métrica,teoria de la lit, Apuntes de Teoría de la Literatura. Universidad de Sevilla (US)
caballos_compra_venta
caballos_compra_venta

métrica,teoria de la lit, Apuntes de Teoría de la Literatura. Universidad de Sevilla (US)

19 páginas
1Número de descargas
11Número de visitas
Descripción
Asignatura: Teoría de la literatura, Profesor: Ninfa Criado, Carrera: Lengua y Literatura Alemanas, Universidad: US
20 Puntos
Puntos necesarios para descargar
este documento
Descarga el documento
Vista previa3 páginas / 19
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 19 páginas totales
Descarga el documento
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 19 páginas totales
Descarga el documento
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 19 páginas totales
Descarga el documento
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 19 páginas totales
Descarga el documento

Estrofas de versos

2versos

Pareado: consiste en dos versos que riman entre sí. Lo más habitual es que sean dos versos de la misma medida, aunque también pueden tener diferente número de sílabas métricas. Los hay de arte mayor y también de arte menor. La rima puede ser consonante o asonante, y lo esencial es que ambos versos tengan la misma rima.

Al que a buen árbol se arrima buena sombra le cobija.

(Versos isométricos, rima asonante).

Todo necio confunde valor y precio.

(Versos heterométricos, rima consonante).

3versos Terceto: consiste en tres versos de arte mayor, con la fórmula

teórica A-A.

Avaro miserable es el que encierra, la fecunda semilla en el granero,

cuando larga escasez llora la tierra

V. RUIZ DE AGUILERA.

Normalmente el terceto no se usa solo, sino en series más o menos largas, agrupado con otros tercetos. Esta disposición recibe el nombre de tercetos encadenados, y en ella el verso que teóricamente queda suelto, rima en consonante con el primero y el tercer verso de la siguiente estrofa. El esquema de esta estrofa sería, por tanto, ABA - BCB - CDC ...

Pasáronse las flores del verano,

el otoño pasó con sus racimos, pasó el invierno con sus nieves cano;

las hojas, que en las altas selvas vimos, cayeron, y nosotros a porfía

en nuestro engaño inmóviles vivimos.

Temamos al Señor, que nos envía las espigas del año y la hartura y la temprana pluvia y la tardía.

Existen otras fórmulas para la combinación de tercetos: sucesiones de tercetos independientes, (ABA-CDC-EFE u otras combinaciones), tercetos monorrimos (AAA-BBB-CCC...), etc.

Tercerilla: la forma estrófica del terceto se puede emplear también con versos de arte menor y rima consonante.

Granada, Granada de tu poderío

ya no queda nada.

FRANCISCO VILLAESPESA

Soleá: la forma estrófica del terceto, pero con versos de arte menor y rima asonante. Su esquema suele ser a - a.

El ojo que ves no es ojo porque tú lo veas; el ojo es porque te ve.

4versos

• Cuarteto: lo forman cuatro versos de arte mayor con rima consonante ABBA.

Alguna vez me angustia una certeza y ante mí se estremece mi futuro.

Acechándole está de pronto un muro del arrabal final en que tropieza.

JORGE GUILLÉN

Serventesio: es una variante del cuarteto; consiste en cuatro versos de arte mayor, con rima consonante ABAB.

Valerosos, enérgicos, tranquilos, caminan sin dudar hacia un futuro,

que tramándose está con estos hilos de un presente en fervor de claroscuro.

JORGE GUILLÉN

Redondilla: cuatro versos de arte menor con rima consonante abba:

La tarde más se oscurece; y el camino que serpea y débilmente blanquea,

se enturbia y desaparece.

ANTONIO MACHADO

Cuarteta: cuatro versos de arte menor con rima consonate abab.

Luz del alma, luz divina, faro, antorcha, estrella, sol... Un hombre a tientas camina;

lleva a la espalda un farol.

ANTONIO MACHADO

Existe también una variante de la cuarteta, con rima asonante, que se denomina cuarteta asonantada o tirana.

Por una mirada un mundo por un sonrisa un cielo, por un beso, yo no sé

qué te diera por un beso.

G. A. BÉCQUER

Seguidillas: combinaciones de cuatro versos, a menudo de distinta longitud con gran variedad de esquemas y rimas. Hay dos tipos fundamentales:

Seguidilla simple: los versos primero y tercero son heptasílabos, y el segundo y el cuarto, pentasílabos.

Estrellitas del cielo son mis quereres,

¿dónde hallaré a mi amante que vive y muere?

F. GARCÍA LORCA

Seguidilla gitana: los versos primero, segundo y cuarto son hexasílabos. El tercero, endecasílabo (a veces, decasílabo). Los versos segundo y cuarto tienen rima asonante. Los demás quedan sueltos.

Pensamiento mío ¿adónde te vas?

No vayas a casa de quien tú solías que no pués entrar.

ANTONIO MACHADO

Estrofa sáfica: consta de tres endecasílabos sáficos (acentos en las sílabas cuarta, sexta y décima), y un pentasílabo adónico (con acento en la primera), con diversos esquemas de rima.

Si de mis ansias de mi amor supiste, Tú, que las quejas de mi voz llevaste,

oye, no temas, y a mi ninfa dile, dile que muero.

E.M. VILLEGAS

Cuaderna vía o tetrástrofo monorrimo alejandrino: estrofa compuesta por cuatro versos alejandrinos (catorce sílabas) que riman en consonante según la fórmula AAAA, BBBB, CCCC, etc.

Vistie a los desnudos, apacie los famnientos, acogie los romeos que vinien fridolientos, daba a los errados buenos castigamientos que se penitenciasen de todos falimientos.

5versos

Quinteto: lo componen cinco versos de arte mayor con dos rimas consonantes, que deben respetar dos normas: no puede haber tres versos seguidos con la misma rima, y los dos versos finales no deben rimar entre sí. Las fórmulas métricas posibles con tales combinaciones son AABAB, AABBA, ABAAB, ABBAB.

Desierto está el jardín... De su tardanza no adivino el motivo... El tiempo avanza...

Duda tenaz, no turbes mi reposo. Comienza a vacilar mi confianza...

El miedo me hace ser supersticioso.

RICARDO GIL

Quintilla: tiene las mismas condiciones métricas que el quinteto, pero con versos de arte menor.

Vida, pues ya nos cansamos de andar uno y otro juntos,

tiempo es ya de que riñamos, y en el trance a que llegamos

vamos riñendo por juntos.

MIGUEL DE LOS SANTOS ÁLVAREZ

Lira: combinación de dos versos endecasílabos (segundo y quinto) y de tres heptasílabos, cuya rima, en consonante es aBabB. Recibe este nombre por la palabra con la que termina el primer verso de la estrofa inicial del poema A la flor de Gnido, de Garcilaso de la Vega.

Si de mi baja lira tanto pudiese el son, que en un momento

aplacase la ira y el animoso viento,

y la furia del mar en movimiento. 6versos

Sexteto. Estrofa formada por seis versos de arte mayor, isosilábicos. Su rima puede ser ABC, ABC o AAB CCD.

La princesa está triste..., ¿qué tendrá la princesa? Los suspiros se escapan de su boca de fresa,

que ha perdido la risa, que ha perdido el color. La princesa está pálida en su silla de oro. Está mudo el teclado de su clave sonoro,

y en un vaso, olvidada, se desmaya una flor. RUBÉN DARÍO

Sexteto-lira. Estrofa formada por heptasílabos y endecasílabos alternados, con rima consonante. Su esquema es 7a 11B 7a 11B 7c 11C. También es posible esta estrofa con los versos y las rimas dispuestos simétricamente, con la estructura 7a 7b 11C 7a 7b 11C.

¿Tornarás por ventura a ser de nuevas olas, nao, llevada

a probar la ventura del mar, que tanto tienes ya probada?

¡Oh! Que es gran desconcierto. ¡Oh! Toma ya seguro, estable puerto.

FRAY LUIS DE LEÓN

Sexta rima. Estrofa compuesta por seis versos de arte mayor (normalmente endecasílabos), con rima consonante. su esquema más general es ABABCC, aunque admite diversas variantes, como el empleo de endecasílabos agudos, la combinación de las rimas AAC BBC o la introducción de algún verso de arte menor.

Mas no le falta con quietud segura de varios bienes rica y sana vida;

los anchos campos, lagos de agua pura; la cueva, la floresta divertida,

las presas, el balar de los ganados, los apacibles sueños no inquietados.

NICOLÁS FERNÁNDEZ DE MORATÍN

Sextilla. Estrofa de seis versos de arte menor, con varias combinaciones de rima, normalmente consonante (aab aab, abc abc, ababab, etc.)

No son raros los quejidos en los toldos del salvaje, pues aquél es bandalaje

donde no se arregla nada

sino a lanza y puñalada, a bolazos y a coraje.

JOSÉ HERNÁNDEZ

Copla de pie quebrado. Se denominan "de pie quebrado" aquellas estrofas de versos de arte menor en las que alternan versos largos y cortos (estos suelen ser normalmente tetrasílabos). La más conocida de estas estrofas es la sextilla de pie quebrado que también recibe el nombre de copla manriqueña (debido a que Manrique la utilizó en sus conocidísimas Coplas a la muerte de su padre). En esta estrofa el tercer y sexto versos son tetrasílabos, y los demás octosílabos. La rima tiene el esquema abc abc. Hay ciertas variantes, en las que los versos de pie quebrado son el segundo y el quinto y la rima aab ccb.

¿Qué se hicieron las damas, sus tocados, sus vestidos,

sus olores? ¿Qué se hicieron las llama

s de los fuegos encendidos

de amadores?

8versos

Copla de arte mayor. También llamada copla de Juan de Mena (porque Mena la utilizó en Laberinto de Fortuna), consta de ocho versos de arte mayor, generalmente dodecasílabos, y con rima consonante, según el esquema ABBA ACCA.

Assí lamentaua la pía matrona al fijo querido que muerto tú viste,

faziéndole encima semblante de triste, segund al que pare faze la leona;

pues donde podría pensar la persona

los daños que causa la triste demanda de la discordia el reyno que anda, donde non gana ninguno corona.

JUAN DE MENA

Octava real u octava rima. Esta estrofa consta de ocho versos de arte mayor, generalmente endecasílabos, y con rima consonante, según el esquema ABABABCC.

No las damas, amor, no gentilezas de caballeros canto enamorados,

ni las muestras, regalos y ternezas de amorosos afectos y cuidados;

mas el valor, los hechos, las proezas de aquellos españoles esforzados,

que a la cerviz de Arauco no domada pusieron duro yugo por la espada.

ALONSO DE ERCILLA

Octava italiana u octava aguda. Se compone de ocho versos de arte mayor, generalmente endecasílabos, y con rima consonante, según el esquema ABBC DEEC. El cuarto y el octavo versos son agudos. A veces, la estrofa la componen heptasílabos en lugar de endecasílabos.

Tu aliento es el aliento de las flores; tu voz es de los cisnes la armonía; es tu mirada el esplendor del día, y el color de la rosa es tu color.

Tú prestas nueva vida y esperanza a un corazón para el amor ya muerto;

tú creces de mi vida en el desierto como crece en un páramo la flor.

GUSTAVO ADOLFO BÉCQUER

Octavilla. Se compone de ocho versos de arte menor, generalmente octosílabos, con gran variedad de

esquemas de rima. Las combinaciones usuales son abbcdeec y ababbccb.

Todo, ¡Señor! diciendo está los grandes días

de luto y agonías de muerte y orfandad;

que del pecado horrendo envuelta en un sudario,

pasa por un calvario la ciega humanidad.

F. GARCÍA TASSARA

Octavillas de pie quebrado. Como en el caso de la sextilla, en esta estrofa alternan los octosílabos y tetrasílabos. Son posibles muchos esquemas métricos distintos.

Las riquezas son de amar; ca syn ellas grandes cosas

maníficas nin famosas non se pueden acabar;

por ellas son ensalçados los señores,

príncipes e emperadores, e sus hechos memorados.

10versos

Copla real o falsa décima. Consta de diez versos de arte menor, con rima consonante. Se trata en realidad de la fusión de dos quintillas.

¡Oh altíssima cordura a do todo el bien consiste,

yo llena de hermosura de tu divina apostura

razón digna me heziste; yo soy diuina en el cielo

porque de ti soy mandada;

yo soy de tan alto vuelo; yo soy la que en este suelo jamás me conturba nada!

JUAN DE TIMONEDA

Décima, también llamada décima espinela, por el nombre de su inventor, Vicente Espinel. Consta de diez octosílabos dispuestos según la estructura de dos redondillas, unidas por dos versos de enlace: el primero de estos tiene la misma rima que el último verso de la primera redondilla, mientras que el segundo comparte rima con el primer verso de la segunda redondilla. El esquema es abbaaccddc.

Suele decirme la gente que en parte sabe mi mal,

que la causa principal se me ve escrita en la gente; y aunque hago de valiente,

luego mi lengua desliza por lo que dora y matiza;

que lo que el pecho no gasta ningún disimulo basta a cubrirlo con ceniza.

VICENTE ESPINEL

Ovillejo. Consta de diez versos de arte menor, según la siguiente disposición: tres pareados, cada uno de ellos compuesto por un octosílabo y un tetrasílabo (a veces trisílabo), y una redondilla compuesta por octosílabos. El esquema de la rima es, por tanto, aabbcccddc.

¿Quién menoscaba mis bienes? Desdenes.

Y ¿quién aumenta mis duelos? Los celos.

Y ¿quién prueba mi paciencia? Ausencia.

De ese modo, en mi dolencia ningún remedio se alcanza

pues me matan la esperanza desdenes, celos y ausencia.

TIPOS DE POEMAS

1.1POEMAS ESTRÓFICOS

1. VILLANCICO. Escrito en octosílabos o hexasílabos, se divide en dos partes: a) el estribillo, que consta de dos, tres o cuatro versos; b) el pie, que a su vez, se compone de una mudanza (habitualmente una redondilla), un verso de enlace que rima con el último verso de la mudanza, (el enlace puede existir o no); y otros dos versos que riman entre sí; la vuelta y elestribillo.

2. LETRILLA.

Es una variante del villancico, del que se diferencia únicamente por el contenido, ya que la letrilla siempre tiene una intención burlesca o satírica.

Poderoso caballero es Don Dinero."

Madre y al oro me humillo: Él es mi amante y mi amado,

pues de puro enamorado de continuo anda amarillo; que, pues doblón o sencillo hace todo cuanto quiero.

"Poderoso caballero es Don Dinero."

FRANCISCO DE QUEVEDO

3. ZÉJEL.

Es una estrofa de procedencia arábigo-española. Está escrito normalmente en octosílabos y su composición estrófica es como sigue: un estribillo, que consta de uno o dos versos; una mudanza compuesta por tres versos que riman entre sí

con la misma rima, además de un cuarto que rima con el estribillo, y que recibe el nombre de vuelta. El esquema de la estrofa sería: aa-bbba.

Dicen que me case yo: no quiero marido, no.

Más quiero vivir segura en esta tierra a mi soltura que no estar en ventura

si casare bien o no .

Dicen que me case yo: no quiero marido, no.

GIL VICENTE

4. GLOSA. Es un poema de extensión variable. Consta de dos partes: el texto, que es una poesía breve, y la glosa, que es el comentario de la poesía que constituye el texto. El texto suele ser, por lo general, un poema ya existente (refrán, fragmento de romance, etc.). La glosa suele estar formada por tantas estrofas, generalmente décimas) como versos tiene el texto; dichos versos se van repitiendo al final de cada estrofa.

Ya la esperanza es perdida, y un solo bien me consuela:

que el tiempo que pasa y vuela llevará presto a la vida.

Dos cosas hay en amor que con su gusto se alcanza:

deseo de lo mejor, es la otra la esperanza,

que pone esfuerzo al temor. Las dos hicieron manida en mi pecho, y no las veo; antes en la alma afligida,

porque me acabe el deseo, ya la esperanza es perdida.

MIGUEL DE CERVANTES

5. SONETO.

Consta de catorce versos endecasílabos, divididos en dos cuartetos y dos tercetos. Es una forma poética procedente de Italia, introducida en las letras españolas por Juan Boscán y Garcilaso de la Vega, quienes tomaron como modelo de soneto el establecido por el poeta italiano Francesco Petrarca. Ha sido muy utilizado a lo largo de todas las épocas y se le considera como la estructura poemática más perfecta y armoniosa. El esquema clásico del soneto petrarquista es el siguiente: ABBA ABBA CDC DCD(dos cuartetos y dos tercetos encadenados). Sin embargo, existen otras combinaciones posibles en los tercetos como CDE, CDE, etc.

En tanto que de rosa y azucena se muestra la color en vuestro gesto,

y que vuestro mirar ardiente, honesto, con clara luz la tempestad serena;

y en tanto que el cabello, que en la vena del oro se escogió, con vuelo presto

por el hermoso cuello blanco, enhiesto, el viento mueve, esparce y desordena:

coged de vuestra alegre primavera el dulce fruto antes que el tiempo airado

cubra de nieve la hermosa cumbre.

Marchitará la rosa el viento helado todo lo mudará la edad ligera

por no hacer mudanza en su costumbre.

GARCILASO DE LA VEGA

En el Modernismo el soneto experimentó un gran número de transformaciones y variantes: serventesios

en vez de cuartetos, rimas distintas para el segundo cuarteto, modificaciones en los dos tercetos finales (que en algunos casos forman un tercer cuarteto seguido de un pareado), utilización de metros distintos del endecasílabo (alejandrinos, dodecasílabos, etc.). Hay incluso sonetos heterométricos.

Dichoso el árbol que es apenas sensitivo y más la piedra dura porque esa ya no siente,

pues no hay dolor más grande que el dolor de ser vivo ni mayor pesadumbre que la vida consciente.

Ser, y no saber nada, y ser sin rumbo cierto y el temor de haber sido y un futuro terror...

Y el espanto seguro de estar mañana muerto, y sufrir por la vida y por la sombra y por

lo que no conocemos y apenas sospechamos, y la carne que tienta con sus frescos racimos

y la tumba que aguarda con sus fúnebres ramos,

¡y no saber adónde vamos ni de dónde venimos...!

RUBÉN DARÍO

Algunas variantes del soneto tienen nombre propio. Así, por ejemplo, el soneto compuesto en su totalidad por versos de arte menor, denominado SONETILLO.También encontramos el SONETO CON ESTRAMBOTE, que añade algunos versos al final del soneto.

Quien quisiere ser culto en solo un día, la jeri (aprenderá) gonza siguiente: fulgores, arrogar, joven, presiente,

candor, construye, métrica armonía;

poco, mucho, si no, purpuracía, neutralidad, conculca, erige, mente, pulsa, ostenta, librar, adolescente,

señas, traslada, pira, frustra, harpía;

cede, impide, cisuras, petulante,

palestra, liba, meta, argento, alterna, si bien, disuelve, émulo, canoro.

Use mucho de líquido y de errante, su poco de noturno y de caverna, anden listos livor, adunco, y poro;

que ya toda Castilla, con sola esta cartilla,

se abrasa de poetas babilones* escribiendo sonetos confusiones;

y en la Mancha, pastores y gañanes, atestados de ajos las barrigas,

hacen ya cultedades como migas.

FRANCISCO DE QUEVEDO

6. MADRIGAL.

Se trata de un poema estrófico compuesto por una combinación libre de heptasílabos y endecasílabos, uqe no tiene forma fija en cuanto al número de sus estrofas ni al número de los versos que debe contener cada una de ellas. El tema debe ser de carácter amoroso e idílico. Se recomienda que los madrigales sean breves y que la combinación de los versos sea armónica y sencilla.

Ojos claros, serenos, si de un dulce mirar sois alabados,

¿por qué si me miráis, miráis airados? Si cuanto más piadosos,

más bellos parecéis a quien os mira, no me miréis con ira,

porque no parezcáis menos hermosos. ¡Ay, tormentos rabiosos!

Ojos claros, serenos, ¡ya que así me miráis, miradme al menos!

1.2 POEMAS NO ESTRÓFICOS

ROMANCE

Consta de una serie ilimitada de octosílabos, de los cuales solo los versos pares tienen rima asonante, mientras que los impares quedan sueltos. Es una forma métrica de origen popular y de cultivo amplísimo en todas las épocas de la literatura española, ya que se adapta tanto a las características de la poesía popular como a las de la lírica culta. Según la llamada teoría tradicionalista, los romances proceden de la partición de los versos compuesto de los Cantares de Gesta:

En Santa Gadea de Burgos // do juran los hijosdalgo allí toma juramento // el Cid al rey castellano

sobre un cerrojo de hierro // y una ballesta de palo.

Tomados como versos independientes cada uno de los hemistiquios de los versos épicos, el resultado es la estructura del romance: - a - a - a

En Santa Gadea de Burgos do juran los hijosdalgo allí toma juramento

el Cid al rey castellano sobre un cerrojo de hierro

y una ballesta de palo.

ANÓNIMO

Cuando los versos del romance son heptasílabos, la composición recibe el nombre de ENDECHA. Si los versos tienen menos de siete sílabas, se llamanROMANCILLOS.

Un ejemplo de endecha:

A una ciudad lejana ha llegado don Pedro.

Una ciudad lejana entre un bosque de cedros.

¿Es Belén? Por el aire

yerbaluisa y romero. Brillan las azoteas

y las nubes. Don Pedro pasa por arcos rotos.(...)

FEDERICO G. LORCA

Un ejemplo de romancillo:

Hermana Marica mañana, que es fiesta, no irás tú a la amiga ni iré yo a la escuela. Pondráste el corpiño

y la saya buena, cabezón labrado

toca y albanega (...)

LUIS DE GÓNGORA

Existe asimismo el llamado ROMANCE HEROICO, compuesto por versos endecasílabos.

Entran de dos en dos en la estacada, con lento paso y grave compostura, sobre negros caballos, ocho pajes,

negras la veste, la gualdrapa y plumas; después cuatro escuderos enlutados, y cuatro ancianos caballeros, cuyas

armas empavonadas y rodelas con negras manchas que el blasón ocultan,

y cuyas picas que por tierra arrastran, sin pendoncillo la acerada punta,

que son, van tristemente publicando de la casa de Lara y de su alcurnia (...)

DUQUE DE RIVAS

2. SILVA

Se trata de una serie poética ilimitada en la que se combinan

a voluntad del poeta versos heptasílabos y endecasílabos, con rima consonante, y sin ningún esquema métrico fijo. En ocasiones se introducen versos sueltos. Si una composición consta de varias silvas, éstas reciben el nombre de ESTANCIAS, ya que se convierten en estrofas.

Era del año la estación florida en que el mentido robador de Europa

-media luna las astas de su frente, y el sol todos los rayos de su pelo-

luciente honor del cielo, en campos de zafiro pace estrellas;

cuando el que ministrar podía la copa a Júpiter mejor que el garzón de Ida,

-náufrago y desdeñado, sobre ausente- lagrimosas, de amor, dulces querellas

da al mar; que condolido fue a las ondas, fue al viento

el mísero gemido, segundo de Arión dulce instrumento.

LUIS DE GÓNGORA

3. POEMAS DE VERSOS SUELTOS O BLANCOS

Son poemas que se caracterizan por la ausencia de rima entre los versos, que, a diferencia de los poemas de veros libres, tienen todos la misma medida.

La catedral de Barcelona dice:

Se levantan palmeras de granito, desnudas mis columnas; en las bóvedas

abriéndose sus copas se entrelazan, y del recinto en torno su follaje

espeso cae hasta prender en tierra, desgarrones dejando en ventanales,

y cerrando con piedra floreciente tienda de paz en vasto campamento.

(...) MIGUEL DE UNAMUNO

4. POEMAS DE VERSOS LIBRES

No hay estrofas ni rima, ni tampoco una medida exigida a los versos, que pueden tener la longitud que el poeta desee en cada caso. El ritmo se consigue mediante otros procedimientos: repeticiones, rimas internas, pausas...

LA DISTRAÍDA

No estás ya aquí. Lo que veo de ti, cuerpo, es sombra, engaño.

El alma tuya se fue donde tú te irás mañana. Aún esta tarde me ofrece falsos rehenes, sonrisas vagas, ademanes lentos,

un amor ya distraído. Pero tu intención de ir te llevó donde querías,

lejos de aquí, donde estás diciéndome:

"aquí estoy contigo, mira." Y me señalas la ausencia.

No hay comentarios
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 19 páginas totales
Descarga el documento