ORÍGENES DE LA SOCIOLOGÍA Y PRINCIPALES PARADIGMAS, Ejercicios de Ingeniería Aeronáutica. Universidad Autónoma de Madrid (UAM)
estefanypulgar
estefanypulgar

ORÍGENES DE LA SOCIOLOGÍA Y PRINCIPALES PARADIGMAS, Ejercicios de Ingeniería Aeronáutica. Universidad Autónoma de Madrid (UAM)

DOCX (22 KB)
4 páginas
1Número de descargas
3Número de visitas
Descripción
Asignatura: sociologia, Profesor: Pedro Romero Balsas, Carrera: Gestión Aeronáutica, Universidad: UAM
20 Puntos
Puntos necesarios para descargar
este documento
Descarga el documento
Vista previa3 páginas / 4
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 4 páginas totales
Descarga el documento
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 4 páginas totales
Descarga el documento
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 4 páginas totales
Descarga el documento
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 4 páginas totales
Descarga el documento

TEMA 1: ORÍGENES DE LA SOCIOLOGÍA Y PRINCIPALES PARADIGMAS La sociología surge en el siglo XVIII/XIX en medio del surgimiento de los procesos científicos del Renacimiento (ciencias naturales, intercambio intelectual), como respuesta a los problemas específicos de la Revolución Industrial y ligado al surgimiento de ideas democráticas. Los principales problemas de la Revolución Industrial que atrajeron a la primera sociología son: la organización del trabajo de manera científica con el objeto de obtener el máximo rendimiento, la rápida concreción de los conocimientos científicos en nuevas tecnologías, la atracción de masas a la fábrica, el enfrentamiento de la clase obrera frente a los patronos, el crecimiento de la economía global y las crisis económicas y la evolución del sistema económico gracias al beneficio individual. Algunos sociólogos se centran en estos problemas sobre los que surgen diversas corrientes sociológicas:

Positivismo (Comte y Saint-Simón): Sostiene que la ciencia debe centrarse sólo en las entidades observables que se conocen directamente mediante la experiencia, centrándose en la aparición nuevas relaciones laborales y la desaparición de las profesiones centenarias, así como también en los conocimientos científicos que se concreten rápidamente en tecnologías nuevas y en el rendimiento que el patrono obtiene de la fuerza de trabajo obrera.

Socialismo utópico (Robert Owen) y Socialismo científico (Marx): Sostiene el control por parte de la sociedad, tanto de los medios de producción como de las diferentes fuerzas de trabajo aplicadas en las mismas. Analiza la desaparición de los modos tradicionales de relacionarse con la tierra, el nuevo fenómeno de masas obreras industriales, la formación de las masas obreras industriales, su enfrentamiento con los patronos y la multiplicación de las crisis económicas ligadas al avance de la economía global.

Liberalismo (Ferguson, Adam Smith): La sociedad avanza en la búsqueda del beneficio individual. El egoísmo produce innovación e incremento de la riqueza.

Un paradigma es una imagen básica de la sociedad que guía no solo la investigación sino también las reflexiones teóricas del investigador. Los principales paradigmas de la sociología:

1. PARADIGMA FUNCIONALISTA Se basa en la idea de la compensación de fuerzas para el equilibrio social. Se defiende la postura de que la sociedad tiene existencia por sí misma, independientemente de los individuos que viven en ella. En este paradigma, son las personas y sus ideas las que determinan hacia dónde va la sociedad, y no el desarrollo tecnológico o el capitalismo como defienden los anteriores paradigmas.

Herbert Spencer comparaba la sociedad con el cuerpo humano y otorgaba una explicación a todo lo que acontecía en la sociedad como si fuera el cuerpo humano.

Durkheim mostró su disconformidad con esto, centrándose más en el motivo por el cual una sociedad se mantiene unida (solidaridad social, anomia). Este mantiene que las sociedades se fundamentan en una serie de necesidades, suplidas por órganos con funciones específicas; todo ello con el fin de mantener el equilibrio y la estabilidad social. Al él, le preocupaba la división del trabajo que daba paso a consenso social al que denominaba “solidaridad”. Durkheim plantea dos tipos de solidaridades: la solidaridad mecánica (aquella que nos une por vivencias, conocimientos o experiencias. Típica en sociedades primitivas y tradicionales) y la orgánica (propia de la sociedad moderna). También plantea el concepto de anomia, concepto que hace referencia a la falta de normas producido por el paso de la solidaridad mecánica a la orgánica (Ej.: cambio a las sociedades industriales).

Robert K. Merton decía que toda actividad esta compensada por otra –una sociedad compensa un déficit con algún hábito social determinado- pues todo eso no es perfecto. Así, el plantea sus funciones manifiestas (Ej.: En una universidad es educar para que tengan más oportunidades de crecimiento en la vida de quienes estudien) y las funciones latentes (el mismo ejemplo de la Universidad sería entretener a la gente y que no se incorporen en una determinada edad al mercado laboral porque hay mucho desempleo). Así, analiza las funciones sociales y se da

cuenta de que algunas son dañinas para la sociedad por lo que plantea el termino de disfunciones sociales.

Talcott Parsons estudia las funciones sociales hasta determinar que la sociedad tiende al orden, el equilibrio y la supervivencia.

Este paradigma se caracteriza por: • Tener una orientación macro (analiza las grandes estructuras sociales para entender a la

sociedad como un todo) • Entender la sociedad como un sistema complejo cuyas diversas partes funcionan para generar

estabilidad y solidaridad • Sostener que los comportamientos están orientados por las estructuras sociales • Analizar un comportamiento (suicidio, rito) o institución social (Estado, Iglesia) para analizar

su contribución a la continuidad de la sociedad • Utilizar la analogía orgánica de la sociedad (cada parte de la sociedad tiene una función en el

gran cuerpo) • Aplicar los conceptos de consenso y solidaridad social (compartir valores para mantener un

orden y equilibrio). Las principales críticas a este paradigma son: la existencia de diferencias sociales a lo largo del tiempo, infravalorar la desigualdad y los conflictos sociales, atribuir a las sociedades cualidades que no poseen (objetivos, necesidades) y considerar a la sociedad en el sentido macro, en términos agregados. Un ejemplo del análisis funcionalista lo encontramos en la explicación de Durkheim de la existencia del suicidio. Durkheim expuso la existencia unas fuerzas sociales vinculadas a la integración y la regulación social que llevan a quitarse la vida y que se traducen en cuatro tipos de suicidio: egoísta (escasa integración social), anómico (falta de regulación social), altruista (exceso de integración social) y fatalista (excesiva regulación social).

2. PARADIGMA DEL CONFLICTO Según esta teoría, el orden social es esencialmente conflictivo, se percibe como una estructura de desigualdad que está dada por las distintas clases sociales, las cuales se diferencian según la propiedad o no propiedad de los medios de producción. Karl Marx entendía que las mercancías o fuerzas de trabajo eran básicamente las clases sociales que no eran dueños de capitales y que se veían obligados a entrar en el mercado, pasando a obtener un valor dentro del mercado (recursos humanos). Esto no sucedía con las clases con dinero y poder. Según Marx, existía una segunda dimensión de mercancías: las personas dependen de medios de subsistencia material (Ej.: agua) o cultural (Ej.: teléfono, ropa). A estas solo se pueden acceder si las personas se convierten en recursos humanos. Al ser necesidades continuas, las personas nunca paran de ser mercancías. Por tanto, solo los que tienen capital sol libres. Estas necesidades ponen a las personas en desventaja frente a las mercancías inmateriales. Estas dimensiones dan paso a una explotación anonimizada, pues aquellos que poseen capital buscaran en todo momento reducir el valor del capital humano, lo que produce un conflicto entre ambas clases. Según Marx, cuanta más gente es explotada mayor es el conflicto; este conflicto es el motor de la historia ya que garantiza los cambios sociales (ej.: surgimiento del capitalismo). Dentro del capitalismo existen dos elementos principales: el capital (cualquier activo: dinero, maquinas…) y la fuerza de trabajo. Marx y Engels piensan que el desarrollo de la sociedad y el cambio social se da a través de una perspectiva histórica. Los principales estudios de Engels son las sociedades comunistas primitivas (con bajo nivel de división de trabajo), sociedades esclavistas (propietarios de seres humanos), sociedad feudalista (propietarios de tierras y siervos), sociedad capitalista (capital, fuerza de trabajo).

Es muy importante para este paradigma el concepto de materialismo histórico, que explica que son las circunstancias materiales (y la clase dominante que las controla) y no las ideas o la voluntad de los hombres, las que determinan los hechos históricos. Y el concepto de alienación, experiencia según la cual las personas se sienten dominadas por fuerzas ajenas y extrañas (la oferta y la demanda) que se trasladan al trabajo, al producto del trabajo, a otros trabajadores y a la propia naturaleza humana. Este paradigma se caracteriza por:

• Tener una orientación macro. Estudia cuales son los comportamientos sociales, buscando determinar cómo estos comportamientos perpetúan numerosas desigualdades. Investiga por qué se crean estas desigualdades y por qué son aceptadas.

• Por explicar la fragmentación y los conflictos sociales como consecuencia de la desigualdad social y analizar estas desigualdades (económicas, género, etnia)

• Por sostener que son las estructuras sociales las que hacen perpetuar una desigual distribución de los recursos, clasificar y analizar las estrategias de dominación en categorías (ricos-pobres, hombres-mujeres) y por la búsqueda activa de la transformación social de los autores de esta perspectiva.

Las principales críticas a este paradigma son, que al destacar las desigualdades se deja de lado otros mecanismos o valores compartidos que favorecen el equilibrio y la paz social, la defensa de la ciencia c omo objetiva y libre y entender a la sociedad solo en términos macro, en términos agregados de estructuras e instituciones.

3. PARADIGMA DE LA ACCIÓN SOCIAL Según esta teoría, la acción social es la única realidad social, es decir, debe poseer un sentido subjetivo referido a la conducta de los demás individuos. Las acciones de estos individuos son concretas, pero están marcadas por ciertas regularidades (que se cuantificarán con estadísticas y encuestas) que se estudiarán para formar una referencia de valores.La principal influencia es Max Weber, quien plantea la teoría de la acción social, los tipos de ideales, la influencia de las ideas y la racionalización. Clasificamos tres perspectivas de este paradigma abordadas por distintos autores:

El interaccionismo simbólico (E. Goffman) interpreta una sociedad como el producto de las interacciones cotidianas de las personas, que las van definiendo o dotando de significado al mundo social que les rodea.

La fenomenología (Alfred Schutz) se interesa por los fenómenos de las cosas como tal y cómo se muestran a nuestra experiencia, el porqué de lo que entendemos como “lo natural”, “lo lógico”.

La etnometodología (Harold Garfinkel, Aaron Cicurel) estudia sistemáticamente los métodos utilizados por los miembros de una comunidad “nativos” para elaborar sus mundos sociales, cómo se crean los hechos sociales en una sociedad.

Se caracteriza por: tener una orientación micro ya que analiza las interacciones en distintos contextos sociales, por considerar que las acciones de los individuos y el significado que ellos mismos le dan a esas acciones van configurando la sociedad, por sostener que la sociedad no solo está formada de elementos subjetivos sino también de elementos objetivos y tangibles (tecnología), situar la idea de conflicto más en el plano de las idea (valores, ética) que en el materialista, defender que las sociedades se pueden desarrollar en diferentes direcciones según el modo de pensar y por diferenciar los tipos de dominación (Max Weber) en: dominación legal-racional, dominación tradicional y la dominación carismática. De este paradigma destacan conceptos como: la jaula de hierro (aumento de la racionalización de la vida social en las sociedades capitalistas occidentales de la que es imposible escapar) o el desencantamiento con el mundo (desaparición del misticismo en la sociedad a consecuencia de la racionalización). O el más reciente concepto de mcdonalización de la sociedad.

La principal crítica a este paradigma es el descuido de las grandes estructuras sociales (género, clase social).l

comentarios (0)
No hay comentarios
¡Escribe tú el primero!
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 4 páginas totales
Descarga el documento