TEMA 1 Derechos Humanos, Apuntes de Derechos Humanos. Universidad no se define
eugyna
eugyna15 de febrero de 2017

TEMA 1 Derechos Humanos, Apuntes de Derechos Humanos. Universidad no se define

PDF (802 KB)
22 pages
2Número de download
179Número de visitas
100%de 1 votosNúmero de votos
Descripción
Apuntes Derechos Humanos Universidad Internacional de la Rioja
20 Puntos
Puntos download necesarios para descargar
este documento
descarga el documento
Pre-visualización3 pages / 22

Esta solo es una pre-visualización

3 shown on 22 pages

descarga el documento

Esta solo es una pre-visualización

3 shown on 22 pages

descarga el documento

Esta solo es una pre-visualización

3 shown on 22 pages

descarga el documento

Esta solo es una pre-visualización

3 shown on 22 pages

descarga el documento
Microsoft Word - Tema1

Los derechos fundamentales en la Constitución Española I

Material básico Ideas clave

1.1. ¿Cómo estudiar este tema? 1.2. Desarrollo histórico de los derechos fundamentales 1.3. Los derechos fundamentales en la Constitución Española 1.4. La clasificación de los derechos fundamentales

Legislación

Doctrina

Jurisprudencia

T E

M A

La Protección de los Derechos Humanos

TEMA 1 – Material básico

Material básico

Ideas clave

1.1. ¿Cómo estudiar este tema?

La finalidad del presente tema es facilitar la adecuada comprensión de los derechos

fundamentales, partiendo de su origen dogmático y doctrinal hasta alcanzar los

textos constitucionales vigentes. En un segundo paso, se explica de una manera

genérica su funcionalidad concreta en nuestro Ordenamiento, puesto que no es posible

desarrollar la potencialidad práctica que tienen en nuestro Ordenamiento los derechos

fundamentales sin una correcta comprensión de su alcance y significación.

La metodología que vamos a seguir comienza, pues, en el análisis del recorrido

histórico de los derechos fundamentales desde su primitiva formulación en la

Constitución francesa de 1791 hasta nuestros vigentes textos constitucionales.

Seguidamente, explicamos en líneas generales cual es el alcance y la significación de los

derechos.

El material didáctico propuesto consiste en un nutrido grupo de sentencias,

básicamente del Tribunal Constitucional sobre la naturaleza de los derechos

fundamentales en nuestro texto constitucional. Se deben leer con atención y tomar

nota de sus pronunciamientos fundamentales. La doctrina que se adjunta sirve para

enmarcar el contexto de los derechos fundamentales. No es necesario su estudio en

profundidad pero sí una lectura atenta.

1.2. Desarrollo histórico de los derechos fundamentales

Aunque el concepto actual de los derechos fundamentales

nace en la Francia de finales del siglo XVIII, sus raíces

filosóficas remotas están en la idea de la igualdad

radical entre los hombres que proclama el cristianismo

desde sus comienzos y la filosofía estoica.

2

La Protección de los Derechos Humanos

TEMA 1 – Material básico

Es el desarrollo de la idea de que todos los seres humanos tienen igual dignidad lo que

acaba dando lugar a un conjunto de derechos predicables con carácter general de todos

los individuos que integran el género humano.

En un primer momento, esa idea da lugar al nacimiento de unos principios

suprapositivos, más bien morales y metajurídicos, que orientan y limitan la

acción de gobierno de los poderes públicos. En este sentido, frente a la praxis política

en otros lugares del mundo, los gobernantes de la Europa Occidental, al menos en la

teoría, no son absolutamente libres en su actuación sino que han de respetar unos

mínimos existenciales propios de todo ser humano que nacen de su condición

de hijos de Dios (cristianismo) o de ser seres irrepetibles (estoicismo).

Sin embargo, no existe en esos momentos una plasmación jurídicamente vinculante de

esa limitación en los poderes del gobernante. Y ello porque en un momento donde no

existe el Estado de Derecho no se puede pedir que sea la norma jurídica la que limite y

constriña el actuar público de los monarcas. Por ello, nace un hito fundamental en el

desarrollo histórico de los derechos fundamentales cuando los derechos

naturales dejan de ser un mero componente de la ley natural, que actúa como

mecanismo de limitación moral de la acción de gobierno y se convierten en derechos

subjetivos de los individuos. Es un cambio radical de perspectiva.

Esa labor de subjetivación de los derechos naturales es comenzada por teólogos y

juristas españoles del siglo XVI, que no se limitaron a defender un marco general teórico

de la acción de gobierno basada en el respeto a la dignidad de los seres humanos, sino

que atribuyeron derechos personales subjetivos a todos los individuos.

Autores posteriores como Grocio o, desde otra perspectiva, Locke, parten ya de la

existencia de un conjunto de derechos naturales del que son titulares todos los seres

humanos. Empieza a pergeñarse así el tránsito a un modelo en el que ese

conjunto de derechos naturales —ya se basen en un contrato social (Rousseau), en

la radical igualdad de todos los individuos y su dignidad (Puffendorf) o en el fin

prioritario de la sociedad civil (Locke)— pueden ser alegados por los ciudadanos frente

al poder.

El carácter metajurídico, cuasimoral, de los derechos naturales durante largo tiempo no

impidió que desde antiguo existieran ciertas formas de configuración positiva en textos

escritos de los derechos fundamentales.

3

La Protección de los Derechos Humanos

TEMA 1 – Material básico

Contamos con algunos textos escritos en los que se recogieron de una forma o de otra

un conjunto de deberes, facultades y libertades personales (los fueros de los

reyes de los diferentes reinos españoles, la Carta Magna inglesa de Juan sin Tierra de

1215, en la que se consagraba determinado estatus para los hombres libres, etc). Sin

embargo, estos instrumentos ni reconocen derechos universales, pues solo alcanzan a

determinados grupos de población, ni pueden considerarse como el reconocimiento de

unos derechos que existen con independencia de la voluntad del monarca, sino que

nacen de un pacto entre el rey y algunos de sus súbditos.

La experiencia inglesa de las cartas de

derechos va evolucionando hasta alcanzar su

culmen en el Bill of Rights del pueblo de

Virginia y en la correlativa Declaración de

Independencia de los Estados Unidos, ambos

de 1776. Los dos textos reconocen derechos

positivos partiendo de un fundamento

filosófico iusnaturalista e individualista. Los

derechos que en esos textos se reconocen —libertad, propiedad— son

universales, es decir corresponden a todo individuo como ser humano.

La experiencia norteamericana sirvió de base a la Declaración de Derechos del

Hombre y del Ciudadano, de 1789. Un listado de derechos es incorporado en las

Constituciones francesas de 1791 y 1793. Parten de una base individualista y

universalista, que considera a los que solo permiten limitar los derechos por ley, como

expresión de la voluntad general.

En este sentido, es importante señalar que a partir de la Declaración de Derechos

del Hombre y del Ciudadano, se gesta el modelo normativo de Constitución

(frente al concepto material, histórico o sociológico que será propio del siglo XIX).

Dicho modelo tiene un contenido preciso, perfectamente definido en el artículo 16 de la

citada Declaración, que literalmente afirma que: «toda sociedad en la que no esté

asegurada la garantía de los derechos ni establecida la división de poderes, no tiene

Constitución».

De esta forma la base del orden político liberal se asienta sobre el reconocimiento de un

núcleo inderogable de derechos, que además, tal y como se proclama en el precepto que

4

La Protección de los Derechos Humanos

TEMA 1 – Material básico

hemos citado, no han de estar únicamente enunciados, sino que es preciso que,

además, estén garantizados.

A lo largo del siglo XIX los textos constitucionales van incorporando derechos

fundamentales en su articulado, aunque no siempre pueden ser alegados ante los

tribunales de justicia, precisamente por la pérdida del valor normativo de los textos

constitucionales en los que se insertan, que conduce a que las constituciones políticas

se conviertan más en documentos programáticos desiderativos o expresión genérica de

la organización política del Estado, más que en textos con un valor jurídico normativo.

Por otro lado, y en paralelo con ese proceso de pérdida de vigencia aplicativa de las

declaraciones de derechos durante el siglo XIX, se introducen nuevos derechos.

Junto a los clásicos derechos a la vida, libertad y seguridad que proclaman los

documentos fundacionales, se incorporan los derechos económicos y sociales.

Este tránsito desde el estado liberal al estado social de derecho se detecta muy

claramente en el ámbito de las declaraciones de derechos en la Constitución

alemana de Weimar, de 1919.

La segunda parte de ese texto recoge los «derechos y deberes fundamentales de

los alemanes», y se añaden, junto a las libertades clásicas, derechos sociales referidos

a la protección de la familia, la educación y el trabajo. Este documento influyó

enormemente sobre otras constituciones europeas, entre otras, en la española de

1931, así como en la mayor parte del constitucionalismo posterior a la segunda Guerra

Mundial; en particular, en la Constitución francesa de 1946, en la Ley Fundamental de

Bonn de 1949 y en la Constitución italiana de 1947. Como tendremos ocasión de

exponer, estos textos constitucionales contienen, a diferencia de sus precedentes

históricos, un sistema de protección de los derechos mucho más acabado.

La última fase de este proceso está marcada por la internacionalización de los

derechos y el establecimiento de órganos encargados de garantizar su

aplicación. Se trata de un fenómeno paralelo al de reconocimiento de una cierta

subjetividad internacional del individuo en el ámbito del Derecho Internacional, que

antes estaba reservada de modo exclusivo y excluyente a los Estados y a las

Organizaciones Internacionales. De esta forma, por la vía de la protección de los

derechos fundamentales, el individuo se convierte en actor del Derecho Internacional.

5

La Protección de los Derechos Humanos

TEMA 1 – Material básico

Aunque el estudio detallado de la protección de los derechos fundamentales en el

ámbito supranacional corresponde a otros temas, una somera mención de los

Instrumentos internacionales aplicables debe partir de la distinción entre Convenios de

carácter universal y aquellos otros que tienen un ámbito meramente regional.

Entre los primeros ha de citarse, en primer lugar, a la Declaración Universal de

Derechos Humanos de 1948, que es el primer texto relevante en la materia. A dicha

Declaración siguieron los Pactos Internacionales de Derechos Civiles y Políticos y de

Derechos Económicos, Sociales y Culturales de 1966.

En el ámbito europeo ha de citarse el Convenio para la Protección de los

Derechos Humanos y las libertades Fundamentales, suscrito en 1950 al amparo del

Consejo de Europa. Y en el marco de la Unión Europea, la Carta de Derechos de la

Unión, que forma parte integrante del Tratado de la Unión Europea y tienen el mismo

valor jurídico.

La exposición de algunos de los textos convencionales que rigen los derechos

fundamentales en las distintas áreas no tiene un valor meramente descriptivo, sino que

permite presagiar las dificultades de coordinación entre los distintos instrumentos que

puede ocasionar esa superposición de textos. Estudiaremos ese importante problema

práctico en el tema dedicado a la Unión Europea, pero anticipamos desde ya que la

proliferación de normativa reguladora de los derechos constituye en muchas ocasiones

un elemento de debilitamiento del valor de los derechos.

En cualquier caso, de todo lo anterior podemos extraer la consecuencia de que los

derechos fundamentales son el resultado de la confluencia del humanismo cristiano,

reformulado como iusnaturalismo racionalista, con el constitucionalismo

contemporáneo y sus técnicas de protección de todas las manifestaciones de la dignidad

del individuo.

Por otro lado, se ha producido un doble proceso ampliatorio de los derechos

protegidos desde su inicial consagración en los primeros textos modernos hasta

nuestros días: en primer lugar, se incorporaron los derechos clásicos, (vida,

propiedad, libertad), después los derechos de participación política,

posteriormente los derechos sociales y finalmente, los derechos llamados de cuarta

generación (derecho al medio ambiente, a la cultura, a la paz).

6

La Protección de los Derechos Humanos

TEMA 1 – Material básico

El segundo proceso ampliatorio ha sido geográfico, con una tendencia creciente a la

universalización de los instrumentos convencionales en los que se encuentran

recogidos; en paralelo, las instrucciones dedicadas a su garantía y protección han

pasado del plano nacional al internacional.

1.3. Los derechos fundamentales en la Constitución Española

La Constitución española de 1978 es especialmente

ambiciosa en cuanto a la regulación de los derechos

fundamentales, en varios sentidos.

En primer lugar, porque se amplió al máximo el número de

derechosfundamentales reconocidos. Esta opción del

legislador constituyente responde a la voluntad de asegurar

normativamente un Estado de Derecho avanzado, sin dejar espacio a posibles

interpretaciones.

Es cierto que esa vocación garantizadora de un amplio elenco de libertades públicas

llevó a incluir algunos aspectos difícilmente reconducibles a la categoría estricta de

derecho fundamental (derecho a la salud o derecho a la vivienda). Se trata de los

denominados principios rectores de la política social y económica (artículos 39

a 52 CE).

Sin embargo, una vez reconocido un listado tan amplio, el problema se traslada a los

mecanismos de garantía de los distintos derechos. En unos, los más clásicos, los

sistemas de protección son máximos, mientras que otros casos se les reconoce una

función orientadora e inspiradora de la acción legislativa y de la de gobierno.

En segundo lugar, los derechos fundamentales cumplen en nuestro Ordenamiento una

doble función. De un lado, asumen la función típica como garantía de la

libertadindividual, creando una esfera inmune a la intervención del poder, aunque

añadiendo ahora la defensa de elementos colectivos; se trata de una función que opera

en el plano subjetivo.

De otro lado, los derechos tienen una potencialidad que desborda la protección del

individuo y de los grupos en los que se integra, pues asumen una dimensión

7

La Protección de los Derechos Humanos

TEMA 1 – Material básico

institucional, objetiva, y se constituyen en factores que orientan e iluminan la acción de

los poderes públicos y de todo el Ordenamiento Jurídico.

Esta doble funcionalidad fue afirmada desde los primeros momentos por el Tribunal

Constitucional, y la ha venido repitiendo desde entonces. Así, la STC 14 de julio de

1981, afirmaba:

«El doble carácter que tienen los derechos fundamentales. En primer lugar, los derechos fundamentales son derechos subjetivos, derechos de los individuos no sólo en cuanto derechos de los ciudadanos en sentido estricto, sino en cuanto garantizan un estatus jurídico o la libertad en un ámbito de la existencia. Pero, al propio tiempo, son elementos esenciales de un ordenamiento objetivo de la comunidad nacional, en cuanto esta se configura como marco de la convivencia humana justa y pacífica, plasmada históricamente en el Estado de Derecho y, más tarde, en el Estado Social de Derecho o el Estado social y democrático de Derecho, según la fórmula de nuestra Constitución (art. 1.1)».

Otra manifestación de la ambición con la que nuestro Constitucional configuró el

sistema de derechos y libertades es el alcance normativo directode los preceptos

que los regulan. En este aspecto, no se limita la Constitución a una formulación

programática, ni siquiera cuando enuncia meros valores y principios; muchos menos

cuando desciende a una configuración pormenorizada del derecho concreto (como

sucede, por ejemplo, con la prohibición de los tribunales de honor en el artículo 26 CE).

Más adelante, veremos el distinto alcance del valor normativo de los derechos y

libertades en función de la categoría en la que se encuadran.

No obstante, desde una perspectiva general, y siguiendo la línea sistemática de Perez

Luño, podemos distinguir entre tres sistemas de positivación:

El que corresponde a los valores superiores del orden jurídico-político constitucional (que se consagran en el Preámbulo de la Constitución y en su

artículo 1.1) y a los principios constitucionales (que se contienen en el artículo 9.2,

10 y los artículos 39 a 52 CE, incluidos en el capítulo III del Título I, y denominados

«principios rectores de la política social y económica»). Ciertamente, ese conjunto

de postulados y criterios está formulado en términos no prescriptivos, pero de ello

no podemos deducir en modo alguno que carezcan de valor normativo.

Por el contrario, ese valor normativo podemos deducirlo de los siguientes factores:

su primacía hermenéutica; la protección reforzada de que gozan en caso de reforma

constitucional (artículo 168 CE) y su función informadora de la legislación positiva,

la práctica judicial y la actuación de los poderes públicos. No obstante, es cierto que

8

La Protección de los Derechos Humanos

TEMA 1 – Material básico

aunque el artículo 53.3 CE aplica ese carácter informador únicamente a los

principios rectores contenidos en el Capítulo III del Título I, el Tribunal

Constitucional lo ha extendido a todos los derechos afirmados sistemáticamente en

el texto constitucional. Así la Sentencia de 15 de junio de 1981, indicó que: «los

derechos fundamentales responden a un sistema de valores y principios de alcance

universal que (…) han de informar todo nuestro Ordenamiento Jurídico».

Por último, conviene precisar que el propio TC ha entendido que, la necesidad de

desarrollo legislativo que aparece en relación a determinados principios o valores no

impide su carácter plenamente aplicable desde el mismo momento en que están

reconocidos constitucionalmente.

En este sentido, la STC de 8 de junio de 1981 señaló con toda claridad que: «La

reserva de ley que efectúa la Norma constitucional no tiene el significado de diferir

la aplicación de los derechos fundamentales y libertades públicas hasta el momento

en el que se dicte una ley posterior a la Constitución ya que, en todo caso, sus

principios son de la aplicación inmediata».

Junto al sistema de positivación genérica que es propio de los valores superiores del

Ordenamiento y de los principios constitucionales, nos encontramos con derechos

configurados como cláusulas generales que remiten a una ley de

desarrollo para la concreción de su contenido.

En particular, están encuadradas dentro de esta categoría los artículos 20.3 (la ley

regulara la organización y el control parlamentario de los medios de comunicación

social dependientes del Estado o de cualquier ente público y garantizará el acceso a

dichos medios de los grupos sociales y políticos significativos, respetando el

pluralismo de la sociedad y de las diversas lenguas de España»),28.2 (se reconoce

el derecho a la huelga de los trabajadores para la defensa de sus intereses.

La ley que regule el ejercicio de este derecho establecerá las garantías precisas para

asegurar el mantenimiento de los servicios esenciales de la comunidad), 24.2 (la ley

regularás los casos en que, por razón de parentesco o de secreto profesional, no se

estará obligado a declarar sobre hechos presuntamente delictivos), 29 (todos los

españoles tendrán el derecho de petición individual y colectiva, por escrito, en la

forma y con los efectos que determine la ley) y 17.4 (la ley regulará un

procedimiento de habeas corpus para producir la inmediata puesta a disposición

judicial de toda persona detenida ilegalmente.

Asimismo la ley determina el plazo máximo de duración de la prisión provisional).

En estos casos, como en aquellos otros en los que se formulan principios, no puede

9

La Protección de los Derechos Humanos

TEMA 1 – Material básico

concebirse la remisión a la ley como un modo de deferir o de limitar la aplicación

inmediata del derecho de que se trate, sino de concretar su alcance.

Por último, dentro del elenco de formulaciones de los derechos y libertades

en nuestro Ordenamiento, nos encontramos con expresiones específicas y

pormenorizadas de derechos concretos, sin necesidad de remisión a la ley para la

determinación de su alcance.

Otro de los factores que caracterizan el esfuerzo de largo alcance de nuestra

constitución en materia de derechos fundamentales es el sistema de garantías

establecido.

De acuerdo con una clásica enumeración, podemos encontrar garantías normativas

(eficacia directa, procedimiento rígido de reforma y reserva de ley); garantías de

índole jurisdiccional (recurso de inconstitucionalidad, recurso de amparo,

procedimiento preferente y sumario) y finalmente, garantías institucionales

(Defensor del Pueblo, control parlamentario y ILP,s). Analizaremos estas garantías en

temas posteriores.

1.4. La clasificación de los derechos fundamentales

Existen varios criterios para clasificar los derechos fundamentales reconocidos en los

textos constitucionales contemporáneos: los más frecuentemente utilizados son

los que atienden a consideraciones funcionales y estructurales.

De acuerdo con el criterio funcional, es frecuente distinguir entre derechos

civiles, que serían aquellos destinados a garantizar una esfera de autonomía al

individuo o a los grupos en los que se integra (libertad de expresión, libertad de

asociación, derecho de reunión, etc.); derechos políticos, cuya función es la de

permitir la participación en la vida democrática de una sociedad (acceso a los cargos

públicos, sufragio activo y pasivo, etc.) y derechos sociales, cuya finalidad es

procurar unas condiciones dignas de vida (derecho a la salud, derecho al trabajo, a la

vivienda, etc.).

10

La Protección de los Derechos Humanos

TEMA 1 – Material básico

Finalmente, los derechos colectivos o de cuarta generación tienen como función

la protección de bienes indivisibles (derecho al medio ambiente, derecho al paisaje,

derecho al patrimonio cultural e histórico, etc.)

Correlativamente a esta clasificación se ha formulado una tipología de los derechos y

libertades que atiende a las facultades que otorga a su titular, ya sea individual o

colectivo. Desde esta perspectiva, se puede distinguir entre:

Derechos reaccionales

Derechos de participación

Derechos prestacionales

Derechos reaccionales, que serían en esencia, los derechos civiles, en tanto consagran un ámbito de autonomía en el doble sentido de que los poderes públicos

garantizan las posibilidades legítimas de actuación del individuo y se abstienen de

intervenir en su vida.

Derechos de participación, que permiten a su titular la realización de actos públicos.

Finalmente, estarían los derechos prestacionales, que habilitan para reclamar

un servicio público o una prestación concreta; con carácter general, los derechos

prestacionales son los derechos sociales.

Con todo, es imprecisa la identificación entre los distintos grupos de derechos

correlacionando su función y las facultades que otorga (derechos civiles-derechos

reaccionales, derechos políticos-derechos de participación, derechos sociales-derechos

prestacionales).

Solo desde una perspectiva meramente didáctica se puede seguir ese esquema tan

simple. Y ello porque, en primer lugar, existen derechos sociales que tienen una función

reaccional; además, en algunos derechos concretos se entremezclan facultades

heterogéneas, como sucede, por ejemplo, con el derecho de acceder a los cargos

públicos en los que se puede reclamar, de un lado, una esfera propia de actuación y, de

otro una participación en los asuntos públicos.

11

La Protección de los Derechos Humanos

TEMA 1 – Material básico

Legislación

Instrumentos de alcance universal

Declaración Universal de Derechos Humanos: proclamada por la Asamblea

General de las Naciones Unidas el 10 de diciembre de 1948.

Accede al documento a través del aula virtual o desde la siguiente dirección web:

http://www.un.org/es/documents/udhr/index_print.shtml

Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales: adoptado y abierto a la firma, ratificación y adhesión por la Asamblea General en su

resolución 2200 A (XXI), de 16 de diciembre de 1966. Entrada en vigor: 3 de enero

de 1976, de conformidad con el artículo 27.

Accede al documento a través del aula virtual o desde la siguiente dirección web:

http://www.ohchr.org/SP/ProfessionalInterest/Pages/CESCR.aspx

Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos: adoptado y abierto a la firma, ratificación y adhesión por la Asamblea General en su resolución 2200 A

(XXI), de 16 de diciembre de 1966. Entrada en vigor: 23 de marzo de 1976, de

conformidad con el artículo 49 Lista de los Estados que han ratificado el pacto

Declaraciones y reservas (en inglés).

Accede al documento a través del aula virtual o desde la siguiente dirección web:

http://www.ohchr.org/SP/ProfessionalInterest/Pages/CCPR.aspx

Protocolo Facultativo del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos: adoptado y abierto a la firma, ratificación y adhesión por la Asamblea

General en su resolución 2200 A (XXI), de 16 diciembre de 1966. Entrada en vigor:

23 de marzo de 1976, de conformidad con el artículo 9.

Accede al documento a través del aula virtual o desde la siguiente dirección web:

http://www.ohchr.org/SP/ProfessionalInterest/Pages/OPCCPR1.aspx

12

La Protección de los Derechos Humanos

TEMA 1 – Material básico

Segundo Protocolo Facultativo del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, destinado a abolir la pena de muerte: aprobado y

proclamado por la Asamblea General en su resolución 44/128 15 de diciembre de

1989.

Accede al documento a través del aula virtual o desde la siguiente dirección web:

http://www.ohchr.org/SP/ProfessionalInterest/Pages/2ndOPCCPR.aspx

Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial: adoptada y abierta a la firma y ratificación por la

Asamblea General en su resolución 2106 A (XX), de 21 de diciembre de 1965.

Entrada en vigor: 4 de enero de 1969, de conformidad con el artículo 19.

Accede al documento a través del aula virtual o desde la siguiente dirección web:

http://www.ohchr.org/SP/ProfessionalInterest/Pages/CERD.aspx

Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer: el 18 de diciembre de 1979, la Asamblea General de las Naciones

Unidas aprobó la Convención sobre la eliminación de todas las formas de

discriminación contra la mujer, que entró en vigor como tratado internacional el 3

de septiembre de 1981 tras su ratificación por 20 países.

Accede al documento a través del aula virtual o desde la siguiente dirección web:

http://www.un.org/womenwatch/daw/cedaw/text/sconvention.htm

Protocolo Facultativo de la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer: adoptada por la Asamblea General

en su resolución A/54/4 de 6 de octubre de 1999.

Accede al documento a través del aula virtual o desde la siguiente dirección web:

http://www.ohchr.org/SP/ProfessionalInterest/Pages/OPCEDAW.aspx

13

La Protección de los Derechos Humanos

TEMA 1 – Material básico

Convención sobre los Derechos del Niño: adoptada y abierta a la firma y ratificación por la Asamblea General en su resolución 44/25, de 20 de noviembre de

1989. Entrada en vigor: 2 de septiembre de 1990, de conformidad con el artículo 49.

Accede al documento a través del aula virtual o desde la siguiente dirección web:

http://www.ohchr.org/SP/ProfessionalInterest/Pages/CRC.aspx

Protocolo Facultativo de la Convención sobre los Derechos del Niño relativo a la venta de niños, la prostitución infantil y la utilización de

niños en la pornografía: asamblea General - Resolución A/RES/54/263 del 25

de mayo de 2000. Entrada en vigor: 18 de enero de 2002.

Accede al documento a través del aula virtual o desde la siguiente dirección web:

http://www.oas.org/dil/esp/Protocolo_facultativo_Convencion_sobre_los_Derech

os_del_Nino_Colombia.pdf

Protocolo Facultativo de la Convención sobre los Derechos del Niño

relativo a la participación de niños en los conflictos armados: asamblea

General - Resolución A/RES/54/263 del 25 de mayo de 2000. Entrada en vigor: 12

de febrero de 2002.

Accede al documento a través del aula virtual o desde la siguiente dirección web:

http://www.ohchr.org/SP/ProfessionalInterest/Pages/OPACCRC.aspx

Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes: adoptada y abierta a la firma, ratificación y adhesión

por la Asamblea General en su resolución 39/46, de 10 de diciembre de 1984

Entrada en vigor: 26 de junio de 1987, de conformidad con el artículo 27 (1).

Accede al documento a través del aula virtual o desde la siguiente dirección web:

http://daccess-dds-

ny.un.org/doc/UNDOC/GEN/N02/551/51/PDF/N0255151.pdf?OpenElement

14

La Protección de los Derechos Humanos

TEMA 1 – Material básico

Protocolo Facultativo de la Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes: adoptada y abierta a la firma,

ratificación y adhesión por la Asamblea General en su Resolución 77/199, de 18 de

diciembre de 2002. Entrada en vigor: 22 de junio, 2006.

Accede al documento a través del aula virtual o desde la siguiente dirección web:

http://www.acnur.org/t3/fileadmin/scripts/doc.php?file=biblioteca/pdf/1966

Convención Internacional sobre la protección de los derechos de todos

los trabajadores migratorios y de sus familiares: adoptada por la Asamblea

General en su resolución 45/158, de 18 de diciembre de 1990.

Accede al documento a través del aula virtual o desde la siguiente dirección web:

http://www.ohchr.org/SP/ProfessionalInterest/Pages/CMW.aspx

Instrumentos de alcance regional: Europa

Resolución de 5 de abril de 1999, de la Secretaría General Técnica: Convenio Europeo para la Protección de los Derechos Humanos y de las Libertades

Fundamentales, adoptado por el Consejo de Europa el 4 de noviembre de 1950.

Accede al documento a través del aula virtual o desde la siguiente dirección web:

http://noticias.juridicas.com/base_datos/Admin/res050499-mae.html

La Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea proclamada

por el Parlamento Europeo, el Consejo de la Unión Europea y la Comisión Europea

el 7 de diciembre de 2000 en Niza.

Accede al documento a través del aula virtual o desde la siguiente dirección web:

http://europa.eu/legislation_summaries/justice_freedom_security/combating_discri

mination/l33501_es.htm

15

La Protección de los Derechos Humanos

TEMA 1 – Material básico

Instrumentos nacionales

Constitución Española, de 29 de diciembre de 1978: en particular, resultan determinantes el Preámbulo y los artículos 1, 9.2, 10, 14 a 55.

Accede al documento a través del aula virtual o desde la siguiente dirección web:

https://www.boe.es/buscar/act.php?id=BOE-A-1978-31229

Doctrina

Los Derechos Fundamentales

Pérez, A. (2011). Los derechos fundamentales (pp. 15-38). Barcelona: Editorial Tecnos.

Este estudio clásico, cuya primera edición data de 1984, trata la función

de los derechos fundamentales en el constitucionalismo contemporáneo y

su formación y evolución histórica

Accede al capítulo a través del aula virtual

Los derechos fundamentales en el sistema constitucional

Martínez-Pujalte, A. L., & De Domingo, T. (2011). Los derechos fundamentales en el

sistema constitucional. Teoría general e implicaciones prácticas (pp. 6-29). Granada:

Editorial Comares.

De este trabajo, se ha seleccionado un capítulo I «La teoría de la

justicia del neoconstitucionalismo: los derechos fundamentales como

núcleo del bien común», que trata de la concepción de los derechos

fundamentales en el constitucionalismo posterior a la Segunda Guerra

Mundial.

Accede al capítulo a través del aula virtual

16

La Protección de los Derechos Humanos

TEMA 1 – Material básico

Derechos fundamentales y su protección

Aragón, M., & Aguado, C. (2011). Derechos fundamentales y su protección. Temas

básicos de Derecho Constitucional (vol. III, pp. 21-29). Madrid: Editorial Thompson

Reuters.

Se analiza en las páginas seleccionadas la doctrina del Tribunal

Constitucional sobre la dignidad de la persona y los derechos

fundamentales en nuestro texto Constitucional.

Accede al capítulo a través del aula virtual

Jurisprudencia

Sentencias del Tribunal Constitucional

Es importante la lectura de las tres sentencias del Tribunal Constitucional que se citan

en el tema (STC 14 de julio, 8 y 15 de junio de 1981).

Accede al documento a través del aula virtual o desde la siguiente dirección web:

http://hj.tribunalconstitucional.es

17

La Protección de los Derechos Humanos

TEMA 1 – Material complementario

Material complementario

Lecturas

Los derechos en serio

Dworkin, R. (2012). Los derechos en serio. Barcelona: Editorial Ariel.

Este libro contiene trece artículos publicados durante la década de los

setenta. En él Dworkin discute sobre una forma de concebir el derecho.

Accede al libro a través del aula virtual o desde la siguiente dirección web:

http://books.google.es/books?id=ZODdrFNUJLQC&lpg=PP1&dq=los%20derechos%2

0en%20serio%202012&hl=es&pg=PP1#v=onepage&q&f=false

Teoría de los derechos fundamentales

Alexy, R. (2007). Teoría de los Derechos Fundamentales (2ª ed.). Madrid: Centro de

Estudios Políticos y Constitucionales.

Interesante libro de este catedrático de Derecho Público y de

Filosofía del Derecho de la Universidad Christian-Albrechts de Kiel,

en Alemania. Esta obra ha tenido una gran influencia en el

pensamiento jurídico contemporáneo.

18

La Protección de los Derechos Humanos

TEMA 1 – Casos prácticos

Casos prácticos

Casos prácticos resueltos

Ejercicio de un derecho: el derecho de manifestación: planteamiento

En este tema el profesor Juan Carlos González Barral plantea un caso práctico real

sobre el derecho de manifestación.

El planteamiento del caso está disponible en el aula virtual

Ejercicio de un derecho: el derecho de manifestación: solución

En el siguiente vídeo se determinan las soluciones oportunas para resolver el caso.

La solución del caso está disponible en el aula virtual

19

La Protección de los Derechos Humanos

TEMA 1 – Test

Test

1. El sistema normativo de derechos fundamentales y libertades públicas en nuestra

Constitución:

A. Tiene un valor meramente programático. B. Tiene valor programático o con eficacia normativa directa dependiendo del

tipo de derecho al que nos refiramos.

C. Testimonial.

D. Tiene siempre eficacia normativa directa.

2. Un hito importante en la configuración actual de los derechos fundamentales es:

A. Su subjetivación, es decir, la consideración de los derechos como pertenecientes a los individuos.

B. Su plasmación en órdenes ministeriales. C. Su incorporación a textos literarios y artísticos.

D. La generalización, durante el siglo XIX, de Constituciones sin valor normativo.

3. ¿En cuál de estos textos se detecta el tránsito desde el Estado de Derecho al Estado

Social en materia de derechos?:

A. La Constitución Francesa de 1791. B. La Declaración de Derechos del Hombre y del Ciudadano, de 1789.

C. La Constitución de Weimar, de 1931. D. La Carta Magna medieval, de Juan sin Tierra.

4. El primer texto internacional de carácter universal dedicado a la protección de los

derechos fundamentales es:

A. La Carta de Derechos de la Unión Europea. B. El Convenio para la Protección de los Derechos Humanos y las libertades

fundamentales, del Consejo de Europa.

C. La Declaración de Río.

D. La Declaración Universal de Derechos Humanos.

20

La Protección de los Derechos Humanos

TEMA 1 – Test

5. Indique la definición correcta del concepto de dignidad de la persona que ha acogido

nuestro Tribunal Constitucional:

A. Posibilidad de hacer lo que cada uno quiera en cada momento. B. Autodeterminación consciente y responsable de la propia vida.

C. Resistencia frente al maltrato de palabra u obra. D. Acceso a los servicios públicos en condiciones de igualdad.

6. Para el Tribunal Constitucional español:

A. Los derechos fundamentales son derechos subjetivos pero también expresan

un orden objetivo que es fundamento de la comunidad nacional.

B. Son meros derechos subjetivos, y no tienen una dimensión objetiva fundante

del sistema jurídico.

C. La Constitución española no tiene un fundamento axiológico.

D. Los derechos fundamentales son declaraciones tautológicas.

7. La dignidad de la persona se encuentra recogida en nuestra Constitución:

A. En el capítulo II del Título I como derecho fundamental.

B. En el capítulo III del Título I, como principio rector de la política social y económica.

C. No se encuentra recogida en nuestra Constitución.

D. En el artículo 10 del Título I, como fundamento del orden político y de la paz social.

8. Los denominados «derechos de cuarta generación» son:

A. Los derechos civiles. B. Los derechos políticos.

C. Los derechos que otorgan unas condiciones dignas de vida. D. Los derechos que tienen como función la protección de bienes indivisibles.

9. Los derechos reaccionales son:

A. Los que habilitan para reclamar un servicio público o una prestación concreta. B. Los que permiten la participación política. C. Los que consagran un ámbito de autonomía a favor de individuos o grupos en

los que se integra.

D. Los que permiten acudir a los tribunales.

21

La Protección de los Derechos Humanos

TEMA 1 – Test

10. Nuestra Constitución:

A. Contiene un listado corto de derechos, pero con una protección muy intensa.

B. Contiene un listado muy largo de derechos, pero escasamente protegidos. C. Contiene un listado largo de derechos, con diferentes niveles de protección.

D. No contiene catálogo de derechos.

Soluciones

Pregunta 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

Respuesta D A C D B A D D C C

22

comentarios (0)

No hay comentarios

¡Escribe tu el primero!

Esta solo es una pre-visualización

3 shown on 22 pages

descarga el documento