9 trucos de los abogados a la hora de interrogar a los testigos de la contraparte

El mundo de los abogados está directamente conectado con el de la oratoria. Para interrogar a los testigos se necesita una buena estrategia y mucha habilidad. Pero hay también algunos trucos. Te los explicamos.

Descarga gratis apuntes de Derecho
En el mundo de la abogacía cada maestrillo tiene su librillo, pero hay algunos trucos generales para interrogar a los testigos.

1. Pronunciar mal el nombre del testigo

Deberías decir mal un par de veces el nombre del testigo para que así se ponga un poco nervioso, eso hará que seas tú quien esté al mando de la situación. Si el interrogado no lo corrige desde el comienzo y lo permite, eso se traduce en una pérdida de credibilidad ante el tribunal por debilidad de carácter.

2. Malinterpretar deliberadamente el testimonio prestado

Si malinterpretamos una y otra vez el testimonio prestado en fase de instrucción, el testigo acabará dándole la razón. interrogar a los testigos

3. Interrumpir al testigo con una pregunta

Cuando el testigo esté contestando una pregunta que le hayamos hecho, es muy recomendable interrumpirle con otra pregunta. Esto le va a provocar tensión, de manera que responderá de una forma más evasiva y especular. De esta manera, el interrogado empezará a liarse y responder de una forma que no es la que quería, pero sí la que quieres tú.

4. Pedir al testigo que haga dos cosas a la vez

Le podemos pedir, por ejemplo, que dibuje un esquema de algo y a la vez que responda a una pregunta. Así no le vamos a dejar pensar tranquilamente. Se va a liar y va a tener muchos más nervios, lo que nos conviene.

5. Contradecir al testigo

Si el testigo se está explicando, podemos simplemente contradecirlo diciéndole que otro testigo anterior ha dicho lo contrario (aunque no haya sido así). ¿Por qué? Así el testigo tendrá que explicar más detalladamente, dar fechas, números y más información que nos puede ser muy útil para que el juicio lo ganemos nosotros. Lo importante es hacerlo con rapidez para que el presidente del tribunal no lo corrija. interrogar a los testigos
10 mejores aplicaciones para estudiantes de Derecho

6. Hacer una afirmación que no sea una pregunta

Después de hacerlo, debemos esperar un corto tiempo para ver qué respuesta da el testigo ante tal situación.

7. Usar palabras difíciles y técnicas

Para que alguien no entienda lo que decimos, debemos utilizar palabras que no conocen. El mundo de la abogacía es el mundo de las palabras difíciles desde su origen. En el momento que el testigo no conoce una palabra, será muy positivo para nosotros, ya que su nivel de nerviosidad aumentará favorablemente.

8. "De acuerdo con la documentación que tengo aquí..."

Si dices esta frase al testigo, aunque no tengas dicha documentación, harás que el interrogado tenga que explicar datos que a priori no conocía (de hecho, no existen), pero eso solo servirá para ponerles más dudas sobre lo que sabe y lo que no sabe, sobre lo que es cierto y lo que no es cierto. Y eso va en nuestro favor. interrogar a los testigos

9. Usar un tono de voz más alto que el del testigo

Cuando hablamos más fuerte que otra persona, la otra persona pensará que todo lo  que decimos es cierto o es más importante, por lo que su nivel de confianza ante lo que dice bajará notoriamente, y aumentarán sus duda (eso nos ayudará para ganar el caso).
51863   15/05/2017

Otras noticias