Las teorías del sigo XXI, Apuntes de Relaciones Internacionales. Universidad Autónoma de Madrid (UAM)
raqueelm-2
raqueelm-2

Las teorías del sigo XXI, Apuntes de Relaciones Internacionales. Universidad Autónoma de Madrid (UAM)

DOCX (19 KB)
4 páginas
2Número de descargas
3Número de visitas
Descripción
Asignatura: Introducción a la política internacional: actores y temas, Profesor: Misa Misa, Carrera: Estudios Internacionales, Universidad: UAM
20 Puntos
Puntos necesarios para descargar
este documento
Descarga el documento
Vista previa3 páginas / 4
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 4 páginas totales
Descarga el documento
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 4 páginas totales
Descarga el documento
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 4 páginas totales
Descarga el documento
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 4 páginas totales
Descarga el documento

2. Teoría de las Relaciones Internacionales. Historia.

1. Realismo: Fue una teoría dominante en las relaciones sociales, establece un estudio sobre las situaciones de guerra y argumenta su influencia en el sistema internacional, cobra mayor soporte en el período de entre guerras frente a la corriente idealista que buscaba evitar guerras y analizar causas. Críticas desde el realismo al idealismo:

• Se ignora el papel del Poder. • Se sobrestiman los intereses que comparten los Estados-Nación.

• Excesivamente optimistas sobre la capacidad de la humanidad de evitar el curso de las guerras.

Se da principal énfasis a la “capacidad” de los estados de competir con otros. Es un enfoque práctico basado en los conflictos de intereses de cada entidad, grupo y estado, más allá de una concepción ideológica del asunto en cuestión. Reivindica una seri de conceptos antecedentes, como:

• Tucídides (460-406 AC) • Maquiavelo (1469-1527) • Hobbes (1588-1679) • Rousseau (1712-1778)

La razón del Estado, de influencia maquiavélica, compondría como principio fundamental del comportamiento internacional al Estado y su razón de actuar, como mecanismo y fin: fortalecimiento y expansión del poder mismo. Por ello toma base la búsqueda del poder, el deber de los hombres de Estado para conseguirlo de forma óptima y efectiva y perpetuar la vida del Estado en un ambiente potencialmente hostil o desfavorecedor.

Los realistas defienden que el interés sea el que se adecue a las conductas “éticas” a falta de la existencia de unos principios morales universales. Los políticos por tanto no consideran la ética tradicional una raíz de acción, por ello solo consideran los valores que deriven de la necesidad y la prudencia. Este acondicionamiento debido a la existencia de una situación de anarquía por tanto a modo de falta de autoridad central propone que el estado debe adecuarse a la competencia de poderes superando a sus rivales, algo no existente en la realidad doméstica donde la jerarquía vertical del Estado ya tiene una relación de autoridad y poder establecida a convención de los ciudadanos.

Para el realismo clásico existe una doble moral; la primera establecida por los ciudadanos para el mantenimiento de la convivencia cívica y la segunda como principio moral de las relaciones exteriores entre estados. El estado en sí mismo, representa una fuerza ética y define una comunidad política afín a esos valores, estos grupos políticos son la unidad fundamental de estudio de la teoría realista.

Todos estos planteamientos surgen de la necesidad del Estado de garantizar su propia existencia, el interés nacional debe ser la supervivencia del individuo y por tanto el Estado del que forma parte, siendo el Poder una herramienta clave para mantener el movimiento y avance al Estado, siguiendo un principio de autoayuda donde los estados no deben depender de otros organismos políticos para salvaguardar sus intereses. No obstante, un estado, frente a una amenaza mayor

puede consolidar alianzas que bajo un interés común enfrenten una mayor problemática o concluyan en un mismo marco de respuesta ante una crisis o amenaza determinada.

Para el Realismo los principios van sujetos al interés y poder político del estado, el hombre de estado debe adaptar las pautas de comportamiento para conseguir dirigir al estado hacia el fin de poder y supervivencia que necesita. Esto genera un debate entre la naturaleza de los estados, si proviene de la naturaleza conflictiva humana o la estructuración de los estados, e incluso: cuál es la percepción del poder.

Para el realismo será el Estado el máximo actor de la política internacional, por tanto, la soberanía del estado significa no solo su supervivencia sino también la creación de una política independiente sobre su territorio y por tanto base lógica de su poder.

2. Liberalismo: Desarrollado en los siglos XIX y XX, tuvo gran influencia en la política internacional, el período de hegemonía bipolar y el nacimiento de organizaciones intergubernamentales de mayor alcance político originado en la Guerra Fría fue una renovación al comportamiento de la comunidad internacional hasta donde se conocía, lo que hace que para la década final del s.XX se redacten nuevas formulaciones liberalistas donde se incluyen principios de libertad defendidos por los estados en relación a sus intereses por fuera de la territorialidad de los mismos.

Para el liberalismo todos los ciudadanos tienen los mismos derechos (principio emanado de los acuerdos de visión optimista de los tratados internacionales), estos representados por las asambleas legislativas, y cuyo estatus de ley deben ser invulnerables, dando énfasis a la libertad de intercambio, propiedad y expresión (como factores básicos de la democracia occidental).

Al ser los individuos iguales en derechos, pero diferentes en características, los estados por tanto también lo son. Unos con políticas belicosas y otros pacíficas, unos comerciales, otros de interés cultural; esta identidad determina su posición en la realidad internacional. En cierto punto esto legitima su soberanía, como también abre camino a cooperación por intereses de desarrollo en común.

3. Neoliberalismo: El binomio realista-liberalista ha tenido gran influencia en el desarrollo de la política exterior y su comprensión como teoría social para muchos estados, donde podríamos destacar el rol de los Estados Unidos de América.

El nuevo enfoque realista centra sus esfuerzos en una posición de mantenimiento de la seguridad internacional, principalmente sirviendo al interés y posición de un país para mantener el status quo: mientras que el nuevo enfoque liberalista comienza a tratar temas de mayor contemporaneidad: derechos humanos, medio ambiente, economía política.

Ambas responden a los intereses del Estado, como metodologías de estudio y tendencias de comportamiento para sectores o temáticas económicas, sociales, militares, tecnológicas, políticas y comerciales.

Neorrealismo Neoliberalismo Importancia de la Seguridad, Soberanía, Contención de amenazas, equilibrio de poder.

Analiza cuestiones como la paz y la democracia, la libertad del mercado, apertura de fronteras e integración, etc.

Institucionalización de los intereses internos del estado, exteriorización a través de acciones individuales o conjuntas de un objetivo político.

Formas:

-Liberalismo comercial.

-Liberalismo republicano.

-Liberalismo sociológico.

-Institucionalismo liberal. Intervencionismo coalicionario para los intereses particulares.

Cobra vital importancia en el papel de los estados y la política internacional en el proceso de globalización.

Inteligencia y seguridad tecnológica, sistemática y demográfica. Control de instrumentos de poder: medios, empresas, etc.

4. Las Teorías Marxistas en las RRII: Primero se plantea: El fin de la Guerra Fría como fin de los paradigmas marxistas. Pero comienza a transformarse en una metodología de análisis o herramienta de búsqueda de efectos del sistema capitalista en la economía o sociedad internacional, tomando como temas continuos tópicos como el imperialismo, contenidos supra-estructurales, producción y reproducción de un sistema político hegemónico, el desenlace dialéctico de las relaciones internacionales en la lucha de poderes, etc.

5. Constructivismo Se refiere a la consciencia humana humana y al conocimiento y a cómo los actores interpretan el mundo, considerando la relación dinámica entre las ideas y las fuerzas materiales como una consecuencia de cómo los actores interpretan su realidad material.

Aproximación a la realidad internacional en lo referente a la centralidad de las ideas y de la consciencia humana. Es una visión holística e idealista de las identidades de los actores y de sus intereses y como las diferentes interacciones se organizan bajo la estructura.

6. Poscolonialismo: Una corriente de profunda base histórica, y concepciones ideológicas, que intenta estudiar la realidad internacional desde los intereses y perspectivas de acción y reacción de las potencias. A pesar de atribuírsele como corriente de una influencia marxista, rechaza la ortodoxia marxista de que solo el capital fue la razón exclusiva de la opresión colonial, integrando así el concepto de procesos como la dominación cultural o la asimilación cultural.

Empezó a estudiar de igual forma la posición de las potencias frente a las antiguas colonias por coaliciones o bloques políticos que reflejan una convención de objetivos comerciales e ideológicos, Surge de forma dinámica ante la nueva realidad de los estados independientes previamente en estado de colonia, cuya relación histórica no puede ignorarse, pero comienza a transformarse en una nueva actividad del estado “nuevo o joven” por incluirse en los actores de la realidad internacional.

Tiene un mayor interés en la cultura oriental, o no directamente occidental, como estudio histórico de la globalización, el impacto del mercado y la política global en Latinoamérica, India o China; rechazando sobre todo la idea de que el progreso es una trayectoria propia y uniforme representada por occidente.

comentarios (0)
No hay comentarios
¡Escribe tú el primero!
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 4 páginas totales
Descarga el documento