5 motivos por los que los ingenieros odian a los arquitectos

Desde hace años todos conocemos la rivalidad entre ingenieros y arquitectos. La humanidad ya no está dividida entre bien y mal, ying e yang, sino por estas dos figuras

proof_v1_16804

Pero, ¿cuáles son los motivos de este odio? ¿Cuál es el sentimiento principal que siente un estudiante de ingeniería cuando ve a un estudiante de arquitectura? Te lo explicamos...

1. Los arquitectos son esteticistas de edificios

En presencia de la figura de un ingeniero edil y del ingeniero civil, la figura del arquitecto, y su "antigua importancia", se está apagando. La presencia del arquitecto se está convirtiendo en algo siempre más pesado (tanto que los ingenieros le permiten ocuparse sólo de los colores que deberá tener el edificio).

estudiar ingeniería

2. Carencia de conocimientos

Los ingenieros saben bien su superioridad en cuanto a las matemáticas y las estructuras (y todo lo demás). Se aprovechan, entonces, de cada momento útil para recordar a los arquitectos que ellos pueden divertirse con el lápiz cuanto quieran, pero que los cálculos que son necesarios nunca podrán hacerlos...Los arquitectos no usarán nunca fórmulas y formularios que sean un poco más difíciles.

3. Profesores

La culpa no es sólo de la evidente importancia de los estudiantes de ingeniería e ingenieros, sino también de sus profesores. Son ellos, de hecho, a enseñarles las diferencias abismales entre un ingeniero y un arquitecto (de la inutilidad de éste último en el mundo). Estas reglas las aprenden el primer día de universidad y las aplican durante toda su vida.

4. Testimonios históricos

Existen pruebas históricas que certifican y dan testimonio de la evidente superioridad del ingeniero: un ejemplo es la historia de los tres cerditos: es evidente que las casas de los dos primeros se hayan caído porque fueron los arquitectos los que las construyeron (como también parece lógico, la tercera casa del tercer cerdito, esa que resistió al lobo, la construyó un ingeniero).

estudiar ingeniería

5. Chulería delante de cualquier arquitecto

Una vez un señor que estaba dando un paseo en globo, debido a un golpe de aire que no estaba previsto, pierde su brújula y sus mapas. Decide entonces de bajar de altura, y ve un hombre en un campo que le lanza un ancla para parar el globo a pocos metros de la tierra. El señor le pregunta al hombre: "Por favor, ¿puede decirme dónde estoy?". El hombre le responde: "Está en su globo, en mitad del campo, a 2,54 metros del suelo". El señor del globo insiste: "Déjeme adivinar su profesión: ¿usted es un ingeniero?". El hombre responde: "¿ Cómo lo sabe?". A  lo que el señor del globo afirma "Porque me ha dado una información exacta, pero absolutamente inútil".

Entonces, el ingeniero, tranquilo, responde "Ahora adivino yo su profesión: ¡es un arquitecto!". El hombre del globo, sorprendido, le pregunta "¿Cómo lo ha adivinado?". El ingeniero responde "Porque evidentemente  no está trabajando, no sabe dónde está y busca respuestas de los técnicos que sí saben".

Compartir con tus amigos en Facebook

Compartir en twitter

10983   22/02/2016

Otras noticias