Dermeval Saviani - Escuela y democracia.pdf, Otro de Pedagogía. Universidad de Buenos Aires
Martin.Pintos
Martin.Pintos13 de julio de 2017

Dermeval Saviani - Escuela y democracia.pdf, Otro de Pedagogía. Universidad de Buenos Aires

PDF (2 MB)
14 pages
1Número de download
283Número de visitas
Descripción
Dermeval Saviani - Escuela y democracia.pdf
20 Puntos
Puntos download necesarios para descargar
este documento
descarga el documento
Pre-visualización3 pages / 14

Esta solo es una pre-visualización

3 shown on 14 pages

descarga el documento

Esta solo es una pre-visualización

3 shown on 14 pages

descarga el documento

Esta solo es una pre-visualización

3 shown on 14 pages

descarga el documento

Esta solo es una pre-visualización

3 shown on 14 pages

descarga el documento

I

tir

1: i 1r,

l,',,

r

1'

,P

Dermeval Saviani (1944), originrlmcnrc lir:cnciado en Filosoffa, es fundamentalmcntc un cducador y Doctor cn Filosoffa dc la Educación. iloy, sin duda, cs uno de los más importartes teóricos del Brasil en el árca educativa. Dinensión jilosófica de la educacün 0971), para una pedagogía colrcreile y eficaz $97I), Educación brosílena: cstructura y s¡stetna (1980), Educacíón: dcl sentido común a Ia concienciaf;.losófca 0980) y Escuelay democracía 0983), -ya con catorce edicioncs cn ponugués y cuya t¡aducción al casteiia¡o es la que entregamos allora al lector-, son algunas de las obra; ñmdamcntalcs de este cstudioso dc la educación cuya presencia es ya ineludible cn la formación docente de Américi.Ladna.

li Ii i

,l ,l

i il I

I

i

Ii:ii. rI -T

Derrneval Saviani

ltvl_JNE I

A

^\^/ )

I

NOTAS

1\ Saviani, D' Escola e Denocrac'"' S"9' Paulo: Cortez: Autores

o',."i[i..',: " q. :: I31,li "i

h ] I3l; ii'o;"' :lñ:"J.lHX ll' : !I :i:',,r¡, l," :lxiin # :i

É

.o': : ; ;; ;: r' É

" n u r o

;' "i'

o d u i o t r e s d á' a s

2) Saviani, D' Memorial presentado al Concurso de Libre-Docencia'

Capinas: mimeo, 1gub'

3) Saviani, D' Educaqao ?'1¡!":':t estrutura e sistema' Sao Paulo'

;'","ü, a. ad', 19Bo Y 5' ed'' 1983'

4) s aviani, D' Ed u c.1132,'i,'#:o:", lltri "o""ie n ci a tito s óf ica'

Sao Pau-lo: Cortez: At

5) Saviani, D. Memorial'op cit' , . -,:.- 6)práctícam"n,.":,",ril':ff f.-J.lil?l::t!iiTi"i[:,fi*¡"J"i.i; iffi'#; ii TL:T'3:""r=á,i'i' n^'" "ü á"¿l Antonio y Goes, ¡¡"r"t, ;.. ó golpe, na

gducaEaa Rio de Janeiro:

Zaha¡,1985, P' 56'

7) El segundo texto €s de 198t' el primaro v el tercero de 1982 y el

cuarto fue nr"r,,o "r'olir"r*"ni.'p"rá int.Etát la primera edición de

lgtPot^ e Democracia" en 1983' :

B) En este parásrafo hemos utirizadol:::'5iili'r'"ijiiiÉi,.',] ií ll¡ti ¿" Saviani ^Educaqcao: do sensc f ilosólica", oP'cit'' P' 1Bo'

I-as teorías dle Ia edrrcación y el problelna cle la marginalidad

El prol-rlcme I r'-';

. , ,' . "t. : 1,, ., . .,.,,,, ., . , il '.

Dc acucrclo .";;;r.,"ncs rcrarivas a r910,,,cerca de ! 50% dc los ¿luntnos dc la.r cscuclas ¡trinnrias desertaban en condiciones rle sct¡ti.anaUtil¡t:!i.t¡¡to ct dc anal,fabctisnro potcnciul cn la mayoría dc Io.r ¡trtí.rcs tlc A¡níricu Lruina" l. Esto sin tcncr en cucnra elcontingcntc <lc nrños cn.cdad cscol:rr quc ni siquicra ücne acceso a la escucli y quc, p()r cOnslgutcntc, ya Sc cncucnl"ran a priori marginadOS de ella.

El si.rplc dato arriba indicado arroja de inmediato frente a nosoLros l¡ rcalidad dc la marginalidad con rclación al [cnómeno de la cscorari- z,rc rón.

. ¿Cómo inre rprcrar esc dato? ¿Cómo explicarlo? ¿Cómo se ubican hs tcorias cducativa; frcnrc a esa situación?

-'

. .A gross.o m.odo,ytodcmos dccir que, en lo que rcspccta a ta cucsúón dc l;l marginaliclad, las lcorías ed.cacionalós pireden ser crasificadas cn ,lus gru¡.ts.

, ln un.q.trner glupo, lencmos aquellas tcorías quc en[icnden quct. c(tucacron cs un inslrumcnto de igualación social, por lo t¿¡rto, dc supcración dc la marginalidad. -' ,, ,

. En u.n segundo grupo, csuin laqlcorías que enriendcn que la crluc¡ción cs un instrumcnro dc discriminación sócial, luego, un io.,o, dc rnarginación.

E1o1¡cs sc pcrci.bc fácilnenre que'ámbos grupos explican la cucstrón de la margin,l idad a partir de dctcrminadahancra de enrcncrcr

- las rclacioncs ent¡c educación y sccicdad. '. ,"' Así, para cl primer g.up-o, la sociedaá es conccbida como cscn_ cialrncnrc armoniosa, tcndicndo ,a la intcgración de sus miembrof La marginalidacl cs, cntonces, un f,:nómcnóhcciclcntal que afccta a un núrno¡p¡rás o mcnos grancic clc sus micmbros, lo que aonrtituy. u,, rlcsvío, una distorsión quc no sólo pucde s,ino que débc ser corrógitia. [.] cducación aparc(:c alrí corno un."iirsruóc¡to dc corrccción dc"csa-s (li)torsioncs. Consritrr¡,c, p'cs, ur)a fucrza trdrnogcncizadora quc ticnc prlr I'unción rcf'rzar l.s luz.,s Socialcs, proinovci Ia cohcsión y grr.n_ tiz.r lir inLcgrucirin dc torlos los,individur-rs.¡l cucrpo sociat. s¡rfincion coincidc, cn su'ril, corr Ia su¡rcración tlcl fcriómcno dc la mrrginalidltl" Err turro óstu arin c.rista, tlcbcn intcnsilicarsc los cslircrzos a¿Ir.,,Llun.,

; el o| ol ü ü J J J J rj Ot v U J U J G G J G J ?, J (c G G U e G Ct ^, I

i5

u n a v ez s u p e r a d a' c o n cs p on der á :T:"*: ] :: l?l' i i l'; l',i,ii:;"J ;iirada' n:,,t:rilft;#;p"r n¡.¡ir la reaparición dcl

un nivel Por lo menos :Y: , : p,"¡i.'i¿. l^,*ry:l1'"*:

É:lxTJ:J: ff ilffi ,.:l l" t":,l:l* :f il?ffi :ffl:: ""ffJL""l,TJ;"ii^..;ñ,i.]:'f

llifl+:il:ff :LtilSl]i,H1".1 H",ffi'$,{': .:"""?*üú***I",}t#::iXTH:.Hf¿i; :i,1,:i'üüi:üi't#gtr';,i;:ftr*{ffi i;,'i::¡-.qdlffi ; :fi"ffi' ñ;;o, eu'**-¿o 11 tl-nil nria.

El segundo ItuP9 ll-,-,^; óñrrp o*nos o ctases antagónicas' quc

lr ":

= :t.*r:f,g35'-{ g11¡'f'í 4,S" n'Ü-:tfí'tflCáS

Itt pedago gía tadic io nal

ll -: r::"1*::19 rSl:JC,fa9:rts¿{ 'r: I

F

J

el

[_a construcción de los llamadós "sistenias nacionales de enseflanza":_ ión,:se in5pir

de?echo de todos y deber dV

Lrt"¿ó, gt Ocrcct'o dc todos a la cducación dcrivaba del tipo de socicdad

.o*.ffiai*"re a los inrerescs tié la nueva clg3g 9ue sc consolidaba en

ff li rH¡ ü: =Tü

I fiffi 'r **; s ; ri'*i-ü ilif] i i:{:#:}}tr}#.r."':l{f *tL*i;tE1$**'*,::';il''*t

#i:[iü¡i*:ffi rHt# ?iL+#¡iü :i::'.-.'l,l:"J.'"',Tifrili".'rüiüi*"¡':Fr:ri.* jiji*Til'JiT'. ;*\'^ á:ffi tr.l;* ilil r' #!!¡iüiii+h i ii."'*,l*:ii:trr*'tr, lÉ$:+*f::?;ffi'#ffiiii i*rx :'ülr'ifr:ilu# **i;"',. ; ;; ; :, . " "..,- :*#ritn-t*lflüti{Hffi ffi fghJ5 *trü|ffiil;ffitrp$$5ffi ;: ?: l.,i:Tffi""ft f li: ffi :irffi +*l+ i* *.* :; ., tt* ::' ::":11::,H t"iüjlei'rlliüoá"i

I ro

lg!-rqlUc-üyisu't ,

',,, '1 :, ;:,:', ' ,',, , i''

:. :: - . t :

clpodcr:laburgucsía. ' .. : t Se rar.aba,

"ntonces, de construir una sociédad democrática, de con-

solida¡'la dcmocracia burgucsa. Para super¿lr la situación de opresión,

piopia del "Anúguo Régimenl', y,.qcccder a u¡ lipo-d9 sociedad-funduda

In .l .onLttto sócial cclekadq illlmmente',.cn-trc los individuos' era

""r"r*io ""ncer la barrJra Aliii ignorancii. Sóto así sería posible

r¡aiisioimar a los súbditos en ciúdadanbs, esto cs, individuos libres por

i.i;S¿iuoi¿"S,.llusrradoq ¿Cdmb realizar esta tarel? A uavés dc la

enseñánz¿. Laescuela es efigida; gntoncestgn el gran instrúmento par-f

converli¡ a los súbditoi en ciudaiühos: ' ' I

, t,. .:

tl

l-f( j,

eli'iOfi{í FCTTOCOPIAS

:tlredi¡niendo'a los lpmbris de su doble pecado históriio: ia ignorancia, miseria móralj y la:ópiqsión, miseria

l6

t7

t- I I

l, .:1r< !.. ni.'. 1.:.?; :::.i ::;;j.

Al entusiasmo de los primercls tiernDos, suscitado por el dpo deesc ue r a des cri ro en form a s implifi cada, re= sig üio. pioeÍeíí,; ;; ;;"¿ ¡ r,crrcienre decepción.I¿ refefda .ou.lu,'Já4s de no conseguir real,iz,rr su desidcratum de univcrralizrción (no todos ingr"rrU¿,1 o .jlo'";;;,ios que ingresaban

1e1ían éxiro)

"¡n O.Uia-..¿er a.l hecho de que ni to-dos ros que renían éx:1"-r::Lu:l!' ar tipo Jé socü;.üi:"r;;,

consolida¡. Comenza¡on, enlonqes, a crec'er l¿rs cnucas a esa rcoría deIa educ¿ción y q q'u elcucla cu1 Rasó u ser ffi;ü;r.; ffi,:,;: '

I^a pedagogía nueva

Las críricas r ,",f:lr{"^g^':^u11,.]"id, fo¡muradas a pa¡ri¡ de finesdel siglo pasado fuelon, pgqq a po-co, dando ongen a ora reoría de lacducación. Es¿a re-oría.milqnia iu.¡ünóa-!¡ el podcr de Ia escuela yen su función de iguali,cipir 5ocjal. por lo-rlnro,-quJ"ur" * ,1..i¿;cspe ranzas de que se. p!!ié1e conegir lo ¿írror.rün

"lp?"_áíir,"lfcnómeno de la marginafidqd, a f¡avis dc ü "r.urlu. Si.la escucla nocsuba cumplicndo tisa función,.ral t¡ccrro iJ¿cu¡*;q;; ;l .ü;il;l:cucla impranfadg,'fa escuela radicionar- se iñeraba inadecuado. Tomacucrpo, cnronccs, un amplicj-movimiq";¿; rclorma cuya exprcsiónmás rípica fue conocida bajo el nómbrááé ;.,=r.ol_ovismo..

{N. T. 2 }.Tai movimiento ücnc p.omo punro de partida Io .r.r.io "'ri,.i";i,ya impranrada segÍn dircctiv^ .onrúrrnn.iadas con ra feoría ¿c ta e¿ulcución conocida .oT:1lld_1goe,,l

"Ji.ib"rr. La pcdagogía nucvaco,mienza, enronQes, po¡ qfccruarla critica dé la pcdagogía t¡atliciona.l. c s boza n cto u na n u'e va m,a n é

f a .de iñ rcrpr.i¡iio .á ;;i óil;;i,¡.,i;

irn ptan r.arta, primcro, a rraügs de ._ p;;;p;i, rcsrri ngidas; dcspuó.s,dcfcndicndo su gcncralizació¡ eq cl Ai,U¡,á;ii. f ",

srsfcmas cscol¡rcs.s cg ú n csm n ueva rgoria, ¡a marg i naii,t,r¡.;;ñ ;-'- "*;;:;;,n¿inrcrncntc dcsdc cl ángylo d9.lq ignoranc¡q, eito.r, .l no ¿or*il;conocimicntos. . : -:-i-: El marginado ya nq :!j p{oplamenrc, .i'igno.un,., sino cl rcchaza-u rJo' Arg.uicn csrí ir¡rcgÍnro l0cyri1dq cs irrl¡ii.c" sino cuando sc sicn.c

il',Xtd,.!,::il5l#l,l l,or* 9c.{t, poiii 'o.i.,rnd cn su conju.ro. |.i;';;;il;,;:'il Ti: :: lqiry: irc,r os pli¡g.! prt Ic:^ rcprescn t:rn tci crc ra ii

^. ; o"'" i ",

¡

" ; r' ffi

li::"1 fi:l i J: j

: i;f,:' B I i;'ü1'; ii ¿ ::: iA pirrrir dc hs cx.pcricngrirs flcyr¡qu ic,,trb'ion niños -ar¡ormarcs,, .s-c

ll:l.l,lió rclcratjzl¡¡ iillc:!jl"li", p"J,¡iig[", para cr conjunro dcrsrstcrr' cscol'r. Sc noru, crlloncgs ,n, .ri.li. Ac Uio_sicotJf¡;;ü; r8

' .

='.. .*J"'n¿il;il:i1yil,,g,

I*,{f{'Í1ft1;.', hji ;j: : :f ff¿s r+.5ruu,-s- * ."cienciar; neurohsiológi.r., ," le.:!J .t .on..pro de ,,anomratidaclsiquic:r. dcrcr.r¡da o rriu¿, ¿.lo;ili; crc , que comic c. tnlcligencia, de personaliclad,

[T,.L,i:,ffi ;,""1T#iil'JEiJ":,i.J;,#,Ti:::ffi **l: , ',i..,,ill9.{n-b"r,e-F so,n.r#l;:1':,':t,,I-t -u.qu'

ti "g'un ott*n'^i""i"l, ,* '*fl Tmjig'#¡;ff ;1+fl iryül

j,;;1r*ril**s.jrnll,*d

*li:ru;tin#','t'..'.:,1ru[Jff ,:JlxiTT;diX: I *''

": i; i."i;: ;;",;'ili?#;;ixff :i.ld

ifcren ciis en ;a;i;;"-d J ( :'J$,yi:','¿:'11;:l:':''il;;;b' i';il:;,i!,:',:*[ffi11 i, 5JJ. (

jttf*'fi,*ffiu*rr***[,]'ffi ' ; j!T.1;ljl,l'$fl,H,9 .j: ú ;;;,¿",r,ii,üi'; :i,.#:il ,i.ftHt,l;i r iguaración d;;i;il|:,|!fi:lfrl;f..i:::::",en..,nro f*;";;; a lli;"ll!#::':::i*ilt"nlt*í1..,:,.m;+i1i:T.l5lii;Í.it"*ios.dcmás y por los dc¡uá.s. i,iii"",.";'ll'^¡cil-u¡r¡r¡cnto dc accpuición cJc * :in¿:H:gfr_fl xJt[*!1iil:;*:H:,.,,;;Tff i'ff

,!".,,.,:i:.";

i:ilXi'#,i;¡il'.T:u:ffiT i : H l?i ; 1" #fr #i.1'¿ i', Ífi', ff.,ffi , ; ;l*irii$,:*iil ,:,ffi H#'i:,x,'l:#".,:{,}; iiH:i";' S ,!á,';'i"l':';1":l¡:","",t j,fih".,",:,,:Hi#:,Jffi

Iff f !s Írqil:;f&T:: :*:i+i;"ffi l[#i,¡ri#n',*'l ; il{fi,,l"# [f trflfilii1iiffifir'.':[xf' 'n

io-' ñi;:;; É ;:' *r,i:.n:im x #fi'ü*;'¡.ffi iif ilii. if l;"d#: g

I

I

I !

r

I /1 1l' l.lrl

I

. P.m funcionar oc ,::^.:g_: :ll-io ..on."p.ion '¡riba cxpucsra, HoDvr¿¡¡¡s¡1"' ra organización "r.oi* ,.Jurñ'il';;. por una scnsibr¿ rr' te t+

r# s

/)

reformulación. Asf, en lugar ,ses r:onf-radas a nraestros oue domi- naban las grandes á¡eas del rcüri'düHiEfrró, révddririoie-cáfrrtel ae colo- car a los alumnos en conEctb¿oo]o9 Sra$eg [ex.tos que eran t.omados como modelos a sér imiudo.s y ¡¡ogrg--s¡"amlnre asimilado; p";¿;*, la escuela.debel4 lClllq i¡gí aluiñ19q según tuea-s O" inr.r"'r", orili- nados en la actividad tita"g pf. qigjro áciüq¡ía conro un "_srmuladoi y orienrador del at;inai{gj¿ cy/e rlf lcü'ti",apiifiLipal r:abría a los propios alumnos. 'Iál aprencltzaJe séría ung.q,on.WS_uelcia esponlánea deI ani_

;,bienre esrim ulan ré y' oé ;lq, igliqf g.ii f iüfl qü{'se es ublec¿ría .Lñ ue jói alumnos y enre ésloS .-y ef mdpsrro_. Pa q ef !o; cada ¡naesro rendría qüe rabajar con pequ*éñóstrüpol ¿e álqinnbs Sin lo cual la rclación inrcr. pcrsonal, escncial ije- le'q,éÉyid¡d e¿uc¡iriyálbúedaría diftcutLad¡: y en ün ambienre esrim ulán ré; dcí-radri'dc'¡ii-ateiiai-ei did.ícricos ricos, bibtiorcci de clase, T; Eirl.lqlll,,Ii,.g¡gIí+'dq ld3'gscuelas car¡biaría su as, pccf o. sombrio, sg..gtpllil39,:ijgl,,r{i.eqg,y dQ parcdcr; opacas, adopurnilo un clrma aregre; T9.V!99i.p,Ulljfl_olg'_y.rfq!!¡q-Atqr. ,.,,

E l tipo de esc r,¡.q! g, q1tg.9.flS,g.f i li i o, g Qql iq u i O al rcrar s i g n i fi ca ri v il ;

mcnre er panortlA gSqqTJlqyq d_c l_qsr$isrernas escolares. Esro porqre, enue ouq$ tq1-.oi.g$l¡Tp$qbq .ig! fos bas r.an rc m¡ís elevadosIj,,'

i"i' I '' quc los de la esóú_ela.tf¡iOi9¡ó¡ri¡;,De-e.sc'inoáo, la "Escucla Nucva" sc organizó, básicameñte, rttl.fglgg"dg .Sr¡.t4r expcrimcnulcs o como núilcos poco comüncSl Afy:pigl,. i.qy!Élqii circunscritos a pcqtreñ.os grupos dc elite. Mici.rEl$'l$tq !t.idgriiig'.éqgbtanovisra que había sido ampliamcnte difund!(9, pgtgrró cñ las cd'bczas dc los cducacjorcs gcncrando consccírcncjas [un,Q!{ir crr.fhs arlip-tias rcdcs cscolarcs olrci¿r- lcs organizadas en la formr, lfllf ig,trtl Ca6c sctul¡i quc r,rlcs consc- cucnctas tueron mas ncSa¡.tvas quq.poslLtyas, ya que, provocrnclo el aflojamicnto de la"$iicipllná=y, ta'dcspiCo.ü¡]uáián por ta rrasnrisión dc conocinridntos, llcvó'á iebiijq¡ el nivc! dc laÉcnscñanza dcsrinada a lis capas popularcs, 145 que-mui friéuéntém'éÍrc ücncn cn la cscuclu cl único mcdio de aiccso di'ioÍó!imicnró ólabdia<lo. Como contraparticta, Ia "Escucla Nucva" pór¡q¿clctiiO ia cilidiid d'ó la cnscñanza dcstlnrda a l¿u clitcs. .', r l:i1.ti;;¡;;};¡i¡:l.l^i,:ri'.; .',i

. . . _jr

: r:i-r,j:\L; ,. ,.

, ,, +

. -Sc ve, gu"¡; Su"'n¡rcl-oJ_u]llqlt", en iggf , dc rcsolvcr et problcma dc la marginalidacl, Ia iEs'cuLla Nucva" lo Ifiravó. En cfccto,'al cntaii- zar h "calidad dc la chscñanza'f, dcsplazó él cic de rircocunación dcl árnbito polírico (rctaiivó. i ¡{gecjcrriá; ¡"i.;;j;;"'j ;;;iJ';i¡,,,r,j¿:-- - tócnico-pcdagógióo (icliitiv6'qf intci'io? rté ia cscucla) cumpticntlo, at mismo ticm¡io, u1a fOb_lc tunciónlin¿rnrcn-órlla cxpansión dc Ia escucla dcnr¡o dc los límites gopo¡_g_b,lgs pOi Ibi iiribrcsci dominanrcs y rlcsir- rrollar un tipo dc cnscñañzá arlccúatlo to+"so. intcrcscs. Ei a cs'c

. ,: t.:.,-,:; - .g1...i" .' ' -l 1l

f . i

20 2l

a.:'+ inio dc rdco;h¡dlicióii di'iá.i1'&eryryi !;lFcscnal,rr quc cl plpcl clc Ia "Escucll Nucva,,antcs rJcscrito sc¡'arifcsr.ó mi'u cra¡arncnrc cn cr caso dc A¡nórica Larina. g, üii¡Jr,i

cn lá mayoría dc los pníscs dc ósta r"gion r;r ,irtc*¿x dc cn.scñanza corncn¿ar'n a atrquirir fiso'ornia ¡nás níticJ¿ cn cr sigro acluar, auonJo

l,:i ]:^jT,,t],"^l,yliy',,iún dc,tas escucras cfecruada scgún losmqldcs t¡adicionalcs no dcjó di S9r, cic fguna forma, pcrrurbacla por lapropagación dcl i<lcario Oc la$SdagoSía-nueVa;yq qúc "s"

iO"*iá, oI f iqTg d.r.?q que rralaba Oc pt¡ci én-evidcncia tas ,'dcticiencias., dc la estudla t¡adicional, rcfor¿aba

,ll_ i¿gg scgún' rá cuar es mejor ,"" u""""tl'ut'o, lÍ1 pocos s -ug :y !".1*gffi#*[ún r e para * ;. ho;.

' 11 'i ri it,.i!*ry.ryr

tr;t :.!l:rlj

diiponía dc ellos scgúñ '3ii''vóTiffrt"áb,''e'n Il'iiioAucc'ión''f¡ihril.eja rclación se invierre. Aquí es el rrabajador.quicn debe adapLarsc al proceso de trabajo, ya que ég1c tue objerivado y organizarlo en forma parcelada. En esás condicioncs, el trabajador ocupa su pucsro cn la línea de monlaje y cjecuta dcrcnni¡ada parte dcl rrabajo necesario para producir dcrerminadgs objcros. El producto eS, pues, una consrcucncia de la forma en que esá organi?4do el prqcgqq, L¿ unión de las accionei dc difcrcntes tipos dc sujctos prcJd,üce,]así¡un rcsultado cón el cual ninguno de los sujctos ¡c ldcnülicá y que-- por cl conrrario, lcs es ex-

t *^-r^r^^*.:^:^,^ .r^ ^r,...--1. , ü' 'r'¡rc{üsi'án¡erwla^pcdaEeflia.teonicisra Ia,situación sc .invicrtc. lvf ir-rntria",w,.* .. -,.

cn la pcdago'gía nucva son ios cloccntcs y los alumnos Quicncs dccirjcn * si utilizar¡ o no derernrinirdos mcclios, así, como cuándo y cónro lo {rharán, en la ¡rcdagogía rccnicisr.a se d.iría que es el proceso cl que dcti.e loqqe docenrcs y aluntnos dcben hacer, así como cuándo y cómo lo ü hará¡"

. S"qtqpln17rgn_d-e,,.enrgn"c;gg que para la pedagogía tecnicisra la.*. it ¡;' m¡¡Éiir,''@$'b"s,r-i'áw'¿ffiif i6¡ú.olüie"oánri;;ft*r'ato+i¿ffiu*añ"*,g

p'rii o.l ';dniin'ienro

de rechüo. Marginido ;;ff'3'#;i;;i;[.;1;?.i:, ;i' ?f; traño.

,f

se¡ddo.técnico 9." l.o patabra),.ó r.o,.T in.iti;.i;;i;;iJ;t"" L; frEl fcnórncno ilntcs mcncionado nos ayg{a a cntcndcr la rcnLlcncia

quc sc es-bozó.c.on el i4y.e,Xitrlgl.l9 dc aqucllq-que llamo "pcdagogír¡ rL'cnicista". Se bilscó planificar la educación dc modo de dotarla dc u'na organización ra-cional, gqpal qe minimiiai las intcrfcrcncias subjctivis itruc pudieran poir-gl pl,{lgsgq l'l; Si¡gig.lg!_a., parq elto, era neccsa¡io opcrac.ionalizar los objcrivos'y, pql lo me-nos ón ciertos aspcctos, rnccaniza¡ cl.proceso. P.l i!f.la pglife¡q9ióñ ge propuesras pqdagOgicasulcs como el enfoque ¡isqémic_g, 14 ryicgó-é¡gjgf,anza, la r.cle-cnseñanza,Il insrrucción programada, lq5 máquinas d¿ énscña¡, ctc. De ahí, t¡m- bjón, la parcelacióii 49lgaQ¡jo pcdhgógico'cón especializacién dc furi; cioncs, postulíndosc la inrrg$uqción de tócnicos dc los más difcrcnics matices en el sisrema de eñseñanza. De ahí, finalmcntc, la pi:dronización del sistema be enscñanza á partir'dg

"rq".*"i O.plancamiento prcviamcnte formulados a tos üuales se dcbcn'ajusLar las ülcrcnrcs modalidadcs dc disciplinas y prácriqls pedagógicas.

.Si cn la pedagogía rradicional Ia iniciadvá.órr.spondí" al doccnte,qui era, al mismo riemp'o, el sujcro del p¡oiéso, el élemcnro dccisivo y rJccisoric-r; si cn la p-cd.gogía nücva h iniciurivl sc dcsplul lracil ci alumno, ubicándose el ncrvio dé la acción i:duc¡riva er¡ la rclación do- ccnte-alumno, qor lo iantó'. rcl4c!ón inte¡perlonal, inrersubjeúva, en la pcdagogía recnicisra el e!9p9n1.o princ!pq[ pasa a ser la organización racional de los medio!, pcüpándo docenró'yialumno una pósición se- cunda¡ia, rclegados a !a qold!q!& de ejecurores de un pi*.ro ."y. conccpción, planeamiinto, coordinación y ébnrrol quedan o ..go á. cspecialisras supuesLamcnrc,frqbiliLados, neúl¡os, objerivos, impárcia. les. La organizaq!$n dg}_pfpqelq se convierre en la garantía de eficien. cir, compcnsandQl gorligiend-o las dcflcicniias dcl docente y maximi_ zando los efcclos de su iqtcrvención. ' ]

Cabe senala¡ qije,'áq;q"q ¡i peOagogía nueva rambién da gran im- porlancia a los medios, hay, Sin embargo, uná difcrencia fund¿mental: mientras en la pedagogía nucy4 los medios"son dispuestos y esrán a disposición Ae lg relag¡g.n 4.,oc9.1re:al.lmno,9s dccir,ál servicio de esa

11

cdudación conr¡ibuirá 1 ryp:ig el problcma de la marginati¿ad cnla gmcdi!,a en que forme individ.ü'.os eiicie¡rés, por lo *io,.upo.., o.

conuibui¡ al aumcnro dc pródúctividad de ia sociedad. Así, esLará e cumplicnclo su función de ígüaiación social. En csre conrcxto ieórico. la igualació'n sociat es t¿enrlfici¿a.""

"ltrü;iii;¿ ü;;#il;;i ti

scnüdo dcl enfoque rit:!T'-.,%.,a0 margiiiatldad, esro es, Ia ineficilncia . g y la improducLividad, se consiiiuye en úná amcnaza conr¡a ra .rrrrr¡ri- da{ del sistema. Como el siiióma supone múlriplcs funciones, a las {f cualescorresponrlendetcrminadas.bcupa?io-nes: como estas diferentes ; lunqibnesson

interdepcndiel.,.-"S, O" r.ai moáo que la ineficie"rt;; ;l Qesempeño:de una de Lltas or*-ü o hr d*násJl.n óonsecuencia a ndo ' s el srsrema, cabe a la educación propgrciona¡,un eficiente enke¡ramiento par4 la ejrcución de las múlLipi& *é* .qñjqúr ¿"i. J.**á"á^'ü ef el sistemir social. La educaqió¡ scrá concebida, entonces, como un rF ¡,ufslstema cuyo func.ionamieirió eficienre es .r."ci^r p*"-i üil#;dci sistcnra soci¡ act cual espdrre. su basé Je sustenración leórica se ? |3.:P.¡,1za" ii:11

ra sicorogÍa !É,!gyiori;u; l. i"s*i;;;;i.;ñ;;: F

llllcjilo, Ia crgonornÍa, intoniifüch;cibcrnéüca; quc ticncn crr co¡¡¡ún qna ínspiración f rlosóflca nqqpq¡iti-v¡sn y él m'étodo funcionaf isra ? P:l;:'"*::*^::" p.oofogióé se conéruyé, "n,¿*"i, quá J;; {,l.a.fedagogia rradicional la cuésLióri'éeniral,esiprcnd

", y piu ta peOa-

i:g!r.nu*uq aprender a apreñiJer, Dára la pedagogía recnicisra lo que C, lmpgrg eS aprender a traCer. :i r. . , . .. -,,- , ; i

, ¡ Iu r,:o.i. p"argOg;.á .r¡iti"S" fi, c-oriespohde una-reorganizaciór, E0c ras escueras que pasa por ün proces-o de bu¡ocratización. Efecdva_ €me¡1e, se.crcía que el procesd qe racionalizaba gn la medida en que se qgjuaj: planificádamenre. paiaieilo,'.r" n..J#¡o u.¡* inirr".Jrn* É mfnucrosas sobre cónto pro9pdcl,; á los efecros de que los diferenres ( agenf.es cumpliesen carla cual lai tái'ix apecificas asignadas a cada uno en el am¡rüo especuo en que ie fragme-nró et acio peáagOei*. il .ár: f t¡ol sería hecho básicamenrc á ravés rter cumptimiónio á""ro""ñ^¡oi. Et magisrerio puro .nron.* á *;;;;il'il" pesado y sorocanü

Sq 2t€

É

ritual, con rcsulhdos visiblcmcnte $glu.v-oq: En realidad, la pcdagogía

tccnicisu, ai intcntar uanslcrif a la escúcla la forma dc funcionirniento

¿.i ,irr.Á" tabril,'pcrtlió de visra la cspcciticidad r1c la educación, ignorando que la ariiculación cnue escuqla y proccso productivo se da

d"c un modo indi¡ecto y a tfavós dc complej'as mcdircioncs. Adcmás, c¡

la práctica educativa, la oricntació¡ tecnicis!l se cruzó con las condi-

ciones Lrarlicionalcs predominrnrcs en l¿u escuclas y con l¡ in[lucncia ' dc la pcdagogía nueva quc ejcrció un poderosbat¡activo sobre losedu-

' irdorcs. En csas cqnücioncs, la pcdago!.(a -tp.c¡icisn rüvo por t?tl'q99 cl aumcnro dcl caijs en cl campo Cdgcq.tlyo ggnerando L1l nrvcl dc ols-

.".,i¡"i¿"¿, á" néicrogcncictaü y Oe firgm-¡. qLación que prácücamgn1e imoosibiliLó cl;uabajo pedagógico. Con gsto, el problcma de la mnrcinalidad sóló icndió a agravarsc: el conlcriido dc la ensc¡lanza sc

volv-ió aúu más pobrc y lu rclutiva iirnpliaÓión dc oportunichtdcs sc

volvió irrclcvanie,,ircnll a los q]¡os in.$!qcs dc dcscrcir5n y rcpctición.

La siruación dpscrira ¡fec1p puli-c,qtg{+9."J9'q Amérj31 I'atina v4 quc desvió de las á'cdvidarles-fin h-abla las'acüvidades-medio, prrtc co!:

sidcrablc ds los'rócuriós, óónogidamcnte *tásos, desúnados q la cdu:

cación. Por otró l¡ido Sc iab-e que buóna,parte de los programas , intcrnacionalcs de implantr¡qiór1.d9 tcgnolgUía dc enscñanza cn cstqs

oaíscs renían deriás otros iiricf_óEés cbriiól'por cjcmplo, la'venta di itclactos trcno!ógicbs ob9ol9¡ós. a l9s naí¡¡g.¡ubocs¡rrollados' '

\

\Cefin 'l i-l

24 25

Las tcorías crítico-rcproductivistas :.., - .; .8.F€ .. *.:, \d J. -fi-¡t . ,. . !:1i:'\r:rtfr¡ *;:llif t€e, jtir r*.7r

Corno y:r scñlló, cl piintcr grupo <Jc tcorías concibc a Il m:rrgirrali- darl conlo un rlcsvío, lcnicrrtlo lt ctluclción la [unción dc corrcIir c.src ricsv ío. , La rnargintlitlrrd cs \'¡stJ conlo un problcrnl social y Ia cducación,

,:?:¡: I * Ji:;:it,:i :,i#' :i #qrw, [orrnándola, mcjorándolu, co¡iigicndo las injusricias: cn dcfiniriva, pronrovicnrlo Ia igualación scicial. Estas icorías consideran sólo la acción <lc la cducación sobrc larsocicdad.rDcdido ir due dcsconoccn las dctcnir i nac ioncs socialcs dcl fcríórnóno cducrüvo i¿u'dcnominó " lcorías rro-c¡íticus". Invcrsurncntc, l¿r.s.icorías tlcl scgundo grupo -quc pa.saró:r i.raminar- son críticus datlo quc posrulan la imposibilidad dc comprcn- dcr la cducación si no cqu,pirlf44oq.S,+¡co¡dicionantcs socialcs. Hay, pucs; ón cslas Lcorías una pcrccpgión cabal de la dcpcndcncia dc la edu- cdción rcspccto dc la socicdad. lvlicnt¡as tanto,como cn cl aná.lisis quc dcsrhotlan llcgan, inviuiablcrttcrttC;'a la conclusión de qüc la función propia dc la cducación consistc dn la rcpruJucción dc la socicdad cn quc clla ió inscrta, bicn mcrcccn látscicríbfnindción de':icorías crírico-rcpio- dücddisLas". Talcs lcorías cucnún cón uñ iazonable número de rcprc- sénl¿i¡ics y sc mani[icsr¡n a raíós'dC difórcnrei'vcrsionés..Esrán, por Cjcmplo, lls lllmados "rudic¡lcs amcricanoi" óuyos principales rcpre- scnuiiiics son Bowlcs y CintiS;.quicncs ¡iiji el übro Schóoling in Ca- pitalist At¡rcrica 5', puedcn séi clasificadoS dn éSe grup-o de teorías. :faics autorcs considiran que' la escuela tenía,' eñ sus brícencs. una iu¡ción igualadora. En cambio, ac[ualmehte, se üüelve caJa vez más disciiminadora y rcprcsiva. té¿as las rcfoimas eiebfues fiacasaron, { hacicndo cada vez más cv.idcnie cl pqpcl que laésóuela desempeña: re- !

HfiÍi::t, la socicdad de clases i rc'to;'-.41 modo de prodúcción *oi .,il

- Si bicn exisrcn variadas müifcsl¡cioñeé,-;onstdtto Qüé, denrro dc éstc grupo, las tcorías que mayói rcpeliusión rüvierciri y qüe i.--ron un mayor nivcl de elaboracióri Ión las Siguienles: .: , ' ,' , i¡ ;'tcotia dcl sistcma ¿e enscñáhiá en óuantó violeñcia simbOli.a": bJ -:'rboría de ta escueia en i:]iaritó oF=grlg iiglóSicg,ael Esrado (A-n)"; ,1,,, ..- jj: , :1 :. :' c) l'1erría de la escucla dualisti¡

1 -J:!:' :;- :i : 'i:

A conünuación comenra¡é'tfbVemcnre óada úna de eiiái

Teoría del sistenn de erseñanza con'p violencia sinúólica- | . i i:"í::!.1

/ -" Estr Lcoría cstá dcsarrollada en ll obra I Reprotlttcao El.'nI(:n!os / ooro uma teoria do sístema de ensino 5b dc P" Bor-rrdicu y J.C'

/ ,P"rr.ron. La obra está compucsta por dos libros' En el L.ibro I,---"Fundr-cnros dc una tcoría de la violcncia simbólicc", la tcoría cs sistcmatizada en un cuérpo de proposicioneS lógicamente articuladas scgrin un esquemq analíLico-dcductivo. El Libro II expone los rcsult¡- ¿o"s ¿e una inuestigación cmpírica llevadc a cabo pór los autorcs cn uno dc los scgmentos dcl sisterna escolar franCéis: la Facultad de Letras. Dado que los'análisis {e! Libro II pucdcn sc¡ éonsidera<Jos aplicaciones ii un crso históricamenl.c dcterminado Qc los principios gcncrrlcs enunciados en el Libro I, st biqn sirviero4,'al mismo tiempo, como punro dc parLida parp !a conl{ucción !e é¡tgl mi cxposición se limim¡-á al contcnido dcl Librg !, ' ,l

La eslructura del lib¡o I consútuye, m!¡ que una sociología de la educación, una soiig-lóBiga -dc !3 edu-caqióq.,Y es así porque no sc rata dc un anÍrlisis de la'cduóaqióir=ccirlo hqcho iocial, sino de la explici- ,r.iO" ¿. t¡s condiciónis iógicas dc posibiiiuait ú. to,lt y currtt¡,,icr eclucación para toda y cuaJquicr socicdad $9 toda y cualquicr ópoca o luc,ar. Sc rat'a de una tcoría axiomática qüc se despliega dciucliva- nicnre dcsde los priñcipios u¡iygrsa!e¡ haóia'los enunciados analíticos dc sus consecucncias particularcs. Por cso, fida grupo de proposicioncs comicnz.a sicmprc por un cnúnciado univcrsil (todo poder de violencia simbólica..., toda ace ión pedrgógica..., etq) y tcrmina en una apli- clción part-icular, cxprcsrda a travós dc la f,órmula "una formtción so- cial clctcrminada..."; Por otro lado, con el l-rn de prcservar la validcz uríivcrsal de la icoría, lo:.qqlolg-t- iicncn el c'üidado dc utiliz¿r sicmprc Ia cxprcsión "gruios o glasós", no refi¡ióndósc jamás a las clases sim- plcmcntc; lo quc indica que la validcz de Ia tcoría no pretendc circuns- cribirsc a las sociedadcsde clases sino extcnderse umbién a las socic- ¿.Jcs sin clases quc hayan-existido o vqÍqn a existir. En suma, e! a.riomn [undamcntbl (proposición ccro), que enuncia la tcoría gcncral clc la violencia simbólica,'¡e gpllca al sisiema dc enscñanza que cs rlcfin ido, cntonccs;..cgm.o, Ula modllidatl cspecífica dc violcn-cilt sinrbólica (proposiqioncs;;rtc"g¡¡Uo l) ¡ ui{ós dc proposicionc$ intcr- nr cd ils quc tratan, suc cs i varhcn tc, la acci ó_n ilcda góg ica (proposicioncs dc grado 1), la autorfdad pcdagógicq (prop'osiciones de grado 2) y et uabajo pedagógiio (pfoposicioñcs dc giado 3).

l=. ¡,Por qué vioiencia'simbólica? Los atÍtéres toman como punto dc flprüOr que toOa y cualquiCr socicdad se estructua como un sistema deorclaciones de fuer¿a m_qtcriql entre g¡upg5 q'clases. Sobre la b;ue de ]a

Iucrz;r matcri¿rl y ltaio srr dctcrrninución sc crigc un sistcmi¡ rlc rcl;rcio- irii'ijó riiéii¿ftiiiiij Tffiüü ir:iiiói ci'ici'oi?i;;'ij¡. rJisir.ur¡ció', h:i rclilc¡onos dc fucr¿a material. Es¡r cs la idca cenr¡al contcnicia cn cr ¿rionia lundamcntrl de la tcoría" Si no, veamos su cnunciarjo:

"'.l odo podcr dc vialcnci.a sit¡úólicrt, ¿sto cs, todo poder que llega a intponcr significados y a iitponerlos' como t"tt1,iT ¡eyl-i1,ffilds la; rclacion'cs tlefi'crza qLc ss|ón c.4 tu oesc de suJucrza, añade su propiu fucrul, propia_ ; . - nrcntc sintbólica, a csas relaciones de fucrza". 6

Sc v,¡, s¡19¡ses, rluc cl rcfoizlmicnro dc la viorcncil mrteriar sc d3 por su conversión en el plano simbólico donde Se produce y se rcpro- ducc cl rcconocimicn.ro dc Ia dominación y de su lcgitimidarl por cr clcsc.onoci¡nicnto (disimulación) dc su ca¡ácrer de violcncia .rpti.irr.

,Así, a l;r violcncia nrarcrial (dorninación económica) ejcrcida por los grupos o clascs dominantcs sobrc los grupos o clases dominadas, co-

, rrcs¡xtnr.lc la violcncia simbcilicii (do¡nin¡ción cultu¡¿rl). fA*!i violcncia simbólica sc manificsn de múlripres formas: ra for fhación tle.la opinión pública a r¡avés dc los mediós ¿. corrni.r.iJ,,

.,ldc.md:¿rs, diarios,erc.; la pródica rcligiosa; la aciividad arúsrica y lirc_

; l."1o; la propaganda.y la moda; la educacidn familia¡, erc. No obsmnrc,' c' Ia.trra cn cuestión, cl.oi-rjctivo de Bourrrieu y passeron "r

rr u..io,,' pcdagógica insritucionarizacl¡, es dccir, el sisrema e.scola¡. De ahí cr subtítulo dc la obra: "Elcmdntos para una teoría del sistcma rjc cnscñ¿tn¿a".

ff1P!,)cllo, pardcn<1o, como ya dije, dc la rcoría gcncral dc la violcn_ ///cra

srmbótica, buscun expliciLar la acción pedagógica (Ap) como im_ "f posrcron arbrr.fafia,le h cultüra (rambién arbitraria) de los grupos o

clascs dominados. EsLa impoiición, para ejercerse, imprica nlc.iari^- í menrc [a auroridad pedagógica (Aup). Es dccir, un

"podcr arbirrario de ir[potsición que, sólo por elJ.rccho de scr desconocido corno'tal, se eÁcüenrra objér-ivamenre r cco ¡to c i rlo c o nn aut lrld,od k g ít i rna,,.7

féta.rc.ten da acción pcclagógica (Ap) que se ejcrce a rravés dc Ia , autond.arl pcdagógrca (Aup) sé re¿liza a rravés dcl Trabajo pcdagógico / (TP) cntcndido

ii f v I tf

l;;r.f,C,

ü

¡;i ¡r t.|

"conw lraba.jo de inculcación que debe durar Io stlicienre como para producir ún'a acción durahle: es décir, un

F ts F T#

F ts' ttl ÉÉ

ii rri Ft ffi f?! üq aF ffi ttÉ rai r# #

21

habitus conn producto de Ia'interior'ización 'de Ios "" ' nrincioios de una arbitrariedad cult4ral capaz de perpe' ',uorri drtprés del cese de Ia ac'-ión pedagó¿ica (AP) y

pio, ,ro ai pelpet:1a: e: Io¡ráctica los priniipios de Ia

arbitraríerla4 inrcr¡or::da : .:\

-.1;i*il:#lJ,'i'i'iXl,Í::i¿'i:ff .t""Xl:'",*[?Ll','"ói:lÍ11 rio (cducación tanriliar) y trabajo pcdagógicq sccundario' ctrya torma I lnsri.tucionrlirrda és cl rrabijo cscolar (TE)l como scñalan los autorcs

cn cl "cscolio" dc ia proposición 1': :.

" r r r r v iri ¡ o1o' r r',,1o 1'1,: 1|o. I,Q t 1 ci 9i ( p r o p o s i c i o ne s d.e prado 4) especificación de las foina; y de los efectos de Yuna

Acción Pida¿ógica (AP) quc, se éjcrce'en el tnarco

l"-uná ¡ni¡i,ució.i eicolar:ilki 9n la (l1inw proposic-ión ('t.3) se eiiuentia'cdracieiízadti expr-e¡anrente Ia AP es- '

r r! ur (t w' r'e'p r'o du[e'l a c ul tii a do mi fi an te, c o n t r ib uy e ndo ,lc esi modo'á Ia'iipióduici.ón dé Ia estructuru de las ,ilacíoncs dcfu¿rla; en rtnaformacíón social en Ia cual

¿l sístemi de lnsg'4añ=a domiñnrue \SYde a asegurarse el

monopolio de Iu iiolcng.ia !17íritna",ut . ;.,. ' . ; r.,. '.1. :.- ,: :

La proposición' 4-3 -sintctiz¡, :pucs,ld-" modo r:xhlrustivo' cl con-

;ur,o1l la reoríi dcl sisrcmn dc cnscilanzi tomo violcncir sirnbólica-

y*:_r:"r::^,'E,.'gl:::, ¡ n.*', '1.., l¡ rcxtcnsion, transcribirla

v

.\

+

1 I I 'i

'i

...:. . :" .

29

irnplica la reproducción de Irs fucrz;,s procluctivas y dc las rclacioncs clc producción exisrcnres, Alrhusscr llcga a clisiingúir cn el Esur<io, los Aparatos Rcprcsivos dcl Esr¡do (cr cobicrno, la Administración. cl Ejórcito, la Policía, los Triburralcs, las prisiones, erc.) y Ios Aparlrros Itlcológicos del Esudo (AIE) quc cnumera provisorilmcnLe, dc la lbrma sigu icnte: - El AIE religioso (sisrcma dc Ias difcrcnrcs iglcsias); -.El AIE escolar (Sisrcma dc l¡u difcrcnres escubr¡s pr]bf iqgs,rqarlicura- rcs); ,.'' '' t. ':) ''::.' - El AIE familiar; - El AIE jurídico; -.El,AIE polírico (sistcma político dcl cual forman parte los difercnres ¡r:rrtirlos pol íticos); - El A[E sindical; - El AIE de la información (prensa, radio, rclevisión, etc.); - El AIE cultural (Letras, Bctlas Arres, d-.po;;L.r.jll 1'.

La distinción entre arnbos qg bl* eri el hccho de que cr Apilraro Rcpresivo del Estado fq¡ciona masivame.re por la violóncia y, iccun- da¡iamcnre, por la ideología, nrienLras que, invcrsamcntc, Ios Apiraros Irlcológicos dcl Esrado [uncionan masivamente por la idcologiu y r" cunda¡ia-rnente por la represión. la ' '

El_colc9qto jAgarato ldeológico del Esrrado', deriva de Ia resis scgún l.¿ cual ."la,ideo.logía.tiene uns exis;tenciu nárcrial". Esto significa Iuell idcología existe sicmpre arraigada e.n prác'ticas rnatcrialci rcgul¡üas por rituales maf.eriales dctinidos por instituciones m¡r.crialcs. I5-

- -; En.suma, la ideología se materializa en aparatos: Ios AparatosIdeológicos del Estado. , ^ ", l"ly.l:,l1.::l9t l"lu"mgntoi

coriccptuales, A lthusser propone la lcsls scgun la cual

"el Aparato ld.e:ológico de! Esrado que fue colocado en posi.ción 1-olniyante en Ias forma'cioies cap¡ralistas my(urg1,.desCtués dc una violenta lucha de clasis política e id.eológica contrqel antiguo Aparato Ideológico del Es- Iado domtnante,.es .el Aparato Ideológico Esco_lar".l6.' '.'."'":. . .' :

Como AIE dominante, la escuela cónsrituye el instrumento más acabado de reproducción

.de las r.lo.ion¿r á-. p*l-r..1¿" i";ü;;;;;:

lista- Pa¡a eso, a los niños dq todas las claies sociales les intulcadu- rante años de audiencia .o_bligaroria "saberes prácticos" involucrados en la ideología dom]nantg, l7

30.

,r::yj9,1:'r'T:xf lüüi{.:;fi ,:T;;ltH::Jil;T'fl ':i.,:1::;.;ric cscclllrización pero acabaii, p,cr in,.,rrn.pirio pasanclo . intcgriir losr urdros ,:.jli:l,.,", ',pequ:ño_burguese_r de roda e-specic,,. tB una pcqucña parrc, finalmcnte, alcanza el vórtice dc la pirámidc c..;_.?11,

F..',9: van a ocuparlo. pr..iu, pr"p,;q delos,,agentes de !a ¿-r._ptotación" (en el sisrr:ma pr_odluclvo), d;i;;-.,;sr;;.r-il i, irirri,i) Í;;,+ffi#r,rurfti'J:Hr.;f ñ:ff uff ::1?.',S;nt;¿'¡'o.;;,,;')"',

En tc¡dos los casos, s_c gata dJrcproducir ias relacioncs de explo-tación capiralisra. Con palabris ¿" el'rf,uss".' "

"es a través d.cl aprendizaje de algunos saberes prócricos(.ravoir-faire) invo.!ucrados "n

u ínr,uiroi¡¿^ ^Á¡1"i, t"idcotogía de ta clay dominanrc q;;;;;;,, en Bran paue,

;;i;:"ii;':::,,!:;;;;'ÍoT:,::L:;,:,::í;r:!n:i:*n

,' i: :;íi?:tr; :;:,! ?¡; x d o n do r ei, ;; ; ; ;;:i;;,; ;:

En e,s* conrcx to, ¡ cómo se plantca el problema de la marginalidart?El fcnórneno de Ia rñarginori'd;-r;;;;ñf""." ., propio seno de la.srctrcior es de produccióñ capiatisu que ;il;;; Í;;;;;;l;.;;J: l":_orol:q":es por tos .-"nilrr¡rrrl ñs,;.d;r., prres, r¿ clase traba_Jadora. Et AIE escotar, en tug.#de ,érin.i¡iCIin"",;'d.lgr;;;,ó; social, constituye un n gitrtnU,'tr y pcrpctuár sus inteibses_

_ r:,r ó'¡' 4;-,i:1 ;'J;::iT::i.:'"T::*ma d as n o - críd c as) desco noceri. esas bb r.ti" ¡; aii";es o U.¡e Li v as e; ;;; lan quo la escuela puede cum¡ilir et papef Oé ü;É g

3 d,,'e s o,. ñ; ; ;; ü,. {q ar h;;É; * ;;"nd;:,ffJ i il.,:,#l:idcológi.cas, es deci¡, áirirnure¡;b-J;;;#r;ñr, hs condiciones demarginalidad en que viven tas capl *trñ;"r.- .Sin embargo, a diferencia gla.n".,1rái.i,-e^ieron, Ál'rhurr", no niegala luchr¡ de clascs. por el contrario, ll.;;-;;ñ;;"qr"

"los AIE put:den ,,r, n?,rU,, bjdnco ,ino,),o^bién lrgo,de lucha de clases y a vécbs d"f"r"^;;^d^ de lutha declases".2l

Entre Lanto, cualrdo describe e I funcionarhiento del AIE escola¡, laIucha de clases queta prácricariiene dirridüi*'er peso que adquiere

3t I I

{

i

r allí la dominación burguesa..Diría,"entonc,esirque la Iucha de clases,re- suln en cse caso lreroica, pero sin gloria, ya que no tiene ninguna chance de éxito. E! párralo un tanto cxtcñso que mc permito t-.on..ribi., fundamenla esa conclusión: ' :

"Pido disculpas a los docentes que, en candiciones terri- bles, intentan enfrentar Ia ideolggíq, gl. Sistemn y l.as ., ,i prácticas gn que éste los encierla, c.o.n'l.qs, arnws que . ' . , pueden encontrar en la historiQ l en el saber que 'enseñan' En cierta nrcdida son lúrdes. pero son raros, y cuántos ¡ta'miyoríi) i'ó'iánen ni tá'''ms míni¡m duda respecn del'¡rabajol que e! sistema(qie los sobrepasa y Ios aplaslai I?:s aSliSa'a

!?g.e,r.: I pe.á^q aún, se dedican enreramen!¿ y con toda conéiéntia a lá realización de ese t r a b aj o ( ¡ I 9i s_ fa mo s o s_m( t o do ; n u_1v oi 1. T i, n t n n n p o c as. dudas, qué c.ontribuyén,'haita d.eiotQ,.1!9ile o mantener i a alimentar la iepyéig.i4a|ili iaeotdgiiq de Iu Escucla que I a v u el v e' hóy rc n" nÁi ui áll, :' iyü s p e.ai,a b I e - ú ti ! y ha s r a L'enéfica pafa nuestros cq4lemporé4gós, conta la Iglesia era lnatural.', indispensáble y' gehe¡osa para nuestros antepasadós dz hace sigliis,'.4 . i','.,

, r;' ' :1. 1..-s... ';',:.' .r,a .,',. -¡, -,

32

I

I

::t{6-ff13G'iiña' rcróela'ióo'.'e ?}':¡'"''

. 4. Estrs dos rcdes confituycn, por las rciacioncs que Ias rlcfincn, cllup¿rrilto ideológico dcl Esuiclo cipiurlisu.

,5. En t¡nto LrJ, este apamto contribuye, en lo que le cabe,a reproclucirlas.relacioncs de producción qapirarísms, es icóir

"n o.iini,iíoloJi-

Yt':l 9,,",.f?,:T.i4io 1'" 9tT.9l, i-!,Fn-.,ncio Jela clase dominanre. ot qr. üpli.x s¡",,..*';'

bión (lo que:las deline como mres) ros ,.."n¡*ñru, ür, ir".lá'"""nlicnto, sus causas y sus electóS.,, 23

. : ', A través de un minucioso inárisis esuidísLico, Ios autorcs se esfuer- z¿ln en dcmoslra¡, en Ia scgundi partg; las t., pii*.,,i-pr"O";;:'""' cs.dccir, la cxisrencia O,e,¡1j]9,,$o;¡9ga J* ,i*1".¡r¡.id ñ ;;;;;;; lfl;3 cuafla.proposición ói 6bjcto=da4a+rerccra y ;;;;;;; ;;ra rcrccra partc truLa cle poner cn cvidcnóia que:

,. l'Ít I mis.ma ideología'dominánie que es impuesta a ro_ íi:rt,?: flumnos

bajo formas nlle.sgliaminti incompati-

:j

^, ^!n.11"*.parte se demuesrra que la división de dos redes at¡aviesa.el apüato escola¡ en su conjuñtb. por lo tanto, desde la escuela *i_*ria, conr¡ariamenb a Ia aparieriiia d. *id"d';;h-é.;;.1"añ;í.

";.-aún, loS autores aflrman que ' ,'.. , ,.1:,, ',l i- ', . , ,

t- I

I

ltlnciones: sepa¡adas- Por e[ mecanismo de las,prácticas escola¡es, la iormación de la [uerza de rrabajo se da en eL'¡?dpio proceso dé'íniul- ' cación ideológica. Más aún; todas las prácticas escolares, aún Ias que .ontengan elementos que implican un sabcr objctivo (y no podrían tlcjar de contencrlo, y.a que sin eso la escuela no cont¡ibuiría a Ia repro- rlucción de las relaciones de producción) son prácticas de inculcación rdcológica. La cscuela es, enl.onces, un aparato ideológico, es decir, el aspccto idcológico es dominantc y comand:i'ei fulqiQnamiento dcl , irpirrilto escolar en su conjunto. En consccueiicia, la función eseniiai dc l¡ cscucla es la inqulcación de la ideología burguesa. Esto se realiza dc do.s forrnas concolnilantes: en primcr lugar, la inculcación cxplíciLa dc ta idcología burguesa; y en ,segundo !gg3r, la reprcsión, cl somcrimiento y la deforrnación de la idcología proletaria. iN T. 3)

Se vc, pues, Ia especificidad de esu tcoría. Admite la exisl.encia dc la idcología del proleuriado. Considera, si¡r embargo, que ul itJcología ticnc origen y existcncia f"u9¡a dg la escuela. Esto es, en las masas obrcr¿s y cn sus organizacioncs;La escucla es un aparato idcológico de ll burgucsía y al servicio de sus intercscs. El párrafo quc sc Lranscribg lbljo cs cxtrcmadamcntc csclarccedor al (esJl-e-p!o: ' I

r ,i , ,

"La contiadicción principal exk¡tí bii,talirrcnte, ¡uera ttii la escucla, bajo IaJorm7 dg una !4gfa que oponc la bur- guesía al proletariado: ella'se establece en las relaciones de producción qug Íon relaciones de explotación. Co¡no aparato ideológico'del Es.tqdo, la eicuela es un ins!ru-

. ¡ilenrc de la luiha idcotógica de claies del Estado bur-:' gués, donde el:Estaglo burgués peiiigue objcrivos exte- riores a Ia escuela (ella no'es sinó uln instrumento des- tinado a ialesfines) La lucha ideológica conducida por el Estado burgués {lsJqescuela tiene por blanco Ia ideo- Iogía proletaria queZxiste fuera de Ia escuela, en las ¡nasas obréras y iús organizacíone's.'!-a ideología prole- taría no está presente Jísícamente en Ia escuela, sino apcnas baio Ia forma de algulos ! sus eJectos que se pr.esenlan conw resistencias: sin entbargo, inclusive, por medio de esas.iesislenciss, es 'ella misma que es e nJre ntada',i'lt it lqilzo4.te pq,r'.las prócriias de i nc ul.c aci.ó n i4,eot!ó.gi

¡7. 9 1., I* 1q i.n1 yue ño -b u r 8 ue s a" . 2

En e[ ma¡co de la "teoría de la escuela'dualista" el papcl de la es- cuela no es, ehionces, el be:simplémente reforzar y íegidmar la marg in alidad producida sq

ial lnghte, Co nsiperando que el proletariado

t- Jft

\ gl.psXg-gti--g4*rrrgrq tu.t,ó,j,.g.11.r,,1'...*lg.L.l¡,q¡áctica cic la f ugha dq " . " " ,tcliues sus proii'ias orgáni2acioñiS y iü"piópiá idcéiogía, ta escucla ücnr ^ ' L: r'1¡f conro misión impedñ cl dcsarrolló de ia ideología del prolcurioclo y tl q lucha revrllucionaria. Para es[o, ella cs organizada por la burgr.rcsía, e como un aparato seprrado de la producción. En consecuencia, no cabc a,l decir que la escuela ca]iiica ile rnodo diiere nre el trabajo interectual y cl J Lnbajo mlnu¿l. Cabe, esro sÍ, decir que caliñca el Lraúajo i¡rátecrual

I tü' dq¡csltfi.c+d,f,fBfrtlgffrrl{l]#.ggp., Jrnio prolctariadó a ta id%¡Jegía , ,:. burgucsa, bajó un disr¡ry¿ pcquerlo-burgués. :-: . , -.. "'. - '*

Así, sr: pucdc óoncluir que Ia escuela es, al mismo ticmpo, un fac_ Ctor dc marginación respecto a la cultura burguesa Lanto cono en rclación ¿r la"culrura prolewia. Frcnre a la cultura burguesa, por el he- ,ü clro de inculcar a la masa dc obreros que rienc acceso a la red pp sólo d.- los subpr,¡ductt¡s de Ia propia culrura burguesa. En relación a la cultura I; ryoll:iril, por el,lrecho a.c rel¡iX1i1ta, forzando a los obreros a ,trcprescnlar sú condlc¡ón en las cdlb$brias de l¡ ideología burguesa. En cons'ccucncia, la escuela, lejoi de ser un instrumenó dc igualación JB social, cs doblcmente un facr.or de marginación: convierre a lJs rrabaja- e.¡tlorcs en frar¿inridos, no sólo.en rplación con el propio movimicnto prolctario, sino buscando a¡raniar dcl seno de ese moümienro (poner a.l üf rnargcn de él)'a todósraquellos cjüe ingresan al sisrcma de enseflanza.

sc puede, entonces, conclurr que si Baudelot-Esrabler se esfucrzan lFi cn comprender a Ia escuela en el marco de la lucha de clases, no la en_ ,lt curun, sin embargo, como teatro y blanco de la lucha de clases. En crccto, cnticnocniu" ü.i.uóio;.¡;;;;;;q td.áiJelü, .,

",, iir- 'ttl

rrumcnro de la burgucsÍr en la l-ucha ideológica conrra el prolerariado. üfLa posibitidad dc que la escuela se constituya en un ins¡.¡unlento de lucha"dcl prolciariadó, q;.dr;;*^d^"":-'* . gE' Una vcz que Ia ideología proleurria adquiere su forma acabada en el scno oc ras masas y organlz¿clones obreras, no se piensa en uülizar a l¡ ]E e'scucla como medio de elaboia¡ y difundir la referida ideología. Si el proleurriado sc revela capaz de élab<jrar, independientemente de la es- cuila, su propia ideología de trn modo u¡ consistente¿omo lo hace la burguesía con el auxilio de la escuela, entonces, la Iúcha de clases se rcvela inútil con refcrencia al apamto escolar. ' , ' He aquí por qué Snyden Z9'iesume su críiica a la teoría de la escuela dualista con la expresión: "Baudelot-Establet o la lucha de clases inútil".

. AI tcrniinar csic riipido esb-cizo rsláiivo a ias rcorías Crírico-repro- tiuctivisLas, corresponde señaiai que, obviamenie, udes reorías no dc- jaron de ejcrcer inth¡encia en Ámórica f arina, habiendo alimenrado a lo largo de la década de los 70, uiiá razonablc canüdad de estudios críricos

,ff G r$ ,$ iü4

# 'É r lf! ,Qf35 IUf, r.ffi

sobrel,el sistema de enseñanza. 5i tales eitud'ios tu"ie:ron el mérito de poner en evideniia el cornpromiso de la educación con los intercses clominantcs, también es cierto que conribuy-eron a diseminar enlre los

educadores un clima de pcsirnismo y dcsánimo que, evídcntcmcntc' sólo podría volver aún más remola la posibilidad de articula¡ los sis- r.mai de enseñaná con los esfuerzos de supciación del problema de la

¡n.ug!¡tllidad en los pakes dq fa legjóq, ' : "i"rj: '

:' ': i.'¡.i::i I

'.: '"r I i' .;r i

L

t {i ¿o/¡,:;, FCIOCOPIAS

,JO 3l

Hacia una, teoría crítica de la eclucación ¡.r,_,',,r:ti:-:yij:r.fJ+i¡É*@.rne-!\:i.ii,.^. ..---r -:-:-3.i.1r5 :.- .

El lcctor habrá norado quc, cuando me rcfcrí a las tcorías n<¡-críticn.s, tlcspuós tle cxponcr brcvcmcnfc cl contcnido tlc crda una. trató tlc mostrar la forma dc organización y funcionamicnto dc Ia escucla t¡rrc surgc dc la pfopuesta pc,ÉqgóSic4 iln¡ilicila en la tcoría. En rclació¡r a. . ..- i:.: :_ i*! :..__:-r ..l

rcnl irlatl¡ ,cstas tco r iil s no co ntlé'iÍ6ffffidffflépü"*fñ Sq_dilBb$mHisqdE | fas sc c m p c ñ :r n s o _ lamenró cn explicar et mccaniii¡o ¿é fln¿ió¡imicnro do la eicucla ral

,'ir{liir rr:.:

córno csuí constituida. En otros términos. por su c¿ráctcr rcproducti- yisü;estas téorías óonsideran qüe la escueli iro podría sef difircnie dc lo qug. cs. Se cmpcñan, enloncis, en mostrar la ncccsidail Iógica, social c histórica dc la escuela exisrcniiien Ia s'ocicdad clrpiralisra, frnicndo en cvidcniia lo que clia dcsconoié'y enmasCara: bus dcterminantes ma- tcrialcs- ,:1,,- : ,:r. i.x-**"x;_..., Er-r iclación a la Cuestión da;f{ malgirlaiiü;d, -irriUamoé al siguicnrc rcsultado: cn tanto las reorías nó:críúces'prbtcndón, ingcnuamc-nte, rc- solvci ót problcma dc la margihllidqd :r úavúS,dc la esóucla sin consc- gitir j:rniis éxito; las rcorías ciítüo-rcpro-driciivistas explican la razón clcl Supucsto fracaso. Scgún ld dónccpóióir' trfrico-rcproducrivisur, cl 0p¿rcntc fracaso cs, cn rcalidad,'cl éxito de la eécuela; aqucllo quc sc juzgarCorno una disfunción ei¡.;i1¡r bich, la función proüi" d" io

"r-cubh'En cfccto, sicndo un insúrimentó cc iclrioducc¡on ¿b las rclacio- ncs dó pro<lucció¡i, la escucla, c.i,!a socicdad iapiralisü, ncccsariamentc rcproducc la tlominacióñ y la eiiilouciOn, Oc, áni su iarácrcr scgrcga- drrr y inarginador. Dc ahí, su ndi-uralcá sbiúriva. La imprciión oüc nos 1¡iiqd1.q$ que ic pasó dc uir pdtlir iquióhé a ia impotbncia. En ambos casos;'la Historia es sacriflcddi.'En el piimcr.cáSo,'sc saórilica la Hisioria por la idea de una a¡mó'iiia'quc prirend" n.Áai i* ¿onr.o¿i..¡o- ncs'-dd'io rcal. En el scfiuiidó:caso:,Ii giiioria'-se:sicíifico oor la rcit-rcáéión dc irna csrruciura soclal ¿¡ la¡ue-iis Cdhr¡i¿iciones ou"¿on aprisloriidas. ,. . , : i-.;¡.:!';.': ,,;'¡'.; .'' t-ir;:i''i.:':

- :---.-,-. : .. El üiobléma perrnanecc abiéitó. puedb'séi rcjrlánicado en los si- guiéniós términol: ¿es posiblC'éncara¡ Ia-cscüeli bomo irna realidad

- hisró¡iqh,'e!to ei, suiceir-iiUte oé lér ransforha¿á iniéricio'ñaimente por. laaéciónhümana? ' . t.-:.-:-."',: .-.''.,,. jt.,',,. . : ,,..i. '', , '-. ¿1ite,ryt agg poiil¡ón:¡rtüiiiü;¡ ibtu¡¡aris'i".¿ :i . RcüñEemo¡d ñb-ó-ú-nte tec-''', cióri qué nos aportó: la cscueta'esú üóiéri¡itia¿a iociiliiieñiL; ta socie-

:'* ú'¿

)n

i 1l

,{.'

. ,"\ divirtida en ctases "on

iner"r.{''ó*;-¿iippli; "¡ül"is*"1"

r"rr"

!dctg,rnrina¡ión dcl conflicro de in[ereses q¡te9-a¡acreriza a la so.;iedrd.

L.OnSrocranoo que la ctasc domlnanle no üerie.intcrés en la transfor¡na_, ción hisrórica de Ia escucl¡ (ella esui empeñad¡ en la preservación de su clominio, por lo tanro sóro acccionará mecanismos áe adapucio" qu* cvircn la u-ans.igrmici!¡), se.h¡ce cvidenre que una t*". ..i'ri.u (q;.";; sca reproduclivisra) sólo podr- á ser formulaqh desde el punto ¿e u¡su oelos intereses d-ominados. NuesLro probfeml puede, enronces, ser cnunciado de la nlancra siguienre: ¿Es posible articular la es- crrela con los intereses de los ¿om¡ná¿oi? i, .i : I, . Dcsrlc la pcrspc*iva det rcrna d. ";ü.o;ió;álirl.u".rtion ,. for,.nu_

i

la del modo siguién1e: ¿eq'pr¡qible uni:ie'ría ¿e la e¿ucación que capte críricamentg e fp escuera'como un instrumento cunal fe.contribuil a la superación de Ia marginalidad?

lr{e limito aquí a afirmar Ia.posibilidad de csa reoría-, ya quc su de- slrro¡lo csctpa a los oDJcttvos dc este a¡úculo.

una rcoría dcl üpo antc5 énunci:r.lo, impo¡c la ta¡ca de,supcrar ,,nl.o cl podcr jtu,rgd.o (que carqgte¡iza a ras icb¡ías no-críricarii;*¡l i,imporencia (derivada d9 las leoríx iríLico-rcpioducrivisras) ponicn<Io enlu manos de los educarlorg¡ un a¡m,r de lgi-fra capaz rte pcrmitiiies tt cjcrcicio de un poder real, arinque timiLado. ,i . Sin embargo, eL camjno esui lleno de fieligros, ya que los mcca_

l::,T,1: _": 1"_rp3:¡.ro1ac9fo1?d9: f¡Od¡lqrJlgnre a parrir tte los inrcrcscs0()fnrnunlcs, puc0cn scr conlundrdos por las ansias de la clase donrinicla. Piua cviLrr cse rieigo, es ncc-es-aiio avanza¡ en el scnüdo de captar la naruraleza.espegiflqa _dq !-" g.¿.riq.fQn; lo que nos ilcva¡i a la comprcnsión. de 9-o¡n!9jas incdiaciones poi lascualcs sc da su in.scr- cldn conr¿rdrcrofla cn la socicdad capiulisLa. Es cn esa dirccción quc com i enza a desarrol la¡se.

-u ¡ prirmiso.i; .;f*;r;" elabo rac ión renrica. , , Desde el punto {e ypt3.bia9ri.o, r. t 'CJJ ;#;;;;;#ffi"la lucha conr¡a la selectivi-dg.d, lg $sc¡im¡1qción y el empJbrecimiénro de la cnseñanza de lá!'caplf nggulares t.-ugharconrra ra marginalidad f r¡avés de la escuela, ¡ign¡f ¡ga Cgmprorneriise en el esfuer¿o por garan_ u¿-ar.3

los oo.b.uJ199*¡,.u13 g.nlgtalza.de !3 ¡nejor caliüd posiUteln trs

condiciones hisróricas acruqJeq. E! papq¡ aé_una te¡ría críüca de Ia edu- cación es dar susún¡ia,coltlgr4 q ga bandg¡g ¿e lu.t a ¿" mil;;;;i,n, que ella sea apropia4l y.arügulada con los iritereses domina¡tes.. :...r-,-:--1,:.¡.,::':.,,,.. .__ ; ¡..., 1. '' ::- : , ,- .. ,l.lilt.,',' ..,-.--,.,1.¡:,: ;.'t .,.1-i.-,.

' ,.,:t ,l .i;i:';.,.:, . ' ,' .: i.

38

--%*:_\.

Los lc:ctorcs csla¡án, scguran.lcnte , sorprendidos. A lo largo del tcx, :"t"':j.::ji,:,:l: 1,"-': l Yso'' u n v e t'p'ou tema de Ia margi n ar idacr,no aparcció siquicra una parabra tou*'r¡ ;'i.o;;;;;iil;:.#i, #*í*r*,ffif:,Ht"i.:3Jr"rffr#Jrt, .,,.,

En cfccro; ¡.no cs c.rachmdnic r¡ ri¿¡¡iíi¡-¿c rni'ginatittad vivirirpor los ll;rmados "niños ca¡cnciados,, lo qr. .onr,i,"y;l;;;;;; ;;;.; !1

Ia cd ucació.n corn pcnsaro.i"? ;ñ .; ; ;rrü uio. ion compensa rori a,, tacstrarcgia accionada u*" supeiu"r.ef proüfema Oe Ia margina.lidacl en iamcdida.n qr" s* proi" ra vl oc

le óornp;,;:i;';il:$¿-il,ii,*X*:X tr i::f::l::*,Con iEtpebio a esto-dcbd'Aeafl',ñl¡. Ionri¿..o "1"

ür.r.io,

frrüiitüilÍ::ili"**rJ,:i#Hf"",::;r¡::rxa¿l: l:,:?:.,,''ffil ¿il::,.Jl' :';ilff::rtr;:¡tH:xH:J"1" ffi , :1r,:-i:t-q

expticáác, en coniiiriencia,sus Éunliono (como en et caio::,:T:t'"'ilt[:J..r#i#!tr!nii;.ffi##:Tyf, ;ccrnr¡ib uc ión especÍfi r:a ¿"t ü ü.r. i|n"J;i ;;"* de ra¡ sformaciónesfuctural de Ia socied"la (corho será .r coro'J. una teoría crÍrica de ra (cducación).

.._ ?":d. nri punro rJe visr¿, la ,,educación con {

:i}.t:|:fi fl l,*ffi..:, ll'' + n' ¡iüo:¡ ü ;:#iüfi:i"Jff : :i :Xii r murlbair r,, ;"id";;; l[iiT:i"fil^#:i'#:,"'i,ilnu*i:_ Ina¡temcnte sobre los altlmnoi I,oci9_econQói*y..",. desfavorecidos, ase debía a factores extemos

_a"1, fu,ncigna-milñ" h escuela- se trató,

ij¡,,ü ü:"x"'fi i:ifi fi*: lm;f*r;:,t*m:":,m:i : ::i: rl:rd" inrerprerad'a 1n r{r.mino¡ de iguatación sociat. Mienrras tl flil;lfl It n' ffi::,'"'n'"", :"' Tt ! -' " r"' io-" i' ú' I u ¿o'u, "; ;.; ; '; e :"ii*ffi-$lr,:ry**:qfu,ryi:-,nil:#,:T: * i:1i{.üT,'ff :fr iü:,'JiJ}Hü""H::mlf e;ff

;ñ;;;;i; nicisr¿, enca¡a¿as ¿e ro.m? |1rtH"5::'?.ür?looil:Jo*ogiu l.*

E 3s {t

tb

comentarios (0)

No hay comentarios

¡Escribe tu el primero!

Esta solo es una pre-visualización

3 shown on 14 pages

descarga el documento