historia dela linguistica temario, Apuntes de Lingüística. Universidad de Málaga (UMA)
mialeyton
mialeyton

historia dela linguistica temario, Apuntes de Lingüística. Universidad de Málaga (UMA)

ODT (3 MB)
113 páginas
2Número de descargas
3Número de visitas
Descripción
Asignatura: Historia de la Lingüistica, Profesor: Manuel >Fernando Perez Lagos, Carrera: Estudios Ingleses, Universidad: UMA
20 Puntos
Puntos necesarios para descargar
este documento
Descarga el documento
Vista previa3 páginas / 113
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 113 páginas totales
Descarga el documento
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 113 páginas totales
Descarga el documento
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 113 páginas totales
Descarga el documento
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 113 páginas totales
Descarga el documento

TEMA 1. LA LINGÜÍSTICA

1. ¿QUÉ ES LA LINGÜÍSTICA? La lingüística es una disciplina que se ocupa del estudio científico del lenguajehumano. Para comprender esta definición, debemos precisar primero el concepto de lingüística como ciencia y el concepto de lenguaje. Asimismo, a la lingüística también se le plantean dos tareas principales: definir su objeto de estudio (¿qué se entiende por lenguaje?) y establecer su campo teórico, es decir, los principios y métodos bajo los que se estudia el objeto. Para que la lingüística obtenga carácter científico deberá seguir unos principios, métodos y modelos y establecer unas hipótesis, que desembocarán en una teoría lingüística. Esta poseerá un carácter científico si se han seguido los procedimientos apropiados.

2. LA LINGÜÍSTICA COMO CIENCIA Como ya hemos mencionado antes, en cuanto a los fundamentos de la lingüística, por una parte encontramos el carácter científico de la disciplina y por otro el lenguaje humano. ¿Qué parte de la lingüística podríamos considerar, entonces, como ciencia? Dependerá, en todo caso, de lo que entendamos por ciencia. Por ejemplo, para John Lyons, un estudio científico del lenguaje ha de ser “un estudio sistemático basado en datos objetivamente verificables y que se encuadre dentro de un marco teórico apropiado”. A lo largo de la historia han existido numerosos acercamientos al estudio del lenguaje, pero no todos han sido científicos.

2.1. Características que debe poseer una ciencia Para que una disciplina pueda ser considerada científica, debe poseer determinadas características. Por ello, debe ser:

Empírica. Resulta imprescindible estar basada en la observación directa de los hechos y en la experiencia que esto proporciona.

Objetiva. La opinión subjetiva del investigador debe dejarse completamente al margen.

Exacta. Debe buscar el modo más preciso de describir lo que observamos. Para ello, es preciso utilizar un método común para ganar en exactitud.

Autónoma. No debe depender de otras disciplinas ajenas. La lingüística tiene como verdadero objeto la lengua por sí misma y para sí misma, es decir, debe actuar a través de los datos que proporciona exclusivamente el lenguaje y no basarse, como en la Antigüedad, en materias como la retórica, la filosofía…

Exhaustiva. Se debe procurar que no queden residuos, es decir, algo que quede sin explicación al describir el objeto de estudio.

Concordancia. No se deben establecer contradicciones. Debe haber un rigor teórico. Toda ciencia tiene la característica de la consistencia.

Económica. Las explicaciones deben ser lo más breves y concisas posible. Martinet, el padre de la doble articulación del lenguaje, comentó que “el carácter científico de la lingüística viene dado cuando se opone a prescriptivo”. Una prescripción es una

propuesta de reglas que determinan qué está bien y qué está mal, por lo que se entiende que

Martinet opina que el carácter científico comenzó a adquirirse cuando la lingüística dejó de decir

qué debía hacerse. La lingüística debe centrarse en las características del lenguaje, y es cuestión de otros especialistas (gramáticos) establecer estas prescripciones.

Gleason: ‘La mejor prueba de que la lingüística ha llegado a ser efectivamente una ciencia es que sus resultados son controlables y reproducibles: si dos lingüistas trabajan de manera independiente sobre una misma lengua, llegan a resultados muy semejantes’. Es importante abordar la cuestión de la cientificidad de la lingüística evitando un paralelismo total con las ciencias naturales, a las que están dirigidas las reglas anteriores. A diferencia de estas, las ciencias humanas, como la lingüística, no están basadas en criterios verdaderamente objetivos ni claramente verificables, por lo que el establecimiento de una teoría definitiva es especialmente difícil, si no imposible. Del mismo modo, se establecen diferentes visiones teóricas del mismo objeto de estudio pues, de forma inconsciente, entran en juego las experiencias y el fondo del investigador. Por ello, las teorías deben tomarse como complementarias, pues todas son aproximaciones y ninguna puede considerarse absoluta.

3. OBJETO DE ESTUDIO: EL LENGUAJE Se trata del otro fundamento de la lingüística. Es importante no confundir la lingüística con la semiología, que trata cualquier sistema de signos simbólicos empleados para la intercomunicación social. La lingüística se ocupa, en exclusiva del lenguaje humano articulado (emisión de sonidos lineales), ya que el campo de la semiología es demasiado amplio. El lenguaje se podría definir como “la facultad que tienen los hombres de comunicarse por medio de signos vocales” (Martinet). Como el lenguaje se trata de una entidad general, no es directamente observable por los sentidos, y por ello debe vincularse a unas realidades particulares llamadas lenguas. Estas constituyen las manifestaciones del lenguaje humano y, al contrario que este, sí son observables.

4. LINGÜÍSTICA GENERAL Y PARTICULAR Una vez establecidas las peculiaridades del objeto de estudio, debemos hacernos algunas preguntas. ¿Qué lengua debemos estudiar? ¿Es suficiente con estudiar una sola lengua? Por ello, se establecen dos grandes campos en la lingüística: la lingüística general y la lingüística particular. Coseriu (Introducción a la Lingüística):

• La lingüística general es la ciencia que estudia el lenguaje en su esencia y aspectos generales, sin referencia a una lengua determinada.

• Por otro lado, la lingüística particular se ocupa de una lengua determinada o un grupo de ellas.

Cabe destacar que la lingüística general parte de fenómenos lingüísticos concretos y trata de establecer sus características generales a través de la investigación ya realizada por las lingüísticas particulares. (Pregunta típica de examen).

5. ENFOQUES DE LA LINGÜÍSTICA

Moreno Cabrera distingue en su Curso universitario de lingüística general dos enfoques complementarios de la lingüística:

• Por un lado, un enfoque teórico, que ha de interpretarse como abstracto o conceptual y que hace referencia a los dispositivos teóricos creados para poder realizar el estudio.

Por otro, un enfoque empírico, más realista, en el que se atiende al objeto de estudio de forma real y directa.

5.1. Enfoque teórico. El enfoque teórico estudia las gramáticas, dentro de las cuales encontramos dos conceptos:

Lingüística. Teoría que tiene por objeto otras teorías (metateoría). Da lugar a la teoría de la gramática.

Gramática. Se trata de un dispositivo o instrumento teórico ideado para estudiar, describir y explicar las lenguas o una lengua concreta.

Así, encontramos dos teorías. • La teoría general de las gramáticas: disciplina queestudia los instrumentos

teóricos (es decir, las gramáticas) ideados por los lingüistas para estudiar todas las lenguas humanas.

• La teoría particular de la gramática: disciplina que estudia los instrumentos teóricos (de nuevo las gramáticas) que los lingüistas han ideado para estudiar una lengua particular.

5.2. Enfoque empírico Se trata de una lingüística que ya no estudiará las gramáticas, sino las lenguas, ya sea en su variedad (lingüística general) o en su especificidad (lingüística particular). Centrándonos en este enfoque, también encontramos dos tipos de teoría.

• La teoría general de las lenguas: disciplina queinvestiga qué fenómenos lingüísticos son comunes en la enorme diversidad lingüística del mundo. Esto se denomina caracterización general de las lenguas.

• La teoría particular de la lengua: disciplina queinvestiga lo variable, diferente o particular en una lengua determinada. Esto se denomina caracterización particular de una lengua.

6. TEORÍA GENERAL DEL LENGUAJE Estos dos sentidos de la lingüística no tienen que ver tanto con el lenguaje como fenómeno humano como con las lenguas como manifestaciones concretas de este susodicho fenómeno. Sin embargo, también se puede concebir la disciplina de la lingüística como una teoría general del lenguaje humano, investigándolo desde todos los puntos de vista posibles que puedan arrojar luz sobre él. De esto se ocupan disciplinas como la psicolingüística, que estudia cómo la especie humana adquiere y utiliza el lenguaje; o la sociolingüística, que analiza los distintos aspectos de la sociedad que influyen en el uso de la lengua (normas culturales, contexto en el que se desenvuelven los hablantes…).

7. LINGÜÍSTICA EXTERNA E INTERNA Debido a la dialéctica entre lenguaje y lengua que se establece en la determinación del objeto de estudio, se desprenden dos orientaciones de la lingüística:

Lingüística externa. Se enfrenta con la capacidad lingüística humana, es decir, el lenguaje, en sus relaciones con el entorno en el que esta capacidad se hereda, desarrolla y pone de manifiesto.

Lingüística interna. Se enfrenta con la manifestación concreta de esta capacidad, es decir, la lengua, en un sistema de signos estructurado en una serie de niveles.

8. VÍAS DE ACERCAMIENTO A LA LINGÜÍSTICA Existen tres vías de acercamiento:

Teoría del lenguaje. Resulta un tanto idealista, pero nos lleva al mejor conocimiento del lenguaje al plantearlo desde diversos puntos de vista (social, simbólico…).

Teoría de la lengua. Resulta más realista, y pretende establecer las diferentes características de la lengua (descriptivas, históricas, tipológicas…).

Teoría de la gramática. Resulta epistemológica, y se ocupa de los métodos y enfoques creados para estudiar el objeto.

TEMA 2. CARACTERÍSTICAS DEL LENGUAJE HUMANO

1. DEFINICIONES El concepto de lenguaje humano comprende numerosas definiciones diferentes. Según Sapir, se trata de “un método exclusivamente humano, y no instintivo, de comunicar ideas, emociones y deseos por medio de un sistema de símbolos producidos de manera deliberada”. Al decir método, Sapir establece que el ser humano no se comunica aleatoriamente, sino que sigue unas reglas determinadas. Además, se diferencia claramente del lenguaje animal. Otra definición posible es la que da Crystal, en el que lo determina como “un ruido vocal humano (o la representación de este ruido en la escritura) usado sistemática y convencionalmente por una comunidad con el propósito de comunicación”.

2. CARACTERÍSTICAS DEL LENGUAJE HUMANO Las características del lenguaje humano se desprenden a partir de definiciones como las que hemos visto en el punto anterior. Así, encontramos las siguientes:

1 Es un fenómeno exclusivamente humano. Aunque existe el lenguaje animal, poseedor de características de nuestra forma de comunicarnos, se diferencia claramente del lenguaje humano debido a que todas las características tan solo se dan a la vez en el lenguaje humano articulado.

2 Se vale de la voz, del sonido, como vehículo de transmisión. 3 No es instintivo. La lingüística se interesa sobre todo por la parte pensada del lenguaje,

aunque a otros teóricos también les interesa la cuestión del innatismo (¿hasta qué punto es instintivo?) del lenguaje.

4 Utiliza un sistema de signos, de significación permanente, instituidos convencionalmente. Este concepto resulta fundamental en lingüística: los signos son arbitrarios. Sin embargo, se adoptan por convención social y su uso se convierte en cotidiano.

5 Es susceptible de ser dividido en unidades mínimas. Estas son aquellas que no se pueden descomponer más y permiten desarticular el lenguaje. Además, son las que han posibilitado a la lingüística establecer los diferentes niveles de estudio (nivel fonético-fonológico, léxico, semántico…).

Para referirnos a las características fundamentales del lenguaje, debemos mencionar a Hockett, quien realizó un estudio en el que pretendía determinar estas propiedades. Estableció 15 características y comprobó que, aunque estas también se daban en el lenguaje animal, todas a la vez tan solo se encontraban en el lenguaje humano. Además, también debemos distinguir entre señales comunicativas y señales informativas. Estas últimas las emitimos en todo momento sin intención de ello, mientras que al utilizar las

señales comunicativas existe una intención expresa de comunicar algo. No obstante, casi un 70% de

la información que transmitimos se realiza a través del lenguaje no verbal, por lo que no podemos considerarlo como poco importante.

2.1. Los parámetros del lenguaje Estos provienen en gran medida del estudio de Hockett, en el que estableció 15 características básicas del lenguaje. Sin embargo, al analizarlas se decidió que podían agruparse en tres grupos o parámetros fundamentales que definen el lenguaje humano articulado. Dentro de cada uno de ellos podríamos incluir algunos de los rasgos distintivos que Hockett había determinado previamente. Así, estos tres parámetros son:

Economía. Provocada por las limitaciones físicas y psíquicas del ser humano. • Creatividad. Capacidad que posee el ser humano de emitir y entender expresiones

totalmente nuevas para él. • Simbolismo. Provocado debido a que las expresiones del lenguaje constituyen símbolos de

una realidad ajena a él.

3. ECONOMÍA La economía en el lenguaje es debida a las limitaciones que posee un ser humano. Es decir, tan solo podemos emitir y diferenciar de forma eficiente un número determinado de sonidos. Además, nuestra capacidad de memoria (tanto a corto como a largo plazo), así como nuestra capacidad de procesamiento de información, también son limitadas. Dentro de la economía se distinguen tres propiedades.

3.1. Intercambiabilidad El lenguaje humano no exige códigos o reglas diferentes para el emisor y el receptor de los mensajes, al contrario de lo que ocurre en determinadas ocasiones en el reino animal (especies en el que el macho es el emisor y la hembra se convierte meramente en receptora). Un miembro de una comunidad lingüística puede ser indistintamente emisor o receptor, de ahí la intercambiabilidadde roles.

3.2. Dualidad La dualidad (como la denomina Hockett) o doble articulación (nombre establecido por Martinet) se trata de la propiedad reina del lenguaje humano, la que nos caracteriza en todos los sentidos. Esta permite ordenar las unidades mínimas en las que se divide la lengua para atender a nuestras necesidades comunicativas. La primera articulación alcanza las unidades mínimas con significado, es decir, monemas y morfemas. Por ejemplo, la palabra jardinero, se puede dividir de la siguiente forma:

jardin-er-o En este nivel no puede descomponerse más, pero podemos crear unidades superiores (como el jardinero) en las que todas las partículas tienen significado. La segunda articulación comprende la descomposición de los monemas en sus fonemas correspondientes, es decir, sus unidades mínimas sin significado. Siguiendo con el mismo ejemplo, quedaría así:

/x/ /a/ /r/ /d/ /i/ /n/ /e/ /r/ /o/

3.3. Eficiencia La eficiencia indica que algunas expresiones podemos usarlas una y otra vez para decir cosas totalmente distintas. Según la define Hockett, toda lengua humana tiene una provisión de elementos que cambian su denotación según las características de las situaciones del uso lingüístico. Esto quiere decir que no tenemos que inventar un vocablo o un sonido nuevo cada vez que queremos designar una realidad diferente a las que conocíamos previamente, sino que valiéndonos de los elementos que provee el propio lenguaje es posible denominarlo todo. Los deícticos son aquellas palabras que se emplean una y otra vez cuando queremos denotar cosas diferentes. Se trata de expresiones que sirven para señalar lugares, personas, situaciones… Además, dependen enormemente del contexto. Algunos ejemplos de deícticos son palabras como , hoy, aquí, esto...

4. CREATIVIDAD Esta característica básica del lenguaje se refiere a su faceta como instrumento creador: la mayor parte de lo que decimos diariamente no se trata de una simple repetición de algo oído con anterioridad. Esto es debido a que el lenguaje posibilita la aplicación de patrones generales a casos particulares y la combinación de reglas mediante las que es viable obtener unos resultados infinitos a partir de elementos finitos. Dentro de la creatividad se distinguen dos propiedades.

4.1. Composicionalidad Permite que las expresiones complejas puedan estar determinadas por las expresiones más simples que las componen. Es decir, a partir de elementos simples, que delimitan el significado, se procede a la elaboración de construcciones más complejas.

4.2. Recurrencia Utilización de los mismos patrones de organización (generalmente opositiva) para las diferentes áreas o niveles de las lenguas. Normalmente, existe un rasgo que marca la palabra y permite, además, distinguir diferentes unidades en otros niveles. En los niveles fonológico, morfológico, sintáctico y semántico encontramos estructuraciones similares en sus diferentes unidades. Por ejemplo:

No marcado Marcado Fonema /p/ /b/ sonoridad Morfema -o -a género Sintagma Juan por Juan agente Sema hombre mujer femenino

Explicado de otro modo, gracias a que las estructuras lingüísticas se repiten constantemente, el hombre puede inferir patrones de construcción y producir nuevas unidades u oraciones a partir de ellos.

5. SIMBOLISMO

El lenguaje es simbólico, ya que remite a una realidad distinta de la de sí mismo. Existen diversas

propiedades en relación con los lazos que unen estos símbolos con la realidad.

5.1. Especialización El lenguaje es altamente especializado, ya que nuestro sistema de comunicación es biológicamente irrelevante. Esto es debido a que no existe ninguna relación directa entre la emisión de sonidos y el propósito biológico, tan solo se persigue señalar el significado de lo que se dice.

5.2. Semanticidad Las expresiones lingüísticas poseen un lazo que las une con la realidad de un modo convencional. Es decir, estas significan algo diferente de sí mismas y están conectadas simbólicamente con elementos de la realidad.

5.3. Arbitrariedad Designa que no es posible establecer una relación motivada entre el signo lingüístico y aquello que denota. Esta arbitrariedad surge del carácter simbólico del lenguaje y del requisito de economía, y a su vez requiere de la creatividad. En todas las lenguas existen palabras, denominadas onomatopeyas, que pretenden imitar el sonido de la realidad a la que se refieren, pero son relativamente escasas.

5.4. Desplazamiento Los mensajes lingüísticos pueden referirse a cosas remotas en el tiempo o en el espacio. No hace falta que las entidades estén presentes para poder denotarlas. Además, el lenguaje humano también puede referirse a cosas y lugares de cuya existencia no estamos seguros e incluso a realidades inventadas. Esto es lo que permite crear ficción y describir posibles mundos futuros.

5.5. Prevaricación Significa falsedad, ya que los mensajes lingüísticos pueden ser falsos. También tiene relación con el uso creativo del lenguaje debido a la posibilidad de creación de mundos ficticios.

5.6. Reflexividad El lenguaje permite referirse a sí mismo.

6. CONCLUSIONES Por una parte, nuestros medios lingüísticos son escasos, por lo que debemos hacer uso de la economía para conseguir transmitir los mensajes que deseamos. Por otra, el rasgo simbólico del lenguaje implica una denotación de todo lo que hay en el mundo. Estas dos características se compaginan a través de la creatividad, que permite designar el mayor número posible de realidades con el mínimo de medios.

*OTRAS PROPIEDADES (YULE) Transmisión cultural A pesar de la predisposición innata que supuestamente posee el ser humano para adquirir el lenguaje, para aprender una lengua es necesaria que esta sea transmitida de generación en

generación. A esto se le conoce como transmisión cultural. Sin embargo, en la comunicación animal, la impresión general es que las señales emitidas son instintivas.

Carácter discreto Característica por la que se interpretan los diferentes componentes de una lengua de forma significativamente distinta y en contraposición a los demás, lo que nos permite diferenciar diferentes sonidos y significados. Cada sonido es claramente discriminable, por lo que tenemos una percepción discreta de ellos.

TEMA 3. TIPO, LENGUA, NORMA Y HABLA.

1. INTRODUCCIÓN La teoría lingüística es establecida para permitirnos conocer acerca del lenguaje. Sin embargo, para establecer el objeto de investigación, primero debemos saber cómo se manifiesta, ya que solo podemos estudiarlo a través de sus manifestaciones concretas. Estas, en el caso del lenguaje, son las lenguas aunque, sin embargo, ellas tampoco pueden ser objeto de estudio empírico (es decir, basado en la experiencia y la percepción). Tan solo las hablas particulares son, en término último, susceptibles de investigación empírica directa. Por ello, será a partir del estudio de las hablas (es decir, las realizaciones que hacen los hablantes particulares de sus lenguas) como podamos llegar a conocer acerca del lenguaje.

2. SAUSSURE: LENGUA Y HABLA Los términos lengua y habla corresponden a diferentes usos del lenguaje. Su distinción, de hecho, es puramente metodológica. Saussure, en su Curso de Lingüística General, distingue claramente entre lengua y habla. Por un lado, la lengua se ha definido desde Saussure como el producto social de la facultad del lenguaje y a su vez como un conjunto sistemático de signos y reglas tomado por acuerdo por una comunidad para comunicarse. Se entiende como producto social debido a que es acordado (quizá de forma inconsciente) por una comunidad de hablantes. Este acuerdo tomado del que hablamos es la relación que se establece entre el concepto y la imagen acústica . Sin embargo, cabe destacar también que para Saussure es la lengua la que hace la unidad del lenguaje, es decir, no se puede poner en práctica la facultad del lenguaje sin este instrumento creado convencionalmente por el hombre. Por otro lado, el habla constituye la utilización concreta (en un momento, lugar, por un individuo… determinados) de esa lengua por parte de la comunidad de hablantes. Estos se entienden debido a que el uso de los hablantes proporciona que se establezcan una serie de reglas que, al mismo tiempo, constituyen la lengua y, por tanto, contribuyen a establecer lo que se denomina como el lenguaje en general. Como estamos viendo, los dos planos, lengua y habla, están íntimamente interrelacionados. El habla es a su vez la materialización individual de la lengua y el instrumento que permite definirla y moldearla y que provoca su evolución. Es decir, el habla es a la vez instrumento y el producto de la lengua social. Para Saussure pues, el estudio del lenguaje comprende dos partes: por un lado, la esencial, aquella que tiene por objeto la lengua, social en su naturaleza pero ajena a las realizaciones individuales,

cuyo estudio es puramente psíquico; y, por otro, una pieza secundaria o accidental, el estudio del habla, el uso particular de este conocimiento, y cuyo plano de estudio es psicofísico.

Esta partición del estudio del lenguaje guarda íntima relación con la definición del circuito de la palabra establecida por Saussure, cuyo esquema es el siguiente:

Sien do A y B dos pers onas en conv ersación (el núm ero mínimo para que esto ocurra), imag inemos que el punt o de partida de la charl a ocurre en el cere bro de alguno de ellos (por ejemplo, A), en donde se encuentra no solo el sentido de lo que queremos expresar, sino también las imágenes acústicas (imágenes mentales subjetivas que cada persona evoca ante un estímulo sonoro). Se trata de un fenómeno enteramente psíquico. Dado que el interlocutor pretende expresar un determinado concepto (ya sea una idea, un sentimiento, una emoción…), esto origina una suerte de impulso cerebral dirigido a los órganos de fonación que emiten un determinado sonido relacionado de alguna manera con aquello que desea expresar. Esto constituye, junto con la recepción del sonido por parte del colocutor, al que denominamos B, el fenómeno puramente fisiológico. Por último, el fenómeno físico está constituido por aquellas ondas sonoras surgidas del aparato fonador de A que se trasladarán en el aire para ser recibidas por los órganos auditivos del sujeto B. Este proceso se repite una y otra vez de forma sucesiva, dando lugar a un circuito comunicativo tal como el que se encuentra representado en el siguiente esquema:

Audición Fonación

Fonación Audición

Este circuito de la palabra explicado por Saussure en su Curso de lingüística general representa, en exclusiva, el fenómeno del habla, es decir, la puesta en práctica del código (cada una de las lenguas concretas) y, por tanto, la manifestación y el único aspecto observable del lenguaje. Sin embargo, para el lingüista, el objeto de estudio de la disciplina lingüística debe ser la lengua y no el habla, lo cual complica las cosas. Esto es debido a que las hablas proporcionan los datos pero, sin embargo, no constituyen la parte esencial. La lingüística debe ignorar los aspectos particulares de las hablas

y centrarse en aquellas características comunes que comparten todos los hablantes, pues son las que hacen posible que todos ellos se entiendan.

3. CHOMSKY: COMPETENCIA Y ACTUACIÓN

Aunque traten conceptos diferentes, los planteamientos de Saussure y los de Chomsky son

metodológicamente los mismos. Las dos ideas que plantea este último son las de competencia y actuación. La competencia es aquel conocimiento que poseen todos los hablantes de una comunidad y que les permite comunicarse entre ellos. Por otro lado, la actuación (muy cercana al planteamiento de habla de Saussure) se trata de la realización efectiva o puesta en práctica de este conocimiento. Sin embargo, cuando el hablante realiza esta actuación no está haciendo un uso perfecto de la lengua. De hecho, no existe ningún hablante que posea una actuación ideal. ¿Cómo establecer, entonces, un modelo teórico que pueda servir para todos los hablantes aun cuando sus actuaciones sean diferentes? Chomksy plantea la necesidad de establecer un arquetipo de hablante/oyente ideal, al que se le haya eliminado toda característica particular y cuyo conocimiento gramatical será compartido por todos los miembros de la comunidad. La construcción de este deberá ser el objetivo del planteamiento teórico de la lingüística. La competencia de la que habla Chomsky y la lengua de la que habla Saussure se parecen en determinados puntos pero no son lo mismo. Aún así, ambas son individuales, creativas y mentales, sociales y estáticas a la misma vez. Sin embargo, ni la lengua ni la competencia del hablante/oyente ideal se pueden encontrar en una persona de forma completa y sin distorsiones de ningún tipo.

4. COSERIU: NORMA Y TIPO Eugenio Coseriu planteó que podríamos colocar dos conceptos más en el proceso de abstracción:

Coseriu divide la llamada lengua funcional, además, en dos partes: la técnica realizada, integrada en exclusiva por el habla; y la técnica virtual, en la que encontramos la norma, el sistema y el tipo lingüístico.

4.1. El concepto de norma La norma se situaría entre el habla y la lengua en el proceso de abstracción. Se considera al habla como el acto lingüístico en el mismo momento de su realización. Estos actos lingüísticos nunca son enteramente idénticos, ya que varían de individuo a individuo o, incluso, en una misma persona dependiendo del momento del día, el estado de ánimo… Por ello, se necesita que las diferentes hablas de cada sujeto tengan alguna semejanza para que se pueda producir el acto de comunicación en una misma comunidad. Esto obliga a plantear el concepto de norma. La norma es aquella parte del habla que es común, tradicional y constante, es decir, que se mantiene entre unas personas y otras. Por ello, no considera todo aquello que pertenece a la variante personal e individual. Por último, el sistema es aquella parte común de las normas que resulta esencial para el funcionamiento de la lengua, es decir, aquellos aspectos que, de resultar eliminados, impedirían el entendimiento entre los diferentes miembros de la comunidad. Una misma lengua, por tanto, posee diferentes normas, ya que en ellas suelen darse diferentes variedades. Las más importantes son las siguientes:

Variedades diatópicas. Usos lingüísticos empleados en diferentes ámbitos geográficos, a los que denominamos dialectos.

Variedades diastráticas. Manera de usar una lengua según el nivel de instrucción que ha

obtenido el hablante y el grado de dominio que este posea sobre la misma. Está relacionada con los

comentarios (0)
No hay comentarios
¡Escribe tú el primero!
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 113 páginas totales
Descarga el documento