El matrimonio
fedestella92
fedestella92

El matrimonio

DOCX (25 KB)
8 páginas
3Número de descargas
1000+Número de visitas
Descripción
Piccola tesina sul Matrimonio romano
20 Puntos
Puntos necesarios para descargar
este documento
Descarga el documento
Vista previa3 páginas / 8
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 8 páginas totales
Descarga el documento
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 8 páginas totales
Descarga el documento
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 8 páginas totales
Descarga el documento
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 8 páginas totales
Descarga el documento

Federica Stella

Grado en Derecho

ERASMUS A.A. 2013/2014

Il Matrimonio

EL MATRIMONIO.

En Roma la familia era una istitucion mas social que juridica y el matrimonio, durante mucho tiempo, tuvo unas connotaciones sociales, eticas y religiosas, antes que juridica. Por eso, la historia del matrimonio romano atraviesa diversas epocas. No obstante, desde antiguo, se planteò en Roma el problema de determinar las consecuencias juridicas nacidas de la union entre un hombre y una mujer, tanto para atribuir a padres e hijos reciprocos derechos u obligaciones, como para dar a los hijos el status juridico del padre. Ademas, siendo en principio una union libre, no encontramos ninguna definicion juridica del matrimonio por los juristas romanos, sino meras aproximaciones, como vemos en las Istituciones de Justiniano (1,9,1): “Nuptiae autem sive matrimonium est viris et mulieris coniunctio, individuam consuetudinem vitae continens”. En definitiva, el matrimonio era fundamentalmente una situacion de hecho y lo esencial era el consentimiento inicial de vivir unidos, por eso en epoca clasica cualquier desistimiento de esta voluntad disolvia el matrimonio; ademas, aportaba el presupuesto esencial de la patria potestad (sobre los hijos), y por tanto, el fundamento de la familia proprio iure dicta, fijando el matrimonio la situacion de sumision de la mujer a la manus del marido. La tendencia a la igualdad en el matrimonio podemos verla en la dote romana, pequeño patrimonio que aportaba la mujer o su paterfamilias o un extraño, al marido, con objeto de levantar su cargas de matrimonio. En todo caso, falta una construccion teorica del istituto en Roma.

El matrimonio en Roma aparece con unas caracteristicas que lo distinguen claramente del matrimonio en los otros pueblos:

• En Roma, era una istitucion rigurosamente monogamica y, para ser iustum matrimonium, requeria unas condiciones de validez, como la capacidad natural del los conyuges, que exista el connubium entre ellos y permanezcan en la intencion de seguir unidos conyugalmente. Sus consecuencias son claras, es dicir, los hijos son ciudadanos romanos, sometidos a la patria potestad del paterfamilias y solo ellos podian ser sus heredes.

• En las experiencias de los pueblos orientales, el matrimonio era poligamico y se fundaba sobre la compra de la mujer.

Constitucion.

En el periodo arcaico, el matrimonio no està regulado por el ius Quiritium; ni tampoco se requeria una forma especial de constitucion, unicamente que los conyuges se honrasen reciprocamente como tales (honor matrimonii), partecipacion de la mujer en el rango y dignidad del marido y el hecho para la mujer de la deductio in domum mariti, es dicir el abandono de la casa paterna.

Segun la doctrina tradicional, el matrimonio romano tenìa dos forma fundamentales:

Cum manu, el mas antiguo, se realizaba mendiante una “conventio in manum”, a traves de la cuale la mujer se desligaba de los lazos con su antigua familia, para entrar plenamente en la familia del marido. Mediante las siguentes formas, la mujer entraba a formar parte de la familia del marido:

1. Confarreatio: rito antiguo religioso que acompañaba el matrimonio, ceremonia en la que se partia una hogaza de pan de cereal (panis ferreus) entre ambos conyuges como sacrificio a Jupiter y ante el sacerdote (flamen Dialis);

2. Coemptio: es una ficcion de compra, en el fondo es una mancipatio con la que la mujer entra en la nueva familia;

3. Usus: es una forma antigua y singular de entrada de la mujer en la familia, por la que se adquiria la manus sobre la mujer despues de un año de convivencia conyugal ininterrumpida. La relaccion conyugal se interrumpia si la mujer se ausentaba durante tres noches consecutivas del domicilio conyugal (Usurpatio trinoctii); si al cabo de un año no se habia interrumpido la convivencia, entonces se consideraba incorporada la mujer a la familia del marido.

Sine manu, que surgiò en los ultimos siglos de la Republica, representaba una forma mas libre, en la que la mujer seguia conservando los lazos con su familia primigenia. Fue la Usurpatio trinoctii la que a partir de una interpretacion de las XII Tablas abriò la puerta a este tipo de matrimonio, permitiendo a la mujer de evitar la conventio in manum. Practicando anualmente la usurpatio, que con el paso del tiempo se convirtiò en una mera ficcion, la mujer evitaba la manus mariti, conservando sus vinculos con su familia oroginaria, y sobre todo la cuota hereditaria que le correspondiera a la muerte de su padre. De este modo, este forma, que fue la mas extendida a finales de la Republica y durante la epoca clasica, cimentò el amtrimonio romano sobre la convivencia de los conyuges libremente consentida, para que fuera de por sì generadora de consuecuencias juridicas.

Con todo, la nocion de matrimonio en Roma respondia, hasta el siglo pasado, a la idea tradicional segun la cual el matrimonio se acercaba a la idea del contrato, en

cuanto suponìa la manifestacion de dos voluntades en orden a formar una sociedad domestica o comunidad de vida entre un hombre y una mujer, dirigida a la mutua asistencia y procreacion y educacion de los hijos.

Requisitos y efectos.

Por el matrimonio sine manu se pueden distinguir dos grandes etapas:

1. MATRIMONIO CLASICO. Un hombre y una mujer que tienen entre ellos el ius connubii, y no teniendo ningun impedimiento legal, crean una relacion conyugal con la voluntad efectiva y continua de estar unidos en matrimonio. Esto significa que la affectio maritalis para fundar una relacion matrimonial debìa tener por objeto fundar una union monogamica para toda la vida de los conyuges; el matrimonio debe tener como objeto la existencia de una union duradera, no sometida a condicion, modo o termino ( lo mismo dice el art. 45 del Codigo Civil Español y el art. 108 del Codice Civile Italiano). Siendo una situacion de hecho y manifestandose el consentimiento por cualquier medio, la situacion matrimonial se demostraba fundamentalmente deduciendola del modo de vivir y comportarse de los conyuges:

Honor matrimonii

Deductio in domum mariti

Testatio: juramento del marido ante el magistrado de convivir con una determinada mujer

Si el consensus es el requisito primario, se requiere ademas: • la pubertad, es dicir, la capacidad de union sexual (potentia coeundi), que

venìa determinada por la diferencia de sexo en Roma (doce años para las mujeres, catorce para los hombres);

• la exogamia, es dicir la no existencia entre los conyuges de determinadas relaciones de parentela o afinidad;

• la monogamia excluìa del matrimonio a personas que estuvieran unidas en otra relacion conyugal anterior. Si se producìa una union de este tipo, en Derecho Clasico podìa occurrir que la nueva relacion sustituyese al matrimonio anterior, implicando por facta concludentia la disolucion del anterior por divortium; por el conrario, si no se habia disuelto el anterior matrimonio, la nueva relacion era considerada adulterium. La viudedad y el divorcio no eran obstaculos para constituir segundas nupcias; unicamente a la viuda se le fijò un tempus lugendi, prohibiendosele contraer nuevo matrimonio hasta pasados diez meses de la muerte del primer marido (este plazo es justificado para evitar la turbatio sanguinis)

• el connubium apunta a que solo se consideraba iustum matrimoni el concluido entre personas pertenecientes a una misma clase social.

Los efectos del matrimonio clasico son que los hijos nacidos de iustum matrimoni, son legitimos y ciudadanos romanos, con indipendencia del status de la madre, siempre que esta tuviera el connubium, y logicamente sometidos a la patria potestad del padre. Otro efecto es que durante el matrimonio se crea entre los conyuges y ascendientes y descendientes inmediatos el vinculo de adfinitas; finalmente y en relacion solo a los conyuges, tienen reciprocos derechos sucesorios, derechos sobre la dote y donaciones nupciales, sanciones por adulterio, prohibicion de donaciones entre conyuges.

2. MATRIMONIO POSTCLASICO. Las costituciones imperiales cambian el sentido del matrimonio a partir del influjo del Cristianesimo. Aparentemente sigue siendo el eje del matrimonio la regla consensus facit nuptias, pero ahora solo se refiere a la voluntad inicial que una vez manifestada dirigida a la costitucion de una union conyugal, no cesa por desistimiento de aquella voluntad inicial; si los conyuges no quierìan seguir unidos en matrimonio, no por ello cesa el vinculo matrimonial ni dejan de ser marido y mujer: esta concepcion nueva se manifiesta en las costituciones imperiales, dando un nuevo sentido al matrimonio, intentando sacarlo de la situacion de mera situacion de hecho, a un plano religioso. Las nuevas tendencias cristianas hacen que el Derecho romano de la epoca se muestre desfavorable tanto al divorcio como a las segundas nupcias. La nueva legislacion:

• Elimina la accusatio publica contra los adulteros;

• Establece que la prision de guerra, o la condena a la esclavitud, no disolvìan el matrimonio;

• Condena a la mujer adultera a ser recluida a perpetuidad en un convento, pena que unicamente el marido tenia la facultad de levantarla, volviendo a reemprender la vida conyugal.

• Elimina el connubium como requisito para contraer matrimonio valido.

Causa de disolucion del matrimonio: el divorcio.

La disolucion del matrimonio ( art. 85 Codigo Civil Español y art. 149 del Codice Civile Italiano) se produce por:

• Muerte de unos de los conyuges • Por el cese de voluntad conyugal, incluso por parte de uno solo

• Por la emergencia de una incapacidad sobrevenida; entre estas hay que destacar:

1. la capitis deminutio maxima,en el Derecho clasico, occurrida normalmente por caer un conyuge prisonero del enemigo, con lo que perdìa lo status libertatis, perdiendo su personalidad y por tanto no teniendo eficacia su voluntad de seguir unido en matrimonio. Si retorna en Roma no puede aprovecharse del ius postliminii, pues en cuanto el matrimonio es una situacion de hecho, solo puede hacer revivir el matrimonio ex novo con el consentimiento de ambos conyuges. Sin embargo, se readquirìa la patria potestas sobre los hijos nacidos antes de la captura. En Derecho justinianeo cambia el panorama porque el captivus se entiende que pierde su capacidad juridica pero no disuelve el matrimonio, ya que ahora este se basa sobre la voluntad inicial, y solo despues de transcurridos cinco años de prision en la incertidumbre sobre la superviviencia del captivus podrà el otro conyuge divociarse y pasar a nueva nupcias.

2. La perdida de ciudadania disolvìa el matrimonio en el Derecho clasico, puesto que perdìa el connubium; no asì en el justinianeo, donde se consideraba suficiente el connubium en el momento incial del consentimiento.

3. Incestum superveniens: en el Derecho clasico, la adopcion del yerno o nuera por el suegro, que crea un vinculo de parentesco adoptivo entre los conyuges convertidos en “filii” del mismo paterfamilias, y entre los cuales consiguientemente el matrimonio era incestuoso; en Derecho justinianeo esta situacion se obviò imponiendo necesariamente la emancipacion del conyuge del adoptado para la validez de la adopcion.

• Divortium, la causa mas importante y de mayores consecuencias juridicas, supone el cese de la affectio maritalis, por parte de uno o de ambos los conyuges. En caso de ser unilateral la voluntad de divorciar, entonces las fuentes hablan de “repudium”, en principio solo ejercitable por el marido, mas tarde ejercitable tambien por la mujer. En Derecho clasico, si cesa la affectio maritalis el matrimonio se disuelve y tampoco se requiere ninguna forma especial para divorciar; no obstante, la praxis social imponia una manifestacion de voluntad dirigida a manifestar la decision divorcista, que se desprendia de comportamientos contrarios a la affectio maritalis, como la separacion de mesa y lecho. Con los emperadores cristianos, sin ser prohibido el divorcio, fue seriamente ostaculizado, especialmente el repudio, permitiendo el divorcio libre cuando fuera realizado por ambos conyuges communi consensu, restringiendo el ripudium cuando estuviera basado sobre una iusta causa, o sea, cuando estuviera basado en una culpa del otro conyuge. El emperador Costantino, en el 331, establece como justas causas de divorcio

a. para el marido, cuando la mujer fuera adultera, o envenenadora, o dedicada a las artes magicas;

b. para la mujer, cuando el marido fuera homicida, envenenador o violador de sepulcros.

No es que sea ilicito el repudio realizado fuera de estas causas, solo que si se realiza al margen de estas causas, el conyuge divorciante incurre en sanciones economicas. Justiniano, con mayor rigor, admitiò la libertad de divorcio solo en algunas hipotesis excepcionales, lo que se llamò divortium bona gratia, fundado sobre causa no imputable al otro conyuge, como la impotencia, el voto de castidad, la incertidumbre sobre la supervivencia del conyuge captivus despues de cinco años y finalmente, con la Novela 117 del año 542, establece una serie de iustae causae de divorcio, que son: 1. atentado contra la vida del otro conyuge; 2. para el marido, condena por adulterio de la mujer, andar a banquetes o a baños

con otros hombres contra la prohibicion del marido, abandono del domicilio conyugal sin conocimiento del marido, ir a espectaculos publicos sin conocimiento del marido;

3. para la mujer, la falsa acusacion de adulterio intentada por el marido, intento de prostituirla, relacion del marido con otras mujeres en la casa conyugal o en otros lugares en modo repetido y notorio.

Concubinato. Es la convivencia estable entre un hombre y una mujer que no era matrimonio, sea porqué falta la causa, sea porqué falta la voluntad de estar unidos en matrimonio, sea porqué falta algun presupuesto que haga “iusta” aquella union como matrimonio. Serìa una union paramatrimonial y adquiriò relevancia como consecuencia de las leyes matrimoniales augusteas. Por ejemplo, la “Lex Iulia adulteris”, reordenando desde el punto de vista penalistico el campo de las relaciones extramatrimoniales, calificò come crimina tres tipos de uniones sexuales:

1. Adulterium: union con una mujer casada 2. Incestum: union entre parentes y afines 3. Stuprum: union con mujer nubil o viuda

Al mismo tiempo esta ley señalaba una serie de mujeres “in quas stuprum non committitur”, como las libertinas, las mujeres de costumbres faciles y la mujer obscuro loco nata. En definitiva, el concubinato en epoca clasica serìa como una especie de subrogado del matrimonio, al que quizà se recurriera para evitar las segundas nupcias o para no incurrir en el delito de bigamia. Pero al llegar del Derecho postclasico, la nueva legislacion imperial cristiana le fue dando un reconocimiento juridico: Costantino prohibe las donaciones a la concubina y a sus hijos, que son diferenciados de otros

hijos habidos de uniones extramatrimoniales, siendo llamados los hijos de concubinato “liberi naturales”. En el Derecho justinianeo, como es posible el matrimonio con mujeres de infima condicion social, tambien es posible con mujeres de elevada posicion y el concubinato se diferencia del matrimonio solamente por la ausencia de affectio maritalis; pero al igual que este, el concubinato es monogamico, y se extienden al concubinato normas propias del matrimonio, como la exigencia de la pubertad de la concubina, se prohibe al casado de tener concubinas y al soltero tener mas de una.

No hay comentarios
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 8 páginas totales
Descarga el documento