (como el telégrafo, la radio, el teléfono).

• Medio audiovisual (como el cine).

Las imágenes en movimiento y sonoras vienen a mi domicilio: ya no tengo que desplazarme para alcanzar a verlas.

Y además me muestran cosas que están sucediendo en ese mismo momento en otros lugares, cercanos, lejanos o remotos, pero con la conciencia de la existencia real de esos sucesos que pasan por delante de la cámara y la fuerza añadida de esa simultaneidad (la expectativa de lo imprevisto, la incertidumbre por el resultado) y además, en el caso de retransmisiones de acontecimientos de alcance universal (Media Events), la conciencia de estar viendo lo mismo que millones de personas en el mismo momento en que sucede.

La inmediatez del teatro, del circo, del estadio (el directo como tele-presencia).

La intimidad del cine (intimidad en el sentido de acercamiento al personaje, al actor, a la persona, porque la cámara de TV también es ubicua, como la de cine).

Inmediatez e intimidad a domicilio (todo ello sucede en tu propia casa): consumo en privado de algo que se sabe que es público.

TERMINAL AUDIOVISUAL DE RECEPCIÓN MUY VERSÁTIL (NO ES COMPARABLE AL CINE)

• La señal de alimentación (ondas hertzianas, satélite, cable, VHS, DVD, Blue- Ray, videoconsolas, video on demand, pay-per-view, circuito cerrado, Internet mediante conexión telefónica a la red).

• La naturaleza de la señal (analógica o digital).

• Los contenidos (informativos, deportes, concursos, realities, películas, dibujos animados, publicidad, teleseries, teletienda, grabaciones propias o ajenas...).

• La dimensión temporal de las imágenes (directo-directo, directo aplazado, directo mixto, directo sintetizado, diferido).

Progresiva ampliación de los usos comunicativos del televisor, terminal en principio monovalente y pasivo, que recibía on line ondas hertzianas emitidas por estaciones emisoras (como la radio), hasta un aparato crecientemente polivalente e interactivo, que permite la recepción de señales procedentes de estaciones terrestres vía hertziana pero también de emisiones vía satélite o mediante cable, que puede ser alimentado desde el propio domicilio por un videorregistrador, DVD o Blue-Ray (con contenidos unitarios comprados o alquilados (los videoclubs), o bien con grabaciones privadas), que puede formar parte de un circuito cerrado (desde un domicilio a un edificio o dependencia (la videovigilancia) hasta comunidades más o menos extensas, que permite la contratación de paquetes de emisiones (canales temáticos) o bien de emisiones singulares (el pay- per-view, video on demand), que puede ser conectado a una videoconsola con finalidad lúdica (los videojuegos)...

UNA DISTINCIÓN PRELIMINAR: LA TELEVISIÓN EL TELEVISOR.

• Porque puedo usar el TELEVISOR para cosas distintas a ver TELEVISIÓN (ver VHS y luego DVD, jugar a videojuegos, utilizarla de pantalla de un circuito cerrado, navegar por la red…).

• Porque, desde hace relativamente poco tiempo, puedo ver TELEVISIÓN en pantallas distintas a la del TELEVISOR: el PC de sobremesa o portátil, la tablet, el móvil… (más “black mirrors”).

Con TELEVISIÓN y con TELEVISOR nos referimos al aparato, indistintamente. Pero con TELEVISIÓN, además, hacemos referencia a la INDUSTRIA en su conjunto (la industria televisiva), al DISPOSITIVO TECNOLÓGICO en su conjunto (no solo el aparato receptor, sino las instancias emisoras, a la cobertura), al MEDIO en general (programación, estrategias, contenidos).

BREVE CRONOLOGÍA • 1925-1935: Desarrollo de las tecnologías mecánica (Jenkins-Baird) y electrónica

(Zworykin-Farnsworth).

• 1929: Primeras emisiones experimentales (GB., TV mecánica).

• 1933: Iconoscopio de Zworykin

• 1936-1939: Primeras emisiones regulares en los países más desarrollados (GB, EE.UU., Francia, Alemania). Se impone la TV electrónica.

• 1944-1952: Oferta de una programación regular y estable en algunos países

■ EE.UU.: 1944-5 Japón y Alemania: 1951

■ GB: 1946 Argentina: 1951

■ Brasil y México: 1950 Italia: 1952

• 1956: El videorregistrador y el diferido (Ampex).

• 1975: El video doméstico (JVC, sistema VHS).

MODELOS TELEVISIVOS Y SU EVOLUCIÓN Progresiva americanización del modelo televisivo prevaleciente en Europa: desregulación (con nuevos operadores privados o privatización de los públicos), comercialización, competencia feroz, reducción de las cuotas del broadcast (TV generalista) frente al narrowcast (la televisión especializada, temática, más fragmentada, a menudo de pago).

TV en España (I): el franquismo.

1956: Nace TVE, el 28 de octubre.

• Modelo televisivo único en Europa: público y publicitario al mismo tiempo. TVE se autofinancia vía publicidad.

• Predominio del entretenimiento (42%) sobre la información (24%) y la educación y la cultura (4%).

• Predominio de la ficción de origen estadounidense (series y telefilmes) sobre la española y desde luego la europea.

1966: Segunda cadena (UHF). Se incrementa la oferta de emisiones culturales, pero la cobertura es pequeña.

Primera emisión el 28 de octubre de 1956 (día de Cristo Rey y víspera del aniversario de la fundación de la Falange). 600 receptores solamente y cobertura de 70 km. alrededor de Madrid. Emisiones de ese día: la misa, discursos políticos de inauguración,

apelando a las fechas señaladas, NO-DO, actuaciones de coros y danzas de la Sección Femenina y conciertos, con cierre del himno nacional y la bandera española.

Hasta 1959 la TV no llega a Barcelona y hasta 1964 no llega a Canarias, completando todo el territorio. 300.000 receptores en 1962, 3 millones en 1969

Programación de 3 horas al día (de 21 a 00 horas), que pasó a 4 en 1957 (de 20:15 a 00:00 horas), los fines de semana hasta la 01:00. Sólo 1.200 horas de emisión en 1957.

El primer informativo es de noviembre de 1957, más de un año después de inaugurada la TV. Los principales acontecimientos televisivos tienen que ver con celebraciones del régimen: traslado de los restos de Primo de Rivera del Escorial al Valle de los Caídos (1959), visita del presidente de EE.UU., Eisenhower, a Madrid (1959), emisión durante 4 horas de la boda de Fabiola (española) con el rey Balduino de Bélgica (1960).

En 1957 aparecen la primera publicidad televisiva, en forma de patrocinios, sobre todo, pero es en 1959 cuando eclosiona la fórmula del spot: TVE es pionera en Europa en la emisión masiva de publicidad, así como en importar series y telefilmes norteamericanos.

TV en España (II): la democracia en monopolio público.

1983-1988: Primera oleada de canales autonómicos: ETB, TV3, TVG y segundos canales (ETB-2 y C33).

1988: Ley de Televisión Privada.

1989: Segunda oleada de canales de las CC.AA.: Canal Sur, TeleMadrid, Canal 9.

TV en España (III): la democracia concurrencia competitiva.

1990: Antena 3, Tele 5 (en abierto), Canal + (de pago, codificador).

1997: Canal Satélite Digital.

1998: Vía Digital.

1999-2004 Más canales de CC.AA.: Televisión de Canarias (1999), de Castilla-La Mancha (2001).

2003: Digital Plus.

La llegada de las TVs privadas, el descenso de la cuota de pantalla de TVE, la merma en el reparto del pastel publicitario hace que la TV pública entre en un creciente proceso de endeudamiento, que llega al billón de pesetas en 2005, un endeudamiento avalado por el estado. Quiebra técnica de RTVE.

Por su parte, otra anomalía española consiste en el hecho de que las TVs privadas están participadas por capital extranjero (y no nacional, como sucede en la mayoría de los países europeos): en T5 participaba el grupo Kirch (alemán), y tras su quiebra es hegemónico Mediaset (italiano), en Antena3 tiene peso De Agostini (italiano, aliado con Planeta).

TV en España (IV): la transición digital.

2005:

• Código de Autorreglamentación televisiva para menores.

• Ley General Audiovisual.

• Consejo de Medios Audiovisuales.

• Cuatro° en lugar de Canal+.

• La Sexta.

• Televisión Digital Terrestre: 30 CADENAS +/-.

2005-2006: 4ª oleada cadenas CC.AA.: Baleares, Aragón, Extremadura, Asturias y Murcia.

2009: Proyecto de Ley General Audiovisual.

2010: Apagón analógico y TDT / TVE sin publicidad.

2011 y 2012: Concentración de cadenas: Cuatro y T5; A3 y La Sexta

2013: CANAL 9/RADIO 9: RTVV: R.I.P.

2014: Desaparecen: Nitro, Explora, La Sexta 3 (Atresmedia), La Siete, Nueve (Mediaset), Teletienda (VeoTV) e Intereconomía (NetTV).

El índice de saturación publicitaria es el cociente entre el porcentaje de tiempo dedicado a la publicidad y el porcentaje de tiempo dedicado solo a emisión. El máximo permitido es de 12 minutos de publicidad por cada hora de programación, es decir, una saturación del 20%.

LA TELEVISIÓN COMO INDUSTRIA CULTURAL • PRODUCCIÓN de contenidos o programas audiovisuales que alimentan la

rejilla de la programación.

• PROGRAMACIÓN o empaquetado de programas distribuidos en una secuencia temporal.

• DIFUSIÓN de la señal a una determinada zona de cobertura a través de infraestructuras y tecnologías variadas (repetidores, satélite, cable...).

LA PROGRAMACIÓN. “Articulación del discurso televisivo en compartimentos o espacios adscritos a géneros y sujetos por lo general a una serialidad diaria o semanal”.

• Programas propiamente dichos (por géneros).

• Publicidad y autopublicidad (autorreferencia).

• Promos o en general “segmentos de continuidad”.

• Hibridación (la crisis de los géneros).

PROGRAMAS PROPIAMENTE DICHOS (por géneros).

Dos tipos de emisiones:

• Programas propiamente dichos:

■ Información.

✓ Noticias diarias.

✓ Reportajes semanales.

✓ Avances informativos…

■ Entretenimiento.

✓ Concursos.

✓ Teleseries, telefilms.

✓ Deportes…

■ Educación.

✓ Documentales.

✓ Programas educativos…

Los tres grandes géneros no fueron determinados por los programadores televisivos, sino que vinieron heredados del periodismo gráfico, de la radio, del cine. La PUBLICIDAD como género INTERSTICIAL, que se cuela entre los demás.

La estabilidad de los “géneros” televisivos es muy dudosa: la hibridación, el sincretismo son muy habituales. No hay o cada vez hay menos géneros “puros” a la antigua usanza, que mantengan la división tripartita general entre información, entretenimiento y formación, lo cual se complica con la irrupción de la publicidad como cuarto género que en realidad los contamina y los determina a todos.

• Publicidad:

■ Espacios de publicidad contratados por anunciantes.

■ Publicidad de la propia cadena (segmentos de continuidad o autopromoción, comúnmente “promos”).

Mientras la “programación” publicada en la prensa generalista o especializada incluye los “programas” como bloques cerrados, con un inicio y un fin, ni la publicidad ni los segmentos de continuidad quedan reflejados, y sin embargo constituyen el 20% de las emisiones en casi todas las cadenas en abierto, es decir, casi 5 horas al día (12 minutos x hora de emisión).

Limitaciones a la cantidad de publicidad emitida: un 20% según la directiva europea “Televisión sin fronteras” y la legislación nacional que la aplica aquí. En ese porcentaje se incluyen tanto los espacios de publicidad contratada por anunciantes ajenos al medio como la propia autopublicidad. En los últimos años las televisiones generalistas han estado bordeando el límite, con unos porcentajes que están en torno al 17-18% de publicidad y 2,5-3% % de autopublicidad (las cadenas privadas, A3 y T5) y el 14% y el 2,5% (TVE1).

El 3% de “promos” supone unos 45 minutos sobre 24 de programación, aunque éstos no se distribuyen proporcionalmente durante el día, siendo mucho más densa la autopublicidad en las franjas de prime time. Es decir, el 3%, distribuido

equitativamente, supondría más o menos 2 minutos por cada hora de programación, pero los momentos de máxima audiencia puede suponer 5 o más minutos de cada hora.

No obstante hay muchas formas de autopromoción de la cadena que se insertan en programas a la antigua usanza (dentro de los informativos se incluyen noticias sobre la propia cadena, en las galas u otros programas de entretenimiento se hace constante autobombo, programas como los realities, de mucho éxito, ordenan toda la programación de la cadena, que se nutre de imágenes generadas en Gran Hermano o en Operación Triunfo, por ejemplo, a los que remiten, publicitándose constantemente unos espacios a otros, en los programas de cotilleo hay una continua autorreferencialidad, o la alusión de unos espacios (vespertinos o de madrugada) a otros de ese mismo día (los del magazine de la mañana o de sobremesa), muchos programas o espacios o secciones de programas (los deportes o el tiempo en los informativos, por ejemplo, incluso de las TV públicas) están patrocinados, y aparece una careta con el patrocinio, muchas teleseries comienzan con un breve espacio promocional en el que los personajes (y no los actores) escenifican una breve ficción donde se presenta un producto, convirtiéndose en sus prescriptores, las pestañas que aparecen en los programas (esquina inferior izquierda), o bien las bandas que recorren por abajo la pantalla introducen avances de programación en el tiempo dedicado a otros espacios (“programas propiamente dichos”), etc.

Branded Content es una categoría superior que engloba todos los contenidos producidos para una marca de carácter informativo, de entretenimiento o educativo. Branded Entertainment son las acciones que, ligadas a marcas, tienen como objeto entretener a sus audiencias. Dentro de esta categoría podríamos introducir tanto el product- placement como el patrocinio de eventos y el advertainment. Y advertainment será el término para referirse a las actividades que firmadas e impulsadas por una marca tienen

como objeto conectar con los consumidores a través de sus intereses de ocio. Dicho de otra forma, el Branded Content engloba al Branded Entertainment y éste al Advertainment.

LOS PROMOS Y OTROS “SEGMENTOS DE CONTINUIDAD”

Todas aquellas emisiones o marcas que ponen de manifiesto que lo que vemos (o lo que veremos próximamente) es un servicio audiovisual de telecomunicaciones, y además es un servicio que nos proporciona determinada cadena.

• Promos de la cadena (station break, bande-annonce)

• Temas visuales y/o musicales de continuidad

• Trailers o avances

• Mosca, bandas, pestañas

• Cortinillas

• Caretas de entrada y salida

• Cortes, conexiones, comunicados...

La televisión que habla de sí misma y que, por tanto, al poner de manifiesto su condición de medio, impide la posibilidad de identificación y proyección plenas, de evasión en el sentido en que lo hace el cine.

Se trata evidentemente de publicidad de la cadena, que considera la propia programación como un producto que ha de ser promocionado, por cuanto entra en concurrencia competitiva con otros que ofrecen simultáneamente otras cadenas.

Los “promos”, por ejemplo, juegan habitualmente con: 1) extractos visuales del programa que se anuncia; 2) voz en off que anuncia la fecha, hora y el contenido del programa, convocándonos a esa cita televisiva, acompañada a veces de sobreimpresiones gráficas que vuelven a anclar el programa concreto con la cadena televisiva de que se trate a través de los colores corporativos, el estilo gráfico, la mosca. Cuando el programa es en directo, evidentemente su anuncio no puede mostrar un extracto de imágenes, pero sí fragmentos de programas anteriores (caso de ser un concurso por ejemplo, o una actuación musical) o bien el testimonial persuasivo del conductor del programa, que nos promete diversión, rigor o lo que corresponda.

A veces, al inicio de la temporada televisiva (en septiembre-octubre) o bien para periodos señalados (la Navidad, el verano) las cadenas lanzan promos con un panorama de la nueva programación o los especiales para esas fechas, a veces con el concurso de los rostros más conocidos de la cadena. También hay promos temáticos: el cine programado en junio, o los programas del corazón del trimestre, etc.

Los promos se gradúan atendiendo a la distancia temporal con la emisión del programa anunciado: desde un “próximamente” indefinido, a avances para dos semanas, a avances la misma semana, la víspera, la mañana antes, “en breves momentos”.

LA REJILLA.

• Disposición en sucesión de un conjunto de programas de una cierta duración, dentro de un intervalo temporal dado y según una lógica y un orden determinados.

• ¿Técnica de programación, de organización de la oferta, o producto en sí, macrotexto?

El contenido de la rejilla: la SEGMENTACIÓN.

La forma de la rejilla: PARÁMETROS.

• Duración.

• Frecuencia: diario, semanal, temporada, anual...

• Colocación: day time, access-prime-time, prime time, late night.

• Orden de sucesión.

• Programas simultáneos en las cadenas de la competencia.

La lógica de la rejilla: la COMPETENCIA. Estrategias:

• Counter programming (contraprogramación)

• Competitive programming (antiprogramación)

• Bridging

• Lead in effect

• Block programming

• Hammocking

• Tentpoiling

Cabe señalar que en la franja del day-time impera la cotidianidad (la periodicidad diaria), al menos durante los días entre semana, mientras que en el prime-time impera la colocación de programas de gran éxito, pero distintos cada día (periodicidad semanal). Es decir, mientras la articulación del day-time es horizontal (todos los días de la semana a la misma hora), la del prime time es vertical (un día de la semana en concreto a la misma hora). En horario de prime time las estrategias de las cadenas pueden ser de contraprogramación o de antiprogramación, y es patente el empleo del bridging o solapamiento.

Counter programming o contraprogramación: colocación de un género de programa distinto del que programa la competencia en el mismo segmento temporal, para así captar a un público distinto

Competitive programming o antiprogramación: El mismo tipo de programa en la misma franja horaria, disputándose el mismo tipo de público con la competencia.

Bridging: solapar nuestro programa con otro de la competencia, de manera que el nuestro vaya más allá del inicio del otro para limitar así la fuga de público.

Lead in effect: capacidad de un programa para inducir el seguimiento también de los programas que le siguen o le preceden.

Block programming: sucesión de programas del mismo género

Hammocking: colocación de un programa nuevo tras dos éxitos de público.

Tentpoiling: colocación de un programa de éxito tras dos shows nuevos de audiencia limitada.

EL DIRECTO.

1936-1954 TV EN DIRECTO EXCLUSIVAMENTE

• Informativos

• Teatro, conciertos, danza...

• Teleseries

• Deportes

• Candid Camera (1949)

1954: Series dramáticas filmadas y volcadas al formato televisivo.

1956-’70: Empleo creciente del diferido: soap-operas, sit-comedies...

’70-’80-’90:

• Vuelta progresiva del directo

• Concursos

• Reality Show (An American Family, PBS, 1973)

• Talk Show

• CNN (está sucediendo, lo estás viendo)

• Eurosport (live)

1956 EN ADELANTE:

• Directo:

■ Autenticidad

■ Vivacidad

■ Espontaneidad

■ Incertidumbre

■ No manipulación

• Diferido:

■ Conservación

■ Repetición

■ Control

■ Perfección

■ Censura

La vuelta poderosa del directo en las últimas décadas se debe a que era y sigue siendo uno, seguramente el principal, valor añadido de la televisión con respecto a otros medios de comunicación de masas: mientras la fotografía, el cine y el vídeo remiten de formas diversas a un pasado, congelan y conservan algo que irremediablemente ya ha sido y sólo puede volver a ser como imagen, precisamente, la televisión en directo (live en inglés) es algo presente, vivo, haciéndose.

Tal es el embrujo del directo que las imperfecciones técnicas que acarrean pueden ser perfectamente obviadas por ese otro plus de autenticidad, de incertidumbre.

TIPOS DE DIRECTO

• Directo-directo

• Directo aplazado

• Directo mixto

• Directo sintetizado

• Estética del directo en programas en diferido

La “espontaneidad” del directo: Hay montaje (edición) en el directo:

• Conmutación de cámaras.

• Construcción de un discurso audiovisual de manera simultánea al desarrollo de los hechos televisados.

LA EVOLUCIÓN DE LA TELEVISIÓN: DE LA PALEO A LA NEOTELEVISIÓN Raymond Williams: Television: Technology and Cultural Form (1975).

1. La noción de programación sustituida por la de FLUJO PLANIFICADO (sintaxis).

2. La HIBRIDACIÓN DE GÉNEROS (semántica).

3. La televisión convertida en “topic”, en argumento de su propio discurso: la EGOLATRÍA TELEVISIVA o la AUTORREFERENCIA (prágmática).

La “programación” como un tic del crítico, del intelectual, demasiado apegados a una cultura literaria, escrita: el televidente prototípico dice “ver la televisión”, juzgando que la televisión está siempre ahí, es un flujo que pasa, como un río, donde todo es igual y todo cambia (no podemos bañarnos dos veces en el mismo río), pero donde todo de una u otra manera vuelve (el eterno retorno). Voy a encender la televisión “a ver qué ponen”: el FORTUITISMO INICIAL (Cohen-Séat). Por supuesto que hay momentos especiales para la televisión (los grandes acontecimientos retransmitidos: Media

Events), pero el propio autobombo televisivo (los partidos del siglo, las bodas del siglo...) los hace cada vez menos solemnes. En la televisión prima la cotidianidad, la tranquilidad, la televisión es una fidelidad de los que no tienen nada mejor que hacer, cualquier ocupación algo interesante o que rompa la rutina la posterga.

Frente a las nociones de programa, género, contenido, discontinuidad programática, clausura, se imponen las nociones de ritmo, velocidad, aceleración-ralentización, variedad en la esencial continuidad, transición. Se prima la porosidad entre los bloques, que no son sólidos, sino que se metamorfosean, son permeables: el flujo los atraviesa.

La televisión es un medio donde se aprecia de forma evidente lo sucedido en otros ámbitos de la comunicación, sea de masas o estética: un acelerado debilitamiento de la noción de “obra” o de “texto” como estructura completa, clausurada. La televisión de los inicios trasmitía “obras” cerradas en sucesión, de ahí comenzó a emitir secuencias o trozos de obras y poco a poco fue borrando los límites entre obras, y al final encabalgó cada vez más íntimamente unos segmentos de obras con los sucesivos, hasta el punto de insertar fragmentos cada vez más consistentes de un segmento-obra en el corazón de otros, incluso alejados temporalmente. De esta manera se consagra la noción de flujo continuo como modelo propio de la comunicación televisiva, flujo que se extiende mucho más allá de los límites de los “programas” a la antigua usanza y que los sobredetermina. Es decir, cada programa pierde su identidad propia en la medida en que en su desarrollo se insertan avances de otros programas, de manera que un programa no vale tanto por su contenido en sí, cerrado, sino en tanto eslabón de una cadena en la cual obtiene sentido cumpliendo su función de engarce. La programación se convierte en un macrotexto o un supertexto continuo en la ideación y planificación de los programadores de cada cadena, pues su deseo sería fidelizar al espectador y mantenerlo unido a su cadena durante toda su sesión televisiva. Es evidente que el telespectador rompe con su mando a distancia y cuando le viene en gana esa continuidad, pero la obligación del programador es facilitar la continuidad, minimizar el uso del mando.

LA HIBRIDACIÓN DE CONTENIDOS: Un fenómeno semántico (I).

• ADVERTORIALS (advertising & editorials)

• ADVERTAINMENT (advertising & entertainment)

• INFOMERCIALS (information & commercials)

• INFOTAINMENT (information & entertainment)

• EDUTAINMENT (education & entertainment)

• INFOTAINMENTAL (information & entertainment & documental)

• REALITY-SHOW, DOCU-SHOW, DOCU-GAME, DRAMEDY, MOCKUMENTARY… (en español).

• PUBLIRREPORTAJE

• DOCUDRAMA

INFOTAINMENT: El intermedio, 59 segundos, Tengo una pregunta para Vd. Sección de Deportes de Informativos Cuatro (Manolo Lama, Nico Abad…).

INFOTAINMENTAL: Bowling for Columbine (Michael Moore), Una verdad incómoda (Al Gore), Super Size Me (Morgan Spurlock).

EDUTAINMENT: Waku-Waku, Art Attacks, Bricomanía, La cocina de Arguiñano.

LA HIBRIDACIÓN DE CONTENIDOS: Un fenómeno semántico (II):

MAGAZINE, CONTENEDOR (El programa de Ana Rosa (T5); Espejo público (A3), La mañana de la 1 (La1):

• Crónica rosa o crónica negra

• Entrevistas

• Concursos

• Talk Show

• Humor

• Cocina

• Salud y belleza

• Viajes

• Espectáculos, actuaciones en directo

• Conexión con informativos, revista de prensa

• Debates con llamadas

• Citas de otros programas (los Reality sobre todo) e invitaciones a sus concursantes o allegados

La mañana de la 1: Saber Vivir, Saber Mirar, Saber Moverse, Saber Brillar y Saber Cocinar

El programa de Ana Rosa: El programa de AR es un magacín que aborda la actualidad desde diferentes perspectivas: entrevistas a personalidades, reportajes de investigación, secciones temáticas y tertulias y mesas de debate (política, actualidad, sociedad, etc.). Predominan en el programa los temas de calado social (la violencia en las aulas, la anorexia, las drogas, etc.) y la crónica de sucesos. También tiene una presencia destacada la actualidad de la prensa rosa, y se realiza un seguimiento especial de los concursos de telerealidad que emite la cadena (lo que dice la cadena).

HIBRIDACIÓN DE CONTENIDOS (CONCLUSIONES):

Los géneros televisivos clásicos han borrado sus fronteras y se han mezclado unos con otros.

Ese mestizaje televisivo tiene como ingrediente fundamental, ubicuo, a la publicidad, tanto publicidad de anunciante como publicidad de la propia cadena televisiva o de su grupo de comunicación (exclusiva en TVE).

El espectador, con todo, sabe orientarse con bastante competencia en ese jardín televisivo y asimilar las nuevas marcas genéricas, aunque sean más sutiles.

“EGOLATRÍA” Y “CONVITE” TELEVISIVOS: dos fenómenos pragmáticos.

Egolatría televisiva.

• Abundancia de promos, cortinillas, avances y otros segmentos de continuidad

• Autorreferencia (autobombo) entre unos programas y otros de la misma cadena o del mismo grupo (menciones, imágenes tomadas, conexiones en directo, invitados…)

• Informativos que incluyen noticias (positivas) referidas a audiencias de la cadena o del grupo

• Programas de zapping, de parodia televisiva

Convite. La participación de los públicos.

• Presentador que nos interpela a nosotros, espectadores domésticos (el diálogo ficticio como estrategia)

• Público presencial en el plató (la clac televisiva en concursos, magazines, talk shows, galas, incluso en teleseries: nuestros delegados)

• Presentador que interpela a ese público presencial, en grupo o individualizadamente

• Público espontáneo interpelado en la calle

• Público doméstico que llama por teléfono o envía vídeos, SMS, twits, whatsups o lo que sea

• Público que vota y decide (concursantes, películas...)

• Público objeto de casting para participar en programas concurso

Complementariedad entre egolatría y convite: la TV habría provocado nuestra deserción como televidentes si hablara constantemente de sí misma sin ninguna contrapartida. Pero lo característico es que ha incorporado en ese narcisismo suyo a los propios

televidentes, que participan de la egolatría también en forma delegada: la televisión se representa así misma en el acto de establecer amistosas, fraternales, cómplices relaciones con los públicos.

TV: CONTINUIDAD DE LA VIDA.

• El espacio: salón clase media, adosado, chalet, estancias íntimas…

• El tiempo:

■ Ciclo anual: vacaciones, fiestas…

■ Ciclo diario: gimnasia matutina, desayuno, comida, compras vespertinas…

■ Agenda informativa: sucesos, coyuntura política…

• Los protagonistas: gente corriente

La televisión es una continuación de la vida:

■ Espacial: los platós de los talk-shows o de muchos magazines son como una salita de estar clase media, la prolongación de ese espacio doméstico real a un espacio doméstico virtual (una ventana abierta a nuestra propia casa), las casas de los reality-shows (Gran Hermano) son como las nuestras.

■ Temporal: las series de TV prolongan y refuerzan en sus ficciones nuestros propios ciclos temporales, armonizándose con ellos: los protagonistas se van de vacaciones de verano cuando nosotros lo hacemos, celebran la Navidad o el Día de los Enamorados en diciembre y el 14 de febrero, respectivamente, como nosotros, comentan los sucesos que conforman nuestra propia agenda informativa (la Guerra de Irak,las elecciones en España, la actualidad política), debaten sobre aspectos de la actualidad de la sociedad y la cultura. También con respecto a la agenda diaria: los programas de gimnasia matutina por la mañana temprano, los consejos de moda u hogar a media mañana, para amas de casa, las recetas sobre las 13 horas,

■ Actoral: los actores nos representan, son gente normal y corriente, no élites intelectuales, políticas, económicas, superhéroes.

SEMIÓTICA DE LA NEOTV En términos generales diríamos que con la neo-tv pierde la dimensión SEMÁNTICA (por la igualación y el vaciamiento de los contenidos) y se refuerzan en cambio las dimensiones SINTÁCTICA (EL FLUJO PLANIFICADO, LAS CITAS CONSTANTES) y PRAGMÁTICA (LA EGOLATRÍA TELEVISIVA, LA PARTICIPACIÓN DE LOS PÚBLICOS).

LA FRAGMENTACIÓN TELEVISIVA.

• El macromontaje longitudinal o monocanal de los emisores (el flujo planificado)

• El macromontaje transversal o pluricanal de los receptores (el mando a distancia y el zapping)

• El multitasking: ver la televisión con otras pantallas encedidas delante (portátil, tablet, móvil…)

No hay dos veladas televisivas iguales, pues cada espectador dotado de mando a distancia elige platos distintos de una carta televisiva más o menos amplia y variada. Ha habido cantos de glorificación de esta “democracia semiótica” debida a la variedad de la oferta y jeremiadas apocalípticas por su esencial homogeneidad, por su igualdad de fondo, sobre la que se inscriben diferencias de matiz: una generalizada celebración de la estupidez, de la chabacanería, del ocio irresponsable teñido siempre de negocio.

EL EFECTO ZAPPING

• PaleoTv: Channel Switching.

• NeoTv: ¿Zapping?

■ Zapping

■ Zipping

■ Flipping

■ Grazing

■ Cruising

■ Mutting

■ Media Mixing: Multitasking

Umberto Eco (1983): “TV: la transparencia perdida”, recogido en La estrategia de la ilusión.

La paradójica “confidencialidad” de la NeoTV: confidencias públicas, aireadas a través de las ondas, pero sentidas a menudo por el protagonista del talk-show como una sesión de terapia privada verdaderamente confidencial. Esa es la particular trasgresión de los límites entre lo privado y lo público que caracteriza a la neoTV: los asuntos públicos se convierten en asuntos privados de los políticos profesionales, carentes de interés, aburridos, mientras los asuntos privados del famoso o del ciudadano de a pie, anónimo, se convierten en motivo de excepcional interés público.

Contacto compulsivo: la IMPACIENCIA como característica neotelevisiva, tanto del espectador como del programador.

La del programador, marcada por los ÍNDICES DE AUDIENCIA (Sofres recoge los datos de los audímetros instalados en 3.305 hogares que registran las preferencias de unas 9.000 personas)

No hay comentarios
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 20 páginas totales
Descarga el documento