hemorragias y heridas, Ejercicios de Medicina. Universitat Internacional de Catalunya (UIC)
cristina1999-2
cristina1999-2

hemorragias y heridas, Ejercicios de Medicina. Universitat Internacional de Catalunya (UIC)

8 páginas
9Número de visitas
Descripción
Asignatura: Immersió a la Medicina I, Profesor: Montserrat Virumbral, Carrera: Medicina, Universidad: UIC
20 Puntos
Puntos necesarios para descargar
este documento
Descarga el documento
Vista previa3 páginas / 8
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 8 páginas totales
Descarga el documento
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 8 páginas totales
Descarga el documento
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 8 páginas totales
Descarga el documento
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 8 páginas totales
Descarga el documento

HEMORRAGIAS Y HERIDAS.

Hemorragias.

Es la salida o pérdida de sangre como secuencia de la ruptura de un vaso sanguíneo. Esta ruptura puede deberse a un traumatismo (golpe o herida) o de forma espontánea (por ejemplo, en la aneurisma o un sangrado nasal).

La hemorragia o herida se puede dar en las venas, arterias o capilares.

Hemostasia: mecanismo de la sangre que repara los daños y mantiene la circulación constante.

• Cuando se lesiona un vaso se produce una vasoconstricción que disminuye el riesgo de la pérdida de sangre y da tiempo a la agregación de plaquetas para disminuir el orificio. Además, proteínas como la fibrina ayudan a cerrar la herida.

• Pero si los vasos son muy grandes o está sometido a mucha presión el mecanismo de hemostasia no es suficiente. Se necita una intervención.

• La hemostasia actúa mejor en venas (menos presión que las arterias) y capilares pequeños. También varía según la persona (joven, mayor, anémico, deportista…).

CLASIFICACIÓN:

Según el origen en el sistema vascular

Arterial: sale al ritmo del corazón, con más fuerza, tiene un color más rojo (ya que es rica en oxígeno). Es más difícil de controlar que las de origen venoso.

Venosa: tiene un color más oscuro, marrón (tiene menos concentración de oxigeno), la sangre sale sin ritmo.

Capilar: es un sangrado en sangre. (Pequeños puntitos que se van uniendo hasta cubrir toda una superficie).

Según el lugar donde vaya la sangre

Externa: se ve la sangre

Interna: no sale al exterior, queda dentro. Se puede clasificar según el lugar exacto:

Intersticial: queda entre los tejidos.

• Hematoma: tiene relieve.

• Equimosis: es plana, no tiene volumen.

Cavitaria: queda en una cavidad.

• Si se queda dentro de la cavidad es difícil ver el sangrado. Pero se puede sospechar. Hay diferentes indicadores: palidez y sudoración fría, somnolencia, pulso rápido y débil, zona endurecida.

• Se puede intentar controlar el volumen de sangre llegue a los órganos principales y no se valla a las zonas distales. Se consigue colocando al paciente en una posición “antishock”: tumbado y los pies elevados.

• Interna exteriorizada: se produce una hemorragia interna que a través de un conducto acaba exteriorizándose.

■ Nariz: epistaxis.

■ Oído: otorragia.

■ Boca: hematemesis, hemoptisis.

■ Ano: Rectorragia, melena.

■ Vagina: metrorragia.

■ Uretra: hematuria.

■ Estómago: hematemesis si sale con el vómito, melenas si sale con las heces.

La gravedad de una hemorragia tiene relación con la cantidad de sangre que se pierde, el tiempo en el que se pierde la sangre y la edad o estado del paciente.

Importancia del factor tiempo el cuerpo se va adaptando, tiene tiempo para reaccionar.

Según la cantidad de sangre perdida:

• Leve: < 15%. (Adulto estándar de 75 kg = 750 cc). En un tiempo no menor a 15 minutos.

• Moderada: del 15% al 30%

• Grave: del 30% al 40%

• Muy grave: más del 40% (Perdida de 2L).

¿Cómo medir la sangre perdida? Según los síntomas. • Schok hipovolémico (perdida de volumen de sangre)

CONTROL DE LA HEMORRAGIA:

Se deben mantener todos los pasos.

1. Hemorragia externa.

• Ejercer presión directa sobre el punto sangrante. (Evitar el contacto directo con la sangre fuente de infecciones). Esta presión se tiene que mantener en el tiempo, si se interrumpe la presión se altera el proceso, se rompen las plaquetas… Mantener la presión durante mínimo 10 minutos.

• Si sigue el sangrado y es una extremidad mantienes la presión directa y elevas la extremidad.

• Si continua el sangrado (el paciente va perdiendo la conciencia) se presiona el punto arterial principal (que sea accesible y que irrigue el territorio afectado).

• Si empeora torniquete (puedes hacerlo directamente si se trata de una amputación o si no tienes mucho tiempo porque se trata de una emergencia de muchos pacientes). Anulas el sangrado, obturas los vasos. Sometes los tejidos que tienes por debajo del torniquete a una isquemia y una posible necrosis posterior. Se aprieta hasta que deja de salir sangre, se anula el pulso distal. Aplicar solo en situaciones de

Estado de schok

emergencia, tres travesees de dedos por encima de la herida. Problema ácido láctico.

• Material torniquete: ancho, sin filo marcado (sábana, trapo...) y algo que permita tirar para apretarlo hasta que pare de sangrar. el torniquete debe de estar siempre a la vista.

• Anotar el tiempo en el que la zona está en situación de isquemia. (Producción ácido láctico, acidosis, trombos…)

2. Hemorragia interna:

Sospechar hemorragia interior observar presencia de hematomas, perdida consciencia, antecedente traumático, hipotensión, sudoración…

Actuación ante la sospecha de una hemorragia interna:

• Controlar los signos vitales

• Abrigar al paciente

• Posición antischok (trendelenburg) paciente tumbado con las piernas elevadas unos 45º.

Frenas hemorragia: hielo (frio) vaso constricción. Nunca se aplica el hielo directamente sobre la piel, se mantiene durante 15-20 min.

3. Hemorragia interna exteriorizada:

No se tampona el sangrado. No se intenta detener.

Se inclina la cabeza hacia el lado del sangrado y se pone una gasa.

(Nariz hacia delante).

Hematemesis: sangrado de la vía digestiva exteriorizado a través del vómito (boca).

Hemoptisis: sangrado de la vía respiratoria exterioriza a través de la tos (boca).

Heridas.

Es un tipo de traumatismo que afecta a la piel y provoca una separación de bordes de la misma. Es la perdida de integración de la piel. Hay un daño estructural y funcional. Las heridas provocan; sangrado (vascularizado), dolor y separación de bordes. Puede afectar a estructuras más profundas que la piel.

Se define como la perdida de la continuidad normal de la piel o mucosa.

Toda herida tiene dos complicaciones intrínsecas: infección y hemorragia.

Pueden ser ocasionadas por un traumatismo cuya fuerza supera la resistencia de la piel.

Pueden ser:

• Quirúrgicas: controladas, sin complicaciones.

• Traumatismos.

Aspectos a valorar:

• Agente causal.

• Profundidad.

• Extensión.

• Localización.

Clasificación:

Según el agente causante:

3 valoraciones: extensión o profundidad, sangrado, infecciones.

Los bordes de la herida son parecidos (guardan mucha relación con el agente que las produce.

Punzante: predomina la profundidad respecto a la extensión. No suelen sangrar mucho. Puede ser positivo, evitas situación de schok. Y a la vez negativo ya que la sangre limpia la herida tienen más riesgo de infección.

Cortantes (incisas): sangran mucho, por lo tanto, tienen menos riesgo de infección. Tienen una gran extensión. La profundidad depende de la fuerza ejercida.

Contusas: (diferente a contusión = no se rompe la piel). La fuerza del agente causante es mayor a la resistencia de la piel. Suelen ser bordes más irregulares (forma de estrella). Sangran menos que las heridas cortantes ya que la fuerza favorece que se colapses los vasos. Al tener poca sangre y los bordes irregulares se favorecen las infecciones.

Abrasivas: heridas de erosión, rascados. Sangrados capilares. Heridas molestas costras, dificultad de movimiento.

Otro tipo de heridas:

Especiales

• Amputación

• Avulsión: por arrancamiento. Desgarra.

Según la profundidad:

Tejidos que se ven afectados.

Superficiales: solo atraviesan la piel y tejido subcutáneo. Simple

Profundas: atraviesan hasta músculo y aponeurosis.

Penetrantes: penetran alguna cavidad como: tórax, abdomen… si atraviesa un órgano, víscera o tiene orificio de entrada y salida = perforante.

Según su gravedad:

En el ámbito pre hospitalario solo se pueden tratar las heridas simples.

• Simples: superficiales, limpias, solo afectan a la piel.

• Complicadas:

• Profundas: sobrepasan la piel, afectan a tejidos subyacentes.

• Sucias o contaminas riesgo de infección.

• Afectan a cavidades, órganos… Otras estructuras.

Tratar heridas simples.

1. Lavar la herida (arrastrar suciedad o cuerpos extraños agua a chorro, no va mal que sangre) y secar con una gasa.

2. Desinfectar la herida y sus bordes con un antiséptico lucha contra la infección. Al desinfectar nunca pasas dos veces por el mismo sitio.

2.a.Providona iodada = alergia, no tiñe.

2.b.Mercromina = tiñe, dificulta el seguimiento.

2.c.Clorhexidina = se tiene que aplicar diluida y no directamente sobre la piel.

3. Cubrir la herida con un apósito. Para protegerla del medio externo.

Tratar heridas complicadas.

• No retirar objeto. Si necesitas movilizar al paciente fijas el objeto.

• Respiración herida: neumo tórax, impide la respiración normal cubrirla. (Con un plástico o papel de aluminio, encima una gasa y sellas con esparadrapo por tres lados, dejando uno sin tapas = esto genera una válvula, permite salir el aire, pero no que entre).

• Posición de espera/traslado: semi incorporado favorece respiración o decúbito supino.

• No reintroducir vísceras infección. Evitar que salgan más vísceras. Mantener húmeda la zona resecación = necrosis.

Infección:

Tétanos. vacunación. 15 días de actuación = suero antitetánico.

Manifestaciones: contracción muscular masiva, estado tónico, músculos rígidos. Empieza por una rigidez facial, después del cuello…

No hay comentarios
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 8 páginas totales
Descarga el documento