cerebro, Apuntes de Física. Universidad Pontificia de Salamanca - Madrid (UPSAM)
hananeb
hananeb

cerebro, Apuntes de Física. Universidad Pontificia de Salamanca - Madrid (UPSAM)

18 páginas
11Número de visitas
Descripción
Asignatura: fisica ambiental, Profesor: maximo gonzales, Carrera: Ingeniería Industrial, Universidad: UPSA-M
20 Puntos
Puntos necesarios para descargar
este documento
Descarga el documento
Vista previa3 páginas / 18
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 18 páginas totales
Descarga el documento
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 18 páginas totales
Descarga el documento
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 18 páginas totales
Descarga el documento
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 18 páginas totales
Descarga el documento

Descargado en:

patatabrava.com

NEUROPSICOLOGIA (UPSA)

CÓMO APRENDE EL CEREBRO

PROF. 17-18

1

Capítulo 1: Cerebro y educación: Tópicos, errores y nuevas verdades El cerebro es la maquina gracias a la cual se producen todas las formas de aprendizaje y que pone los limites de este. Determina lo que puede ser aprendido, cuanto y con qué rapidez.

El conocimiento de cómo aprende el cerebro podría tener un gran impacto en la educación, ya que podría transformar las estrategias educativas y permitirnos idear programas que optimizaran el aprendizaje, aunque todavía no han encontrado una aplicación significativa en la teoría o en la práctica de la educación.

Existen muchas contradicciones en el estudio del cerebro. Este tiene una admirable capacidad para reorganizarse, y aunque en un momento determinado lo usemos todo, siempre podemos aprender más. Es el caso de la señora W. que sufrió una lesión cerebral masiva y al parecer lleva una vida perfectamente normal porque una pequeñísima proporción de células intactas en una región cerebral puede bastar para ejecutar una tarea. Estas células pueden iniciar el proceso de reparación y sanar otras neuronas.

Los genes son muy importantes en la creación del individuo y desarrollan un papel muy importante en el aprendizaje. La programación genética no basta para que se produzca el desarrollo normal del cerebro, también se requiere la estimulación ambiental.

Los trastornos del desarrollo son trastornos producidos por algún ligero defecto en la programación genética que tiene un efecto en el desarrollo cerebral. Ejemplos son el autismo, el TDA+H, y la dislexia. Estos trastornos se presentan en forma leve a grave y por lo general persisten durante toda la vida.

Para diagnosticarlos se procede a la evaluación sistemática del historial del desarrollo del niño y a informes y análisis de conducta. El valor del diagnostico depende de la actitud de los individuos y su disposición y motivación para superar las dificultades.

Por cognición se entiende la esfera mental la cual engloba el pensamiento, las actitudes mentales, la memoria, la atención, el aprendizaje y la emociones.

Hasta hace poco se creía que el cerebro adulto era incapaz de aprender, pero ahora se sabe que este es flexible, y puede hacer que crezcan células nuevas y establecer nuevas conexiones, al menos en algunas regiones como el hipocampo. La plasticidad del cerebro, es decir, su capacidad para adaptarse continuamente a circunstancias cambiantes, depende fundamentalmente de cuanto se usa. El cerebro está preparado para aprender durante toda la vida y adaptarse al medio, aunque, naturalmente, el cerebro envejecido se vuelve menos maleable y como ya experimentan las personas mayores, aprender nuevas cosas requiere más tiempo.

Los cerebros individuales son distintos entre sí, la educación es un ajardinamiento del cerebro y en cierto sentido los educadores son como los jardineros.

El cerebro es uno de los sistemas más complejos del universo, y aunque estamos comenzando a saber bastante de él, todavía nos falta mucho para llegar a comprender como funciona en su totalidad.

El cerebro adulto pesa aprox. 1,4 kg y contiene unos cien mil millones de células que se agrupan en diferentes regiones del tejido cerebral para realizar determinadas funciones. Cuando una neurona se activa, descarga un impulso, denominado potencial de acción, esto origina la liberación de sustancias químicas(neurotransmisores) desde el botón terminal de la neurona que cruzan el espacio sináptico y son aceptadas por receptores de dendritas de otra neurona, y así e produce la actividad cerebral.

Para estudiar el cerebro puede estudiarse diversas herramientas:

- La electrofisiología toma registros de neuronas individuales del cerebro mientras estos levan a cabo una determinada tarea. La electroencefalografía y la magneto encefalografía miden la actividad eléctrica y magnética del cerebro. La tomografía por emisión de positrones y la resonancia magnética funcional miden el flujo sanguíneo del cerebro. La estimulación magnética transcraneal mide una alteración temporal del cerebro.

Capítulo 2: El cerebro en desarrollo

2

Durante el primer año de vida, el cerebro humano cambia de forma espectacular ya que el número de conexiones entre neuronas comienza a aumentar rápidamente. Los estudios sobre el desarrollo del cerebro durante los primeros años de vida han empezado a desempeñar un papel muy importante en los debates sobre políticas educativas.

Numerosos estudios afirman que el medio afecta al desarrollo cerebral en fases tempranas de vida. El contenido adecuado de la educación temprana, el modo en que habría que evaluar el aprendizaje y la enseñanza preescolar, y a qué edad tendrían que empezar los estudios propiamente dichos son cuestiones que se abordan en este capítulo.

Los argumentos a favor de un inicio temprano de la educación se han fundamentado en tres hallazgos importantes de la neurobiología:

1. En la primera infancia se producen incrementos espectaculares en el número de conexiones entre neuronas.

En el desarrollo posnatal aumenta muchísimo la densidad sináptica mediante un proceso llamado sinaptogénesis. Este proceso va seguido de un periodo de poda sináptica en el que las conexiones usadas con mucha frecuencia resultan reforzadas y las usadas con poca son eliminadas. Además, las células nerviosas comienzan a cubrirse de mielina que acelera el movimiento de los impulsos eléctricos por la neurona. Esto se ha demostrado en estudios acerca del desarrollo de la corteza visual humana.

Por ejemplo, la capacidad de los bebes para reconocer caras y sonidos es impresionante, ya que resulta útil distinguir entre cosas que son comunes en nuestro entorno.

2. Existen periodos críticos en que la experiencia determina el desarrollo del cerebro.

Necesitamos ciertos tipos de estimulación ambiental en momentos específicos (periodos críticos) durante su desarrollo para que se formen con normalidad los sistemas sensoriales y motores del cerebro asi como ciertas experiencias de aprendizaje. Esta estimulación ambiental debe darse de forma básica y general y en entornos normales.

Sin embargo, numerosos científicos han sugerido que es posible recuperar parte de la función según sea el periodo especifico de la privación y las circunstancias posteriores de la misma, aunque las destrezas que se adquieren después son ligeramente distintas y tal vez se basen en estrategias y vías cerebrales diferentes a las que se habrían adquirido durante el periodo sensible.

Sin embargo, más allá del desarrollo sensorial, se ignora si existen periodos sensibles para sistemas de conocimientos transmitidos culturalmente, como los responsables de la lectura y del cálculo aritmético.

3. Los entornos enriquecidos ocasionan en el cerebro la formación de más conexiones que los entornos empobrecidos.

Estudios con ratas demuestran que las criadas en entornos enriquecidos tenían en áreas cerebrales implicadas en la percepción sensorial, hasta el 25% más de sinapsis por neurona que las ratas privadas. Incluso realizaban mejor tareas de aprendizaje y eran más rápidas en salir del laberinto. En conclusión, eran más inteligentes. Y esto es aplicable en todas las fases del desarrollo.

Las investigaciones que hemos analizado en este capítulo no respaldan la idea favorable a una atención educacional selectiva solo en las etapas tempranas del niño, sino más bien que hay que disfrutar de oportunidades de aprendizaje en todas las edades, En pocas palabras, los entornos precarios nunca son buenos para el cerebro.

Capítulo 3: Palabras y números en la infancia temprana APRENDER A HABLAR. ¿El lenguaje es innato?: sí y no. No en el sentido de que hay muchas lenguas distintas y sólo es posible aprender cada una de ellas escuchándola y hablándola. Sí en el sentido de que hay varias normas abstractas que parecen ser inherentes a todos los lenguajes hablados. Los bebés que se crían en entornos en los que se habla y que no tienen ningún fallo cerebral aprenden a hablar de forma natural y sin esfuerzo. Hay pruebas de que el aprendizaje de los sonidos de la propia

3

lengua comienza in útero. Experimento pionero: cerebros bebés de tres meses activadas las mismas regiones cerebrales que en los adultos cuando oyen hablar en su lengua materna. Período sensible: al final de su primer año los bebés pierden la capacidad de distinguir entre sonidos a los que no están expuestos. Japoneses no distinguen entre R y L pero los bebés si pueden detectar esta diferencia, aunque sólo durante 10 meses. Después del período sensible el cerebro no pierde la capacidad para oír diferencias sutiles sino la facultad para tratarlas como algo significativo. Para que tenga lugar el aprendizaje después de este período, la interacción social con otras personas parece ser clave.

APRENDIZAJE DE UNA SEGUNDA LENGUA. Los bebés criados en familias con dos lenguas tardan en desarrollar el lenguaje algo más que los criados con una sola. Sin embargo, pronuncian mejor y comprenden mejor la sintaxis; comienzan pronto a reflexionar sobre el lenguaje y son conscientes de que palabras distintas pueden referirse a lo mismo. El verdadero bilingüismo, en el sentido de que ninguna tiene un estatus preferente, no existe. Aunque uno estés expuesto a dos lenguas por igual desde el nacimiento, se escoge siempre una como “lengua materna”. La gramática y el acento se dominan mejor si se aprenden a una edad temprana, la semántica y el vocabulario pueden aprenderse a cualquier edad. Acento extranjero: una segunda lengua aprendida después de los cinco años aprox. siempre tendrá un acento característico, aunque hay diferencias individuales y algunas personas apenas tiene acento. Un acento extranjero, como el del dialecto concreto de una lengua materna, es un indicador de la identidad, igual que el aspecto físico. Quizá estos indicadores hayan desempeñado un papel evolutivo importante en el reconocimiento de miembros de la familia y parientes más lejanos.

HABLAR ANTES DE ADQUIRIR EL HABLA. Los balbuceos incluyen a menudo sonidos que constituyen el lenguaje en el entorno del bebé. Incluso los niños que apenas balbucean son capaces de aprender a hablar. Los bebés sordos parecen hacer algo similar al balbuceo, pero con las manos. Realizan movimientos que constituyen un subconjunto de los movimientos de las manos de que se compone el lenguaje de los signos utilizados por padres sordos. Incluso los bebés normales con padres sordos balbucean con las manos, lo que da a entender que el balbuceo es una parte intrínseca del aprendizaje del lenguaje, con independencia de cuál sea éste.

ASOCIACIÓN RÁPIDA. Cuando los bebés tienen alrededor de un año, empiezan a pasar de los sonidos a las palabras. Asociación rápida: los bebés comienzan a hacer corresponder palabras con objetos basándose en las palabras que oyen utilizar a la gente. Desde aproximadamente los 18 meses a los 2 años, se incrementa la velocidad a la que aprenden palabras nuevas. La capacidad para adquirir vocabulario nuevo se mantiene durante toda la vida.

APRENDIZAJE DE LA GRAMÁTICA. A medida que aumenta el vocabulario de los niños, desarrollan reglas gramaticales sin necesidad de que se les expliquen de manera explícita. Son capaces de extrapolar reglas gramaticales simplemente partiendo de los plurales regulares e irregulares pronunciados por sus padres, sin que nadie les haya enseñado de forma explícita. Esta capacidad se considera consecuencia de la organización intrínseca del sistema gramatical de los niños, que se desarrolla en cuanto los bebés se ven expuestos al lenguaje. Motherese/ parentese: término utilizado para referirnos al modo en que los adultos hablan a menudo a los bebés (sonidos vocálicos exagerados, agudos y largos). Se produce en todas las culturas y presentan ventajas porque las frases cortas y sencillas y las vocales largas ayudan a los niños a aprender los sonidos y la estructura de su lenguaje. Esta conducta de los adultos parece casi involuntaria. Cómo aprende gramática el cerebro: El procesamiento semántico activa los dos hemisferios cerebrales mientras que el procesamiento gramatical normalmente sólo el izquierdo. Según nuevas investigaciones parece haber un período sensible para aprender gramática pero no para aprender vocabulario. Para este último se utilizan los mismo sistemas cerebrales sea cual sea la edad, en la gramática cambia en función de la edad a la que la persona es expuesta al lenguaje por primera vez. Cuanto más años se tiene al iniciar el aprendizaje de la segunda lengua, más bilateral es la actividad cerebral. Retrasar la exposición a la lengua lleva al cerebro a utilizar una estrategia distinta a la hora de procesar gramática.

APRENDER A LEER Y A ESCRIBIR. Tanto la lectura como la escritura se adquieren más fácilmente si

4

se fundamentan en un buen lenguaje hablado. Una gran parte del sistema cerebral del lenguaje parece estar dedicada al procesamiento de sonidos. En los sordos, la parte del sistema cerebral del lenguaje que procesa el habla no responde a sonidos sino a señas gestuales. Escritura: pocos niños habrán adquirido está habilidad antes de los cuatro años. Aunque al empezar a escribir los niños quizás usen letras de plástico o teclados, para escribir en un papel han de ser capaces de coordinar y controlar los movimientos de sus dedos. La corteza motora del cerebro, que controla la coordinación de las manos y los dedos, generalmente no está desarrollada hasta los cinco años de edad. Dispraxia: anomalía cerebral en la coordinación motora (incapacidad del niño para abotonarse la ropa, sostener un lápiz como es debido…). Números y sumas: según Piaget los bebés no desarrollan ningún tipo de sentido de los números hasta los 4/5 años de edad. Por lo visto, los niños de 3 años creen que el número depende de lo grande que parezca algo. Numerosísimas investigaciones han demostrado que la idea de que los niños pequeños carecen de un concepto del número es simplemente errónea. Usando una ingeniosa versión renovada del experimento de conservación de Piaget, se demostró que los niños de tres años pueden conservar implícitamente el número. Ciertos estudios más recientes revelan que incluso los bebés muy pequeños tienen cierto concepto de los números. Enseñas dos juguetes a un bebé, los escondes uno tras otro detrás de un biombo y estos se sorprenden si sólo ven uno después de que no cuadren. La capacidad de los niños para contar es escasa si se les pide que comparen dos o más grupos de objetos, pero, si se les analiza con un grupo cada vez, a los dos o tres años ya entienden que para contar hay que seguir un orden prefijado y que el último número contado representa el valor del conjunto. Cuando los niños muy pequeños empiezan a aprender los nombres de los números en realidad no están contando, no se desarrolla un conocimiento profundo del significado de contar hasta el final del cuarto año de vida. Igual que se ha sugerido que nacemos con una disposición a aprender las reglas gramaticales, se ha sugerido también que nacemos con una capacidad para aprender sobre los números. Sólo unos días después de nacer, los bebés saben distinguir entre dos y tres objetos. Si el número de objetos a contar o de conjuntos a evaluar es superior a 3 o 4 comienzan a cometer errores. Discalcúlicos: individuos que no tienen concepto de número y les resulta increíblemente difícil entender siquiera los problemas matemáticos más básicos. Saber contar bien es en gran medida consecuencia de la preparación a cargo de los adultos durante los años de enseñanza primaria, por lo que debe considerarse un ejemplo claro de transmisión cultural.

Capítulo 4: El cerebro matemático El lóbulo parietal, implicado en la visión y el recuerdo de los objetos está vinculado al conocimiento de los números y sus relaciones. Ciertos pacientes con lesión cerebral no son capaces de leer los números arábigos y se da una disociación doble: algunos confunden componentes del número, pero no se equivocan nunca con la cantidad decimal (la base); otros no confunden jamás los números simples, pero si la base. En el primer caso, déficit en la selección de palabras numéricas individuales; en el segundo, problema en la comprensión conceptual de cantidad. La existencia de estos dos tipos de pacientes da a entender que hay una región cerebral en cierto modo especializada en la cantidad (gramática numérica) mientras que otra está especializada en la selección de palabras numéricas.

CÁLCULO EN EL LÓBULO PARIETAL. Pese a que los pacientes con el lóbulo parietal lesionado tienen graves problemas para reconocer y calcular números, a menudo las dificultades no son tantas cuando algo no numérico presenta cierto orden numérico.

5

La corteza parietal está muy implicada en la representación espacial y es crucial en la vida cotidiana. Desempeña un papel importante en la representación de la magnitud y guarda relación con las matemáticas. Por lo común, en los test de aptitud, los que exhiben una buena capacidad espacial a menudo tienen también buenas destrezas matemáticas.

LOS DOS LADOS DEL CEREBRO. Los pacientes de cerebro hendido (hemisferios no conectados por daño en el cuerpo calloso) son incapaces de comprar dos números si uno se presenta en un hemisferio y el otro en el otro. No obstante, si los dos números aparecen juntos en el mismo lado, al individuo no le cuesta nada determinar cuál es más pequeño. Esto pone de manifiesto que ambos hemisferios son capaces de reconocer y comparar dígitos. Sin embargo, el hemisferio derecho no es capaz de identificar números escritos, ni por sí solo nombrar dígitos y realizar cálculos aritméticos. El izquierdo puede sumar pero para los individuos de cerebro hendido es imposible si las sumas se muestran en el hemisferio derecho. El hemisferio izquierdo puede multiplicar, el derecho no. Sólo el izquierdo se sabe las tablas de multiplicar, por lo que parece que el derecho hace estimaciones mientras que el izquierdo calcula.

Aunque es cierto que un hemisferio domina sobre el otro en lo que respecta a nuestra experiencia del mundo y acciones, ambos funcionan juntos en casi todos los procesos, situaciones y tareas.

FORMACIÓN DE IMÁGENES MENTALES DE MATEMÁTICAS. El lóbulo parietal inferior está activado tanto en la multiplicación como en la comparación. Su nivel de activación parece depender de la dificultad de la tarea. Durante la multiplicación se produce un cambio en la activación hacia el hemisferio izquierdo, mientras que en la comparación se activan ambos, con una ligera preferencia por el derecho. El cálculo exacto depende del lenguaje, mientras que la aproximación se basa en redes cerebrales espaciales visuales no verbales. En los adultos, la facilidad para el cálculo probablemente depende de una interacción constante entre representaciones de cantidad, visuales y verbales de los números. Los cálculos de memoria se realizan en buena parte mediante el sistema verbal, mientras que las aproximaciones se hacen utilizando el sistema de cantidades.

DIFERENCIAS DE GÉNERO Y MATEMÁTICAS. De una cultura a otra se observan variaciones en la magnitud del efecto del género: Los chicos superan a las chicas tanto en China como en EEUU pero las chicas chinas superan a los chicos de EEUU. También hay que tener en cuenta que las mujeres suelen rendir más, según análisis realizados. El cerebro masculino es más voluminoso en los lóbulos temporales (amígdala e hipocampo); la corteza cingulada anterior y la orbitoforntal son más grandes en las mujeres, estas están implicadas en el procesamiento emocional en contexto sociales y no sociales. La idea de que los cerebros masculino y femenino han evolucionado para asumir papeles distintos ha sido desarrollada por Simon Baron-Cohen quien sostiene que los hombres tienen tendencia a analizar y a construir sistemas mientras las mujeres están predispuestas a mostrar empatía. En cuanto a las diferencias de activación cerebral, una posibilidad es que el cerebro de los hombres esté más lateralizado que el de las mujeres. Esto podría corresponder a diferencias sexuales observadas en acciones relativas al lenguajes: varios investigadores han advertido que las mujeres superan a los hombres en las tareas verbales mientras que los hombres son más competentes en las tareas espaciales. Estas diferencias sexuales se han vinculado a diferencias hormonales, la capacidad espacial de las mueres es inversamente proporcional al nivel de estrógeno; la testosterona, mejora la memoria espacial e incrementa el tamaño del hipocampo, tanto en las aves macho como en las hembra.

DISCALCULIA. La capacidad de cálculo aritmético no llega a desarrollarse pese a la excelente enseñanza y al buen input ambiental. Cabe sospechar que hay una sutil anomalía cerebral tras este trastorno especifico y persistente, al que aludimos a menudo como discalculia del desarrollo. En los niños con discalculia, la capacidad para adquirir destrezas aritméticas está dañada en un grado moderado grave. Estos niños a menudo se sienten frustrados y ansiosos en las clases de matemáticas o donde se requiera algún tipo de cálculo. A veces aparece en niños con dislexia, pero no se conoce el porqué de su relación. Parece haber un conocimiento innato del concepto de número y una de las hipótesis para explicar este trastorno es la falta de este sentido innato. Puede deberse a que falta uno de los principales mecanismos de arrancada para el aprendizaje rápido de la cantidad y el número (módulo). Quizá este módulo no logre desarrollarse como es debido a causa de alguna lesión cerebral temprana o alguna desorganización genética de los circuitos neurales subyacentes. En el cerebro adulto ciertas lesiones del lóbulo parietal provocadas por apoplejía o daño cerebral puede originar discalculia. Algunos niños parecen sufrir un déficit temprano en el lóbulo parietal, por lo que

6

carecen de intuición de la cantidad. Para el enseño a estos niños, lo esencial es hacerlo mediante la repetición lenta y paciente de elementos básicos que normalmente se dan por sentados para proporcionar reglas explícitas. Es algo sumamente práctico y al final el individuo discalcúlico será capaz de realizar y verificar operaciones básicas.

Capítulo 5: El cerebro alfabetizado En este capítulo habla sobre las investigaciones cerebrales recientes acerca de la capacidad de leer y escribir.

La invención de la escritura es uno de los avances más importantes de la historia, comenzó por separado y su difusión ha sido rápida a todas las culturas por lo que la alfabetización universal se considera como un derecho humano fundamental.

La escritura incremento la capacidad de transmitir conocimientos de una generación a otra. La primera gran invención del alfabeto fue la de introducir símbolos para las consonantes y la segunda fue la introducción de signos gráficos para las vocales.

El aprendizaje del alfabeto sigue siendo la base de la alfabetización, pero para todos no resulta igual de fácil, hay una minoría que tiene dificultades para aprender a leer y escribir esto recibe el nombre de dislexia.

El lenguaje visible crea un nuevo mundo de objetos, símbolos letras que tienen relación con el sonido del habla, es decir hay que aprender las correspondencias entre el habla y los símbolos. El cerebro de alguien que sabe leer y escribir es distinto del de un analfabeto, el cerebro de un analfabeto está organizado de distinta forma que el de los alfabetizados. En un experimento: cuando se les presentaba palabras desconocidas los analfabetos activan los lóbulos frontales (resolución de problemas) y cuando se les presentan a los alfabetos se activa el lóbulo temporal izquierdo (procesamiento del lenguaje).

No es que solo cambie nuestro cerebro a aprender a leer y escribir también cambia con idiomas concretos como el inglés, italiano o francés suponen demandas específicas en la escritura. Por lo que los lectores italianos activan el área de transcripción más que los ingleses y franceses, quienes activan el área de la

7

forma de la palabra más que los españoles o italianos.

Hay tres regiones del sistema de lectura, las cuales han permitido la alfabetización. Una de ellas es el área de broca, la parte frontal, que es el sistema básico de producción del habla del cerebro, si este área fallase se produciría la apoplejía ( perder la capacidad de hablar leer o escribir). La parte de central de Wernicke y la circunvalación angular esta activa durante la transcripción de letras y sonidos. Y el posterior situado en la porción inferior del lóbulo temporal en esta región se da el almacenamiento y la recuperación de palabras enteras.

La interacción entre lo que se ve lo que se oye no solo se da en la lectura también en un estado denominado sinestesia. Estas personas mezclan sensaciones diferentes, es decir asocian un color a una letra o palabra concreta por ejemplo: huele a fresas siempre que toca la ropa de algodón. La sinestesia es un fenómeno que nos revela lo rica que es nuestra experiencia del lenguaje escrito.

Capítulo 6: aprender a leer y sus dificultades En este capítulo analiza lo que supone ser disléxico en una sociedad alfabetizada.

Este capítulo comienza hablando de aprender a ser musicalmente culto, y hace referencia al capítulo anterior, es decir saber música o no saber con ser analfabeto no. Puesto que el cerebro de aquellos que son musicalmente cultos es diferente a los que no lo son. Aquellos que son cultos musicalmente se ve reflejado en un área pequeñísima del lóbulo parietal. Cuando un sabe leer no puede por menos que leer las palabras que tiene delante, al igual que ocurre en un experimento de música que realizan. Y concluyen que de que a lo largo del proceso de aprender a leer supone un cambio de actividad de la derecha a la izquierda, es decir las estructuras del cerebro izquierdo están cada vez más ajustadas a tareas específicas a tareas específicas de la lectura mientras que las aportaciones del hemisferio derecho tienen más que ver con el procesamiento de aspectos visuales del texto.

Dislexia: son aquellos niños que presentan graves dificultades para aprender a leer, pese a que en otros aspectos pueden ser brillantes y muy competentes. Afecta a un 5% de la población y viene de familia.

El principal impedimento para aprender a leer y escribir tiene que ver con el habla.

Estos niños muestran muy a menudo déficits de atención, algunos tienen dificultades visuales y confunden formas de letras y otros presentan disfunciones auditivas. También tienen dificultades de movimiento, auditivas o visuales.

Si comparamos las destrezas de lectura de los niños disléxicos con problemas sensoriales y motores a los que no lo son, no se aprecia diferencia ninguna entre ellos, puesto que los problemas adicionales resultan simplemente elementos añadidos a la dislexia y no la causa de las dificultades de lectura.

Los disléxicos adultos sabían leer tan correctamente como la población normal, pero seguían siendo lentos y mostraban retraso en tareas que exigían manipular sonidos del habla.

La dislexia se reconoce con un test de lectura, el cual tiene que dar que la lectura es inferior a los resultados en pruebas de capacidad general y otras destrezas cognitivas.

8

El problema que tienen los disléxicos con el habla es que les cuesta mucho clasificar y procesar sonidos del lenguaje.

Los cerebros de los disléxicos tienen el mismo tamaño plano temporal de la izquierda que el del lado derecho cuando normalmente el de la izquierda es mayor. También la sustancia blanca es más delgada en el sistema de lectura del cerebro disléxico.

La dislexia adquirida: se utiliza para describir problemas de lectura que surgen tras una lesión cerebral en alguien que antes leía con total normalidad.

Los disléxicos presentan una menor activación en los principales componentes del sistema de procesamiento de la lectura y el habla del hemisferio cerebral izquierdo.

Haciendo referencia al capítulo anterior por lo tanto los disléxicos ingleses y franceses sufren a aprender a leer más que los disléxicos italianos.

Los niños disléxicos necesitan enseñanza especializada, con esta es posible disimular las dificultades de estos.

Es posible fortalecer regiones cerebrales que tienen especialmente que ver con el procesamiento del habla, haciendo ejercicios repetitivos y motivadores que suponen una escucha atenta a sonidos modificados. Mejorando así el lenguaje tanto hablado como escrito.

El cerebro adulto es capaz de cambiar y vale la pena intentar enseñar a individuos disléxicos incluso a edad adulta. No se produce la curación total de la dislexia pero si su mejora.

Capítulo 7: Trastornos del desarrollo socioemocional ¿Que tienen que ver los problemas sociales y emocionales con el cerebro?

Autismo

El autismo es un trastorno del desarrollo que se caracteriza por dificultades en la comunicación y la interacción social, así como por intereses limitados y una conducta rígida e inflexible. La causa del autismo se debe a una predisposición genética que ejerce un impacto en el desarrollo cerebral antes del nacimiento. Las señales y los síntomas aparecen de manera gradual, y solo pueden ser identificados del todo a partir del segundo año de vida. El autismo se presenta en diversos grados, y puede producirse con un nivel de inteligencia tanto alto como bajo. Por un lado, puede haber niños con autismo que no hablan una palabra y se comportan como si estuvieran solos. Y por otro lado, niños que hablan continuamente, pero a nosotros nos resulta difícil entender lo que quieren decir. El rasgo central, en todas las edades y todos los niveles, es que falla la comunicación emocional.

Síndrome de Asperger

Algunos individuos del espectro autístico están afectados en forma muy leve, y su desarrollo temprano no es llamativamente anómalo. Esto significa que el diagnóstico es tardío, por lo general después de los ocho años, y los primeros problemas solo se reconocen en retrospectiva. Para estos casos se usa la designación de síndrome de Asperger. La a menudo inteligencia de estos niños y su deseo de aprender reglas sociales acaso disimulen el alcance de sus dificultades de comunicación social.

Talentos inusuales

Una memoria precisa para hechos, un vocabulario amplio y unas destrezas de lectura aprendidas de manera autodidacta no son infrecuentes en los niños autistas con CI bajo. El talento musical, la poesía y el arte pueden ser algunos trocitos brillantes de la mente. Este fenómeno da a entender que el cerebro está especializado en diferentes módulos, y que en el autismo se hallan afectados solo algunos de los sistemas cerebrales, no todos.

Módulos de la mente

El cerebro del bebé recién nacido viene provisto de varios mecanismos de arrancada, los cuales facilitan el aprendizaje por la vía rápida en esferas especialmente importantes. En el autismo, uno o más de estos

9

módulos quizá sean defectuosos.

¿Que mecanismos de arrancada? Hay un mecanismo de este tipo para aprender lenguaje, números o música, pues todas estas capacidades se desarrollan con rapidez y pueden existir relativamente aisladas de otras clases de aprendizaje. Un módulo puede romperse (inteligente y creativo y no tener oído para la música), por otro lado, un módulo individual puede sobrevivir mientras otros están dañados (muy lento para aprender cualquier cosa salvo la música). El módulo roto tal vez impida que se desarrollen otros en una especie de efecto dómino.

Cómo funciona la idea especulativa en el autismo

Una de las teorías para explicar los síntomas del autismo es conocida como <<falta de teoría de la mente>> o <<ceguera de la mente>>. Teoría de la mente es una descripción abreviada de la capacidad humana para atribuir deseos, sentimientos y creencias a otras personas a fin de explicar su conducta (mentalización, empatización). La mentalización, o empatización, es algo que hacemos automáticamente y con la mayor facilidad, tal vez debido a que nuestro cerebro tiene un módulo para ello. Podría ser este el módulo defectuoso del autismo. La principal propuesta de la teoría de la ceguera de la mente es que, en el autismo, falta la capacidad intuitiva para entender que las otras personas tienen mente.

Los niños con desarrollo normal adquieren rápidamente la capacidad de mentalización y, a los cinco años, comprenden escenarios sociales muy complejos, como las falsas creencias, el fingimiento, el engaño y las mentiras piadosas. En cambio los niños autistas, no. Estos son incapaces de comprender que las otras personas pueden tener opiniones distintas de las suyas. (Problemas en los niños autistas: falta de atención compartida, ausencia de juego fingido).

Mentalización del cerebro

En las personas no autistas, diferentes tareas que suponen deducir intenciones, creencias y deseos de la gente activan tres regiones clave del cerebro social: la corteza prefrontal medial, implicada en el control de estados mentales internos tanto del yo como de los demás; el surco temporal superior, para reconocer y analizar movimientos y acciones de las personas, y los polos temporales que tienen que ver con el procesamiento de las emociones. En cambio, en los individuos con el síndrome de Asperger, las tres regiones cerebrales involucradas en la mentalización están conectadas más débilmente, es decir, hay una mala conectividad, por lo que están menos activas.

Superación de la ceguera de la mente

Para que una persona autista aprenda sobre las intenciones y los sentimientos de los demás, es preciso explicar con detalle las consecuencias de las acciones, las expresiones faciales, los gestos y palabras, aunque para la mayoría resulten evidentes.

Trastorno de hiperactividad por déficit de atención (THDA)

El THDA o TDA (trastorno por déficit de atención) es una afección caracterizada por impulsividad inapropiada, dificultades de atención y, en algunos casos, hiperactividad. Un síntoma frecuente es el deterioro social, reflejado en la falta de amigos y un comportamiento difícil. Les cuesta participar en actividades cooperativas de grupo y con frecuencia se adelantan a los acontecimientos o se ven afectados por distracciones que alteran a los demás. En la mayoría de los casos, los síntomas se deben a leves disfunciones en el desarrollo cerebral; y puede tener una base genética. El THDA empieza en la infancia, pero normalmente persiste hasta la edad adulta. Por lo general, se diagnostica THDA cuando se presentan conjuntamente varios síntomas (dificultad para mantener la atención, escuchar...) durante al menos seis meses hasta un nivel mal adaptativo, contradictorio con el nivel de desarrollo, que provocan impedimentos significativos en la escuela y/o en casa.

El cerebro en el THDA

La corteza prefrontal que desempeña un papel importante en la planificación, la toma de decisiones, el control de la atención y la inhibición de conductas inapropiadas y ciertas regiones de los ganglios basales implicados en la producción de movimientos son más pequeñas en los chicos con THDA que los que no padecen el trastorno.

El cerebro controlador

10

Los principales síntomas del THDA son las dificultades graves y prolongadas a la hora de inhibir acciones y mantener la concentración mental. En el THDA, el control inhibitorio frontal no funciona eficazmente, porque, los lóbulos frontales se desarrollan a un ritmo más lento que en la mayoría.

Tratamiento del THDA

El THDA se trata a menudo con fármacos, y ciertos tipos de anfetaminas, que incrementan la cantidad de dopamina y noradrenalina en el cerebro. La estimulación de estos sistemas químicos origina sensaciones de vitalidad y euforia. La medicación no cura el THDA, pero puede servir para que la persona funcione mejor. Existen otros tratamientos, entre ellos la terapia cognitiva y la terapia familiar, que pueden ayudar a mejorar el autocontrol y la atención de la persona.

Trastorno de la conducta

Cuando los controles externos no están funcionando, o el niño parece ser incapaz de utilizarlos, puede diagnosticarse trastorno de conducta, o trastorno <<desafiante o oposicionista>>, que se asocia al THDA. Se habla de una conducta buscadora de atención en la cual el estilo parental es uno de los orígenes del problema, pero aun así los programas de modificación de la conducta pueden dar resultado.

Un trastorno de empatía y sensibilidad moral

La psicopatía es una afección que a veces comienza con trastornos de la conducta en la infancia. Un trastorno del neurodesarrollo da origen a psicopatía en la edad adulta y puede muy bien tener raíz genética. El fundamento cerebral de la psicopatía es un funcionamiento defectuoso de ciertas partes de la amígdala. Puede ser que los niños que no sienten intuitivamente que las transgresiones morales son peores que las convencionales se conviertan en adultos psicópatas si no se les orienta adecuadamente. En estos casos, la adversidad social, la agresividad y la conducta impulsiva suelen ser factores concurrentes.

Las desgracias nunca vienen solas

No se acepta que los trastornos del desarrollo puedan deberse a una anomalía cerebral leve. Niños con trastornos del desarrollo están afectados y en la enseñanza precisan un enfoque muy diferente del normal. La idea es que la compensación es posible, pero la curación aún no.

CAPITULO 8 - EL CEREBRO ADOLESCENTE

¿Qué cambia después de la pubertad?

Tras la pubertad, los niños parecen ser más conscientes de sí mismos y de quienes les rodean, de sus opiniones y emociones. La preocupación por el aspecto y por lo que las demás personas piensan parece ser enormemente importante, mucho más que antes de la pubertad. Eso tiene que ver con el creciente interés sexual y con una consciencia de la identidad del sexo opuesto.

Observación del cerebro adolescente con imágenes de RM

Hasta hace poco, solo se podía estudiar la estructura del cerebro humano después de la muerte. Actualmente, determinadas técnicas no invasivas, en especial las imágenes de Resonancia Magnética, pueden generar imágenes del cerebro humano vivo de gran calidad, donde unas estructuras y otras aparecen diferenciadas.

Cambios en la corteza frontal durante la adolescencia

La cantidad de sustancia blanca en la corteza frontal aumenta tras la pubertad. El incremento de sustancia blanca con la edad es ligeramente distinto en los chicos que en las chicas. Se produce una disminución en la cantidad de sustancia gris. Por lo tanto, si sabemos as sobre el desarrollo cerebral y los cambios en la química del cerebro en la adolescencia, quizá se pueda impedir el trágico curso de enfermedades mentales como la esquizofrenia.

Los cambios cerebrales prosiguen después de la adolescencia

11

El volumen de sustancia blanca continua aumentando más allá de la adolescencia e incluso hasta los 60 años. Es un periodo más extenso de desarrollo cerebral, especialmente en la corteza frontal. Los principales cambios se han observado en la cantidad de sustancia gris frontal, que parece aumentar desde los siete años hasta aproximadamente los doce disminuyendo a partir de entonces, y un incremento simultaneo de sustancia blanca. Parece que el cerebro sigue desarrollándose bien entrada la edad adulta.

¿Qué hay de los cambios en la conducta y la cognición tras la pubertad?

La atención selectiva, la toma de decisiones y las habilidades para inhibir respuestas, junto con la facultad para realizar múltiples tareas a la vez, son capacidades que podrían mejorar en la adolescencia. En muchas tareas de función ejecutiva, se producía una mejora continua con la edad durante la adolescencia.

Observación del cerebro adolescente en acción con RM

Las técnicas de RM funcional permiten obtener, en tiempo real, imágenes del cerebro humano en funcionamiento, constituyendo además un método no invasivo y seguro para explorar la función cerebral de los niños. Por ejemplo: para ver el desarrollo neuronal de funciones ejecutivas durante la adolescencia, la fluidez verbal...etc.

Repercusiones de las investigaciones cerebrales en los adolescentes

En el desarrollo del cerebro y la cognición durante la adolescencia, se pone de relieve una importante reorganización de las partes del cerebro que siguen desarrollándose durante los años adolescentes y aun después. Los efectos de esta reorganización parecen ser un mayor control y una mejor planificación de las acciones complejas necesarias tanto en el trabajo como en la vida social. Y no obstante sobre el desarrollo cerebral durante la adolescencia relevan que la educación secundaria y la superior son vitales.

12

Capítulo 9: Aprendizaje a lo largo de la vida En este capítulo describiremos investigaciones que demuestran la flexibilidad del cerebro adulto.

Por plasticidad cerebral entendemos la capacidad del sistema nervioso para adaptarse continuamente a circunstancias cambiantes. Esto sucede siempre que aprendemos algo.

En el cerebro adulto también existe una enorme capacidad para el cambio, aunque esta limitada por la vejez.

El hipocampo es fundamental para la navegación y memoria espaciales. La actividad en el hipocampo está relacionada directamente con una mayor memoria espacial, siendo quizás una de sus causas. A los taxistas de Londres se les realizo un estudio que demostró que el hipocampo posterior de estos era mucho menor que el de personas normales. Y este tamaño a su vez dependía de cuánto tiempo ha utilizado la persona su memoria espacial. Otro resultado importante es que, cuanto más tiempo llevaba el hombre como taxista, más pequeño se volvia su hipocampo anterior. Esto indica que cuando una parte del cerebro se desarrolla y crece gracias a la experiencia, puede que otras partes paguen el precio.

Otras investigaciones han revelado que la parte del cerebro que procesa el sonido( la corteza auditiva) en los músicos expertos es un 25% más grande que la persona que jamás ha tocado un instrumento. Igualmente, el agrandamiento guarda relación con la edad a la que los músicos comenzaron a tocar. Pero no solo eso, sino que también varian regiones del cerebro que controlan el movimiento y el tacto, debido a que el cerebro asigna una cierta cantidad de sinapsis al procesamiento de los deds en función de lo mucho o poco que estos se utilicen.

Los cambios cerebrales también se pueden dar en un corto periodo de tiempo. Ciertos estudios han demostrado que. En solo cinco días, las areas sensoriales y motoras del cerebro adulto pueden adaptarse conforme a lo mucho o poco que se utilizan. UN periodo breve de pratica puede influir en el cerebro de manera significativa.

Estudios ponen en relieve la posibilidad de que las regiones cerebrales señoriales, de las que tradicionalmente se ha pensado que responden en exclusiva a información de una modalidad sensorial, respondan también a estímulos de otras modalidades. Existe plasticidad compensatoria en personas sordas cuya corteza auditiva no se ocupa de los sonidos. La corteza auditiva de los sordos que leen los labios realmente empieza a responder a movimientos de la boca. Del mismo modo, en lo ciegos que leen braille se producen cambios adaptativo similares.

El cerebro es capaz de realojar la función: lñas celula cerebrales pueden cambiar el cometido especifico que llevan a cabo con arreglo a lo mucho o poco que se usen. El cerebro es capaz de reasignar recursos, y asi las funciones que antes estaban controladas por la parte dañada lo están ahora por otra parte que funciona.

El cerebro es plástico porque cuando una neurona envía señales a otra, y esta segunda neurona resulta activada, se refuerza la conexión entre las dos. Cuanto más active una neurona a otra, más fuerte se vuelve la conexión entre ambas.

El aprendizaje hebbiano es una teoría sobre como pueden aprender las neuronas recableando ligeramente sus conexiones. Existe un mecanismo a través del cual puede que se produzca el aprendizaje hebbiano, el potencial a largo plazo PLP, que es un incremento duradero en la eficiencia de una sinapsis, que resulta de la actividad neuronal entrante. Se cree que estos cambios en las conexiones son responsable del aprendizaje y la memoria. Asi pues, no solo la estructura física del cerebro cambia ligeramente con la experiencia sino que el aprendizaje modifica también sus características químicas.

El ejercicio físico puede potenciar la función cerebral, mejorar el estado de animo e incrementar el aprendizaje. Un experimento con ratones demostró que los que habían tenido accesos a la rueda giratoria

13

aprenden mejor que sus iguales sedentarios.

Las células cerebrales del hipocampo de los ratones con ruedas casi doblaban en números a las de los ratones inactivos. Ademas, las células cerebrales de los ratones que corrían eran más capaces de preservar la PLP que los sedentarias.

Tambien tiene un efecto positivo en las sustancias químicas del cerebro que alteran el estado de animo, y es el remedio en muchos Casos para tratar la depresión y otros problemas de salud mental. Tambien hace que el cerebro aprenda con un mayor rendimiento, ya que se tiene mas motivación y se asimilan materiales de manera mas eficiente que cuando no se hace ejercicio.

Capítulo 10: Aprender y recordar Existen diferentes tipos de aprendizaje y memoria. No es lo mismo aprender a leer que a sumar o a tocar el piano en cuanto a estructuras implicadas. Hay:

Aprendizaje implícito: no nos damos cuenta de lo que aprendemos(principal en los bebés hasta los 3 años)

14

Aprendizaje explícito: nos damos cuenta, es un aprendizaje intencional

Aprendizaje condicional: los bebes desde pronto. Se sabe que una acción tiene una respuesta fija: si lloro viene mi madre

En cuanto a la memoria, recordar donde estamos no es lo mismo que recordar quienes somos. Hay:

Memoria episódica: sucesos de nuestra vida o que hemos vivido en un tiempo pasado. Es la que pierden los enfermos de Alzheimer y esta relacionada con la corteza frontal

Memoria semántica: nombres, fechas y hechos históricos. La amnesia infantil se llama a la incapacidad de los bebés para recordar sucesos debido a la inmadurez de sus estructuras cerebrales (hasta los tres años) Pero estos recuerdos tanto en niños como en adultos pueden perderse, es la primera memoria en debilitarse con la edad.

Memoria procedimental (que también puede ser implícita o explícita): como hacer una tortilla(depende de los ganglios basales)

Memoria condicionada: no tenemos control sobre ella y se desencadena tras un estimulo condicionado(Pavlov)

Memoria de trabajo: mantiene la información online, tiene presente la información necesaria. Sin ella, nos sería imposible hablar con alguien o leer una frase por ejemplo (zona prefrontal). Hacer dos cosas a la vez requiere que la memoria de trabajo intercambie información para ambas tareas. Tiene que ver con el lóbulo frontal y, al ser de maduración tardía, priva a los bebés de esta habilidad o al menos desarrollarla correctamente.

Memoria prospectiva: mientras se hace algo en el presente recordamos algo que debemos hacer en el futuro (aunque esto entorpezca la actividad que estamos desarrollando en eses momento). Se utiliza constantemente y es exclusiva del os seres humanos

Pueden existir unas aisladamente de otras porque no utilizan las mismas estructuras por lo que al sufrir una lesión puede por ejemplo recordar cómo hacer una tortilla o aprender cómo se monta un castillo de naipes pero no recordar hechos de su vida anterior a la lesión

Los trastornos en la memoria son a menudo genéticos aunque hay otras causas como lesiones cerebrales a una edad temprana: lesión hipocampal: niños saben como los demás, aprenden bien en el colegio pero no recuerdan que hicieron el día anterior, más adelante son incapaces de recordar citas…

La capacidad para aprender es inmensamente más antigua y automática que la capacidad de enseñar. Todos los animales aprenden pero muy pocos enseñan

Capítulo 11: Diferentes formas de aprendizaje Una de las formas más fáciles de aprender es “de memoria”. Se trata de aprender el patrón de sonidos sin la búsqueda de un significado. Se ha hecho en todas las épocas con la transición de canciones o los Vedas en la India por ejemplo. Se hace más difícil con la edad. Pero es mucho más fácil aprender información si esta tiene un sentido (reglas nemotécnicas por ejemplo) ya que esta memoria es memoria a corto plazo: 7 items que perduran entre 15 y 20 segundos.

15

Por esto hay un debate ¿es bueno aprender de memoria o no? Se dice que aprender asi “ahoga la creatividad” además de ser más fácil para unos que para otros. Es muy ficaz a la hora de aprender la tabla del siete pero para otras cosas no lo es tanto sino que se necesita un mínimo de comprensión. Por ello los educadores defienden que los alumnos necesitan mucha información memorizada pero también recursos para acceder a ella en el momento adecuado, que se logra mediante la comprensión.

Hay estudios que se están centrando en las imágenes visuales, que va más ala de la simple memorización. Son eficaces.

Alan Pavio: son más fáciles de recordar las palabras árbol y tronco que en nuestra imaginación están relacionadas visualmente y son concretas; que palabras abstractas como lejos o agradable ya que son más difíciles de imaginar. Aprender una serie de palabras es más fácil si las visualizamos y más si están relacionamos o interaccionan.

Personas con daños o deterioros en la memoria se les enseña a relacionar ítems mediante imágenes ridículas: un plátano pescando: tiene que hacer comprar en el super plátanos y pescado

Las personas con lesiones en la cortea visual tienen problemas para imaginar imágenes visuales por ello se sabe que estas zonas están relacionadas. Pero esta área se combina también con otras áreas trabajando conjuntamente como la zona del lenguaje.

Para recuperar información de palabras imaginables utilizamos también la zona parietal que está implicado en la comprensión de las relaciones espaciales de los objetos, comprensión de números o aprendizaje de la música. En las palabras abstractas participa más las áreas lingüísticas del lóbulo temporal: utilizamos códigos verbales

Para recordar parejas de palabras no relacionadas utilizamos también áreas frontales encargadas de la inventiva y decisiones

También somos capaces de recordar no solo palabras sino por ejemplo un sonido con una imagen (morado: pitido agudo) Esto demuestra la plasticidad del cerebro humano

Se sabe que las imágenes visuales por ejemplo aversivas afectan al cuerpo, le crean malestar. Esto es útil a la hora de controlar nuestro cuerpo a la hora de aprender: por ejemplo imágenes visuales que calmen nuestro estrés para mejorar el aprendizaje (ya que el estrés es prejudicial a la hora de llevar a cabo un aprendizaje.

La imitación: observar como alguien realiza una actividad e intentar aprenderla haciendo luego lo mismo. Muy presente en animales o los bebes con los gestos faciales de su entorno.

La imitación es muy selectiva (padres con acento extranjero pero el niño habla normal castellano por sus amigos. No imita a los padres)

Las personas adultas a menudo imitan gestos, posturas o sonrisas por ejemplo cuando ve como alguien le da una buena noticia a otra persona. Es innato

En la observación de actividades motoras nuestra corteza motora se activa aunque permanezcamos completamente quietos. Nuestro cerebro no solo recoge la información del movimiento sino que también a reproduce. Aprender partiendo de la observación previa facilita el trabajo porque el cerebro entrena de una cierta manera. Pero ¿Qué nos impide imitar todo lo que vemos? Los lóbulos frontales. Los niños, que tienen estos lóbulos menos desarrollados no pueden inhibir siempre y se da la repetición por ejemplo de cosas que han odio o visto. Esto es útil en clase ya que el profesor que les enseña debe enseñarles también cómo lo han aprendido, ideales y razonamientos lógicos que los niños puedan comprender e imitar.

16

Capítulo 12: Aprovechamiento de las capacidades de aprendizaje del cerebro Los ritmos circadianos son los que se encargan de que durmamos de noche y estemos despiertos por el día pero también regulan la alerta, la capacidad cognitiva, el funcionamiento de los movimientos…El estrés y la ansiedad los modifican por lo que afecta al aprendizaje porque es en el sueño donde el cerebro asienta el aprendizaje, influye en como recordamos. El cerebro durante la fase REM está más activo que cuando estamos despiertos y es cuando soñamos aunque no somos conscientes de esta actividad. La melatonina es la que nos causa esa somnolencia por lo que hay que controlar los ciclos circadiano. El desfase horario continuado puede causar problemas en la memoria por falta de descanso y niveles más altos de cortisol, la hormona del estrés

La falta de sueño afecta al aprendizaje y a la toma de decisiones. Pero el cerebro intenta compensar esta falta de sueño con a activación de áreas parietales para que “echen una mano”. Es importante dormir una media de 7 horas y media promedio en los adultos y los niños más.

17

Mientras dormimos el cerebro está activo y forma memorias sobre las experiencias e información recibidas durante el día. Se puede afirmar que mientras dormimos aprendemos.

Además, el descansar durante el día o tras realizar un aprendizaje, los llamados “sueñecitos” ayudan a mejorar el rendimiento y la precisión posterior en la tarea. Esto ha sido demostrado en experimentos realizados por Robert Stickgold en Harvard.

La hipnosis no se diferencia mucho del estado de vigilia o sueño. Las personas muy hipnotizables (15% de la población) responden a la mayoría de las sugestiones que se les hacen tras la inducción hipnótica mientras que os poco hipnotizables casi no responden. Pueden ir desde una sensación de bienestar hasta la parálisis o alucinaciones. Esta hipnosis conlleva alta presencia de imágenes mentales

Los sucesos emocionales se recuerdan mejor que los neutros. La amígdala, encargada del trasfondo emocional en nuestros pensamientos está muy relacionada con la memoria a largo plazo asociadas a episodios de miedo o tristeza. Es un aprendizaje inconsciente. Los sucesos neutros se analizan en áreas prefrontales

Para que haya un aprendizaje óptimo, los estudiantes han de ser emocionalmente competentes: capaces de refrenar reacciones impulsivas ante sucesos, tratar con entornos educativos y nuevos… La amígdala se encarga de interrumpir actividades en curso con el fin de inducir respuestas rápidas ante situaciones peligrosas y de percepción de estímulos de miedo o potencialmente peligrosos. El estrés la ansiedad… puede causar ciertos problemas de aprendizaje de tareas al debilitar la tarea de concentración. Niños que en los estudios demuestran autodominio y control de la impulsividad más adelante son los que más concentración y brillantez tienen

La sensación de bienestar del cerebro es producida por la dopamina, que es una de los neurotransmisores de las neuronas. Está implicada en la conducta de la asunción de riesgos.

El consumo de drogas también activa zonas de bienestar por lo que las hace altamente adictivas Las áreas que se activan ante recompensas por ejemplo en jugadores son los ganglios basales. Recompensas positivas pueden llegar a mejorar la memoria. En el ámbito social es reconfortante incluso la expectativa de un estímulo social altamente recompensador (que te mire un chico guapo por ejemplo)

Las sustancias que afectan al cerebro tales como la cafeína o el alcohol pueden debilitar o reforzar el aprendizaje. Los productos que aseguran aumentar la capacidad de aprendizaje o habilidad mental son cuanto menos dudosos ya que hay muy pocos estudios sobre estos temas. Es más el efecto placebo lo que vende el producto, que sí que es efectivo.

El cerebro necesita oxigeno (que llega en mayor medida con ejercicio aeróbico), glucosa y agua(es un 80% su constitución). La deshidratación puede afectar gravemente al aprendizaje y consumir más agua puede favorecer la memoria y concentración hasta cierto punto. Existen alimentos que aumentan determinadas hormonas en nuestro cuerpo y por tanto aumentan la felicidad, activación e incluso desarrollo de capacidades cognitivas y funciones en el cerebro.

No hay comentarios
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 18 páginas totales
Descarga el documento