Introducción a la Ciencia Política, Apuntes de Ciencia Política
mar_oasis
mar_oasis

Introducción a la Ciencia Política, Apuntes de Ciencia Política

14 páginas
50Número de descargas
126Número de visitas
62%de 8 votosNúmero de votos
1Número de comentarios
Descripción
Asignatura: Ciencia politica, Profesor: , Carrera: Dret, Universidad: UB
20 Puntos
Puntos necesarios para descargar
este documento
Descarga el documento
Vista previa3 páginas / 14
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 14 páginas totales
Descarga el documento
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 14 páginas totales
Descarga el documento
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 14 páginas totales
Descarga el documento
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 14 páginas totales
Descarga el documento

CIENCIA POLITICA

TEMA 1 - INTRODUCCION

Para Rafael del Aguila una definición válida de política, de las muchas que hay, es la actividad a través de la cual los grupos humanos toman decisiones colectivas. En nuestro contexto el lugar central de la actividad política al que nos referiremos será el Estado, aunque no sólo, entendido como aquella institución que recaba para sí, con éxito, el monopolio de la violencia legítima dentro de un territorio, definición que acuñó Max Weber. Ahora bien, hay que tener en consideración la forma en que se toman dichas decisiones (modo democrático, autoritarismo, ..) y que dentro de dicha definición caben comprensiones más cooperativas o conflictivas de la política. En el ámbito de las relaciones sociales predomina la visión conflictiva, ya que por definición ésta son así. Hoy domina la concepción conflictiva de la política, más maquiavélica, es decir, hoy se está dispuesto a sacrificar la ética al objetivo político a obtener. Así la ciencia de la política se convierte en la ciencia del poder. En democracia se conjugan las dos visiones, la cooperativa y la conflictiva.

Tradicionalmente se han distinguido 2 corrientes de pensamiento en el estudio de las relaciones sociales, las cuales deben de ser analizadas conjuntamente:

A)- ANGLOSAJONA: que pone el énfasis en el estudio del actor social B)- EUROPEA: enfatiza la estructura, la institución en la que actúa el actor

El poder es el resultado de una relación en la que unos mandan y otros obedecen. No es un objeto sino una relación entre partes. Se vincula no sólo a la violencia (miedo al castigo) sino a creencias y valores que le dotan de autoridad y legitimidad ya que todo poder tiende a estabilizarse y para ello debe contar con un conjunto de creencias que justifiquen su existencia y funcionamiento, además del miedo al castigo. Así el que obedece cree en las ventajas, su necesidad, etc. de la obediencia. El poder establecido siempre pretende imponer su propia visión del mundo, es inherente a su naturaleza.

El poder se convierte en autoridad cuando logra legitimarse, cuando la obediencia se hace rutina al interiorizar los valores y creencias que sirven de apoyo al sistema político vigente. Gráficamente obedecemos al guardia de tráfico al asumir que debe de haber un sistema que controle la circulación rodada e interiorizar nuestra posición de “conductor”, más que por el hecho de que nos puedan multar (lo que resultaría legítimo para el conductor).

Apuntes de C_POLITICA El poder puede definirse en sentido amplio como la capacidad de influir en el comportamiento ajeno Las características del poder político son:

1)- Es un poder que afecta a todos los individuos de un estado y este poder es ejercido por quienes ostentan y detentan el poder político da igual que sea clase política o funcionarios del Estado.

2)- No existe la posibilidad de sustraerse o evadirse a la acción del Estado. El poder político se extiende a todas las esferas sociales y solo mediante auto limitación no afectara a la vida privada e íntima de los ciudadanos.

El estado se impone sobre todo por su capacidad coactiva. Y esta acción ejercida por cuerpos del Estado basa la utilización de la fuerza en el hecho de que este ejercicio es considerado por los ciudadanos como un uso legítimo de la fuerza

La legitimidad es la cualidad por la que puede ser considerada y justificada la coacción del poder por parte de quienes están sometidos al poder. Aquellos que lo obedecen, ciudadanos en general, lo aceptan y obedecen de forma voluntaria y sobre todo ningún poder puede subsistir frente al rechazo de todos y una legitimidad que no sea aceptada por al menos parte de la población. Existen diferentes clasificaciones de tipos de legitimidad. Seguimos la de Max Weber: 1)- Legitimidad tradicional: Esta basada en la aceptación del poder político en las costumbres ancestrales aceptadas por ese grupo de población . Este tipo de legitimidad obviamente se encuentra en sociedades primitivas o tribales y también en monarquías siempre y cuando sean antiguas. La obediencia a este poder tradicional es una obediencia al jefe, al rey y son las personas que ostentan esta condición desde su nacimiento o generalmente por ser los más viejos de la tribu.

También este tipo de legitimidad está basada principalmente en el uso de la fuerza y a pesar de ser una legitimidad tradicional tiene también un componente de auto limitación en el ejercicio del poder. Ya que esas costumbres que le reconocen el máximo poder también establecen muchas limitaciones al ejercicio del mismo. Por último la legitimidad tradicional se da en estados sociales que no evolucionan. Y esto es consecuencia de que las sociedades preestatales son muy estáticas. 2)-Legitimidad carismática: A través de ella se reconoce el poder político en una única persona basada en unas cualidades reales o hipotéticas que la mayoría de la población otorga a su líder. Esas cualidades son las que justifican únicamente la obediencia de los sujetos a ese líder y es el ejemplo prototípico en el que grandes tiranías y regímenes dictatoriales han basado la legitimidad en la atracción irracional y personal del líder. Ejemplo de esto serían Hitler y Gandhi o José Antonio Primo de Rivera durante el régimen franquista. 3)-Legitimidad legal y racional: Se caracteriza porque la obediencia al poder se basa en la existencia de unas normas generales que han sido elaboradas racionalmente y en la que los ciudadanos, al menos en su estadio inferior, han participado en la elección de sus representantes políticos. Es por supuesto la legitimidad de los estados europeos actuales en los que se supone que todos los ideales políticos y las distintas ideologías han participado en la elaboración de un texto constitucional que será aceptado por todos o la mayoría de sus ciudadanos.

Por tanto el Derecho es el único medio de limitación del ejercicio del poder, en tanto que afecta a todos (estado incluido) y especifica lo lícito y no lícito CL = 3 miércoles 1/10/03 2h

Lo legítimo, según Weber, es aquello que las personas creen legítimo. La obediencia se obtiene sin recurso a la violencia cuando el mandato hace referencia a algún valor o creencia aceptado comúnmente y que forma parte del consenso del grupo. Los primeros tipos de legitimidad hacen referencia a los valores religiosos de las comunidades que ligan directamente a la autoridad política con la voluntad ordenadora del universo, de modo que la desobediencia desafía al orden del universo de los vivos y muertos (Egipto). Luego surge la idea de origen divino de la autoridad en la que se considera al Rey como hijo de Dios o similar, con lo que la fuerza legitimante es un vínculo de sangre con el que ordena el universo. Por último, surge la vocación divina de la autoridad del Rey que procede del mismo Dios, por ello gobierna “por la gracia de Dios”. Más tarde se produce un proceso de secularización en Occidente de forma que la fuerza legitimante de la religión pierde peso.

Weber distingue 3 tipos de legitimidad: 1)- TRADICIONAL: creencia en la santidad o corrección de las tradiciones inmemoriales de una comunidad como fundamento del poder y autoridad, y que hace legítimos a los gobiernos que se ejercen bajo ese influjo de valores tradicionales. Es el “porque siempre se hizo así”. 2)- CARISMATICA: apela a la creencia en las excepcionales cualidades de una persona individual (heroísmo, valor, fuerza, ..). Sus mandatos son dignos de obediencia. Caso de Hitler, .. 3)- LEGAL-RACIONAL: creencia en la legalidad y en los procesos racionales como justificación del orden político y considera dignos de obediencia a aquellos que han sido elevados a la autoridad de acuerdo con esas reglas y leyes (se podría argumentar en contra que lo realmente legítimo es el “origen” de la decisión pues ésta misma en sí puede ser todo lo ilegal posible en su contenido). Así la obediencia no se presta a la persona concreta sino a la Ley.

En suma, es legítimo aquel poder que es tenido por legítimo El estado moderno es la forma de organización política que más se ha extendido por el

mundo. Su origen se sitúa en la modernidad de Europa Occidental (XVI), pero ha evolucionado siguiendo diferentes etapas en las que ha cambiado. CL = 4 lunes 6/10/03

TEMA 2 - EL ESTADO MODERNO. EVOLUCIÓN Miquel Caminal define el estado moderno como la nueva forma de poder político de

carácter territorial que busca monopolizar el poder de coacción y regulación a través de su institucionalización como poder soberano mediante un ordenamiento jurídico unitario (en todo

el territorio) e igualitario (todos iguales ante la Ley). Así entendido el Estado está integrado por instituciones, fundamentalmente las tradicionales que ejercen el poder ejecutivo, legislativo y judicial. También es importante la idea de “territorio” (marco jurídico delimitado por un terreno) y de “monopolio de la violencia”. Y como se dijo líneas atrás pretende que las leyes sean “legitimas”, que provengan de una autoridad que haga que su obediencia sea “voluntaria” y no causada siempre por la coacción física. El propio estado, a través de todo su poderío burocrático, institucional, legal, etc. crea una visión del mundo que es la que trata de imponer, por eso posee órganos de socialización (la familia, la escuela, la interacción social, la forma de las ciudades, el DNI, ..) que nos enseñan los límites del poder, hasta dónde podemos llegar. Por eso posee también las instituciones de control social: policía, organización de justicia y prisiones, que son los encargados de apartar del resto social a los infractores de su legalidad para “resocializarlos” y reintegrarlos.

Otra definición de estado es: organización política de una población que habita de forma estable en un territorio y que a través de un poder soberano que se identifica con el pueblo o con toda la sociedad actúa por medio de normas jurídicas y que dispone del monopolio de la violencia legítima. Este concepto del Estado se contempla como una única unidad respecto de la cual el Estado se configura como un sujeto de Derecho internacional.

Apuntes de C_POLITICA_00032891.doc Se entiende por estado la organización política de una población que habita de forma

estable en un territorio y que a través de un poder soberano que se identifica con el pueblo o con toda la sociedad actúa por medio de normas jurídicas y que dispone del monopolio de la violencia legítima

La definición dada por Caminal se refiere al estado actual, pero no siempre el estado ha tenido la misma configuración que ahora. El estado moderno se configura a partir del XVI con la llegada de la “modernidad”, en la que se acelera el proceso de secularización que dará lugar a que la razón se coloque como elemento esencial del mundo moderno.

Para la ciencia política la modernidad se inicia con la figura de Nicolás de Maquiavelo y su pragmatismo utilitarista en un lento proceso. Con él la moral se separa definitivamente de la política.

El poder pasa por una fase de monarquía absoluta. Luego llegan los procesos revolucionarios originados por el racionalismo del XVII para llegar al XIX con el advenimiento del ideal liberal y el acceso de la burguesía al poder.

La burguesía necesita un tipo de estado concreto, diferente a los anteriores, que canalice sus aspiraciones y anhelos de poder. Por ello se “apropian” del estado como organización institucional creando más tarde su propio modelo (orden y progreso).

Podemos enumerar los siguientes rasgos del liberalismo: 1)- Fundamenta el capitalismo como piedra base del proceso de construcción del nuevo estado 2)- Pragmatismo: rechazan los postulados del derecho natural (lo bueno, lo malo, ..). Para ellos el fin justifica los medios 3)- Libertad sobre autoridad: pretenden defender la libertad de cada individuo para elegir el modo de autogestionar su propia vida 4)- Secularización política del estado: creación de lo que se ha denominado “sociedad civil” al margen del estado. Lo religioso debe restar en su propio ámbito restringido. 5)- Promocionan la elaboración de Constituciones como normas jurídicas que regulan el juego político y fundamentan las instituciones del estado las relaciones entre ellas. 6)- Creen que el progreso se fundamenta en el continuo contraste de ideas, en su intercambio, etc. Potencian el individualismo, la capacidad del hombre de lograr las metas que se marca. 7)- El hombre es racionalidad, reflexibilidad, que fundamenta lo hecho o dicho. Esto es el progreso humano.

Respecto al conservadurismo surge como reacción a la revolución francesa y pretende volver al orden anterior: la monarquía absoluta.

Nacionalismo

Estado de bienestar

Es un tipo de estado, junto al liberal y democrático. A consecuencia de la Revolución Industrial y como reacción al estado liberal surge el estado autoritario, el socialismo y el fascismo. Es una reacción dentro del mismo estado liberal-oligárquico es el surgimiento del estado de bienestar.

El estado de bienestar es una reacción de la propia economía de mercado - la sociedad capitalista - ya que pretende garantizar el proceso de acumulación capitalista pero superando sus crisis cíclicas. Cómo ? Pues interviniendo sobre la demanda, o sea, incentivando el gasto para que provoque un mayor consumo, etc.

El estado de bienestar expande el rasgo democrático del estado liberal. Debe integrar. Su actuación básica se focaliza en la seguridad social, la educación, etc. Es más activo

con las clases pasivas y más pasivo con las activas. Requiere de un mayor presupuesto al pretenderse una mayor atención sobre la población, lo que exige una ingente cantidad de recursos.

Proceso evolutivo: 1)- FASE DE EXPERIMENTACIÓN: 1870-1925. Bismarck. Se intenta crear un servicio sanitario estable destinado a unos ciudadanos concretos. Esta concepción nueva se materializa en la constitución de la República de Bismarck. Posteriormente estos principios se extienden por toda Europa. 2)- FASE DE CONSOLIDACION: se da en el período de entreguerras. Keynes legitima el intervencionismo estatal como un elemento más. Se diferencia:

A)- Fase del New Deal en USA B)- Fase del compromiso histórico: se da un pacto entre trabajadores-patronal en Suecia

para asegurar el crecimiento económico en un intento de conciliar el interés de las dos clases tradicionalmente enfrentadas en aras de su consecución. Las partes se unen. 3)- FASE EXPANSION: época fin IIª Guerra Mundial. Aquí se recogen los frutos. Se comprueba que la intervención del estado en la regulación del mercado es imprescindible. El mercado no puede ser libre totalmente pues sus efectos acaban por ser perjudiciales, sino que hay que combinar libertad - intervención. 4)- FASE DE CRISIS ó REDEFINICION: principios de los 70. La crisis energética, el abandono del patrón oro, etc. producen una situación de crisis económica general y una época de recesión. Esta situación provoca una reacción proliberal o neoliberal (Tacher, Reagan, el estado debe retroceder en beneficio del mercado) y, como consecuencia, otra neomarxista (redefinición estado).

TIPOS de estado del bienestar: A)- RESIDUAL ó LIBERAL: USA, Canadá, Australia. La intervención estatal sólo se produce en los sectores que lo requieren: educación, sanidad, vivienda, .. B)- INSTITUCIONAL ó SOCIALDEMOCRATA: el intervencionismo es fuerte: países nórdicos, .. Hay una política de promoción, igualdad y solidaridad. El gasto público es grande C)- INTERMEDIO: España, Alemania. Hay regulación del mercado laboral como mecanismo iniciador o estimulador. Hay intervención de grado medio.

Diferenciación entre A)- BUROCRACIA: cada poder del estado (judicial, legislativa, ejecutiva) está compuesta de una parte política y una administrativa. Los funcionarios son “apolíticos” o profesionales. Weber dice que es el estadio más racional posible de la organización del estado. Se organiza en base a parámetros pre-establecidos: acceso, promoción, salario, .. B)- TECNOCRACIA: propensión a primar decisiones técnicas basadas en la racionalidad que sólo tienen en cuenta la realidad a nivel teórico

Globalización La globalización es la relación multilateral y multifactorial que se produce entre los

diversos puntos del mundo, del globo, y que cada vez más están interconectados. En la 2ª mitad del XX se produce un proceso en el que los cambios se producen a una

velocidad desconocida y afectan a todo el planeta. La causa básica es la revolución tecnológica en la que estamos inmersos: internet, mass media, TV, .. Los cambios motivados por factores económicos afectan a todos los estados nacionales.

La soberanía capacidad de decidir en última instancia sin que nada ni nadie lo modifique implica una coerción legítima ejercida dentro de un territorio concreto por el poder se ve modificada por la globalización. Frente a los cambios comentados los estados nacionales no pueden hacer nada, se quedan sin poder que ejercer. Esto también afecta a las relaciones entre estados, incluso a relaciones dentro de éstos, lo que implica una “cesión” implícita de soberanía a otros entes. En nuestro caso podríamos citar a órganos externos (UE, OTAN ..) e internos (CCAA, municipios, ..) en el proceso de “descentralizador”. Así, el proceso de cesión de soberanía se da paralelamente al globalizador.

Diferenciación SOCIEDAD CIVIL = individuos sin pretensión de ocupar el estado ESTADO = instituciones ...... en territorio concreto con capacidad de ejercer el poder

legítimamente (coercibilidad en el territorio)

Democracia _ Gobierno del pueblo, no poder del pueblo _ Idea de LIBERTAD. En cuanto hay la más mínima regulación del estado se produce siempre una restricción de la libertad en mayo o menor grado. _ Democracia. Puede ser:

A)- DIRECTA: todos participan del gobierno B)- INDIRECTA O REPRESENTATIVA: se participa en la elección de los

representantes, que son los que deciden, .. _ Es resultado de un proceso histórico desde el Estado

Del Aguila en su texto establece rasgos básicos: 1)- Los ciudadanos se autogobiernan 2)- Es un régimen donde los gobernantes tienen responsabilidad ante los gobernados por su gestión 3)- Existe pluralismo, competencia, etc. entre las diversas élites 4)- Los peores gobernantes pueden ser “castigados” no re-eligiéndolos

Aguila agrupa las diversas definiciones en 3 grupos: A)- MODELO LIBERAL-PROTECTOR: el estado liberal clásico. Lo define como el régimen político que protege a los ciudadanos respecto a los demás y a todos frente al estado. Busca el máximo de libertad posible para cada uno. Prima el individuo. El grado de participación es limitada y restringida. Es casi un estado oligárquico. Sus rasgos fundamentales son:

1)- Especial protección de los derechos civiles: intimidad ... (los de hoy) 2)- División de poderes 3)- División territorial del poder 4)- Control legalidad: normas escritas 5)- Debe de haber consentimiento de los gobernados 6)- Control de los representantes: elecciones, publicidad de los actos, .. 7)- El estado encarna los intereses de los gobernados

En suma, se busca un control del poder, y cuanto más disperso está más controlable será. Este tipo de estado quiere las mínimas interferencias del estado. Se identifica con el estado liberal clásico. B)- DEMOCRATICO-PARTICIPATIVO: idea de Polis griega. El estado no debe sólo proteger los intereses individuales de los ciudadanos sino que se requiere que incentive por ser necesaria la participación política de los ciudadanos. Pero esto en las modernas sociedades complejas es imposible. Se resalta la deliberación conjunta, la participación, el compromiso. Importa el sufragio universal, no aquellas instituciones mediadoras de participación política. Para sus defensores la democracia empieza por uno mismo. C)- PLURALISTA-COMPETITIVO: deriva del primero pero es una reacción contra los 2 anteriores. Establece que:

1)- Todos los regímenes son dirigidos por élites políticas, que tienen intereses propios 2)- Lo democrático es el que existan diversas élites que compitan entre sí por el voto

ciudadano. 3)- Las minorías también deben ser plurales

Este sistema es el más real. Es el que hay ahora en España

Poliarquía Caminal

_____________________________________________________________________________ _______

MANUAL DE CIENCIA POLITICA Rafael del Aguila Edit. TROTTA

CAPITULO 11 - LOS PARTIDOS POLITICOS

RESUMEN Los partidos políticos se han constituido en instrumentos de representación política

imprescindibles en las actuales sociedades complejas en las que vivimos. Su función principal consiste en .. estructurar y transmitir la opinión pública, comunicar demandas a los poderes públicos, propiciar el control del poder público y la influencia de los ciudadanos en las decisiones políticas .. y el reclutamiento de las élites dirigentes .. En suma, monopolizan la mediación entre la ciudadanía y el Estado.

En los últimos años se habla de “crisis” en relación a las funciones citadas, pero esto no se ha podido contrastar empíricamente a través de trabajos de campo. Lo que sí es cierto es el hecho de que en los últimos tiempos han surgido organizaciones que realizan alguna/s de la/s función/es que tradicionalmente han desempeñado los partidos. Por ello se hace necesario concretar a qué nos estamos refiriendo cuando hablamos de partidos políticos y, sobre todo qué funciones desempeñan en la configuración orgánico-institucional de los estados contemporáneos.

Definiciones y características generales Conseguir una única definición de partido político que goce de la aprobación de la

mayoría de estudiosos de las ciencias sociales, y de la ciencia política en particular, se presume harto difícil ya que, aunque se haya avanzado mucho en precisión, si las mentes más lúcidas lo han intentado y no han tenido éxito hasta hoy, poco más puede hacer el autor del texto. Los politólogos adoptaron cada uno la suya propia, abarcando un amplio abanico de opciones: desde la más generalista donde cabe toda organización (Ortrogorsky), hasta la más precisa y específica (LaPalombara y Weiner). Esta última puede, por su precisión, tomarse como definición tipo de partido político, y se resume en los rasgos caracterizadores siguientes: 1º)- Organización formal; estable, permanente y extendida en un territorio dado. 2º)- Objetivo de ejercer el mayor tiempo la mayor cantidad de poder posible 3º)- Posee un programa de gobierno con determinados objetivos a lograr 4º)- Busca ocupar el mayor número de cargos públicos mediante la presentación de candidatos a elecciones para lograr obtener el mayor número de votos que hagan posible dicha ocupación. Esta es la característica principal que diferencia los partidos políticos de otras organizaciones mediadoras políticamente entre la sociedad y el Estado.

Sartori, en virtud del punto anterior, define el partido político como aquel .. grupo político que presenta a elecciones, y es capaz de colocar mediante éstas, a sus candidatos en cargos públicos ..

Origen y evolución histórica En todos los grupos humanos donde se ha generado poder siempre ha habido pugna

entre diferentes grupos para hacerse con él. Es algo inherente al hombre. Pero el fenómeno de los partidos políticos es muy reciente. Hablando en términos

históricos su aparición se sitúa en la Inglaterra de finales del siglo XIX, si bien el partido político surge realmente y como nosotros lo entendemos cuando la política abandona el reducto de las minorías poseedoras del poder para pasar al ámbito de la nación, considerada como conjunto de todos los individuos que la conforman. Esa ampliación, cada vez mayor, de la base

de la pirámide social implicará la aparición de la representación o mediación. Así se han formulado diversas teorías para explicar el surgimiento de los partidos políticos, sintetizadas en tres grupos por LaPalombara y Weiner: 1)- Teorías INSTITUCIONALES: entienden que los partidos surgen como instrumentos de defensa de los parlamentarios ante la ampliación del sufragio para seguir manteniendo su hegemonía monopolizando la representación. 2)- Teorías de la SITUACION HISTORICA: para sus partidarios los partidos surgen paralela y consecuentemente a la aparición de las crisis habidas en el proceso de creación del estado- nación, fundamentalmente por las luchas centro-periferia, iglesia-estado, sector primario- secundario, trabajo-capital, que han motivado la aparición de partidos concretos (nacionalistas, ..) 3)- Teorías del DESARROLLO: creen que los partidos aparecen como consecuencia del proceso de desarrollo tecnológico y de los cambios socioeconómicos que se derivan.

Estos tres tipos de teorías presentan graves lagunas, si bien complementándose entre ellas resultan más sólidas y con menos carencias.

El proceso de evolución que han sufrido los partidos desde su aparición ha ido aparejado a la extensión paulatina del derecho de sufragio. A nivel de organización y estructura el proceso evolutivo ha sido: A)- PARTIDOS DE NOTABLES: Weber. Abarca fin del XVIII y todo el XIX. El partido gira en torno a una personalidad político-parlamentaria fuerte y carismática. La organización interna es mínima, débil y poco cohesionada, y representa sólo a la oligarquía burguesa y nobiliaria. El programa político es mínimo y la carga ideológica escasa. B)- PARTIDOS DE MASAS: Su fuerza radica en el gran número de afiliados y su gran carga ideológica, que, además, lo cohesiona. Su estructura interna es grande y asentada (con liberados) con gran proselitismo. Los programas políticos son nítidos, concretos y detallados. Los partidos socialistas en los inicios del XX se corresponden con este modelo. La élite dirigente se irá distanciando de la masa de afiliados, atendiendo únicamente a sus propios y exclusivos intereses. C)- PARTIDO ATRAPA-TODO: Kirchheimer. Los militantes dejan paso a los electores. Se sacrifica la ideología en aras del voto (útil). Prima el corto plazo y el papel de los dirigentes, que ahora serán juzgados en función de las tareas de gobierno, no del partido. Busca el pacto con cualquier grupo social o de presión que posea la representación parlamentaria necesaria para formalizar una coalición con el fin de facilitar el acceder o seguir en el gobierno. Los programas son ambiguos, en busca del mayor número de votantes posible, y prima elegir a sus propios candidatos, no que el elector participe. Utiliza el marketing comercial como un útil instrumento para lograr su finalidad. D)- PARTIDO ELECTORAL-PROFESIONAL: Panebianco acepta el tipo anterior pero acentúa determinados rasgos que, según él, es lo característico de este tipo electoral-profesional:

1)- Profesionalización. Se buscan especialistas que ayuden a confeccionar la estrategia para acceder y permanecer en el poder y a gestionar los cargos y políticas públicas que ayudarán a renovar mandatos. Se acentúa el interés por el elector relegando aún más al afiliado a un segundo plano.

2)- Organización fuerte. La estructura organizativa del partido se refuerza. La eficacia se persigue a toda costa. Se consigue un centralismo piramidal en cuanto a los órganos decisorios del partido de forma que adoptada una decisión todos los órganos del partido en todos sus niveles la acatan sin cuestionamiento alguno.

Estatuto jurídico y financiación El Estado-Nación surgido en el XIX consideraba al individuo como único sujeto de

relación política, viendo a los partidos como entes extraños y ajenos a ésta. Es más, se consideraba que los partidos eran meras organizaciones privadas ajenas al entramado jurídico- institucional. Eran como una asociación más, etc. Los partidos tampoco anhelaban una regulación del estado por cuanto consideraban que cualquier injerencia interna podía limitar su capacidad de actuación. En suma, se pasa de unos inicios recelosos hacia los partidos a una primacía política en la etapa constitucional más adelantada.

Se puede hablar de varias fases en dicho proceso evolutivo: 1ª)- FASE: rechazo explícito

2ª)- FASE: ignorancia legal pero aceptación de facto 3ª)- FASE: regulación parlamentaria, electoral, etc., pero no de conjunto 4ª)- FASE: inicio de su regulación jurídico-institucional en algunas constituciones 5ª)- FASE: plena incorporación constitucional con un claro papel predominante

Por otra parte, la financiación de los partidos ha sufrido un proceso evolutivo análogo al jurídico. En los inicios, época de los partidos de notables, por el escaso número de afiliados y de procesos electorales existentes, los pocos recursos que se necesitaban eran asumidos por las diferentes, y pudientes, personalidades carismáticas que encabezaban los partidos políticos. En una segunda fase, aumentan los miembros y las cuotas, pero también las actividades a desarrollar, el personal necesario y el número de elecciones, cada vez más complejas y caras. El partido de masas se financia de aportaciones privadas y cuotas. Por último, hoy, al reconocerse constitucionalmente el papel predominante de los partidos en la vida política, en tanto que únicos representantes de los ciudadanos, existe una financiación pública, al margen de la privada. García Cotarelo, respecto a la financiación pública de los partidos, diferencia entre una directa, cantidad que reciben directamente de los presupuestos en función del número de votos, escaños, etc., y una indirecta, que corresponde a conceptos tales como porcentajes retenidos en los sueldos de los cargos públicos, servicios que disfruta el partido gratis (TV, Radio, .. ) en períodos electorales, exenciones fiscales o de tasas, etc.

Por otra parte, también hay que señalar que los partidos también poseen vías de financiación no legítimas, como son las comisiones por recalificaciones de terrenos, por adjudicación de servicios o contratos públicos, etc.

Funciones de los partidos Las funciones que poseen los partidos políticos pueden verse diacrónica o

sincrónicamente, según se tenga presente el proceso de evolución histórico seguido o se analicen tal y como se perciben hoy. El autor del texto es consciente de ello, aunque sólo se limita a plantearlo sin adoptar posición alguna. Simplemente analiza las funciones que considera más características de los partidos. Así la FUNCIÓN DE MEDIACION entre el Estado y la Sociedad, de la que, según Cotarelo, pueden derivarse las demás, y que se sintetizan en:

1)- FUNCIONES SOCIALES: el partido se concibe como un elemento más de la sociedad civil. Entre este tipo destacan:

A)- Canalizar la opinión pública B)- Socialización de la población (proporcionan pautas y valores, diferentes a los de otras épocas) C)- Canalizan la pluralidad de intereses concretando las demandas en medidas políticas concretas D)- Movilizan/desmovilizan la opinión pública

2)- FUNCIONES INSTITUCIONALES: como elementos del aparato estatal. Destacan: A)- Reclutar a la élite dirigente. Sus candidatos serán los futuros cargos públicos y éstos lo seguirán siendo si acatan lo que dicte la cúpula dirigente del partido. B)- Articular el control electoral, en cuanto a opciones de voto y escrutinio C)- Dirigen/controlan la acción de gobierno pues éste se apoya en el Parlamento formado por los diputados electos presentados por los partidos como candidatos D)- Dirigen/controlan el Parlamento, sobre todo sus facetas de:

D.1)- Elaboración de leyes D.2)- Formación y sostenimiento del Gobierno D.3)- Nombramiento altos cargos de las altas instituciones del Estado

Sistemas de partidos. Clasificación y tipos

Un sistema de partidos es el resultado del conjunto de interacciones que se producen entre dichos partidos, fundamentalmente en la competición electoral. Se utilizan diversos enfoques a la hora de analizarlos. Bartolini los agrupa en: 1)- ENFOQUES GENETICOS: estudian el proceso de nacimiento, desarrollo y cristalización de los sistemas de partidos. Este proceso evolutivo camina paralelo al proceso de formación de los estados nacionales y a las consecuencias de la Revolución Industrial. Asimismo la división social, la democratización y la paulatina extensión del sufragio condicionan la evolución de los partidos políticos. En este enfoque se diferencia entre sistemas de partidos unidimensionales, configurados en torno a una sola línea de caracterización, y multidimensionales, estructurados en base a varios puntos de análisis. 2)- MODELOS DE COMPETENCIA: acentúa la dirección y las tendencias espaciales de la competencia electoral. Tratan de cuantificar, mediante una escala de 1 (mínimo) a 10 (máximo), la cuestión ideológica del cuerpo electoral atendiendo al criterio a mayor/menor intervención del Estado en el ámbito económico. El elector, pues, es considerado racional a la hora de optar entre diversas opciones. Ahora bien, este enfoque no considera que en el elector influyen muchos más factores que el estrictamente racional (psicológico, social, cultural, ..) 3)- ENFOQUES MORFOLOGICOS: es el sistema más extendido y aceptado. Atienden al número y forma de los partidos que interactúan en el sistema, señalando, según Sartori, el nivel de fragmentación y dispersión del poder político.

Englobado en el último enfoque descrito M. Duverger diferenció entre sistemas monopartidistas, bipartidistas y pluripartidistas atendiendo exclusivamente al número de partidos que conforman el sistema de partidos de los estados objeto de estudio, si bien esta clasificación es claramente insuficiente. Posteriormente Duverger distinguió entre: A)- Partidos de vocación mayoritaria; en función de su tamaño aspiran a obtener mayoría y formar gobierno. B)- Partidos grandes; pueden gobernar si les apoya algún otro partido, pero no por su propio peso electoral. C)- Partidos medianos; son aquellos que complementan a los anteriores para formar mayoría y poder gobernar. D)- Partidos menores; tienen un papel insignificante.

La clasificación más plenamente aceptada es la formulada por Sartori y viene principalmente determinada por la fuerza electoral que posee cada partido, que se traduce en tener mayor/menor posibilidad de “chantaje” o presión a la hora de formar mayoría o una coalición. Pero también tiene en cuenta el criterio de la polarización o distancia ideológica que separa los diversos partidos. Así, Sartori diferenció entre: 1)- SISTEMA DE PARTIDO UNICO; no permite la existencia de ningún otro. 2)- SISTEMA DE PARTIDO PREDOMINANTE; se refiere a aquellos partidos que obtienen mayoría absoluta y la mantienen al menos durante tres legislaturas. 3)- SISTEMA BIPARTIDISTA; sistema de pluralismo limitado y moderado. Entre 3 y 5 partidos con poca diferenciación ideológica. 4)- SISTEMA PLURALISTA EXTREMO Y POLARIZADO; más de 6 partidos relevantes, con amplias diferencias ideológicas que originan posiciones extremas. Puede darse este mismo sistema pero de forma moderada y atomizada.

A pesar de todo lo dicho en este texto y, sobre todo, lo referente a la supuesta crisis de los partidos en cuanto a determinadas funciones tradicionales, a día de hoy parece impensable que los partidos políticos vayan a desaparecer para ser sustituidos por otros mecanismos análogos. Más bien, parece que frente a la desaparición lo que va a producirse, si es que no se está produciendo ya, es una adaptación de los partidos a las nuevas circunstancias de las sociedades actuales, que cambian constante y profundamente a una velocidad sin parangón en cualquier época de la evolución humana.

MANUAL DE CIENCIA POLITICA Coord. Por Miquel Caminal Edit. TECNOS, 2000

El SISTEMA DE PARTIDOS pg. 337-342

RESUMEN Los partidos políticos actúan dentro de un sistema político y una estructura institucional

concreta estableciendo entre ellos una recíproca interactuación y relaciones de competencia. Por ello se dice que conforman un sistema de partidos, que también presenta una caracterización concreta, en la que destacan dos rasgos importantes: 1)- FILTROS JURIDICOS: requisitos exigidos por la legalidad para la creación de los partidos políticos (estatutos, inscripción en el correspondiente registro, ...). 2)- REGIMEN ELECTORAL: conforma un filtro tácito en cuanto al acceso de los partidos, más concretamente de sus candidatos, a los cargos públicos. Asimismo M. Duverger afirma que los sistemas electorales mayoritarios dificultan el acceso al Parlamento de los partidos minoritarios mientras que, por el contrario, los sistemas proporcionales permiten la presencia de un mayor número de partidos en las instituciones.

Tipologías de sistemas de partidos pueden realizarse muchas y en base a diferentes parámetros. M. Duverger utiliza un criterio de clasificación numérico. En consecuencia, su tipología diferencia entre sistemas: 1)- DE PARTIDO UNICO: el único existente monopoliza toda la actividad política. Hay mezcla interesada entre Estado y partido, el cual posee una rígida ideología que pretende imponer a toda la sociedad. La élite dirigente conforma una clase privilegiada cada vez más alejada de la base. 2)- BIPARTIDISTA: pueden existir dos o más partidos pero son dos los que predominan en la vida política, uno en el poder y otro en la oposición. 3)- MULTIPARTIDISTAS: en este sistema existen varios partidos que, en función del juego político, pueden conformar diversas posibilidades de coalición para establecer mayorías estables de gobierno.

Una tipología más completa que la anterior es la elaborada por Sartori, quién considera que la clasificación tomando como base únicamente el número de partidos que compone el sistema es muy pobre. Para Sartori es vital conocer la fuerza electoral que posee un partido político pues es el aspecto determinante a la hora de establecer posibilidades de coalición (fuerza de chantaje) en el caso de que no disponga de mayoría absoluta. Sartori diferencia entre sistemas: 1)- PARTIDO UNICO: al igual que el tipo monopartidista de Duverger, en este sistema de partido único el grado de represión es alto. En función de este rasgo Sartori divide este sistema

en tres subsistemas: totalitarios (partido de fuerte carga ideológica que pretende imponer al conjunto social a través de un alto grado de represión ante todo cuestionamiento o divergencia); autoritarios (preocupados sobre todo en censurar cualquier política alternativa, aunque no pretende aplicar su ideología al resto del corpus social) y pragmáticos (partidos con poca carga ideológica y grado de cohesión que fundamentan su actuación en criterios de eficacia, lo que motiva la existencia de cierto grado de pluralismo político).

2)- PARTIDO HEGEMONICO: permite la existencia, incluso el acceso a representación en el Parlamento, de otros partidos, pero no una real competencia por el poder. Da imagen plural pero, en realidad, la pluralidad no existe. Uno de los instrumentos que usa para tal fin es el sistema electoral. 3)- PARTIDO PREDOMINANTE: en un ámbito de claro pluralismo político existe un partido que obtiene una clara mayoría de voto, pero por esa misma pluralidad puede dejar de serlo cediendo su lugar a otro partido del arco ideológico. Sartori establece que con la obtención de un mínimo de tres mayorías absolutas ya se podría encuadrar el sistema en este tipo. 4)- SISTEMAS BIPARTIDISTAS: rasgo principal reside en la existencia de dos partidos principales que obtienen la práctica totalidad de los escaños en juego y cuya distancia ideológica es escasa. El gobierno resultante es monocolor, pero existe una clara y real alternancia entre ambos partidos mayoritarios. 5)- SISTEMA DE PARTIDOS DE PLURALISMO LIMITADO O MODERADO: el número de partidos se sitúa entre 3 y 5. Los gobiernos suelen ser de coalición ya que no se consiguen claras mayorías absolutas, y las mayorías relativas no configuran gobiernos estables. Suelen darse dos “coaliciones” polarizadas, donde una gobierna y la otra es su oposición y alternativa. 6)- SISTEMA DE PARTIDOS DE PLURALISMO POLARIZADO O EXTREMO: se da cuando hay 5 ó 6 partidos importantes y distanciados ideológicamente. Ninguno consigue mayoría absoluta estable, con lo que se forman coaliciones, las cuales excluyen a los partidos con ideologías más extremas buscando socios en su ámbito más cercano (centrista). Las coaliciones, pues, se dan a izquierda y derecha de la gobernante. Pueden originarse actitudes irresponsables ya que la posibilidad de tocar gobierno es muy remota.

Estos sistemas de partidos suelen ser muy estables ya que sus propias configuraciones, sobre todo la orgánico-institucional, es difícilmente modificable.

COMENTARIO

Yo definiría a los partidos políticos como aquellas organizaciones que representan políticamente a una comunidad de ciudadanos y que monopolizan su representación política y los cargos del estado a través de una competencia constante, puesto que en la actualidad su papel es único en este sentido. En este sentido comparto totalmente la opinión de LaPalombara y Weiner respecto al rasgo fundamental que diferencia los partidos políticos de otras organizaciones: el hecho de buscar el mayor número de cargos públicos, o dicho en otras palabras, la mayor cantidad de poder posible. Su objetivo primordial es ocupar la máxima cuota de poder durante el mayor tiempo posible, hecho que es normal atendiendo a la eterna lucha por él que se ha dado siempre en toda comunidad humana medianamente organizada. Desde los romanos a todos los estados actuales pasando por todos los que han dejado de ser colonias. Puede haber diversos tipos de organizaciones (no gubernamentales, fundaciones, centros de estudios, etc.) que también participan de la representación política de diversas capas o sectores sociales, pero no ocupan cargos públicos, y mucho menos en régimen de monopolio. Así, el parlamento, el ejecutivo, las altas instancias del Estado (presidente del CGPJ, Presidentes Congreso y Senado, Ministros, Tribunal Cuentas, Consejo de Estado, etc.) son instituciones que están conformadas por individuos que, directa o indirectamente, están vinculados a los partidos políticos.

Según el autor del primer texto analizado la evolución histórica de los partidos políticos ha ido evolucionando de un tímido nacimiento (partidos de notables), pasando por una etapa más convulsa, influida por los radicales cambios sociales que implicó el desarrollo tecnológico (partidos de masas), para llegar a su asentamiento y consolidación (partido atrapa-todo) y, en la actualidad, a lograr una protección jurídica suprema a través de su reconocimiento constitucional (partido electoral-profesional). Este último paso ha supuesto una revitalización e impronta fundamental en relación a su función representativa y a su estructuración organizativa a través de su financiación pública. Este proceso evolutivo ha ido íntimamente ligado a la paulatina ampliación de la base electoral. De un mínimo censo en la época del nacimiento de los partidos se pasa al derecho a sufragio de una mayoría para llegar a la universalización actual. Y lo mismo ocurre con la estructura orgánica-institucional de los partidos, de carecer de ella se pasa a tenerla muy organizada para llegar a profesionalizarla y burocratizarla (hoy al poder del partido se le denomina también la organización, siendo uno de los cargos más relevantes el de secretario de organización). Por último, su regulación jurídica ha sufrido una evolución análoga. En suma, en un período relativamente corto de tiempo los partidos políticos pasan de unos tímidos inicios sin influencia ni poder alguno a una preponderancia sociopolítica brutal y a copar el poder de forma monopolística.

En la actualidad el papel predominante de los partidos políticos se garantiza en la propia norma constitucional (Los partidos políticos expresan el pluralismo político, concurren a la formación y manifestación de la voluntad popular y son instrumento fundamental para la participación política. Su creación y el ejercicio de su actividad son libres dentro del respeto a la Constitución y a la ley. Su estructura interna y funcionamiento deberán ser democráticos), si bien los propios partidos se han ido “olvidando” del carácter democrático que ésta les impone, al menos en su estructura y funcionamiento. Los partidos cada vez adolecen más del carácter democrático. Como Valle-Inclán dijo: la democracia es la dictadura del número . Los partidos políticos presentan unos rasgos democráticos pero puramente formales, no materiales. En los congresos, órgano decisorio en grado máximo, se confeccionan y votan los programas de actuación y las candidaturas que se presentan para ocupar los máximos cargos ejecutivos. Igual ocurre en los diversos comités, órganos de máximo nivel de decisión entre congresos (ejecutiva del PSOE, comité ejecutivo del PP, etc.). Pero lo cierto es que tanto los compromisarios, delegados, etc. en los congresos, como los cargos integrantes de los diversos órganos de decisión, votan en función de sus propios intereses particulares.

El ejercicio de la política en la actualidad se ha convertido en una profesión. El hecho de tener el ideal de servir a la “cosa pública”, de cambiar la sociedad para mejorarla según los propios valores, etc., en mi modesta opinión, es algo secundario al objetivo principal que tiene toda persona que entra en política: vivir de y para la política, como objetivo en sí mismo. Evidentemente la totalidad no existe, y no todas las personas con preocupaciones políticas sinceras se corresponde a esa tipología. Afortunadamente. Pero, lamentablemente, creo que el egoísta es el tipo de político que predomina, fruto, asimismo, del tipo de partido que tenemos en la actualidad y producto de la evolución política del país. Hay que tener muy presente, en mi

país al menos, que la tradición democrática y político-cultural presenta un vacío de 40 años de dictadura, al margen de que la historia evolutiva del estado absoluto, liberal y democrático en los siglos XIX y XX ha sido un verdadero desastre. La famosa “dualidad” liberalismo- conservadurismo que mantienen los expertos en derecho constitucional, para algunos entre los que me encuentro, es falsa pues se decanta claramente hacia el conservadurismo. Simplemente, al margen de otras consideraciones (peso de la Iglesia oficial en todos los ámbitos, ..), por haber estado vigente la mayoría de tiempo (reinado de Fernando VII, Restauración, Dictadura de Primo de Rivera, Franquismo, sucesivos levantamientos militares o “asonadas”, ..). Resultado de todo esto es que nuestra cultura política presenta muchas deficiencias, sobre todo si se compara con la de los países de nuestro entorno. Además hay que tener presente que existen determinados elementos, como el terrorismo y el “problema militar” existente los primeros años de vigencia de la Constitución, que han tenido una influencia negativa en dicha cultura. El encaje del País Vasco dentro del estado español ha sido fuente de problemas y, a día de hoy, no se ha encontrado solución alguna. Es más, si algún cambio se ha dado ha sido a peor, si bien ha disminuido la actividad terrorista, pero no por motivos de eficacia política sino por el bajo nivel del activista y por existir una mayor colaboración internacional.

Por otra parte, la configuración orgánico institucional que establece nuestra Carta Magna ha determinado a los partidos políticos como uno de los mecanismos de intervención de los ciudadanos en los asuntos públicos (democracia indirecta). En una visión puramente teórica se podría asegurar que los ciudadanos eligen a determinados candidatos como sus representantes en el parlamento. Pero en realidad lo que ocurre es distinto: los ciudadanos votan aquellas candidaturas que los partidos políticos establecen, las cuales son cerradas (no se eligen nombres concretos, pues vienen ya preestablecidos) y bloqueadas (el orden no puede modificarse). En definitiva, los partidos deciden quiénes son los candidatos y el orden concreto en el que figurarán. Esto origina que el ciudadano vea limitado su poder decisorio y, además, que el partido ejerza un dominio total sobre los candidatos. Estos candidatos, si salen elegidos, serán los futuros parlamentarios que, a su vez, elegirán al ejecutivo y demás altos cargos del estado, lo que implica que en realidad es el partido el que decide todo lo anterior. Esta disciplina de partido está cada vez más asentada. El hecho de que las listas sean cerradas y bloqueadas hace que sea el partido, y sobre todo el núcleo dirigente, el que impone las directrices decisorias a seguir por los electos, quienes las seguirán al pie de la letra ya que de ello depende el que continúen figurando en las candidaturas en próximos comicios. Cualquier cuestionamiento origina su marginación y exclusión política. Además, el hecho de figurar en la lista implica su elección, o no, como diputado, lo que abre la puerta para su posible acceso a otro tipo de cargos más relevantes (ministro, altos cargos institucionales, etc.) que a la larga pueden propiciar su inclusión en el núcleo dirigente del partido, lo que marca el cenit del poder (la verdadera erótica del poder). Esta carrera es la que tienen in mente todos los individuos que dan el paso de acceder a la vida pública.

En otro orden de cosas, y en virtud de la división establecida por Sartori, creo que nuestro sistema de partidos políticos puede englobarse en la categoría de BIPARTIDISMO ya que existen dos partidos principales (PSOE y PP) que obtienen la mayoría de los escaños en juego en las elecciones generales (Congreso y Senado), si bien existen determinados partidos minoritarios (IU y nacionalistas) y cuya distancia ideológica en mínima, aunque relevante. Los gobiernos resultantes suelen ser monocolor, aunque alguna vez requieren del apoyo de algún minoritario, y suele haber alternancia, aunque tras dos/tres legislaturas.

Otro punto fundamental de nuestro sistema es la financiación de los partidos políticos. La ley ha establecido una financiación pública de los partidos atendiendo al número de votos y escaños obtenidos en los diversos comicios. Pero esa misma ley también permite la financiación privada en forma de cuotas, donaciones, etc. siempre y cuando se comuniquen al estado y, en cierto sentido sean públicas (visibles). Pero el incesante número de campañas a las que concurren, unido al alto coste que suponen (contratación de personal, mailings, anuncios en medios de comunicación, alquiler de grandes recintos, etc.), hace que requieran de grandes sumas de dinero. Normalmente suelen recurrir a préstamos que solicitan a las entidades financieras, lo que origina un gran endeudamiento. Pero, por arte de magia, esos créditos, que no se pagan, no suelen ejecutarse. Teniendo en cuenta que los bancos no son ONG, qué sucede en realidad ?? Es fácilmente adivinable. Lo que no se cobra en metálico se cobra en “especie” (favores, legislaciones afines, etc.). Esto es lo que algún autor ha definido como

“financiación no lícita” siendo muy suave y cauto. Además, existe también la corrupción real y notoria, “financiación ilícita”, en la que se mezcla el lucro personal con la financiación de los partidos: cobro de comisiones por asignar contratos públicos, recalificaciones de terrenos, etc. El caso de Marbella es sintomático. Pero a lo largo de nuestra reciente historia constitucional se han dado numerosos ejemplos: caso Roldán, Naseiro, Juan Guerra, Flick, BOE, Banco de España, RENFE, construcción Burgos, Ministerio del Interior, etc.

Sovint els documents no es poden obrir
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 14 páginas totales
Descarga el documento