Apunts teories i història de l'educació 1, Apuntes de Ciencias de la Educación. Universitat Autònoma de Barcelona (UAB)
annapagador
annapagador

Apunts teories i història de l'educació 1, Apuntes de Ciencias de la Educación. Universitat Autònoma de Barcelona (UAB)

3 páginas
2Número de descargas
8Número de visitas
100%de 2 votosNúmero de votos
Descripción
Asignatura: teoria de la educacion, Profesor: Jordan Jose Antonio, Carrera: Educació Social, Universidad: UAB
20 Puntos
Puntos necesarios para descargar
este documento
Descarga el documento
Vista previa3 páginas / 3
Descarga el documento

ANNA PAGADOR MANERO EDUCACIÓ SOCIAL TEORIAS Y HISTORIA DE LA EDUCACIÓN

TEORIAS Y HISTORIA DE LA EDUCACIÓ RESPONSABILIDAD PEDAGOGICA

Entre muchos aspectos temáticos sobre el tema de la “responsabilidad pedagogica”,

elegiré dos puntos que creo esenciales, para profundizar más y no extenderme

demasiado.

1) Grandes autores como Levinas y Max van Manen han intentado hacer una

aproximación teorica del tema de la responsabilidad pedagogica en relación al campo de

la “pedagogía práctica y vivida”

Sabemos, hablando en terminos relacionados con la educación, que la responsabilidad

pedagogica es una de las diversas actitudes que debe tener un educador para ser

considerado excelente en su campo.

Ser responsable significa actuar i ser ”para el otro”, es decir, olvidarse de lo personal

para llegar a vivir en y para los otros, y así sentirse realizado. La responsabilidad moral

se encuentra en aquello más profundo, primordial y subjetivo del ser humano, el corazon.

Levinas dice, “yo soy responsable del otro sin esperar la recíproca, aunque ello me

cueste la vida” “Desde el momento en que uno me mira, ya soy responsable de él” Por

lo tanto todos somos responsables de todos.

2) Levinas habla ampliamente del “rostro” como elemento fundamental. Ese

análisis de lo que pasa cuando miro al otro “cara a cara” es lo que Levinas describe como

“el rostro”. Tan solo con una mirada ya basta para saber que el sujeto suplica ayuda,

apoyo sin necesidad de palabras explícitas. “Desde el momento en que el otro me mira,

yo ya soy responsable de él”.

Max van Manen, inspirandose en las tesis principales de Levinas, habla de la “llamada”.

“Sentirse reclamado es lo más importante, el significado más profundo de ser educador”

El educador se ve impelido a responder a todas esas “llamadas” y necesidades de cada

niño. Adopta ese sentimiento de responsabilidad y de no-indiferencia.

En la practica pedagogica, un educador de verdad es aquel que se olvida de su propia

agenda personal para llegar a conocer y “saber cómo ver” a los niños. Así pues, se

percata de los aspectos externos, pre-juicios de cada uno de ellos y adquiere una actitud

de máximos, de implicación, de atención y de responsabilidad, actuando para su bien.

2

ESPERANZA PEDAGOGICA

Entre muchos aspectos temáticos sobre el tema de la “esperanza pedagogica”, elegiré

dos puntos que creo esenciales, para profundizar más y no extenderme demasiado.

1) Primeramente, antes de empezar a hablar de la esperanza pedagogica,

debemos conocer lo que son las expectativas, tal como han sido estudiadas y aplicadas

a la practica de la pedagogia educativa.

Las expectativas son una serie de pre-juicios, es decir, generalizaciones que hacemos

inconscientemente, ya sean positivas o negativas.

La esperanza pedagogica, aunque en ocasiones utilice las expectativas positivas, es,

ciertamente realista. El educador esperanzado es consciente de que hay ciertos puntos

negativos que condicionan la tarea educativa, pero lo que quiere hacer es ver más allá

de toda dificultat o problema aparentemente insalbable sin dejarse determinar por ellos,

hasta llegar a adoptar una actitud de confianza y ver los puntos positivos de cada niño.

Así pues, la esperanza pedagogica, es una cierta actitud de confianza que tiene un

educador en relación a sus alumnos, que se basa en conocer los puntos fuertes de cada

uno de ellos.

2) A continuación, introduciré las dos convicciones:

1a- Los educadores realmente esperanzados no se dejan llevar por las apariencias

negativas. Sinó que creen que todos los niños tienen capacidades encerradas en su

interior, que se pueden potenciar. Y convencen a los alumnos que pueden resolver sus

problemas academicos y personales.

2a- Se puede decir que un buen educador que goza de una sana identidad profesional,

es aquel que es consciente de que su tarea no se reduce a una serie de instrucciones o

tecnicas, sinó que va más allá, hasta llegar a influenciar positivamente en vidas de los

menores, haciendolos crecer y salvando su vida escolar y personal.

En el caso práctico de Daniel Pennac, se narra como hasta finales del bachillerato,

creía que era una nulidad escolar, un fracasado convencido de no servir para nada.

Hasta que tuvo la suerte de encontrarse con tres profesores que creieron y confiaron

en el.

3

TACTO PEDAGOGICO

Entre muchos aspectos temáticos sobre el tema de la “tacto pedagogico”, elegiré tres

puntos que creo esenciales, para profundizar más y no extenderme demasiado.

1) Sabemos, hablando en terminos relacionados con la educación, que la

competencia pedagogica principal de un buen educador para ser considerado excelente

en su campo, es poseer mucho tacto pedagogico.

Es decir, el “saber que hacer cuando no se sabe que hacer” de forma adecuada según

sea cual sea el momento, la circunstancia, etc. Para poder resolver, con la mayor eficacia

una serie de situaciones practicas.

Por eso, el tacto pedagogico va más allá. Este “tacto pedagógico”, como dice Max van

Manen, es más parecido a un “impulso educativo-moral”, que nace de dentro. No es una

actividad cintifico-tecnica, que sigue unas leyes o tecnicas cientificas pedagógicas en

concreto. Sinó que se trata de una actividad normativa, enfocada a saber que hacer de

una forma correcta ,buena y apropiada, para llegar a prenetrar en lo más intimo de cada

niño, en el fondo de su interioridad. Con el fin de conocerlo y así buscar lo mejor para su

crecimiento personal, orientandolo hacia lo mejor, desde el punto de vista educativo.

2) Hay estudios que muestran,que los profesores han de tomar 60 decisiones no

pensadas durante una hora. Eso es un ejemplo que justifica que en la acción educativa,

no se puede estar reflexionando continuamente sobre lo que es mejor.

Así pues el ‘tacto pedagógico’es una cierta “aptitud y actitud” para “saber qué hacer, y

cómo hacer” cuando se está educando, que no surge de una acción propiamente mental.

El tacto, como dice Max van Manen, hace que se resalte lo que es singular en cada niño

“ciencia humana de lo único”. Captando sus necesidades mas profundas, a través de la

responsabilidad pedagogica. Y esto, afirma, que solo se puede llevar a cabo conociendo

a la otra persona, a través del amor pedagogico.

En ese sentido, se entiende la pedagogia, como una ciencia humana que se centra en la

relación entre el educador y el menor.

3) En el caso práctico de la “profesora de Daniel” hay una pregunta que dice

así: “¿Cómo ‘sabe’ esta profesora lo que tiene que hacer y decir a Daniel? Parece

claro que ese ‘saber’ no se trata de ningún conocimiento intelectual o teórico general, ni

de ninguna técnica concreta, sinó que, ese ‘saber’ és lo que tiene qué hacer y cómo lo

tiene que hacer en ese momento, porque conoce a Daniel. Ese saber es más bien una

cierta forma de “sentir”

No hay comentarios
Descarga el documento