El aluminio se disuelve en agua. ¿Sí o no?



Pues sí, pero no.



Lo que determina que un metal se "disuelva" en agua (es decir, que sea atacado por ella) es su potencial estándar de reducción (Eº). Si es menor que cero, el metal se ataca; si no, no se ataca. Eº del aluminio nos dice que, al ponerlo en contacto con el agua, se atacará. Poned una lata en agua. ¿A que no se disuelve?



Si el aluminio no se disuelve es porque se recubre se una capa de óxido de aluminio que lo proteje de ataques posteriores. No se salva del primer ataque, pero del resto, sí. Este fenómeno, que se da con muchos otros metales, se conoce como pasivación.



PRÓXIMA ENTREGA: AQUÍ HUELE A GAS
10111   21/08/2007

Otras noticias