Diferencias entre restauración y rehabilitación: lo que estudiante de arquitectura tiene que saber

Restauración y rehabilitación son dos conceptos que habrás escuchado miles de veces. Pero ahora que estás estudiando Arquitectura, es importante que tengas claro cuáles son las principales diferencias entre ellas, y aquí te las explicamos todas.

 

Descarga gratis miles de documentos para Arquitectura

apuntes, exámenes, ejercicios, casos prácticos...

Empieza a descargar
 

1. ¿Edificios de viviendas o bienes patrimoniales?

La principal diferencia entre restauración y rehabilitación es el tipo de construcción en el que se aplican. Así, mientras la rehabilitación se hace sobre todo en edificios de viviendas, primando el criterio de la funcionalidad y adecuándose a los recursos económicos disponibles, la restauración se realiza en edificios que son bienes patrimoniales a conservar, por lo que el presupuesto es secundario y priman la durabilidad y los factores históricos y arquitectónicos.

2. Las causas de la intervención

Hay muchas causas por las que puede ser necesario rehabilitar un edificio: exceso de humedad en la planta baja, desperfectos importantes en la cubierta o instalaciones desfasadas con respecto a la normativa, por ejemplo. En cambio, lo que se pretende con una restauración es conseguir el espacio arquitectónico primitivo del edificio, recuperando su imagen original y, eventualmente, adaptándolo a los nuevos usos que pueda tener.

restauracion y rehabilitacion el problema de la humedad  

3. El momento en el que se ejecuta

Normalmente, la vida útil de un edificio es de 80 años y a lo largo de ese tiempo es necesario acometer trabajos de mantenimiento que mejoren sus condiciones y faciliten su conservación. Cuando un edificio requiere una intervención más profunda que un simple trabajo de mantenimiento para recuperar su estado original o para reparar alteraciones, intervenciones, añadidos o reformas que se han ido acumulando a lo largo del tiempo, estamos hablando de una restauración arquitectónica. Es, por lo tanto, una intervención a largo plazo en la vida de un edificio. Una rehabilitación, en cambio, puede tener que realizarse cuando la construcción es todavía joven.

 

Busca los documentos que necesitas por materia

dibujo técnico, autoCAD, diseño estructural, analisi matemático, etc...

Buscar documentos
 

4. Los tipos de trabajos que conllevan

Existen tres tipos de restauración posibles: limpieza (especialmente para eliminar los restos de contaminación de las fachadas), reparación (para consolidar elementos deteriorados) y sustitución (reconstrucción de elementos que no permiten una reparación). La rehabilitación es integral si conlleva trabajos que afecten a la estructura, las cubiertas, los cerramientos exteriores, las instalaciones, los acabados y la carpintería de una vivienda.

5. Los elementos a tener en cuenta

Tanto en una rehabilitación como en una restauración es necesario tener en cuenta una serie de factores importantes para garantizar el mantenimiento de la estructura, como son los materiales a utilizar, el entorno físico del edificio, las características físicas y químicas de los elementos constructivos o la distribución de los muros de carga, entre otras. En el caso específico de la restauración, además es fundamental tener presente las tipologías de edificación y las técnicas constructivas históricas que están en la base de la recuperación que se quiere llevar a cabo.

 

restauracion y rehabilitacion

   

Sigue leyendo otras noticias interesantes sobre Arquitectura

apuntes, exámenes, consejos, curiosidades, etc...

Blog de Arquitectura
 
94   28/11/2018

Otras noticias