Derecho Civil I - TEMA 7. LIMITACIONES DE LA CAPACIDAD, Apuntes de Derecho Civil. Universidad Rey Juan Carlos (URJC)
giorgitow
giorgitow

Derecho Civil I - TEMA 7. LIMITACIONES DE LA CAPACIDAD, Apuntes de Derecho Civil. Universidad Rey Juan Carlos (URJC)

7 páginas
6Número de visitas
Descripción
Asignatura: derecho civil, Profesor: Gloria Díaz Pardo, Carrera: Economía + Derecho, Universidad: URJC
20 Puntos
Puntos necesarios para descargar
este documento
Descarga el documento
Vista previa3 páginas / 7
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 7 páginas totales
Descarga el documento
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 7 páginas totales
Descarga el documento
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 7 páginas totales
Descarga el documento
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 7 páginas totales
Descarga el documento

TEMA 7. LIMITACIONES DE LA CAPACIDAD.

1. Mayoría y minoría de edad.

a. Mayoría de edad.

Se recoge en los artículos 315-322 C.c. Se adquiere a los 18 años, e implica el fin del sometimiento a la patria potestad, es decir, se pone fin a la patria potestad o tutela paterna de un representante legal, ya que se le presume la suficiente capacidad para obrar por sí mismo.

Se computa que una persona finaliza su minoría de edad el mismo día de su 18 cumpleaños, sin tener en cuenta la hora de nacimiento.

Se presume que el mayor de edad tiene capacidad de obrar general, excepto para determinadas situaciones para las cuales se requieren otras cualidades.

b. Minoría de edad: Representante Legal.

Se es menor de edad hasta el día que cumpla 18 años. Su capacidad para obrar es limitada, ya que se considera que no tienen la madurez suficiente para actuar por sí mismos. No obstante, no todos los menores tienen las mismas capacidades para obrar.

Al no considerase que el menor de edad tenga la suficiente madurez para obrar, habrá de tener un representante legal que, por defecto, serán sus padres, que constituirán la denominada patria potestad.

Si un menor no tiene padres, tendrá un tutor legal, que será un familiar o, en su defecto, una institución.

Los menores están muy protegidos. Para ello, se han introducido, en 2015, dos leyes (una orgánica y otra ordinaria) que modifican el C.c. en esta materia: La ley de protección de la infancia y la adolescencia.

Que los menores no tengan la madurez suficiente para obrar por sí mismos, no significa que haya que apartarles de las decisiones, siempre hay que escucharlos.

Cuando un menor tiene un padre en la cárcel, no se le pude privar al padre de la visita de su hijo, pero el hijo es quien decide si va o no.

Conforme el menor va teniendo más edad, se le tiene legalmente más en cuenta.

Actos que el menor puede realizar por sí mismo:

i. Otorgar un testamento, a partir de los 14 años

ii. Trabajar por sí mismo y administrar su sueldo, a partir de los 16 años.

iii. Cuando hay un divorcio, los niños tienen capacidad para decidir con qué progenitor quiere vivir (su opinión será relevante únicamente si se considera que tiene la madurez suficiente).

Contratos de los menores:

No pueden celebrar un contrato, como norma general; es decir, no tienen capacidad contractual, pero esto hay que matizarlo: Art. 1263,1 “No pueden prestar consentimiento los menores no emancipados, salvo en aquellos contratos que las leyes les permitan realizar por sí mismos o con asistencia de sus representantes, y los relativos a bienes y servicios de la vida corriente propios de su edad de conformidad con los usos sociales”. Por ejemplo, comprar cualquier artículo ya es celebrar un contrato de compra-venta.

ANULABILIDAD O NULIDAD RELATIVA *se verá en el tema 13.

Responsabilidad del menor:

Hablamos de responsabilidad civil. Se da cuando se produce un daño sin que haya un tipo penal, es decir, sin que haya un delito. Art. 1902 C.c. “El que por acción u omisión causa daño a otro, interviniendo culpa o negligencia, está obligado a reparar el daño causadoy siguientes.

Los padres o tutores son responsables de los daños que produzcan los menores que se encuentren a su cargo. Si el daño se produce en horario de colegio, la responsabilidad se derivará al centro educativo.

En caso de daño que requiera una indemnización económica, dicha indemnización tendrá que ser abonada por los padres. Si el menor tiene un patrimonio, los padres podrán extraer de ahí la cantidad de la indemnización.

2. La emancipación.

a. Concepto.

Significa salir de la patria potestad o de la tutela legal antes de cumplir la mayoría de edad.

Esto implica que el menor deja de tener representante legal. No obstante, la capacidad de obrar del menor no es ilimitada; para determinados actos, se sigue necesitando la autorización paterna.

b. Eficacia. Figura del Curador (Curatela). Art. 232 C.c.

b.a.No puede tomar dinero a préstamo.

b.b.Puede ser prestamista.

b.c.No puede gravar o enajenar (vender). No podrá vender un bien mueble o inmueble de extraordinario valor sin el consentimiento del curador o de los padres.

b.d.Puede comparecer en un juicio por sí solo.

c. Clases. Art. 314 C.c.

Cuando el emancipado llega a esta situación, se dice que es una situación definitiva y, únicamente, podrá emanciparse por los motivos que el C.c. establezca. Hay diversos tipos de emancipación:

b.e.Por mayoría de edad. No es una emancipación en sí, ya que el mayor de edad ya tiene capacidad plena para obrar.

b.f. Por concesión de los padres. Art. 317 C.c. Únicamente si el menor lo acepta. Puede realizarse por dos vías:

c.i. Notarial.

c.ii. Registro civil.

b.g.Por concesión judicial. Art. 320 C.c. “El Juez podrá conceder la emancipación de los hijos mayores de dieciséis años si éstos la pidieren y previa audiencia de los padres:

1.° Cuando quien ejerce la patria potestad contrajere nupcias o conviviere maritalmente con persona distinta del otro progenitor.

2.° Cuando los padres vivieren separados.

3.° Cuando concurra cualquier causa que entorpezca gravemente el ejercicio de la patria potestad”.

b.h.Beneficio de mayoría de edad. Art. 321 C.c. “También podrá el Juez, previo informe del Ministerio Fiscal, conceder el beneficio de la mayor edad al sujeto a tutela mayor de dieciséis años que lo solicitare”. Es un menor sometido a tutela. Cuando hay tutela, siempre concederá la emancipación un juez, interviniendo el Ministerio Fiscal. El criterio del juez irá siempre en beneficio del menor

b.i. Emancipación por vida independiente. Art. 319 “Se reputará para todos los efectos como emancipado al hijo mayor de dieciséis años que con el consentimiento de los padres viviere independientemente de éstos”. Los padres podrán revocar este consentimiento.

Es la única que puede ser revocada. Es una emancipación de hecho, que no se inscribe en el registro civil, por lo que es más difícil de apreciar en la práctica. Son casos en que los padres, a partir de que el menor cumpla los 16 años, le permiten llevar una vida independiente, dentro del hogar familiar o fuera. No obstante, como no accede al registro civil, es posible revocarla y reactivar la patria potestad. No se puede dar con un tutor legal, únicamente existe si hay patria potestad.

Regla común a todos: A partir de los 16 un menor puede emanciparse, siempre que lo consienta. Si no lo consiente, no habrá emancipación posible.

3. El parentesco.

a. Definición.

Es una situación familiar, una vinculación de familia, de importancia jurídica. Dos tipos:

1. Consanguíneo. Es el más importante, y es el que el derecho tiene más en consideración. Se da entre familiares con un vínculo de sangre. No obstante, si el hijo es adoptado, se toma en esta consideración con él. Hay dos tipos:

1.a.Línea Recta. Parientes que descienden directamente unos de otros.

1.b.Línea Colateral. Familiares que no descienden uno de otro, pero tienen un tronco común.

El CC. lo contabiliza por grados. En la línea recta se habla de grado ascendente o descendente y cada ascendiente es un grado. En la línea colateral, se coge a uno u otro y se asciende hasta el pariente común y se baja hasta el otro.

*Los hermanos son de segundo grado, los tíos-sobrinos son de tercer grado, los primos de cuarto grado*

Puede haber hermanos de un solo vínculo, que son los que tienen un único progenitor común (medio hermanos).

2. Afinidad. Tiene menos fuerza que el consanguíneo. Surge en el matrimonio entre uno de los cónyuges y los parientes consanguíneos del otro. Su parentesco tiene el mismo grado que el del cónyuge con esa persona, con la salvedad de que en vez de consanguíneo es de afinidad. Este parentesco se pierde si hay divorcio.

4. La incapacitación. Art. 199, 200, 201 Cc.

a. Definición.

El término incapacitación quiere retirarse, puesto que se considera peyorativo y obsoleto.

La incapacitación es una situación muy delicada y grave, ya que afecta a la persona y a su ámbito de actuación. Siempre la incapacitación se dará por sentencia judicial, e virtud de las causas que recoja la ley. Es una limitación en la capacidad de obrar. Hasta que un juez no la declare, no se podrá dar. La idea es proteger al incapacitado. Los requisitos que pueden llevar a incapacitación son las enfermedades o deficiencias, persistentes en el tiempo, que impidan a la persona gobernarse por sí misma. La mayoría son de tipo psíquico, aunque también existen de tipo físico.

Un ciego o parapléjico no es un incapacitado. Un mudo podría serlo. No obstante, un alcohólico, sí, al menos hasta que supere la enfermedad. No obstante, en la mayoría de las incapacitaciones, esta situación se prolonga de por vida. En casos de depresiones, se podría incapacitar si es un caso muy extremo.

b. Procedimiento Judicial.

La incapacitación es un estado civil, y siempre será necesario un procedimiento judicial, con la intervención del ministerio fiscal, y el juez deberá escuchar a todos los interesados y afectados que proceda, y se aportará siempre un informe médico. Estarán legitimados para iniciar el inicio de un procedimiento de incapacitación:

i. Los parientes más cercanos (hasta el 4º grado).

ii. El propio sujeto.

iii. Cualquier persona interesada (podrán ponerlo en conocimiento del ministerio fiscal, pero no iniciarlo, ya que no están legitimados).

iv. Los funcionarios que conozcan una situación de este tipo, comunicándoselo previamente a la familia, no yendo directamente al juzgado.

El procedimiento finalizará cuando haya una sentencia judicial firme y motivada, estableciéndose el grado de incapacitación que corresponda. Además, estas sentencias son revisables, en función de si hay empeoramiento o mejoramiento del incapacitado.

Para que esta persona tenga toda la protección posible, se nombrará un tutor para que represente al incapacitado, decida por él, contrate por él, etc. En principio, serán parientes cercanos, como el cónyuge, los padres, los hermanos, los hijos… Si esto no pudiere darse, se recurrirá a una

fundación tutelar o a una institución pública. Al incapacitado siempre hay que explicarle todo, intentando que lo entienda. La figura del tutor tiene muchos límites y ajustes.

Hay una posibilidad de nombrar un tutor por parte de la persona. Se denomina autotutela, y habrá de estar reflejada ante notario. Se hará antes de estar incapacitado, si se prevé que algún día se puede llegar a estarlo. El cargo de tutor es de obligado cumplimiento.

El tutor no suplanta ni sustituye al incapacitado. En caso de que la incapacitación sea muy débil, se nombrará un curador para que le ayude (no es muy frecuente porque para legar a la situación de incapacitación, las facultades cognitivas han de estar ya perjudicadas).

c. La incapacitación del menor.

Los menores pueden incapacitarse por el mismo procedimiento, siempre que cumplan las condiciones establecidas por la ley. Si un menor con una deficiencia cognitiva importante no ha sido incapacitado, se presume que posee todas las facultades cognitivas necesarias.

d. El internamiento del presunto incapaz.

A una persona no incapacitada que tiene las condiciones para estarlo, no se le puede ingresar en un centro hospitalario en contra de su voluntad, excepto que haya una situación de riesgo para la seguridad de esa persona o su entorno, y siempre habrá que recurrir a la vía judicial para que autorice su ingreso en un máximo de 24h. Además, el juez habrá de realizar un seguimiento del paciente para futuras decisiones de mejora o empeoramiento.

5. La declaración de prodigalidad.

Es una situación en que una persona dilapida su patrimonio, es decir, lo gasta de forma descontrolada, habiendo un riesgo de empobrecimiento. Para declarar este estado, es necesario que haya familiares cercanos con derecho a alimentos en el momento actual.

Cuando entre determinados familiares uno de ellos está en una mala situación económica, puede pedir ayuda a un miembro de su familia (padres, abuelos, hermanos) y, este pariente, tiene la obligación de prestársela si puede.

Si dicha persona está gastando su patrimonio de forma desmesurada, hay riesgo de empobrecimiento y no va a poder pagar este derecho a alimentos, se le puede declarar en este estado de prodigalidad.

Es una acción que se rige por un procedimiento judicial. Para recurrir a ella, este gasto ha de ser habitual. Con esta prodigalidad, se pretende limitar el gasto de esta persona. No es una acción que incapacite, excepto que esta persona esté enferma, en cuyo caso sí podría llegar a darse.

Con la prodigalidad, se nombra un curador al pródigo, para que controle sus gastos y los autorice en caso de que sean extraordinarios. El objetivo es proteger a los familiares con derecho a alimento.

La prodigalidad cesará cuando la causa que la produce ya no exista.

Pueden pedir la declaración de prodigalidad los familiares con derecho a alimentos.

No obstante, la prodigalidad no es un estado civil, porque no afecta a la capacidad de obrar de la persona, únicamente a la administración de su patrimonio.

6. Ausencia legal.

a. Concepto.

Es una situación especial, regulada en los Art. 181 CC. y siguientes.

Es una situación en la que una persona desaparece sin dejar rastro y no se sabe dónde está ni si está viva.

b. Requisitos.

b.a.Plazos. Hace falta que se den unos plazos, es decir, que la ausencia dure. Pueden ser dos plazos, bien de un año, bien de tres.

b.i. Un año. Si no ha dejado un apoderado para que administre sus bienes.

b.ii. Tres años. Si ha dejado un apoderado para que administre sus bienes.

b.b.Solicitud de declaración. Desde que se produjo la reforma, el secretario judicial declara la situación legalmente y le nombrará un defensor que administre su patrimonio. Dicha solicitud puede ser hecha por familiares, amigos, un acreedor, etc.

b.c.Publicidad (LEC). Antes de declararle ausente, es necesario que se publicite en algún medio de gran difusión dicha situación, para dar la oportunidad a la persona desaparecida de comunicar que sigue vivo.

c. Fin de la ausencia legal. (Art. 197 CC.)

El fin de la ausencia legal se produce cuando la persona aparece, viva o fallecida, o cuando se presume su fallecimiento.

Una persona puede ser llamada a herencia, aunque se encuentre ausente.

7. Declaración de fallecimiento.

a. Concepto.

Se presume que la persona ha fallecido

b. Requisitos.

b.a.Plazos. Se regulan en los Art. 193-194 CC. Se pueden dividir en dos grupos: la.

b.i. Desaparición Prolongada. Diez años desde que desaparece; cinco años si la persona hubiera cumplido 75 años al quinto de su desaparición).

b.ii. Situación de riesgo. Desaparece en una situación de riesgo inminente, como pueden ser situaciones de violencia contra la vida, pasado un año; casos de siniestro, pasados tres meses; naufragios de

barcos o accidente aéreo, pasados ocho días, prolongable hasta un mes; etc. En supuestos de contingentes armados, el plazo es de dos años desde que finaliza el conflicto.

b.b.Publicidad. Hay que dar publicidad a la situación para intentar localizar a esas personas, en caso de que estuvieren vivas; o bien para que se le declare, efectivamente, fallecido.

c. Efectos.

b.c.Patrimoniales. Se abre la sucesión mortis causa y sus herederos son llamados a herencia. Sin embargo, hay unos límites en la disposición de los bienes por parte de los herederos. Entre ellos, no pueden disponer de forma gratuita de los bienes, tiene que haber un control (no va a poder donarlos, por ejemplo; sí venderlos), no va a poder gastarse el dinero heredado de forma indiscriminada, el legado se guardará por 5 años. Si el sujeto aparece con vida, esa sucesión se anula y los herederos han de devolvérselos. No obstante, el sujeto deberá aceptar el desgaste. No podrá reclamar frutos o rentas. Cuando el plazo de 5 años a pasado, si aparece el sujeto, puede exigir los bienes, pero de forma más débil.

b.d.Familiares. Se rompe el vínculo matrimonial (si los hubiere), acaba la patria potestad. En el caso de que el declarado fallecido estuviese casado y apareciese cuando los plazos hayan acabado, ese vínculo matrimonial no se reactiva, han de volver a casarse. No obstante, los vínculos paterno-filiales sí se reactivan.

d. Fin de la declaración de fallecimiento.

Se produce si el presumido fallecido aparece vivo o si se encuentra su cadáver (en cuyo caso no habrá presunción de fallecimiento, sino que será una declaración firme).

No hay comentarios
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 7 páginas totales
Descarga el documento