Biología. Sistemática y Taxonomía, Apuntes de Enología. Universidad de Valladolid (UVA)
fremd
fremd

Biología. Sistemática y Taxonomía, Apuntes de Enología. Universidad de Valladolid (UVA)

6 páginas
3Número de descargas
11Número de visitas
100%de 1 votosNúmero de votos
Descripción
Asignatura: impacto ambiental, Profesor: Pilar Zaldívar, Carrera: Enología, Universidad: UVA
20 Puntos
Puntos necesarios para descargar
este documento
Descarga el documento
Vista previa3 páginas / 6
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 6 páginas totales
Descarga el documento
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 6 páginas totales
Descarga el documento
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 6 páginas totales
Descarga el documento
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 6 páginas totales
Descarga el documento

TEMA 1 SISTEMÁTICA Y TAXONOMÍA

El número total de especies vivas se estima entre 4 millones y 100 millones, pero sólo se han descrito alrededor de 1.8 millones. La variedad de los organismos vivientes y los ecosistemas de los que son parte se conoce como diversidad biológica o biodiversidad. Estos se ordenan en “cajones”, que no suelen ser estancos.

Existen muchos enfoques y métodos empleados por los biólogos para clasificar los organismos y para inferir su historia y relaciones evolutivas. La información proviene de muchas fuentes, incluidos fósiles, biogeografía, patrones de desarrollo y características estructurales y de comportamiento. Los avances en la secuenciación de ADN han generado enormes cúmulos de datos acerca de semejanzas y diferencias moleculares.

El estudio de la diversidad de los organismos en todos los niveles de organización se llama sistemática, cuyo objetivo es la reconstrucción de la filogenia mediante la ordenación de los organismos de más simple a más complejo. Un aspecto importante de la sistemática es la taxonomía, la ciencia de nombrar, describir y clasificar organismos filogenéticamente. En biología, el término “clasificación” significa ordenar los organismos en grupos con base en semejanzas que reflejen relaciones evolutivas entre linajes. ¿Qué es una especie? [2] Para comprender el modo en que los biólogos han enfrentado el desafió de clasificar a los seres vivos, comencemos por analizar la unidad básica de la clasificación biológica, la especie. Especie, en latín, simplemente significa “tipo”. Así, en el sentido más simple, las especies son tipos de diferentes organismos. Pero, ¿Dónde está el límite entre un tipo y otro? Ernst Walter Mayr (1904 – 2005), un nombrado biólogo evolutivo, propuso una definición rigurosa: describió a una especie biológica como “Comunidad reproductora de poblaciones (aisladas de otras desde el punto de vista de la reproducción) que ocupa un nicho específico en la naturaleza“. Pero el aislamiento reproductor no siempre se cumple: aunque existen híbridos estériles (la reproducción no habría sido exitosa), muchas especies de plantas y algunos animales se reproducen entre sí y tienen descendencia fértil. CLASIFICACIÓN DE LOS ORGANISMOS De los muchos sistemas de clasificación a lo largo de la historia, el que diseñó Carolus Linneo a mediados del siglo XVIII sobrevive en la actualidad con algunas modificaciones. Hasta entonces, la nomenclatura de las especies era polinomial, y Linneo diseñó un sistema para asignar a las especies a una jerarquía de grupos cada vez más amplios: utilizó una nomenclatura binomial con la que separó el nombre de la clasificación sistemática: nombre genérico y epíteto (o nombre) específico. Conforme sube la jerarquía, cada grupo es más incluyente; esto es, incluye a los grupos debajo de él y, por lo tanto, refleja las relaciones filogenéticas.

Rosa canina

Género Nombre específico Especie

Los nombres científicos son universales: tienen una denominación de todos los organismos y son significativos para todos los usuarios. Mientras tanto, los nombres vulgares no son universales (una misma especie se dice de muchas maneras), son engañosos (el plátano), caprichosos (cojín de monja), existe una falta de rigor (para una misma especie hay muchos nombres) y son imprecisos o no existen para algunos organismos (el pasto).

El intervalo de categorías taxonómicas desde especie hasta dominio(agregado en la segunda mitad del siglo XX) forma una jerarquía. Las especies cercanamente emparentadas se asignan al mismo género y los géneros cercanamente emparentados se agrupan en una sola familia. Las familias se agrupan en órdenes, los órdenes enclases, las clases en filos, y los filos, en reinos (algunos biólogos usan el término división para esta categoría en las plantas). Se denomina taxón a un grupo formal de organismos que se ajusta a una categoría partículas de clasificación o categoría taxonómica. Un taxón puede separarse en subgrupos, como subfilos o superclases. El plural de taxón es taxa. Los nombres de los taxones están latinizados y los nombres uninomiales (excepto el género) se pueden castellanizar. En cada “estrato” se utiliza una terminación, que cambian en función del organismo (planta, animal, hongo…) NOMENCLATURA

• El género es un sustantivo que va en singular y la inicial, en mayúscula. Es irrepetible: no existe homonimia.

• El epíteto específico es un adjetivo, y la inicial se escribe en minúscula. Tiene que existir concordancia con el género y puede repetirse.

• El nombre genérico y de especie no pueden separarse. • El género puede abreviarse a la inicial si ya ha sido citado (V. vinífera) • En zoología, los nombres de especie y de enero pueden ser iguales (Tautonomía) • Todos los nombres científicos de familia y rango inferior llevan autor. (Vitis L.), que

es optativo y se escribe igual que el contexto. En zoología se escribe el apellido del autor seguido de comas y del año de la descripción.

ABREVIATURAS Y NOMENCLATURA ESPECIAL • subsp/ssp = subespecie • sp = especie • spp = varias especies • cv = cultivar ( cultyvated variety. Es una variedad agronómica-hortícola)

Los híbridos se indican con la partícula “x” y se ordenan alfabéticamente. Quercus petraea X Quercus robur

Quercus x rosácea

• La nomenclatura “ex” significa que alguien (el primero escrito) describió una especie descubierta por otro (el segundo). (Pinus canariensis Sweet ex Sprengel. Se tacharía “Sweet ex”.)

• La partícula “in” significa que alguien (el segundo) utilizó una descripción de otra persona (el primero). (Lonicera japónica Thumb. in Murray. Se tacharía “in Murray”)

• Si el autor va entre paréntesis (Picea abies (L.) Karst.) L. sería el primero que aplicó el nombre, y Karst., quien puso el nombre actual.

REGLAS DE NOMENCLATURA BIOLÓGICA

Principio de nomenclatura biológica • Un taxón sólo puede tener un nombre.

Principio de homonimia • Un nombre sólo se puede aplicar a un taxón.

Principio de prioridad • En caso de conflicto, el nombre válido es el más antiguo.

Los nombres científicos se escriben en cursiva o subrayada.

CLASIFICACIÓN (Tierra: 4600 mill/ Vida: 3500 mill)

Desde la antigüedad, el modo de originarse la vida y la aparición de la gran variedad de organismos conocidos, constituyó un misterio que, en menor o mayor medida, despertó curiosidad de los científicos. Antes del siglo XIX existieron diversas hipótesis que intentaban explicar justamente esta cuestión: Las teorías creacionistas que hacían referencia a un hecho puntual de la creación divina; y por otra parte, las teorías de la generación espontánea que defendían que la aparición de los vivos se producía de manera natural, a partir de la materia inerte. Darwin, naturalista británico realizó una obra de vital trascendencia (1859): El origen de las especies. La cual tiene por objetivo aportar una explicación científica sobre la evolución o denominada “descendencia con modificación” (término utilizado para explicar estos fenómenos).

Charles Darwin, viajando a bordo del Beagle, recogió datos geológicos que le permitieron establecer un conjunto de hipótesis que cuestionaban las ideas precedentes sobre la generación espontánea de la vida.

La diversidad observada durante esos veinte años siguientes se intentó explicar de manera coherente mediante la formulación de los datos obtenidos. Una de las etapas que más influyó en el fue su paso por las islas Galápagos, donde encontró 14 subespecies distintas de pinzones, que se diferencian únicamente en la forma del pico. Es decir, que cada una de ellas, estaba adaptada a un tipo de alimentación y vivía en un hábitat diferente en las diversas islas.

Darwin se vio obligado a presentar sus trabajos, cuando recibió el manuscrito de un joven naturalista, Alfred Russel Wallace (1823/1913), que había llegado de manera independiente a las mismas conclusiones que él, es decir, a la idea de la evolución por medio de la selección natural.

LA TEORÍA DE DARWIN

Darwin concluye que sobrevivirán aquellos individuos con características más favorables, idea conocida como la “supervivencia del más apto”. Sin embargo, hay que tener en cuenta que, a menudo, se registran variaciones, hecho que Darwin había observado en las Galápagos. Conectando este hecho con la idea de la supervivencia del más apto, se deduce que aquellos individuos que poseen las características más favorables compiten en mejores condiciones y, al cabo del tiempo, se produce la selección natural; es decir, los más aptos ocupan todo el habitat y los menos “adaptados” desaparecen. Las relaciones evolutivas se basan en el registro fósil, homologías (similitud de caracteres relacionados por un ancestro común) y a los datos moleculares, tales como las mutaciones de ADN, las comparaciones proteínicas, las hibridaciones ADN-ARN, el ARN ribosomal, el ADN mitocondrial y los relojes moleculares. No se basa en la evolución convergente o analogías y en los caracteres similares en líneas evolutivas distintas, en las que no hay ancestro común.

SISTEMAS DE CLASIFICACIÓN

Las primeras clasificaciones que se conocen se hicieron agrupando los diferentes seres vivos en categorías artificiales, según criterios más o menos arbitrarios (comestibles, peligrosos .. ) establecidos por los naturalistas de la época. Así, Aristóteles (384-322 a.c.) clasificó a los seres vivos en dos grandes grupos: el reino vegetal y el reino animal, y creó diferentes categorías internas. Por ejemplo, agrupó a los animales en dos grandes categorías, los animales sin sangre y los animales con sangre, que equivaldrían a los invertebrados y vertebrados, respectivamente. Ernst Haeckel, en 1866, demuestra la diferencia entre organismos unicelulares y pluricelulares, incluyendo a los primeros dentro del reino Protista. Haeckel mantiene la clasificación taxonómica en tres reinos, al dejar de lado a los minerales. En 1969, los organismos vivos quedan clasificados en cinco reinos. El menos evolucionado, llamado Monera, incluye a los microorganismos procariotas, formados por las bacterias y las algas verde azuladas. Un escalón más arriba los Protistas, microorganismos unicelulares eucariotas. Whittaker propone separar a los hongos del reino Vegetal, incluyéndolos en el reino Fungi. En consecuencia los cinco reinos propuestos por Whittaker son: Monera, Protista, Fungi (Hongos), Plantae (Vegetal) y Animalia (Animal). Actualmente, la categoría Reino es considerada como un subgrupo de un nivel superior llamado Dominio. La razón se debe a estudios realizados por el microbiólogo Carl Woese en 1990, de los cuales surgen notorias diferencias a nivel molecular entre los microorganismos procariotas Archaea y Bacteria. Woese propone incluir en

dominios separados a las arqueas y a las bacterias, creando un tercer dominio llamado Eukarya, que incluye a los reinos Protista, Fungi, Plantae y Animalia.

El dominio Eukarya puede, a su vez, dividirse en siete supergrupos.

SISTEMAS DE CLASIFICACIÓN ACTUALES

Los sistemas de clasificación actuales son tres: cladística, fenética y tradicional.

La Cladística (griego: klados = rama) es una herramienta biológica que sirve para determinar las relaciones evolutivas entre los organismos basándose en los caracteres derivados compartidos(homologías). Un carácter derivado es aquel que se ha originado a partir de un carácter primitivo. Actualmente es el método filogenético más aceptado para estudiar las relaciones evolutivas entre los organismos.

La cladística es un método de análisis preciso, que utiliza los caracteres apomorfos compartidos. El análisis cladístico es la base de la mayoría de los sistemas modernos de clasificación biológica que pretenden agrupar los organismos en función de sus relaciones evolutivas (filogenéticas).

El resultado final de un análisis cladístico, generalmente realizado mediante un programa informático, genera un diagrama de relaciones en forma de árbol denominado "cladograma".

En un cladograma, las puntas de las ramificaciones representan a los táxones. Las ramificaciones deben ser idealmente binarias (bifurcaciones). Los dos táxones que quedan en los extremos de una bifurcación se denominan hermanos o grupos hermanos.

Cada subárbol se llama clado, con independencia del número de ramificaciones que contenga. Un clado se considera natural cuando todos los organismos que contiene comparten un único antepasado que no es común con ningún otro organismo del cladograma.

En la sistemática actual los caracteres derivados compartidos (homologías) son organizados en un árbol filogenético. No son tan estrictos en que todos los grupos sean monofiléticos. Es decir, un ancestro común más descendientes.

La fenética o, taxonomía numérica, representa un intento de clasificar los organismos basándose en su similitud global. Las especies son clasificadas en función de la cantidad de similitudes.

Es imposible un método que refleje relaciones evolutivas. Además, ignoran si algunos caracteres son producto de evolución convergente. Este sistema es poco utilizado en la actualidad.

No hay comentarios
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 6 páginas totales
Descarga el documento