resumen tema 6 porcesal civil II, Resúmenes de Derecho Procesal. Universidad Complutense de Madrid (UCM)
carolina_sainz
carolina_sainz

resumen tema 6 porcesal civil II, Resúmenes de Derecho Procesal. Universidad Complutense de Madrid (UCM)

12 páginas
5Número de visitas
Descripción
Asignatura: derecho procesal civil 2, Profesor: Rosario Cebrian, Carrera: Derecho, Universidad: UCM
20 Puntos
Puntos necesarios para descargar
este documento
Descarga el documento
Vista previa3 páginas / 12
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 12 páginas totales
Descarga el documento
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 12 páginas totales
Descarga el documento
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 12 páginas totales
Descarga el documento
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 12 páginas totales
Descarga el documento
Microsoft Word - RESUMEN prueba.docx

CONCEPTO, OBJETO, LICITUD, PERTINENCIA Y UTILIDAD DE LA PRUEBA.

CONCEPTO Y OBJETO.

La prueba es una actividad procesal con la que se busca convencer al tribunal sobre unos hechos determinados y las consecuencias jurídicas de esos hechos, es decir, que el tribunal determine si lo alegado por las partes en sus escritos (demanda y contestación a la demanda) es cierto o falso.

Podemos ver que en el mismo término se encuentran dos elementos, ya que por un lado se habla de la actividad y por otro lado del resultado que da la misma. También se puede hablar de la manera en que se ha conseguido el resultado de la prueba, como puede pasar en la prueba documental (prueba reina en el proceso civil).

El objeto son los hechos que las partes alegan en sus escritos de demanda y contestación, que se tienen que probar mediante el correspondiente procedimiento probatorio. Por tanto, se ve la estrecha relación que existe entre el objeto de la prueba y la actividad probatoria. Su regulación la encontramos en el artículo 181 LEC: " La prueba tendrá como objeto los hechos que guarden relación con la tutela judicial que se pretenda obtener en el proceso".

Ahora bien, no todos los hechos alegados en los escritos de las partes deben ser objeto de prueba. Estas excepciones se encuentran en los párrafos tres y cuatro del mencionado artículo y son las dos siguientes: hechos sobre los que exista plena conformidad de las partes y los hechos notorios.

LICITUD.

La licitud de la prueba es un tema de importancia en relación con los medios de prueba, que asimismo está ligado a la admisibilidad, ya que los medios de prueba han de ser lícitamente obtenidos para que la prueba sea admisible.

La LOPJ en su artículo 11.1 rompe un silencio legal sobre esto, alegando que en todo tipo de procedimientos se deben de respetar las reglas de la buena fe, “no surtirán efecto las pruebas obtenidas, directa o indirectamente, violentando los derechos libertades fundamentales”.

La cuestión de fondo siempre será problemática, ya que habrá casos en los que se deberán ignorar pruebas contundentes debido a que estas se obtendrán de manera ilícita. En estos casos, se discutirá la solución legal dependiendo del tipo o grado de la ilicitud en la intención de las pruebas y la conducta que se juzgue.

La LEC se encarga del aspecto procesal de la ilicitud de la prueba en el artículo 287.

Lo que no debe tener virtualidad probatoria y, por tanto, no procede que se tome en consideración, debe inadmitirse.

PERTINENCIA.

De cara a determinar la admisibilidad o no de las pruebas, el criterio a seguir es el de la pertinencia y utilidad según el art. 283 LEC, no admitiéndose aquellas que sean impertinentes, inútiles, o ilícitas. Podemos indicar como definición, que nos encontramos ante una “prueba impertinente” exclusivamente cuando ésta no guarda relación con lo que sea objeto del proceso, lo que incluye, tanto que la prueba afecte a hechos no debatidos, notorios o ajenos a la causa, así como a materias que no deben ser objeto de prueba (como el derecho nacional).

De la Oliva Santos, define tal condicionante de la admisibilidad de las pruebas indicando que, pertinente es lo que pertenece al ámbito objetivo del proceso, lo que tiende a producir la certeza, positiva o negativa de hechos, que, siendo controvertidos, son relevantes.

Por lo tanto aquella prueba que intente acreditar una realidad ajena al proceso de forma directa e indirecta, carecerá de fundamento, lo que ocasiona que no se la tome en consideración por el Juez, siendo inadmitida en un proceso determinado.

UTILIDAD.

Que sea útil es otro de los requisitos de admisión de la prueba en un proceso civil. Este requisito alude a la aptitud del medio de prueba para contribuir a la acreditación del hecho. Por consiguiente, se podría afirmar que guarda estrecha relación con el fin de la prueba, y no tanto con su objeto.

Han de admitirse las pruebas que no sean impertinentes o inútiles. Y por tanto deben rechazarse las que se califiquen así.

La prueba inútil es aquella que, “según las reglas y criterios razonables y seguros, en ningún caso pueda contribuir a esclarecer los hechos controvertidos”. El profesor De la Oliva la define como aquella que, según la experiencia, cabe razonablemente pensar que no logrará el resultado querido, pues existe inadecuación de medio a fin.

La inutilidad alude a la inadecuación del medio respecto al fin que se persigue, es decir, respecto del hecho que pretende ser probado (artículo 283.2 de la LEC).

PROCEDIMIENTO PROBATORIO Concepto:

- En sentido objetivo: conjunto de normas que regulan la actividad probatoria en el proceso

- En sentido dinámico: conjunto de actividades dirigidas a convencer al tribunal de la certeza de unos datos procesales.

Pasos previos comunes a todos los medios de prueba:

A) La prueba no es necesaria si existe acuerdo entre las partes. B) La actividad probatoria es siempre una actividad regulada legalmente.

Fases del procedimiento probatorio:

1. Proposición de la prueba: acto que realiza cada parte por el que precisa los medios probatorios que desea practicar.

En juicio ordinario: oralmente en fase de Audiencia Previa. (Art 429.1 LEC). En juicio verbal: oralmente en la vista.(Art 443.3 LEC) Art 429.1 II LEC > Nota de Prueba

2. Admisión de la prueba: Acto oral en el que el Tribunal ha de pronunciarse sobre la admisión/inadmisión de los medios de prueba propuestos por las partes. J.O.: Audiencia Previa (Art 429.1 LEC)/ J.V.: Vista (Art 443.3 LEC) Recursos contra la admisión/inadmisión de los medios de prueba propuestos por las partes: (para Juicio Ordinario y Juicio Verbal).

o Recurso de reposición: se plantea en acto de forma oral (art 285.2 LEC).

o Supuesto de desestimación del recurso: formulación de protesta (arts 459 y 460.2.1º LEC).

3. Práctica de la prueba: Se efectúa una vez admitidos los medios probatorios por el Tribunal. Ha de efectuarse conforme los siguientes principios: contradicción (art 289.1LEC) Inmediación (art 289.2 LEC) Concentración (art 290 LEC) Publicidad (arts 289.1 y 138. 1 LEC). J. O.: Audiencia Previa (Art 431 y 433.1 LEC)/ J.V.: Vista (Art 443.3 LEC) Supuestos excepcionales: Art 290 LEC supuesto de practicar medios probatorios fuera del acto de Juicio o Vista. Art 293.1 LEC práctica anticipada de la prueba. Arts 297.1 y 298. 4 y 6 LEC aseguramiento de la prueba. Art 435 LEC posposición de la prueba

LA CARGA DE LA PRUEBA Carga, no es la obligación de realizar un acto procesal dentro del proceso, sino de soportar las consecuencias jurídicas desfavorables en caso de no realizarlas. Carga formal de la prueba: (artículo 217.2 al 217.7 LEC)

a) Corresponde al demandante o actor, o al reconviniente la prueba de los HECHOS CONSTITUTIVOS.

b) Corresponde al demandado o actor reconvenido la prueba de los hechos: HECHOS IMPEDITIVOS, EXTINTIVOS Y ENERVANTES.

Excepciones: c) Existen casos especiales recogidas en disposiciones legales que

cambian la carga del sujeto. d) Procesos de competencia desleal y publicidad ilícita: el demandado tiene

la carga sobre exactitud y veracidad. e) Acciones discriminatorias por razón de sexo: el demandado debe probar

la ausencia de discriminación. El tribunal puede recabar informes o dictámenes a los organismos públicos.

Carga material (artículo 217.1 LEC) Ante hechos dudosos a la hora de dictar sentencia el tribual desestimará las pretensiones de la parte a quien hubiera correspondido la carga de la prueba. Inversión de la carga de la prueba: exoneración para un litigante de la carga que ordinariamente le correspondería y el correspondiente gravamen del litigante contrario. Precisiones:

a) No se impide probar (carga de la prueba) a las partes que no les incumba.

b) Principio de adquisición procesal: la prueba pertenece al proceso y no a las partes.

c) Inversión de la carga. VALORACION DE LA PRUEBA Capacidad de las partes dentro del proceso para lograr la convicción del juez sobre la veracidad o no de los hechos. Criterios de valoración:

a) Libre valoración: según los criterios del propio juez sin estar sometido a condicionante alguno (declaración de partes, testifical informes perciales

b) Prueba legal o tasada: el juez debe someterse a criterios legales (preestablecidos) para dar valor a una determinada prueba con el fin de fijar los hechos: declaracion de la parte cuando afrima hechos personales y perjudiciales (art. 316.1 LEC), documentos públicos (art. 319.1 LEC) y documentos privados no impugnados (art. 326.1LEC)

Como puede haber contradicciones entre el resultado d elas distintas pruebas prácticadas, el juez deberá llevar a cabo tambien la valoración conjuntan de la prueba: valoración global de los distintos medios de prueba realizados en autos, dentro o no del mismo medio (artículo 218.2 LEC).

PRUEBA ANTICIPADA, ASEGURAMIENTO DE LA PRUEBA, PRUEBA DE HECHOS NUEVOS. Prueba anticipada Quien pretenda iniciar un proceso, antes de iniciarlo o cualquiera de las partes durante el curso del mismo, podrán solicitar del tribunal la práctica anticipada de alguna prueba. Debe existir el temor fundado de que dichos actos no puedan realizarse en el momento procesal previsto. Los casos en los que resulta necesario anticipar la prueba pueden ser variados: testigo extranjero que previsiblemente no estará en el país al tiempo de juicio; testigo gravemente enfermo, objeto perecedero de fuente de prueba, etcétera. La petición de prueba anticipada formulada antes del inicio del proceso se dirigirá al tribunal competente para el asunto principal. Este tribunal de oficio vigilará su jurisdicción y competencia objetiva y territorial. Con el proceso ya iniciado, la petición de prueba anticipada se dirigirá al tribunal que esté conociendo del asunto. La proposición seguirá los tramites señalados en el artículo 249 LEC. En tanto la contradicción se articula a través de lo dispuesto en el art 295.1 y 2 LEC. Si el tribunal estimare la petición, accederá a ella y las actuaciones se practicarán cuando se considere necesario y con anterioridad a la celebración del juicio o vista. Aseguramiento de la prueba El aseguramiento de la prueba consiste en tomar todas las posibles precauciones para evitar su pérdida o deterioro ante el peligro de que pueda desaparecer. Se regula en los Art. 297 y siguientes de la LEC.

La procedencia de la medida se supedita a la concurrencia de los requisitos que figuran en el art.298 LEC:

- Que la prueba que se quiere asegurar sea pertinente, útil, y posible en el momento de proposición del aseguramiento.

- Que exista periculum in mora (razones para creer que será imposible la incorporación de esa fuente de prueba)

- Que el beneficio que se obtenga a través de la medida que propone sea proporcional a los eventuales perjuicios que quepa irrogar.

Las medidas de aseguramiento se tomarán siempre con la audiencia de la persona que deba soportarlas. Sin embargo, cabe la posibilidad de que, cuando sea probable que debido al retraso que va a provocar la audiencia se ocasionen daños al derecho del solicitante de la medida, o si hay un riesgo de que se destruyan pruebas o sea imposible su práctica si se lleva acabo la audiencia, el Tribunal podrá adoptar las medidas de aseguramiento sin dicha audiencia.

Si la medida de aseguramiento se adopta sin audiencia previa, el demandado o quien tenga que sufrir dicha medida, puede reclamar mediante oposición en un plazo de veinte días desde la notificación. Si se presenta una oposición, se citarán las partes y la persona afectada y se decidirá en un auto, contra este auto no cabe recurso.

La prueba de hechos nuevos Es posible introducir hechos en el proceso aun cuando haya precluido el momento ordinario para hacerlo, si bien con carácter excepcional. Cuando así suceda habrá precluido también el tiempo de proposición de la prueba, de manera que, además de introducir los hechos, hay que examinar cómo podrán ser objeto de prueba. El art.286 LEC articula la posibilidad de probar los hechos los hechos mediante el escrito de ampliación, a excepción únicamente de que los mismos puedan ser alegados en el acto del juicio o juicio verbal. De este da traslado el Letrado de la Administración de justicia a la otra parte para que reconozca o niegue. Si no se reconocen se contempla la proposición y práctica de la prueba, siempre que sea factible, y vendrá determinada por el tipo de procedimiento que se trate.

- Si es un juicio ordinario y los actos se dan después de la audiencia previa pero antes del juicio, ese seria el momento adecuado, suspendiéndose el proceso, en cambio si se produjeron al inicio, sólo cabrá recurrir a las diligencias finales.

- En el juicio verbal, o se practican en la vista, o se recurre al art.290 LEC que regula el señalamiento para actos de prueba que se practiquen separadamente.

INTERROGATORIO DE PARTES

El interrogatorio de partes se podrá solicitar por cada parte del proceso, podrá ir dirigido a un interviniente en el proceso o a un tercero, siempre que haya intervenido directamente y resultare perjudicado en todo o en parte. Podrá darse la necesidad de llamar a interrogatorio a una persona jurídica, en este caso la ley permite que comparezca la persona física que haya intervenido en los hechos sobre los que verse el interrogatorio. Cuando acuda el representante social si no es conocedor de los hechos deberá de indicar quien es la persona que intervino en los hechos. Si no se hubiera indicado en la contestación de la demanda, se celebrará tal interrogatorio como diligencia final, siendo la misma solución en caso de que el representante no conociera una o varias preguntas que se le formulen, siendo que deberá que citar a la persona indicada al caso.

Cuando las personas llamadas sean dos o más se aplicarán las medidas necesarias para evitar la comunicación y el conocimiento de las preguntas, de igual será en el caso de que los interrogados fueren litisconsortes.

Cabe la posibilidad de que el interrogatorio se realice en el domicilio de la persona llamada por petición de una de las partes, se da en los supuestos de enfermedad u otras circunstancias especiales de la persona. Deberán de estar presentes el Juez o Magistrado y el Letrado de la Administración de Justicia, en caso de que el domicilio lo permita se encontrarán los Abogados y los litigantes. Se podrá realizar en el domicilio por auxilio judicial cuando la persona que deba ser interrogada así lo solicite.

Las preguntas que se formulen a la persona tienen que tener que ver directamente con los hechos relativos al proceso, podrán darse preguntas de hechos no personales y esta deberá de responder en base a lo que conozca, siendo posible en tal caso llamar a un tercero por la relación que tenga con los hechos. Las respuestas deben ser afirmativas o negativas y en todo caso precisas y concretas. Será admisible que en casos específicos, como el declarar acerca de cifras, se acuda con notas. Se prohíbe la reiteración de preguntas sobre hechos ya declarados.

Será el tribunal en el mismo acto del juicio quién decidirá la admisión de estas, también tendrá la posibilidad de interrogar al declarante con el fin de establecer los hechos. Aunque la parte contraria podrá impugnar las preguntas que considere impertinentes, siempre ello seguido de las oportunas alegaciones, el tribunal se pronunciará al respecto siendo que podrá tanto declinar como aceptar tal impugnación. En el caso de no ser perceptivo abogado las partes también podrán solicitar este medio.

La incomparecencia al acto del juicio o vista implica sanción tanto por el incumplimiento de esta como por la obligación que existe. Siendo en otro caso en cuanto a la negativa a declarar de una de las partes dará lugar a que se tengan como ciertos los hechos objeto del interrogatorio, viene dándose por la jurisprudencia la aplicación de esto en los casos de la ficta confessio, aun así, seguirá teniendo la Administración privilegio en tanto que se le otorga la posibilidad de contestar por escrito.

Las repuestas que perjudiquen al declarante convierten en ciertos los hechos a los que se refieren, salvo que resulten contradichos por otros medios de prueba. Las respuestas que le beneficien se valoraran libremente por el Tribunal (art. 316)

LA PRUEBA TESTIFICAL La Prueba Testifical es aquella actividad procesal que provoca la declaración de un sujeto, distinto de las partes y de sus representantes, sobre percepciones sensoriales relativas a hechos concretos, controvertidos y procesalmente relevantes. El objeto de la prueba testifical son los hechos controvertidos de los que algún

sujeto haya tenido noticia. El testigo es la persona que, sin ser parte, emite declaraciones sobre datos que no había adquirido, para el declarante, índole procesal en el momento de su observación, con la finalidad, común a toda la prueba, de provocar la convicción judicial en un determinado sentido.

Las partes podrán solicitar que declaran como testigos las personas que tengan noticia de hechos controvertidos relativos a lo que sea objeto del juicio.

Los menores de catorce años podrán declarar como testigos, si disponen de la capacidad necesaria para conocer y declarar verazmente.

No podrán ser testigos ni quien es parte ni quien a la parte represente. No hay límite al número de testigos.

El deber de la prueba testifical se subdivide en tres: Comparecer, declarar y prestar juramento o promesa de decir la verdad.

Comparecer supone la obligación de acudir ante el órgano jurisdiccional. Su incumplimiento conlleva sanciones.

Declarar, es decir, contestar a las preguntas que se le formulen.

Prestar juramento antes de declarar con la conminación de las penas establecidas para falso testimonio. Sin embargo, a los menores de edad no se les exigirá ni la promesa ni el prestar juramento.

El Procedimiento de la prueba testifical ordinaria y sus características son variadas en función de:

• En el momento que se presentan. Ya sea, en el juicio Ordinario o en el Juicio Verbal.

• El modo de la designación de los testigos mediante su escrito de solicitud y el orden de declaración en caso de que haya varios testigos.

• El Interrogatorio de los testigos. Descripción del interrogatorio domiciliario. Los testigos deben estar incomunicados entre ellos. Y el Juez o Magistrado, previo al interrogatorio, le hará una serie de formulaciones sobre cuestiones personales, normalmente referentes a la Ley. Explicación del Principio de Adquisición Procesal en lo referente al Interrogatorio de los Testigos.

• La presentación de los informes escritos. Cuando no procede la tacha de los testigos. Cuando el informe haya sido encargado por una parte el auto de informe debe acreditar su habilitación profesional. Las preguntas se limitarán a los hechos consignados en los informes.

• El Careo. Que se realizará cuando las interpretaciones de dos o más testigos sean gravemente contradictorias entre sí. Puede ser a instancia de parte o de oficio.

• Las Tachas • La valoración de la Prueba Testifical donde rige la libertad valorativa del

Juez.

PRUEBA PERICIAL

La prueba pericial es la actividad, generalmente desarrollada a instancia de las partes, en virtud de la cual una o varias personas expertas en materias no jurídicas, elaboran y transmiten al tribunal información especializada dirigida a permitir a éste el conocimiento y apreciación de hechos y circunstancias fácticas relevantes al proceso.

El dictamen pericial puede ser definido como la información que proporcionan personas con conocimientos científicos, artísticos o prácticos sobre principios de su ciencia, arte o práctica, en relación con hechos o circunstancias fácticas de influencia en el proceso civil.

CLASES DE PERITOS:

Podemos distinguir 3 clases de peritos:

Peritos titulados: (art. 340.1 LEC) Los titulados son quienes posean el título oficial que corresponda y los no titulados son las “personas entendidas” en esas materias que no estén comprendiditas en títulos profesionales oficiales.

Peritos individuales y corporativos: Emiten dictamen las personas jurídicas legalmente habilitadas para ello.

Peritos designados libremente por las partes y peritos designados por el Tribunal: (se explica en los siguientes apartados)

DICTAMENES PERICIALES APORTADOS POR LAS PARTES

El Art.336 LEC, ordena la aportación con la demanda y la contestación de dictámenes por peritos elegidos por las partes, por escrito y a ellos se acompañaran los demás documentos, si no es posible aportarlos, demandante y demandado deben justificar la imposibilidad de aportarlos, permitiéndose que se haga 5 días antes de la audiencia previa o de la vista.

Las partes han de manifestar si desean que los peritos comparezcan en el juicio o en la vista, y el tribunal puede disponer la presencia de los peritos.

DESIGNACION DE PERITOS POR EL TRIBUNAL

La designación de peritos por parte del Tribunal se encuentra regulada en el artículo 339.2 de la LEC. Demandante y demandado podrán solicitar en la demanda y en la contestación que se les asigne un perito judicialmente.

El momento de designación del perito, según establece el artículo 339.2.3º será en un plazo de cinco días tras la contestación de la demanda. Con respecto al número de peritos que se pueden designar, la regla general es que se designa un perito por cuestión o conjunto de cuestiones que son objeto de pericia. El perito elaborará un informe que entregará al tribunal en el plazo que se le señale que al menos será cinco días antes de la audiencia previa.

TACHA Y RECUSACIÓN

El Art.343 LEC dispone que sólo podrán ser objeto de recusación los peritos designados judicialmente. Los peritos elegidos por las partes pueden ser objeto de tacha, por circunstancias, debidamente acreditadas, que les haga desmerecer en el concepto profesional.

VALORACIÓN

El art. 348 LEC es claro, “el Tribunal valorara los dictámenes periciales según las reglas de la sana crítica”. La sana critica se corresponde con el razonar humano, no puede ir en contra de los hechos concluyentes. Se vulnera cuando la valoración es ilógica, contraria al raciocinio humano, arbitrario, incoherente, absurdo o irracional y supone la valoración de la prueba desde la perspectiva de los medios y no del fin.

LA PRUEBA DOCUMENTAL

Generalidades sobre la prueba documental

Se entiende por prueba documental como el conjunto de actividades dirigidas a convencer al juez, de la certeza positiva o negativa, de unos hechos mediante la apreciación de objetos que incorporan la expresión escrita de pensamientos o actos humanos. La definición legal de documento está en el art. 26 CP. Los documentos: concepto, clases y valor probatorio Un documento se ha definido doctrinalmente como el soporte que contiene la expresión escrita de un pensamiento humano. Es importante que dicho pensamiento se materialice mediante la escritura, que a su vez, exige el uso de un lenguaje, en sentido estricto. Hay autores que optan por un concepto amplio de documento en el sentido de acoger dentro de la prueba documental objetos que sí pueden aportarse al proceso y que consisten en papel o material similar, aunque no incorporen pensamientos humanos, sino, estados de cosas. Los documentos se pueden calificar de diversas formas: preconstituidos, legalizados, indubitados y auténtico.

Deben aportarse con la demanda o con la contestación, salvo aquellos que se consideren necesarios a la vista de las alegaciones de la parte contraria que se aportarán en la audiencia previa (art. 265.3 y 426.5 LEC). Despues las únicas excepciones son las expuestas en el artículo 270 esto es, los documentos nuevos qu epodran presentarse en la vista. La Ley impone a las partes la carga de señalar, en presencia judicial, si aceptan o no el valor probatorio de los documentos presentados por la parte contraria. Se pueden adoptar 3 conductas: reconocer el documento, impugnarlo, o mostrar la propia disconformidad

Clases de documentos:

Los documentos pueden calsificarse en públicos y privados. Los documentos públicos son los elaborados por un fedatario público (art. 317) y los documentos privados si son confeccionados por un particular (art. 324 LEC). Puede destacarse un tercer tipo, los documentos oficiales, que son aquellos que proceden de un funcionario público carente de la función de dar fe publica.

Valor probatorio de los documentos Los documentos públicos hacen plena prueba de hecho acto o estados de las cosas que se documentan, siempre que sean expedidos por funcionarios facultados legalmente para dar fe de ellos y no se demuestre su falta de autenticidad.Los documentos oficiales tienen el valor probatorio que que dispongan sus normas reguladoras. Los documentos privados harán plena prueba también pero solo si no se impugnan (art. 326).

Diferente de la prueba documental es la prueba instrumental. Los instrumentos son los medios de reproducción de la palabra, el sonido y la imagen y los medios para el archivo de datos.Tienen el mismo tratamiento procesal de presentación que los docuemntos, de manera que habrán de aportarse con la demanda o con la contestación a la misma. La práctica probatoria de los mismos consistirá en la visión o audio en el acto del juicio oral y la valoración de estos por el tribunal será libre.

EL RECONOCIMIENTO JUDICIAL

Regulado en los artículos 353 al 359 de la LEC, el reconocimiento judicial se acordará cuando para el esclarecimiento y apreciación de los hechos sea necesario o conveniente que el Tribunal examine por sí mismo algún lugar, objeto o persona. En tal sentido, no nos encontramos más que ante la denominada anteriormente como "inspección personal del Juez", dentro de la regulación contenida a este respecto en el Código Civil.

El objeto del reconocimiento judicial es el mismo que el de toda actividad probatoria, los hechos litigiosos que deban ser esclarecidos o apreciados, así lo dice el artículo 281.1: “La prueba tendrá como objeto los hechos que guarden relación con la tutela judicial que se pretenda obtener en el proceso”. Los hechos a lo que se refiere la prueba de reconocimiento judicial son aquellos que deben ser esclarecidos o apreciados, excluyendo, los hechos notorios y los hechos que gozan de presunción legal

La ley procesal prevé que el reconocimiento concurra o se lleve a cabo simultáneamente con la prueba pericial, la prueba por testigos y la de interrogatorio de la contraria a la proponente siempre que la vista del lugar, las cosas o las personas que constituyen el objeto de la prueba pueda contribuir a la claridad de su testimonio. El primero lo encontramos en el artículo 356 de la LEC, y el segundo en el artículo 357. Este medo es de valoración libre por el Tribunal.

LA PRUEBA DE PRESUNCIONES

Las presunciones como prueba se recogen en los Art. 385 y Art. 386 de la LEC, según los cuales las mismas no son propiamente medios de prueba, sino que son razonamientos que conllevan la determinación de la existencia de otro hecho como consecuencia lógica, debido a un nexo que une las dos ideas

Hay dos tipos de prsunciones:

Las presunciones legales las establece la ley, dispensando de la prueba del hecho presunto a la parte que el mismo favorezca. Éstas, sólo serán admisibles cuando la certeza del hecho indicio del que parte la presunción haya quedado establecida mediante admisión o prueba.

Estas presunciones se podrán dirigir tanto a probar la inexistencia tanto del hecho presunto como del nexo causal entre el hecho presumido y el probado o admitido que fundamente la presunción.

Las presunciones establecidas por la ley admitirán la prueba en contrario, salvo en los casos en que aquélla expresamente lo prohíba (Art. 385.3)

Las presunciones judiciales se refieren a que el tribunal podrá presumir la certeza de un hecho a partir de otro hecho admitido o probado si entre ellos existe un enlace preciso y directo según las reglas del criterio humano.

Frente a la posible formulación de una presunción judicial, el litigante perjudicado por ella siempre podrá practicar la prueba en contrario.  

No hay comentarios
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 12 páginas totales
Descarga el documento