Historia, Apuntes de Ciencias de la Educación. Universidad de Málaga (UMA)
oyaan96
oyaan96

Historia, Apuntes de Ciencias de la Educación. Universidad de Málaga (UMA)

38 páginas
3Número de descargas
6Número de visitas
Descripción
Asignatura: Historia de la Educación Social, Profesor: Francisco José Guerrero López, Carrera: Educación Social, Universidad: UMA
20 Puntos
Puntos necesarios para descargar
este documento
Descarga el documento
Vista previa3 páginas / 38
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 38 páginas totales
Descarga el documento
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 38 páginas totales
Descarga el documento
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 38 páginas totales
Descarga el documento
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 38 páginas totales
Descarga el documento

Adolfo Gómez Sanz 1

TEMA 1

ESCUELA Y EDUCACIÓN EN LAS ANTIGUAS CULTURAS

ORIENTALES

1.- CARACTERIZACIÓN DE LAS ANTIGUAS CULTURAS ORIENTALES

Algunas características generales de los Pueblos Occidentales que pueden considerarse

como un denominador común son:

1. El tradicionalismo y conservadurismo: Existe un depósito doctrinal (de carácter

religioso, científico o cultural) que es fielmente recibido, conservado y

transmitido.

2. Primacía del principio de autoridad: El ámbito educativo es una aceptación del

depósito doctrinal y de la figura del maestro (que se identifica con la del

sacerdote y/o gobernante).

3. Estas civilizaciones crecen en el seno de grandes organizaciones estatales que

se extienden uniformemente por grandes territorios y en el que poderosas

clases sociales (castas) suelen monopolizar el poder y el saber.

4. Presentan una estructura social rígidamente diferenciada y jerarquizada:

justificada y diferenciada en una concepción filosófica o religiosa.

2.- LA EDUCACIÓN EN LA ANTIGUA INDIA

CONTEXTO HISTÓRICO:

El origen de la cultura hindú hay que situarlo hacia el año 2000 a. de C., cuando tiene

lugar la llegada de los primeros grupos arios a las márgenes de los ríos Indo y Ganges.

En el aspecto religioso, político y social puede advertirse en el pueblo hindú una

prevalencia clara del espíritu religioso y un escaso sentido político. La peculiar

estructura de la sociedad hindú, que se halla rígidamente dividida y jerarquizada en

cuatro castas: brahmanes (sacerdotes), kchatras (guerreros), vaisyas (artesanos,

comerciantes y labradores) y los sudras (siervos). Al margen están los parias, carentes

de condición humana.

Las formas religiosas principales son: vedismo, brahmanismo, budismo (es la más

importante de las religiones heterodoxas de la India) y jainismo.

Adolfo Gómez Sanz 2

CONCEPTO DE EDUCACIÓN:

La educación es entendida como un proceso de perfeccionamiento de carácter

liberador, liberación de la ignorancia que conduce a la liberación de los

condicionamientos existenciales a los que está sometido el hombre.

Al educador se le atribuye como función más importante la de engendrar al que ya ha

sido engendrado por sus padres naturales provocando el él un segundo nacimiento o

nacimiento espiritual. El nacimiento tiene lugar en una ceremonia de iniciación (previa

al ingreso en el discipulado). Una vez iniciado, el guru, debe ocuparse de: alimentar

(equivale a enseñarles las verdades contenidas en los libros sagrados), estimular (las

capacidades y energías del discípulo) y guiar (dirigir y corregir el crecimiento y

afianzamiento de éstas). Estas son las tareas que todo buen guru debe realizar y en las

que consiste el proceso formativo.

LA FIGURA DEL EDUCADOR O MAESTRO:

El guru es un maestro espiritual, un guía, un consejero. En la tradición hinduista hay

dos tipos de gurus: el que instruye y el que administra la iniciación. La primera

característica del guru es su condición de discípulo (no habla en nombre propio ni

enseña una doctrina original; es portavoz y representante de una determinada escuela

y transmite fielmente la doctrina original comunicada, desde tiempo inmemorial).

Otras características de los gurus son: buenos conocedores de las escrituras, deben

estar sin pecado y deben carecer de apetitos. Sólo quien es perfecto puede conducir a

los demás a la perfección.

LA CONDICIÓN DEL DISCÍPULO:

No todos poseen o pueden tener la condición de discípulo, se requieren determinadas

condiciones de naturaleza, disposición, status social y preparación. Una de las

condiciones imprescindibles era la pertenencia a una de las tres castas superiores

(estaban excluidos los sudras y los parias).

El vínculo del maestro y el discípulo sólo se establece formalmente con la iniciación,

que consiste en la transmisión de un mantra o fórmula sagrada.

La mente del discípulo no se consideraba como un papel en blanco, la educación por

tanto consistía, no tanto en transmitir conocimientos, sino en guiar, orientar y facilitar

el proceso espiritual y su ascensión en el camino de la salvación.

EL FIN DE LA EDUCACIÓN:

Los ideales o tipos de perfección de la antigua educación hindú aparecen diseñados en

su literatura. El diseño del ideal masculino está encarnado en el príncipe Rama:

obediente y respetuoso con sus padres; lleno de amor y consideración por su esposa;

Adolfo Gómez Sanz 3

leal y afectuoso con sus parientes y amigos; respetuoso y humilde con los dioses. En la

literatura no aparece especial preocupación por la educación de la mujer. En el perfil

de la mujer ideal destaca: como actitud el sometimiento, como virtudes la obediencia,

fidelidad, castidad, alegría y resignación.

EL CONTENIDO Y LAS FUENTES:

El contenido de la formación se toma de un depósito doctrinal de carácter religioso,

que los hindúes consideran como revelado y por tanto es recibido y debe ser

transmitido de generación en generación. Esta doctrina se halla contenida en un

conjunto de libros sagrados que se dividen en dos grupos: El primer grupo lo forman

los libros que contienen la revelación primitiva (la que ha sido oída), el segundo grupo

lo integran aquellos libros que contienen la explicación y desarrollo del primer grupo

(lo que se recuerda).

El contenido del plan de formación hindú está integrado por cuatro elementos: el

elemento religioso, el filológico, el histórico-didáctico y el elemento científico.

RECURSOS DIDÁCTICOS E INSTITUCIONES:

Los métodos y recursos didácticos se basan en la autoridad del maestro, en la exégesis

(explicación, interpretación) y en la memorización.

Las instituciones formativas parece que eran numerosas, de iniciativa privada, y se

hallaban instaladas frecuentemente al aire libre o bajo algún cobertizo. El contenido de

la enseñanza consistía en lectura, escritura, operaciones aritméticas elementales y

aprendizaje mnémonico de los preceptos contenidos en los libros canónicos. Los

estudios comenzaban a diferentes edades según las castas.

3.- LA EDUCACIÓN EN LA ANTIGUA CHINA

CONTEXTO HISTÓRICO:

La historia de la Antigua China suele dividirse en dos épocas: la etapa preconfuciana

(desde el s. XV al VI a. de C.) y la confuciana (a partir delo S. VI a. de C.). Esta segunda

dinastía fue llevada a una larga y penosa etapa de decadencia por sus enemigos.

En el contexto decadente entra en escena Confucio. Fue el máximo representante del

pensamiento, de la forma de vida y de la educación del pueblo chino durante siglos. Es

contemporáneo de Heráclito y Pitágoras.

La cultura china se presenta con un fuerte sentido político, administrativo y

burocrático sobre el sentido religioso. Como consecuencia del tradicionalismo y

conservadurismo, están muy arraigados los principios de autoridad y jerarquía, y existe

una marcada tendencia al formalismo ritual y legalista. El sentido pragmático y

Adolfo Gómez Sanz 4

utilitario prevalece sobre el estético. El pueblo chino, con frecuencia, se ha bastado así

mismo, gracias a la extensión y fertilidad de su suelo; de aquí su tendencia al

aislacionismo.

Respecto a la concepción religiosa cabe decir que en la antigua China se dio una

especie de politeísmo jerarquizado. Hay que hacer una referencia obligada al taoísmo;

la “doctrina de Tao”. El taoísmo en una concepción filosófico-religiosa de un acentuado

carácter nihilista, abstencionista y quietista, que predica la inacción. Se trata de una

especie de religión para ascetas y anacoretas.

CONCEPTO DE EDUCACIÓN:

Para Confucio la educación arranca del reconocimiento y la aceptación sincera de uno

mismo. Sólo así será posible llegar la conocer y seguir la naturaleza. Para ello lo

fundamental es actuar con sinceridad, reconocer siempre la realidad se las cosas y del

hombre tal y como es.

La mala educación sería la consecuencia de una perversión de la naturaleza humana,

cuyo origen sería el abandono del cuidado de uno mismo, bien por dejadez personal o

bien ante la presión del ambiente.

FIN Y OBJETIVOS DE LA EDUCACIÓN:

Los objetivos de la educación china de la época preconfuciana, se establecen en torno

a cuatro centros de interés: 1) la vida moral del hombre, su progreso en las virtudes; 2)

la piedad filial (se consideraba el fundamento y raíz de las demás virtudes); 3) la

música y las ceremonias (como terapia de las pasiones y salvaguarda de la armonía

social); 4) la necesidad de guerrear para mantener la sociedad.

Para hacer posible la educación, es necesario partir de un concepto clave: la idea de Li.

Esta palabra no tiene equivalencia en las lenguas occidentales; vendría a ser el hábito,

costumbre o fundamento con que uno se ha revestido para hacer el bien en todos los

órdenes: personal, social, político, etc. También hay un “Li personal”, principio rector

de orden interior, norma disciplinar de la vida privada.

CONTENIDO Y FUENTES DE LA FORMACIÓN:

El contenido del plan de formación se estructuraba en un cuerpo de materias o

disciplinas que tenían por objeto: a) la formación moral (a través de la Música y la

Ceremonia o Ritual); b) la formación física (tiro con arco y conducción de carros de

guerra); c) la formación intelectual (aprendizaje de la escritura y las matemáticas). Los

contenidos de la formación moral eran los más importantes. La Música y la Ceremonia

se consideraban como los pilares de la educación.

Adolfo Gómez Sanz 5

Estos contenidos curriculares estaban prescritos en diferentes obras que no tenían un

carácter sagrado pero sí se consideraban clásicas. Los libros clásicos chinos se hallaban

divididos en dos grupos que han suministrado durante siglos el contenido a la

educación China: el de los libros preconfucianos (Libro de Historias, Libro de Odas,

Libro de Mutaciones, Libro de Ceremonias, Libro de Música y Los Anales de Primavera

y Otoño). Estos seis libros clásicos, constituyen el fundamento de la educación

superior, no tienen la estructura de un tratado doctrinal: son una recopilación de

sentencias transmitidas oralmente de generación en generación, que Confucio y sus

discípulos fijaron. El segundo grupo de libros lo forman las obras atribuidas a Confucio

y sus discípulos (Libro de Coloquios, Gran Estudio, Libro del Justo Medio o Doctrina del

Justo Medio y Libro de Mencio).

FIGURA Y FUNCIÓN DEL EDUCADOR:

El Maestro “el ju” tiene que tener las siguientes características: 1) su independencia

(cultivar su inteligencia, la integridad, la honestidad del carácter…); 2) su apariencia

(prolijo en el vestido y cuidadoso en sus actos); 3) su fuerza de carácter (no accesible

por la violencia, afable, vida frugal y sencilla); 4) sentido de responsabilidad; 5) su

holgura de espíritu y generosidad (se esfuerza por ampliar sus conocimiento y no de

aparta de la verdad…).

Un buen maestro es el que guía sin arrastrar; exhorta, sin sofocar; abre camino, pero

sin llevar a la meta y hace al discípulo pensar por sí mismo. Un buen maestro no

incurre en su actuación en los cuatro errores pedagógicos corrientes: aprender

demasiado, aprender demasiado poco, aprender cosas demasiado fácilmente y

desanimarse fácilmente.

4.- LA EDUCACIÓN EN EL ANTIGUO EGIPTO

CONTEXTO HISTÓRICO:

Las dinastías han sido la forma tradicional de clasificar la historia de Egipto. Podemos

destacar seis grandes etapas históricas: 1) las dinastías Tinitas (Desde el 3300 al 2900

a. de C./ marcan el origen histórico de la civilización egipcia); 2) etapa del Imperio

Antiguo(Entre 2900 y el 2200 a. de C./ monarquía absoluta en la que el Faraón era la

reencarnación del Dios-Sol, a esta época pertenece la construcción de la pirámides de

Keos, Kefrén Y Micerino); 3) etapa del Imperio Medio (Desde 2200 al 1600 a. de C./

época de carácter feudal); 4) etapa del Imperio Nuevo ( Desde 1600 a 1092 a. de C./

época de notable esplendor e influencia de la cultura egipcia); 5) periodo decadente (

Del 1092 a 332 a.de C./ Egipto sufre la dominación extranjera de libios, etíopes y

asirios); 6) la última etapa va del 332 al 20 a. de C./ es un periodo de esplendor

cultural que se inicia bajo la dominación griega, con Alejandro Magno, y se continúa

con las dinastías macedónicas. Su ciudad cumbre es Alejandría, que se convierte en el

Adolfo Gómez Sanz 6

centro cultural del helenismo. Después Egipto quedaría incorporado como provincia al

Imperio Romano.

En el plano religioso, la cultura egipcia presenta un profundo sentido trascendente de

carácter politeísta con la intuición o presentimiento de un poder creador único,

representado por Ptah.

En el plano antropológico, la cultura egipcia defendió que la naturaleza humana estaba

constituida por el cuerpo y el alma.

FIGURA Y FUNCIÓN DEL EDUCADOR:

En el antiguo Egipto la figura del gobernante asume y comparte la función educadora.

La figura del educador se diversifica y materializa en las figuras del faraón, el visir, el

sacerdote y el escriba; aparte de los padres, en el ámbito doméstico.

El faraón ostenta el poder absoluto. Se considera la encarnación del dios-Sol. Asumía

la función sacerdotal, la de gobierno y la administración de justicia. El visir era una

figura de alto rango con múltiples atribuciones: primer ministro, director de hacienda,

juez supremo. Era la figura clave del gobierno. El sacerdote constituye otro de los

puntales de la organización político-social y religiosa del pueblo egipcio. Gozaba de una

destacada posición y notable prestigio, poder e influencia como depositario del saber y

de la ciencia, y como responsable de la educación de la juventud. El escriba era el

responsable de mantener la ley y el orden, eran los colaboradores directos del

gobierno y los representantes de toda autoridad.

La mujer en la cultura egipcia tenía una situación social y jurídica muy avanzada en

comparación con otras culturas (comía y bebía en público, circulaba por las calles sin

compañía, hacía negocios, con frecuencia llevaba la iniciativa en las relaciones

amorosas, era la dueña y señora de la casa, las propiedades se transmitían por línea

femenina). Esta posición social fue debilitándose por la influencia de los pueblos que

fueron dominando Egipto en los últimos tiempos.

FUENTES Y CONTENIDO DE LA FORMACIÓN:

Existe en el antiguo Egipto un depósito doctrinal de carácter científico-religioso,

formado por los 42 Libros de Thoth. Estos libros contiene una variedad importante de

temas: preceptos de vida, horóscopos, cuestiones de astronomía, de agrimensura, de

geografía, técnicas relativas al culto y a los enterramientos, etc.

A esta fuente de formación hay que añadir una vasta y variada producción literaria de

tipo sapiencial, didáctico y moralizante, de la que se toman los contenidos básicos de

la educación y la enseñanza. Estas producciones literarias suelen llevar el título de

“instrucciones”.

Adolfo Gómez Sanz 7

A estas fuentes de formación, hay que añadir las de la literatura funeraria: textos de

las pirámides, textos de los sarcófagos y especialmente el Libro de los Muertos.

La formación egipcia es de carácter realista, con una finalidad ético-religiosa. Diversas

materias integraban el plan de formación. Una de las fundamentales era la escritura,

en sus tres versiones (jeroglífica, hierática y demótica).

APRENDIZAJE DE CONTENIDOS Y RECURSOS DIDÁCTICOS:

El proceso de enseñanza se iniciaba con el aprendizaje de la lectura y la escritura;

proseguía con la gramática y el estudio de los textos clásicos y religiosos, y culminaba

con un conjunto de disciplinas de carácter más especializado: leyes, reglamentos y

enseñanzas técnicas. Todo el currículo se hallaba penetrado de un sentido ético-

religioso de carácter trascendente.

INSTITUCIONES EDUCATIVAS:

Probablemente la educación comenzaba en el seno de la familia con la iniciación del

niño en las costumbres familiares, sociales y ético-religiosas. Tal vez era iniciado

también en algún oficio. La instrucción propiamente dicha (especialmente lectura y

escritura) y la adquisición de conocimientos científicos se realizaba en la escuela en

dos niveles: elemental y superior.

La escuela se llamaba casa de instrucción y casa de libros, solía estar instalada en

alguna de las dependencias del Templo o Palacio Real. Algunas instituciones de nivel

superior u anejas a los Templos se llamaban casas de vida (seguramente porque en

ellas se impartía la medicina). La enseñanza corría a cargo de los sacerdotes, que

daban una instrucción rudimentaria a niños de familias acomodadas (lectura, escritura

y nociones de cálculo).

5. LA EDUCACIÓN EN EL ANTIGUO PUEBLO HEBREO

CONTEXTO HISTÓRICO:

La historia del pueblo judío comienza en el año 2000 a. de C. con la aparición de Israel

como pueblo.

En el plano antropológico caben destacar tres puntos relevantes para la educación: 1)

el hombre es esencialmente criatura de Dios, hecho a su imagen y semejanza; 2) la

realidad del pecado original (supone la ruptura de la amistad con Dios, la entrada del

mal en el mundo); 3) el tema de la libertad (el pecado original aunque ha debilitado la

naturaleza humana, no ha anulado la libertad del hombre).

Adolfo Gómez Sanz 8

CONCEPTO DE EDUCACIÓN:

La educación aparece caracterizada como un fenómeno esencialmente religioso que

se realiza en virtud de una serie de mecanismos específicos, muy diferentes de los que

operan en el ámbito de la formación humana.

Dios es el principal responsable y garante de la educación, la ejecuta a través de la Ley,

es decir, de un modo colectivo. La pedagogía divina va dirigida al Pueblo de Israel en su

conjunto, en lugar de a cada uno de sus miembros por separado. La educación tiene un

carácter interpretativo: es normativa y se funda en la corrección a través del castigo.

Tiene una clara connotación moral: practicar un determinado estilo de vida, aunque no

es necesario comprenderlo teóricamente.

FIN Y OBJETIVOS DE LA EDUCACIÓN:

El objetivo esencial de la educación es la santidad (la operación santificadora consiste

en la transformación del “hombre carnal” en “hombre espiritual”). El procedimiento

para alcanzar este objetivo está en el cumplimiento de la voluntad de Dios.

CONTENIDO Y FUENTES DE LA EDUCACIÓN:

La educación hebrea se nutre de un contenido depositado en los Libros Sagrados (la

biblia). El contenido de estos libros está constituido: a) por los hechos ocurridos

(hechos históricos) protagonizados en gran medida por el mismo Dios; b) por las

verdades reveladas por Dios acerca de Sí mismo, del mundo y del hombre; c) por las

prescripciones dictadas por el mismo Dios a través de intermediarios (Moisés y los

profetas).

Otra fuente de contenido de la educación hebrea lo constituye la literatura sapiencial o

didáctica contenida en los Salmos, el libro de Job, los Proverbios… toda esta literatura

se utilizó en la escuela y suministró contenido para la enseñanza oral.

Al canon bíblico hay que añadir el Talmud (enseñanza), que contiene una serie de

tradiciones, las doctrinas, las ceremonias y la policía (normas cívicas) que el Pueblo de

Israel suele observar tan rigurosamente como la Ley de Moisés.

FIGURA Y FUNCIÓN DEL EDUCADOR:

Es Dios el que asume la tarea de guiar, instruir y educar a su pueblo y lo hace de

diversas maneras y a través de distintos instrumentos: padres, profetas, sacerdotes,

maestros, sabios, ángeles, etc.

En la tarea docente aparece en primer lugar el padre de familia (desempeña la triple

función de jefe, educador y sacerdote; transmite el legado religioso del pasado

nacional; instruye a sus hijos en los conocimientos elementales, en las costumbres y

conducta moral y les transmite las tradiciones nacionales). La educación de las hijas es

Adolfo Gómez Sanz 9

competencia de la madre, quien le enseña todo lo necesario para el oficio de esposa y

señora de la casa.

Otro de los educadores clave de la cultura hebrea era el sacerdote (tenían la

responsabilidad de instruir al pueblo sobre los preceptos de la Ley y sobre la historia

del designio de Dios).

El profeta es otro referente pedagógico (era el mensajero, el portavoz de Yahvéh e

intérprete de sus palabras).

Cuando desaparecen los profetas, la dirección de la comunidad de Israel pasa a la

figura del rabbí (su enseñanza era con frecuencia ocasional y se producía en reuniones

de ancianos, en las conversaciones con ocasión de las comidas, en las calles, al aire

libre, a las puertas de las ciudades o en el templo. Con frecuencia eran itinerantes. La

relación maestro-discípulo es esencialmente personal y jerárquica, similar a la relación

paterno-filial.

INSTITUCIONES EDUCATIVAS:

Además de la familia, las otras instituciones educativas importantes fueron la

sinagoga (era a la vez lugar de culto, de oración y de instrucción; también tribunal) y la

escuela.

Había tres niveles de enseñanza: 1) nivel superior (destinada a la formación de futuros

rabinos o maestros de la Ley); 2) nivel medio (equivalen te a la enseñanza secundaria,

de los 16 a los 17 años); 3) enseñanza elemental (a partir de los 6 ó 7 años).

En cuanto a los contenidos, a lo largo del proceso de instrucción se debía ir asimilando

gradualmente tres disciplinas: a) el conocimiento de los mandamientos, leyes y

preceptos; b) el conocimiento d la historia del pueblo de Israel; c) el conocimiento de

la sabiduría (la sabiduría consiste en el conocimiento práctico de los medios que

conducen a la felicidad).

El uso de la escritura era corriente en la época antigua y no estaba limitada a las clases

dirigentes.

La escuela solía tener su sede en la misma sinagoga o en un edificio anexo. La escuela

superior estaba destinada a la formación de los escribas y tenía como misión específica

la alta investigación y enseñanza religiosa.

Adolfo Gómez Sanz 10

TEMA 2

ESCUELA Y CURRÍCULO EN LA EDUCACIÓN GRECORROMANA Y

PALEOCRISTIANA

1.- ESCUELA Y CURRÍCULO EN LA EDUCACIÓN GRIEGA

CONTEXTO HISTÓRICO:

Estudiar la cultura de los griegos es reconstruir en parte los orígenes de nuestra

cultura. Grecia se componía de muchos pequeños estados con una sola ciudad y pocas

hectáreas de terreno a su alrededor. Jamás constituyó una nación pero se considera

una civilización a la que contribuyeron dos hechos importantes: la religión y la cultura.

Estos fenómenos se gestaron y consolidaron a lo largo de tres grandes periodos:

Arcaico: Tercer milenio a. de C. hasta el s. VI a. de C. con dos etapas:

1. Con carácter heroico-caballeresco, representado por el pueblo Micénico, la figuras literarias: Homero, Hesiodo, etc.

2. Con un carácter cívico, vendría representado por el ideal del ciudadano de Esparta y Atenas.

Humanista o Clásica: comprende el periodo entre s. V a. de C. y s. IV a. de C. las figuras más representativas: Sofistas, Sócrates, Platón, Aristóteles, etc.

Helenista: s. IV a. de C. hasta s. VI d. de C., la cultura griega se extiende por occidente gracias al influjo, Macedonio, Romano y Bizantino.

La religión griega es antropomórfica y local. En cada una de las ciudades había un templo en honor del dios/a protector. Había dioses para personificar todas las virtudes, los vicios, los fenómenos del cielo y tierra, cada éxito y desventura, cada oficio, aunque Zeus era el rey de reyes.

El amplio elenco de Dioses era debido a la mezcla de pueblos y razas, que se superpusieron en el devenir de Grecia. Cada una de ellas traía consigo sus propios dioses, pero no destruyó los que ya estaban instalados en el país.

En definitiva la religión griega fue sobre todo un hecho de procedimiento y de cohesión social que sirvió para justificar un tipo de cultura y sociedad.

Adolfo Gómez Sanz 11

La concepción antropológica griega presentó al hombre como un compuesto imperfecto de materia y espíritu, cuerpo y alma, que tenía que actualizarse por la acción de la educación (paideia).

La existencia humana estaba definida por cuatro características: 1) Su racionalismo pedagógico (los griegos descubrieron el valor de la persona como ser libre, de naturaleza racional, llamado a perfeccionarse por la educación); 2) su personalismo (es en sociabilidad donde el hombre crece como persona y como individuo, sin el otro no hay posibilidad de perfeccionamiento, de educación, ni siquiera existencia); 3) su autonomía (el hombre griego se sintió autónomo, capaz de darse y dar leyes, de regular la sociabilidad, de crear una comunidad).

Los griegos acuñaron y manejaron vocablos que es necesario plantear para entender mejor su cultura:

Logos: No se reduce a lo que nosotros llamamos razón, es más bien el espíritu humano: abarca todo lo que distingue al hombre de los animales, todo lo que hay en él de divino y noble.

Paideia (educación): Expresa el ideal griego de hombre formado.

Areté (perfección): Expresa el objetivo de la paideia.

Techne: Incluye en su significado lo que nosotros expresamos con las palabras arte y técnica.

PAIDEIA ARCAICA:

Comienza con la llamada cultura cretense. Esta cultura fue sometida a distintas invasiones: arios, aqueos, dorios, etc. que la asimilaron pero también la colapsaron. Las figuras literarias de Homero y Hesiodo revitalizaron los valores de la cultura arcaica asentando con sus escritos los cimientos de la primitiva educación griega.

La paideia de Homero representa la base fundamental de la tradición pedagógica griega. Su ideal educativo viene conformado por una areté de carácter heroico y caballeresco. La otra gran idea de la pedagogía arcaica, la areté heroica del trabajo fue diseñada por Hesiodo.

PAIDEIA ESPARTANA:

Pasada la época heroica, guerrean los Estados-ciudades griegos y logran un gran desarrollo a costa de las organizaciones feudales de esa época. Surge una organización política nueva en la que de una u otra forma intervienen todos los ciudadanos libres y con ella un nuevo tipo de vida, de cultura y educación representada en la idea de ciudadanía. En el caso de Esparta, se trata de un ideal de ciudadanía militarizado.

En la educación espartana la areté heroica (de Homero) se transformó en el heroísmo del amor a la patria. Un amor controlado y dirigido por el Estado (hasta los 7 años la crianza del niño se delegaba en la familia, desde esta edad hasta los 20, la educación la realizaba el Estado. Todo estaba subordinado a la instrucción militar).

Adolfo Gómez Sanz 12

PAIDEIA ATENIENSE:

En oposición al ideal de ciudadano militarizado aparece el ciudadano político, culto y demócrata de Atenas.

Lo esencial de la paideia ática no fu tanto la capacitación técnica, un saber hacer, sino la formación moral y espiritual con vistas a la mejora de uno mismo y al servicio de la ciudad (polis).

PAIDEIA HELENÍSTICA:

La última fase de la educación helénica comienza con la formación del imperio de Alejandro Magno. Uno de los rasgos típicos de la época helenística es que la cultura griega desborda su ámbito geográfico tradicional y se extiende por todo el Imperio Romano de Occidente y lo “civiliza”.

La cultura helenística fue una cultura urbana y cosmopolita. Su ámbito natural eran las grandes urbes del Mediterráneo en las que florecía el comercio y había gente de muy diversa procedencia.

El vehículo y elemento catalizador del helenismo es una lengua (que además es bastante diferente del griego clásico: la koiné; “lengua común”).

La cultura helenística tiende a la especialización, la aplicación y la divulgación. En lugar de crear ideas o productos culturales nuevos, se dedican a reproducir los modelos heredados de la época clásica.

ESTRUCTURA CURRICULAR:

Aunque el currículo de la educación griega se ha ido formando a lo largo de sus distintas etapas históricas, el helenismo puede considerarse la síntesis cultural más acabada del mundo griego.

El currículo se estructuró en tres niveles o grados: 1) un nivel elemental o básico (proporcionaba una formación de carácter gimnástico, poético-musical y de lecto- escritura y cálculo); 2)un nivel medio (incluía como eje central los estudios literarios y científicos); 3)un nivel superior (donde se podían distinguir dos ramas: 3.1.- una profesionalizante o vocacional, que incluía la enseñanza tradicional y otra técnica relacionada con oficios y profesiones. Estaba a cargo del “retórico”. 3.2.- La segunda rama era más académica, de tipo más filosófico y teórico. Estaba a cargo del “sabio”).

CONTENIDOS DE LA EDUCACIÓN:

1) Educación familiar: El lugar para la educación formal griega eran tres tipos de

establecimientos: la escuela de letras, la escuela de música y la escuela de

gimnasia. La primera educación comenzaba en la familia, al cuidado de las

mujeres, la madre en primer término, pero sobre todo de la niñera. La

educación familiar estaba destinada a enseñar la tradición cultural. El juego

representaba un papel primordial.

Adolfo Gómez Sanz 13

2) La educación física Es el elemento característico de la educación del joven

griego. No se reduce a un entrenamiento, es un modo de vida en el que se

entroncan las grandes preocupaciones higiénicas, médicas, éticas y estéticas

que conforman la educación griega. A los jóvenes y adolescentes se les

enseñaba las tres pruebas deportivas que entraban en los juegos olímpicos: el

pentatlón, el boxeo y el pancracio. Durante el helenismo la gimnasia no se

renovó y fue decayendo. A ello contribuyó el desarrollo creciente del deporte

profesional y el éxito de la educación retórica, filosófica y técnica que se fue

imponiendo.

3) La educación artística: La educación artística griega tiene una justificación

mitológica. Su aparición se asocia a la acción de los dioses. La educación

artística se sustanció en la música (aprendizaje y cultivo integrado de la poesía,

canto y danza). La educación helenística heredó las tradiciones musicales

griegas, pero no hizo muchos esfuerzos por adaptarlas a los nuevos tiempos.

Con el paso del tiempo la música popular fue siendo un elemento recesivo en

la escuela primaria.

4) Primeras letras: A los 7 años solía comenzar la educación formal. El lugar de

esta enseñanza era la escuela de letras, que era donde el maestro enseñaba a

leer, escribir y contar. Por lo general todos los niños de condición libre

frecuentaban las escuelas.

El punto de partida de la escuela era el aprendizaje de la lectura, que iba de lo

simple a lo complejo, de lo elemental a lo compuesto.

La pedagogía griega, lejos de facilitar las cosas al niño, le ponía en presencia de

la máxima dificultad, por estimarse que, superada ésta, todo el resto marcharía

solo.

Al aprendizaje de la lectura seguía el dominio de la escritura, con el mismo

criterio racional de seguir de lo simple a lo complejo.

La llamada escuela de letras concluía con el aprendizaje del cálculo. Una

enseñanza de ambiciones modestas que se reducía a las cuatro operaciones

básicas de aritmética.

En toda la formación no había una temporalización de estudios reglamentada.

Podían encontrarse niños de diversas edades aprendiendo los mismos

contenidos.

El maestro se limitaba a repetir con insistencia y a esperar que el niño superase

la dificultad del problema. Utilizaban como recurso habitual los castigos

corporales. La figura del maestro no puede considerarse objeto de alto estatus

o reputación, tiene el carácter de un oficio humilde, bastante menospreciado.

5) Educación literaria y científica: Cuando el niño sabía leer y escribir

correctamente abandonaba la escuela de primeras letras y se adentraba en la

educación literaria y científica. En ella podían distinguirse dos ramas que los

alumnos estudiaban simultáneamente: 1) las artes relativas al lenguaje

Adolfo Gómez Sanz 14

(gramática, retórica y dialéctica); 2) las matemáticas (aritmética, geometría,

astronomía y música).

6) Formas superiores de enseñanza: Había dos horizontes culturales socialmente

marcados, en ocasiones combinados y en otras enfrentados: 1) la formación

retórica (representada por los sofistas, que se consideraban herederos de la

tradición poética y retórica, buscaban una educación superior informada por las

virtudes de la Retórica); 2) la formación filosófica (representada por los

filósofos, herederos de Sócrates y Platón, buscaban una educación filosófica

informada por la filosofía y la ciencia).

Existía una formación profesional superior para las industrias y los oficios

técnicos, a través de una especie de corporaciones o gremios, que cuidaban de

la transmisión de las destrezas de una generación a otra.

2.- ESCUELA Y CURRÍCULO EN LA EDUCACIÓN ROMANA

CONTEXTO HISTÓRICO:

El devenir de Roma puede dividirse en tres grandes periodos: 1º) la etapa monárquica

(abarcaría los S. VIII a V a. de C. / caracterizada por una educación tradicional de sesgo

heroico-militar); 2ª) etapa republicana (abarcaría los S. V a I a. de C./ persisten y se

funden la antigua educación arcaica y la patricia republicana con la educación griega);

3ª) etapa del Imperio (desde el S. I a. de C. a S. V d. de C./ civilización mezcla de la

antigua educación romana y la paideia helenista).

Roma conquista Macedonia y Grecia y asume, el protagonismo cultural y civilizador del

magno imperio heleno-macedonio.

Uno de los primeros aspectos que se vio afectado fue el fenómeno religioso. La

primitiva religión romana tendía a divinizar las fuerzas de la naturaleza. Con la

conquista de Grecia, el carácter anímico se vio aumentado. Roma, no sólo conservó sus

divinidades, sino que incorporó las griegas.

Roma aceptó los valores griegos del antropocentrismo, la pasión intelectual, el aprecio

y cultivo del ocio noble, la pasión política, la valoración de la persona, de la libertad, el

cultivo de la belleza física y moral, la formación liberal, etc.

El culto por la pasión intelectual es también griego, pero el deseo de ver la verdad, de

vivirla y contemplarla tiene el toque particular del ethos romano. Frente a un pueblo

de intelectuales y artistas como el griego, el romano es un pueblo de campesinos, de

comerciantes y de militares.

Adolfo Gómez Sanz 15

El plano ético está marcado por la impronta de la romanidad tradicional. Una impronta

que descansa en tres virtudes cívicas: la piedad, la lealtad y la dignidad. Con la herencia

griega, ese perfil se vio enriquecido por la virtud de la palabra, de la oratoria.

El punto de vista de los romanos aunque descansaba sobre un marco teórico, era

sobre todo práctico. Eran conscientes que para civilizar no bastaba con conocer la

justicia y ser justo con uno mismo; hacía falta sobre todo aplicarla, hacer leyes y

gobernar. Acertaron a gobernar creando un corpus legislativo que descansaba sobre

tres pivotes fundamentales: 1) respeto a la tradición; 2) no hicieron una legislación

exclusiva y excluyente sino para todos los pueblos del Imperio; 3) la virtualidad de la

ley descansaba en la justicia, en el orden natural. Toda esta tarea civilizadora y jurídica

se vio favorecida por la custodia de un ejército al servicio del Estado, por la importante

autonomía administrativa y financiera que gozan las provincias y por una espléndida

red viaria que contribuyó decisivamente a la romanización de Occidente.

CONCEPTO DE EDUCACIÓN:

En la formación humana hay dos etapas: 1ª) que tenía lugar en el seno de la familia

(consistiría en proporcionar al niño una serie de cuidados físicos y en inculcarle los

hábitos morales básicos); 2ª) cuyo escenario serían las escuelas y la vida pública (se

adquiría la “verdadera” formación, de carácter moral, cultural. Este es el alcance y el

sentido de la educación en lengua latina cuando la educación griega conquistó

definitivamente la cultura romana. Los romanos se sintieron atraídos por la educación

griega, cuya amplitud y ambición eran superiores e intentaron aclimatarla a su cultura

y su lengua.

OBJETIVOS Y CONTENIDO:

En lo relativo a los objetivos y contenidos de la educación, hay en la antigua roma una

clara valoración del elemento ético, fundamentado en la “costumbre de los

antepasados”. El elemento intelectual (típico del helenismo), no ocupa, pues, un lugar

relevante en la primitiva educación romana: el joven romano aprende a ser un buen

agricultor, un buen colono y más tarde un buen militar.

Prevalece en la educación genuinamente romana, el elemento práctico, vital y

utilitario, a la hora de señalar los objetivos y hacer la selección de los contenidos.

Prevalece también el carácter familiar y tradicional: la educación consiste sobre todo

en la transmisión de una serie de valores de generación en generación.

El currículum vino definido por tres elementos: 1) el filológico (lengua, gramática y

retórica); 2) el elemento cultural (la erudición, que se tomaba sobre todo de las

Sentencias pitagóricas, de las conferencias públicas, de las declamaciones y de la

jurisprudencia); 3) el elemento científico-filosófico (astronomía, agricultura,

arquitectura, historia, derecho…).

Adolfo Gómez Sanz 16

La gimnasia y la música generaron en Roma una reacción hostil.

INSTITUCIONES EDUCATIVAS:

1) La familia: Es una institución de excepcional importancia, núcleo de la ciudad y

semillero de la República. Por esto la antigua educación romana consiste

básicamente en la gradual iniciación en el estilo y modo de vida tradicionales, y

descansa sobre la noción fundamental de respeto y asimilación de la costumbre

ancestral.

Dentro de la institución familiar tiene una especial relevancia la figura del padre

de familia y la patria potestad que ostenta. La condición de paterfamilias no

depende de circunstancias como la edad, el estar casado o soltero.

Más que por un vínculo natural, la familia se construye, en función de un

vínculo jurídico: por la sumisión al “patria potestas”.

Durante los primeros 7 años de vida del niño, era la madre la que asumía la

responsabilidad de su crianza, en todos los órdenes: biológico, intelectual y

moral. (En algunos casos tenían una institutriz).

A partir de los 7 años comenzaba la intervención específica del padre en la

educación del hijo. El padre enseñaba a leer, escribir y a contar; a cultivar el

campo, a interesarse por sus asuntos y a cultivar las virtudes morales:

personales y cívicas.

La conclusión de la etapa de la educación doméstica a los 16-17 años

significaba su consideración como ciudadano y su incorporación a la vida

pública.

Posteriormente dedicaban un año al “aprendizaje de la vida pública”, a cargo

de una persona provecta, con el peso y la gravedad de los años, de la

experiencia y de los honores, cercana a la familia.

Concluido este año se enrolaban en el ejército, continuando su aprendizaje de

la vida pública.

2) La institución escolar: Con la influencia griega, va perdiendo terreno la

educación familiar a favor de la educación escolar, si bien la escuela

permaneció en el ámbito privado y libre, como institución secundaria a la

familia, que siguió asumiendo la función educadora.

El ciclo de estudios literarios y científicos en sus tres niveles estaba calcado de

la educación griega: la misma naturaleza, los mismos programas, los mismos

métodos. Los estudios medios se destinaban a un público menos numeroso.

Los tipos de escuela se correspondían con los tres niveles o etapas del proceso

educativo: elemental, media y superior.

Adolfo Gómez Sanz 17

3.- EDUCACIÓN PALEOCRISTIANA

CONTEXTO HISTÓRICO:

Los primeros cristianos se presentaron defendiendo la existencia de una sola religión

verdadera y de un único Dios, creador y salvador del hombre, que tenía su esencia en

la fuerza creadora, universal y salvadora del amor.

El Cristianismo se presentó inmerso en tres ámbitos social, cultural y espiritualmente

distintos: 1) el ámbito religioso (el judío); 2) el ámbito cultural y filosófico (el griego); 3)

el ámbito político (el romano). Sobre estos tres terrenos cae la semilla del mensaje

cristiano. De estos tres ámbitos va a tomar la educación paleocristiana los contenidos

básicos.

1.- El ámbito judaico, estaba formado por el contenido doctrinal y ascético del Antiguo

Testamento que se continúa y se completa con el Nuevo Testamento. Los cristianos se

inspiraron en las estructuras de las instituciones educativas judaicas para dar forma a

las suyas. Los judíos llevaban a cabo tres modalidades de educación religiosa: a) la

propia de la sinagoga; b) la que se recibía en familia; c) la típica de la escuela rabínica.

Los cauces institucionales de la educación cristiana son similares.

2.- El ámbito romano; El cristianismo encontró en el Estado romano algunas ventajas:

1) la actitud de tolerancia que Roma tenía hacía los pueblos sometidos; 2) la seguridad

que ofrecía la pax romana; 3) una lengua de amplio alcance; 4) una excelente

organización administrativa e institucional; 5) una red de comunicaciones por todo el

imperio. Estas características del Estado romano fueron para el Cristianismo

magníficos instrumentos de difusión del mensaje y de la forma de vida de los

cristianos.

3.- El ámbito cultural greco-latino; El proceso de asimilación fue difícil y laborioso,

pero al final se facilitó por cuatro elementos del mundo greco-latino (1- el legado

cultural grecorromano estaba racionalmente elaborado y muy sistematizado; 2- el

esquema terminológico y conceptual de la “Paideia” y de la “humanitas”; 3- la

existencia de una lengua común al imperio; 4- el sistema educativo grecorromano) que

podían ser muy útiles al cristianismo.

EDUCACIÓN PALEOCRISTIANA:

Es la vinculación a Dios, lo que da sentido al hombre cristiano y a su cultura. Un sentido

que viene determinado por tres momentos: la creación humana, su caída y su

redención.

La virtud y el sentido de la educación cristiana radican en guiar al hombre a su

encuentro con Dios. Para el Cristianismo, el hombre, por sí mismo, es incapaz de

recorrer el camino para alcanzar la meta final que Dios le ha trazado. En consecuencia

Adolfo Gómez Sanz 18

la figura central del Cristianismo y de la pedagogía cristiana es Jesucristo. Jesucristo no

es un simple mensajero, es la “misma” Palabra. Él mismo es la doctrina, el mensaje, la

Verdad.

La educación cristiana, se distingue por su naturaleza, por sus objetivos, por su

contenido y por los cauces que sigue de la educación pagana. Para hacer efectiva la

educación cristiana, el hombre cuenta con tres agentes: el Espíritu, el hombre y el

educador o maestro.

Lo más representativo y lo más valioso del cristianismo no son las ideas, sino las

acciones que le encaminan a su identificación con Cristo.

CARACTERÍSTICAS Y CONTENIDO DE LA EDUCACIÓN CRISTIANA:

El ingrediente esencial del contenido de la educación cristiana es el mensaje de

salvación que Cristo trajo a todos los hombres y que mandó anunciar de forma expresa

a sus discípulos.

La doctrina Cristiana se enseñó inicialmente por medio de la catequesis oral.

Otro rasgo de la educación cristiana es su secularidad, su fin último es encaminar al

hombre a la ciudad de Dios. Tomando en cuenta estas consideraciones se puede

afirmar que fueros los Padres de la Iglesia los que conformaron el contenido de la

educación cristiana.

Las materias que en la cultura griega daban sustantividad a los niveles medio y

superior de enseñanza, quedan confinadas para los cristianos en el ámbito de la

enseñanza secundaria. La educación superior se apoya en un principio sólo de Biblia y

más adelante también en la literatura teológica.

INSTITUCIONES EDUCATIVAS:

La institución del catecumenado fue el cauce organizativo del que se sirvió la Iglesia

primitiva para catequizar o educar en la fe. Las características del catecumenado son:

1) estaba organizado según la disciplina del arcano (se trataba de proteger y preservar

la integridad y la pureza de las verdades y misterios de la fe y de la forma de vida

cristiana); 2) va dirigido a los adultos y sirve de preparación para el bautismo; 3)

responde a los rasgos peculiares de la educación paleocristiana: proporciona

formación completa, en la instrucción religiosa, la preparación ascética, la oración y la

recepción de los sacramentos.

Al cristianismo le resultó problemática la aceptación del sistema educativo pagano. En

un principio, la actitud frente a las escuelas paganas fue de rechazo por razones de

tipo doctrinal, pero también fue de indiferencia, porque los cristianos, eran gentes

sencillas, que en absoluto aspiraban a la enseñanza formal. Conforme el cristianismo

Adolfo Gómez Sanz 19

se iba difundiendo entre las elites sociales y la Iglesia se iba institucionalizando, y se

pudo percibir con claridad la necesidad de que algunos cristianos frecuentasen las

escuelas para recibir una formación humana acorde con la misión que se les había

encomendado en la sociedad y en la comunidad cristiana.

Adolfo Gómez Sanz 20

TEMA 3

CURRÍCULO Y TRANSMISIÓN DEL SABER EN LA EDAD MEDIA

CONTEXTO HISTÓRICO:

La Edad Media es aquella etapa de la Historia de Europa que se extiende desde la caída

del Imperio Romano de Occidente, en el año 476, hasta la caída de Constantinopla

(Imperio Romano de Oriente) a manos de los turcos en el año 1453 o bien hasta el

descubrimiento de América en 1492. Un periodo de cerca de 1000 años de historia.

Puede dividirse en tres etapas: 1ª) Temprana Edad Media (desde el S. V hasta el S. VIII;

caracterizada por el deterioro civil, económico y cultural producido por las invasiones

bárbaras, por la emergencia de la Iglesia cristiana como única fuente de principios

morales y doctrinales y por la entrada en escena del Islam y la cultura árabe); 2ª) Alta

Edad Media (desde los S. IX al XII; se produce el nacimiento y primera infancia del

feudalismo y culturalmente un cierto despertar del saber grecolatino); 3ª) Baja Edad

Media (desde los S. XII al XV; caracterizada por la secularización progresiva de la

cultura, basada en una economía más comercial y urbana. Por la debilitación lenta y

desigual del feudalismo a favor de monarquías sólidas. Por un diálogo fructífero con la

cultura árabe. Por último por un desarrollo de las migraciones culturales como

consecuencia de la aparición y desarrollo de las universidades y centros del saber).

Caracteres que definen la cultura medieval:

A) El carácter teocéntrico de la Edad Media está en su origen y permanece patente y

vivo a lo largo de sus diez siglos de historia, dando un sentido teológico y religioso a

todos los resortes de la cultura. Cuando se produce la desmembración del Imperio

romano, la desaparición de sus estructuras políticas, sociales y culturales posibilitó que

emergiese la Iglesia como única fuente sólida y permanente de principios doctrinales,

sociales y culturales.

La Edad Media está marcada por tres estamentos que marcan la estructura social: 1) La

nobleza (caballeros y nobles con el rey o emperador a la cabeza. Aspiraban a la

defensa y gobierno de la ciudad); 2) El clero (su misión era brindar a toda la comunidad

el camino para llegar a la “ciudad celestial”. Se ocupaban de la creación y difusión de la

ciencia y la cultura, y la función asistencial de la beneficencia y la educación); 3) El

pueblo llano (su misión principal era trabajar la agricultura, la artesanía y el comercio).

B) La segunda de las características que definió la Edad Media fue la síntesis fe-razón,

ciencia-teología. Una dimensión que pasó por distintas fases y manifestaciones.

Adolfo Gómez Sanz 21

La concepción antropológico-pedagógica del Medievo se aleja sustancialmente del

narcisismo moral e intelectual grecorromano, que cría ciegamente en la posibilidad de

alcanzar la sabiduría con las solas fuerzas de la naturaleza humana, y se enraizaba en

las fuentes paleocristianas que sostenían que la única posibilidad de ese paso estriba

en el valor pedagógico y restaurador de la gracia.

La virtud de la síntesis razón, fe y pedagogía estuvo ligada a otra variable capital del

Medievo: la secularidad. Un concepto difuso, ligado al sentido de temporalidad,

creación y caducidad.

C) El último de los caracteres que define la cultura medieval es el sentido

enciclopédico y escatológico de la cultura.

CONCEPTO DE EDUCACIÓN:

Las gentes del saber en la Edad Media, siguiendo la tradición de la educación cristiana,

suscribieron una teoría antropológico-pedagógica jalonada por tres momentos que

marcan la historia del devenir humano: la creación, la caída y la restauración.

La teoría antropológica es extensible a la práctica totalidad de pensadores cristiano-

medievales, para quienes la pedagogía tiene su punto de arranque no tanto en la

imagen y semejanza divinas como en la restauración de los bienes sobrenaturales y

prenaturales debilitados por el pecado original.

La obra “De eruditione filiorum nobilium” de Vicente de Beauvais (1246/47) pasa por

ser el primer tratado sistemático de educación medieval no dirigido a clérigos sino a

laicos.

OBJETIVOS DE LA EDUCACIÓN Y FUENTES DEL SABER:

Las gentes del saber en la Edad Media diseñaron los objetivos y contenidos educativos

acorde con los diferentes modelos formativos que demandaba la sociedad de la época.

El hombre del Medievo recibe la educación específica del estamento social al que

pertenecía. En este sentido es posible hablar de una formación propia del monarca, del

noble, del clérigo, del intelectual, del comerciante, del artesano, del siervo, y también

de la mujer. A estos modelos les correspondía una institución escolar determinada.

El contenido cultural, educativo e intelectual que se impartía en estas instituciones lo

tomó la Edad Media de cuatro fuetes: 1) la tradición cultural y pedagógica

grecorromana; 2) la tradición judeo-cristiana; 3) el acervo ético-religioso de la

patrística; 4) la ciencia greco-árabe.

Podemos citar a Severino de Boecio, gracias al cual se realiza una clarificación de las

ciencias medievales, que habría de tener una influencia decisiva en la conformación de

Adolfo Gómez Sanz 22

los planes de estudio, al dividir el saber en filosofía teórica, filosofía práctica y ciencias

sermoniales o de la palabra.

En esta época las enciclopedias u obras especializadas cobrarían una importancia

extraordinaria. Se produce un culto al libro.

CONTENIDOS DEL SABER:

1)Ciencias sermoniales: Los contenidos curriculares, salvo la lectoescritura y el cálculo

elemental, se iniciaban con la enseñanza de las ciencias sermoniales: gramática y

dialéctica. Para la enseñanza gramatical se utilizaron como ayuda diccionarios y textos

gramaticales.

La enseñanza de las ciencias sermoniales lo cerraba la Lógica o arte del razonamiento,

que en la Edad Media fue considerada como el arte del las artes, la ciencia de las

ciencias en tanto que fundamenta racionalmente los distintos modos de conocer,

pensar y argumentar.

2)Ciencias prácticas: El segundo escalón de la formación medieval se centraba en el

tema moral. Tenía por objeto estudiar y moralizar los actos del hombre en relación a

su fin último.

Los medievales dividieron la moral en tres partes: monástica o ética privada,

económica o ética familiar y política o ética social.

3) Ciencias mecánicas: El tercer escalón de la ciencia medieval vino representado por

las ciencias mecánicas. Supuso una apuesta por una dimensión más secular de la

cultura, al añadir al tradicional currículo teórico de las artes liberales una eminente

orientación práctico-mecánica.

Las artes mecánicas tenían el rango de saberes inferiores. Esta devaluación obedecía a

una concepción antropológica, heredada sobre todo de Platón y San Agustín.

Describir el contenido de los saberes mecánicos no resulta fácil; los gremios

transmitían su ciencia se manera oral y práctica, sin dejar habitualmente huella escrita

de sus habilidades.

4) Ciencias médicas: Es un saber entre las ciencias teóricas y las prácticas. Tuvo dos

grandes etapas: la monástica y la escolástica. La monástica, con un carácter religioso,

se desarrolla en el marco clerical de los monasterios, sin apenas horizontes de

progreso o atractivo científico. La etapa escolástica, más secular y laica, tuvo en el

despertar científico de los S. XII y XIII su principal motivación dinámica y en las

universidades su marco ideal de desarrollo.

5) Ciencias teóricas: Para las gentes del saber medieval la antesala de la sabiduría

viene representada por las ciencias teóricas. Un bloque de conocimientos llamado a

Adolfo Gómez Sanz 23

estudiar el mundo de la física o naturaleza, las formas y causas invisibles de la realidad

(matemáticas y metafísica) y el saber al que todo debe conducir: el conocimiento de

Dios o Teología.

La filosofía natural o saber físico muestra las dos fases que marcaron el devenir de la

cultura medieval: la monástica y la escolástica.

El segundo bloque de las ciencias teóricas es para las matemáticas. Un saber que lo

dividen en cuatro: 1) aritmética o ciencia de los números; 2) música o ciencia de la

proporción; 3) geometría o ciencia del espacio; 4) astronomía o ciencia del

movimiento.

La astronomía adquirió un impulso inusitado, gracias, sobre todo, a la célebre Escuela

de Traductores que se creó en Toledo tras la conquista de la ciudad por las tropas de

Alfonso VI, en el año 1085.

6) La teología cima del saber: Para las gentes del saber medieval, en su mayoría

clérigos, no hubo ninguna duda que la cima de todo saber estaba en la Teología en

tanto y cuanto tenía por objeto el conocimiento de Dios. Un saber que, habría que

dividir en dos etapas: teología monástica y teología escolástica.

LA EDUCACIÓN CORTESANA:

El clero y los gremios artesanales fueros referentes en la configuración del estamental

y cultural de la Edad Media, además de la llamada sociedad noble y aristocrática que

produjo uno de los géneros literarios más emblemáticos de la cultura medieval: la

educación de príncipes o educación caballeresca.

En atención a sus receptores o protagonistas, encontramos tres modelos o perfiles

pedagógicos: 1) los dirigidos a la educación de niños nobles o futuros gobernantes; 2)

los tratados de príncipes; 3) los tratados pedagógicos de caballería.

El contenido curricular de estos modelos corre parejo con las dos grandes etapas

medievales: la Alta y Baja Edad Media. La educación de príncipes tiene una orientación

moral y religiosa que tendrá como fin último colaborar activamente con la Iglesia en su

dimensión corredentora y salvadora.

Los receptores de la educación de príncipes fueros los descendientes directos de

monarcas, príncipes, nobles, caballeros, señores, etc. Esta educación no fue exclusiva

de selectos de sangre o nacimiento; la formación cortesana de carácter moral,

espiritual, profesional e intelectual, se extendía tanto a los descendientes directos del

Señor como a las personas que caían bajo su autoridad, servicio y protección.

La edad de comienzo de la educación cortesana no tenía una edad fija. Hasta los 7

años, la crianza de los niños correspondía a la madre, nodriza o entorno femenino, y

Adolfo Gómez Sanz 24

tenía un carácter lúdico, moral, religioso, alimenticio, higiénico y escasamente escolar.

A partir de los 10 años, el niño solía pasar al cuidado y responsabilidad del padre; era el

comienzo de la llamada educación cortesana o caballeresca. Esta etapa de educación

cortesana solía concluir a los 14-16 años o coincidir con la primera acción importante

de armas.

1) Educación en la primera infancia: Centrada en la figura educadora de la madre y la

nodriza y en una actividad lúdica, higiénica y alimenticia.

Se insiste en la importancia de la buena alimentación, en el cuidado de la selección de

la nodriza yen la importancia diaria del baño.

Al programa formativo en esta etapa era habitual añadir el inicio temprano del arte del

caballo y la caza, instrumentos básicos de la vida medieval.

También era importante la formación moral y religiosa, que solía presentarse como

previa a cualquier aprendizaje.

2) Contenidos educativos: Existía una amplia literatura que vertebró los contenidos

educativos en cuatro grandes apartados: 1) sólida formación moral y religiosa; 2)

férrea formación militar o guerrera; 3) formación intelectual y 4) amplia formación

física (incluía desde preparación para torneos hasta equitación, cetrería, etc.). Solía

completarse con el aprendizaje del baile, cante, música y práctica de algún juego,

especialmente el ajedrez.

La pieza clave de estos contenidos era la formación moral. Aquí descansaba el ideal

más excelso de la nobleza: “el honor”. Término que para el hombre medieval se

sustanciaba en la práctica de la virtud.

De esta vía educativa quedaron fuera las mujeres, cuya formación moral e intelectual

quedó restringida al ámbito de la madre y de sus camareras o criadas. Las mujeres

tenían la vía del convento como formación fuera del entorno familiar. De él iban a una

vida consagrada o salían para casarse. Sobre el estudio femenino existió un cierto

recelo hasta el punto de considerar deshonesta la presencia de mujeres entre

escolares.

3) La figura del noble ideal: la imagen de la aristocracia y del honor debía venir

presidida por valores de sosiego, mesura, discreción, cordura, compostura, buen gesto,

gracia y disposición. En el orden negativo estaría la comida o bebida con desmesura.

En la imagen personal se demanda armonía para los movimientos, la voz y el gesto.

Igualmente se demanda un semblante franco, alegre y sosegado por ser reflejo de

buenas intenciones de paz interior. Se impone igualmente el cuidado de la

indumentaria.

Adolfo Gómez Sanz 25

MÉTODOS DE APRENDIZAJE:

Una de las características que marca y define el perfil de la cultura bajomedieval fue su

carácter didáctico. Les preocupó cómo aprehender y acceder al conocimiento. Fruto de

esta inquietud surgieron múltiples enciclopedias y también numerosas guías

didácticas.

Todo ello posibilitó un amplio y extenso interés didáctico que la Baja Edad Media cifró

en dos ejes de especial interés pedagógico: 1) las formas de almacenar y retener la

información y 2) la eficacia en la transmisión y adquisición del conocimiento. Tuvieron

como denominador común la apuesta por una pedagogía más activa, racional y

práctica.

1) El sentido de la memoria: Una de las primeras preocupaciones didácticas estuvo

centrada en el tema de la memoria. En una época donde el libro era un bien escaso y

de difícil acceso, se le rindió cumplida pleitesía y admiración hasta el punto de producir

un género didáctico conocido como “arte de la memoria”.

La memoria no sólo se presentó como almacén de conocimiento sino como depósito

de información. Para facilitar esta tarea, Hugo de San Víctor propuso un esquema

mnemotécnico de orden serial, basado en tres categorías: numérica, lugar y tiempo.

2) Transmisión del conocimiento: Los escolásticos establecieron un paso posterior sin

el cual la didáctica de la memoria se hubiese quedado coja: la necesidad de enseñar a

pensar, a meditar y a contemplar.

En el plano práctico se vertebró en la secuencia de tres etapas didácticas que

simbolizaron en buena medida la pedagogía de la Edad Media: la lectio, la quaestio y la

disputatio.

- La lectio: Su virtud descansa en la lectura literal y posterior comentario de las

autoridades extraídas de la Biblia, de los autores patrísticos, de las artes liberales y de

sus compendios.

- La quaestio: Categoría científica y didáctica que exigía cuatro condiciones: 1) el texto

como elemento material; 2) argumentos contradictorios o insuficientes que

necesariamente debían tener visos de certeza; 3) un maestro que situase la

controversia o duda en un acto de enseñanza; 4) Un dictamen o juicio que implicase el

dominio y uso correcto de la lógica o dialéctica. La causa de esta situación nueva hay

que situarla en el papel activo y creador que va a desempeñar la figura del maestro.

-La disputatio: Con el nacimiento de las escuelas apareció una diversidad racional y

metodológica diferente que dio lugar a una nueva categoría didáctica, conocida como

controversia o disputa. Simbolizó la forma regular de enseñanza, de aprendizaje y de

investigación de las gentes del alto y medio saber. Era la pedagogía activa llevada a su

No hay comentarios
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 38 páginas totales
Descarga el documento