Geriatrico don antonio ramia, Proyectos de Medicina. Universidad de Carabobo (UC)
richardmaury
richardmaury

Geriatrico don antonio ramia, Proyectos de Medicina. Universidad de Carabobo (UC)

DOCX (547 KB)
17 páginas
1Número de descargas
1000+Número de visitas
Descripción
estudio de paciente en geriatrico de turmero
20 Puntos
Puntos necesarios para descargar
este documento
Descarga el documento
Vista previa3 páginas / 17
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 17 páginas totales
Descarga el documento
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 17 páginas totales
Descarga el documento
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 17 páginas totales
Descarga el documento
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 17 páginas totales
Descarga el documento

República Bolivariana de Venezuela

Ministerio Del Poder Popular Para La Educación

Universidad De Carabobo

Facultad De Ciencias De La Salud

Escuela de Medicina “Dr. Witremundo Torrealba”

Núcleo La Morita -Maracay

PRÁCTICA DEL ADULTO MAYOR

Profesora: Judith Parra Integrantes:

Martinez, Paula

Maury, Richard

La Morita, 04 Febrero 2015

Fecha de la práctica: 04/02/2015

Participantes: Martínez, Paula, Maury, Richard.

1) La institución

Geriátrico Don Antonio Ramia

Geriátrico Don Antonio Ramia, el cual funciona en las instalaciones del

Centro Residencial Social Cristina Reverón, ubicado en la prolongación Villacastín,

del sector La Carmelita, Turmero. Esuna residencia de personas mayores en el que viven temporal o permanentemente, en la mayoría de los casos con

determinado grado de dependencia. En las residencias se ofrecen servicios de

desarrollo personal y atención sociosanitaria. Por ello las residencias disponen de

un equipo de profesionales adecuados con formación gerontológica específica,

pero formados en diferentes especialidades.Cuenta con una unidad de cuidados especiales, comedor, fisioterapia y dormitorios.

El geriátrico Don Antonio Ramia es un logro del trabajo realizado por más

de quince consejos comunales del municipio Santiago Mariño y al apoyo del

AMAR (Gran Misión en Amor Mayor Venezuela), organización que busca obtener

la información necesaria de aquellas personas mayores que viven en hogares

pobres cuyos ingresos sean inferiores al salario mínimo nacional para

proporcionarle una atención integral.

Los servicios ofrecidos por el geriátrico son variados, existen unos servicios

mínimos regulados por ley que suelen incluir la manutención, estimulación de

capacidades funcionales, dinamización sociocultural, atención sanitaria, ayuda a la

integración social y terapia ocupacional. Además de lo anterior, se suelen ofrecer

también un servicio médico, enfermería, atención psicológica lavandería, acogida

y convivencia, soporte familiar, transporte y administración de fármacos. Es muy

importante de cara a elegir un centro de mayores el asegurarse de que el personal

está cualificado y preparado para tratar y cuidar a residentes con cualquier tipo de

demencia. El geriátrico cuenta con el personal habitual incluye: administrativos,

médicos y psicólogos especializados, Enfermería, fisioterapeuta, terapeutas.

También se incluye el personal cocinero, personal de limpieza, personal de

lavandería, personal de mantenimiento, portero o recepcionista.

La diversidad de usuarios del geriátrico Don Antonio Ramia es amplia, y

existen distintas clasificaciones. Una posible clasificación en la que se diferencia el

perfil de la persona residente, la duración de su estancia en el centro, y los

cuidados que requerirá del personal especializado podría ser: convalecientes de

una operación o de una enfermedad, rehabilitación (fracturas, crisis de procesos

patológicos), terminales y estados vegetativo, ingresos por respiro familiar,

personas dependientes por patología crónica (con preservación de facultades

mentales), con deterioro cognitivo sin graves pérdidas de capacidad funcional,

demencia y dependencia importante en AVDs, personas con dependencia leve

pero con problema social importante (sin familia, sin recursos).

Los motivos de ingreso más comunes por los que los mayores van a vivir a

una residencia por necesidad de compañía, motivos de salud (deterioro de salud,

disminución de autonomía personal), por no poder valerse por sí mismo/a, por no

molestar a la familia. A la hora de ingresar en la residencia, tiene más importancia

evitar la soledad para las personas de mayor edad (85 años y más). La salud, sin

embargo, es más importante entre las mujeres, sobre todo las menores de 85

años, mientras que los motivos familiares cobran importancia a mayor edad del

residente. Entre las personas que están en la residencia sólo temporalmente, los

motivos familiares, especialmente los de salud, cobran mayor importancia.

2) Datos personales del entrevistado

Nombres y apellidos: Raimundo Reyes

Lugar y fecha de nacimiento: 1932, lugar desconocido. Edad: 82

Estado civil: Viudo.

Dedicación: Cobrador.

3) Exploración del desarrollo biopsicosocial

Como parte de nuestro aprendizaje en la materia de psicología evolutiva II

se encuentra el objetivo de comprender que es la vejez no es algo tan sencillo,

siendo que existen diversas formas de verla, por lo tanto se considera importante

revisar primero los tipos de edades que pueden existir en el ser humano, ya que a

través de estas se podrá tener un primer acercamiento. Se hace la aclaración de

que si se revisan los tipos de edades que existe, es por el hecho de que la vejez

generalmente se asocia con una edad mayor aunque esto sea solo relativo, siendo

que entran más factores. La vejez representa una crisis, la cual es algo natural

debido a una gama de cambios sociales y biológicos, ya que al igual que en la

adolescencia, estos cambios producen un impacto muy fuerte que puede producir

emociones de desesperación y angustia. Pero por otro lado, esta definición a

pesar de tomar en cuenta ese aspecto, habla de la vejez equitativa a una

decadencia, considerándola patologizadora y nuevamente deja sentir esa

sensación de inservible, gastado e inútil. Algo que cabe mencionar es el receso

social, que no es otra cosa que el aislamiento que vive el anciano, o más bien al

que se ve obligado a vivir.

En base a los distintos temas y a la bibliografía sugerida por la asignatura

realizamos una serie de preguntas al anciano acerca de diversos temas acerca su

vida y su autoconcepto de la vejez, para así poder explorar la mayoría de los

aspectos que plantean las teorías revisadas durante clase.

A lo largo de una conversación agradable con el señor se realizaron

preguntas básicas acerca de sus datos personales, sus cualidades, algunas

vivencias, etc. Algunas de estas preguntas fueron: ¿Cómo se siente usted aquí?,

¿se siente es bien atendida?, ¿se alimentan bien?, ¿Sufre usted de alguna

enfermedad crónica como diabetes o hipertensión?, ¿Cómo se mantiene la

relación con su familia?, ¿Tiene hijos y nietos?, ¿lo vienen a visitar?, ¿Sale usted

a visitar a familia o amigos?, ¿su familia le brinda manutención o le proporciona lo

necesario para estar aquí, tiene pensión? , ¿Quien la trajo la este centro de retiro,

cuándo y cómo llego?, ¿Dónde nació?, ¿Qué trabajo realizó mientras estaba joven

o antes de venir para acá? , ¿Qué actividades realiza para pasar su tiempo dentro

de la institución?, ¿Comparte con el resto de los miembros del geriátrico?, ¿qué

hace como pasatiempo o recreación en el centro?, ¿se siente cómodo están aquí?

La mayoría de estas preguntas fueron contestadas por él con gran

seguridad y tranquilidad, notándose su gran lucidez, sobre todo al detallar lugares,

dar direcciones, expresar relación con estas personas, expresaba con mucho

gusto relatos de viajes realizados en la infancia y la adultez; pero en algunos

casos las respuestas no eran tan claras o se desviaba de las misma al relatar una

historia; al momento de dar su nombre lo deletreo despacio, no quiso

prácticamente decirlo, se le volvió a preguntar y allí lo dijo. Estas observaciones

nos proporcionó una idea de cómo es su estado anímico, cognitivo, físico y

psicológico.

4) Análisis del desarrollo biopsicosocial

A. Describir y comparar

Nuestro adulto mayor, con una edad de 82 años, presenta una gran

capacidad cognitiva, tiene una memoria de corto y largo plazo bien conservada,

socialmente no tiene mucho contacto con la familia ya que se encuentran muy

lejos, pero expreso que suele ir a visitar a su hermana e hijo mas cercano, sus

lazos con el personal y compañeros es bueno, interactúa y comparte actividades

con ellos, pero se toma su tiempo para estar a solas, respeta el espacio de los

demás compañeros y no le gusta molestar ni interrumpir a nadie. Físicamente no

tiene ningún inconveniente, comparado con otras personas de su misma edad,

posee bueno motricidad y la trabaja al tallar, limar y pintar cucharillas y vasijas que

hace con conchas de un fruto, el cual es su pasatiempo, al igual que cantar.

B. Concluye

En el estudio predominó el sexo masculino con respecto al femenino, lo cual

está en relación con el mayor número de ingreso de hombres y la mayor

disponibilidad de camas para los mismos. El grupo de edad que prevaleció fue el

comprendido entre los 70-79 años de edad, dato éste que se corresponde con un

estudio realizado en este centro, en el año 1986.

A medida que avanzan los años el individuo va perdiendo capacidades, por

lo que va siendo aislado socialmente y pierde así el rol que antes desempeñaba, lo

cual fundamenta las causas para su ingreso. La principal causa que motivó a los

sujetos estudiados en su ingreso en el hogar fue el vivir solo, teniendo en cuenta

las pérdidas de algunas facultades y la propia limitación física que el propio

envejecimiento impone, lo cual ha hecho a estos ancianos solicitar su ingreso en

esta institución.

No tener familia o contar con mala atención filial fueron otras de las causas

más sobresalientes en esta casuística: llama la atención el número significativo de

residentes que su ingreso estuvo motivado por la mala atención filial, aspecto que

debe ser tomado en consideración en la educación de la familia para una inserción

de la persona de la tercera edad en las actividades del hogar y su responsabilidad

en el cuidado, tanto físico como psíquico, de los adultos mayores.

La valoración de las características psicológicas del anciano reveló las

manifestaciones propias de esta etapa, pero con predominio en esta muestra de

los rasgos que responden esencialmente al mundo interior, fue como expresa el

Dr. Bustamante en su libro5 referido a este tema.

Con respecto a lo que tiene mayor influencia en la interacción con las

demás personas dio como resultado características de mayor significación, como

la preocupación por su salud. En un alto número de encuestados predominó la

alegría habitual, en lo que desempeña un gran papel el trabajo desplegado por el

médico y la enfermera, unidos al resto del equipo técnico y al personal de atención

directa a pacientes que evidencian haber realizado un trabajo estable, continuado

y organizado, que propicia al anciano una vía para su mejor adaptación a la vida

institucional.

Física

El señor Raimundo goza de un buen estado de salud, al momento de la

entrevista lucia un aspecto relativamente higiénico y cuidado que nos permite

pensar que todavía tiene las facultades para cuidarse a sí misma, se le veía un

aspecto fuerte. Tenía típicos signos de la vejez, la piel ya algo flácida, arrugas y

resequedad; utiliza lentes, la audición también está bastante conservada; ya se

encuentra un poco encorvado a nivel de columna cervical y camina arrastrando un

poco los pies, pero no necesita ayuda de bastan o andadera. Dentro de nuestra

visita al ancianato el señor Raimundo era una de las pocas personas que al

parecer no padecía de hipertensión arterial o diabetes, enfermedades comunes en

el adulto mayor. Con respecto su descanso, este no se veía afectado durante las

horas de sueño nocturnas.

Después que pasamos los 35 años aproximadamente, empezamos a perder

características físicas, estas pérdidas son relacionadas con el proceso fisiológico

del envejecimiento, debemos hacer conciencia de ellas durante los cambios que

sufre el anciano sano o enfermo. Entre las pérdidas físicas están: la pérdida o

disminución en la capacidad del funcionamiento en la capacidad del

funcionamiento en general, la pérdida o disminución en la movilidad, la pérdida o

disminución en el estado de salud, la pérdida o disminución en la capacidad

sexual.

Dichas pérdidas o disminuciones en el estado fisiológico del anciano tiene

como consideraciones generales: la dificultad siempre existe en aislar cambios

normales del proceso del envejecimiento, la interrelación que existe entre los

aspectos físicos y psicológicos del envejecimiento, el envejecer, afecta a todos los

sistemas de la persona en diferentes puntos que estos varían, Las personas no

envejecen con un patrón definido, envejecer es un proceso individual, nadie

envejece al mismo paso, las necesidades básicas de las personas no cambian de

una edad a otra. Con frecuencia los adultos mayores experimentan una reducción

de la movilidad y deben depender de otras para desplazarse.

Cognitiva

El trastorno cognitivo leve es un deterioro de la memoria y de la capacidad

de concentrarse durante un periodo largo en una tarea. La capacidad de habla o el

vocabulario no suelen verse afectados en este trastorno. Los pacientes se suelen

retraer de su entorno social y evitan situaciones estresantes en las que se necesite

un rápido procesamiento de la información. Estos trastornos van más allá de la

disminución en el rendimiento correspondiente al envejecimiento. El trastorno

cognitivo leve puede diferenciarse de la demencia ya que esta última está

asociada con fuertes limitaciones en el rendimiento cognitivo, junto a otra

sintomatología que no se presenta en el deterioro cognitivo leve. Al contrario que

en esta última, el trastorno cognoscitivo leve llega a un punto en el que ya no sigue

avanzando. Sin embargo, uno de cada 10 pacientes con este trastorno evoluciona

hacia la enfermedad de Alzheimer.

Al abordar a nuestro adulto mayor, se mostro receptivo y empezó a entablar

una conversación congruente en la cual pudimos observar que posee una

memoria bastante buena para su edad y respondía inmediatamente a nuestras

preguntas sobre su niñez, llevando una secuencia lógica hasta su vida actual,

recordaba lugares específicos, direcciones con una gran exactitud, personas y

familiares, trabajos e infancia entendía bien las preguntas y respondía con

oraciones bien construidas y su memoria a corto plazo también estaba perfecta,

sabe quiénes son sus familiares, sus amigos y compañeros, como también

recuerda muy bien sucesos que hizo días anteriores. No indagamos mucho acerca

de su conocimientos en una determinada área sino que hablamos mas sobre sus

pasatiempo y sobre sus actividades dentro de la institución, por ejemplo nos

comentó que tenía la costumbre de tejer pero por las políticas de seguridad del

ancianato no podía desarrollar esta actividad ya que las agujas representaban un

peligro, también mencionó que le gustaba la lectura.

Emocional – afectiva

A lo largo de la vida son muchos los factores sociales, psíquicos y

biológicos que determinan la salud mental de las personas. Además de las causas

generales de tensión con que se enfrenta todo el mundo, muchos adultos mayores

se ven privados de la capacidad de vivir independientemente por dificultades de

movilidad, dolor crónico, fragilidad u otros problemas mentales o físicos, de modo

que necesitan asistencia a largo plazo. Además, entre los ancianos son más

frecuentes experiencias como el dolor por la muerte de un ser querido, un

descenso del nivel socioeconómico como consecuencia de la jubilación, o la

discapacidad. Todos estos factores pueden ocasionarles aislamiento, pérdida de la

independencia, soledad y angustia.

La salud mental influye en la salud del cuerpo, y a la inversa. Por ejemplo,

los adultos mayores con enfermedades como las cardiopatías presentan tasas

más elevadas de depresión que quienes no padecen problemas médicos. Por el

contrario, la coexistencia de depresión no tratada y cardiopatía en una persona

mayor puede empeorar esta última. Los ancianos también son vulnerables al

descuido físico y al maltrato. El maltrato de las personas mayores no se limita a

causar lesiones físicas sino también graves problemas psíquicos de carácter

crónico, como la depresión y la ansiedad.

Con normalidad los ancianos suelen presentar trastornos emocionales-

afectivos que con frecuencia acaban en una depresión, ésta ocurre con más

frecuencia en las mujeres que en los hombres. Normalmente presentan

desesperanza, aumento del apetito con aumento de peso (la pérdida de peso es

más común con otras formas de depresión), aumento del sueño (el poco sueño es

más común con otras formas de depresión), menos energía y capacidad para

concentrarse, pérdida de interés en el trabajo y otras actividades, movimientos

lentos, aislamiento social, tristeza e irritabilidad.

En nuestro caso, nuestro sujeto se siente bien a pesar de las dolencias

características de la edad, nos llamó mucho la tensión que la Sr. Raimundo

ingresara por su propia voluntad al ancianato, haciendo por su cuenta todas las

gestiones para ello, eso demuestra una gran valentía y una gran inteligencia

puesto que no deseaba molestar a sus familiares; no quería interferir con su vida

matrimonial y evitar ser una carga para su familia, desde un punto de vista

externo, no tenía mucha comunicación son su familia, lo cual podría acabar en

depresión, pero no se le notaba de forma agravante, hablaba de su familia con

normalidad y no presentaba tristeza al mencionarlos.

Comparando el estado físico de su juventud con el actual, nuestro adulto

mayor acepta los cambios ocurridos a lo largo del tiempo ya que considera la vejez

como algo normal, entiende que hay actividades o vivencias que ya no son de su

edad, se pudo evidenciar cuando decía: “Ya yo no estoy para esas cosas”.

También pudimos observar que el Sr. Raimundo está totalmente satisfecho con el

estilo de vida que lleva actualmente y nos comentó que la tranquilidad es

fundamental para él.

Social – afectiva

La sociedad suele apartar a la tercera edad por que los considera un

obstáculo, esto produce que en los ancianos se cree una cohibimiento para con la

sociedad, lo que crea trastornos. Los ancianos que viven en geriátricos, suelen

estar solos, para evitar esto crean lazos afectivos con el personal del lugar y con

los compañeros. Pero no todos corren con la misma suerte, ya que puede haber

unos que se aíslen y sean asociales.

Cada persona envejece de manera diferente y en la institución hay distintos

tipos de ancianos los cuales se encuentran en diferentes situaciones físicas y

emocionales, la Sr. Raimundo es muy cordial con la mayoría de sus compañeros

dentro de la institución pero debido a que hay algunos ancianos que presentan

deterioro en sus facultades mentales ella prefiere no hacer mucha amistad pero

comparte y se lleva bien con todos. Parecía estar un poco solo y no tener mucho

contacto con los demás, pero dio a entender que tenía lazos con personal de la

institución y que participaba con los demás ancianos en eventos, como reuniones

festivas y que siempre que podía cantaba acompañada de cuatro tocado por

alguno de sus compañeros. En cuanto a su familia, la mayoría se encuentra en el

interior del país y nos los frecuenta hacia años, suele visitar a su hermana y a su

hija que viven en el estado Aragua, su hijo vive en Turmero y su hermana en la

zona de Santa Rita.

Económicamente depende de su pensión de vejez para cubrir sus

gastos personales dentro del ancianato.

C. etapa de la teoría psicosocial de Erik Erikson de nuestro entrevistado.

Nuestro entrevistado se encontraba en la etapa de la Teoría del desarrollo

de la personalidad "Teoría psicosocial" de Integridad frente a desesperación donde

se plantea como crisis ¿estoy contento de mis obras y de mis actos en la vida?

Esta es la última etapa. En la delicada adultez tardía, o madurez, la tarea

primordial es lograr una integridad con un mínimo de desesperanza. Primero

ocurre un distanciamiento social, desde un sentimiento de inutilidad existe un

sentido de inutilidad biológica, debido a que el cuerpo ya no responde como antes;

junto a las enfermedades, aparecen las preocupaciones relativas a la muerte. Los

amigos mueren; los familiares también y ello contribuye a la aparición de un

sentimiento de desesperanza. Como respuesta a esta desesperanza, algunos

mayores se empiezan a preocupar con el pasado. La integridad yoica significa

llegar a los términos de tu vida, y por tanto, llegar a los términos del final de tu

vida. La tendencia mal adaptativa es llamada presunción. Cuando la persona

“presume” de una integridad yoica sin afrontar de hecho las dificultades de la

senectud.

Pudimos notar que nuestro entrevistado afrontaba con ansias su etapa, y

aceptaba su situación en el ancianato, productivamente no perdía el tiempo ya que

ocupaba su tiempo en manualidades que luego pondría en venta. En cuanto a la

relación con su familia, todavía recibía y daba visitas a casa de familiares.

5) Sugerencias

Las sugerencias son mínimas, es evidente que han logrado un gran trabajo

con pocos recursos en el ancianato Don Antonio Ramia, cabe destacar que las

instalaciones son excelentes y el personal tiene gracia para trabajar con este tipo

de personas que necesitan de un personal carismático y facultativo. La sociedad

de los alrededores del recinto también se interesa, y de vez en cuando preparan

reuniones con música y comida para que los abuelos pasen el rato.

6) Reflexión

Paula Martínez: La vejez es una etapa que marca el último ciclo del ser

humano, en donde puede experimentarse satisfacción o insatisfacción de las

acciones que se han logrado a lo largo de la vida, donde también se puede sentir

la inquietud acerca del futuro, depresiones por los cambios físicos, del entorno

familiar, etc. Por ser adulto mayor fuente de gran sabiduría y experiencia,

considero que esa etapa debería ser vivida de manera digna puesto que han

entregado lo mejor de ellos y ese es el momento idóneo para retribuirles y

hacerles sentir que su camino si ha valido la pena. La vejez es una etapa para

estar tranquilo, para pensar en el pasado pero mantener la vista en el futuro, para

ayudar a las generaciones que necesitan consejos y para vivir dignamente el

tiempo que resta de vida. Para finalizar tengo la convicción de que la muerte es el

dilema ineludible de la vida que por lo general llega en la vejez, por lo tanto espero

llegar a esa etapa con mis facultades en óptimo estado, esperando que el día que

me toque partir este satisfecho por la senda corrida.

Esta práctica me dejó como reflexión que no debemos culpar ni presionar a

los adultos mayores por sus carencias físicas o cognitivas, solo debemos estar

para acompañarlos y recordarles lo bien que han vivido, para darles todo el cariño

y atenciones que requieran.

Richard Maury: En la antigüedad, las familias eran más grandes, tenían

mayor número de miembros, con la salvedad de que la expectativa de vida era

menor. Los planes materno infantiles posibilitaban una mejor y mayor

supervivencia, con lo que había mayor cantidad de jóvenes para compartir y cuidar

a los ancianos. Los cambios sufridos en la sociedad han hecho que en la

actualidad y sobre todo en la familia urbana, ésta sea de constitución nuclear:

padre-madre y uno o dos hijos, convirtiéndose en hogares uni o bigeneracionales.

La familia tiene un papel muy importante, sobre todo en el ámbito de las

relaciones socioafectivas ya que es la más idónea para proporcionar sentimientos

de arraigo y seguridad, ofrecer sentimientos de capacidad, utilidad, autoestima,

confianza y apoyo social. El anciano ante la enfermedad, la pérdida de autonomía

o ante la soledad, se apoya en sus hijos y familiares. Esto hace que todos los

lazos familiares sufran cambios.

Me gusto el hecho de que animan a los ancianos para que realicen ciertas

actividades prácticas por ejemplo manualidades, dibujar, coser, etc. Esto hace que

los mayores sientan que se les valora y piensen que aún son capaces de hacer

muchas cosas. Una forma de actuar directamente sobre cada anciano sería

ayudándole a mejorar su autoestima y el concepto que tiene sobre sí mismos,

enseñarles a aceptar las limitaciones o deficiencias que puedan tener, hacerles ver

que también tiene cualidades y ayudarles a descubrirlas y valorarlas, intentar que

se impliquen en actividades de ocio y tiempo libre y en el caso de que sufran

alguna enfermedad o achaques sería muy importante que se les informara y

orientara al respecto.

La experiencia en el ancianato fue confortable y quedara arraigada, es

importante ver la otra cara de la moneda de la sociedad, estamos acostumbrados

a vivir con nuestros familiares, amigos, pero no convivimos con las personas de la

tercera edad, y llegamos a desconocer su realidad en la sociedad, no los

aceptamos por el hecho de que son un obstáculo en nuestro camino, solo lo

retiramos y continuamos, conociendo el hecho de que vamos a envejecer pero no

le damos la importancia. Las instalaciones están muy bien cuidadas y el servicio

prestado por el geriátrico es muy completo.

Anexos

Entrada y normas de la unidad geriátrica “Don Antonio Ramia”

Unidad de fisioterapia del adulto mayor

Comedor del geriátrico “Don Antonio Ramia”

Entrevistado Raimundo Reyes

No hay comentarios
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 17 páginas totales
Descarga el documento