Riassunto "Subjuntivo: contextos y efectos", Resúmenes de Idioma Español. Universidad de Salamanca (USAL)
serocky89
serocky89
Questo è un documento Store
messo in vendita da serocky89
e scaricabile solo a pagamento

Riassunto "Subjuntivo: contextos y efectos", Resúmenes de Idioma Español. Universidad de Salamanca (USAL)

11 páginas
1Número de descargas
347Número de visitas
Descripción
Riassunto del libro "Subjuntivo: contextos y efectos" di Aoife Ahern, utile per imparare come usare il congiuntivo in spagnolo. Studiato per l'esame di Lingua Spagnola II.
5.99
Precio del documento
Descarga el documento
Questo documento è messo in vendita dall'utente serocky89: potrai scaricarlo in formato digitale subito dopo averlo acquistato! Più dettagli
Vista previa1 página / 11
Esta solo es una vista previa
1 página mostrada de 11 páginas totales
Descarga el documento
Esta solo es una vista previa
1 página mostrada de 11 páginas totales
Descarga el documento

1 - LAS ORACIONES SUBORDINADAS SUSTANTIVAS Se utiliza el indicativo con predicados que implican la afirmación de un hecho:

ej. Me han asegurado que está nuevo.

Está claro que necesitan un experto.

Son predicados que podríamos caracterizar como asertivos (aserción o afirmación). Con los predicados de comunicación (decir, comunicar, gritar, escribir, gesticular), se emplea para reproducir una afirmación.

ej. A= Qué dice María?

B= Que te portas muy bien. (Reproduce una afirmación)

Nos escribió que venía Juan a Madrid.

El director me comunicó que la reunión era a las ocho.

De manera diferente cuando se utilizan para reproducir una petición o mandato se emplea el subjuntivo.

ej. A= Qué dice María? B= Que te portes muy bien. (Reproduce una petición u orden)

Nos escribió que viniese Juan a Madrid.

El director me comunicó que la reunión fuese a las ocho.

El subjuntivo indica que el emisor expresa la oración de manera no asertiva y está asociado a dos clases:

1. El hablante presenta el contenido de la oración en subjuntivo como una posibilidad o una situación potencialmente realizable (a este clase pertenecen los predicados de deseo y de influencia, que implican que la oración subordinada se presente como posible y referida al futuro);

ej. Queremos que los niños lo pasen bien. Han intentado que tuviera una buena acogida.

2. El otro grupo incluye verbos que expresan reacciones afectivas a una situación (predicados

de reacción emocional), y el subjuntivo marca el contenido como una información que se supone ya aceptada por los interlocutores, de manera que el destacado es lo que se expresa en la oración principal.

ej. A Carlos le enfureció que le interrumpieran tantas veces. Nos alegró mucho que trajeras el bizcocho.

Me encanta (el hecho de) que sean tan educados.

Relacionados con este tipo de verbos hay los predicados valorativos, es decir enunciados donde se expresa un juicio valorativo del hablante:

ej. Es interesante que los directores de los equipos hayan coincidido.

Fue muy agradable que nos trajeran el desayuno a la habitación.

En ocasiones es posible encontrar construcciones similares con el modo indicativo, donde se da mayor énfasis al contenido de la oración subordinada (expresándolo como una afirmación casi independiente).

ej. Lo interesante fue que los directores habían coincidido. Lo más agradable era que nos traían el desayuno.

Encima cabe destacar que los predicados como es cierto / verdad / verdadero / seguro, clasifican las oraciones subordinadas como aserciones o afirmaciones, por lo que rigen el indicativo.

Recuérdese la posibilidad de utilizar el infinitivo.

Alternancia lectura factual – lectura prospectiva

Estos predicados admiten tanto lecturas factuales como lecturas prospectivas de la situación descrita en la oración subordinada: decidir, estar de acuerdo, aceptar, admitir, suponer, sospechar, temer(se), entender. Dependiendo de la forma utilizada en la oración subordinada, se interpretarían que describen una situación factual y existente de la que el hablante está informando al interlocutor (cuando se emplea el indicativo), o bien una situación que representa la intención de alguien, y que por tanto se sitúa en el futuro, con respecto al tiempo de la oración principal (con subjuntivo o infinitivo).

1 - Se pueden diferenciar la relaciones temporales entre la oración principal y la subordinada mediante la combinación de tiempo verbales (el uso del indicativo futuro en la subordinada tiene un efecto muy similar al que se crea mediante el uso del subjuntivo):

ej. Los padres han acordado que sus hijos pasaron (pasen) menos horas frente al televisor.

Para superar la dificultad, se admitió que fuese siempre el Estado el que desarrollase este derecho.

2 - En los ejemplos siguientes entenderíamos el uso del indicativo como expresión del pensamiento o creencia del sujeto del verbo superior, frente al subjuntivo (o infinitivo) que marca ese contenido como una situación posible o potencial.

ej. Me temo que las noticias no son buenas. Me temo que sea ya tarde para decírselo.

Entiendo que me está pidiendo algo, pero no sé exactamente qué es lo que quiere. Entendemos que haya personas que no estén de acuerdo.

Alternancia lectura asertiva – lectura de información conocida 1 - Hay algunos predicados que pertenecen a la clase de los valorativos de reacción emocional (la segunda clase que selecciona el subjuntivo), que pueden aparecer en ciertas circunstancias con oraciones subordinadas en indicativo: son los predicados quejarse, lamentarse (mayor énfasis?):

ej. Ángel se lamentaba de que su obra no era política. Juan se quejaba de que se le impidiese abandonar el ejército.

2 – Los predicados valorativos que consisten en un verbo copulativo y un adjetivo (ser estupendo / fantástico / significativo / importante / penoso), pueden, opcionalmente, combinarse con el indicativo cuando se emplean en construcciones separadas que constituyen un medio para poner el énfasis en la información de la subordinada:

ej. Lo importante fue que ellos se expresaban con mucha imaginación.

Con estos predicados podemos decidir si dar como nueva la información de la subordinada (indicativo) o como ya conocida por el interlocutor (subjuntivo). Sin embargo cabe destacar que los predicados ser lógico / sensato / normal / legal / apropiado seleccionan siempre el subjuntivo:

ej. Lo lógico era que recibieras una recompensa por lo que habías hecho. Lo normal es que la gente pague en cuanto se le sirva.

Este hecho impide que entendamos que el hablante nos esté informando de una situación (caso en que se utilizaría el indicativo), determinando que la trate como algo que se da por hecho.

Alternancia asociada a la negación Cualquier predicado que en oraciones afirmativas selecciona el indicativo puede aparecer con subordinadas en subjuntivo cuando está negado.

ej. Juan no afirmó que María le hubiera dado el billete. No nos aseguran que funcione perfectamente.

En estos mismos casos también puede emplearse el indicativo que cambia el significado de la oración.

ej. Juan no afirmó que María le había dado el billete. En este caso es probable que los oyentes supongamos “el hablante piensa que, en efecto, María le había dado el billete a Juan”; el indicativo funcionaría como una señal de que el hablante sí considera cierto lo que Juan no ha afirmado.

Alternancia del modo en interrogativas

La elección de un modo u otro tiene como efecto el de mostrar el grado de confianza en que el contenido expresado en la oración subordinada se corresponda con la realidad. Si se emplea el indicativo, deduciríamos que el hablante considera la situación a la que se refiere en la subordinada como probable, y lo importante para el emisor de la pregunta es comprobar si lo expresado en las oraciones subordinadas es cierto o no.

Ej. ¿Te parece que va a empeorar el tiempo?

¿Crees que es verdad que funciona perfectamente?

La elección de emplear el subjuntivo en lugar del indicativo tiene como efecto el de enfatizar que el hablante cuestiona tanto el contenido de la oración principal, como el de la subordinada.

ej. ¿Te parece que vaya a empeorar el tiempo?

¿Crees que sea verdad que funcione perfectamente?

2 - LAS ORACIONES SUBORDINADAS DE RELATIVO En las oraciones de relativo el modo que empleamos dependerá de lo que deseemos expresar. El indicativo funciona como una señal a un individuo determinado (el hablante podría continuar diciendo “se llama Julia”):

Ej. Tengo una amiga que me ayuda con los deberes. Busco (a) una amiga que me ayuda con los deberes.

Al emplearse el indicativo, entenderíamos que el hablante asevera la existencia de la entidad a la que refiere la frase nominal. En cambio, la presencia del subjuntivo nos da a entender que no se está haciendo referencia a un individuo concreto:

Ej. Busco (a) una amiga que me ayude con los deberes.

En las oraciones de relativo el subjuntivo es el modo empleado cuando el hablante hace referencia con el antecedente a una entidad o a un individuo al que se presenta como posible o potencial (indeterminado o inespecifico).

Ej. El que haya ganado el concurso ha recibido un premio estupendo. Los que hayan terminado pueden irse ya.

- Están en subjuntivo los predicados que expresan voluntad, necesidad u obligación (querer, buscar, hacer falta, intentar, inducir a, obligar a, decidir), y los de posibilidad o necesidad (ser necesario / posible, tener que, poder o deber y las expresiones deseo, necesidad, búsqueda, posibilidad).

Ej. Queremos un supermercado que venda productos de primera necesidad. Hacía falta llevar prendas que no abrigaran demasiado.

Tienes que tomar los productos que aporten pocas calorías.

La presencia de la negación en la oración principal mantiene el tipo de efecto del subjuntivo.

Ej. No vimos árboles que nos diesen sombra. Le impidieron tener libros que procedieran del extranjero. Se negaba a comer alimentos que tuvieran origen animal.

- Existen expresiones que funcionan de manera similar a los inductores negativos (solo, poco, únicamente, exclusivamente). Se usa el subjuntivo cuando el hablante supone que existen más entidades que cumplen los rasgos mencionados en la oración de relativo. En el primer ejemplo el hablante conoce otras personas aparte de la que identifica como la persona capaz de ayudar.

Ej. Solo conocemos a una persona que sea capaz de ayudarle. Solo he visto dos chaquetas que me estén bien.

En el primer ejemplo con “una” se delimita el número de “personas que sean capaces de ayudarle”. En el segundo ejemplo el subjuntivo nos da a entender que probablemente ha visto

otras chaquetas además de las que le están bien. Si se emplea el indicativo en el mismo contexto, es porque el cuantificador “una” solo delimita el número de personas conocidas. Además, en el segundo ejemplo “dos” es el número de chaquetas que el hablante ha visto.

Ej. Solo conocemos a una persona que es capaz de ayudarle. Solo he visto dos chaquetas que me están bien.

- Con las estructuras comparativas y los adjetivos clasificables como superlativos relativos (primero, último, único, mejor, peor, etc.) el uso del subjuntivo tiene el efecto de ampliar la cantidad de entidades que se comparan:

Ej. Era el árbol más alto que haya visto jamás. Juan es el alumno menos presumido que te puedas imaginar.

En el primer ejemplo se compara el árbol con todos los árboles posibles que pueda haber visto el hablante, y en el segundo se compara a Juan con todos los alumnos que uno puede imaginarse. En estos ejemplos sería igualmente gramatical el uso del indicativo con la diferencia que el campo de de comparación es más pequeño. Sin embargo, en el siguiente ejemplo el modo empleado cumple una función diferenciadora entre la referencia específica y la inespecífica.

Ej. El premio está destinado al periodista que más se haya proyectado durante el año 2015.

Con el subjuntivo entendemos que aún se está por ver quién será el periodista que cumpla los requisitos mencionados en esta oración, mientras con el indicativo entenderíamos que el hablante está haciendo referencia a un periodista específico.

Ej. El premio está destinado al periodista que más se ha proyectado durante el año 2015.

- Además de lo que se explicó antes, encontramos en ocasiones relativas en subjuntivo con interpretaciones de finalidad:

Ej. Le hemos dado un libro que le tranquilice durante la espera. Hicimos una comida variada que gustase a toda la familia.

Cuando la relativa está en indicativo cambia el sentido de los enunciados:

Ej. Le hemos dado un libro que le ha tranquilizado durante la espera. Hicimos una comida variada que gustó a toda la familia.

El registro de la prosa periodística

Estos enunciados contienen oraciones de relativo cuyos verbos están en imperfecto de subjuntivo, que terminan en el morfema –ra (no se admiten los acabados en –se). En el castellano hablado su frecuencia es muy escasa.

Ej. El autor incluye en su estudio fragmentos de la traducción que hiciera un conocido poeta del siglo pasado.

En el hablado habría podido ser:

Ej. El autor incluye en su estudio fragmentos de la traducción que había hecho un conocido poeta del siglo pasado.

3 - LAS ORACIONES ADVERBIALES Es importante tener en cuenta que a diferencia de las oraciones sustantivas, la adverbiales no mantienen ninguna relación intrínseca con respecto a la principal y, por ello, se consideran elementos periféricos. Algunas clases requieren el indicativo, otras el subjuntivo, pero muchas otras admiten tanto el indicativo como el subjuntivo.

Las oraciones temporales - En las oraciones temporales de simultaneidad (mientras, cuando, a medida que, conforme, en tanto que, según), se emplea el indicativo cuando se está haciendo referencia a situaciones pasadas, presentes o habituales con respecto a las situaciones que se describen en la oración principal.

Ej. A medida que llegaban los invitados fue repartiendo el aperitivo.

Cuando veía películas en francés solo entendía la mitad de lo que decían.

El subjuntivo se utiliza cuando la oración temporal describe una situación futura con respecto a la oración principal (en pocas palabras si no ha sucedido aún).

Ej. A medida que acaben el trabajo irán entregándolo aquí.

En tanto que me prepares los documentos voy a repasar el cuaderno.

Por otra parte, con el subjuntivo este tipo de oraciones a menudo obtiene una interpretación condicional:

Ej. Mientras me ayuden los compañeros seguramente no tendré ningún problema.

= Ej. Si me ayudan los compañeros seguramente no tendré ningún problema.

- En las oraciones de sucesión temporal, el subjuntivo es el modo que señala que la situación descrita es una situación potencial o futura (antes de).

Ej. Abrió la puerta antes de que lo pudiésemos hacer nosotros Juan salió antes de que llegase María.

Con (después de), si la referencia temporal de la oración principal es de futuro, entonces la subordinada adquiere un valor prospectivo por lo que se utiliza el subjuntivo.

Ej. Después de que haya entregado el currículum se le citará para una entrevista.

Sin embargo, cuando la oración principal hace referencia a un tiempo de presente habitual o de pasado podemos encontrar tanto el indicativo

Ej. Después de que nos explican la gramática siempre hacemos ejercicios para asimilar mejor la lección.

Después de que hubo aprendido a montar en bicicleta organizó una excursión.

Encima, el subjuntivo es un rasgo típico de la prosa periodística:

ej. El aeropuerto reabrió hoy después de que una tromba de agua lo inundase esta madrugada.

Con locuciones como (en cuanto, tan pronto como) el indicativo se utiliza cuando se hace referencia al pasado o presente habitual:

Ej. Al mediodía comemos tan pronto como llegan todos a la mesa.

Fui a mirar el buzón en cuanto vi que había pasado el cartero.

En cambio el subjuntivo corresponde a los usos prospectivos de estas oraciones.

Ej. Tan pronto como empiece a estudiar por su cuenta hay que establecer un horario.

- En las oraciones de especificación temporal (cuando, desde que -inicio de la situación-, hasta que - final), el subjuntivo es el modo que se emplea cuando la oración final está en futuro o hace referencia al futuro.

Ej. Juan hablará desde que termine María hasta que el moderador le dé el señal. Mi hija se irá de casa cuando se case.

Cuando suene el timbre, coges tus libros y te vas.

El indicativo, en cambio, se utiliza siempre y cuando expresan una situación en pasado o en presente habitual:

Ej. Solemos charlar desde que terminamos de comer hasta que nos levantamos de la sobremesa. En España , los hijos se van de casa cuando han afianzado su vida profesional.

.

(con desde que en este sentido se suele usar también el imperfecto de subjuntivo que constituye un rasgo característico del lenguaje periodístico).

Las oraciones de lugar y de modo

- Con las oraciones adverbiales de lugar y de modo (donde, como, conforme, según), se emplea el indicativo cuando la oración subordinada describe las circunstancias de una situación presentada como factual (perteneciente a los hechos).

Ej. Hicimos el trabajo donde nos habían pedido. Cada uno lo llevó como le dio la gana.

En cambio , el subjuntivo aparece en las oraciones que describen circunstancias de situaciones potenciales:

Ej. Tenemos que ir donde él diga. Podemos cocinarlo como tu prefieras.

La locución como + subjuntivo se interpreta como condicional:

Ej. Como sigas con esa mueca te va a dar un aire.

Las locuciones como si / cual si + imperfecto/pluscuamperfecto se interpretan como referentes a hechos o circunstancias irreales o supuestos (es decir, hipotéticas):

Ej. Lo miraba como si nunca hubiera visto nada parecido

Las oraciones causales

- Son oraciones que expresan la causa de lo que se afirma en la oración principal, y suelen ser introducidos por porque, puesto que, ya que, dado que, debido a que. El modo más frecuente es el indicativo.

Ej. Hoy hemos comido pollo porque es el plato preferido de Juan. En cambio , el subjuntivo aparece cuando la oración principal contiene una expresión negativa que va seguida por la conjunción sino, donde seindica la verdadera razón de lo expresado en la oración principal: Ej. Hoy no hemos comido pollo porque sea el plato preferido de Juan, sino porque estaba de oferta en el supermercado.

El efecto de la negación con el indicativo se limita al predicado principal:

Ej. Hoy no hemos comido pollo porque es el plato preferido de Juan.

Las oraciones consecutivas - Son las que describen una consecuencia de lo expresado en la oración principal. Los nexos más utilizados sonoasí que, por (lo) tanto, por consiguiente, tanto que y se construyen con indicativo, afirmando su contenido como información nueva:

Ej. Nadie ha hecho los deberes, por tanto se van a quedar sin recreo hoy. Hoy está muy contento, así que nos invita a comer fuera.

La locución de ahí que va seguida por el subjuntivo (no es siempre posible sustituirlo con los otros nexos utilizados en indicativo):

Ej. Nadie ha hecho los deberes, de ahí que se vayan a quedar sin recreo hoy.

Hoy está muy contento, de ahí que nos invite a comer fuera.

De la misma manera se utiliza de modo que; sin embargo hay que tener en cuenta que tiene otro significado además de este:

Ej. Entró silenciosamente de modo que yo no la oyera. (finalidad, ‘para que’, subjuntivo)

Entró silenciosamente, de modo que yo no la oí. (consecuencia, ‘así que’, indicativo)

Las oraciones finales - Son las que expresan la finalidad de una actividad o acción que se describe en la oración principal. Los nexos que introducen oraciones de este tipo incluyen con el fin de que, a fin de, con el objeto de, porque, para.. . El modo verbal de las oraciones finales es el subjuntivo (ojo al infinitivo):

Ej. Juan solo te lo dice para que te asustes. Juan solo te lo dice para asustarte.

Asimismo, al igual que ocurre en las subordinadas sustantivas bajo estos predicados, las oraciones finales no admiten el modo indicativo.

Las oraciones condicionales - Estas construcciones incluyen una oración subordinada (con mucha frecuencia introducidas por si ) donde se expresa la condición para la realización de lo que se describe en la oración principal. Otros elementos de enlace son con la condición de que, con tal de que, con que, siempre que, a menos que, como. Cuando el nexo que introduce la oración condicional es si, las formas verbales serán de indicativo obligatoriamente cuando están en presente, y opcionalmente si están en un tiempo de pasado (porque tiene como efecto el expresar un grado de probabilidad mayor que el que se expresa con el subjuntivo).

Ej. Si no llueve nos iremos de paseo. Si no llovía nos íbamos de paseo.

Si no ha llovido entonces Juan ha salido .

En cambio, cuando presentamos la probabilidad de que se realicen las situaciones descritas como menor, o inexistente, la forma verbal de la oración subordinada será el imperfecto o el pluscuamperfecto de subjuntivo.

Ej. Si no lloviese nos iríamos de paseo. Si no lloviese nos habríamos ido de paseo.

Si no hubiera llovido, nos habríamos ido de paseo.

Las condicionales concuerdan muy bien con este tipo de uso puesto que expresan con frecuencia condiciones hipotéticas:

Ej. Veremos la televisión siempre que prometas apagarlo a las ocho. Con tal de que llegues puntual no habrá problema.

Mientras hubiesen hecho sus tareas antes, los monitores les dejaban salir por la tarde. Como lleves ese pantalón no entrarás conmigo.

( en este último caso se hace alternancia entre el indicativo y el subjuntivo, para diferenciar entre usos causales y condicionales:

Ej. Como llevas ese pantalón no entrarás conmigo. Sin embargo, el nexo como se usa para expresar condiciones que justifican la realización de una acción negativa o perjudicial, es decir, se trata de un conector de condicionales de amenaza ) Cabe destacar que la expresión de la noción de probabilidad en las condicionales introducidas por si no se codifica en una oposición simple entre el indicativo y el subjuntivo, sino en una amalgama compuesta de tiempos y modos verbales:

Ej. Si está usted leyendo este libro ahora, esta noche va a soñar con el subjuntivo.

Si estuviera usted leyendo este libro ahora, esta noche soñaría con el subjuntivo.

Las oraciones concesivas El efecto conseguido es el de presentar dos situaciones sugiriendo que forman una oposición, y a la vez, afirmar que tal oposición no impide la realización de ambas. Se introducen con mucha frecuencia con aunque, y otras expresiones son a pesar de que, pese a que, por mucho / muy que. Utilizamos el indicativo cuando afirmamos su contenido: lo tratamos como una información nueva que trasmitimos al interlocutor (una novedad para el el conocimiento del interlocutor).

Ej. Aunque ella me pide que me quede, tengo que marcharme al extranjero.

En cambio utilizamos el subjuntivo cuando suponemos que el interlocutor ya conoce el contenido de la oración, o bien, cuando tratamos ese contenido como una situación potencial.

Ej. Aunque ella me pida que me quede, tengo que marcharme al extranjero.

Con a pesar de que / pese a que, suele usarse con más frecuencia el indicativo aunque pueden estar también en subjuntivo.

Ej. Ayer trabajamos toda la tarde a pesar de que estábamos agotados. Pese a que llegaron esta madrugada cualquiera diría que llevan aquí toda la vida.

- Otras estructuras creadas a través de procesos de gramaticalización son (entendemos que se hace referencia en la oración concesiva a una situación hipotética, o a una serie de posibles situaciones, que deberían dificultar que se cumpla lo descrito en la oración principal pero que no lo impiden):

Ej. Por mucho que coma, nunca engordo. Esté o no de acuerdo tu padre, tienes que aceptar el puesto.

Por muy enfadado que esté, no nos va a reñir delante de sus amigos. Haga lo que haga, me enfrento al mismo problema.

Vaya donde vaya, lleva en la mano su peluche.

4 - ORACIONES INDEPENDIENTES CON SUBJUNTIVO Con adverbios como acaso, probablemente, tal vez, quizá(s) (adverbios de duda), localizados antes del predicado se utiliza el subjuntivo.

Ej. Con esta ley quizá consigamos frenar el cambio climático. Tal vez haya perdido el tren.

Acaso sea usted quien puede ayudar a los demás. Probablemente corrijan el índice de crecimiento al alza.

Además, hay oraciones denominadas de modalidad optativa (a menudo están introducidas por la conjunción que / o con la forma verbal en subjuntivo) y las introducidas por el adverbio ojalá:

Ej. ¡Que salga el sol de una vez! ¡Hágase la luz!

Ojalá le sirva lo que ha leído para aprobar el examen.

Por último, habría que mencionar los enunciados que podríamos llamar como modalidad de imperativo indirecto (enunciados que expresan órdenes, sugerencias, o peticiones donde se emplea el subjuntivo como una forma de imperativo):

Ej. Siéntate. Siéntese.

¡No te sientes!

No hay comentarios
Esta solo es una vista previa
1 página mostrada de 11 páginas totales
Descarga el documento