paleografia tema 4, Apuntes de Paleografia. Universidad de Murcia (UM)
samrd
samrd

paleografia tema 4, Apuntes de Paleografia. Universidad de Murcia (UM)

2 páginas
3Número de descargas
25Número de visitas
Descripción
Asignatura: Paleografia, Profesor: Francisco Reyes Marsilla de Pascual, Carrera: Historia, Universidad: UMU
20 Puntos
Puntos necesarios para descargar
este documento
Descarga el documento
Vista previa2 páginas / 2
Descarga el documento

Tema 4: La herencia gráfica del mundo romano:

La escritura latina desde el siglo VII a.C al siglo IX d.C.

La escritura latina arcaica:

Tiene una cronología que va desde el siglo VII a.C al III a.C. Esta escritura denominada arcaica es un tipográfico que

procede del alfabeto latino y este a su vez toma gran influencia del alfabeto griego, el utilizado en Cumas. Es un

tipográfico que se denomina también lapidario, ya que es una escritura inscrita sobre materiales perdurables sobre

todo piedra. Aunque dentro del material perdurable también encontramos las tablillas céreas. La

escritura latina arcaica va a ser una escritura predominantemente mayúscula, es decir, ira inserta en un sistema

bilineal de escritura. Además de que es una escritura continúa y puede ser:

Bustrofédica: designa al tipo de escritura o al modo de escribir que consiste en redactar alternativamente un

renglón de izquierda a derecha y el siguiente de derecha a izquierda.

Sinistrorsa: designaal tipo de escritura o al modo de escribir que consiste en redactar de izquierda a

derecha, renglón tras renglón. Las letras son trazadas en sentido inverso.

El alfabeto arcaico:

Lo componen 20 letras de carácter mayúsculo, de las cuales algunas tienen una forma o morfología especial:

 La h estará cerrada por arriba y por abajo.

 La m y n estarán diseñadas con trazos decrecientes respecto al primero. La m consta de cinco elementos

mientras que la n consta de 3.

 La p y la r se diferencian por tener, la primera la parte convexa abierta ( se cierra en el siglo III)

 La v se asemeja a la Y

 La x se traza como una cruz.

Testimonios conservados:

Entorno a esta escritura arcaica son pocos, dada la antigüedad, los testimonios que se han conservado. De hecho,

actualmente no se conserva ningún modelo completo de este alfabeto latino. Normalmente este tipo de escritura

fue utilizada mayoritariamente por la clase gentilicia y sacerdotal. En torno a los testimonios conservados tenemos:

la Fíbula Prenestina de carácter arcaico mayúsculo y sinistrorso. La Lapis Niger del Foro romano que es de escritura

arcaica Bustrofédica. Láminas broncíneas de Lavino que es un modelo de escritura arcaica (sinistrorsa). Vaso de

Duenos que es también un modelo de escritura arcaica Sinistrorsa.

1. La escritura latina clásica o Clásica Romana.

La cronología va desde el siglo II a.C hasta el IV d.C. Al igual que la escritura arcaica la clásica romana es mayúscula,

por tanto ira inserta en un sistema bilineal de escritura. En este tipo de escritura se habla de geometrización de

formas y encuadramiento perfecto en torno al sistema bilineal, es decir esta escritura nunca tendrá ninguna

irregularidad. El soporte de esta escritura es al igual que la arcaica o lapidaria un material perdurable, es decir,

bronce, mármol etc. La escritura en sí, aparte de ser mayúscula también adquiere el nombre de capital.

Dentro de cada ciclo grafico van a tener una denominación genérica, pero después tendrán subdivisiones de tipo

gráfico. Dentro de lo que llamamos clásica romana identificamos como capital tres tipos:

Alfabeto de la cuadrada o capital epigráfica: este tipo grafico clásico romano capital será el que se

desarrolla en sistema bilineal, pero es una factura caligráfica. Su alfabeto lo componen 21 letras.

Incorporando así un nuevo sonido gutural G. Presentará ángulos rectos en la base de su canon

gráfico en casi todas las letras. También hay que tener presente que existirá una uniformidad de

módulo y caja de escritura con medidas estrictas. Es la escritura canonizada de las grandes

inscripciones romanas. Su soporte escriturario es principalmente material perdurable, aunque

también comienza a utilizarse el soporte no perdurable, como por ejemplo, el papiro. Este tipo

grafico se utiliza para escribir documentos administrativos, pero sobre todo legislativos se le

denomina actuaria porque es una letra capital, pero con ciertos rasgos de cursividad. Por ultimo

mencionar que todas las letras tienen la misma altura salvo la f y l. La A no presentará trazo

intermedio.

Alfabeto de la rústica o capital clásica: será una escritura similar a la capital epigráfica, el soporte de

esta escritura también será similar, es decir, se usa material perdurable al igual que él no perdurable

(papiro). Se desarrollará en un sistema bilineal con la factura semicaligráfica. A este alfabeto lo

componen 22 letras, ya que se incorporó la z. Donde antes había ángulos perfectos, en la rustica

comienzan a redondear los ángulos de las letras. Las b, f y l sobrepasan hacia la zona de astiles y la N

sobrepasa su último trazo hacia la zona de fugas.

Alfabeto de la común clásica: será una escritura más cursivizada que parte de la rústica. Su alfabeto

al igual que el anterior lo componen 22 letras. Se debe tener en cuenta que cambia, por tanto en

este caso se desarrollara en un sistema cuadrilineal, por tanto es un alfabeto minúsculo. Suele ser

empleada para documentos privados, administrativos, copias de obras literarias de uso común etc.

El soporte de esta escritura es material perdurable, aunque también encontraremos material no

perdurable como el papiro o el pergamino. Las letras que destacan de este alfabeto serán la a, e, f, g,

l, o, p, q.

La escritura latina Nueva Romana:

Este nuevo ciclo de escritura se denomina Nueva Romana y tiene una cronología que va desde el siglo IV el siglo IX

d.C. Lo que se propone con este estilo es unificar criterios gráficos, es decir, realizar una escritura que sea

comprensible a todos y no tenga tanta variabilidad gráfica. Por tanto, empieza un proceso de tipificación y

canonización caligráfica. Aparecen dos tipos de gráficos esenciales:

Uncial: pertenece al grupo de escritura de la Nueva Romana que se desarrollará desde el siglo IV al VIII d.C.

Es un tipo gráfico que se intenta tipificar y aclarar va a deriva de la escritura capital con ciertos caracteres

cursivos. Es una escritura libraría por excelencia. Al tiempo que será también una escritura muy utilizada en

escritos cristianos hasta el siglo VIII d.C. Este tipo gráfico, el uncial, va a inscribirse en soporte perdurable y

no perdurable (pergamino). El alfabeto de la uncial lo componen 23 letras y es un alfabeto mixto, ya que está

formado por dieciséis mayúsculas, sobre todo en forma capital y tres minúsculas h, l, p. las cuatro especificas

unciales son a, d, e, m. Se desarrollan todas en un sistema bilineal. Una forma a destacar es la tildación de Y

que aparecerá desde el siglo VIII hasta prácticamente el siglo XIII y dicha tildación únicamente quiere indicar

que es un documento/texto librario. Otra forma especial es la I y tendrá dos formas, la i media y la i baja.

Seminuncial: es un tipo gráfico que se desarrolla desde el siglo V al IX. Al igual que la uncial es también una

escritura libraría y convive con la uncial. El soporte de la escritura es perdurables o no perdurables

(pergamino). El alfabeto de la Seminuncial lo componen 23 letras y es de escritura minúscula, es decir es un

sistema cuadrilineal. Excepto la n, a y en ocasiones la s. Forma capital de P. En este estilo grafico existe un

ductus similar de f y s. Tildación de y libraría al igual que en la Uncial, aunque al contrario de esta, en la

Seminuncial existe abundancia de ligaduras.

No hay comentarios
Descarga el documento