Tema 2. Las causas de los conflictos. Conflicto y negociación. Luis de la Corte, Apuntes de Psicología. Universidad Autónoma de Madrid (UAM)
juliaromon
juliaromon

Tema 2. Las causas de los conflictos. Conflicto y negociación. Luis de la Corte, Apuntes de Psicología. Universidad Autónoma de Madrid (UAM)

17 páginas
2Número de descargas
5Número de visitas
100%de 1 votosNúmero de votos
Descripción
Asignatura: Conflicto y Negociacion, Profesor: Luis de la Corte, Carrera: Psicología, Universidad: UAM
20 Puntos
Puntos necesarios para descargar
este documento
Descarga el documento
Vista previa3 páginas / 17
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 17 páginas totales
Descarga el documento
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 17 páginas totales
Descarga el documento
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 17 páginas totales
Descarga el documento
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 17 páginas totales
Descarga el documento

Tema 2. Las causas de los conflictos Teorías y perspectivas científicas:

1. Sociología y otras ciencias sociales: causas estructurales y culturales.

Este primer enfoque es el “menos general”: habla de conflictos societales. Lo hemos incluido porque fue el primero en desarrollarse: la sociología es la primera disciplina en estudiar el conflicto Los conflictos son una de las realidades más importantes que caracterizan a la vida e interacción social en cualquiera de sus dimensiones. Es una de las características que están omnipresentes en cualquier experiencia de la vida social. El conflicto, por tanto, es un elemento básico sin el cual no se puede entender cómo funciona la vida social.

2. Psicología: causas cognitivas, afectivas y motivacionales

Como cualquier enfoque que parta de una única disciplina, es limitado.

3. Psicología social: interacción de factores sociales y psicológicas.

Aquí vamos a hablar de causas generales que pueden condicionar conflictos de muy distinto tipo. Sin embargo en cada ámbito se han desarrollado unos enfoques distintos: conflictos de pareja, conflictos de…

Cada uno de los tres enfoques pone el énfasis en causas de diferente tipo.

1. Sociología y otras ciencias sociales: causas estructurales y culturales.

Foco sobre (marco) conflictos generales: grandes conflictos: Tener una idea global sobre los conflictos sociales es fundamental para cualquier psicólogo (pero han quitado “sociología” del plan de estudios). Vamos a hablar de ideas de cómo son las sociedades en función del papel que juegan los conflictos en las mismas.

Ha habido varios enfoques clásicos (diversas escuelas):

FUNCIONALISMO SOCIOLÓGICO Funcionalismo: modificación de conducta (conductistas), teorías de aprendizaje: CO… proporcionan explicaciones funcionales explicas un fenómeno por sus consecuencias, por la función que cumplen. También se ha aplicado en otros ámbitos de la psicología ej. Cognitiva: explicamos los sesgos por la función que tienen para la autoestima: lo hacemos porque es funcional, satisface algún objetivo/necesidad importante. A partir de la teoría de la evolución (Darwin) la explicación que se da a los fenómenos naturales es funcional También ha influido en la sociología. Hay una parte de la sociología que se inspiró en esto: Ej. Por qué se genera una norma cumple alguna función por ejemplo hace que esa sociedad no desaparezca. Ej. Por qué surgen los estados surgen alguna función. Esto también se puede aplicar a los conflictos. Ej. ¿Por qué algunos conflictos no se resuelven? Porque hay gente a la que le beneficia esta no resolución. El funcionalismo trata de responder a las distintas preguntas en función de las siguientes premisas: (Un sistema social puede ser desde un grupo de tres personas hasta un país o el “sistema internacional”. Un sistema es un conjunto de elementos relacionados entre sí.)

a. Los sistemas sociales tienden a la estabilidad y ésta es posible gracias al desarrollo de consensos en torno a ciertos valores. Una vez que en una sociedad se constituyen distintos grupos, normas, instituciones… la tendencia es a perpetuarlos. Lo que da estabilidad es el hecho de que los miembros y grupos que forman parte de esa sociedad adquieran ciertos valores y orientaciones compartidas. De ahí se deduce:

b. Por lo tanto, el consenso es funcional y el conflicto es disfuncional

1

El conflicto, aunque existe, es menos frecuente que lo contrario (el consenso y la cooperación). Allí donde hay conflicto, hay un indicio de que alguna función importante para la sociedad no se está satisfaciendo: “el conflicto es síntoma de una disfunción social”. Por eso muchas de las normas e instituciones que acaban caracterizando a una sociedad se han inventado para gestionar y prevenir conflictos: el interés es prevenir que surjan conflictos que puedan fragmentar a la sociedad. Por tanto la idea del funcionalismo es que las sociedades solo pueden sobrevivir si están mínimamente cohesionadas. Allí donde hay conflicto hay menos cohesión. Por tanto el conflicto es disfuncional, se debe evitar. La sociedad, se de cuenta o no, trata de evitarlo. Esta idea (que el conflicto es siempre disfuncional) distingue al funcionalismo de otros enfoquesc

c. (el conflicto) Se opone al desarrollo de una sociedad perfecta y armónica basada en el consenso sobre valores comunes. Una sociedad perfecta es una sociedad absolutamente cohesionada, consensuada y sin conflictos (esto no existe)

Esto se complementa con:

MARX Y SOCIOLOGÍA MARXISTA a. Los sistemas sociopolíticos previos al comunismo (esclavitud, feudalismo, capitalismo) conforman clases

sociales con intereses contrapuestos por razón de la desigualdad de poder, estatus y recursos disponibles: son sistemas intrínsecamente conflictivos aunque muchas veces el conflicto social permanezca latente

b. La relativa estabilidad de esos sistemas se funda en el poder de las clases dominante para imponer sus intereses a las clases desfavorecidas y para ocultar ideológicamentela inmoralidad del sistema establecido

c. Pero la desigualdad de esos sistemas tiende a revelarse históricamente, dando lugar a la lucha de clases, que es el motor del progreso hacia una sociedad igualitaria (comunista):el conflicto latentepropende a hacerse manifiesto y esto es positivo

Pretende ser al mismo tiempo una teoría (una explicación de la sociedad) y una ideología política, un proyecto. Lo que distingue a estos enfoques es que tienen teoría e ideología; “ser” y “deber ser”. Tiene una dimensión “profética”: plantea una descripción de la sociedad en un momento determinando y a partir de ahí, de su evolución histórica. Por eso los politólogos le han denominado “religión política”. Al revés que el enfoque funcionalista, uno de los aciertos del enfoque marxista es reconocer que el conflicto es un elemento fundamental de la vida social y de la evolución de las sociedades. Marx estudia cómo ciertas sociedades evolucionaron desde un sistema feudal hasta la economía capitalista del S. XIX y cómo evolucionaría en un futuro. Esta evolución es, en la teoría de Marx, fruto del conflicto. El conflicto en esta teoría es “lucha de clases”. Las sociedades se conforman en dos grandes colectivos: unos pocos dominan los medios de producción y muchos son los asalariados. Es la oposición de intereses entre unos y otros lo que funciona como motor de cambio. Esta idea marxista pone el conflicto en primer plano, pero sólo considera un tipo particular de conflicto: aquel que se deriva de intereses económicos y aquel que se deriva del control de los recursos. Una de las críticas que se le hacen es que los intereses económicos y las diferencias de poder por economía son sólo una de las fuentes de conflicto social: las diferencias de valores, por ejemplo, son una importante fuente de conflicto social. A veces hay diferencias entre quien detenta el poder económico y quien detenta el poder político. La situación en ese momento parecía “estable” pero con una concepción del tiempo más amplia, esa estabilidad sería ilusoria: tarde o temprano se produciría la lucha de clases y se alteraría el sistema: llevaría la sociedad a un estado superior que, como decían los funcionalistas, serían sociedades sin conflictos: sociedades sin clases. Por eso en ese sentido el enfoque marxista es el primero que reconoce que el conflicto no sólo tiene consecuencias negativas, sino también positivas (cambio social). (en ese momento, se consideraba que el cambio social, el progreso, siempre es a mejor)

MAX WEBER: no sólo lucha de clases a. Coincidencias en intereses materiales e ideales generan grupos sociales y pautas de acción

colectiva b. Tres dimensiones que pueden fundamentar la agrupación social

Tiene en cuenta más variables. También reconoce la importancia del conflicto en todos los elementos de la vida social, en todas las épocas y por más de una razón: • Económica: clases sociales • Prestigio y crédito moral: estamentos, castas

2

• Acceso a los medios de coacción institucionales: partidos políticos Como decía Marx, la organización de las sociedades en clases es una fuente de conflicto, pero no la única. Porque las sociedades no se dividen sólo en clase; se dividen en distintos grupos que se diferencian entre sí por factores que tienen que ver con la cultura, con el parentesco (estudió muy a fondo algunas sociedades donde la separación en clanes, estamentos, castas (como la India) es fundamental).

c. Conflicto es siempre posible: Las ideas más importantes del planteamiento de Weber son que: • Unos grupos pueden considerar a otros como obstáculo para sus intereses

Cuando unos grupos perciben a otros como un obstáculo para sus intereses, ya hay un conflicto (esto encaja con nuestra definición del conflicto)

• Pueden tratar de dominarlos para utilizarlos como instrumento para satisfacer sus intereses Cuando esto ocurre, la tendencia de los grupos es a dominar al grupo que es obstáculo de sus intereses.

d. A la larga, los conflictos sociales suelen generar “formas de acomodación recíprocas”: Pero (y esta es la principal diferencia respecto a Marx), los conflictos acaban generando formas de acomodación recíproca: los conflictos dentro de la sociedad generan cambios que permiten que grupos con distintos intereses acaben aprendiendo a convivir y coexistir. No es que resuelvan sus conflictos, no es que acabe la incompatibilidad, sino que hasta cierto punto se asume como una realidad con la que hay que contar. • Integración bajo una entidad política de la que todos se siente partícipes y que reconocen legítimo • Sedimentación de una cultura común (valores y cosmovisión parcialmente compartida) • Estructuración de las relaciones intergrupales mediante el desarrollo de un aparato institucional

(códigos, reglas, recompensas, sanciones morales y jurídicas, recursos) Una de esas formas de acomodación recíproca da lugar a la formación de Instituciones (esto está ya en Aristóteles y Hobbes: “el lobo es un lobo para el hombre” hace falta un poder que impida que los hombres se maten entre sí: por eso surge el Estado).

Esa idea de que hay muchos conflictos y no todos han de evolucionar hacia la guerra da lugar a:

NUEVA SOCIOLOGÍA DEL CONFLICTO Vs. funcionalistas: no es verdad que una sociedad con conflictos tenga que ser inestable. Depende de cuál sea el conflicto y de si la sociedad ha desarrollado mecanismos y recursos institucionales para solucionar el conflicto. 1. LEWIS COSER

a. La estabilidad de una relación social no es incompatible con la aparición de conflictos entre los miembros implicados en esa relación

b. El conflicto social no es disfuncional sino que cumple funciones sociales importantes y positivas: • Refuerza identidad de los grupos • Cohesión • Aproxima a los beligerantes • Reequilibra la correlación de fuerzas

2. RALPH DAHRENDORF Esta relación de ventajas/funciones positivas de los conflictos proceden de aquí.

a. “Donde hay vida hay conflicto”: intereses que oponen a unos grupos frente a otros no son siempre económicos

b. Los conflictos de clase no conducen necesariamente a la revolución: la movilidad social, la heterogeneidad étnica o religiosa, la pluralidad de actitudes políticas y la institucionalización de los conflictos puede evitar las movilizaciones revolucionarias

c. La regulación institucional de los conflictos ayuda a que no se polaricen ni se vuelvan destructivos: • Creación y aceptación de reglas que regulen el modo en que se defiendan los intereses en conflicto • Creación de instituciones reguladoras: democracia, tribunales, organismos de intermediación…. • Establecimiento de sistemas de representación de cada grupo • Prioridad de las expresiones conciliatorias y dialogantes frente a las coercitivas • Reprobación de la violencia

3

2. Psicología: causas cognitivas, afectivas y motivacionales Lo que la psicología ha aportado al análisis y explicación de los conflictos (todo esto ya lo hemos visto en otras asignaturas).

2.1. Desde el estudio de la agresión Estudios sobre agresividad/violencia. Hay varios enfoques desarrollados históricamente. Se pueden dividir en dos grandes grupos:

Pulsiones e instintos: MODELOS HIDRÁULICOS DE LA AGRESIÓN

Dentro de aquí:

HIPÓTESIS DE LA FRUSTRACIÓN-AGRESIÓN: la agresividad es resultado de una frustración previa que genera un estado de ira/cólera que da lugar a una respuesta agresiva.

Este tipo de enfoques no usan el concepto de “conflicto” de forma explícita aunque sí implícita. En todos los casos, la fuente de frustración es otra persona (cuando algo/alguien se interpone en la consecución de un objetivo haciéndolo fracasar).

Hace tiempo que hay bastante consenso sobre que esta teoría tiene limitada utilidad, dado que muchas experiencias de frustración no se traducen en agresión (si fuera así, estaríamos todo el rato pegándonos). La frustración es un sentimiento que en la mayoría de los conflictos aparece tarde o temprano y cumple alguna función. También sabemos que la mayoría de los conflictos no se dirimen a través de la violencia.

Por tanto, es importante no olvidar “la frustración” como estado afectivo que suele estar presente en los conflictos y puede tener un importante impacto aunque no siempre es así.

¿Qué reacciones actitudinales y conductuales pueden ser alternativas a la frustración?: inhibición (muchas veces las personas experimentan más deseos de agredir que agresiones se realizan), evitación, resignación.

¿Por qué no siempre la frustración se traduce en agresión?

1. No hay una relación directa entre frustración y deseos de hacer daño.

La ira sí que va a asociada con deseo de hacer daño, pero no siempre se desencadena después de todas las frustraciones

2. No todas las frustraciones las valoramos con la misma gravedad: no todas las metas son igualmente importantes para nosotrxs

3. Incluso si aparece ese deseo de agredir desencadenado por un sentimiento de ira, muchas veces hay comportamientos de inhibición o evitación de la conducta agresiva. Aquí, el factor más importante son las consecuencias que tú anticipes que vaya a tener la agresión.

Ej. Cuando la experiencia frustrante va a acompañada de una ofensa (para generar ira y deseo de agredir), cuando se variaba el estatus de la persona agresora variaba la probabilidad de respuesta agresiva. Hay, por tanto, un balance costes-beneficios que puede “retener” la agresión.

Uno de los factores para inhibir la agrsión es este cálculo racional; esto puede ayudar a reducir conflictos. Sin embargo, esto no siempre se puede hacer: cuando desaparece la capacidad de tratar de identificar los consecuentes de la conducta antes de ponerla en práctica es más probable que seamos impulsivos y por tanto agresivos. ej. por eso la gente se pelea cuando va borracha

La idea del modelo hidráulico es: vamos acumulando energía (tensión) hasta que ya no podemos hacerlo y “desbordamos”.

TEORÍA DEL APRENDIZAJE SOCIAL

4

DISTINCIÓN ENTRE AGRESIÓN EMOCIONAL E INSTRUMENTAL.

Permiten resolver problemas teóricos planteados por la teoría anterior: es posible que aparezcan comportamientos agresivos sin que haya frustración (no todo agresor está previamente frustrado).

La frustración no es, pues, el único antecedente causal de la agresión.

Desde estas teorías, se dice que en muchos otros casos la agresión está condicionada poralguna expectativa de recompensa. Cuando la agresión se convierte en un hábito (personas que agreden a otras “normalmente”) esta teoría dice que una conducta se repite cuando es funcional.

La violencia es una pauta muy recurrente porque es útil para quien la usa: consigues lo que quieres.

Hay dos tipos de agresión:

a. Puramente reactivas. Son todas las que se explican a través de la teoría frustración-agresión. Agredes para dar respuesta a un impulso agresivo (no son acciones “planeadas”): me encuentro con una persona, discutimos y acabamos pegándonos. Yo no había deseado/planeado esto

b. Puramente instrumentales. Otras formas mediadas por la razón, donde la violencia es un medio, premeditado, para conseguir otro fin. Se pone en práctica sólo después de haber llegado a la conclusión de que es la forma más útil de hacerle frente.

En una situación de conflicto pueden darse cualquiera de estas formas.

La teoría del aprendizaje social plantea que la frustración es una motivación que en muchos casos puede funcionar como causa necesaria de la agresión, pero no como suficiente: tiene que haber algo más. Esto tiene que ver con los cálculos sobre las ventajas-desventajas de traducir la frustración en agresión.

¿Qué determina que una persona en un momento determinado decida que dar salida a la frustración a través de la agresión?

a. Ha tenido experiencias previas donde la reacción violenta ha sido positiva

b. Ha observado a otras personas donde la reacción violenta ha sido positiva

Es decir: ha aprendido a utilizar la violencia en esos casos.

Esto explica por qué en algunos grupos utilizar la violencia para resolver conflictos es más frecuente que en otros. ¿Por qué en algunos barrios lxs chavalxs son más violentxs? Si quien sirve de modelo/referente de estxs niñxs saca éxito/beneficio a nivel social mediante la utilización de la violencia, estxs niñxs aprenderán que esto es así.

Esto tiene que ver con concepto de “tradición de conflicto” que veíamos al final de tema1: un hábito que se generaliza y, al hacerlo, tiende a generar legitimaciones.

2.2. Aproximaciones psicológicas al estudio del conflicto Tienen una serie de consecuencias a la hora de resolver el conflicto y proponer explicaciones

Foco sobre los conflictos interpersonales e intergrupales. De los conflictos de los que más se ocupan no son los de grandes colectivos, sino que se centran en conflictos entre individuos dentro de grupos, y entre pequeños grupos.

5

Centrara en la realidad percibida. Está centrada/concede una gran importancia a la percepción y a los aspectos subjetivos más que a las reales o supuestas causas objetivas de un conflicto. se considera la posibilidad que surja conflictos que no tengan “causas objetivas” sino que se reducen a una “percepción de conflicto” (creencia de que estoy en conflicto con alguien), y esto los hace real.

Teorema de Thomas: cualquier representación de la realidad (correcta o no) que sea aceptada socialmente es real en sus consecuentes. Ej. Profecías autocumplidas: si todas las personas que tienen su dinero en un banco creen que está en bancarrota, da igual si lo está o no, va a estarlo a consecuencia de ello (todo el mundo retirará los fondos). Con el conflicto pasa lo mismo: puede aparecer y escalarse a partir de percepciones erróneas. Esto multiplica la probabilidad de que aparezcan conflictos (por discrepancias, por distintas formas de ver la realidad…)

En actitudes, motivos, valores, esquemas cognitivos y sesgos. Ninguno de los enfoques sociológicos que vimos el otro día se paraban a estudiar las características de las personas y los grupos que participan en el conflicto. estas personas/grupos pueden tener predisposiciones que pueden llevar a que el mismo conflicto, experimentado por distintos individuos/grupos tenga desarrollos, gestión y desenlace distintos: ej. según si las partes en conflicto tienen alguna actitud formada sobre las otras o no, y cómo son (positivas, negativas…). Son factores que predisponen a experimentar ciertos conflictos, de una u otra manera. Ej. Relaciones interpersonales: situaciones muy parecidas en todas las parejas son gestionadas de manera muy distinta; en algunos casos son motivos de conflicto y en otros no. Esto no se puede explicar por factores situacionales objetivos sino que hay que atender a las características de las personas o grupos (actitudes, motivos, valores, esquemas…) que se traducen en estilos de conducta y a veces en patrones de personalidad:

En estilos de conducta y patrones de personalidad.

En procesos de aprendizaje (antecedentes de los conflictos). El enfoque conductista en psicología enfatiza la experiencia de las personas en las explicaciones de distintos comportamientos y fenómenos psicológicos. Hay que tratar de reconstruir la experiencia para explicar por qué se han adquirido ciertas predisposiciones/formas de ver el mundo. En definitiva, los antecedentes personales del conflicto.

En procesos de toma de decisiones. Las teorías sociológicas clásicas tampoco utilizan el concepto de “decisión”: explicaban los conflictos como consecuencias del desarrollo social e histórico (como si las personas fueran actores interpretando un papel que ellas no han escrito)

Vivir (y estar en un conflicto) implica estar tomando decisiones constantemente.

2.3. Motivaciones básicas que dan lugar a los conflictos: (Es una clasificación que proviene de teoría sobre conflictos armados)

Son motivaciones (todas compatibles) que pueden dar lugar a conflictos.

El criterio de distinción es el CONTENIDO de la motivación, en función de lo que se quiere:

1. INTERESES (beneficios, lucro): en muchos casos los conflictos son reflejo del deseo de cada una de las personas o grupos por sacar beneficios/ventajas/utilidad de alguna situación que le permita alguna forma de progreso (material o no) o que le ponga en ventaja respecto al otro.

2. VALORES (culturales): hace referencia a valores de tipo moral y normalmente de origen cultural. Cuando hay diferencias de valores entre personas es probable que surja conflictos. No es fácil resolver este tipo de conflictos.

3. NECESIDADES (fisiológicos y psicológicos): algunas teorías psicológicas, como la de Maslow hablan de necesidades como aquello que tiene que ver con motivaciones UNIVERSALES y más BÁSICAS. Son deseos cuya satisfacción tiene consecuencias directas para la supervivencia o para un mínimo bienestar psicológico (autorrealización, reconocimiento, pertenencia grupal, etc.)

6

Cada uno de estos tres tipos es suficiente para dar lugar a conflictos. También puede ocurrir que estén presentes varios tipos.

7

3. Psicología social: interacción de factores sociales y psicológicos.

• Centrada en la interacción entre factores sociales/situacionales y psicológicos

• Centrada en procesos de interacción (concepción dinámica y procesual del conflicto)

• Centrada en las relaciones

• Centrada en procesos psicológicos típicamente grupales o colectivos

Centro de interés en los procesos de interacción entre personas. Idea central: cuando las personas entran en contacto/interacción ocurren cosas no sólo a nivel de comportamiento sino a nivel psicológico (con consecuencias conductuales) que no siempre son el simple reflejo de las características/ predisposiciones individuales de las personas implicadas en la interacción. Esto es evidente en los estudios sobre psicología de grupos: el comportamiento de los miembros de un grupo cambia al constituirse como tal (se comportan de manera distinta a como lo hacían antes de pertenecer al grupo), y surgen comportamientos (como por ejemplo normas) dentro del grupo: de una persona que antes no era fácil adivinar que haría liderazgo, en el grupo lo hace. Un conflicto supone o da lugar a formas específicas y particulares de interacción. Y viceversa. Las interacciones entre dos o más personas o grupos son lo que hace surgir los conflictos. También es típico del enfoque psicosocial el énfasis en cierto tipo de conflictos: aquellos que se dan dentro o entre grupo Tiene un interés en los condicionamientos sociales/contextuales del conflicto y en la percepción que los actores tienen del propio conflicto, de sí mismxs y de la otra parte.

2.4. Factores a tener en cuenta

Para explicar cualquier tipo de comportamiento (también los conflictos).

(Importante! Tener en cuenta para el trabajo! 1. La psicología de los actores implicados en el conflicto: percepciones,

actitudes, motivos que les mueven, cómo son (personalidad…)

2. Situación social en las que se produce el conflicto

3. Cómo evoluciona la interacción entre los actores en conflicto y con terceras partes.

Hay una interrelación dinámica entre estos 3 factores: las situaciones condicionan la psicología y la interacción, esta puede dar lugar a cambios psicológicos y situacionales… (ej. si la interacción suscita la aparición de terceras partes está generando un cambio en la situación del conflicto). Algunas veces prima una dimensión y otras veces prima otra.

8

9

2.5. Condiciones que causan conflicto social según teorías psicosociales. El enfoque psicosocial además ha propuesto distintas explicaciones de los conflictos. Algunas valen para todo tipo de conflictos mientras que otras están planteadas principalmente para determinado tipo (ej. intra o intergrupales).

Esto es consecuencia del desarrollo de distintas teorías.

La conclusión básica sobre los conflictos es que allí donde surge un conflicto social hay una o más de esas tres condiciones:

1. CONDICIÓN DE INTERDEPENDENCIA NEGATIVA (percibida)

Hay una relación de interdependencia entre las partes implicadas. Algunos de los objetivos que guían nuestro comportamiento generan relaciones con lxs otrxs, que suponen que una o varias personas, para conseguir un objetivo o varios, necesariamente dependen de lo que hagan otras. Según cuáles son sus objetivos y capacidades para realizarlos las personas pueden mantener relaciones de:

Dependencia (depende de una sola persona). La dependencia tiene que ser objetiva: es imposible hacerlo de otra manera, por mucho que me empeñe: alguien se queda dormido y no llega al aeropuerto, depende de mí para que le lleve a coger el avión.

Independencia (depende de unx mismx): salir a correr para ponerme en forma.

Interdependencia (depende de ambas personas) trueque, trabajo “en equipo”

Las relaciones de interdependencia pueden ser:

• Negativas. ej. Competiciones. Para sacar el oro dependes de ti y también del resto (negativa: para que yo logre mi objetivo, el otro tiene que fracasar y viceversa).

• Positiva: ej. dentro de un equipo. (Positiva: para que yo consiga mi objetivo, lo tienen que conseguir lxs otrxs también).

Para algunas teorías, la resolución de un conflicto consiste en convertir una relación de interdependencia negativa en una positiva.

(En una situación de dependencia, haciéndola de interdependencia también se favorece la resolución).

Los conflictos surgen cuando hay relaciones de dependencia o interdependencia.

Por tanto si conseguimos llevar el conflicto a un terreno donde unx no depende del otrx (independencia) el conflicto se disuelve. Pero esto es muy difícil. En general somos muy poco independientes de las demás personas.

10

Hay dos teorías en psicología social que estudian esto:

1. Teoríadel conflicto realista (sheriff)

Estudio de los campamentos de verano.

Ningún niño conocía a otro antes del campa. Dos grupos. Los primeros días estuvieron aislados los grupos: el propósito era desarrollar una “conciencia/identidad de grupo”: generaron sus propios nombres, bandera, empezaron a aparecer líderes… una vez estuvo establecida la identidad, se pasó a una segunda fase de interacción. Buena parte de las actividades a desarrollar diariamente eran juegos competitivos entre grupos. A partir de esta nueva situación empezó a generarse una hostilidad creciente. Al poco tiempo habían desarrollado unos estereotipos y prejuicios claros que se traducían en peleas, insultos.. El estudio tuvo una tercera fase en que trataron de “revertir” la situación y tratar de reducir los prejuicios, estereotipos y mejorar las relaciones entre lxs miembrxs de grupos.

El planteamiento era: “si lo que se ha hecho es ponerles a competir por recursos escasos (por eso conflicto “realista”: no es subjetivo, hay recursos objetivos por los que competir), para revertir la situación hay que cambiar las condiciones que llevaron al conflicto, estereotipos y prejuicios. Se crearon situaciones en las que unxs entran interdependientes de otrxs pero ahora en sentido positivo: se planteaban objetivos que todxs querían conseguir pero no podían hacerlo sin cooperar. A esto se le denominan “metas supraordenadas” (metas comunes).

Lo relevante es que esta tercera fase corrobora que el origen de los problemas está en la situación: competición por recursos. Además, esto tiene una implicación para el diseño de estrategias de negociación. Muchas veces la estrategia más conveniente para afrontar una negociación es cambiar la percepción de las partes implicadas en el conflicto para que vean que hay objetivos comunes por los que es necesario cooperar.

2. Teoría de juegos (dilema del prisionero)

Es una de las teorías más influyentes en ciencias sociales en el S. XX. Crea situaciones en las que las personas implicadas dependen las unas de las otras: las posibilidades de conseguir sus objetivos se ven afectadas por lo que hagan lxs otrxs.

• “Juego”: situación protagonizada por un mínimo de dos “jugadores” cuyos intereses están en conflicto

• Cada jugador dispone de una serie de jugadas alternativas (estrategias) entre las que debe elegir una

• Cada jugada implica efectos: ganancias o pérdida

La teoría de juegos distingue dos tipos de situaciones de interdependencia/tipos de juegos:

a. Juegos de suma 0 (conflicto puro): suma de ganancias y pérdidas fijas e igual a 0.

No hay forma de escaparse del conflicto. es una situación de conflicto por definición, es imposible conseguir tu objetivo y que simultáneamente la otra persona también consiga el suyo.

En estos casos la única opción conveniente es COMPETIR: perseguir tus intereses/objetivos y evitar que el otro consiga lo que quiere

11

b. Juegos de suma no (motivación mixta): los dos jugadores pueden ganar algo o perder los dos o uno más que otro dependiendo de si compiten o cooperan (dilema del prisionero).

Hay motivaciones tanto para cooperar como para no hacerlo. Aquí se incluye el “dilema del prisionero”. Es complicado decidir porque hay incertidumbre.

Si tienes mucha confianza en el otro es más probable que decidas cooperar y no confieses. Pero en la medida en que desconfíes del otro, estarás más dispuestx a elegir la opción no cooperativa aún sabiendo que si lxs dos hacen eso pueden llegar a la peor situación de las posibles.

El juego más famoso en relación con estas situaciones es el “DILEMA DEL PRISIONERO”. Esta situación se reproduce muchas veces en la vida cotidiana y es origen de muchos conflictos.

Dos compinches (A y B) que han perpetrado un robo han sido apresados por la policía y se le han incautado unas armas. Pero para juzgarlos y condenarlos hace falta obtener alguna confesión.

Los detenidos son interrogados en situaciones separadas. Ambos reciben la misma oferta para confesar y se les avisa de ello (el compinche afrontará las mismas opciones)

Dos presos por el mismo delito. Si 1 confiesa y 2 no condenado 2. Si 2 confiesa y 1 no condenado 1. Si lxs dos confiesan lxs dos a la cárcel.

Esto se da mucho en judicial.

Desde lo social, esta situación es interesante porque es de clara interdependencia donde las personas implicadas tienen incentivos, razones, tanto para cooperar (no confesar) pero aún tienen más incentivos para no cooperar (traicionar al otrx).

La primera vez que te plantean esta situación, la mayoría de la gente elige traicionar al otro. Sin embargo, esta es sólo la mejor opción si el otrx hace lo mismo. Esta situación es muy complicada por la incertidumbre: tú no sabes realmente lo que va a hacer la otra persona.

Hipótesis que se quería poner a prueba: la mayoría de las personas elegimos de forma egoísta aún cuando si todxs eligieran esta opción egoísta todxs perderían más que si cooperasen.

Esto ocurre en muchos conflictos: si las personas piensan solo en sus objetivos pueden llevarle a tomar decisiones mucho peores que si hubieran tenido en cuenta los objetivos de la otra persona.

Prisionero A-B. Son los años que son condenados en cada opción.

Si A confiesa el robo pero B no confiesa: la policía pedirá clemencia hacia él tribunal y A sólo será condenado a 1 año de cárcel pero B a 10 años La mejor es aquella en la que tú traicionas pero el otrx no te traiciona. Esta es la mejor opción individual, pero si lxs dos eligen la mejor opción individual da lugar a una muy mala opción colectiva.

• Si A y B confiesan: la petición de clemencia será menos efectiva y ambos serán condenados a 5 años de cárcel

• Si ninguno confiesa: sólo serán condenados por tenencia de armas lo que implicará 2 años de cárcel para ambos

• Si A no confiesa pero B confiesa,A será condenado a 10 años y B sólo a 1 año

12

En dos opciones unx pierde/gana más que otrx. En las otras dos, ambos pierden la misma proporción, pero no pierden lo mismo.

A no ser que tengas motivos para pensar que el otro te va a traicionar lo mejor es cooperar!

Opciones individuales del dilema del prisionero:

1. Confesar es defenderse: atender a intereses propios

• haga lo que haga el compinche se evitaría la pena máxima (10 años)

• cabría la opción de recibir la pena mínima (1 año si el compinche no confesara)

2. No confesar equivale a cooperar: atender a intereses comunes

• se podría obtener una pena escasa (2 años si el compinche tampoco confesase)

• pero existe el riesgo de recibir la pena máxima (10 años si el compinche confesara)

Resultados del dilema del Prisionero

La gente en general (siendo el prisionero A) elige la opción 1: traicionan

Defenderse (confesar) es la tendencia predominante pero su preferencia o sustitución por la estrategia cooperativa (no confesar) está condicionada por factores diversos

Algunos factores que pueden afectar a la decisión:

Número de partidas jugadas: si hay partidas sucesivas se pueden aprender las ventajas de cooperar y se suele actuar según regla de reciprocidad

¿Y si se vuelve a repetir la situación (con las mismas personas)? ¿Qué pasa la segunda vez?

Si Lucas ha confesado la primera vez, luego Luis no confesará y Lucas tampoco (porque esperará de él una represalia).

Factores motivacionales:

• Predominio de valores individualistas/colectivistas, egoístas/prosociales

• Experiencia, conocimiento del potencial cooperador/traidor

• Tipo de relación con el potencial cooperador/traidor y actitud hacia él

También influye la relación que tienes con el otro: cuando hay una identidad grupal compartida hay más disposición a cooperar (menos traiciones), o cuando tienes relación positiva/negativa

• Expectativa de futuros contactos e interacciones con él

En situaciones en las que se va a repetir la situación, no es lo mismo que los participantes sepan que va a haber más o no. los participantes estarán más dispuestos a cooperar cuando saben que va a haber una segunda situación.

En la vida real también es así: cuantas más probabilidades haya de que te vuelvas a encontrar a la persona, que vayas a depender de ella, que vaya a haber más interacciones... más tendencia habrá

13

a cooperar (porque anticipas que, si no, el otro “te la puede devolver”). A veces en situaciones reales no se confiesa no por cooperación sino por represalias del otro cuando salga de la cárcel.

Posibilidad de comunicación: ayuda a cooperar porque crea expectativas realistas sobre intenciones del otro, permite establecer acuerdo

¿Y si creas un canal de comunicación de manera que puedas influir en la decisión del otro? Es menos probable que se traicionen. Al eliminar el factor de aislamiento aumenta la cooperación.

Contexto social:

• Posibles presiones sociales hacia una elección estratégica (promesas, amenazas)

• Vigencia de normas competitivas o cooperativas

Nº de participantes: disminuye motivaciones cooperativas. Cuando se van sumando personas, la disposición a cooperar se va reduciendo (porque es más difícil confiar en 3 personas que en 1).

Por tanto el dilema del prisionero modeliza las situaciones de conflicto en que hay motivos tanto para cooperar como para competir. La mayoría de la gente opta por la opción que, desde el punto de vista de sus propios intereses es la mejor, pero que si es elegida por todos dará lugar al peor resultado. A medida que se repiten las situaciones, lxs que han optado por la opción egoísta comprueban los perjuicios que esto trae y la tendencia cambia hacia la cooperación. También se demostró que la comunicación aumenta las probabilidades de una solución cooperativa; y que la gente es más proclive a cooperar cuando tiene una relación positiva, se identifica o anticipa futuras interacciones con la personas que tiene en frente. Por eso es más fácil que dos personas que ya se conocen negocien un acuerdo para salir del conflicto que si no tuvieran vínculos previos.

A veces lo anterior no es suficiente. Tiene que ver algo más, relacionado con las identidades que se atribuyen y que asignan al otro, o porque en la situación de interdependencia además hay una percepción o juicio de injusticia.

2. CONDICION DE IDENTIDADES CONTRAPUESTAS

Se estudia desde la:

2.1.Teoría de la Identidad social.

Conflicto estimulado o intensificado para proteger la autoestima colectiva. 14

Se formula para tratar de explicar en primer lugar el comportamiento de los procesos de las relaciones intergrupales sobre todo cuando son conflictivas, y también para explicar un elemento que suele estar presente en los conflictos intergrupales: los estereotipos y los prejuicios.

Hay dos estudios clásicos propuestos por este autor (Tajfel):

Experimento de KLEE Y KANDINSKY: las personas tienen que repartir premios entre una serie de individuos a los que no conocen, con los que no tienen ningún contacto… lo único que saben es que se parecen a ellos en algo. En el estudio original: les gusta el mismo pintor.

Después de valorar las pinturas se les presenta las matrices posibles de distribución de puntos: algunas de ellas eran igualitarias (mismos puntos para todxs) y otras desiguales. Teóricamente, si no tienes relación con estas personas, a la hora de elegir entre opciones equitativas o no, se tiende a elegir las opciones equitativas. Sin embargo, cuando se añadía la información de quién había preferido un pintor u otro, se daban más puntos a lxs que habían elegido el mismo autor que ellxs.

Tajfel interpretó esto como un indicio de favoritismo endogrupal: tendencia a favorecer a aquellas personas con las que te identificas en algún sentido, aunque este sentido sea mínimo y aparentemente irrelevante. Esta es una predisposición natural que sienta las bases para el desarrollo de prejuicios (actitudes que tenemos frente a las personas que definimos como miembros de un grupo). Si la persona forma parte de una categoría en la que nos sentimos incluidos, el prejuicio es positivo; mientras que en relación a personas que incluimos en una categoría social de la que no formamos parte, generamos un prejuicio negativo

Experimento de las LÍNEAS (grandes/pequeñas): las personas tienen que hacer una estimación de las diferencias de longitud entre distintas líneas cuya diferencia de longitud es real y va en progresión (cada línea es un poco más larga que la anterior). Normalmente al hacer la estimación de la longitud de líneas contiguas la estimación es precisa. Mientras que si las líneas aparecen en categorías opuestas, se distorsionan las estimaciones: las líneas en la misma categoría parecen tener menor diferencia de longitud; mientras que las líneas de distinta categoría parecen tener mayor longitud. Es decir, se exageran las similitudes intragrupales y se exageran las diferencias inter-grupales.

Esto pasa de manera aún más acusada cuando tenemos que valorar diferencias y similitudes entre personas en función de si éstas pertenecen al mismo grupo o a grupos distintos. Se tiende a pensar que las personas del mismo grupo son bastante parecidas entre sí, y a exagerar las diferencias entre personas que percibimos como miembros de grupos distintos. Esta tendencia facilita la generación de estereotipos (=representaciones sobre las características de los miembros de un grupo). Hay estereotipos negativos y positivos: generamos una representación positiva de los grupos a los que pertenecemos; y menos positiva de los grupos a los que no pertenecemos.

Estas dos tendencias combinadas es frecuentemente causa de conflicto o, si no causa directamente, sí un factor que amplifica los conflictos entre personas cuando estas se perciben entre sí no como individuos sino como miembros de grupos. De hecho, los conflictos que más degeneran son los que se dan entre grupos de personas, porque las tendencias hostiles a las que puede lugar un conflicto se incrementa si este se da en grupo.

15

3. CONDICIÓN DE INJUSTICIA PERCIBIDA.

Reparto desigual de recursos económicos, estatus y poder pueden generar conflictos por PERCEPCIONES DE INJUSTICIA.

Hablamos de percepciones y no de “realidades” porque lo que a mí me parece justo puede no parecérselo a otra persona: no hay un concepto de justicia independiente de factores culturales, ideológicos…

Cuando hay un reparto desigual de distintos recursos, lxs que llevan “la peor parte” sienten que han sido tratados de forma injusta, y esto se convierte en motivo de conflicto en la medida que son otrxs lxs que ganan más: perciben una incompatibilidad ente sus intereses y los del otro, a favor del otro.

El origen de estas percepciones de injusticia se estudia desde varias teorías.

3.1.Teoría de la equidad: conflicto por desequilibrio

Interpreta la percepción de injusticia como la consecuencia de percibir un desequilibrio entre lo que uno aporta y lo que recibe por comparación con lo que otrxs aportan y reciben.

Esto es muy importante en los conflictos que se dan dentro de grupos y de organizaciones (empresas), en las cuales los esfuerzos que las personas aplican no reciben la misma recompensa. Si adviertes que otras personas que trabajan en el mismo lugar reciben lo mismo que tú haciendo menos, o que haciendo lo mismo que tú reciben más, hay falta de equidad. Esto da lugar a conflictos.

Si las mujeres en una empresa cobran menos que los hombres, hay un conflicto porque no hay equidad. Siempre es en comparación con alguien, bien un individuo, bien un grupo.

Hay un matiz que se puede añadir a esto: ¿qué pasa si las personas o grupos que están implicados en la relación tienen conceptos diferentes de lo que es justo o es injusto? (por ejemplo el hecho de ser mujer “justifica” que recibas una recompensa menor). El origen de estas diferencias está en estas concepciones de “justicia” que tengan las personas/grupos implicados en la relación. Ej. en la Alemania nazi, las personas no-judías no consideraban injusto el trato que daban a los judíos. Había diferencias en el concepto de justicia.

3.2.Teoría de la privación relativa.

Privación relativa: Sentimiento de descontento, frustración o injusticia producido por la percepción de discrepancias entre las expectativas de valor y los logros las expectativas de capacidad (lo que una persona o grupo cree que se merece y lo que ha obtenido o cree poder obtener)

Las percepciones de injusticia muchas veces son consecuencia de que las personas se sientan privadas de algo que creen merecer (recursos económicos, derechos, libertades, reconocimiento, cierta forma de trato, etc.). El caso es que se establece una relación frecuente entre la percepción de injusticia y la privación de algo. Ej. Pobreza: privación objetiva, de carácter económico. Ej. Regímenes políticos autoritarios: generan situaciones de privación objetiva de derechos/libertades para las personas.

El concepto de privación ha preocupado a los investigadores que han estudiado las causas de conflictos concretos: armados, políticos de gran escala, procesos revolucionarios, rebeliones..

• Cuando la privación relativa surge como consecuencia de comparaciones sociales intergrupales puede generar conflictos e incluso revoluciones sociales (Toqueville, Davies, Gurr):

• Rev. francesa, Rev. EEUU, rev. rusa (incremento de prosperidad o de libertades F 0 A E depresión o represión)

16

• Disturbios de los 60 en guetos negros de EEUU

• Estudios Gurr: nivel de conflictividad correlaciona con medidas objetivas de exclusión económica o política de ciertos grupos

Si la privación de algún bien es causa de conflicto, a mayor sea esa privación, más conflictiva será la situación, y más potencialmente violenta será la evolución del conflicto. Una consecuencia de esto debería ser que allí donde hay más pobreza, más dificultades económicas, habrá más riesgo de violencia y rebelión contra el régimen establecido. No obstante, este principio rara vez se cumple: lo que históricamente ocurre es algo parcialmente distinto. Si analizamos cuáles son las situaciones históricas en las que se han producido todas las revoluciones que han tenido lugar desde el S. XVIII encontramos un hecho recurrente que contradice la premisa de a más privación-más conflicto-más violencia. Ej. Revolución Americana, Francesa, Rusa, Cubana… en todas estas revoluciones había elementos de privación, pero si esa privación absoluta fuera lo que provocó por sí sola esas revoluciones, las revoluciones deberían haberse producido en un momento distinto; porque no se produjeron en un momento de privación y limitación de libertades sino todo lo contrario: eran momentos de relativa mejora. Por tanto, las revoluciones no se produjeron “en el peor momento”. ¿Por qué se produjeron? Porque después de años de cierta mejora, o bien esta se interrumpió drásticamente, o bien esta era muy lenta. Cuando empieza a haber un proceso de mejora crecen las expectativas, generalmente de manera más rápido que la realidad permite. Hay, por tanto, un choque de expectativas entre lo que crees que vas a lograr, y lo que logras. Lo que genera la reacción violenta es el comprobar que, pudiendo avanzar, las cosas no avanzan todo lo que podrían.

Por eso se utiliza el concepto de privación relativa: la percepción de injusticia no surge de la mera percepción de la privación de algo, sino de esta en relación con algún criterio/expectativa.

Allí donde no se percibe posibilidad de cambio o no se experimenta cambio alguno, las expectativas no crecen. Si siempre vives en el mismo nivel de privación, tu reacción es de “resignación” y no de rebelión

La teoría de juegos analizaba una de las situaciones que causan conflictos: interdependencia negativa. La teoría de la identidad social se ocupa de una segunda condición potencialmente conflictiva: difereniación de personas en función de su categorización en distintos grupos

Una tercera condición básica que da lugar a muchos conflictos es la condición de injusticia percibida.

17

No hay comentarios
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 17 páginas totales
Descarga el documento