Sistema electoral estadounidense, Ejercicios de Ciencia Política. Universidad Complutense de Madrid (UCM)
fenianalalalala
fenianalalalala

Sistema electoral estadounidense, Ejercicios de Ciencia Política. Universidad Complutense de Madrid (UCM)

ODT (28 KB)
5 páginas
1Número de descargas
2Número de visitas
Descripción
Asignatura: Ciencia Política I: Actores y Procesos, Profesor: Alesia Slizhava, Carrera: Doble Grado en Derecho - Ciencias Políticas, Universidad: UCM
20 Puntos
Puntos necesarios para descargar
este documento
Descarga el documento
Vista previa3 páginas / 5
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 5 páginas totales
Descarga el documento
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 5 páginas totales
Descarga el documento
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 5 páginas totales
Descarga el documento
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 5 páginas totales
Descarga el documento

PABLO GRAÑA NAVARRO

LA CONQUISTA DE LA CIUDADANÍA POLÍTICA EN ESTADOS UNIDOS

La autora de este texto es Carmen de la Guardia, licenciada en Historia Contemporánea y doctora en Historia por la Universidad Autónoma de Madrid. En la actualidad es Profesora Titular de Historia Contemporánea de la Universidad Autónoma de Madrid y está acreditada para la participación en las pruebas de acceso al cuerpo de Catedráticos de Universidad.

La autora comienza exponiendo un fenómeno dado en los últimos años cuando se ha producido un renovado interés por el proceso de extensión de la ciudadanía, preocupación que ha aparecido en distintos momentos de la historia del pensamiento político occidental: la primera, en el último tercio del siglo XIX; la segunda, en la década de los cincuenta, y la tercera abarca desde finales de los ochenta hasta la actualidad. Posteriormente trata las fronteras de la ciudadanía estadounidense centrándose en la independencia de las trece colonias respecto de la metrópoli, en primer lugar estudia la situación de estos territorios subordinados al Imperio Británico entre los cuales existían una serie de diferencias en el plano cultural, económico y social compartiendo todas una presencia importante de inmigrantes forzosos provenientes de África desplazados habitualmente al Oeste, posteriormente es tratada la Declaración de independencia junto a la posterior Declaración de Derechos de Virginia en 1776 estableciéndose las colonias como Estados libres e independientes, para proteger estos derechos se registraron unas condiciones que debían reunir los electores: ser propietarios y elegibles, una serie de características que marginaban a los monárquicos y católicos, quedando de esta manera reservados los derechos para una parte ínfima de la población formada por un grupo pequeño de pobladores propietarios varones de origen europeo y ascendencia principal- mente británica. Esta discriminación continuó como podemos observar en la Constitución de 1787, la cual era republicana y federal, la República buscaba controlar la violencia de las facciones y hacer respetar los derechos de los ciudadanos y el reparto de propiedad, ya que temían que una facción mayoritaria llegara al poder y “sacrificara a su interés tanto el bien común como los derechos de otros ciudadanos”; y el federalismo limitaba aún más la posibilidad de que una única mayoría se uniese, dividiendo los poderes no solo entre ejecutivo, legislativo y judicial, sino también entre Estado Federal y Estados miembros de la Federación.

A continuación se estudian los diferentes momentos de la lucha de los grupos sociales para participar en el ejercicio del poder político a lo largo del siglo XIX en los Estados Unidos de América. El primer momento estudiado es el periodo comprendido entre 1820 y 1840 donde tiene lugar la primera gran expansión de los derechos políticos se produjo con la irrupción del Partido Demócrata, liderado por Andrew Jackson, que consiguió que todos los varones de origen europeo, incluso propietarios, pudieran ser electores. Pero esta ampliación del sufragio fue acompañada de la deportación masiva de los indios de la costa Este a tierras situadas en la orilla occidental del Mississippi. El segundo momento es la Guerra Civil que representó la apertura de un largo y doloroso proceso en la lucha por los derechos civiles y políticos de los afroamericanos. En último lugar entre 1870 y 1919 tuvo lugar un

triunfo del movimiento progresista que posibilitó la consecución del sufragio femenino, mientras

justificaba la segregación de los afroamericanos, así como la marginación de los inmigrantes del Sur y del Este de Europa. Posteriormente se dio lugar a una ampliación del sufragio como consecuencia de movilizaciones y voces para ampliar la ciudadanía debido a la incorporación de nuevos Estados a la Unión de Estados Fundadores y también a la candidatura política de 1824, donde como consecuencia del colapso del sistema donde solo encontrábamos el Partido Republicano cuando era aún el Congreso quien proponía lo candidatos a la presidencia, al no obtener ninguno de ellos la mayoría, Andrew Jackson decide junto a sus seguidores formar el Partido Demócrata, apoyados por la prensa popular y los nuevos Estados del Oeste, con el que lucharon por la ampliación del cuerpo electoral en todos los Estados y por la alteración del sistema de nominación presidencial, iniciando una campaña contra el Caucus del Congreso.

En la búsqueda de la inclusión la Guerra Civil tuvo una especial importancia ya que supuso la conquista de la ciudadanía civil de los afroamericanos y su participación en el sistema político. El avance en la inclusión de los afroamericanos tras la firma de la Decimoquinta enmienda coincidió con la exclusión de otro grupo: las mujeres que fueron abolicionistas, feministas, protestaron contra la pobreza y participaron activamente en todos los movimientos de reforma que contribuyeron a las mejoras de las distintas minorías. Simpatizantes y activistas del nuevo Partido Republicano de Abraham Lincoln, le retiraron su apoyo cuando, en la Decimocuarta enmienda, se introdujo por primera vez el término “varón” como requisito de voto. Fundaron entonces la Asociación Nacional pro Sufragio de la Mujer. Alejados del juego político, los antiguos dirigentes del Sur recurrieron a la violencia y apareció el terrorismo blanco con grupos como el Klu Klux Klan, entre otros. El Norte abandonó al Sur.

Todas las organizaciones creadas para lograr el acceso a la ciudadanía de los grupos excluidos se encontraron con la misma dificultad y usaron la misma estrategia: elevar recursos en los distintos tribunales de los Estados para intentar alterar la legislación discriminatoria. El cambio era muy duro ya que debía hacerse Estado por Estado, y lograban pequeñas mejoras. Tras una ganar una sentencia del Tribunal Supremo en 1954, se produjo un boicot de la Asociación Nacional para el Mejoramiento de la Gente de Color (NAACP) hacia los autobuses urbanos en 1955 motivado por el arresto de Rosa Parks al negarse a ceder su asiento a un blanco. Nombraron a Martin Luther King, para que dirigiera sus acciones, y el boicot fue un éxito. Gracias al trabajo de la comunidad negra, lograron el apoyo de distintas asociaciones de todo el país. La presión popular dio lugar a la derogación sucesiva de todas las leyes que impedían la obtención del derecho al voto de los afroamericanos o cualquier otra persona.

Durante la presidencia de Lyndon B. Johnson (1963- 1969), cuando las movilizaciones se multiplicaron y confluyeron tuvieron lugar los progresos más importantes.

Tras haber leído el texto se puede entender que la conquista de la ciudadanía política fue diferente en los Estados Unidos de América respecto a la Europea aunque algo similar en ambos territorios fue que los derechos sociales no han sido otorgados por el poder sino conquistados por diferentes organizaciones. Se da lugar a una mayor diversidad social debido a los movimientos migratorios que sufre de entrada a sus colonias y la estructura federal ante el temor por parte de los liberales a un gobierno popular que les privase de sus derechos individuales de los cuales eran ellos los únicos dignos de ostentarlos en base a los requerimientos necesarios que ellos mismos habían creado como

ser propietario, excluyendo de esta manera a otras personas de la Revolución. Al ser la legislación

electoral competencia de cada uno de los Estados miembros de la Federación y al existir diferencias profundas entre los grupos excluidos, los enfrentamientos fueron frecuentes. Solo cuando a mediados de siglo confluyeron sus intereses y lograron movilizaciones conjuntas fueron capaces de forzar la necesaria intervención de las instituciones federales para garantizar el libre ejercicio de los derechos políticos.

comentarios (0)
No hay comentarios
¡Escribe tú el primero!
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 5 páginas totales
Descarga el documento