medio ambiente, Apuntes de Derecho. Universidad Carlos III de Madrid (UC3M)
tulia.barrera
tulia.barrera

medio ambiente, Apuntes de Derecho. Universidad Carlos III de Madrid (UC3M)

5 páginas
5Número de descargas
20Número de visitas
66%de 3 votosNúmero de votos
Descripción
Asignatura: Instrumentos y Regímenes de Cooperación Internacional, Profesor: , Carrera: Derecho + Ciencias Políticas, Universidad: UC3M
20 Puntos
Puntos necesarios para descargar
este documento
Descarga el documento
Vista previa3 páginas / 5
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 5 páginas totales
Descarga el documento
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 5 páginas totales
Descarga el documento
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 5 páginas totales
Descarga el documento
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 5 páginas totales
Descarga el documento

El orden económico mundial actual y sobre posibles alternativas

El desplome del bloque comunista tras la Guerra Fría llevó aparejado el triunfo definitivo del liberalismo económico y político según el politólogo Fukuyama1. Esta postura parece defendible puesto que Estados Unidos tenía en 1989 una industria intacta y fortalecida lo que permitió que impusiera el capitalismo como modelo económico al resto del mundo y como consecuencia se aceleró la llamada “globalización” de la economía. Por tanto, el resultado final fue la expansión de un sistema económico social y cultural cuyo epicentro se radicó en EE.UU2, y que ha impuesto un sistema neoliberal de libre mercado que ha tenido un impacto significativo sobre las poblaciones con menos recursos y beneficia inversionistas extranjeros”3. En este ensayo ofreceré una crítica abreviada del orden económico actual que, aunque puede crear grandes oportunidades a la sociedad, también tiene muchas deficiencias y posteriormente, comentaré algunas alternativas recientes a la misma.

Comenzaré explicando brevemente el funcionamiento del sistema capitalista que tiene como base la libertad económica: la libre competencia, el librecambismo, la libertad …etcétera, es decir, el mercado dicta las normas sin intervención estatal. Es el propio mercado el que corrige los problemas que surjan en la economía. Esto da lugar a la denominación de “neoliberalismo”, que se puede definir como la corriente político-económica que defiende “la reducción de la intervención estatal”4, tanto en materia económica como social. Para el catedrático David Harvey el neoliberalismo es “un arma de consenso ideológico y una instrumental de gestión macroeconómica de la empresa y del Estado”5. Tras los acuerdos de Bretton Woods en 1944, donde se establecieron los mecanismos de las relaciones comerciales y financieras internacionales, se creó el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional (referido posteriormente como FMI). Estas dos sedes han llegado a ejemplificar el poder y la influencia del sistema capitalista, cuyas políticas generan grandes impactos económicos y sociales en los países que reciben asistencia financiera de éstos.

Los objetivos y acciones de estas instituciones han sido muy criticadas, ya sea por las condiciones impuestas a países que reciben fondos, las privatizaciones obligadas de industrias nacionales, los términos de los préstamos de los fondos, la intrusión en políticas nacionales, los proyectos de infraestructura financiados por el Grupo Banco Mundial, o sobre todo si realmente sus políticas ayudan a reducir la pobreza y a la desigualdad social. Sin embargo, economistas como David Dollar y Aart Kraay, argumentan con datos que el crecimiento macro-económico de un país beneficia a los

na Tulia Barrera Sepúlveda Grupo. 35

1 Francis Fukuyama (nacido el 27 de octubre de 1952 en Chicago) es un influyente politólogo estadounidense de origen japonés. 2 http://www.uca.edu.sv/revistarealidad/archivo/4e5e5164333c1elnuevoorden.pdf 3 Chomsky, Noam, “Pocos prósperos, muchos descontentos”, Ed. Argentina, Estados Unidos, 1994. 4 Definición de la Real Academia Española. 5 David Harvey, “Breve historia del neoliberalismo”, Ed. Akal, Madrid, 2007.

sustratos sociales menos favorecidos6, en otras palabras, sólo un incremento macro- económico sostenido aumenta aparentemente los ingresos de los pobres mientras que las inversiones en servicios sociales como la educación o la sanidad sólo han generado un alivio temporal y no sostenible a los sectores menos desarrollados.

A continuación, explicaré algunas de las críticas más visibles acerca del capitalismo y algunos de los autores más influyentes. En primer lugar, cabe mencionar a Noam Chomsky, un destacado filósofo que sobresale por su activismo político y cuyas ideas le han generado un gran número de simpatizantes, pero también de detractores como por ejemplo los neoliberales. Chomsky no cree en el capitalismo, es más, acusa a EE.UU de utilizar el libre comercio para imponer a los países más pobres medidas coercitivas y rígidas a través del FMI, el Banco Mundial y demás Organizaciones. Argumenta que en estos momentos no está funcionando el libre mercado plenamente porque en realidad la economía en la que vivimos “es una mezcla de medidas proteccionistas, intervencionistas, de libre mercado y liberales, dirigidas fundamentalmente a satisfacer las necesidades de los ricos”7. Para este autor es fundamental separar la ideología de la práctica, y afirma lo siguiente: “fuera de los ideólogos, la academia y la prensa, nadie piensa que el capitalismo sea un sistema viable, y nadie lo ha pensado en los últimos sesenta o setenta años”8. Es decir, ideológicamente el capitalismo aumentaría el nivel de vida de las personas y crecería la riqueza mundial, sin embargo, en la práctica sólo los mercados comerciales, los empresarios y los inversores han ganado dinero, mientras que los pobres han presenciado un descenso drástico en su economía y que por tanto ha deteriorado sus niveles de vida.

Otro autor crítico es David Harvey que afirma que el libre mercado viola los derechos humanos: “El libre mercado, tal como se aplica en estos momentos, supone una total violación de la Declaración de los Derechos Humanos aprobada por todos los países en 1948”9. Las empresas cuyo único objetivo es conseguir beneficios máximos, han utilizado las crisis económicas para aprovecharse de los trabajadores vulnerando así el artículo 23 y 24 de la Declaración Universal de Derechos Humanos. Además, el premio Nobel, Milton Friedman10, aseguró que gracias a la codicia y a la competitividad de los empresarios se iba a conseguir un gran desarrollo económico, sin embargo, lo único que se ha conseguido son grandes desigualdades en la sociedad, donde unos tienen mucho y otros no tienen nada. Esto vulnera también el artículo 25 de la DUDH que afirma que “toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, así como a su familia, la salud y el bienestar, y en especial la

na Tulia Barrera Sepúlveda Grupo. 35

6 Dollar, D. and Kraay, A., “Growth is good for the Poor”. Journal of Economic Growth, 7, pp.195-225. 2002. 7 Chomsky, Noam, “Pocos prósperos, muchos descontentos”, Ed. Argentina, Estados Unidos, 1994. 8 Ibídem. 9 Harvey, David, “Hoy, el libre mercado viola los derechos humanos", ElPaís, 13 de mayo de 2000. En línea: http://elpais.com/diario/2000/05/13/ catalunya/958180061_850215.html (consultado 21 Abril 2013). 10 Milton Friedman (Nueva York, 31 de julio de 1912 - San Francisco, 16 de noviembre de 2006) fue un destacado estadístico, economista, intelectual y profesor de la Universidad de Chicago.

alimentación, el vestido, la vivienda, la asistencia médica y los servicios sociales necesarios”11.

Y otra crítica, y una de las más controvertidas, es si realmente las políticas llevadas a cabo por las Organizaciones Mundiales para ayudar a reducir la pobreza y la desigualdad en los países en desarrollo son eficaces o no. El premio Nobel de 2001 Joseph Stiglitz, ha afirmado que “las políticas que promueve el FMI en los países en desarrollo serían rechazadas por los países desarrollados”12. Defiende que la idea de ayudar a estos países es todo una hipocresía donde de nuevo los ricos se hacen más ricos y los pobres se hacen más pobres a causa de todas las obligaciones y restricciones que se les impone. Sin embargo, autores como Dollar y Kraay (2002) defienden que las políticas llevadas a cabo por el FMI y el Banco Mundial ayudan al crecimiento de los países subdesarrollados a pesar de que los estudios demuestran lo contrario. De hecho, ellos mismos reconocen que con frecuencia los datos no son concluyentes y que sus propuestas económicas no se han podido sostener con resultados tangibles. Sin embargo mantienen su hipótesis de que las medidas neoliberales bien aplicadas se traduce en una “globalización es buena para los pobres”. En contraposición con estos autores, destaca un filósofo-economista bengalí, Amartya Sen13, que argumenta que la disminución de la pobreza sólo se puede conseguir incrementando las capacidades y las libertades de las personas, y no a través de políticas económicas que en cuantiosas ocasiones lo único que se consigue es limitar la capacidad de decisión de los países. Por tanto, el FMI debería intentar ayudar a estos países a través de políticas específicas para cada uno de estos Gobiernos para que así encuentren el camino hacia un crecimiento y desarrollo sostenible.

Una vez analizados algunas de las muchas críticas respecto al marco capitalista actual, comentaré algunas de las posibles alternativas que han salido a la luz a lo largo de los años. En primer lugar, la alternativa extrema al sistema capitalista y a la libertad económica la encontramos en el comunismo representado en Cuba. El comunismo se trata de “una doctrina que propugna una organización social donde los bienes son propiedad común y esto conduciría a una sociedad sin clases ni propiedad privada”14. En otras palabras, en el comunismo el Estado controla la actividad económica de un país, asegurando así que esté bien vigilada y regulada, y al servicio de la sociedad en general. En la sociedad actual sería impensable establecer un sistema comunista puro puesto que la base capitalista ya está arraigada en todo el mundo, y lo único que se conseguiría es a un estado de lento desarrollo económico sin ningún tipo de competitividad entre las empresas.

Algunos países como Venezuela se ha establecido un sistema económico más cercano al comunismo que al capitalismo. El Estado controla activamente la economía y el

na Tulia Barrera Sepúlveda Grupo. 35

11 Artículo 25 de la Declaración Universal de Derechos Humanos. 12 Stiglitz, Joseph (2002), “Las políticas que impone el FMI a los países en desarrollo jamás las aceptará el primer mundo”, entrevista en La Jornada de México. 13 Amartya Kumar, Sen, es un filósofo y economista bengalí (India), galardonado con el Premio Nobel de Economía en 1998. 14 Definición de la Real Academia Española.

poder de los mercados, y a pesar de que su desarrollo económico sea más lento que otros países, no han sido afectados por la crisis económica y por tanto, tiene una cierta estabilidad que hoy en día es difícil conseguir. Por tanto, no parece que exista una correlación entre fracaso económico y no implantar políticas neoliberales, pero aún así no parece factible introducir a la sociedad actual un sistema económico como el de éstos países.

Como consecuencia, en segundo lugar, nos encontramos con la alternativa siguiente: los diferentes modelos del capitalismo. El primer modelo capitalista sería el de “libre mercado” explicado anteriormente. El segundo modelo sería el capitalismo del norte de Europa continental y Japón, donde rige una coordinación entre los intereses del capital y el Estado. Y por último, el tercer modelo capitalista que ha pasado a un primer plano es el Estado de desarrollo de las economías emergentes, especialmente las economías de Brasil, Rusia, Indica, China y Sudáfrica (conocidos en conjunto como BRICS). A continuación, explicaré éste tercer modelo (llamado capitalismo de estado reformado) en profundidad para observar cuáles son los objetivos principales y a través de qué mecanismos van a conseguir sus futuros propósitos15.

Este tercer modelo, está integrado de países emergentes donde el Estado tiene un papel activo en la gestión del desarrollo económico incluyendo el empleo de la política industrial, herramientas financieras, y la modernización tecnológica. Según los líderes de los BRICS, el orden económico actual únicamente defiende los intereses de Occidente, dejando de lado los intereses del grupo. Por tanto, ante tal descontento con las políticas de las instituciones financieras occidentales, que sólo les ha causado perjuicios y que les ha frenado económicamente, han acordado desarrollar un Banco de Desarrollo para compensar las deficiencias de las instituciones Occidentales (Banco Mundial y FMI) y así hacerse un hueco dentro del escenario internacional. Así, en su V Cumbre en Marzo de 201316 se comprometieron a instituir dicho Banco de Desarrollo propio, que pudiera hacer frente a las anteriores instituciones internacionales. Según algunos estudios17, los primeros cuatro países pueden convertirse en las principales economías mundiales dominantes dejando atrás a EE.UU, por lo que han visto necesario implantar una estructura financiera dedicada al comercio internacional sin la participación del dólar.

En resumen, el orden económico mundial actual sigue y seguirá estando influenciado por el modelo neoliberal aunque su presencia esté en declive. Es necesario un cambio, y aunque no va a ser un cambio drástico, el capitalismo de Estado reformado es una fuerza heterogénea con un conjunto de políticas y principios económicos que ofrece una variedad de soluciones institucionales a los retos que enfrenta el sistema económico actual. Todos los países inmersos en este nuevo capitalismo reformado

na Tulia Barrera Sepúlveda Grupo. 35

15 Macnally, Cristopher. A., “How emerging forms of Capitalism Are Changing The Global Economic Order”, Analysis from the East-West Center, No. 107, February 2013. 16 “El Orden mundial del S.XXI”, http://elordenmundial.wordpress.com/2013/03/26/ v-cumbre-de-los-brics/ 17 Jim O’Neill, economista global en Goldman Sachs, quien escribió un ensayo titulado "Building Better Global Economic BRICS".

(incluyendo China, Brasil, Rusia, Sudáfrica y la India) están integrados en un sistema de comercio internacional a través de un comercio abierto y de inversión.

na Tulia Barrera Sepúlveda Grupo. 35

No hay comentarios
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 5 páginas totales
Descarga el documento