Cuento con final inesperado, Proyectos de Literatura. Benemérita Universidad Autónoma de Puebla
jorge-alberto-chico-
jorge-alberto-chico-

Cuento con final inesperado, Proyectos de Literatura. Benemérita Universidad Autónoma de Puebla

2 páginas
59Número de visitas
Descripción
Es un cuento con un cuarto de cuartilla y media; espero y te sirva mucho. El cuento, como lo dice es una narración de acontecimientos pero con un final inesperado
20 Puntos
Puntos necesarios para descargar
este documento
Descarga el documento
Vista previa2 páginas / 2
Descarga el documento

“Nunca voy a dejar de recordar el día que llego a mi vida”

Recuerdo que mis papás un día por la mañana salieron, yo, como era de día

siendo las 8:00 a.m. estaba dormido, solo recuerdo que cuando desperté tenia

mensajes en el celular de que tenían que salir de emergencia. Yo quería que mis

papás hubieran estado conmigo todo ese día porque como un día antes habían ido

por mis notas y dado que tuve una calificación perfecta, mis papás me prometieron

que estarían todo el día conmigo y que no habría cosa que lo impidiera, pasaron

las horas y finalmente Llegaron. Mis papás la traían entre brazos, y al verla entrar

por esa puerta, mi cuerpo se llenó de un sentimiento inexplicable.

A la hora de que la vi por primera vez, sentí mucho amor y me llene de mucha

ternura, recuerdo esa hermosa sensación de tomarla por primera vez y después

de un rato la pude colocar de nuevo en su lugar. Esa noche yo dormí muy pero

muy contento y pude entender por qué mis papás habían salido sin avisar y sin

hacer ruido en el pasillo. A la mañana siguiente la vi de nuevo y no podía creer que

estuviera ahí, se me hizo muy hermoso y maravilloso el cómo en un segundo todo

cambia con la llegada de eso que tanto había esperado. Esa tarde salí con mis

amigos y no pude evitar el contarles todo acerca de ella. Les dije lo hermosa que

estaba y como me podía reflejar en esa hermosa mirada, simplemente era

perfecta.

El día siguiente no sabía que sería su ultimo, la dicha de tenerla me duro muy

poco; mientras la cargaba con el mismo gozo con el cual tenía desde la primera

vez, y estaba jugando un poco con ella cuando de repente se me callo. El

sentimiento que tuve fue inexplicable y más porque mis papás no estaban, no

sabía que hacer ya que se había dañado y yo me sentía muy mal. Para el

momento en que llegaron mis papas yo estaba llorando mucho porque había sido

mi culpa; llegaron y al verme así se asustaron y me preguntaron inmediatamente

por ella, no les quise decir nada.

Fue tanto el estrés que les dije, porque ya no aguantaba mucho el cargo de

conciencia. Al momento en que la vieron se molestaron mucho. Recuerdo que mis

papás me llamaron a su cuarto y llegaron a la conclusión de que no pasaba nada,

Jorge Alberto Terán Huerta 3° “A”

que podrían comprar otra…

~ Cámara

Jorge Alberto Terán Huerta 3° “A”

No hay comentarios
Descarga el documento