10 salidas profesionales para arquitectos y estudiantes de arquitectura que no conocías

El mercado laboral es todo un reto para los estudiantes de arquitectura y arquitectos. Cada día hay más competencia y el nivel es muy alto. Por eso, te dejamos 10 salidas profesionales que te abrirán tus posibilidades laborales.

Descarga gratis apuntes de arquitectura

Para quien no la conozca, la carrera de arquitectura es una carrera muy sacrificada, no solo por la dificultad que pueda entrañar su estudio, sino por el alto coste económico que conlleva.

A más de uno le ha pasado por la cabeza tirar la toalla y mandarlo todo a donde San Pedro perdió la bicicleta, pero aguantáis cada día con la convicción que todo valdrá la pena.

Te presentamos las 10 salidas profesionales para arquitectos más demandadas.

1. Arquitecto Autónomo

Trabajar como arquitecto independiente y empezar a cotizar como autónomo, esperando que llegue ese proyecto con el que poder expresar todo tu talento e inquietudes, mientras realizas, como primer trabajo, la ampliación de un cuarto en el chalet de un primo segundo de tus padres y de manera gratuita por ser familiar (faltaría más).

2. Profesor de Universidad

Aunque parezca mentira, hay muchos estudiantes de arquitectura que aprenden para después poder enseñar. No tienes que ser un genio para ser profesor, pero necesitas una cualidades comunicativas muy altas.

Esta opción es perfecta para todos aquellos que les guste el ambiente universitario y que quiera seguir formándose (El mundo de la arquitectura está siempre renovándose).

3. Un Doctorado en Arquitectura

Si amas el mundo de la arquitectura y no estás cansado de aprender de este mundo, tu mejor opción es empezar un Doctorado en Arquitectura. Normalmente duran unos 4 o 5 años en los que recibirás una compensación económica mientras te sigues formando. Hacer un Doctorado es ya por sí una de las mejores salidas profesionales para los arquitectos, pero piensa que cuando tengas un Doctorado tendrás un currículo impecable.

4. Especialista en Eficiencia

Centrar todo tu tiempo y pasión en la redacción de informes y certificados de eficiencia energética (es la moda) compitiendo con otros compañeros del gremio como aparejadores e ingenieros y cobrando unos 70 euros el certificado en el mejor de los casos.

Eso si, que te pille siempre cerca de tu casa o lugar de trabajo y ya desayunado por que como tengas que gastarte dinero en transportes y dietas te pules el presupuesto en menos que canta un gallo.

5. Programador Web

Aprovechar tus conocimientos de CorelDraw, Paint, Adobe Dreamweaver, Adobe Photoshop, Adobe, etc. y convertirte de la noche a la mañana en diseñador y programador gráfico… quien te lo iba a decir a ti. Esta opción tiene una dificultad añadida debido a la fuerte competencia que hay en el mercado, ya que hoy en día hasta el vecino del quinto es diseñador web, pero quien ha dicho miedo a estas alturas de la película...

6.  Artista Expresivo

Siguiendo con los conocimientos adquiridos durante la carrera, otra opción es la de convertirte en "artista expresivo", pintor en definitiva.

Quien mejor que un arquitecto para entender el espacio conceptual de la creatividad, la generación de la asociación de sensaciones, de colores, de texturas, etc. aunque si te viene tu primo diciendo que necesita que le pinten el salón, se avispado y no dejes pasar esa oportunidad, por lo menos estarás entretenido un rato.

7. Diseñador Técnico

Recuperar en algún estudio de arquitectura generoso la profesión de delineante, hoy extinta debido a los años de "desaceleración económica" que hemos sufrido y aprovechar tu experiencia no solo como técnico, sino a la hora de manejar programas de diseño tipo CAD.

Esta opción NO supone pisar la cabeza de los delineantes porque a día de hoy no existen (el último fue visto por octubre del 2009), eso sí, ten en cuenta que si en este trabajo te pagan más de 800 euros huye, seguro que hay gato encerrado.

8. Técnico de Interiores

Olvidarte de todo lo aprendido y dejar de pensar en proyectar viviendas unifamiliares y, por descontado, edificios de viviendas y centrarte más en el interior de estos inmuebles… lo que viene a ser un arquitecto de interiores vaya.

Esta opción es peligrosa ya que te puedes contagiar de posibles vicios ocultos y malos hábitos de este tipo de personajes, dándole más importancia a donde colocas el “sillón egg” que al espacio donde lo colocas.

9. Un arquitecto multidisciplinario

Complementar tu formación y currículo matriculándote en otra carrera universitaria que nada tenga que ver con la arquitectura, como por ejemplo farmacología, biología marina, danza y coreografía, etc. siempre y cuando te sobre algo después de haberte dejado todo el dinero que te has dejado en la carrera de arquitectura.

Esta opción se ve cada vez más a menudo. Los estudiantes de arquitectura  pueden ser dos cosas a la vez. En la actualidad se buscan cada vez más profesionales multidisciplinarios.

10. Trabajar en el extranjero

Y dichas estas opciones es siempre bueno tener en cuenta que puedes ir a otro país a trabajar. Irte para Alemania, Noruega o Brasil a trabajar de lo que más amas te abrirá muchas más puertas que no estancarte en tu país de origen.

Salir a ver otros mercados laborales aumentará tu reputación y mejorará mucho tu currículo. Cuando elijas esta opción, debes tener en cuenta que hay miles de jóvenes arquitectos como tú que están buscando trabajo. ¿Por qué no crear tu propia empresa de arquitectura con otros socios?

25662   18/04/2017

Otras noticias