Proyecto de 5to año bullying, Proyectos de Biología. alfredo oraini
neljosbeth_lorves
neljosbeth_lorves

Proyecto de 5to año bullying, Proyectos de Biología. alfredo oraini

24 páginas
50Número de descargas
1000+Número de visitas
98%de 50 votosNúmero de votos
31Número de comentarios
Descripción
Dandote a conocer los problemas que suceden en la escuela con los niños, a estos se les llama Bullying (ACOSO ESCOLAR)
80 Puntos
Puntos necesarios para descargar
este documento
Descarga el documento
Vista previa3 páginas / 24
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 24 páginas totales
Descarga el documento
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 24 páginas totales
Descarga el documento
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 24 páginas totales
Descarga el documento
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 24 páginas totales
Descarga el documento

República Bolivariana de Venezuela

Ministerio del Poder Popular para la Educación

Liceo Bolivariano “Rafael Morales Sánchez”

Píritu- Estado Falcón

Prof. Integrantes:

Elsy Bracho Nayibeth González

Nellybeth Lorves

Jhoulis Romero

Verónica Castillo

José R. Gutiérrez

Píritu, Junio 2012

ÍNDICE:

EL Bullying (Acoso Escolar) en el entorno Educativo del Liceo Bo ivariano Rafael Morales Sánchez

Introducción

Capítulo I

El Problema

Planteamiento del Problema

Formulación del Problema

Objetivos

Justificación de la Investigación

Delimitación

CAPITULO II

Marco Teórico Conceptual

Antecedentes de la investigación.

Bases teóricas.

Términos básicos.

Sistema de variables.

EL Bullying (Acoso Escolar) en el entorno Educativo del Liceo Bolivariano “Rafael Morales Sánchez”

INTRODUCCIÓN:

La violencia presente en las instituciones educativas se pueden evidenciar bajo diferentes figuras. Una de ella el denominado Bullying. Esta problemática se comporta como un factor de riesgo para los alumnos agresores como para las víctimas y los observadores, lo que se traduce en un incremento de los problemas que afectan su aprendizaje.

A diario vemos cómo los conflictos que se dan en los diferentes ámbitos - el educativo no es la excepción- se complejizan cada vez más. Hechos de agresiones, violencia, adicciones. El docente se enfrenta día a día con nuevas situaciones que traspasan los muros de la escuela.

Las instituciones educativas rurales tampoco escapan del bullying, aunque quizás no se maneja con este nombre o nunca escuchado de él.

¿En qué espacios escolares se puede verificar este fenómeno?

En la fila del colegio donde el niño más grande abusa del niño más pequeño, más tímido o más sobresaliente del grupo. En el baño de Niñas donde pueden quizás por presión para pertenecer a un grupo debe realizar algunas acciones en su contra. Cada vez que incentivamos la burla en contra de un alumno y nos reímos haciéndolo sentir mal. En fin…….muchos ejemplos cotidianos en el entorno escolar, que a veces pasan como desapercibidos, incluso sin el contacto verbal o físico.

La escuela debe ser un lugar seguro donde se puedan practicar valores y aprender la convivencia entre diferentes. Si hay un lugar donde los niños, niñas y adolescentes deben estar a salvo de comportamientos y actitudes violentas, además del interior de sus familias, es sin duda la escuela, a la que acuden no solo por la mera adquisición de conocimientos , sino también a aprender a convivir sin violencia y con respeto hacia todos.

Por los medios de comunicación, podemos ver con frecuencia que no importa el lugar del mundo, ni si quiera el estrato social, la recurrencia en casos de bullying, al mismo tiempo que pareciera que en algunas tramas de series televisivas se fomentan este tipo de conductas.

Algunos estudios muestran que el acoso sucede diariamente y se da fundamentalmente entre alumnos de edades comprendidas entre 6 y 17 años. Pero la edad de mayor riesgo en la aparición de la violencia se sitúa

entre los 11 y los 15 años, etapa en la que más cambios se producen, incluido el cambio de etapa educativa, y/o de centro escolar.

En el punto de las habilidades sociales, la Organización Mundial de la Salud OMS, a la hora de definir qué es una conducta socialmente habilidosa, ha habido grandes problemas y a pesar de que se han dado numerosas definiciones, no se ha llegado todavía a ningún acuerdo. Son muchas las expresiones empleadas para hacer referencia al tema de las habilidades sociales: competencia social, habilidades sociales, habilidades para la vida, comportamiento adaptativo, habilidades interpersonales, conducta interpersonal, entre otras. Nosotros, por ser los más usados por los diferentes autores, y a fin de simplificar y evitar ambigüedades, utilizaremos indistintamente los términos “Competencias sociales” y “Habilidades sociales” para referirnos a este tipo de conductas.

El fenómeno de acoso escolar, como también se le suele denominar al bullying, no termina solo ahí, sino que sus consecuencias preocupan a las instituciones educativas por el impacto que tiene en la autoestima, el rendimiento académico y las habilidades sociales, afectación a los indicadores educativos como la deserción, aprovechamiento escolar y la eficiencia terminal.

EL PROBLEMA

PLANTEAMIENTO:

El Bullying es un fenómeno que, aunque no es reciente, ha tomado gran protagonismo en las aulas de clase de todo el mundo durante los últimos años, debido a las consecuencias que ha generado en diferentes instituciones.

Los episodios de maltrato entre escolares suceden en un alto porcentaje en las escuelas. Insultos, amenazas e incluso agresiones físicas se han incorporado en el repertorio de comportamiento generalizado en los adolescentes.

Es indudable que estas situaciones provocan un gran desconcierto entre los profesionales de la educación y los mismos padres de familia que tienen conocimiento pleno de lo que es el acoso escolar, pero quien inevitablemente lleva la peor parte es el alumno, que pudiera salir afectado considerablemente en el factor emocional y académico.

Ciertamente los conflictos o el acoso escolar que surgen entre los amigos de estas instituciones, tienen repercusión en la socialización de los estudiantes dentro y fuera de la escuela, tanto para el bullie que son los victimarios, como para las víctimas y observadores.

Al tocar la autoestima, entonces entramos al tema de los factores psicosociales. Una autoestima vulnerable es la puerta de muchas otras situaciones desfavorables para un equilibrio emocional, incluso podrían pasar varios años después de los años escolares y aun sentir afectaciones emocionales.

Para efecto de esta investigación, deseamos indagar, mediante otras investigaciones realizadas, sobre el bullying y el rendimiento académico.

Los países escandinavos, con Dan Olweus a la cabeza, son los pioneros en esta área de investigación. El primer estudio sistemático se inició en 1970 en Suecia, antes, a finales de los sesentas tras tres suicidios comenzaron las primeras exploraciones. En Finlandia, a finales de la década de los setentas, Laggerzpetz dirige los primeros estudios. En 1982 en Noruega, bajo la dirección de Olweus, comenzaron a investigar y hacer campañas antibullying a raíz de tres suicidios de adolescentes en ese año.

En Inglaterra, a finales de la década de los setentas, Lowenstein realiza los primeros trabajos. En España el primer estudio se realizó en la comunidad de Madrid a finales de los ochenta. El arranque principal lo marcan a principios de los noventa, Cerezo y Esteban en Murcia y Ortega en Sevilla.

El Bullying es un fenómeno mundial que se empezó a investigar en Europa y Estados Unidos hace más de 35 años. En un principio las investigaciones se

basaron en el fenómeno mobbing, referido al comportamiento agresivo de algunas especies de pájaros contra un contendiente de otra especie. Posteriormente un psicólogo noruego Dan Olweus acuñó el término “Bullying” en 1993, para definir una forma de maltrato y violencia entre estudiantes.

En 2010, Malta Regional lanzó una campaña publicitaria que tituló “Clásicos del chalequeo” que inmediatamente sacó a la palestra pública el efecto del “chalequeo” en los colegios. A diferencia de EEUU, aquí quizás sean menos los niños que se suicidan a los que reciben un tiro en la cabeza por otro de su edad. Los medios se avocaron al tema entonces y la marca desistió de mantener los comerciales al aire.

El bullying no puede tomarse a la ligera como se toma en Venezuela. Para muchos resulta insignificante gritar “ayyyy” cuando un hombre hace un comentario que no es considerado “machísticamente” correcto, pero para el homosexual de clóset es otro indicio de que debe vivir una doble vida porque la sociedad nunca lo aceptará. No es una “bobería” cuando se usan adjetivos calificativos para dirigirse al otro: “Tenías que ser negro”; “Qué blanco estás, la playa es gratis”; “Ve a ver si rebajas que tienes panza”; “Pareces una vara de puyar locos”; “Escuálido, majunche”; “Chavista, marginal”.

En la última década, en Venezuela, el acoso escolar es un fenómeno que se viene presentado en distintos ámbitos del sector educativo, en especial en grados de la secundaria o diversificado, que se traduce como maltrato físico y/o psicológico deliberado y continuado que recibe un niño, niña o adolescente por parte de otro u otros, que se comportan cruelmente con él o ella, con el objetivo de someterlo (a) y asustarlo (a), con vistas a obtener algún resultado favorable, o simplemente para satisfacer la necesidad de agredir o destruir. Sus causas son múltiples y complejas, que conllevan ciertos factores de riesgo de violencia, como la exclusión social o de su entorno inmediato. Estas pueden ser personales, familiares y escolares.

En el colegio o liceo

El bullying puede darse en cualquier tipo de centro educativo, público o privado, pero según algunos expertos, cuanto más grande es el centro educativo aumenta el riesgo de que haya acoso escolar. Claro que a eso hay que añadir la falta de control físico y de vigilancia. En los pasillos debe haber

siempre alguien, profesores o cuidadores, para atender e inspeccionar a los alumnos. Aparte de eso, el tratamiento que se da a los estudiantes es muy importante.

Aduce la especialista que la falta de respeto, la humillación, amenazas o la exclusión entre personal docente y alumnos, llevan a un clima de violencia y situaciones de agresión. El colegio no debe limitarse sólo a enseñar, también debe funcionar como un ambiente generador de comportamientos sociales adecuado.

Para el niño o joven que practica el bullying, la violencia es apenas un instrumento de intimidación. Para él, su actuación es correcta y por lo tanto, no se auto condena, lo que no quiere decir que no sufra por ello.

Desgraciadamente, no existen suficientes entes e instituciones que se dediquen a brindar protección u orientación profesional a estos niños y jóvenes, que ayuden a mitigar los efectos de dichos factores, como modelos sociales positivos y solidarios, contextos de ocio o grupos de pertenencia constructivos, o adultos disponibles y atentos para ayudar.

Conviene prestar atención, porque estas protestas pueden tener múltiples causas: insatisfacción con la asignatura, con la personalidad con el profesor, o con la manera en que está planteado el sistema educativo. Pero también pueden ser una señal de una necesidad de mayor atención por parte de los padres o docentes.

Formulación de Problema

De acuerdo a lo anteriormente expuesto nos formulamos la siguiente pregunta de investigación:

¿Cuáles son las manifestaciones de bullying presentes en los estudiantes del Liceo Bolivariano “Rafael Morales Sánchez”?

OBJETIVO GENERAL:

• Concientizar sobre el fenómeno del bullying, a los estudiantes, personal docente, obrero, administrativo y comunidad general del Liceo Bolivariano “Rafael Morales Sánchez”

OBJETIVOS ESPECÍFICOS:

♦ Identificar el impacto que existe entre el fenómeno Bullying (Acoso Escolar) y las Habilidades Sociales.

♦ Concientizar sobre el efecto que existe entre el fenómeno Bullying (acoso escolar) y la baja autoestima.

♦ Realizar actividades dentro y fuera de la Institución, para difundir las características y prevención del Bullying.

JUSTIFICACIÓN:

Para justificar este proyecto, revisamos alguna literatura relacionada con el fenómeno Bullying (acoso escolar). Lo que nos motivó para la realización de este trabajo es darnos cuenta de la realidad que se vive no solo en las escuelas sino en la sociedad en general, ya que estudios anteriores mencionan que algunos alumnos que son víctimas o victimarios del Bullying, son agredidos en sus hogares tanto física como psicológicamente. Pero ¿Por qué hacer este trabajo? Porque se necesita buscar una solución, por lo menos estrategias y métodos para disminuir en cierto porcentaje los acosos escolares y elevar el rendimiento académico de los alumnos.

Pero el tema de la violencia en las aulas es mucho más complejo. Cuando ocurre un hecho calificado de “violento” en la escuela, éste generalmente

tuvo su historia previa, en un problema que comenzó, fue dando señales y nadie las advirtió hasta que pasó algo calificado como “grave”. En ocasiones actitudes de los adultos ayudaron a reafirmar el círculo. Una vez que esto ocurre se busca juzgar al mismo con el último tramo de la situación. Es como pretender entender una película viendo los últimos cinco minutos.

Entender lo que pasó no es igual a “justificar” la conducta, pero sí nos sirve para contextualizarla y buscar caminos que nos permitan encontrar vías adecuadas para que con la sanción el autor reflexione sobre la misma, repare el daño y no la repita.

Las situaciones violentas dentro de la escuela secundaria como robos, peleas o destrozos de material y de las instalaciones educativas, abarcan otros hechos que no siempre se hacen explícitos, se habla de ellos e incluso se abordan intencionalmente como situaciones de conflicto que puedan afectar el clima social y la convivencia escolar.

Las situaciones de riesgo referentes al desarrollo físico y emocional se pueden presentar tanto en el ámbito personal como familiar, escolar o social; las cuales afectan el desarrollo integral del alumno, generando varios problemas entre los que mencionamos los de adicción, violencia familiar, abuso, bajo rendimiento académico, deserción, aumento en los indicadores de reprobación y fracaso escolar entre otros.

Este proyecto ayudará a que la comunidad escolar del Liceo Bolivariano “Rafael Morales Sánchez” y las mismas familias, conozcan la información relacionada con el fenómeno Bullying. Sus aportes proporcionarán una orientación de cómo tratar, abordar e identificar los casos de abuso escolar y a su vez informar y prevenir las situaciones de conflicto en los alumnos que son víctimas, victimarias u observadores.

Así mismo, partir de un conocimiento que les permita actuar en base a situaciones manifiestas en los alumnos afectados por este fenómeno. Considerando que todos estos factores inciden, como planteamos en el poco

desarrollo de las habilidades sociales y en el bajo rendimiento académico que limitan la capacidad de desarrollo y aprendizaje.

Marco Teórico Conceptual

Origen

Los países escandinavos, con Dan Olweus a la cabeza, son los pioneros en esta área de investigación. El primer estudio sistemático se inició en 1970 en Suecia, antes, a finales de los sesentas tras tres suicidios comenzaron las primeras exploraciones. En Finlandia, a finales de la década de los setentas, Laggerzpetz dirige los primeros estudios. En 1982 en Noruega, bajo la dirección de Olweus, comenzaron a investigar y hacer campañas antibullying a raíz de tres suicidios de adolescentes en ese año.

En Inglaterra, a finales de la década de los setentas, Lowenstein realiza los primeros trabajos. En España el primer estudio se realizó en la comunidad de Madrid a finales de los ochenta. El arranque principal lo marcan a principios de los noventa, Cerezo y Esteban en Murcia y Ortega en Sevilla.

El Bullying es un fenómeno mundial que se empezó a investigar en Europa y Estados Unidos hace más de 35 años. En un principio las investigaciones se basaron en el fenómeno mobbing, referido al comportamiento agresivo de algunas especies de pájaros contra un contendiente de otra especie. Posteriormente un psicólogo noruego Dan Olweus acuñó el término “Bullying” en 1993, para definir una forma de maltrato y violencia entre estudiantes.

En 2010, Malta Regional lanzó una campaña publicitaria que tituló “Clásicos del chalequeo” que inmediatamente sacó a la palestra pública el efecto del “chalequeo” en los colegios. A diferencia de EEUU, aquí quizás sean menos los niños que se suicidan a los que reciben un tiro en la cabeza por otro de su edad. Los medios se avocaron al tema entonces y la marca desistió de mantener los comerciales al aire.

El bullying no puede tomarse a la ligera como se toma en Venezuela. Para muchos resulta insignificante gritar “ayyyy” cuando un hombre hace un comentario que no es considerado “machísticamente” correcto, pero para el homosexual de clóset es otro indicio de que debe vivir una doble vida porque la sociedad nunca lo aceptará. No es una “bobería” cuando se usan adjetivos calificativos para dirigirse al otro: “Tenías que ser negro”; “Qué blanco estás, la playa es gratis”; “Ve a ver si rebajas que tienes panza”; “Pareces una vara de puyar locos”; “Escuálido, majunche”; “Chavista, marginal”.

En la última década, en Venezuela, el acoso escolar es un fenómeno que se viene presentado en distintos ámbitos del sector educativo, en especial en grados de la secundaria o diversificado, que se traduce como maltrato físico y/o psicológico deliberado y continuado que recibe un niño, niña o adolescente por parte de otro u otros, que se comportan cruelmente con él o ella, con el objetivo de someterlo (a) y asustarlo (a), con vistas a obtener algún resultado favorable, o simplemente para satisfacer la necesidad de agredir o destruir. Sus causas son múltiples y complejas, que conllevan ciertos factores de riesgo de violencia, como la exclusión social o de su entorno inmediato. Estas pueden ser personales, familiares y escolares.

En el colegio o liceo

El bullying puede darse en cualquier tipo de centro educativo, público o privado, pero según algunos expertos, cuanto más grande es el centro educativo aumenta el riesgo de que haya acoso escolar. Claro que a eso hay que añadir la falta de control físico y de vigilancia. En los pasillos debe haber siempre alguien, profesores o cuidadores, para atender e inspeccionar a los alumnos. Aparte de eso, el tratamiento que se da a los estudiantes es muy importante.

Aduce la especialista que la falta de respeto, la humillación, amenazas o la exclusión entre personal docente y alumnos, llevan a un clima de violencia y situaciones de agresión. El colegio no debe limitarse sólo a enseñar, también debe funcionar como un ambiente generador de comportamientos sociales adecuado.

Para el niño o joven que practica el bullying, la violencia es apenas un instrumento de intimidación. Para él, su actuación es correcta y por lo tanto, no se auto condena, lo que no quiere decir que no sufra por ello.

Desgraciadamente, no existen suficientes entes e instituciones que se dediquen a brindar protección u orientación profesional a estos niños y jóvenes, que ayuden a mitigar los efectos de dichos factores, como modelos sociales positivos y solidarios, contextos de ocio o grupos de pertenencia constructivos, o adultos disponibles y atentos para ayudar.

Conviene prestar atención, porque estas protestas pueden tener múltiples causas: insatisfacción con la asignatura, con la personalidad con el profesor, o con la manera en que está planteado el sistema educativo. Pero también pueden ser una señal de una necesidad de mayor atención por parte de los padres o docentes.

2.3 METODOLOGÍA:

HIPÓTESIS:

El Bullying se manifiesta en algunos estudiantes de nuestra Institución Educativa, pero pasa desapercibido en algunas conductas cotidianas, por ser consideradas como naturales o normales afectando la autoestima de quien es víctima.

VARIABLES:

Fenómeno Bullying.

Autoestima.

Bullying:

Parece tener su origen en la voz inglesa “bull” que significa “toro”, especie animal que se caracteriza por hostilizar a todo aquel que considera “distinto”, lo cual equivale a ser “enemigo” de ese otro en quien no se reconoce.

El “Bullying” es un proceso complejo de victimización de otra persona que va más allá de las simples discusiones o malas relaciones entre compañeros, y que se diferencia de éstos por su naturaleza, su duración, su intensidad, sus formas, sus protagonistas, sus consecuencias y sus ámbitos. Ha sido definido por diferentes investigadores en la forma que se describe a continuación.

“Conducta de persecución física y/o psicológica que realiza un alumno o alumna contra otro, al que elige como víctima de repetidos ataques. Esta

acción negativa e intencionada, sitúa a la víctima en posiciones de las que difícilmente puede salir por sus propios medios” (Olweus, 1993)

“Es un tipo de conducta dirigida a hacer daño; es repetida en el tiempo; y se produce en el seno de una relación interpersonal caracterizada por un desequilibrio de poder” (Olweus, 1999).

Una definición contextual del Bullying se refiere a una situación social en la que uno o varios escolares toman como objeto de su actuación injustamente agresiva a otro compañero y lo someten, por tiempo prolongado a agresiones físicas, burlas, hostigamiento, amenaza, aislamiento social o exclusión social aprovechándose de su inseguridad, miedo o dificultades personales para pedir ayuda o defenderse. (Ortega)

Bullying es un término que se utiliza actualmente y se define como: “desequilibrio de fuerzas (aunque se dé en grupo de pares) que se explica a través del binomio “poder- indefensa”, donde independientemente del tipo de conducta, tienen la intención por parte del agresor de: avergonzar, excluir, humillar, amenazar, acosar, intimidar, hostigar, acorralar, atormentar o torturar” Páramo (2006).

Características de un alumno que aplica el acoso escolar o Bullying:

■ Insulta con frecuencia

■ Agrede física y verbal constantemente al compañero

■ Amenaza al niño que acosa para que no lo delate

■ Mantiene esa actitud por meses incluso por años hasta ser descubierto

■ Generalmente son niños con bajo nivel de aprendizaje

■ Se siente superior al resto del grupo

■ En ocasiones son víctimas de agresión física y verbal en el hogar

■ A veces cuenta con un grupo de compañeros atacantes como él.

Las causas que permiten que un niño o adolescente acose a uno o varios compañeros son incalculables, pero generalmente son problemas familiares, patrones que copian de los padres, padres maltratadores entre otros.

Características de un alumno víctima del acosado escolar o Bullying

■ Es callado y sumiso

■ Son sensibles y frágiles

■ Son tímidos

■ Muestra una actitud de temor en el aula

■ Se muestra con angustia

■ Presenta con frecuencia inasistencia

■ Es aplicado y responsable

Los alumnos afectados por el acoso escolar generalmente el temor no los deja comunicar lo que está pasando en la escuela y muestran apatía a la escuela, dejan de asistir con regularidad alegando otras razones.

Papel de la escuela y docentes en casos de acoso escolar o Bullying

■ La escuela debe estar vigilante a situaciones que se presenten desde el primer momento y no permitir que avance el acoso que un alumno le tenga a un compañero.

■ En horas de recreo mantener la disciplina y vigilancia en lugares estratégicos como pasillos, baños, bibliotecas, patio y en los mismos salones de clase.

■ Los agresores atacan o acosan al compañero siempre evitando ser vistos por los mayores.

■ Organizar talleres, charlas, sobre disciplina, respeto, solidaridad, agresión física.

■ Mantener una relación de armonía en la escuela para que seamos ejemplo para los niños y adolescentes

■ Llamar a padres y representantes en casos que se presenten de víctimas y victimarios para solucionar con ellos la problemática.

■ Resaltar los valores que permiten la disminución del acoso escolar o Bullying

El acoso escolar o Bullying puede ser:

■ Puede ser acoso sexual, cuando existe un asedio o abuso sexual

siempre por los más grandes a los niños más pequeños

■ Puede tratarse de una exclusión y no es tomado en cuenta por el

grupo de compañeros

■ Puede ser psicológica, cuando existe una persecución, intimidación,

tiranía, chantaje, manipulación y amenazas al compañero.

■ Puede ser física, cuando se golpea, empuja, se organiza una paliza al

acosado entre varios intimidadores.

Autoestima:

La autoestima es un conjunto de percepciones, pensamientos, evaluaciones,

sentimientos y tendencias de comportamiento dirigidas hacia nosotros

mismos, hacia nuestra manera de ser y de comportarnos, y hacia los rasgos

de nuestro cuerpo y nuestro carácter. En resumen, es la percepción

evaluativa de sí mismo.

La importancia de la autoestima estriba en que concierne a nuestro ser, a

nuestra manera de ser y al sentido de nuestra valía personal. Por lo tanto,

puede afectar a nuestra manera de estar y actuar en el mundo y de

relacionarnos con los demás. Nada en nuestra manera de pensar, de sentir,

de decidir y de actuar escapa a la influencia de la autoestima.

Abraham Maslow, en su jerarquía de las necesidades humanas, describe

la necesidad de aprecio, que se divide en dos aspectos, el aprecio que se

tiene uno mismo (amor propio, confianza, pericia, suficiencia, etc.), y el

respeto y estimación que se recibe de otras personas (reconocimiento,

aceptación, etc.). La expresión de aprecio más sana según Maslow es la que

se manifiesta «en el respeto que le merecemos a otros, más que el

renombre, la celebridad y la adulación.

Fundamentos de la autoestima

Es saber de qué uno es una persona de valor no alguien con quien no se

quiere y se lastima a sí mismo. La intensidad de desarrollar una confianza y

un respeto saludables por uno mismo, es propia de la naturaleza de los seres

humanos, ya que el sólo hecho de poder pensar constituye la base de su

suficiencia, y el único hecho de estar vivos es la base de su derecho a

esforzarse por conseguir felicidad. Así pues, el estado natural del ser humano

debería corresponder a una autoestima alta. Sin embargo, la realidad es que

existen muchas personas que, lo reconozcan o no, lo admitan o no, tienen

un nivel de autoestima inferior al teóricamente natural.

Ello se debe a que, a lo largo del desarrollo, y a lo largo de la vida en sí, las

personas tienden a apartarse del auto conceptualización [y

conceptualización] positivas, o bien a no acercarse nunca a ellas. Los

motivos por los que esto ocurre son diversos, y pueden encontrarse en la

influencia negativa de otras personas, en un autocastigo por haber faltado a

los valores propios [o a los valores de su grupo social], o en un déficit de

comprensión o de compasión por las acciones que uno realiza y, por

extensión, de las acciones que realizan los demás.

Grados de autoestima

La autoestima es un concepto gradual. En virtud de ello, las personas pueden

presentar en esencia uno de tres estados:

■ Tener una autoestima alta equivale a sentirse confiadamente apto para la vida, o, usando los términos de la definición inicial, sentirse

capaz y valioso; o sentirse aceptado como persona.

■ Tener una baja autoestima es cuando la persona no se siente en disposición para la vida; sentirse equivocado como persona.

■ Tener un término medio de autoestima es oscilar entre los dos

estados anteriores, es decir, sentirse apto e inútil, acertado y

equivocado como persona, y manifestar estas incongruencias en la

conducta —actuar, unas veces, con sensatez, otras, con irreflexión—-,

reforzando, así, la inseguridad.

Capitulo III

3.1 Conclusiones

3.2 Recomendaciones

3.3 REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS.

3.1 CONCLUSIONES:

Concluimos diciendo que la violencia escolar o Bullying, es un fenómeno

actual que puede impactar considerablemente el rendimiento académico y

que puede ocurrir en cualquier institución y tenemos que estar preparados

para combatirlo mediante cursos-taller de sensibilización, concienciación,

llevar un seguimiento continuo y evaluar las situaciones monitoreando los

cambios observados ya sean favorables o no.

Utilizar todos los medios disponibles para hacer más dinámico el trabajo, al

alcance de las necesidades de cada alumno. Pero sobre todo, debemos

trabajar en conjunto para poder prevenirlo, ya que estudios previos han

demostrado que funciona y disminuyen los niveles de acoso. Es necesario

que exista una comunicación cercana con los actores de este fenómeno sean

jóvenes o niños, docentes, dirección y padres de familia.

Es fundamental que los docentes que tienen tutorías a cargo, así como los

que imparten la asignatura estatal “De la adolescencia a la ciudadanía”

tomen en serio el rol que realmente deben desempeñar al impartirlas,

tomando en cuenta las necesidades que se presentan en el centro escolar y

actuar con pertinencia para canalizar los casos que pudieran detectar acerca

del acoso escolar.

Coincidimos con otros investigadores del tema, en que en la escuela los

estudiantes aprenden que tener amigos y ser aceptados son factores

protectores frente al bullying.

En la familia

El origen de la violencia en jóvenes o preadolescentes puede ser la ausencia de un padre o la presencia de un padre violento. Esa situación puede generar un comportamiento agresivo en los niños y llevarles a la violencia cuando sean adolescentes. Además de eso, las tensiones matrimoniales, la situación socioeconómica o la mala organización del hogar, también pueden contribuir para que los niños, niñas y adolescentes tengan una conducta agresiva.

RECOMENDACIONES:

Implicar a los estudiantes en acciones preventivas (a través de actividades

artísticas, integración a grupos sociales, culturales y deportivos) y desalentar

las conductas agresivas, al mismo tiempo que se promueve la empatía y la

asertividad, para lo que se necesita transmitir valores de manera verbal y

con acciones.

• Campañas permanentes de prevención para la disminución del acoso

escolar.

• Curso taller de sensibilización y concienciación, involucrando a los

actores de la educación (docentes, alumnos y padres de familia)

¿Cómo evadir el problema?

Una vez identificado el problema, se deben aplicar ciertos correctivos para

evadirlo:

La víctima debe ignorar al agresor, no mirarlo y hacer que no escucha sus

ofensas o insultos.

No llorar ni enfadarse, tampoco mostrarse afectado. Eso es lo que el agresor

busca.

Debe responder al agresor con tranquilidad y firmeza.

Si puede trate de tomar las cosas con humor.

Intente alejarse o correr si es necesario, si cree que puede haber peligro e

irse a un sitio donde haya un adulto.

Si es una víctima constante de los agresores, es necesario hablar con un

adulto. Comience con sus padres. Eso no es acusar, es pedir ayuda a las

personas que lo quieren cuando lo necesita. Los padres, a su vez, deben

hablar con alguien del colegio, pero no con los padres del o los agresores.

Si siente que no se lo puede contar a sus padres o que ellos no pueden

ayudarlo, hable con otro adulto en quien confíe, como un profesor o el

director del colegio o liceo.

Si no quiere hablar de ello con nadie a solas, pídale a un amigo o hermano

que lo acompañe, o puede ser alguien que haya visto cuando lo agreden.

Deje claro al adulto que la situación le afecta profundamente, sobre todo si

es víctima de agresiones verbales, ya que a veces los adultos no las

consideran importantes y, sin embargo, son las que más daño pueden hacer.

Si siente que no puede decir nada a nadie, trate de escribir una carta

explicando lo que pasa. Désela a un adulto en quien confíe y guarde una

copia.

La madre de José Manuel al escuchar la confesión de su hijo, atinó con un

abrazo y un beso, al mismo tiempo que le hizo entender que no es su culpa

lo que está ocurriendo con su compañero de clases. Que lo primero que

harían juntos es hacer frente a la situación, y que el verdadero problema lo

tiene el joven agresor. Por lo que requiere de ayuda urgente.

Casos como éste nos lleva a buscar sistemas de prevención de la violencia

en las aulas, entre pares, y que cada institución adapte sus necesidades a

los cambios sociales, desarrollando la intervención de los departamentos de

orientación y de las familias.

Debemos mejorar la convivencia educativa para prevenir la violencia,

enseñándolos a resolver conflictos de forma constructiva, es decir, pensando,

dialogando y negociando.

3.3 REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS.

Oñedeira, José Antonio. Bullying: concepto, causas y consecuencias, teorías

y estudios epidemiológicos. XXVII Cursos de verano EUH-UPV, Donastia-

San Sebastián 2008.

Bullying: Acoso en el aula

www.conflictoescolar.es

www.mediateca.educa.madrid.org

Acoso y Violencia Escolar: Evaluación y prevención desde los centros.

www.acosoescolar.com

"Buscando soluciones ante el maltrato entre iguales: prevención e

intervención" www.acosoescolar.com

Conductismo. http://conductismo.idoneos.com/

index.php/338291

El niño, desarrollo y construcción del conocimiento.

Antología UPN.

Blog de Psicóloga: Susana Frisancho http://

blog.pucp.edu.pe/item/23356

De la adolescencia a la ciudadanía. Secretaría de Educación y Cultura.

Versión autorizada 2008-2009.

excelente informacion
muy bueno!!! me fue de mucha ayuda
Muy bueno.
buen trabajo
exelente
1-5 de 31
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 24 páginas totales
Descarga el documento