memoria ecologia, Ejercicios de Ciencias Ambientales. Universidad Autónoma de Madrid (UAM)
itziar_ddm
itziar_ddm

memoria ecologia, Ejercicios de Ciencias Ambientales. Universidad Autónoma de Madrid (UAM)

10 páginas
5Número de visitas
Descripción
Asignatura: ecologia, Profesor: salvador salvador, Carrera: Ciencias Ambientales, Universidad: UAM
20 Puntos
Puntos necesarios para descargar
este documento
Descarga el documento
Vista previa3 páginas / 10
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 10 páginas totales
Descarga el documento
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 10 páginas totales
Descarga el documento
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 10 páginas totales
Descarga el documento
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 10 páginas totales
Descarga el documento

Memoria de Prácticas de Ecología

Paula Álvarez López CCAA-GOT Grupo 320

Itziar Díaz-Delgado Menchero

Víctor González Mallén

Paula Fernández García- Muñoz

Índice

1

1

Introducción…………………………………………………………………………………………… ……………………………..3

Componentes del paisaje………………………………………………………………………………………………… …….5

Ejercicio de intervisibilidad………………………………………………………………………………………… ………….10

Conclusión general………………………………………………………………………………………………… ………………10

Bibliografía…………………………………………………………………………………………… ………………………………..11

2

2

Introducción

En estas prácticas vamos a analizar un paisaje en los alrededores del municipio de Enciso, concretamente de la cuenca del río Cidacos, en la Rioja, utilizando dos tipos distintos de mapas: un mapa del Instituto Geográfico Nacional que usaremos para interpretar la cuenca hidrográfica del río Cidacos y su geomorfología asociada y otro mapa del Servicio Geográfico Militar con el que trabajaremos la vegetación y los usos del suelo.

A la hora de analizar e interpretar un paisaje hay que tener en cuenta la diferencia entre fenosistema, conjunto de componentes de paisaje que percibimos fácilmente como la vegetación, las rocas…etc. y criptosistema, concepto que incluye todo aquello que no se aprecia directamente, como los procesos geológicos, físico-químicos, los ciclos de materia o los flujos de energía.

La escala de los mapas utilizado para esta práctica es de 1:50 000, lo que significa que una longitud en el mapa cuya magnitud es un centímetro equivalen a 500 metros en la realidad. Hemos empleado esta escala estándar ya que es la más utilizada en los mapas topográficos. Cabe señalar que en este tipo de mapas la equidistancia de las curvas de nivel es de 20 m. Como ya sabemos, una curva de nivel se define como aquella línea que une todos los puntos que se encuentran a la misma altura. Sin embargo, no sólo es importante la propia naturaleza de la curva, sino su distribución, ya que la posición relativa de unas con otras nos indica la magnitud de la variación de la altura, es decir, la pendiente. Este término es importante para el análisis territorial ya que proporciona mucha información de base para entender las relaciones entre los elementos que configuran el espacio geográfico.

Uno de los principales problemas de la cartografía es cómo plasmar sobre una superficie plana aquello que se distribuye sobre una esfera. Como respuesta a este problema surgieron las proyecciones. La proyección empleada para el desarrollo de los mapas utilizados en esta práctica es la proyección geodésica de Mercator, que consiste en una representación de la Tierra utilizando un cilindro transversal en donde el meridiano es tangente a la superficie de revolución en todo el intervalo de latitudes. Las deformaciones se producen a medida que nos alejamos del meridiano tangente. Se ha demostrado que a 30 de dicho meridiano las deformaciones son mínimas. Por ello, cada 60 se ha establecido un meridiano tangente, desglosando la superficie terrestre en 60 husos. Tomando como base esta proyección se desarrollaron las coordenadas UTM que consisten en una malla o red de líneas rectas perpendiculares entre sí que cruzan el mapa de norte a sur y de este a oeste, formando una cuadrícula sobre el mapa. En un mapa 1:50 000, cada lado de cada cuadrado mide 1 kilómetro. Cabe estacar que la proyección transversal de Mercator es muy interesante desde el punto de vista de la representación topográfica ya que conserva los ángulos pero distorsiona las superficies y las distancias. Sin embargo como el valor máximo más lejano al meridiano tangente es de 30, las características negativas de la proyección se minimizan.

No obstante, los mapas topográficos completan el sistema de coordenadas añadiendo además la latitud y la longitud en grados sexagesimales.

Sin embargo, un mapa topográfico contiene otros elementos de gran interés como veremos a continuación. Aunque resulta obvio, hay que indicar que el primer elemento que se visualiza en un mapa topográfico es la portada donde se incluyen el tipo de mapa, nombre del mapa, que en este caso es el municipio con mayor población de todos los que se recogen en el mapa, la numeración de

3

3

la hoja, la serie del mapa, la escala, y el autor, en ambos casos organismos oficiales, junto con la dirección y contacto del mismo. Por la parte de atrás se pueden observar tres recuadros cuya finalidad es ubicar la posición de la hoja dentro de un ámbito geográfico más amplio. El primero muestra las ocho hojas que rodean al mapa en cuestión. Además en los dos recuadros consecutivos se intenta ubicar el mapa dentro del plano de división administrativa teniendo en cuenta todos los niveles necesarios, junto con una leyenda que asocia cada número del plano a su significado administrativo.

Sabemos que en un mapa se plasman la distribución de determinados elementos sobre un espacio geográfico determinado y en algunos casos se muestran sus relaciones, últimamente muy marcadas por el campo de la topología. Pues bien , es obvio que un elemento no se puede representar en un mapa tal cual aparece en la realidad , es necesario por tanto simbolizar la realidad sobre el plano para poder observar de la manera más eficiente posible los elementos que existen en el espacio y sus respectivas distribuciones , fin último de cualquier mapa. Si esto no fuera así, si no se aplicara la simbología a la cartografía sería algo así como que el bosque no nos dejaría ver los árboles. Es por esto por lo que junto al mapa aparece la leyenda. La leyenda es el lugar donde el autor del mapa relaciona el significado con el significante de los elementos que se han tomado en consideración. De forma más simple, es donde se muestra el significado de cada símbolo del mapa, incluyendo los colores. Normalmente, junto a la leyenda aparece la toponimia. La toponimia es la atribución de nombres a determinadas realidades geográficas. Los nombres que designan los elementos del mapa no aparecen de la misma forma en relación a la fuente, tamaño y color de la letra. Cada una de estas características está relacionada con un atributo del elemento que designa un determinado nombre. La simbología de la toponimia aparece normalmente en la parte inferior del mapa. Además aparece como información adicional las coordenadas y alturas de los vértices geodésicos más relacionados con la zona representada en el mapa. Es bastante común encontrar también una escala gráfica acompañada de los datos relacionados con la proyección geográfica, ya comentados anteriormente, la dirección norte y los datos necesarios para el centro de la hoja.

En esta práctica también realizaremos una breve actividad de intervisibilidad con los mapas. Esta parte consiste en averiguar la visibilidad que tiene un punto determinado del mapa, para ello se cuantifican los cuadrados de coordenadas UTM que se visualizan desde dicho punto. Este tipo de análisis es importante desde el punto de vista paisajístico ya que representa las relaciones de visibilidad de varios puntos del mapa, información muy importante a la hora de desarrollar propuestas de reducción del impacto visual.

Componentes del paisaje

Mapa fisiográfico

4

4

Los mapas fisiográficos son aquellos en los que están representadas las distintas unidades de relieve y modelado del territorio de una zona geográfica determinada.

Procedimiento: Para realizar este mapa se ha utilizado el mapa del Instituto Geográfico Nacional de Enciso. Primero hemos trazado el recorrido del río y sus afluentes a lo largo de la cuenca. A continuación, se delimita la divisoria de aguas, es decir, la línea que une los puntos de la cordillera a partir de los cuales unas aguas se dirigen hacia una vertiente o hacia la vertiente contraria, o dicho de otra forma, el límite entre dos cuencas hidrográficas distintas. Después, se dibuja la línea de cumbre, que es la línea que une los puntos más altos del relieve de la cuenca.

A continuación, se delimita la banda de cumbres que es la anchura estimada que tiene la cima y que rodea la línea de cumbres. Por último, se marca el valle, que lo hemos localizado en la zona norte del río principal ya que hemos considerado como ladera la zona sur de la cuenca y una parte de la zona norte. También hemos señalado la garganta en la parte final del río cerca de su desembocadura.

Mapa 1. Mapa fisiográfico de la cuenca del río Cidacos. Elaboración propia.

Leyenda: Para distinguir las distintas unidades del relieve se han utilizado diferentes tramas. Con color azul hemos señalado el curso del río con líneas continuas y sus afluentes con líneas discontinuas. Para delimitar la línea de cumbres hemos utilizado el color marrón y para la divisoria de aguas, líneas de color morado. Por otro lado, hemos rellenado con la trama morada de líneas, la banda de cumbres. Para delimitar la ladera, hemos utilizado la trama de cruces de color rojo. Por último, el valle lo hemos marcado con puntos verdes, y la garganta la hemos coloreado de negro con el fin de que destacara como unidad fisiográfica de alto interés.

Problemas: No hemos podido definir claramente los límites de las diferentes unidades fisiográficas ya que para hacer este trabajo es necesario realizar un muestreo en la zona y comprobar in situ los límites de dichas unidades. Por este motivo es un trabajo con un gran carácter subjetivo ya que la dimensión de las unidades queda a fin de cuentas en la visión y análisis de la persona que realiza el mapa.

Además la realización del mapa ha sido muy rápida y con herramientas poco precisas, puede que el mapa o el acetato se hayan desplazado y no nos diéramos cuenta por lo que las dimensiones de las zonas pueden aparecer ampliadas o disminuidas con respecto a la realidad.

Conclusión: En primer lugar desde el punto de vista morfológico, la cuenca presenta un perímetro más o menos estándar en lo que a su forma respecta. Su longitud supera con creces su anchura y destaca la gran cantidad de afluentes y cauces tributarios que existen. Todo esto nos lleva a situarnos en una zona susceptible de riesgo de inundación. Por otro lado es bastante llamativa la asimetría en el tamaño del valle y el cambio brusco de anchura que experimenta. Quizá la mayor peculiaridad es que la cuenca termina estrechándose en una garganta donde el agua se concentra en un espacio muy limitado antes de desembocar. Es importante incidir en la fisiografía de la cuenca ya que es un condicionante fundamental en la distribución de los usos del suelo.

5

5

Mapa de usos del suelo

Procedimiento: Para realizar el mapa de usos del suelo utilizamos el mapa del Servicio Geográfico del Ejército de la zona de Enciso. En primer lugar delimitamos los ríos y afluentes de la cuenca analizada para después poder definir su perímetro gráficamente con mayor facilidad. Posteriormente procedimos a señalar los límites geográficos de los diferentes tipos de vegetación que encontramos en la zona. Seleccionamos las zonas que subjetivamente consideramos más representativas por lo que el mapa obtenido es simple con muy pocos detalles específicos sobre la zona. Para finalizar elegimos las tramas que después utilizamos para diferenciar unas unidades de vegetación de otras. Cabe destacar que, a pesar de discriminar subjetivamente la zonas que considerábamos de menor tamaño o importancia a costa de la pérdida de heterogeneidad sobre el mapa, las formaciones de hayas (Fagus Sylvatica) o hayedos han sido respetadas íntegramente a pesar de presentar algunas de ellas tamaños reducidos ya que hemos considerado este tipo de paisaje como de gran interés ecológico y paisajístico.

Mapa 2. Mapa de usos del suelo de la cuenca del río Cidacos elaborado en acetato sobre mapa militar de usos de suelo. Elaboración propia

Leyenda: Como se puede observar, el mapa está dividido en regiones en función de la vegetación presente en la zona analizada. Hemos utilizado cinco tramas distintas para diferenciarlas. Primeramente con color naranja y relleno completo tenemos vegetación de matorral, en segundo lugar con lunares negros, pino silvestre, que podemos encontrarlo en el noroeste del mapa. La siguiente trama representa las regiones con hayas diferenciadas por ser zonas pintadas con rayas verdes verticales. La penúltima trama consiste en puntitos morados que representan las zonas de pastizal. Las regiones de labor intensiva (barbecho semillado) se encuentran representadas con una trama de pequeñas líneas verticales y onduladas rojas.

Problemas: Uno de los principales problemas que nos ha surgido en la realización de este mapa es, como ya hemos comentado anteriormente, la necesidad de despreciar ciertas zonas de vegetación con una dimensión pequeña. Esto sucedió por dos motivos, en primer lugar debido a la falta de tiempo ya que realizar el mapa con más detalle implica mayor tiempo de trabajo, y por otro lado tener en cuenta todas las unidades de vegetación hacía que la superposición de los dos mapas (unidades fisiográficas y unidades de vegetación) fuera demasiado compleja y disminuiría la facilidad de lectura del mapa por lo que tuvimos que despreciar estas zonas, eligiendo sólo las zonas de mayor tamaño que fueran más representativas. Por tanto, consideramos que es una práctica con carácter subjetivo, debido a que la decisión de despreciar o no las zonas depende del punto de vista de la persona que realice el mapa.

Conclusión: El uso del suelo de la cuenca estudiada es un claro ejemplo del paisaje como concepto multidimensional. El mapa resultante es la interacción entre factores naturales y factores humanos. Como podemos observar la parte alta de la cuenca destaca porque casi la totalidad de su área está recubierta de formaciones boscosas principalmente Pinus Sylvestris y Fagus Sylvatica. Como no hemos desarrollado una visita in situ del lugar no podemos determinar exactamente el origen natural

6

6

o humano de estas poblaciones sin embargo cabe destacar la gran cantidad de repoblaciones forestales con diversas clases de pinos que se llevaron a cabo durante la segunda mitad del siglo XX, lo que nos hace dudar de su origen natural. Por otro lado, los bosques de hayas suelen ser un reducto del pasado geológico reciente de la península ibérica mucho más frío y húmedo. No es coincidencia que las formaciones boscosas se sitúen en lo alto de la cuenca, ya que es éste el lugar más alejado de la actividad humana a diferencia de la parte baja de la cuenca donde casi la totalidad del paisaje es antrópico. En esta zona el paisaje dominante son los pastizales, en algunos casos salpicados con zonas de labor intensiva, lo que indica una fuerte presencia de ganadería extensiva junto a campos de cultivos, modo de aprovechamiento del territorio común en zonas de montaña de la península ibérica normalmente asociado a pequeñas empresas familiares ganaderas.

Mapa de unidades paisajísticas

El mapa de unidades paisajísticas consiste en dos ámbitos diferenciados, en primer lugar presenta un componente biótico relacionado con la vegetación procedente del mapa de usos del suelo, y otro abiótico relacionado con el mapa de unidades fisiográficas. Por lo tanto, el último mapa y fin de esta práctica se ha diseñado acorde a la definición multidimensional de paisaje. Se concibe el paisaje como la integración de los aspectos abióticos y bióticos sin olvidar que la dimensión humana es uno de los principales factores de modificación y cambio del paisaje. Dentro del paisajismo la palabra cambio es importante, ya que como muchos autores han señalado el paisaje no se puede entender como una foto fija sino más bien como una película y el mapa que hemos elaborado es una simple e introductoria reseña a la película que protagoniza el paisaje de Enciso.

Procedimiento La forma de realizar este mapa fue solapando los componentes abióticos y bióticos de los mapas de usos del suelo y vegetación y el mapa de unidades fisiográficas. Para marcar los límites de las distintas zonas paisajísticas tuvimos en cuenta la ocupación de la vegetación y del relieve presente en los pasos anteriores de la práctica. Para ellos unimos todos los componentes posibles en las formas de paisaje que consideramos más representativas, por lo que tuvimos que prescindir de algunos para que el resultado fuera lo más coherente posible.

Problemas Uno de los problemas que hemos tenido al realizar este mapa ha sido que el solapamiento de los dos mapas anteriores no era exacto y por tanto puede haber habido algún error al delimitar alguna zona. Por otro lado, al no haber realizado un buen análisis del mapa de suelos debido a que se han despreciado zonas de vegetación que eran de pequeño tamaño y que el mapa de unidades del relieve sea un mapa que tiene mucha imprecisión conforman una proyección imprecisa de la realidad.

Mapa 3. Mapa de unidades paisajística de la cuenca del río Cidacos. Elaborado sobre acetato a partir de la superposición de los dos mapas mostrados anteriormente. Cada unidad se entiende como un conjunto de dos atributos originado a raíz de la unión de un atributo de cada mapa y que conforma un conjunto diferenciado de las demás uniones posibles. Elaboración propia.

Conclusión Como se puede observar en la leyenda del mapa, existen multitud de combinaciones posibles de paisajes, sin embargo sólo algunas de ellas las que destacan por encima de las demás. Como hemos indicado anteriormente la distribución de las uniones de atributos de cada dimensión del paisaje no es aleatorio, esto es, existe una explicación racional para las diversas magnitudes de las distribuciones. Por ejemplo, la mayoría de Pinus Sylvestris se encuentran en ladera, asociado al

7

7

hábitat de montaña al que están acostumbrados. Cabe destacar que gran parte del paisaje, está dominado por matorral sobre ladera. Es natural que, en una zona de ganadería extensiva existan este tipo de unidades paisajísticas ya que en muchas ocasiones las laderas son utilizadas como tierras de alimento para el ganado. Además la maquinaria y el funcionamiento de la agricultura desarrollada en estas sociedades agrícolas impiden que se pueda llevar a cabo de forma extensiva el desarrollo de la mayoría de los tipos de agricultura sobre terreno empinado. En la mayoría de los casos, la agricultura bien sea para consumo humano o para animales no humanos se concentra en los valles debido a la topografía, la riqueza del suelo gracias a la presencia de sedimentos fluviales y la mayor accesibilidad al agua. Aunque es verdad que los pastizales también dominan en la forma de valle hay que pensar que en múltiples formas de ganadería muchas tierras de la rivera de los ríos se emplean como ‘’huertos’’ de pasto para el ganado ya que los factores mencionados anteriormente propician de forma muy eficiente el crecimiento de alimento de gran importancia para el ganado como por ejemplo la alfalfa.

Ejercicio de intervisibilidad La intervisibilidad es un concepto usado en paisajismo para solventar el impacto visual de la construcción de infraestructuras en el medio natural.

Procedimiento Elegimos un punto, en nuestro caso Cerro Montero y desde él observamos las curvas de nivel y las distancias a las que sería posible tener visibilidad, es decir miramos hasta donde las curvas de nivel dejen de descender y la altura supere a la de nuestro punto. Contamos las cuadrículas UTM que estén dentro de nuestra visibilidad en cada punto cardinal y por último las sumamos. Nuestros resultados fueron: N: 4 / S: 3 / E: 5 / 0: 2. En total es una visibilidad de 14 cuadrículas

Problemas En esta actividad no tuvimos ningún problema salvo la falta de tiempo que hizo que tuviéramos que hacerlo muy rápido y no nos permitió observar y aprender todo lo que nos gustaría.

Conclusión En este caso podemos ver la importancia de la visibilidad como factor a tener en cuenta en el emplazamiento de construcciones en el medio natural. En este caso podemos observar que la visibilidad del punto elegido es alta dentro los límites establecidos para la práctica. Por lo tanto podríamos afirmar que este lugar no es demasiado indicado como enclave de infraestructuras.

Conclusión general Como hemos podido observar a lo largo de la práctica, la cartografía es un elemento fundamental para el análisis del paisaje y de la interrelación del hombre con su territorio. Hemos podido comprobar que la naturaleza y distribución de lo elementos que se distribuyen a lo largo del espacio geográfico no es aleatoria, más bien es una consecuencia de un aglomerados de multitud de causas que forman una red muy compleja. Por un lado la base sobre la que se sustenta el paisaje, los factores abióticos como por ejemplo la topografía, la fisiografía, el clima…etc. Y los factores bióticos humanos y no humanos como son la vegetación o las condiciones socioculturales y económicas. Esto sin embargo es tan sólo la mitad de lo que en realidad es el paisaje, que como hemos dicho antes, el paisaje no es una foto fija. El movimiento de la película son los procesos

8

8

físico-químicos, biológicos y humanos que hacen del medio ambiente un sistema como tal. A lo largo de las distintas conclusiones de los mapas, hemos ido justificando estas ideas.

Bibliografía Robinson, A. (1987) Elementos de cartografía, Barcelona, Editorial Omega

9

9

10

10

No hay comentarios
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 10 páginas totales
Descarga el documento