libro de embriologia, Otro de Anatomía. Universidad de Talca
katy-16
katy-1624 de septiembre de 2017

libro de embriologia, Otro de Anatomía. Universidad de Talca

PDF (5 MB)
98 pages
1Número de download
46Número de visitas
100%de 1 votosNúmero de votos
Descripción
embriologia humana, con ilustraciones
20 Puntos
Puntos download necesarios para descargar
este documento
descarga el documento
Pre-visualización3 pages / 98

Esta solo es una pre-visualización

3 shown on 98 pages

descarga el documento

Esta solo es una pre-visualización

3 shown on 98 pages

descarga el documento

Esta solo es una pre-visualización

3 shown on 98 pages

descarga el documento

Esta solo es una pre-visualización

3 shown on 98 pages

descarga el documento
Microsoft Word - libro para medicina y OBSTETRICIA.doc

1

EMBRIOLOGIA HUMANA

Dra. Mariana Rojas

Dra. M. Angélica Montenegro.

Profs Drs Susana Domínguez, Miguel Concha, Marcela Fuenzalida, Cleo Bosco, Angel Rodríguez,

Felipe Venegas.

2007

Universidad de Chile Facultad de Medicina Programa de Anatomía y Biología del Desarrollo

2

“PROLOGO”

Los avances en embriología, biología y genética, han

permitido comprender cómo transcurren los procesos fundamentales del desarrollo embrionario normal y la génesis de las malformaciones congénitas. Por otra parte, los sistemas ecográficos de alta resolución, equipados con transductores transvaginales, proporcionan nuevos métodos para visualizar y evaluar el desarrollo intrauterino del embrión y del feto.

Los estudios que se están realizando actualmente con

técnicas moleculares nos conducen a una nueva era en el diagnóstico y en el tratamiento de muchas enfermedades congénitas. Actualmente se ha logrado aplicar los conocimientos derivados de ella, con incipiente éxito, en la terapia de distintas enfermedades de la especie humana.

Es bien conocido que el período embrionario se inicia con

la fecundación y termina 8 semanas después (10º semana de amenorrea), lo que coincide con el comienzo de la formación de la médula ósea, que es evidente en embriones de aproximadamente 30 mm de longitud. El período fetal se extiende desde la novena semana de vida post-fecundación (décimo primera semana de amenorrea) hasta el término de la gestación, y se caracteriza por el rápido crecimiento del cuerpo y la progresiva maduración de los diferentes órganos.

La edad gestacional o semanas de amenorrea -término

que se utiliza en Obstetricia y Ecografía Obstétrica- se refiere a la edad medida desde el primer día de la última menstruación hasta el momento en que se está evaluando la gestación; sin embargo, este término en Embriología es sinónimo de edad fetal y se refiere a la edad real calculada desde el momento de la fecundación. El concepto de edad fetal no se utiliza en la práctica clínica, debido a la dificultad que existe para establecerla con precisión, a menos que la paciente haya sido sometida a fertilización asistida o tenga periodos menstruales regulares y conozca el día de la concepción. Con todo, es factible restar dos semanas de la edad menstrual para calcular la edad fetal.

Esperamos que este libro sea de utilidad para

complementar las clases y un estímulo para acercarse al fascinante mundo de la Embriología y Biología del Desarrollo.

Dra. Mariana A Rojas

3

CONTENIDOS

Capítulo 1 Primeras etapas de la Embriogénesis 4 Capítulo 2 Implantación 9 Capítulo 3 Introducción al establecimiento del Embrión Trilaminar 14 Capítulo 4 Gastrulación 19 Capítulo 5 Periodo Somitico 23 Capítulo 6 Periodo Prefetal 32 Capitulo 7 Desarrollo de los miembros 41 Capítulo 8 Periodo Fetal 45 Capítulo 9 Anexos Embrionarios 47 Capítulo 10 54 Placenta Capítulo 11 72 Desarrollo del sistema Esquelético Capítulo 12 82 Introducción al Desarrollo de Sistema Nervioso Capítulo 13 Mecanismos Biológicos del Desarrollo Embrionario 87 Capítulo 14 92 Malformaciones Congénitas Lecturas recomendadas 98

4

Capítulo 1

PRIMERAS ETAPAS DE LA EMBRIOGÉNESIS

Dra. Mariana Rojas, Programa de Anatomía y Biología del Desarrollo Facultad de Medicina, ICBM Universidad de Chile.

Durante la primera semana ocurren los procesos de la fecundación y la segmentación, ambos procesos se desarrollan en las tubas uterinas. La segmentación consiste en una serie de divisiones celulares asincrónicas que experimenta el huevo fecundado. Primero se divide el cigoto originando dos células de distinto tamaño llamadas blastómeras, luego se divide la blastómera más grande y después la más pequeña y así sucesivamente. No hay crecimiento celular entre una mitosis y la siguiente, por lo tanto las células son cada vez más pequeñas y, se restablece la relación núcleo citoplasmática que estaba perdida en el ovocito.(figura 1)

Figura 1 Etapas de la segmentación. A medida que las blastómeras van

aumentando en número, van disminuyendo en tamaño, Observe la presencia de la zona pelúcida en todas las etapas de la segmentación (zp)

El embrión se desplaza a través de las tubas uterinas en dirección a la

cavidad uterina acompañado siempre por la zona pelúcida. El transporte se ve facilitado por los cilios y por las contracciones de la pared muscular de las tubas uterinas. De acuerdo a los estudios de Croxato y cols este tránsito en la mujer dura 80 horas. En algunas ocasiones este transporte no ocurre normalmente, y la mórula se implanta en las tubas uterinas, dando lugar al embarazo tubario.

Al observar las primeras divisiones de segmentación, con una lupa estereoscópica se puede identificar nítidamente cada blastómeras. Estas blastómeras son indiferenciadas y totipotentes, esto último quiere decir, que

Z P

Z Z P

zp

5

cada célula es capaz de generar a un individuo normal y sano, A este concepto se le denomina totipotencialidad de las blastómeras. En este sentido se han realizado múltiples experimentos que se detallan en el capítulo de Embriología Experimental. El concepto de totipotencialidad de las blastómeras puede ser representado por los siguientes ejemplos: Después de la cópula de una coneja se obtiene una etapa de dos blastómeras, luego se destruye una blastómera, la otra junto a la zona pelúcida intacta, se coloca en una hembra receptora, que ha sido hormonalmente tratada, Al cabo de 30 días nace un conejo completamente normal. (fig 2a)

l

Figura 2a- Experimento que demuestra la totipotencialidad de las

blastómeras. Las blastómeras pierden su totipotencialidad en el momento de la

compactación, Después de completar 8 células, se constituye una mórula y se inicia un proceso llamado compactación, en el cuál se forman medios de unión entre las blastómeras externas, esto determina la constitución de dos poblaciones celulares diferentes. La población externa dará origen principalmente al trofoblasto. En cambio, las células que quedan ubicadas internamente originarán al embrioblastollamado también macizo celular interno.Cuando

Hembra receptora

6

ocurre la compactación significa que las células han sufrido su primera diferenciación y pierden su totipotencialidad.

Figura 2b. Corte transversal de una mórula, se observan células externas (color verde) unidas por medios de unión, internamente se observan células sin medios de unión. Cuándo la mórula se encuentra en el útero aproximadamente 4 días después de la fecundación (pero antes de implantarse) ingresa al interior de ella, líquido proveniente de la secreción de las glándulas endometriales. A medida que este líquido aumenta, aparecen espacios que confluyen para formar una cavidad central. A este proceso se le denomina cavitación. Se forma así el blastocisto, el cuál esta constituido por un embrioblasto que originará al embrión, y una pared que es el trofoblasto, el cuál originará parte de la placenta. Al centro se encuentra una cavidad central (Figura 3).

Figura 3 Un corte sagital a través de un blastocisto. Se observa trofoblasto formando la pared externa y, embrioblasto internamente. La Fig 3b corresponde a un blastocisto” in toto” con técnica de inmunofluorescencia Los núcleos se observan de color azul.

En la etapa de blastocisto se recupera la totipotencialidad embrionaria, pero no la de las blastómeras en particular, esto quiere decir, que al ser escindido el blastocisto en dos partes iguales, cada una de ellas originará un embrión. Además es muy inportante destacar que las células del embrioblasto son pluripotenciales es decir son capaces de generar todos los tejidos del embrión

Entre el 5° y 6° día, a partir de la fecundación, el blastocisto se adhiere a la mucosa uterina. El lugar normal de contacto es la parte superior de la pared posterior del cuerpo del útero. Las células del trofoblasto ubicadas junto al embrioblasto se diferencian en dos capas. Una de ellas se denomina citotrofoblasto y la otra sinciciotrofoblasto.

a b

7

IMPRONTA DE LOS PADRES La expresión de genes derivados del óvulo difieren respecto de la expresión de los mismos genes derivados del espermatozoide. Este fenómeno se llama impronta de los padres,

Esto se ha demostrado en estudios experimentales de la siguiente manera. 1) Cuando se elimina un pronucleo de un óvulo y se reemplaza por un pronucleo tomado de otro óvulo que esté en una etapa similar de la embriogénesis , el desarrollo es normal, no obstante, si se extrae un pronucleo masculino y se reemplaza por uno femenino (resultando un cigoto con dos pronucleos femeninos) el embrión se desarrolla bién, pero la placenta tiene un desarrollo deficiente. Por el contrario, un cigoto con dos pronucleos masculinos produce un embrión malformado, mientras que la placenta es normal.

Un ejemplo de la impronta paterna es la mola hidatiforme, que se

caracteriza por el desarrollo de tejido trofoblástico y la pérdida del embrión esta situación puede resultar de la fecundación de un óvulo por dos espermatozoides y la imposibilidad del genoma embrionario del óvulo de participar en el desarrollo. También se puede deber a la duplicación del pronucleo masculino en el ovocito sin pronucleo femenino. Esto se relaciona con la hipótesis que la impronta paterna favorece el desarrollo del trofoblasto y no del embrión. Eventos que alteran el plan normal del desarrollo. Durante la primera semana pueden ocurrir algunos de los siguientes eventos que alteran el plan normal del desarrollo. 1.- Fecundación sin contribución cromosómica materna. Constituirá los embarazos molares donde se desarrollan elementos trofoblásticos como el saco coriónico, pero no se encuentra el embrión. Se debe a que penetraron dos espermatozoides formando dos pronucleo masculinos y hay ausencia de pronucleos femeninos. 2.- Fecundación de varios ovocitos generando un embarazo múltiple. Este tipo de fecundación tiene un fuerte componente genético. Además ocurre con frecuencia en los casos de fecundación asistida y cuando se interrumpen tratamientos anticonceptivos. 3.- Fecundación de un ovocito con posterior separación de las blastómeras corresponde a un embarazo gemelar monocigótico. En este caso los embriones tienen el mismo sexo e idéntica constitución genética. Se debe destacar que la formación de gemelos monocigóticos puede ocurrir en distintos momentos desde la etapa de dos blastómeros hasta la etapa de blastocisto. La separación de las blastómeras, debido al la pérdida de la zona pelúcida, se

8

traduce en el desarrollo individual de cada uno de ellos y en un embarazo múltiple.

Las anomalías congénitas que afectan el período de la segmentación, ocurren con mayor frecuencia en los embarazos gemelares y múltiples que en los embarazos con fetos únicos. Las anomalías exclusivas del embarazo gemelar son los gemelos siameses y los acárdicos. Gemelos unidos o siameses. Es una variedad de gemelación monoamniotica , afecta a uno de cada 900 embarazos gemelares. Los gemelos siameses son monocigóticos, por lo tanto tienen el mismo sexo y cariotipo. La clasificación de ellos depende del sitio de la unión anatómica de los fetos, dando lugar a cinco tipos de gemelos siameses: -Toracópago (40%) unidos por el torax. -Onfalópago (35%) unidos por la pared abdominal anterior -Pigópago (18%) unidos por las nalgas. -Isquiópago (6%) unidos por el isquion. -Craneopago (2%) unidos por la cabeza).

El diagnóstico prenatal se hace por ultrasonografía. En estos casos se debe realizar una detallada inspección del torax y abdomen de cada uno de los fetos, con el objeto de determinar si los gemelos comparten órganos vitales. Una vez realizado el diagnóstico de gemelos siameses, se obtienen otros exámenes como tomografía computarizada y resonancia magnética para demostrar con mayor certeza la existencia y localización de zonas de unión entre los fetos.

Para los sobrevivientes la separación quirúrgica es la única manera de

tener vida independiente. La ausencia de malformaciones congénitas, y de uniones óseas y la presencia de miocardios separados, son los indicadores más importantes para un resultado quirúrgico favorable. Gemelo acárdico En estos casos uno de los gemelos no posee estructura cardíaca y su circulación es mantenida por el corazón del otro gemelo. La carga circulatoria para el gemelo normal es muy grande, siendo muy alta la posibilidad de desarrollar insuficiencia cardíaca congestiva, con una mortalidad de hasta 50%. 4.- Embarazos tubarios, se generan durante la primera semana debido a la implantación anómala del embrión en las trompas de Falopio y a la capacidad de las células de la mucosa tubaria de decidualizarse igual como ocurre con el estroma uterino.

9

Capítulo 2

IMPLANTACION

Dras. Mariana Rojas y Susana Domínguez. Programa de Anatomía y Biología del Desarrollo Facultad de Medicina, ICBM Universidad de Chile.

1.- La implantación embrionaria, también denominada nidación consiste en la fijación del embrión en etapa de blastocisto, al útero materno que se encuentra en fase receptiva. Este proceso es un hecho único que requiere de una sofisticada comunicación entre dos organismos con diferente dotación genética e inmunológica: el embrión y el endometrio materno.

La implantación debe ocurrir de forma sincronizada tanto en el

tiempo como en el espacio. El período de tiempo en que se produce debe coincidir con la fase de máxima receptividad uterina, conocido como ventana de implantación. (aproximadamente en el día 20 de un ciclo de 28 días).

Este proceso está regulado por la expresión en el útero del

denominado "factor inhibitorio de leucemia (LIF), el cuál promueve la adherencia del embrión al epitelio uterino, así como la posterior decidualización del útero; en ausencia del LIF, estos mecanismos no se manifiestan

La implantación consta de tres fases distintas, relacionadas y

consecutivas, denominadas aposición, adhesión e invasión. Durante la aposición, el blastocisto encuentra su lugar de implantación orientándose según la especie. En el humano con su polo embrionario dirigido hacia el epitelio endometrial superficial (figura 1). Por el contrario en rata y ratón la implantación ocurre por el lado abembrionario.

El endometrio está preparado para recibir al embrión, encontrándose

en fase secretora, con glándulas grandes y tortuosas, secreción en el lumen y edema en el estroma, el epitelio de revestimiento presenta unas saculaciones llamadas pinópodos que aumentan la adhesividad superficial, el estroma endometrial debe presentar edema lo cuál se logra con un aumento del ácido hialurónico.

En la especie humana, el embrión, es capaz de elaborar una serie de

factores de crecimiento, varias hormonas como la gonadotropina coriónica y también enzimas como las colagenasas, estromalisinas y gelatinasas que le permitirán pasar a través de la membrana basal y del estroma de la capa compacta endometrial.

10

Figura 1. Se observa fase de aposición entre el blastocisto que contacta por el lado del embrioblasto y el epitelio del endometrio que se ha preparado previamente para este momento.

En la fase de adhesión se produce el contacto direto entre el epitelio endometrial y el trofoblasto del blastocisto, con lo que el embrión queda inicialmente “pegado “al útero”. En la especie humana, ambas fases ocurren entre el sexto y séptimo día después de la fertilización. (figura1)

Finalmente, durante la invasión el trofoblasto embrionario penetra y

destruye el epitelio endometrial, y la membrana basal introduciéndose poco a poco en el estroma uterino e invadiendo los vasos uterinos. Paralelamente en el endometrio de algunas especies se desencadena la reacción decidual, generándose así una “capa compacta” de células que acumulan glucógeno y lípidos. Los leucocitos del estroma endometrial secretan interleucina 2, que impide el reconocimiento materno del embrión como un cuerpo extraño.

El sitio normal de la implantación es el tercio superior de la pared anterior o posterior del cuerpo uterino. Específicamente la implantación ocurre en la capa compacta del endometrio, aunque también puede ocurrir en otras localizaciones fuera del útero. Este hecho identifica el trofoblasto como el verdadero responsable de la adhesión embrionaria, siendo capaz de desencadenarla allá donde se encuentre en el momento adecuado, sea en las tubas uterinas, el peritoneo o incluso en una simple placa Petri.

La implantación representa un momento crítico en la selección natural

de embriones que continuarán su desarrollo y los que serán abortados.

Cuando el blastocisto invade el endometrio, el trofoblasto se diferencia en dos capas: una interna de limites celulares definidos llamada citotrofoblasto y otra externa sin limites celulares que se llama sinciciotrofoblasto (figura 2) El sinciciotrofoblasto, además de invadir el estroma endometrial, secreta la gonadotrofina coriónica (CG) hormona que mantiene el cuerpo lúteo funcional durante el desarrollo embrionario.

11

Figura 2: Blastocisto implantándose en el endometrio materno. EU: epitelio uterino, S: estroma endometrial, GU: glándula uterina. Blastocisto constituido por CT: citotrofoblasto, ST: sinciciotrofoblasto, A: amnios, E: epiblasto, H: hipoblasto.

Mientras esto ocurre, en la región del nudo embrionario que mira

hacia la cavidad del blastocisto, comienzan a diferenciarse las células del hipoblasto que constituirán transitoriamente la hoja inferior del embrión. En la parte superior del nudo embrionario aparece un espacio que corresponde al inicio de la formación de la cavidad amniótica. De esta manera, se forma el embrión bilaminar, constituido por una hoja superior llamada epiblasto y una hoja inferior llamada hipoblasto (figuras 2, 3 y 4). El epiblasto que constituye la hoja superior del embrión forma el piso del amnios. El hipoblasto que es la hoja inferior del embrión constituye el saco vitelino.

12

Figura 3. Formación del saco vitelino primitivo y diferenciación del

mesodermo extraembrionario. E: epiblasto, H: hipoblasto, ME: mesodermo extraembrionario, A: amnios, VP: saco vitelino primario, constituido por células del hipoblasto y una membrana delgada que delimita el mesodermo extraembrionario. EU: epitelio uterino, CE: cavidades que originarán la cavidad coriónica, SM: sangre materna.

A medida que avanza el proceso de implantación, continúan desarrollándose el citotrofoblasto y el sinciciotrofoblasto. Aparece una nueva población celular que constituye el mesodermo extraembrionario que ocupa el espacio comprendido entre el citotrofoblasto y el amnios y el saco vitelino primitivo en formación. (figura 3) Posteriormente, en el mesodermo extraembrionario, se forman grandes cavidades, las cuales confluyen y originan un nuevo espacio que se denomina cavidad coriónica (figura 4) Esta cavidad rodea al saco vitelino primitivo y a la cavidad amniótica. El mesodermo extraembrionario que reviste el citotrofoblasto y el amnios se denomina somatopleura extraembrionaria, y el que cubre el saco vitelino recibe el nombre de esplacnopleura extraembrionaria.

13

Al final de la segunda semana después de la fecundación, el hipoblasto produce células que migran hacia el saco vitelino primitivo. Estas células proliferan y forman una nueva cavidad que recibe el nombre de saco vitelino secundario y reemplaza al saco vitelino primitivo.

Figura 4: Formación de la cavidad coriónica. El mesodermo que

reviste el citotrofoblasto (CT) y el amnios (A) se denomina mesodermo extraembrionario somático (S). El mesodermo que reviste el saco vitelino (VS) se llama mesodermo extraembrionario esplácnico (EY). El espacio comprendido entre ambas hojas de mesodermo corresponde a la cavidad coriónica (C). Se observa además ST: sinciciotrofoblasto, VT: vellosidades del saco coriónico con capilares fetales, El. lagunas con sangre materna, E: epiblasto, H: hipoblasto, Q: quistes del saco vitelino primitivo.

14

Capítulo 3

Establecimiento del Embrión Trilaminar

Dra Mariana Rojas Programa de Anatomía y Biología del Desarrollo, ICBM Facultad de Medicina Universidad de Chile

En el capítulo anterior analizamos la formación del embrión bilaminar constituído por epiblasto e hipoblasto. En este capítulo estudiaremos como el hipoblasto es reemplazado por células provenientes del epiblasto para constituir el endodermo, ytambiéncomo el embrión adquiere, una tercera hoja embrionaria llamada mesodermo.

La gastrulación consiste en una serie de movimientos

celulares destinados a la formación de una hoja embrionaria denominada mesodermo. La gastrulación involucra solo al disco embrionario, no al trofoblasto.

En muchas especies, como la humana, rata y ratón, la

gastrulación ocurre después de la implantación, en cambio, en la coneja, bovinos, ovinos y cerdos ocurre antes.

En los últimos años se ha podido observar que tanto el

endodermo definitivo como el mesodermo provienen del epiblasto y además que el lugar que ocupan las células en este epiblasto es lo que determinará su destino final. Por ejemplo, las células ubicadas en el polo anterior del epiblasto originará células de la cresta neural, en cambio las células ubicadas en el polo posterior originará células germinales primordiales.

Primero se forma la línea primitiva, que aparece como un engrosamiento en el extremo caudal del epiblasto, y define los lados derecho e izquierdo del embrión, debido a la convergencia de células hacia el plano medio. Luego estas células se invaginan formando el surco primitivo (Figura1 ). Cuando esto sucede, las células del epiblasto pierden sus características de epitelio y adquieren forma mesenquimal (forma estrellada y capacidad de migrar individualmente).

15

La migración de las células durante la gastrulación forma el

mesodermo intraembrionario. Este proceso se ve facilitado por el ácido hialurónico, elaborado previamente por las células del epiblasto. Las células de la capa mesodérmica recientemente formada, migran lateralmente y hacia el polo cefálico poniéndose en contacto con el mesodermo extraembrionario que cubre al amnios y al saco vitelino. Hacia el final de la tercera semana en el bovino, se observa mesodermo en todo el disco embrionario, excepto en dos zonas: una cefálica que constituirá la membrana bucofaríngea y una caudal que constituirá la membrana cloacal.

El nudo primitivo está ubicado en el extremo craneal de la

línea primitiva. Sus células se invaginan formando la fosita primitiva, y luego migran directamente en dirección cefálica, dando origen a la prolongación cefálica o notocordal, la cuál formará la notocorda y la placa precordal, esto es, “los organizadores del futuro sistema nervioso”. Cuando ha terminado la gastrulación, el embrión está formado por tres hojas embrionarias: una hoja superior llamada ectodermo, una hoja media el mesodermo, y una hoja inferior llamada endodermo (Figura 2).

Figura 1: Gastrulación. Vista dorsal del epiblasto u hoja superior del embrión. L: línea primitiva, NH: nudo primitivo, FP fosita primitiva, PN. prolongación notocordal. En la figura B se observa un corte transversal a nivel de línea y surco primitivo. SP: surco primitivo, EB: epiblasto, HB: hipoblasto, M: mesodermo. Las flechas indican la dirección del movimiento de las células.

a

B

16

En la figura 2a se indica como el hipoblasto es reemplazado

por células que provienen del epiblasto, en la figura 2b se indica como ocurre la formación del mesodermo De acuerdo a esto las tres hojas del embrión tienen el origen epiblastico.

Figura 2a: Corte transversal de la porción caudal del embrión. Las

células epiblásticas se invaginan por el surco primitivo, reemplazan al hipoblasto y forman el endodermo (Esquema modificado Larsen, 2003)

Figura 2b: Corte transversal de la porción caudal del embrión. Las

células epiblásticas se invaginan por el surco primitivo y forman el mesodermo. (Esquema modificado Larsen,2003)

Surco primitivo

Células migratorias del epiblasto para constituir el endodermo

hipoblast o

Epiblast o

mesodermo

17

Importancia de la notocorda y de la lámina precordal La notocorda es un cordón celular que corre a lo largo del

eje longitudinal del embrión inmediatamentemente ventral al sistema nervioso central. Aunque desde los puntos de vista filogenético y ontogenético la notocorda sirve como soporte longitudinal primario del cuerpo, también desempeña un papel importante como centro primario de una serie de inducciones que transforman células embrionarias no especializadas en tejidos y órganos definitivos.

Las señales inductivas de la notocorda 1) estimulan la

transformación del ectodermo superficial en tejido neural, transforman ciertas células mesodérmicas de los somitos en cuerpos vertebrales y 3) favorecen las primeras fases del desarrollo del páncreas dorsal.

La notocorda y la lámina precordal surgen de la

proyección de un grupo de células epiblásticas que pasan a través del nudo primitivo y fosita primitiva respectivamente, se invaginan y luego en la capa media avanzan en dirección cefálica formando el proceso notocordal. Esta lámina procordal emite señales moleculares que son fundamentales para estimular la formación del cerebro anterior.

Hacia el extremo craneal de la notocorda se encuentra una

pequeña región en la cuál el ectodermo y el endodermo embrionarios se adosan sin que haya mesodermo entre ellos. Esta estructura, que se denomina membrana orofaríngea, marca el lugar de la futura cavidad oral.

¿Quién induce la formación del sistema nervioso? En los mamíferos se han identificado dos moléculas de

señales específicas que provocan inducción neural: la nogina y la cordina, ambas producidas por la notocorda. Primero se pensó que estas dos moléculas estimulaban directamente a las células del ectodermo para que formaran tejido nervioso, pero investigaciones posteriores demostraron que estos inductores actúan bloqueando la acción de un inhibidor que es la proteína morfogenética del hueso (BMP-4), en el ectodermo dorsal, En ausencia de la actividad de la BMP-4, el ectodermo dorsal forma tejido neural. Un segundo paso importante es la regionalización del sistema nervioso central.

18

En el proceso de la neurulación, la hoja superior del

embrión está formada por el ectodermo, que origina la epidermis y el neurectodermo, que es el tejido que origina el sistema nervioso. Este último se ubica sobre la notocorda y se extiende desde el nudo primitivo hacia el polo cefálico. Las células neuroectodérmicas aumentan de altura, por inducción de la notocorda y constituyen la placa neural. (figura 3 a). Algunos días después, los bordes laterales de la placa neural se levantan, dando el aspecto de una pseudoestratificación y quedando la zona central deprimida longitudinalmente. Los bordes solevantados reciben el nombre de pliegues neurales y la parte deprimida de surco neural (figura 3b)

Figura 3 a: Formación de la placa neural Se han

constituido las tres hojas embrionarias: EC ectodermo, M: mesodermo, EN: endodermo. En la hoja media se encuentra la notocorda (N), que induce la diferenciación de la placa neural sobre ella (PN) Figura 10b Formación de surco neural. Se observa surco neural (S) y pliegues neurales (P).

P

19

Capitulo 4

GASTRULACIÓN

Dr. Miguel Concha N Laboratorio de Neurobiología Comparada y Biología del Desarrollo Programa de Anatomía y Biología del Desarrollo. Facultad de Medicina, ICBM Universidad de Chile. Entre los días 7 y 12 post ovulación, el embrión se denomina blastocisto y se encuentra implantado en la pared uterina. La porción del embrioblasto tiene forma de disco y está formado por dos laminas: epiblasto e hipoblasto.

La Gastrulación, que acontece predominentemente entre los días 13 y 21 post ovulación, se caracteriza por una complejidad de eventos inductivos y movimientos celulares morfogenéticos que transforman a este embrión bilaminar en forma de disco en uno trilaminar y alargado, donde los principales ejes embrionarios (antero-posterior, dorso-ventral e izquierda-derecha) ya se han definido. Esta etapa del desarrollo es fundamental en la embriogénesis y cualquier defecto en su establecimiento es generalmente letal para el embrión.

Lo principales eventos celulares que acontecen durante la gastrulación son:

1) Inducción de destino celular 2) Formación de las capas germinativas 3) Movimientos celulares que originan el eje embrionario 4) Formación del sistema nervioso

1) Inducción de destino celular

El concepto de inducción históricamente viene de los experimentos pioneros de transplante celular en embriones de la rana realizados por Hans Spemman y Hilde Mangold en Alemania. Ellos descubrieron que el transplante de la región del labio dorsal del blastoporo a otras zonas del embrión es capaz de generar (inducir el desarrollo de) un nuevo eje embrionario.

Inducción es el proceso mediante el cual un grupo celular influencia el destino celular de otro, siendo esto la base del desarrollo regulativo (en contraste con el desarrollo tipo mosaico). La molécula inductora en general es de tipo secretada y ejerce su efecto en forma local o a distancia (inducción endocrina y paracrina), aunque existe también inducción por moléculas ancladas a la membrana celular (inducción juxtacrina). Una condición fundamental para la inducción es que las células que reciben la señal deben ser competentes para responder a ella. Esta competencia se alcanza en ventanas temporales bien circunscritas durante el desarrollo. Por otro lado, las células que reciben la señal inductora pueden responder a ella de forma ON/OFF (adquiriendo un

20

destino celular en presencia de la señal y otro en su ausencia) o dependiendo de la concentración a la cual estén expuestas se desarrollarán en un tipo celular específico. En esta última condición se conoce como inducción por MORFÓGENO.

Dos ejemplos de inducción durante la gastrulación son la inducción del mesodermo y del sistema nervioso central.

2) Formación de las capas germinativas

A. Mesodermo y Endodermo:

Al comienzo de la gastrulación, la masa celular interna del blastocisto está formado por dos capas: epiblasto e hipoblasto. El primer evento morfológico de la gastrulación es la formación del Nodo (equivalente del labio dorsal del blastoporo de la rana en sus propiedades inductivas de un eje embrionario) y del surco primitivo.

El surco primitivo se origina por la invaginación de células del epiblasto localizadas en la línea media caudal del embrión. Durante este proceso, las células epiteliales del epiblasto cambian de forma cilíndrica a en botella (al perder las uniones de su superficie basolateral), y posteriormente adoptan una forma estrellada característica de células mesenquimáticas, activando además su motilidad y la migración celular. Esta transformación celular se denomina transición epitelio-mesenquimatosa y participa en el origen de la capa intermedia (mesodermo) y profunda (endodermo definitivo). Las primeras células del epiblasto que invaginan forman el endodermo definitivo y las posteriores el mesodermo.

La transición epitelio-mesenquimatosa que acontece en el surco primitivo es el resultado de un proceso de inducción mediado por proteínas de la familia del factor transformante de crecimiento tipo ß (ver tabla). Tejido por inducir

Inductor (tejido y molécula) Tejido inducido

Epiblasto Moléculas de la familia TGFß (p.e NODAL)

Mesodermo

¿producidas por el endodermo primitivo?

El mesodermo en formación se distribuye en diversas zonas del embrión. En la zona más rostral de la línea media forma la placa precordal (importante en la inducción del cerebro anterior). La notocorda se extiende en forma caudal también en la línea media hacia el surco primitivo. El resto del mesodermo

21

formará el mesodermo paraxial (somítico), intermedio y lateral.

El proceso de invaginación, y por ende el surco primitivo, progresa desde caudal a rostral en el embrión. Posterior a ello, el surco primitivo regresa y en el recién nacido se reduce a un trozo de piel sobre el cóccix. La permanencia en el desarrollo de células pluripotenciales de esta región puede originar un teratoma sacrococcígeo (1:37,000 RN).

B. Ectodermo:

Las células del epiblasto que no reciben la señal inductiva para formar el mesodermo y por lo tanto no invaginan en el surco primitivo formarán el ectodermo.

El ectodermo está formado por el ectodermo neural (placa neural) que dará origen al SNC y el ectodermo de superficie que cubrirá la superficie del cuerpo y formará la piel.

El ectodermo neural se diferencia del de superficie mediante un proceso inductivo denominado inducción “neural por defecto”. En este proceso, para inducir la formación de la placa neural se requiere bloquear las vías genéticas de piel comandadas por la proteína morfogenética de hueso (BMP o Bone Morphogenetic Protein, una proteína secretada por el epiblasto) a través de la producción de bloqueadores de BMP secretados por el nodo (nogina, cordina y folistatina). Tejido por inducir

Inductor (tejido y molécula) Tejido inducido

Epiblasto Moléculas secretadas de la familia TGFß Piel (BMP) Producidas por el epiblasto

Epiblasto Moléculas secretadas como Nogina, Cordina y Placa neural (SNC)

Folistatina Producidas por el nodo Una vez formadas las capas germinativas, estas se diferenciarán en distintas estructuras del individuo adulto. El Ectodermo originará la piel y sus anexos, los dientes, el cristalino, el revestimiento del oído interno y externo, la glándula pituitaria y mamaria, y el sistema nervioso central. El Mesodermo dará origen a los músculos, los huesos, el tejido linfático, el bazo, los vasos sanguíneos, el corazón, los pulmones, el sistema reproductivo y excretor. Finalmente, el endodermo formará el revestimiento de los pulmones, la lengua, las amígdalas, la uretra y las glándulas asociadas, la vejiga y el tracto digestivo.

22

3) Movimientos celulares que originan el eje embrionario

El movimiento celular morfogenético más prominente de la gastrulación es conocido como movimiento de convergencia-extensión y acontece en las tres capas germinativas. Este movimiento da origen a un embrión alargado en el eje rostro-caudal y angosto en el eje mediolateral.

Experimentos en la rana utilizando explantes del labio dorsal del blastoporo (explante dorsal de Keller) han demostrado que estos movimientos acontecen in vitro y que su motor reside en las mismas células que participan de dichos movimientos. En la actualidad, se conoce que las células durante la convergencia-extensión se interdigitan activamente a lo largo del eje medio- lateral del embrión (convergencia) mediante de la formación de filopodios y lamelipodios. Esta reorganización lleva a que las células se distribuyan a lo largo del eje antero-posterior (extensión), y de esta forma elonguen el eje embrionario a lo largo dl eje rostro-caudal.

Ya que los movimientos celulares de la gastrulación son sumamente estereotipados, es posible dibujar un mapa de los territorios presuntivos que demarcan regiones de la gástrula que contienen células que más adelante en el desarrollo formarán estructuras específicas del embrión y feto.

4) Formación del sistema nervioso. de destino celular

Los eventos inductivos del SNC fueron descritos con anterioridad. Una vez formada la placa neural (una lámina de células epiteliales tipo columnares) sufrirá el proceso de neurulación. En este proceso la placa neural se pliega, forma un surco con pliegues laterales y se cierra para dar origen al tubo neural.

El cierre del tubo neural se inicia a nivel cervical y progresa en dirección rostral y caudal. Problemas en este proceso llevan paralelamente a defectos en la aposición de la piel sobre el SNC, dejándolo expuesto directamente a la superficie del embrión (p.e. raquisquisis).

23

Capítulo 5

PERIODO SOMITICO

Dra. M. Angélica Montenegro R. Programa de Anatomía y Biología del Desarrollo

Facultad de Medicina, ICBM Universidad de Chile

El período somítico es la etapa del desarrollo embrionario en la cual se forman los somitos a partir del mesoderma. En el embrión humano se inicia el día 21 de gestación. El número de somitos es variable y depende de la especie, dando origen a somitos occipitales, cervicales, torácicos, lumbares, sacros y cocígeos. Estos últimos originan la cola que es característica de esta etapa aún en embriones humanos. En el embrión humano la formación de somitos se inicia el día 20, originándose un número de tres pares de somitos por día con un total de 44 ± 2 pares de somitos, lo que se completa alrededor de los 35 días de gestación. El número de somitos presentes en el embrión permite determinar la edad embrionaria.

Figura 1. Embriones somíticos de roedor (A y B) A.- Se observa el surco neural y tres pares de somitos B.- arcos branquiales bien desarrollados (flechas) y la eminencia que hace el corazón (C). Se observa claramente el Corazón (C), D- Embrión de 25 días. Nótese el poco desarrollo de la región cefálica en relación al cuerpo. Corazón (C), arcos branquiales (flechas).

24

El período somítico es semejante en muchas especies de vertebrados, desde los peces hasta el hombre, con sólo pequeñas diferencias. Durante este período, los embriones presentan una organización propia de un animal acuático (embrión ictiomórfico, con aspecto de pez). Una de las características más notorias es la metamerización no sólo del mesoderma, sino también de otros órganos como la piel, los músculos, los nervios, los vasos sanguíneos, etc. Además, aparece metamerización de la región branquial, donde se forman otras estructuras metaméricas, los arcos branquiales o faríngeos (figuras 1 B y D). El embrión somítico no tiene cara, cuello, ni extremidades. Además posee un corazón tubular, es decir, un tubo cardíaco con una serie de cavidades dispuestas en sentido lineal. Todas estas características hacen difícil determinar la especie a la cual pertenece. Durante este período, además de la formación de somitos y la metamerización del embrión, se completa la neurulación que se había iniciado en la gástrula tardía, se delimita el cuerpo del embrión y se establece la circulación embrionaria. 2.- NEURULACIÓN. Al final de la Gastrulación, el embrión está constituído por 3 hojas embrionarias. La hoja superior está representada por el ectoderma neural, ubicado en la zona media por sobre la notocorda, y por el ectoderma, que ocupa el resto de la hoja. Por un efecto inductor de la notocorda, las células del ectoderma neural se hacen altas, cilíndricas, ordenándose como en empalizada, de manera que esta zona se ve engrosada constituyendo la placa neural (figura.2.A). Este cambio morfológico en las células de la placa neural, se debe a la formación y disposición de microfilamentos y microtúbulos alineados en forma paralela en el eje mayor de la célula. Los bordes laterales de la placa neural se solevantan formando los pliegues neurales, mientras que su zona central queda deprimida originando el surco neural (figuras 2. B, C y 3.). Posteriormente los pliegues neurales se siguen solevantando, acercándose en la línea media hasta unirse y fusionarse, constituyendo el tubo neural. El tubo neural comienza a cerrarse en la región cervical y desde aquí el cierre continua hacia cefálico y caudal. Transitoriamente, el tubo neural comunica con la cavidad amniótica por sus extremos cefálico y caudal, mediante los neuroporos anterior y posterior. A medida que el cierre del

25

tubo neural avanza, los neuroporos van siendo desplazados hacia cefálico y caudal respectivamente. En la región cefálica, el tubo neural se dilata dando origen a las vesículas primarias: prosencéfalo, mesencéfalo y rombencéfalo. El resto del tubo neural dará origen a la médula espinal.

Figura 2. Cortes transversales de embriones somíticos de mamíferos que muestran el proceso de neurulación y la evolución del mesoderma.

Durante el período en que se está cerrando el surco neural, desde sus bordes laterales se desprenden grupos de células que se disponen como bandas a ambos lados del tubo neural. Estos cordones celulares constituyen las crestas neurales (figuras 2. C y 3.).

comentarios (0)

No hay comentarios

¡Escribe tu el primero!

Esta solo es una pre-visualización

3 shown on 98 pages

descarga el documento