OP, Ejercicios de Periodismo. Universidad Complutense de Madrid (UCM)
alejandrocz96
alejandrocz96

OP, Ejercicios de Periodismo. Universidad Complutense de Madrid (UCM)

5 páginas
8Número de visitas
Descripción
Asignatura: Opinion Publica, Profesor: Lourdes Vinuesa Tejero, Carrera: Periodismo, Universidad: UCM
20 Puntos
Puntos necesarios para descargar
este documento
Descarga el documento
Vista previa3 páginas / 5
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 5 páginas totales
Descarga el documento
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 5 páginas totales
Descarga el documento
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 5 páginas totales
Descarga el documento
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 5 páginas totales
Descarga el documento

Procedimiento de votación:

Cuando vamos a depositar el voto se puede hacer a favor de una persona o de un grupo. Este apoyo puede ser absoluto o contundente. El voto de adhesión a personas se llama voto personalizado que se da en sistemas mayoritarios de distritos uninominales (en los que solo hay un escaño, ej. Reino Unido) o plurinacionales (ej. España). En el Senado hay un voto personalizado porque votamos a personas, pero para distritos plurinacionales. En estos distritos hay tres modalidades de voto:

1. Voto en bloque: votar a tantos como escaños en haya en litigio.

2. Voto limitado: solo se puede votar a un número menor de los escaños totales en litigio.

3. Voto único e intransferible.

El voto al Senado es un voto limitado porque en algunas circunscripciones en las que haya, por ejemplo, 4 escaños en liza, sólo se eligen 3 (el que sobra se elige por cada millón de habitantes): En algunas circunscripciones también existe el voto en bloque.

El voto que rige en España es el voto de lista, cuando votamos a un grupo de candidatos. Este sistema se da en los sistemas proporcionales con distritos plurinacionales, excepto en las municipales con menos de 100 habitantes que se constituyen como Concejo Abierto, las municipales de entre 100-250 habitantes o el Senado.

El voto preferencial se da en los sistemas mayoritarios. Uno de ellos es el sistema electoral en dos vueltas en el que se descartan candidatos en una primera votación.

Distrito o circunscripción electoral:

Es como se denomina al conjunto de electores agrupados en una base territorial en base a la que se reparten los escaños. En el Congreso los escaños son 52 (uno por cada provincia + Ceuta + Melilla). En las elecciones al Parlamento Europeo, España es un distrito único.

Elecciones al Congreso: Cada distrito electoral tiene dos escaños. El resto se mide dividiendo el número de habitantes de derecho de España al número de escaños a repartir (los 248 que quedarían); con esta división obtenemos la cuota de reparto. Después se divide el número de habitantes de derecho de cada distrito entre la cuota de reparto para obtener el número de escaños.

Elecciones al Senado: Hay 208 escaños de atribución directa (a los que se vota / a los que se elige) + un escaño más por cada CCAA + uno por cada millón de habitantes. Cada provincia tiene 4 escaños, pero sólo se pueden elegir 3. Las islas mayores tienen 3 escaños, aunque solo se eligen 2. En Ceuta y Melilla hay 2 escaños y se eligen los dos (son voto en bloque). En las islas menores solo hay 1 y se vota 1.

Elecciones municipales: Cada término municipal es una circunscripción electoral.

Elecciones autonómicas: La circunscripción electoral es, generalmente, la provincia. En algunas CCAA uniprovinciales se divide la provincia en sectores o circunscripciones electorales más pequeñas. También pasa esto en Baleares, donde cada isla es una circunscripción electoral. Cada autonomía elige cómo reparte sus escaños y el número de los mismos los establecen los reglamentos autonómicos.

Reglas para la conversión de votos en escaños:

Existen dos modalidades de conversión de votos en escaños: la mayoritaria y la proporcional.

1. Mayoritaria: en general, en España no se utiliza (salvo en las elecciones al Senado, en las municipales de menos de 100 habitantes o en las municipales de 150-200 habitantes

como Concejo Abierto). Según esta modalidad, gana el escaño el partido más votado, ya sea por victoria simple o por victoria relativa. No importa si gana por un voto o por millones.

2. Proporcional: según esta modalidad, para ganar el escaño se requiere la mayoría absoluta de los votos. Es decir, requiere que el partido o el candidato saquen la mitad más uno de los votos. En España es la modalidad que rige, salvo los casos en los que es mayoritaria.

El sistema mayoritario fue el que se estuvo utilizando en España hasta el año 1977, cuando se da el paso al sistema proporcional. Dentro del sistema proporcional existen dos modalidades para llevar a cabo la conversión:

a. Simple o relativa: se lleva el escaño el partido que más votos tenga. En España este sistema se da en el Senado, en las municipales de menos de 100 habitantes y en las municipales entre 150-200 habitantes estructurados como Concejo Abierto.

b. Absoluta: para conseguir el escaño es necesaria la mitad más uno de los votos. Cuando no se consigue en una primera vuelta y en función del país se presentan unos partidos u otros (según el ballotage francés se presentarán los que alcancen el 12,5% de los sufragios). Otro procedimiento, si se quiere evitar una segunda vuelta electoral, es el voto alternativo o preferencial en el que los votantes pueden marcar y ordenar sus preferencias dentro de la lista del partido.

El sistema proporcional busca que exista cierto equilibrio entre el número de votos y el número de escaños. Este tipo de sistemas empiezan a tomar importancia a finales del siglo XIX en los países nórdicos, extendiéndose por Gran Bretaña y Bélgica. Será en Bélgica donde, en 1899, se solicita a Victor D’Hondt que establezca un sistema electoral proporcional. Estos sistemas se instaurarán en España a partir de 1977. Dentro de los sistemas electorales existen dos métodos para convertir los votos en escaños: el método del cociente (que no se utiliza en España) y el método del divisor.

a. El método del cociente consiste en dividir el número de votos válidos entre el número de escaños a repartir dentro de la circunscripción electoral. Esta división nos da un cociente electoral que se utilizará para saber cuántos votos tiene que conseguir cada partido para hacerse con un escaño. Los escaños que sobren después del primer reparto se adjudicarán por orden a las formaciones con los restos de votos más altos.

• Para países con circunscripción o distrito únicos se llama sistema de representación proporcional.

• Cuando el cociente electoral se aplica para pluralidad de distritos nos encontramos con dos modalidades:

¶ El cociente electoral siempre: consiste en dividir el número total de votos entre el número de distritos para saber cuántos votos necesita cada partido para conseguir un escaño. Cuando se han repartido y sobran algunos escaños se reparten por las reglas del cociente más alto o de la media más alta (dividir el número de votos del partido entre el número de escaños obtenidos + 1; se llevan los escaños los que tengan la media más alta). A la fuerza más votada le conviene que se aplique la media más alta, mientras que el resto mayor favorece a las formaciones minoritarias.

¶ Cociente electoral rectificado o Hagenbach Bischof (matemático suizo): este sistema intenta que se distribuyan los escaños de una sola tirada. En casos en que no es posible se puede modificar el divisor (número de distritos) para

2

hacerlo de una sola vez, modificando el cociente electoral. El reparto de escaños es el mismo que obtenemos si lo hacemos con el método del cociente electoral simple con media más alta.

b. El método del divisor consiste en dividir el número de votos obtenidos por una serie continuada de dígitos hasta que queden repartidos todos los escaños en juego. Tiene diferentes modalidades:

• El método D’Hondt: es el método que se utiliza en España (salvo en las elecciones al Senado, las municipales de menos de 100 habitantes y las municipales de 100-250 habitantes como Concejo Abierto). Este método consiste en dividir el número de votos de cada fuerza entre la serie continuada de dígitos que conforman los escaños en litigio en la circunscripción (ej. si son 5, se divide el número de votos entre 1, 2, 3, 4, 5). Una vez hecha la división y creada una tabla de resultados, se asignan los escaños a los números más altos. Si dos formaciones tienen el mismo número de votos, el primer escaño se asigna por sorteo y se va repartiendo el resto aleatoriamente. El método D’Hondt da el mismo resultado que si utilizamos el cociente electoral rectificado o el cociente electoral simple con la media más alta.

• El método Santa Lagüe: se utiliza sobre todo en países nórdicos y la diferencia principal con D’Hondt es que no se divide entre la serie de dígitos que forman el número de escaños en litigio, sino que depende de cada país. En este sentido hablamos de dos métodos Santa Lagüe:

¶ Santa Lagüe puro: para la sucesión se utilizan solo número impares (ej. si tenemos 5 escaños, la sucesión será: 1, 3, 5). Esta variante beneficia a los partidos minoritarios.

¶ Santa Lagüe modificado: la sucesión numérica empieza siempre en el 1’4 y el resto de números serán los impares (ej. 5 = 1’4, 3, 5).

El método Santa Lagüe ofrece el mismo resultado que el del método D’Hondt, el cociente electoral rectificado o el electoral simple con media más alta.

Después de todo esto podemos decir que en España prima el sistema proporcional con método divisor.

PARTIDOS POLÍTICOS

Personalización de la vida política

Cuando hablamos de la personalización de la vida política no referimos a que lo importante no es lo que se dice, sino quién es la persona que está detrás. Los medios de comunicación contribuyen una mayor personalización de la vida política, sobre todo lo hacen los medios audiovisuales, pero eso no quiere decir que no existiera una personalización de la vida política antes de los medios de comunicación. Ahí están las esculturas romanas o los escudos. En este sentido, muchos autores dicen que se ha producido una espectacularización de la política (ej. Pedro Sánchez entrando en directo en Sálvame).

Cuando se habla de personalización de la vida política se reduce la política a la figura que la representa, que es el líder carismático o líder electrónico, que actúa como una especie de vedette. Aunque muchas veces es la dinámica de la propia política la que genera una mayor o menor personalización de la vida política (ej. un régimen presidencialista genera una mayor personalización).

Teoría de los partidos políticos

El término partido político es un término antiguo. En la Historia de la Guerra del Peloponeso, Tucídides ya los mencionaba, pero no se empezará a hablar de ellos tal y como los entendemos ahora hasta los años 1830-1850. Antes también se hablaba de partidos políticos, pero utilizando el término facción, que ha tenido durante mucho tiempo una connotación negativa. En su Introducción a los partidos políticos, Martínez Sospedra habla de las condiciones que se tienen que dar para que surjan los partidos políticos y cuáles tiene que ser sus funciones.

Para que surjan los partidos políticos se tienen que dar:

1. La existencia de una organización duradera y estable.

2. Que dicha organización esté articulada de manera que existan lazos regulares y estables con la organización a nivel nacional.

3. La voluntad consciente y deliberada del grupo de conquistar, ejercer y mantenerse en el poder (de esto ya hablaba Maquiavelo en El príncipe).

4. La búsqueda del apoyo popular para conseguir sus fines.

Según Martínez Sospedra, las funciones de los partidos políticos son:

1. La postulación de proyectos políticos de carácter global.

2. Reducir las demandas que reciben de la sociedad y que deben agrupar y transformar para traducirlas de acuerdo a su orden de valores. Almond dice sobre esto que tienen que desarrollar la capacidad de convertir demandas en alternativas de política general.

3. La función de comunicación y orientación de los órganos políticos de poder. Esta función la pueden cumplir porque son grupos de opinión pública y pueden ejercer labores de control de la opinión pública = mediadores entre la sociedad civil y el Estado o enlace entre el sistema político y el resto del sistema social.

4. La función electoral: los partidos políticos son formadores de la opinión pública de los ciudadanos, lo que acaba traduciéndose en votos.

5. Selección y reclutamiento del personal político.

Algunas funciones no son exclusivas de los partidos políticos, como la de selección y reclutamiento de personal. Quizás en lo único en lo que pueden tener un cuasi-monopolio es en la función de postulación de proyectos políticos.

Hay una serie de teorías que se utilizan para explicar el nacimiento de los partidos:

1. La teoría institucionalista: tiende a relacionar el surgimiento de los partidos políticos con el desarrollo del parlamentarismo y de las leyes electorales. Es decir, existen partidos políticos porque existe el Parlamento y porque hay leyes electorales. Esta teoría no se ajusta a la realidad porque, por ejemplo, en 1830 ya tenemos partidos políticos en Reino Unido (de los que se informa gracias al act que permitió la entrada de los periodistas al Parlamento), pero no podemos hablar de sufragio universal.

2. La teoría basada en las situaciones de crisis: sostiene que los partidos políticos surgen porque hay situaciones de crisis en diferentes países. Las crisis pueden ser de cualquier tipo: enfrentamiento centro-periferia, enfrentamiento ciudad-campo; enfrentamiento poder-iglesias, hundimiento de democracias y llegada de fascismos.

3. La teoría de modernización o de desarrollo: en esta teoría no priman tanto los aspectos políticos, sino que priman más los aspectos sociales y económicos. Se centran en dos

4

cuestiones: el desarrollo educativo y cultural, que supone que haya gente más formada y se traduzca en más participación; y la propia modernización de la sociedad, que acelera el sistema democrático y el surgimiento de nuevos partidos.

No hay comentarios
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 5 páginas totales
Descarga el documento