hospital pediátrico , iseño arquitectonico, Proyectos de Artes. universidad central
yesly-rojas
yesly-rojas

hospital pediátrico , iseño arquitectonico, Proyectos de Artes. universidad central

60 páginas
10Número de descargas
232Número de visitas
100%de 2 votosNúmero de votos
Descripción
La idea es generar dentro de este establecimiento, un ambiente cálido y agradable para los pacientes a pesar de la difícil situación que es el estar internado dentro de un hospital. El proyecto propone diseñar espacio...
20 Puntos
Puntos necesarios para descargar
este documento
Descarga el documento
Vista previa3 páginas / 60
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 60 páginas totales
Descarga el documento
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 60 páginas totales
Descarga el documento
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 60 páginas totales
Descarga el documento
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 60 páginas totales
Descarga el documento
tesis final.indd

Universidad San Francisco de Quito

Hospital Pediátrico Quitumbe Dialogía en la Arquitectura

Daniela Armendáriz

Tesis de grado presentada como requisito para la obtención del título de

Arquitectura

Quito, Mayo de 2012

Universidad San Francisco de Quito Colegio de Arquitectura y Diseño Interior

HOJA DE APROVACIÖN DE TESIS

Hospital Pediátrico Quitumbe: Dialogía en la Arquitectura

Daniela Armendáriz

Arq. Juan Elias Erazo Director de la Tesis ..................................................................................

Arq. Pablo Moreira Miembro del Comité de Tesis ..................................................................................

Arq. Jaime Lopez Miembro del Comité de Tesis ..................................................................................

Arq. Mauricio Pinilla Miembro del Comite de Tesis ..................................................................................

Arq. Diego Oleas Decano del Colegio de Arquitectura y Diseño Interior .................................................................................

Quito, Mayo de 2012

© Derechos de Autor María Daniela Armendáriz Guerra

2012

iii

RESUMEN

Este proyecto denominado “Hospital Pediátrico Quitumbe: Dialogía en la Arqui-

tectura” es un estudio y posteriro desarrollo de un proyecto arquitectonico institucional

que ayude a mejorar las condiciones del servicio de salud pública del país a través de la

creación de un hospital pediátrico que complemente el servicio del Hospital Baca Ortiz

en la ciudad de Quito. Este proyecto se diferencia en el tipo de enfoque arquitectónico

que se propone ya que trata de vincular el hospital un centro lúdico-educativo que

complemente el servicio brindado por el hospital. La idea es generar dentro de este

establecimiento, un ambiente cálido y agradable para los pacientes a pesar de la difícil

situación que es el estar internado dentro de un hospital. El proyecto propone diseñar

espacios a través de un análisis de la dialogía que se genera entre mente, territorio y

sociedad, siendo estos tres factores que afectan directamente en la vida de las personas.

Al generar vínculos entre estos aspectos, se puede crear espacios que respondan de la

mejor manera a las necesidades de las personas que ocuparan este espacio, en este

caso los niños. De esta manera, el objeto arquitectónico se convierte en la articulación

que integra estos aspectos en un solo lugar.

iv

ABSTRACT

This project called “Children’s Hospital Quitumbe: Dialogism in Architecture” is

a study and subsequent development of an institutional architectural project to help

improve the public health service of the country through the creation of a pediatric hospital

to complement the service Hospital Baca Ortiz in Quito. This project differs in the type of

architectural approach that is proposed as the hospital tries to link educational and fun

centers that complements the service provided by the hospital. The idea is to generate

within this setting, a warm and pleasant place for patients despite the difficult situation

that is being involved in a medical treatment at a hospital. The project aims to design

spaces through an analysis of dialogism that is generated between mind, land and

society, which are three factors that affect directly people’s lives. As linkages between

these aspects, you can create spaces that meet the best needs of the people who occupy

this space, in this case children. Thus, the architectural object becomes the joint that

integrates these aspects in one place.

v

Índice

Índice

Introducción

Descripción objeto a estudiar

Sociedad, Mente y Territorio

Plan de trabajo

1. Antecedentes

1.1. Organización del servicio de salud en el país

1.2. Condición hospitalaria actual

1.2.1. Hospital Baca Ortiz

1.3. Conclusiones

2. Pedagogía Hospitalaria

2.1. ¿Qué es la pedagogía hospitalaria?

2.2. La enfermedad en los niños

2.3. Participación de la familia

2.4. El juego como método terapéutico

2.5. Conclusiones

3. Dialogía en la Arquitectura

3.1. ¿Qué es la dialogía?

3.2. Dialogía geográfi co-territorial

3.3. Dialogía histórico-social

3.4. Dialogía mental-educativa

3.5. Conclusiones

4. Arquitectura Hospitalaria

4.1. Tipologías

4.1.1. Tipología de claustro

4.1.2. Tipología de pabellones

4.1.3. Tipología mono-bloque

vi

Índice

4.2. Condiciones espaciales

4.3. Iluminación y color

4.3.1. Iluminacion

4.3.2. Color

4.4. Conclusiones

5. Precedentes

5.1. Proyecto para el Hospital de Venecia

5.2. Sanatorio para Tuberculosis

5.3. Cementerio en Igualada (Ejemplo de dialogía)

6. Defi nición Proyecto

6.1. Análisis urbano en el área de estudio

6.1.1. Ubicación parroquia

6.1.2. Expansión territorial

6.1.3. Accesibilidad

6.1.4. Red de equipamientos

6.1.5. Análisis demográfi co

6.2. Análisis del lote

6.3. Conclusiones análisis del área de estudio y lote

6.4. Defi nición Programa

6.5. Partido arquitectónico

7. Anexos

Bibliografía y anexos

vii

Introdución

Introducción

Descripción objeto a estudiar

El Proyecto plantea generar un hospital pediátrico que incluya: un espacio lúdico-

educativo que ayude en los procesos de recuperación y un área de hospedaje para

los familiares. La idea nace de proponer un hospital para mejorar las condiciones de

salud en la ciudad de Quito, en especial del Hospital Baca Ortiz, generando un espacio

que ayude a abastecer de una forma más efi ciente las necesidades de salud infantil.

Este espacio debe ser diseñado tomando en cuenta que sus usuarios principal-

mente son los niños por lo que debe incluir características especiales ya que no pueden

ser tratados de igual manera que los adultos. De esta manera, generar una propuesta

que plantee como principal propósito abastecer las necesidades infantiles, tratando de

crear un lugar que tenga ambientes lo mas similares posibles a los de un hogar, dando

prioridad a espacios para que los niños puedan interactuar y convivir con sus familiares.

El sitio en el cual el proyecto se desarrolle debe plantearse a partir de un análisis

tanto demográfi co de la ciudad, como de las características necesarias con las que debe

cumplir el terreno para implantar un hospital. Se debe tomar en cuenta que cumpla con

condiciones aptas para una mejor recuperación, tratamiento y seguridad de los niños,

manteniendo una importante relación con la naturaleza para acentuar la cualidad cálida

de este espacio. Este sitio, también debe contar con una fácil accesibilidad tanto para

personas de la ciudad de Quito como para personas provenientes de diferentes provincias.

Sociedad, Mente y Territorio

A nivel de espacios, el proyecto servirá para investigar la capacidad de diseñar

a través de las relaciones que se generan por el dialogo que existe entre el desar-

rollo social, mental y territorial, siendo el objeto arquitectónico una articulación

entre estos aspectos. En el caso de que el sitio en el que el proyecto se desar-

rolle sea nuevo, puede brindar la posibilidad de que el edifi cio se vaya adaptando a

la topografía dependiendo de sus diferentes espacios y desniveles generando una

Armendáriz 2 Introdución

secuencia de ambientes. Al integrar este espacio en su contexto de una manera

natural se puede transmitir la intención del arquitecto para que esta no quede en

una idea sino que sea refl ejada en el uso que este lugar adquiera por sus usuarios.

Plan de Trabajo

El desarrollo de esta investigación está planteado a partir de cinco etapas de

elaboración:

• Construcción de una base documental a partir de la recopilación de fuentes

bibliográfi cas y material necesario para sustentar la información que se tratara en las

diferentes temáticas de estudio propuestas en el marco teórico. Esta documentación

puede incluir entrevistas a profesionales que puedan dar un respaldo signifi cativo para

la realización de la investigación. Adicionalmente al tratarse de un proyecto social,

como parte del proceso está la observación realizada en establecimientos de salud, para

entender de una manera más realista el funcionamiento y las defi ciencias que existen

en el servicio de salud de nuestro país.

• Generar un análisis superponiendo las diferentes fuentes bibliográfi cas, a partir

del cual se pueda ir clasifi cando la información obtenida por importancia para cada

temática de estudio entre principales y secundarias. A partir de este análisis, generar

conexiones entre las diferentes temáticas para ir dando cuerpo y veracidad a la inves-

tigación hasta llegar a la defi nición de conclusiones.

• Redacción periódica del avance en la investigación que facilite la organización de

ideas hasta lograr llegar a un nivel que permita iniciar la redacción fi nal del proyecto.

• Visitas al lugar propuesto y generar un análisis e interpretación de las condi-

ciones en su contexto inmediato y de relación con el funcionamiento de la ciudad.

• Diseño del proyecto a partir de las conclusiones que se han obtenido de la

investigación realizada.

Armendáriz 3 Capitulo 1: Antecendentes

1. Antecedentes 1.1. Organización del servicio de salud en el país

En el Ecuador, el servicio de salud es organizado por el “Ministerio Salud Pública”

y esta divido en tres tipos de establecimientos dependiendo de la capacidad de atención

a modo de una pirámide en la que categorizan dependiendo de la complejidad de las

áreas de tratamiento. Los establecimientos de Primer Nivel, se encuentran en las áreas

rurales o suburbanas de las provincias y está conformado principalmente por centros de

salud. La mayoría de establecimientos dentro de esta categoría cuenta con el servicio

de medicina interna y medicina general, son atendidos por un doctor y varias enfermeras

y no cuenta con servicio de hospitalización. Este tipo de centros ofrecen un servicio

de consulta externa para enfermedades de poca gravedad que conforman el mayor

porcentaje de casos en el país por lo que únicamente cuentan con hospitalización de

día en caso de ser necesario (Entrevista, Dr. Vásconez).

Los establecimientos de Segundo Nivel, tienen un área de cobertura cantonal.

Los hospitales o clínicas dentro de esta categoría ofrecen un servicio que abarca más

especialidades como traumatología y cirugía, e incluye servicio de hospitalización. A este

tipo de establecimientos, son dirigidos los pacientes con enfermedades que no pueden

ser tratados en los establecimientos del Primer Nivel (Entrevista, Dr. Vásconez).

Los establecimientos de Tercer Nivel, tienen un área de cobertura más amplia

por lo que están ubicados generalmente en capitales de provincias o ciudades con una

alta densidad poblacional. Este tipo de hospitales abarcan todas las especialidades

médicas, siendo incluso en algunos casos más especialidades con edifi caciones que

tratan únicamente ciertas enfermedades especifi cas. Estos establecimientos deberían

ser utilizados únicamente para emergencias o pacientes dirigidos desde otros establec-

imientos de Primer o Segundo Nivel que no pudieron ser atendidos debido a la comple-

jidad del caso a diferencia de lo que ocurre en muchos hospitales de este tipo en el país

(Entrevista, Dr. Vásconez).

Armendáriz 4 Capitulo 1: Antecendentes

A partir de esta organización, cada nivel funciona como un embudo tratando de

lograr que la mayoría de casos logren ser tratados en clínicas de Primer y Segundo

Nivel con excepción de las enfermedades que requieren de un cuidado más especial-

izado. El propósito de jerarquizar ciertos establecimientos de salud es lograr una mayor

cobertura que funcione de un modo más efi ciente. En el caso de Quito, como se puede

observar en la fi gura 1, los establecimientos de salud dentro del área urbana mantienen

una cobertura casi completa que no lleva una separación de más de 5 kilómetros entre

cada establecimiento, mientras que en el área rural la cobertura no es tan efi ciente ya

que existen áreas en las que la distancia entre establecimientos es incluso mayor a 10

kilómetros.

Figura 1: Mapa de DMQ ubicando repartición espacial de establecimientos de salud (D’Ercole)

Establecimientos de salud en el DMQ

Espacio situado a más de 5km. de un establecimiento de salud

Radio de 5km. alrededor de cada establecimiento de salud

Se puede observar una concentracion de los equipamientos de salud en la parte central de la ciudad siendo las periferías y extremos norte y sur, los focos en los que existen problemas

Armendáriz 5 Capitulo 1: Antecendentes

1.2. Condición Hospitalaria actual

Según los datos estadísticos del INEC de 2009, la cantidad de camas hospita-

larias disponibles a nivel nacional es de 22.364, que abarca a un 1.6% de la población

total del país que en la actualidad bordea los 14 millones de habitantes. El número de

egresos hospitalarios para ese año fue de 1.031.957 pacientes, lo que corresponde a

74 de cada mil habitantes siendo el tiempo de estadía promedio de 4.2 días. El número

de defunciones hospitalarias fue de 14.085, lo que corresponde aproximadamente a uno

por cada mil habitantes.

Dentro de la provincia de Pichincha, que tiene una población total de 2.427.503 habitantes,

el número de camas disponibles es de 4.774 a nivel provincial que abarca apenas el

0.20% de la población. Durante el año 2009, el número total de egresos hospitalarios fue

de 215.066 pacientes, lo que corresponde a 89 habitantes por cada mil con un tiempo

promedio de estadía de 5.4 días. El número total de defunciones fue de 3.459 que

corresponde a 1.4 de cada mil habitantes. Como se puede observar a nivel provincial,

los índices de egresos y defunciones son más altos debido a que un gran porcentaje

de los pacientes en la provincia de Pichincha provienen de otros sectores del país, a

diferencia de la capacidad hospitalaria que es más baja del promedio a nivel nacional

teniendo apenas una capacidad para 2 pacientes de cada mil.

El Distrito Metropolitano de Quito (DMQ), es una de las ciudades con el mayor número de

establecimientos de salud en el país como se puede observar en la fi gura 2. Dentro de

la ciudad existen 27 establecimientos de tercer nivel considerados por el Municipio como

los más importantes entre públicos y privados debido a que abarcan la mayor cantidad de

pacientes. Entre estos hospitales se encuentran también los de especialidades teniendo

cada uno un mínimo de 200 camas disponibles. En la fi gura 3, se puede observar los

establecimientos de especialidades y su capacidad entre los cuales está incluido el

Hospital Baca Ortiz, siendo el único con especialidad pediátrica dentro de la provincia.

A pesar del alto número de establecimientos de salud del DMQ, la problemática se ve

refl ejada en la poca capacidad de atención que estos ofrecen ya que en la mayoría de los

Armendáriz 6 Capitulo 1: Antecendentes

casos no solo brindan un servicio a la población proveniente de la ciudad, sino también

para un alto índice de pacientes provenientes de otras provincias (D’Ercole, 354).

1.2.1. Hospital Baca Ortiz

Dentro de los hospitales especializados del Distrito Metropolitano de Quito (DMQ),

se encuentra el Hospital Baca Ortiz, siendo el único hospital pediátrico de la zona. Este

hospital al ser de Tercer Nivel. Este establecimiento mantiene una amplia área de

cobertura no solo dentro de la ciudad sino también de otras provincias. Como se puede

ver refl ejado en datos estadísticos, aproximadamente el 30% de los pacientes provienen

de otras ciudades del país, 16% de la sierra y 9% de la costa.

Según datos estadísticos del INEC, la población actual infantil entre los 0 y 14

años de edad abarca el 33% de la población, aproximadamente 5 millones de habitantes.

Del número total de egresos hospitalarios el 13% corresponde al área de pediatría y

Figura 2: Mapa del DMQ ubicando establec- imientos de salut por tipo y capacidad (D’Ercole)

Figura 3: Mapa del DMQ ubicando estab- lecimientos de salud por especialidades

(D’Ercole)

Armendáriz 7 Capitulo 1: Antecendentes

neonatología. El Hospital Baca Ortiz abarca el 5% de los ingresos hospitalarios a nivel

de pediatría en el país, lo que refl eja el alto nivel de importancia de este establecimiento.

En el año 2010 el número de consultas fue de 144.072 pacientes, siendo el promedio

diario de atención de 565 consultas distribuidas entre las múltiples especialidades que

son atendidas por este hospital. El número total de camas disponibles dentro de este

establecimiento bordea las 250, de las cuales aproximadamente el 75% permanecen

ocupadas permanentemente siendo el índice de camas que se ocupan por día de 185.

Debido a la limitada capacidad de este establecimiento para abarcar tantos casos, el

tiempo promedio de espera para poder ser atendido es de 3.5 horas. Dentro del hospital,

la mayor parte de los pacientes atendidos corresponde a las edades entre 1 y 10 años,

edades muy importantes dentro de la educación básica que pierden por lo menos una

semana de escolarización por tramites hospitalarios ya que en promedio el tiempo de

hospitalización es de 8.5 días.

La principal problemática que se encuentra en este establecimiento es la falta

de espacio, maquinaria y tratantes para abarcar tantos casos debido a que al ser el

único hospital público con especialidad pediátrica para toda la zona norte del país, los

pacientes que recibe superan la capacidad del hospital. Al ser este un establecimiento

de Tercer nivel, las especialidades tratadas deberían ser únicamente para casos de

emergencia o de alta complejidad, lo cual no es posible debido a que por su condición

recibe pacientes con enfermedades de baja complejidad debido a la falta de un estab-

lecimiento de apoyo, que ocupan tiempo y espacio dentro de un hospital que no debería

cubrir estas necesidades (Entrevista, Dr. Vásconez).

1.3. Conclusiones

Dentro del servicio de salud de nuestro país existe una organización muy clara

que en muchos casos ha solucionado problemas dentro de pequeñas comunidades al

proporcionar centros de salud con la capacidad de transferir pacientes hacia establec-

imientos de salud mejor equipados y con una mejor atención. La problemática aparece

cuando estas conexiones no tienen la capacidad necesaria para atender a todos los

Armendáriz 8 Capitulo 1: Antecendentes

pacientes que son transferidos y a los pacientes locales. Como consecuencia de la

falta de conexiones existentes entre establecimientos de salud y la falta de capacidad

de atención, existen muchos problemas dentro de esta área a nivel nacional, los cuales

deben ser tratados debido a la importancia que tiene el servicio médico dentro de las

condiciones de vida de los ciudadanos. Un caso que refl eja la vulnerabilidad del sistema

de salud es el Hospital Baca Ortiz ubicado en la zona central de la ciudad de Quito.

Dentro de este establecimiento la falta de un centro de apoyo que complemente los

servicios que este hospital brinda genera una defi ciencia en la atención que reciben los

pacientes ya que tantos los equipos como las áreas de servicio no abastecen a toda

la población que acude. La problemática se encuentra en que este hospital resuelve

problemas que deberían corresponderle a un establecimiento de Segundo nivel. Siendo

el Hospital Baca Ortiz, el único establecimiento de especialidades medicas en la zona

norte del país para una de las partes más vulnerables de la población como son los

niños, es un caso importante que debe ser resuelto.

Armendáriz 9 Capitulo 2: Pedagogía Hospitalaria

2. Pedagogía hospitalaria

2.1. ¿Qué es la pedagogía hospitalaria?

Desde mediados del siglo XX, después de la segunda guerra mundial, especial-

mente en países desarrollados de Norte América y Europa, empezó una concientización

de la importancia del apoyo pedagógico para niños en centros de salud que en esa

época eran parte de una vulnerable parte de la sociedad, expuesta a contagiarse de

tuberculosis.

La pedagogía hospitalaria aparece como un método educativo que complemente

la educación recibida en escuelas que es interrumpida en pacientes durante la época

de hospitalización, presentando varias ventajas. Principalmente permite a los niños y

niñas que deben ingresar a un hospital la posibilidad de mantener un desarrollo normal

del curso escolar que de no ser así en casos de hospitalizaciones prolongadas puede

incluso generar graves retrasos escolares.

Adicionalmente la presencia de este tipo de espacios en los hospitales, permite la

interacción entre niños con similares condiciones. Estas conexiones complementadas

con un espacio idóneo para el aprendizaje dentro de los establecimientos de salud,

puede funcionar como una terapia y de esa forma ayudar a superar con mayor rapidez

los problemas de salud causantes del ingreso al centro hospitalario (Guillen, 27).

La pedagogía hospitalaria no es una

función que debe centrarse en aulas dentro del

hospital. Es un parámetro que debe ser consid-

erado dentro del diseño de todos los espacios

del hospital que pueden ser compartidos como

los pasillos, salas de juego o incluso las habita-

ciones, generando un espacio propicio para el

intercambio entre pacientes, en el que el ambiente

sea lo más parecido al del hogar. Al momento de

FAMILIA ESCUELA

HOSPITAL

Como parte de la hospitalización de los niños, es importante un adecuado trabajo entre la

escuela, la familia y el hospital generando un ambiente adecuado para su recuperación.

Armendáriz 10 Capitulo 2: Pedagogía Hospitalaria

trabajar con los niños, se deben tomar en cuenta todas las circunstancias que lo rodean

como son: angustia, ansiedad, desmotivación, aburrimiento, entre otras. A partir de estas

condiciones, encaminar el aprendizaje con métodos de pedagogía complementaria,

como el juego, que se centren en el desarrollo de la creatividad y el perfeccionamiento

de sus destrezas y habilidades para reemplazar estas circunstancias por satisfacción y

alegría (Guillen, 19).

2.2. La enfermedad en los niños

Al momento de ingresar en un establecimiento hospitalario por enfermedad, esta

experiencia se transforma en un hecho fuera de la rutina a la que los niños no están

acostumbrados. Este cambio no ocurre únicamente frente al entorno físico que deja

de ser familiar, sino también en la condición interna de los niños frente a su cuerpo

y sus emociones. La enfermedad constituye en los niños, una experiencia personal

innovadora que viene acompañada de varios limites en las actividades que realizan

relacionadas con el aprendizaje, las relaciones con sus compañeros y sus limitaciones

físicas. Adicionalmente en muchas ocasiones el dolor es parte de esta experiencia difícil

de llevar debido a la falta de experiencias previas similares (Serradas).

A pesar de que en la mayoría de casos son circunstancias temporales, existen

casos en los que este tipo de situaciones pueden extenderse generando complicaciones

a largo plazo. Es muy común en casos que no han llevado un tratamiento adecuado

encontrar casos en los que se generan difi cultades para el contacto social, trastornos

de crecimiento, problemas nutricionales, difi cultades para interactuar con el personal

sanitario, entre otras (Serradas). Es importante aprender a ayudar a los niños a llevar

este tipo de circunstancias a través de terapias lúdico-educativos que reemplacen a

las actividades realizadas en la escuela para evitar posibles difi cultades. Este tipo de

terapias tienen también como propósito transmitir la capacidad de inclusión en los niños

para que posibles efectos secundarios de los tratamientos o secuelas de la enfermedad

no tengan como consecuencia una separación con el hábitat escolar.

Armendáriz 11 Capitulo 2: Pedagogía Hospitalaria

2.3. Participación de la familia

Cuando un miembro de la familia se encuentra hospitalizado, esta situación

afecta también a quienes lo rodean, por lo general en un grado más alto cuando se

trata de un niño. La preocupación en los padres está fundamentada en varias razones,

entre las principales están: la falta de conocimiento sobre el tratamiento requerido por

una mala atención en el hospital y falta de información sobre el estado de los niños. La

participación de la familia dentro de la estadía en el hospital es muy importante ya que

ellos son considerados el soporte emocional y punto de referencia con mayor infl uencia

en los niños. Durante este período la relación con los padres es diaria y permanente

debido a que ellos son el vínculo entre la escuela y el personal del hospital cerrando este

círculo de infl uencia que afecta en los niños (Guillen, 20). Es por esto que la presencia

de familiares es muy importante durante todo el tiempo que el tratamiento dure ya que

son los padres quienes dan confi anza y ayudan a sobrellevar la situación con mayor

calma.

2.4. El juego como método terapéutico

El juego, ha sido parte de la infancia desde siempre en la humanidad. Por esta

razón, se lo ha analizado mucho tratando de generar una comparación que trate de

identifi car si es una actividad esencial tanto en el ser humano como en los animales o

si es una actividad impuesta por la cultura. La actividad lúdica es considerada como un

pre-ejercicio de futura actividad, indispensable en la infancia de los niños, no solo por

la sensación de satisfacción que genera sino también por la idea de descubrir nuevas

imágenes y reacciones. Tiene un valor educativo esencial que desarrolla ámbitos físicos

y mentales de los niños. Adicionalmente, se clasifi can las actividades lúdicas dentro del

campo pedagógico a partir de las diferentes motricidades y capacidades que desarrollan.

Este método de educación complementario, es el más utilizado en pedagogía hospita-

laria, que lleva como propósito desarrollar motricidades que ayuden a los pacientes en

una pronta recuperación y a generar una distracción que permita que su estadía en el

hospital sea lo más agradable posible (D’Ercole, 32).

Armendáriz 12 Capitulo 2: Pedagogía Hospitalaria

2.5. Conclusiones

Dentro de establecimientos de salud, muchas veces no se toma en consideración

el tipo de espacios que se requieren para diferentes edades tanto en equipamientos

físicos como en el tipo de relación que debe existir entre los tratantes y los pacientes

dando a todos un trato equitativo. Al referirse a un hospital pediátrico, uno de los temas

más importantes que se deben tener en cuenta es que el tipo de afectación por el que

pasan los niños es más alto debido a la falta de conocimiento y experiencia que tienen en

torno a estas situaciones. Uno de los métodos para contrarrestar este acontecimiento,

es a través de la pedagogía hospitalaria generando un vínculo de relaciones entre

escuela, familia y hospital. Es importante el dialogo entre estos tres aspectos para que

la estadía de los niños en el hospital y durante el proceso de tratamiento sea lo menos

traumática posible formando dentro del hospital una condición similar a la del hogar.

Armendáriz 13 Capitulo 3: Dialogía en la Arquitectura

3. Dialogía en la Arquitectura

3.1. ¿Qué es la dialogía?

Cada lugar en el mundo tiene características propias respecto de su ubicación,

la cultura de la sociedad que lo habita y su historia. Dentro de las responsabilidades

de un arquitecto esta el diseñar a partir de estas cualidades que tiene cada espacio

para lograr generar un proyecto que se integre por completo al contexto en el cual

está consolidado. La dialogía en la arquitectura es el entender cómo funcionan las

relaciones que existen entre el desarrollo social, mental y territorial, siendo el objeto

arquitectónico una articulación entre estos aspectos. Para poder encontrar estas cuali-

dades dialógicas es necesario partir de relaciones entre tiempo y espacio. Siendo la

relación existente entre lo territorial y lo geográfi co, la vía para llegar a la construcción

del objeto; la relación que existe entre lo histórico y lo social, la vía para encontrar el

uso adecuado del espacio y la relación que existe entre lo mental y lo educativo, la vía

que nos permite delimitar al proyecto arquitectónico (Muntañola, 4). Por medio de este

análisis se cierra un círculo en el que lo mental (diseñar) relaciona uso y construcción,

lo histórico (habitar) relación construcción y cultura y lo geográfi co (entorno construido)

relaciona uso y cultura (Muntañola, 19).

Figura 4: Las tres dimensiones de dialogo en la arquitectura (Muntañola, 24).

Armendáriz 14 Capitulo 3: Dialogía en la Arquitectura

3.2. Dialogía geográfi co-territorial

A partir de la relación entre lo territorial y lo geográfi co, se puede establecer un

equilibrio entre movimiento y quietud. Se plantea como cualquier construcción marca

límites espacio- temporales invisibles pero existentes. Lo construido tiene la función de

actuar como puentes entre el tiempo mental y el tiempo histórico ya que la construcción

es un paso obligado para pasar de un proyecto al uso. Así se puede entender como

la arquitectura es una manera de preservar o destruir una cultura ya que los cambios

del territorio producen un progresivo cambio de uso de un espacio y lo relaciona con la

cultura (Muntañola, 6).

Los paisajes culturales, en la actualidad, pueden ser considerados prácticamente

cualquier lugar en el mundo ya que han sido modifi cados así sea de un grado muy bajo

por los humanos. En el caso de los animales, el territorio es modifi cado por sus procesos

de evolución mientras que en el caso de los humanos, los cambios en el territorio

generan como consecuencia cambios evolutivos. Para la apreciación de las personas,

en la mayoría de los casos al observar estos paisajes no reaccionamos a la idea de cómo

cada espacio a cambiado en relación a su estado natural y en que grado se han dado

estas modifi caciones (Muntañola, 37). Este fenómeno ocurre debido a la costumbre

que se tiene de ver espacios construidos por lo que ya no se genera un contraste entre

con lo que es natural. La problemática de los paisajes culturales es que, en la mayoría

de los casos, no poseen una conexión armónica hacia lo preexistente por lo que lejos de

integrarse hacia lo natural perturban estos espacios quitándoles la riqueza espacial que

podría ser absorbida. La principal razón, está en la falta de análisis del contexto por lo

que se generan espacios sin considerar realmente el tipo de condiciones que deberían

presentar en base a la forma de vida que tienen los posibles usuarios de este lugar. En

la mayoría de ocasiones, las edifi caciones se construyen más en base a parámetros

de moda generando espacios idealizados que no responden a necesidades reales en

lugar de tomar como base las condiciones contexturales y demográfi cas existentes.

Armendáriz 15 Capitulo 3: Dialogía en la Arquitectura

3.3. Dialogía histórico-social

A partir de la relación que existe entre lo histórico y lo social, se plantea como un

espacio puede cambiar dependiendo de las transformaciones culturales que presenten

quienes lo habitan. Así se puede entender como el orden espacio – temporal de los usos

de las ciudad está delimitado por la cultura siendo las formas urbanas un refl ejo de la

condición cultural de un lugar (Muntañola, 5). Para descubrir la esencia de un espacio,

es necesario superponer diferentes épocas. Las cosas llevan un signifi cado que se

refl eja a través de lo viejo y lo antiguo en lo nuevo siendo esta una lectura simultanea.

(Muntañola 32). En la actualidad debido a la globalización, se ha dado en todo el mundo

la creación de proyectos arquitectónicos que mantienen características similares que

responden a una moda más que a las condiciones culturales de cada sitio. Es importante

tomar una posición en base a esta condición en la que se trate de rescatar los aspectos

culturales importantes de cada ciudad y de esta manera lograr que perduren y no se

pierdan en el tiempo.

3.4. Dialogía mental-social

Dentro de las posibilidades dialógicas de un espacio público, se encuentra la

posibilidad de jugar entre lo mental y la sociedad. Se genera una refl exión critico social

contenedora de una dialogía inter-generacional, inter-genero e inter-cultural. De esta

manera un espacio con características como las de un hospital, responde a un modelo de

ciudad que delimita la cultura arquitectónica con parámetros para cada establecimiento.

Los esquemas mentales o imágenes generados por cada individuo son compartidos

por lo que la cultura y la sociedad tienen un papel predominante en el diseño. Ya que

la dialogía social es diferente en cada lugar, es necesario analizar el impacto que un

espacio va a tener en la cultura a través de las relaciones que se generen entre sus

habitantes. Como parte de la dialogía social, se encuentra la posibilidad de aplicarla en

la pedagogía hospitalaria. Existen varias teorías como la de Jean Piaget, que trata de

establecer un método para mejorar la pedagogía a partir de una perspectiva dialógico-

educativa o en otros términos pedagogía interactiva (Muntañola, 8).

Armendáriz 16 Capitulo 3: Dialogía en la Arquitectura

3.5. Conclusiones

Para la realización de cualquier proyecto arquitectónico es importante tomar en

cuenta que cada lugar tiene características diferentes por su cultura, sociedad y territorio.

Estos tres elementos deben dialogar encontrando sus características que trabajan en

conjunto y de esta forma lograr generar el objeto arquitectónico como una articulación.

Dentro de un proyecto con un propósito social, las relaciones que se generan entre

cultura y sociedad son las más importantes generando vínculos intergeneracionales,

interculturales e inter genero.

En el caso de un hospital pediátrico, es muy importante el entender como vincular

a los paciente, en este caso niños, con los tratantes y familiares. Con este propósito

es necesario generar espacios en los que se puedan generar relaciones que ayuden a

integrar a todas las edades a través del uso de materiales, iluminación y relaciones con

el entorno exterior dentro del proyecto. Adicionalmente, es muy importante que estos

espacios se conecten generando un lugar apto para diversas culturas siendo un hospital

que no solo va a servir a personas provenientes de la ciudad sino también a personas

de otras provincias. Para este propósito se pueden utilizar los colores como guías

que sirvan para la ubicación y entendimiento del espacio sin necesidad de un lenguaje

verbal. A nivel de lo territorial, el proyecto debe integrarse tanto en proporción con el

entorno como en relación con el espacio verde y los equipamientos que lo rodean. Es

importante que el proyecto se integre con el contexto natural para que a la percepción

de las personas se vea como una unión armónica no solo hacia el exterior sino también

en el interior del proyecto.

Armendáriz 17 Capitulo 4: Arquitectura Hospitalaria

4. Arquitectura Hospitalaria

4.1. Tipologías

La arquitectura hospitalaria ha sufrido varias transformaciones a lo largo de la

historia debido a diversas razones como son los avances en la ciencia, problemáticas

del funcionamiento o cambios culturales. En la antigüedad la mayor parte de las trasfor-

maciones se originaban por tratar de atender la demanda de salud y contener epidemias

que se generaban dentro de los mismos establecimientos hospitalarios. Muchos de los

cambios tipológicos que han existido, no necesariamente signifi can la desaparición total

de una tipología ya que muchas han sido readaptadas a nuevas condiciones mante-

niendo ciertas áreas que por funcionalidad son las ideales.

A pesar de las múltiples variaciones que pueden existir, se puede limitar las

tipologías hospitalarias a 3 tipos que abarcan la gran parte de los hospitales y se

diferencian por su distribución espacial: la tipología claustral, la tipología de pabel-

lones y la tipología de mono bloque, como se puede observar en la fi gura 5 en orden

cronológico.

Figura 5: Evolución histórica de tipologías (Czajkowski)

Armendáriz 18 Capitulo 4: Arquitectura Hospitalaria

4.1.1. Tipología claustral

Esta tipología surge durante la época del medio evo, manteniendo el concepto

introvertido de la mayoría de las edifi caciones de la época infl uenciados en gran medida

por la religión. Uno de los primeros hospitales construidos con este concepto fue el

Hospital Mayor propuesto por Fillarette en 1456 en la ciudad de Milán (fi gura 6).

Figura 6: Hospital Mayor, Fillarette (Czajkowski)

Este edifi cio mantiene una forma rectangular por el exterior y en su interior

está dividido en dos alas simétricas en las que se encuentran distribuidas las áreas

programáticas. Las dos alas del edifi cio están divididas por un patio central jerárquico

en el que se ubica el templo. Las salas en las que se distribuían los diferentes servicios

tenían una forma rectangular, y estaban distribuidas en dos plantas con galerías aporti-

cadas que servían de circulación para los pacientes, y los tratantes del establecimiento.

Este hospital sirvió de ejemplo para la construcción posterior de muchos establec-

imientos con similares características, incluso a principios del siglo XX, como el Hospital

Gutiérrez de la ciudad de La Plata. Esta tipología es considerada como una de las

menos efi cientes debido a la limitada posibilidad de generar un correcto asoleamiento y

ventilación cruzada de las salas por la ubicación del patio central lo que provoca como

consecuencia la presencia y reproducción de agentes patógenos con mayor facilidad.

No hay comentarios
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 60 páginas totales
Descarga el documento