Prensa Dominicana en la era de Trujillo, Apuntes de Biblioteconomía y Documentación. Universidad Carlos III de Madrid (UC3M)
donnajacqueline
donnajacqueline

Prensa Dominicana en la era de Trujillo, Apuntes de Biblioteconomía y Documentación. Universidad Carlos III de Madrid (UC3M)

106 páginas
7Número de visitas
Descripción
Asignatura: Documetacion, Profesor: anonimo anonimo, Carrera: Documentación, Universidad: UC3M
20 Puntos
Puntos necesarios para descargar
este documento
Descarga el documento
Vista previa3 páginas / 106
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 106 páginas totales
Descarga el documento
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 106 páginas totales
Descarga el documento
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 106 páginas totales
Descarga el documento
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 106 páginas totales
Descarga el documento

La prensa escrita dominicana durante la “Era de Trujillo”

1

University of Miami

Maestría de Periodismo en Español

Sustentado por: Licda. Mariela Mejía | UM ID: C06057611

ENSAYO LA PRENSA ESCRITA DOMINICANA

DURANTE LA “ERA DE TRUJILLO”

Dios manda en el cielo y Trujillo en la República Dominicana

La prensa escrita dominicana durante la “Era de Trujillo”

2

La prensa escrita

dominicana durante la

“Era de Trujillo”

Realizado por:

Licda. Mariela Mejía/ UM ID: C06057611

La prensa escrita dominicana durante la “Era de Trujillo”

3

INDICE

INTRODUCCIÓN ...........................................................................................................................6

ANTECEDENTES

3.1. Datos biográficos y ascenso al poder de Rafael Leónidas Trujillo Molina ...................10

3.1.1. Vida familiar ....................................................................................................10

3.1.2. Rápido poderío militar .....................................................................................11

3.1.3. Llegada al poder ...............................................................................................13

3.1.4. Su partido .........................................................................................................14

3.2. La tiranía en tres etapas ..................................................................................................15

3.2.1. Primera etapa: 1930-1940................................................................................15

3.2.2. Segunda etapa: 1940-1950 ..............................................................................16

3.2.3. Tercera etapa: 1950-1961 ................................................................................17

3.3. Principales cárceles de la Era .........................................................................................18

3.4. La República de Trujillo ................................................................................................19

3.5. Su ajusticiamiento ..........................................................................................................20

3.6. Datos demográficos del país a la muerte de Trujillo .....................................................21

LA PRENSA DOMINICANA Y TRUJILLO

La prensa escrita dominicana durante la “Era de Trujillo”

4

4.1. La prensa dominicana pre-Trujillo.................................................................................23

4.1.1. Rafael L. Trujillo y la prensa ............................................................................25

4.2. Principales periódicos durante el régimen ......................................................................26

4.2.1. Listín Diario......................................................................................................26

4.2.2. La Información .................................................................................................27

4.2.3. La Opinión ........................................................................................................28

4.2.4. La Nación .........................................................................................................28

4.2.5. El Caribe ...........................................................................................................28

4.3- Mecanismos de control de Trujillo sobre la prensa .......................................................29

4.3.1. Felicitaciones “Día del Periodista” ...................................................................31

4.3.1.1. Postura de periodistas ........................................................................31

COBERTURA DE LA PRENSA DURANTE LA ERA

5.1. Cobertura y tratamiento de la prensa de los principales acontecimientos ...................34

5.1.1. Elecciones .........................................................................................................34

5.1.2. Asesinato de Desiderio Arias ...........................................................................42

5.1.3. Matanza de haitianos ........................................................................................44

5.1.4. Expedición de Cayo Confites ...........................................................................51

5.1.5. Feria de la Paz y Confraternidad ......................................................................55

5.1.6. Invasión de Constanza, Maimón y Estero Hondo ............................................57

La prensa escrita dominicana durante la “Era de Trujillo”

5

5.1.7. Movimiento 14 de Junio ...................................................................................60

5.1.8. Los Panfleteros de Santiago .............................................................................61

5.1.9. Campaña contra la iglesia Católica ..................................................................62

5.1.10. Atentado contra el Presidente Rómulo Betancourt ........................................65

5.1.11. Reunión de la OEA .........................................................................................66

5.1.12. Asesinato de las hermanas Mirabal ................................................................68

5.1.13. Ajusticiamiento de Trujillo.............................................................................70

CONCLUSIÓN ..............................................................................................................................77

OBRAS CONSULTADAS ............................................................................................................80

ANEXOS

8.1. Sinopsis de publicaciones que apoyaban al régimen ...................................................85

8.2. Entrevista a Francisco Comarazamy ............................................................................91

8.3. Ejemplares de ediciones .............................................................................................112

La prensa escrita dominicana durante la “Era de Trujillo”

6

INTRODUCCION

Desde el año 1930 hasta el 1961 la República Dominicana estuvo gobernada bajo un

régimen dictatorial comandado por Rafael Leónidas Trujillo Molina, un hombre a quien no le

temblaba el pulso para dar una orden de asesinato o aprehensión contra sus opositores o posibles

desertores. Así, durante los 31 años que se mantuvo en el poder, llevó el temor y la opresión a

gran parte de la población que lo veía como un ser con sed de sangre, mientras que otros,

irónicamente, lo consideraban como su “benefactor”.

Aunque Trujillo tiene el mérito de haber logrado una estabilidad económica en la nación,

propiciar su desarrollo industrial y construir obras e infraestructuras que inclusive hoy día son

usadas hasta por el mismo Estado, las acciones bárbaras ejecutadas durante su mandato ocupan

un lugar imborrable en la historia dominicana.

Militar y cabeza del Ejército, durante su autocracia, el Jefe (como se hacía llamar)

mantuvo el país doblegado a sus requerimientos y caprichos, y la prensa no escapó a ello, pues

fue uno de los instrumentos que usó para llevar una apariencia de piedad y democracia ante la

nación y tierras extranjeras.

A su llegada al poder en el año 1930 existían en el país más de 40 periódicos estables,

número que se fue reduciendo hasta llegar a completar la colección de publicaciones una serie de

La prensa escrita dominicana durante la “Era de Trujillo”

7

revistas, folletos y periódicos auspiciados por la tiranía o inclinados forzosamente a ensalzar la

figura de Trujillo.

La Nación fue el diario oficial del régimen y, en su momento, llegó a ser uno de los

periódicos mejor estructurado del país hasta su desaparición en el año 1963, dos años después de

la caída de la tiranía. El “edecán” Listín Diario, fundado en 1889, se doblegó a la Era hasta que

por la presión económica tuvo que cerrar sus puertas. Luego, con la caída de la dictadura, se dio

paso nuevamente a su impresión hasta la actualidad.

El periódico El Caribe nació en pleno sistema y también fue patrocinado por Trujillo. Sus

páginas se doblegaron a las reglas periodísticas de la dictadura hasta poder adoptar un estilo

propio y objetivo cuando cayó el “imperio”. Así también, La Información, de Santiago,

transformó sus páginas en espacios en los que Trujillo era quien “escribía”. De igual manera los

editoriales de los periódicos mantenían un espíritu de sumisión al “Benefactor de la Patria”.

Las publicaciones de la época eran también un mecanismo de desvío de la atención y

realidad de la tiranía ya que en muchas de sus páginas se difundían informaciones de carácter

social, deportivo, casero o de moda.

Es importante destacar que durante la Era se registró un 80% de analfabetismo y un alto

porcentaje de la población vivía en la zona rural lo que representaba una ignorancia que facilitó a

Trujillo cometer sus acciones irregulares. En tanto, miembros de la clase intelectual pasaron a

apoyar a Rafael Leónidas aunque muchos lo hicieron como mecanismo de protección. En vista

de ello, la prensa no encontró un apoyo para rebelarse en contra de su opresión.

En ese marco situacional, el presente seminario pretende analizar la cobertura que efectuó

la prensa escrita dominicana de los principales acontecimientos que la tiranía sí dispuso cubrir,

ya que muchos no fueron reseñados debido a que comprometían al dictador y su régimen. Para

La prensa escrita dominicana durante la “Era de Trujillo”

8

dicho análisis se han tomado como fuentes principales varias ediciones seleccionadas de los

periódicos dominicanos Diario del Comercio, Listín Diario, El Caribe, La Nación y La

Información, publicadas entre los años 1930-1961. De dichas ediciones se analizaron las noticias

concernientes a los acontecimientos cubiertos por la prensa y que detallaremos en este trabajo.

Es necesario aclarar que algunas ediciones que daban secuencia a la cobertura de algunos

acontecimientos no se pudieron verificar debido a su deterioro (por su antigüedad) o por no estar

archivadas en bibliotecas o hemerotecas consultadas.

Otras fuentes escudriñadas fueron libros, enciclopedias, revistas y entrevistas, así como

informaciones contenidas en folletos y páginas webs, así como una exposición fotográfica sobre

el tema.

En cuanto al desarrollo del tema iniciaremos estudiando quién fue Trujillo y cómo llegó

al poder. Describiremos brevemente las etapas en que se desarrolló la tiranía, el poderío

económico del autócrata sobre el país hasta describir su ajusticiamiento. Luego de ese

preámbulo, pasaremos al estudio de la prensa dominicana pre-Trujillo para dar paso a los

principales periódicos durante el régimen y los mecanismos de control del fascista sobre la

prensa criolla.

Tras esta parte, haremos un análisis minucioso de la cobertura y tratamiento de la prensa

dominicana de los principales acontecimientos que el régimen permitió o deseó reseñar,

acompañadas de una explicación real de los hechos. Luego, culminaremos con nuestras

conclusiones sobre el tema.

Aunque al final, pero muy importante, entre los anexos hemos transcrito una entrevista en

exclusiva con el periodista Francisco Comarazamy quien se inició en la profesión durante la Era

La prensa escrita dominicana durante la “Era de Trujillo”

9

y, a sus cien años, rememoró y contó sus vivencias, así como la situación que vivió la prensa en

la época.

Y así, de esta manera, estudiaremos diversos aspectos del área periodística durante este

régimen dictatorial considerado de los más bárbaros de América Latina.

La prensa escrita dominicana durante la “Era de Trujillo”

10

ANTECEDENTES 3.1. Datos biográficos y ascenso al poder de

Rafael Leónidas Trujillo Molina

Rafael Leónidas Trujillo Molina fue un militar y político dominicano que realizó un

gobierno de facto desde el 1930 hasta el 1961. En esos años se unió a la estela de dictadores

latinoamericanos como el guatemalteco Jorge Ubico quien gobernó la nación sudamericana

desde 1931 a 1944, de manera nefasta, tenebrosa y tiránica, al punto que nadie (inclusive los

intelectuales y poetas) podía expresarse con libertad porque era apaleado, encarcelado o fusilado.

Trujillo nació en la ciudad de San Cristóbal (ubicada al sur del país, limitando al oeste

con Santo Domingo) un 24 de octubre de 1891. Fue el tercero de once hermanos. Su padre, José

Trujillo Valdez, fue un pequeño comerciante y era conocido por su vida errante. De su madre,

Altagracia Julia Molina Chevalier, se dice que fue una mujer sacrificada que pasaba la mayor

parte de su tiempo cuidando de sus numerosos hijos, al tiempo que batallaba con las continuas

infidelidades de su esposo.

En otro orden, Trujillo se inició en la administración pública como telegrafista en 1907.

A finales de 1916 se inició como trabajador en los ingenios; fue pesador y guarda campestre.

Entre 1910 y 1916 se le vinculó a hechos delictivos. Un ejemplo de ello fue cuando en 1914,

junto a su hermano José Arismendy, lo acusaron de robo de ganado. Sin embargo, ésta

imputación no llegó a ventilarse en los tribunales; al parecer se logró resolver tras bastidores

pues los denunciantes terminaron desistiendo de darle continuidad al esclarecimiento del caso.

La prensa escrita dominicana durante la “Era de Trujillo”

11

3.1.3. Vida familiar

En 1913, con 22 años de edad, Trujillo se casó con Aminta Ledesma, una humilde campesina

de San Cristóbal. Se divorció de ella quien obtuvo la custodia de su hija Flor de Oro y una

pensión de RD$100 (100 pesos) 1 para su manutención. Flor fue la mayor entre la prole legítima

de Trujillo y la primera esposa del galanazo Porfirio Rubirosa Ariza (1909-1965), un dominicano

conocido antes que nada por sus matrimonios y aventuras con las mujeres más ricas y elegantes

del mundo entero. De paso sea dicho que el romance entre Flor de Oro y el espléndido gigoló no

le gustó en absoluto a su padre, que mandó a encarcelar al candidato a yerno, pero la joven logró

que cambiara de parecer. 2

En 1925 Trujillo contrajo nuevamente matrimonio esta vez con Bienvenida Ricardo quien

pertenecía a una destacada familia de Monte Cristi. Se divorció aprovechando que ella estaba de

viaje en Europa, para casarse con María Martínez (“La Españolita), una de sus tantas amantes y

antigua bailarina cubana de cabaret y quien fue la madre de sus hijos Ramfis y Radhamés. Es

importante destacar que Ramfis era hijo de María y de la unión con el cubano Rafael Dominicis,

amante de ésta antes de casarse con Trujillo.

3.1.2 Rápido poderío militar

El 18 de diciembre de 1918 Trujillo ingresó al Ejército Dominicano auspiciado por la

Infantería de Marina de los Estados Unidos, quien ocupaba el territorio dominicano en esa época.

1 Trujillo logró igualar la tasa del Peso Dominicano a la del Dólar Estadounidense por lo que RD$100 para ese

entonces equivalían a la misma cantidad en dólares. Si calculamos esa cantidad a la tasa cambiaria de RD$35 por un

dólar, serían hoy día RD$3,500

2 Luis Hernández Bustamante. Héctor Darío Freites, embajador de República Dominicana: “Nicas y dominicanos

nos parecemos mucho”

La prensa escrita dominicana durante la “Era de Trujillo”

12

Al entrar a las filas militares dijo: “Voy a entrar en el ejército y no me detendré hasta ser su

jefe”. Dicha frase fue mas bien un presagio de sus próximos 30 años.

Inmediatamente fue ascendido a segundo teniente en el año 1919. Ascendió rápidamente en

la escala jerárquica de la Guardia Nacional, atropellando, en El Seibo, a los patriotas que se

levantaban contra la intervención.

En 1921 ingresó en una Academia Militar que fundó el Ejército de Ocupación en Haina y el

22 de diciembre de ese mismo año ocupó la jefatura de la Guarnición de San Pedro de Macorís.

Fue trasladado al Cibao en 1922 y, mientras se encontraba en San Francisco de Macorís, fue

ascendido a Capitán sin pasar por el grado de Primer Teniente, nombramiento que se atribuye a

los “servicios” prestados por Trujillo a los estadounidenses intervencionistas. Este ascenso fue

acompañado por la reorganización de la Guardia Nacional en la que pronto ocupó el mando de la

10ª Compañía.

En 1923, antes de su nombramiento como Inspector del Primer Distrito Militar, participó

como estudiante en la Escuela de Oficiales del Departamento del Norte. En esa época

comenzaron a manifestarse sus inclinaciones políticas.

Al llegar el año 1924 fue promovido temporalmente al mando de la Guarnición del

Departamento Norte y, en septiembre de ese mismo año, recibió el nombramiento definitivo,

siendo ascendido al rango de Mayor.

Su enseñanza militar lo llevó rápidamente a ocupar puestos de alto mando en la Guardia

Nacional transformada posteriormente en Policía Nacional Dominicana en el año 1936,mediante

el decreto No.1523 del 2 de marzo. Este cambio se debió a que Trujillo tenía la visión de crear

un cuerpo policial que respondiera a su necesidad de perpetuarse en el poder. Sabía que el

sistema de “Policía Municipal” no le garantizaba un control absoluto en el sostén y

La prensa escrita dominicana durante la “Era de Trujillo”

13

mantenimiento de su régimen tiránico y además había sido el promotor a principios del año 1930

de desarmar y desmantelar la Policía Municipal de Santiago, Dajabón, Moca y Santo Domingo;

por tal razón estaba completamente consciente de que no gozaba de la simpatía de algunos

miembros de ese cuerpo policial. Todo esto motivó la decisión de agrupar todos los cuerpos de

policías municipales en un sólo con el nombre de “Policía Nacional”. 3

Mientras, con rango de Mayor, Trujillo dirigió el Departamento Norte de esta institución en

1924. Para ese año también se produjo la desocupación de las tropas estadounidenses que dio fin

a la primera intervención norteamericana al país iniciada en 1916 entre cuyas causas se sitúan la

necesidad de Estados Unidos de establecerse estratégicamente en el Caribe para intervenir a

Alemania en la Primera Guerra Mundial así como la expansión económica a través de la

industria azucarera. Tras la salida de las tropas, Horacio Vásquez ganó las elecciones y Trujillo

recibió la petición de permanecer al frente de la Policía Nacional. El 6 de diciembre de ese

mismo año el Presidente Vásquez lo promueve a Teniente Coronel y lo nombra Jefe de Estado

Mayor. El 13 de agosto de 1927 fue promovido a General de Brigada, cuatro días antes de la

formal transformación de la Policía Nacional en Brigada Nacional.

3.1.3. Llegada al poder

Después de que Trujillo y su aliado Estrella Ureña dieran un golpe de Estado el 23 de febrero

de 1930 al gobierno de Horacio Vásquez, organizaron las elecciones del 16 de mayo de ese año.

Una de las candidaturas presentaba a Trujillo para presidente y a Estrella Ureña para la

vicepresidencia, apoyada por una buena parte de las élites nacionalista, liberal y republicana del

3 Policía Nacional. La Policía Nacional desde 1936 en adelante.

La prensa escrita dominicana durante la “Era de Trujillo”

14

país; en tanto que la otra presentaba a Federico Velázquez y a Ángel Morales a la presidencia y

vicepresidencia respectivamente. 4

La campaña electoral se desarrolló bajo un clima de terror producido por Trujillo y su banda

paramilitar “La 42”, dedicada a perseguir, intimidar y matar. Hasta los miembros de la Junta

Central Electoral se vieron forzados a renunciar el 7 de mayo, siendo sustituidos por personas

que respondían a la voluntad del que ya era dictador. Así, el 24 de mayo de 1930 se proclama a

Rafael Leónidas Trujillo Molina como presidente de la República Dominicana.

3.1.4. Su partido

El Partido Dominicano (PD) fue el soporte político de Trujillo. Formado oficialmente el 16

de agosto de 1931, fue el único partido permitido durante el régimen. La iniciativa de su

formación provino de un grupo de seguidores del dictador entre los que se destacan Mario

Fermín Cabral, Augusto Chotin y Rafael Vidal.

El partido fue inscrito oficialmente ante la Junta Central Electoral el 11 de mayo de 1932 con

Trujillo como director y Mario Fermín Cabral como presidente de la Junta Superior Directiva. Su

lema tuvo mucho que ver con las iniciales del nombre del autócrata: Rectitud, Libertad, Trabajo

y Moralidad (Rafael Leónidas Trujillo Molina).

El partido contenía varios estatutos entre los que se destaca el reconocimiento de Trujillo

como jefe y único director, sin embargo no poseía un programa político definido, ni doctrina o

ideología en base a principios, por lo que todo dependía de la voluntad de Trujillo. Cabe destacar

que el partido tuvo el anti comunismo como matriz de una campaña nacional para presentar al

dictador como el adalid de la Democracia.

4 Dominicanaonline.org. Rafael Leónidas Trujillo

La prensa escrita dominicana durante la “Era de Trujillo”

15

El PD figuró inclusive en la Constitución de la República de 1955, en el Párrafo del Art. 106:

(Art. 106…)

Párrafo: Se reconoce que el Partido Dominicano, constituido

originalmente con elementos procedentes de las antiguas

asociaciones y partidos políticos, los cuales se disgregaron por

falta de una orientación patriótica constructiva, ha sido y es un

agente de civilización para el pueblo dominicano, que ha

evolucionado en el campo social hacia la formación de una

conciencia laboral definida, hacia la incorporación de los derechos

de la mujer en la vida política y civil de la República y hacia otras

grandes conquistas cívicas.

El símbolo del PD era una palma. El carné de miembro se convertiría en un documento

obligado para todos los dominicanos mayores de edad. Regularmente las patrullas militares que

recorrían la ciudad exigían a los ciudadanos “los tres golpes”: (1) la cédula de identificación

personal, (2) el papel de certificación de haber hecho el servicio militar obligatorio y (3) el carné

de miembro del PD, conocido popularmente como “la palmita”. Quien no tuviese estos tres

documentos podía ser acusado del delito de vagancia, mientras que el 10% de los sueldos de los

empleados públicos era entregado al partido trujillista.

3.2. La tiranía en tres etapas

3.2.1. Primera etapa: 1930-1940

En los años de 1930 a 1940 el “Jefe” liquidó con la mayor saña la oposición a su gobierno.

Un ejemplo de ello fue el asesinato en 1931 del caudillo insurrecto Desiderio Arias quien llegó a

ser Senador del primer gobierno de Trujillo (1930-1934) y, por sublevarse ante las acciones del

La prensa escrita dominicana durante la “Era de Trujillo”

16

régimen, fue asesinado y decapitado en 1931. También se destacó el encarcelamiento de decenas

de jóvenes opositores que organizaron, en Santiago, protestas contra la dictadura.

Asimismo, en esta etapa Trujillo logró reelegirse en las elecciones de 1934, mientras que

para las de 1938, debido a una matanza de entre 12 mil y 25 mil haitianos propiciada por él, tuvo

que candidatear como Presidente de la República a un hombre dócil a su mandato: Jacinto

Peynado, sucediéndole Manuel de Jesús Troncoso de la Concha, otro hombre incondicional del

tirano. De esta manera trató de protegerse de los organismos internacionales que volcaron su

vista al país y al tirano tras el horrendo crimen. (Ver ampliación de este punto más adelante)

Entre 1930 y 1940 también se originó y consolidó la fase latifundista del dictador, pues

cientos de medianos y grandes propietarios campesinos fueron despojados de sus terrenos y

obligados a vender sus tierras a muy bajo precio a Trujillo y a sus familiares y amigos.

Durante esta etapa estalló la Segunda Guerra Mundial (1939) la que trajo consigo una

escasez de alimentos principalmente en las principales potencias que estaban en guerra como

Alemania y Japón. Esto favoreció en gran manera a la dictadura, pues el conflicto originó una

alza considerable en los precios de los principales productos agrícolas de exportación: azúcar,

café, cacao, y al propio tiempo, permitió a la dictadura la adopción de medidas económicas

dirigidas a crear monopolios.

3.2.2. Segunda etapa: 1940-1950

A partir de 1944 Trujillo inició un período de apertura política que permitió actuar por un

corto periodo de unos dos años a los opositores de su régimen. Sin embargo, a finales de 1947

los principales dirigentes contrarios a su gobierno se encontraban, unos en las cárceles, otros

desaparecidos, muertos o exiliados.

La prensa escrita dominicana durante la “Era de Trujillo”

17

Durante este período el dictador amplió el horizonte de sus negocios y riquezas con la

compra de varios ingenios azucareros como Porvenir, Ozama y Consuelo; y la instalación de

importantes industrias monopolistas como una fábrica de aceite, de sal, marmolería, de tejidos y

cordelería. También liberó al país de la deuda externa gracias al Tratado Trujillo-Hull de 1940

-que derogó la convención Domínico-americana de 1924- con el que el país volvía a administrar

las aduanas, las que desde el 1905 estaban en manos de los norteamericanos como consecuencia

de las deudas contraídas desde el gobierno del General Ulises Heureaux. Tras el Tratado se saldó

completamente la deuda externa cuyo monto a la llegada de Trujillo al poder en 1930 ascendía a

US$16,000,000, mientras que su balance para 1947 era de US$9,401,855.55, suma que fue

totalmente pagada a los tenedores de los bonos adeudados, el 21 de julio de ese mismo año.

En esta etapa Trujillo, autollamado como el “Benefactor de la Patria”, se convirtió en el más

importante empresario capitalista dominicano lo que le facilitó una centralización y control de la

vida política del país, es decir, la consolidación plena de su dictadura. Asimismo, por lograr el

pago de la deuda externa fue ensalzado económicamente durante todo su periodo gubernamental.

3.2.3. Tercera etapa: 1950-1961

Esta etapa se caracterizó, en un primer periodo (1950-1951), por la firmeza del régimen en

esos años, y el segundo (1955 al 1961), por el surgimiento de la crisis económica que al final se

convertiría en crisis política y que originaría su caída.

En los primeros años, el dictador disfrutó del absoluto control político y no se registró el más

mínimo acto de oposición; pero, a partir de 1955, año en que la dictadura celebró su 25

aniversario con la “Feria de la Paz y Confraternidad del Mundo Libre” que incluyó una serie de

actos pomposos y extraordinarios que costaron al gobierno más de US$50 millones, la situación

comenzó a modificarse y se inició un período de dificultades que anunció la entrada en crisis de

La prensa escrita dominicana durante la “Era de Trujillo”

18

la tiranía. Fruto de ello, creció la oposición al régimen que respondió a un despertar del pueblo.

Centenares de jóvenes de todas las edades y de ambos sexos, adultos y hasta ancianos, quienes,

ya sea individual u organizados, manifestaban su inconformidad frente a la dictadura. Por ello

sufrieron encarcelamientos, torturas y no pocos fueron asesinados. Hasta altos dignatarios de la

iglesia Católica padecieron persecuciones, asedios y amenazas de muerte. (Ver ampliación de

este punto más adelante)

El acontecimiento más trascendental de esta etapa fue el asesinato de las hermanas Mirabal el

25 de noviembre de 1960, fundadoras de la organización clandestina 14 de Junio. (Ver

ampliación de este punto más adelante)

Por su parte, tras el intento de asesinato que patrocinó Trujillo contra el presidente

venezolano Rómulo Betancourt en 1960, en complicidad con ex oficiales al servicio del

derrocado presidente de aquel país, general Pérez Jiménez, Estados Unidos comenzó a ver con

preocupación extrema lo que ocurría en la República Dominicana y orquestó en la Organización

de Estados Americanos (OEA) (agosto 1960) una sanción contra el régimen por violación a los

derechos humanos. Los norteamericanos también aplicaron otras penalidades económicas que

afectaron sensiblemente la economía nacional y agravaron la crisis del gobierno dictatorial. (Ver

ampliación de este punto más adelante)

3.3. Principales cárceles de la Era

La cárcel La 40 era, en principio, una residencia campestre ubicada en las afueras de

Ciudad Trujillo, propiedad del general Juan Tomás Díaz. Trujillo hizo que su propietario se la

“cediera” y así, se convirtió en uno de los más temidos, terribles y odiados centros de torturas.

Su nombre pasó a ser La 40 por estar localizada en la calle del mismo nombre ubicada en lo que

hoy es el barrio Cristo Rey.

La prensa escrita dominicana durante la “Era de Trujillo”

19

Desde 1955 en esta cárcel se aplicaron horrorosos, refinados y avanzados métodos de

tortura para arrancar confesiones o castigar. Quienes principalmente estaban a cargo de

suministrarlas eran oficiales allegados al “Jefe” y su hijo Ramfis. Era en esta cárcel donde tenía

su escritorio, en la principal caseta destinada a la tortura, Johnny Abbes García –el temido jefe

del Servicio de Inteligencia Militar (SIM)-. 5

Otra famosa penitenciaría de la Era fue La Victoria. Construida en 1952, con capacidad

para 800 reclusos, hoy día es una de las penitenciarías más viejas y grandes de la República

Dominicana y de las más sobre pobladas. Sus pabellones fueron testigos, al igual que La 40, de

las más crueles torturas aplicadas durante el régimen. A ella se suma la cárcel conocida como El

9, auspiciada también por la dictadura, entre otras.

3.4. “La República de Trujillo”

La Presidencia le dio la oportunidad de convertir al país en su propiedad. El dictador

utilizaba el método de adquirir por la fuerza propiedades, fincas y negocios lucrativos, a precios

bajísimos.

Después del paso en 1930 del ciclón San Zenón, la capital dominicana quedó destruida.

Trujillo ordenó reconstruirla y, una vez modernizada, la rebautizó como "Ciudad Trujillo". El

nuevo nombre aparece inclusive en el Art. 6 de la Constitución de 1955. Dicho artículo decía:

Ciudad Trujillo es la Capital de la República y el asiento del Gobierno nacional.

En 1931 el autócrata se adueñó de la producción y venta de sal lo que le reportaba unos

RD$400,000 netos anuales 6 . Asimismo, tenía el control del comercio de la carne, con ingresos

5 Ferreras, Ivonne. Casa de torturas de la 40

6 Si el monto se calcula a la tasa de RD$35 por un dólar serían US$11,428.57

La prensa escrita dominicana durante la “Era de Trujillo”

20

anuales de unos RD$500,000 7 , y prohibió la importación de arroz, permitiendo sólo el consumo

del cereal criollo que distribuía una de sus tantas empresas personales.

En cuanto a sus posesiones industriales, Trujillo era el dueño de las empresasCentral

Lechera, Compañía Anónima Tabacalera, Fábrica Dominicana de Calzados y Pinturas

Dominicanas. También de los ingenios Porvenir, Ozama, Amistad, Monte Llano, Barahona,

Consuelo, Quisqueya, Boca Chica, Las Pajas, Santa Fe, Catarey y Río Haina.

Otras empresas de su posesión fueron Seguros San Rafael, Licorera La Altagracia, Sociedad

Industrial Dominicana, Refinadora de Aceite de Algodón, Molinos Dominicanos, Fábrica

Dominicana de Cemento, Fábrica de Sacos y Cordelería, Fábrica de Vidrio, Industria Nacional

del Papel, Atlas Comercial Co., Caribbean Motors, Compañía Dominicana de Aviación,

Ferretería Read, Industria Caobera, Aserradero Santelises, Naviera Dominicana e Industrias

Niguas. En tanto que, con respecto al tema que nos compete, tenía como posesión al periódico

La Nación.

3.5. Su ajusticiamiento

El martes 30 de mayo de 1961 en la carretera Santo Domingo - San Cristóbal, el carro en el

que viajaba Trujillo fue ametrallado en una emboscada en la carretera, recibiendo más de 60

impactos de balas de diversos calibres, de los que siete tocaron su cuerpo causándole la muerte;

su chofer, Zacarías de la Cruz recibió varios disparos, pero no perdió la vida. Las armas,

proporcionadas por la Central Intelligence Agency (CIA) de los Estados Unidos, habían sido

previamente ocultadas por Simon Thomas Stocker, ciudadano estadounidense contactado por la

CIA bajo el nombre código de “Héctor” y residente en la República Dominicana desde 1942.

7 US$500,000 que cambiados a la tasa de RD$35 por uno serían US$14,285.71

La prensa escrita dominicana durante la “Era de Trujillo”

21

Algunos analistas dicen que el interés de Estados Unidos de acabar con Trujillo se debió a

que la represión de su gobierno podría traer una revolución a República Dominicana, de forma

similar a la Revolución Cubana, consecuencia de la represión del dictador derechista cubano

Fulgencio Batista.

3.6. Datos demográficos del país a la muerte de Trujillo

De acuerdo al Censo de Población y Vivienda realizado en el 1960 la población de

República Dominicana para esa fecha era de 3.047.070 personas (para el censo de 2002 era de

8,562,541 habitantes y según estimados ha aumentado a más de 9 millones). De esa cifra unos

dos millones residían en la zona rural, mientras que unos 900 mil en el área urbana,

representando un 30.3%. Ese porcentaje de campesinos fue una de las razones por las que

Trujillo pudo controlar al país ya que entre ellos se registraba también una alta tasa de

analfabetismo. Y es que el 43.7% de la población dominicana carecía de toda educación y los

demás, considerados alfabetizados, eran en su mayoría analfabetos funcionales ya que sólo

habían cursado los primeros grados de la educación básica. A su vez,el 63% de la fuerza laboral

a la muerte de Trujillo, era campesina.

En Santo Domingo, la ciudad capital, habían unos 300 mil habitantes y, en Santiago, la

segunda ciudad principal del país (al Norte), residían unos 80 mil habitantes.

La prensa escrita dominicana durante la “Era de Trujillo”

22

La prensa escrita dominicana durante la “Era de Trujillo”

23

LA PRENSA

DOMINICANA Y TRUJILLO

4.1. La prensa dominicana pre-Trujillo

José Pérez Sánchez, en su libro La prensa durante los primeros años de la era de Trujillo

1930-1934, indica que la tradición periodística del país era pobre. Solo a finales del siglo XIX

se fundan los primeros diarios de existencia constante, entre ellos el Listín Diario, fundado en

1889, y El Porvenir de Puerto Plata, fundado en 1872. El autor también cita lo escrito por Luis

F. Mejía en su libro De Lilís a Trujillo, historia contemporánea de la República Dominicana:

Aparecieron y desaparecieron, en breve tiempo, “El Dominicano”,

“El Eco del Ozama”, “La Española Libre”, “El Progreso”, “El

Correo del Cibao” y “El Porvenir”. Ninguno fue diario (…) En

1854, la sociedad “Amante de las Letras” lanzó un periódico

literario “El Oasis”, suspendido al año siguiente, al fusilar Santana

al prócer Duvergé... Después aparecieron “Ecos el Pueblo”,

baecista, dirigido por Gautier, y “La República” de Alejandro

Angulo Guridi, de tendencia santanista, que polemizaron y

tuvieron corta duración. La sociedad “Amantes de las Letras”

fundó sucesivamente dos revistas, “Flores del Ozama” y la

“Revista Quincenal Dominicana” (…) Para preparar la

reincorporación a España apareció por 1860 el “Correo de Santo

Domingo”. La prensa, durante la nueva dominación, era

conformista.

La prensa escrita dominicana durante la “Era de Trujillo”

24

La prensa antes de la Era de Trujillo se puede caracterizar por dos aspectos: la corta

duración de los periódicos y su relación con las sociedades literarias, prácticamente los únicos

núcleos de la intelectualidad del país.

Pérez Sánchez, citando a H. Hoetink y su libro El pueblo dominicano: 1850-1900,

apuntes para su sociología histórica, explica que:

El subsidio a la prensa apenas puede ser considerado como causa

notable del número de periódicos que aparecía en las ciudades

principales. El periódico capitaleño Listín Diario tenía en 1893

una circulación de 1,000 ejemplares; en ese año en la capital salían

un total de 12 periódicos. En Santiago cuyo primer periódico, El

Día había aparecido dese 1891, fueron fundados entre 1852 y 1900

un total de 16 periódicos de noticias de los cuales 12 aparecieron

en el último cuarto de siglo. A pesar de que no todos disfrutaban

de una larga vida, su número es testimonio de un irreprimible

anhelo de comunicación (...)

A lo largo del siglo XX, el número de publicaciones disminuye y se formaliza a la

vez. Cuando Trujillo toma el poder en el año 1930 existían más de 40 periódicos estables

distribuidos de la siguiente manera:

Santo Domingo: La Opinión, Diario del Comercio, Nuevo Diario, La Tribuna, Nuevo

Domingo, El Esfuerzo, Bahoruco, Anacletas, Perfiles, A. F. D. Boletín Eclesiástico.

Santiago: La Información, El Diario, Anunciador

San Pedro de Macorís: Diario de Macorís, Boletín Mercantil, El Este, Fémina, Gaceta

del Este, Humor y Comercio, La Palma, El Semáforo

Puerto Plata: El Porvenir, Boletín de Noticias, La Evolución, El Paladín

La Romana: El Heraldo, El Triunfo

La prensa escrita dominicana durante la “Era de Trujillo”

25

San Francisco de Macorís: El Anuncio, El Universal

La Vega: El Progreso, La Palabra, Juventud Escolar

Azua: El Dominicano, Athene

Baní: Ecos del Valle

Barahona: El Momento

Moca: La Voz de Moca

Monte Cristy: El Regional, El Pueblo

Higüey: El Civismo

San Juan: El Correo

Samaná: Prensa Local

El Seibo: El Oriental, Plus Ultra

4.1.1. Rafael L. Trujillo y la prensa

Según el censo del año 1935, de un total de 1,479,417 habitantes, sólo 300,078 sabían

leer y escribir, lo que significa que alrededor del 80% de la población era analfabeta. Asimismo,

el 82% de la población vivía en el campo.

Antes de su ascenso al poder Trujillo conocía la influencia de la prensa en la opinión del

bajo porcentaje letrado del país. En sus años como miembro del Ejército tenía a su cargo la

dirección de una publicación mensual del mismo Ejército Nacional -de unas 40 páginas- llamada

La Revista, escrita por militares. Ésta, le permitió a Trujillo vincularse con la milicia y, de paso,

con los civiles.

No hay comentarios
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 106 páginas totales
Descarga el documento