Como minimizar el Impacto Ambiental, Otro de Energía y Medio Ambiente. Universidad Santo Tomás
edgardo-rivera
edgardo-rivera4 de septiembre de 2017

Como minimizar el Impacto Ambiental, Otro de Energía y Medio Ambiente. Universidad Santo Tomás

PDF (376 KB)
8 pages
14Número de visitas
Descripción
documento relacionado a la ingenieria ambiental
20Puntos
Puntos download necesarios para descargar
este documento
descarga el documento
Pre-visualización3 pages / 8
Esta solo es una pre-visualización
3 shown on 8 pages
descarga el documento
Esta solo es una pre-visualización
3 shown on 8 pages
descarga el documento
Esta solo es una pre-visualización
3 shown on 8 pages
descarga el documento
Esta solo es una pre-visualización
3 shown on 8 pages
descarga el documento
Microsoft Word - 1.7. COMO MINIMIZAR EL IMPACTO AMBIENTAL DEL CICLO ENERGETICO

Aprobada:

Unidad:

Cómo minimizar el Impacto Ambiental del

Ciclo Energético.

Revisión Nº 2.0

Página 1 / 8

Cómo minimizar el Impacto

Ambiental del Ciclo Energético.

Unidad:

Cómo minimizar el Impacto Ambiental del Ciclo Energético.

Revisión Nº 2.0

Página 2 / 8

Al finalizar esta unidad didáctica será capaz:

Conocer cómo minimizar el Impacto Ambiental siguiendo unos sencillos y

prácticos consejos.

En esta unidad desarrollaremos los siguientes contenidos:

Introducción.

Cómo minimizar el Impacto Ambiental del Ciclo Energético.

CONTENIDOS

OBJETIVOS

Unidad:

Cómo minimizar el Impacto Ambiental del Ciclo Energético.

Revisión Nº 2.0

Página 3 / 8

Introducción

Aunque en los apartados anteriores se ha incidido mucho en el impacto negativo de la generación y el

consumo de la energía, no se debe olvidar que ha sido un factor esencial para el progreso y que no deja

de ser un factor de contaminación entre muchos otros.

Además, tenemos al alcance nuevos sistemas de gestión y tecnologías que nos posibilitan la

minimización de manera económica y rentable, como veremos a continuación.

Cómo minimizar el Impacto Ambiental del Ciclo Energético

El ahorro en el consumo final del hogar: consumir menos

Se está haciendo un esfuerzo para aprovechar al máximo los recursos energéticos, tanto en la

producción, como en la transformación y el transporte; sería, entonces, incongruente que los

consumidores hiciéramos un consumo excesivo de la energía que nos es suministrada y que utilizamos

en los hogares.

Por tanto, igual que se hace en todo el ciclo energético, es necesario que los consumidores hagamos un

uso eficiente de esta energía, ya sea eléctrica, en forma de calor, o almacenada en los combustibles.

Buena parte de la energía que consumimos en nuestros hogares se escapa a través de las paredes y

ventanas, o bien se derrocha por el consumo excesivo de la calefacción, de los electrodomésticos o de

los sistemas de iluminación poco eficientes.

Son muchas las cosas que podemos hacer para ahorrar energía. A continuación, indicamos algunos

consejos prácticos con los cuales aseguramos un correcto aprovechamiento de la energía en el hogar.

Para que no lo olvidemos, consumir más energía no supone necesariamente obtener un mayor confort;

sólo se consigue aumentar el gasto de energía y tirar el dinero.

Cómo minimizar el Impacto Ambiental del Ciclo

Energético

Unidad:

Cómo minimizar el Impacto Ambiental del Ciclo Energético.

Revisión Nº 2.0

Página 4 / 8

La calefacción y el agua caliente

La calefacción y el agua caliente suponen más de la mitad del consumo doméstico de energía. Las

estrategias básicas para hacer un uso más eficiente son:

▪ Un hogar bien aislado reduce los costes de calefacción entre un 20% y un 40%. Además,

disminuyen las necesidades de refrigeración en verano.

▪ Procurad que las puertas exteriores y las ventanas estén bien cerradas, para que no se escape el

calor del interior de la vivienda.

▪ Es necesario mantener limpias las superficies de los radiadores. No se deben cubrir nunca, ni

situarles delante muebles u obstáculos que dificulten la transmisión de calor.

▪ Mantener una temperatura de 19-20ºC es suficiente para disfrutar de un confort ideal durante el

día y mientras el hogar se encuentre ocupado. Cuando todos duermen o cuando se encuentre

desocupado, bajad la calefacción hasta los 16-17°C. Reducir la temperatura en un grado supone

un ahorro de energía de un 8%.

▪ Utilizad los termostatos y los relojes programables para regular la temperatura de la

calefacción.

▪ Abrid las persianas y las contraventanas durante las horas soleadas para aprovechar el calor del

Sol, y durante la noche, en cambio, cerradlas, para que no se pierda calor a través de los

cristales de las ventanas. La calefacción solar es gratuita, como también la luz natural.

▪ Tened presente que un baño consume tres veces más energía que una ducha.

▪ Utilizad el agua fría y dejad la caliente sólo para cuando sea necesario.

Los aparatos domésticos

▪ De todos los electrodomésticos, el frigorífico es uno de los consumidores principales de

energía, ya que representa entre el 10 y el 15% de toda la energía eléctrica consumida en el

hogar. Se debe escoger la medida de la nevera, la más pequeña posible, de acuerdo con

vuestras necesidades.

▪ No situéis la nevera cerca de una zona caliente o una fuente de calor como la cocina, el horno,

etc.

▪ Dejad enfriar bien los alimentos antes de meterlos en la nevera, no los coloquéis amontonados e

intentad no abrir y cerrar la puerta de la nevera constantemente.

▪ Las máquinas de lavar también son unas grandes consumidoras de energía en los hogares

actuales. Es preferible no usar la lavadora y el lavavajillas hasta que estén llenos, ya que

consumen prácticamente lo mismo, tanto si están llenos, como vacíos.

Unidad:

Cómo minimizar el Impacto Ambiental del Ciclo Energético.

Revisión Nº 2.0

Página 5 / 8

▪ Utilizad las temperaturas más bajas posibles para lavar.

▪ Seleccionad los programas más adecuados; por ejemplo, en las secadoras no es necesario secar

al máximo la ropa que después se tiene que planchar.

▪ Con el aumento del nivel de vida, los aparatos de aire acondicionado domésticos se han

multiplicado en los últimos años. De la misma manera que un buen aislamiento conserva mejor

el calor dentro de la casa, una vivienda bien aislada tendrá menos necesidades de refrigeración.

▪ Regulad la temperatura de una manera razonable: el consumo aumenta un 8% por cada grado

que baja la temperatura interior.

▪ La cocina supone un 10% de todo el consumo de energía en el hogar y la fuente energética que

utiliza (gas o electricidad) varía de un hogar a otro.

▪ Adaptad los recipientes a la dimensión de los quemadores de gas o la placa de cocción

eléctrica, y no utilicéis la placa más grande para calentar la cazuela más pequeña. En la cocina

de gas, regulad la llama, y evitad que sobresalga del recipiente.

▪ Apagad la placa eléctrica unos cinco minutos antes de que acabe la cocción.

▪ Limpiad regularmente la superficie de las placas eléctricas y de los quemadores, es esencial

para un uso eficiente de la cocina.

▪ La iluminación representa un 5% de todo el gasto de energía del hogar; por tanto, deberíais

aprovechar, siempre que sea posible, la luz natural.

▪ Conservad limpias las lámparas y las pantallas; la suciedad absorbe la luz.

▪ Evitad que queden luces encendidas inútilmente en habitaciones donde no hay nadie, o en los

ratos en que no estáis en casa; y haced lo mismo con el resto de electrodomésticos, como el

televisor, el ordenador, el aparato de música, etc.

El caso particular de los transportes

En nuestros desplazamientos, utilizamos tanta energía o más, que la que usamos en las viviendas. La

manera de viajar más económica, desde el punto de vista energético, es el transporte público: el

autobús o el tren consumen, aproximadamente, la mitad de la energía que un automóvil particular, pero

lo que también es muy importante es que contaminan menos.

Un aprovechamiento de los transportes públicos de una ciudad permite reducir el parque de

automóviles que circula y, en gran medida, se reducen las emisiones y la polución. La polución en las

grandes ciudades es un problema grave que, incluso, ha hecho que en algunas metrópolis

centroamericanas y europeas se haya restringido el uso del automóvil particular.

Unidad:

Cómo minimizar el Impacto Ambiental del Ciclo Energético.

Revisión Nº 2.0

Página 6 / 8

Es importante tener el automóvil particular en un estado técnico perfecto. Las puestas a punto

regulares alargan la vida del vehículo y reducen el consumo de combustible entre un 3 y un 9%. La

elección también es importante: un motor diesel consume un 30% menos que uno de gasolina. Pero si

finalmente se elige uno de gasolina, es interesante que pueda funcionar con gasolina sin plomo, porque

el efecto contaminante será menor y también será más barato. Igualmente, se ha estimado que la

manera de conducir influye mucho en el consumo energético de un coche. Las diferencias de consumo

entre los estilos de conducción pueden llegar a un 30%. La conducción brusca aumenta el consumo.

La diversificación de fuentes de energía

Anteriormente, se ha visto que las fuentes energéticas más utilizadas son: el petróleo, el gas natural, la

fuerza del agua (fuerza hidráulica), el carbón y, en menor medida, el que habíamos identificado como

“otros”. Pues bien, la fuerza del agua y este “otros”, en su mayoría, son las que llamamos energías

renovables.

Las energías renovables son aquellas que provienen de fuentes de energía que se renuevan de manera

continua y que, por tanto, no son limitadas. Se trata de fuentes de abastecimiento inagotables, ya que

proceden del Sol. La radiación solar a la Tierra es la causante de los diversos ciclos naturales

precursores de estas energías, y como resultados tenemos las corrientes de agua en los ríos o en el mar,

el viento y las olas, los árboles y, por tanto, la leña, el calor del Sol, etc.

El aprovechamiento de estos fenómenos como fuente de energía es lo que denominamos energías

renovables: la hidráulica (aprovecha la fuerza del agua en las corrientes o saltos de agua), la eólica

(aprovecha la fuerza del viento), la solar térmica o fotovoltaica (aprovecha la radiación solar para

producir calor o electricidad), y la biomasa (aprovecha los recursos del suelo y los bosques, y la tierra

en general).

La mayoría de estas fuentes de energía son menos agresivas con el medioambiente que el resto de

fuentes energéticas conocidas, las cuales hemos tratado hasta ahora en esta unidad. La energía que

producen no da lugar a gases, como los que antes hemos nombrado (óxidos de azufre y de nitrógeno),

malos para la atmósfera de la Tierra, y excepto la energía que proporciona la biomasa, tampoco

desprenden CO2.

Por tanto, si incrementamos la utilización de las energías renovables, conseguiremos dos cosas muy

importantes:

- la primera es que respetaremos más el medio que nos rodea, ya que el impacto ambiental por la

utilización de estas fuentes de energía es mucho menor; y

Unidad:

Cómo minimizar el Impacto Ambiental del Ciclo Energético.

Revisión Nº 2.0

Página 7 / 8

- segunda, no dependeremos tanto de recursos energéticos escasos y limitados, ya que las fuentes

renovables son inagotables.

Aumento de la eficiencia

Un factor esencial para reducir los impactos ambientales de la generación de energía es extraer el

máximo rendimiento por unidad de recurso, es decir, obtener el máximo provecho para un mismo

consumo de energía primaria.

Este objetivo sólo se puede conseguir aplicando, progresivamente, nuevas tecnologías a las centrales

actuales, para que éstas sean más eficientes (una instalación, un aparato, cuanto más provecho saca de

una misma cantidad de energía, más eficiente resulta) y eviten el derroche de los recursos energéticos.

A la vez, la actuación se puede complementar con medidas correctivas de emisiones para reducir

todavía más el impacto ambiental.

¿Cómo obtener más con menos? Ésta es hoy una de las preguntas más importantes que nos podemos

plantear en el campo energético. La respuesta se encuentra en la tecnología y en el concepto de

eficiencia energética, la idea principal de la cual es que podemos producir tanto o más, utilizando

menos.

Una tecnología que supone un incremento notable de eficiencia energética, y por tanto, un mejor

aprovechamiento de los recursos energéticos, es la cogeneración.

Medidas correctivas de emisiones

Los gases que resultan de la quema de combustibles con una finalidad energética, ya sea en las

centrales productoras de electricidad, o los hidrocarburos que se utilizan para el transporte de

mercancias o de personas, contribuyen en gran manera al efecto invernadero y al calentamiento global

de la atmósfera terrestre.

Uno de estos gases es el óxido de azufre, y mayoritariamente se emite por las centrales productoras de

electricidad que utilizan fueloil o carbón como fuente energética para producir electricidad. Para

reducir las emisiones de este tipo de gas, es necesario usar combustibles con menos contenido en

azufre.

Pero como eso es muy difícil de conseguir, lo que se puede hacer es trabajar con los mismos

combustibles, pero antes de expulsar los gases hacer un tratamiento de desulfuración, consistente en la

inyección de productos que reaccionan con los óxidos de azufre (como, por ejemplo, la cal), para

conseguir que los gases emitidos no sean tan perjudiciales para la atmósfera.

Unidad:

Cómo minimizar el Impacto Ambiental del Ciclo Energético.

Revisión Nº 2.0

Página 8 / 8

Otros gases cuya presencia en los humos tiene que ser menor, son los óxidos de nitrógeno.

Para hacer disminuir la presencia de este gas en los humos de las centrales, éstas tienen que utilizar

nuevas técnicas de combustión que eviten un exceso de aire durante la operación.

Las emisiones de las centrales también incluyen partículas sólidas muy pequeñas mezcladas con los

humos.

La mejor manera de conseguir que éstas no sean emitidas es utilizando filtros y ciclones. Los ciclones

son unos aparatos con forma de embudo, a través de los cuales se hacen pasar los humos, que son

obligados a describir movimientos en forma de hélice o de ciclón en su interior, que provocan que las

partículas sólidas salgan disparadas por su propio peso y más tarde sean recogidas.

BIBLIOGRAFÍA y ENLACES:

▪ http://www.fenercom.com/pdf/aula/recorrido-de-la-energia-buen-uso-de-la-energia.pdf

comentarios (0)
No hay comentarios
¡Escribe tu el primero!
Esta solo es una pre-visualización
3 shown on 8 pages
descarga el documento