5 Expresiones más utilizadas por el Juristus Estudiantae

El Juristus Estudiantae es un estudiante de costumbres, y eso es sabido por todos. Se caracteriza por hacer la fotosíntesis bajo el flexo de su habitáculo, darle alergia las derogaciones y retroalimentarse de preceptos legales y jurisprudencia.

Descarga gratis apuntes de Derecho
Pero, ¿cómo se comunican con el exterior? ¿Cuáles son sus frases más utilizadas? Un estudio de la Universidad de Minnesota (EEUU) basado en un seguimiento a estos homínidos durante 5 años nos arroja un poco de luz para ser capaces de entender a estos, mal que nos pese, semejantes.

1. Para la próxima vez estudio al día

Es una de las expresiones favoritas del Juristus Estudiantae. Procura no especificar cuando es esa próxima vez para que nunca llegue y seguir con la nefasta planificación que atesora y de la que hace gala. La utiliza con el objetivo de arrojar una luz de esperanza cuando cae en uno de sus habituales fracasos. Es muy común que utilice la expresión cuando entra en la plataforma virtual para ver las notas.

2. El tema 1 nunca entra

Esta expresión tiene su origen en la predilección del Juristus Estudiantae por adoptar como suyas teorías mitológicas que en nada se acercan a la realidad. Es una idea tan interiorizada en el homo juristus que aunque le caiga en una convocatoria no solo lo tomará como la excepción que confirma la regla, sino que culpará al profesor por haber transgredido las normas más elementales de ética y moralidad.

3. Subrayé lo más importante

Es una expresión que puede inducir a error, puesto que para el Juristus Estudiantae absolutamente la totalidad de lo escrito en los apuntes no es solo “lo más importante”, sino que es la verdad absoluta y sagrada. Dentro de lo subrayado hay clases o jerarquías diferenciadas según el color fluorescente utilizado, siendo el amarillo el color que ostenta el rango más alto de entre todos los colores posibles.

4. Me salió fatal el examen

Esta frase hecha es común a todos los homo Juristus, pero con significado diferente según la raza del Juristus. Los “Chaponus Bibliotecari” la utilizan como farol para mimetizarse con el populacho y sus semejantes, y así conseguir no recibir un trato diferenciado hasta el día en que se den a conocer las notas en el tablón. Por otro lado, el “Fiascus estudiantae” utiliza la literalidad de la expresión de manera plenamente sincera, maldiciendo el mundo que por desgracia le tocó vivir y todos los infortunios que desgraciadamente padece.

5. Me leí toda la sentencia

El añadirle el determinante “todo” y la necesidad que siente el Juristus de aclararlo lo delata. Nada más que decir.
10 cosas que no te enseñan en la Facultad de Derecho
42264   09/06/2017

Otras noticias