Tema VII. LA LETRA DE CAMBIO, EL CHEQUE Y EL PAGARÉ, Apuntes de Derecho Mercantil. Universidad de Almería (UAL)
charly_maister
charly_maister

Tema VII. LA LETRA DE CAMBIO, EL CHEQUE Y EL PAGARÉ, Apuntes de Derecho Mercantil. Universidad de Almería (UAL)

DOCX (20 KB)
6 páginas
3Número de descargas
16Número de visitas
Descripción
Asignatura: mercantil 2, Profesor: cristina cristina, Carrera: Derecho, Universidad: UAL
20 Puntos
Puntos necesarios para descargar
este documento
Descarga el documento
Vista previa3 páginas / 6
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 6 páginas totales
Descarga el documento
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 6 páginas totales
Descarga el documento
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 6 páginas totales
Descarga el documento
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 6 páginas totales
Descarga el documento

Tema VII. LA LETRA DE CAMBIO, EL CHEQUE Y EL PAGARÉ

I. CONSIDERACIONES GENERALES

A. Noción y caracteres esenciales

• Concepto

Es el título-valor que incorpora una orden incondicionada, dada por quien lo emite, a otra persona de pagar una suma determinada a un tercero.

• Regulación:

Ley 19/1985, de 16 de julio, cambiaria y del cheque.

• Elementos personales

• Librador: quien emite el documento dando la orden de pago, cuyo cumplimiento garantiza.

• Librado: a quien va dirigida la orden de pago. Sólo se obliga cambiariamente cuando haga la declaración en la propia letra de que acepta su pago (aceptante).

• Tomador (o tenedor): a quien se ha de hacer el pago de la suma de dinero indicada en la letra.

• Declaraciones cambiarias→ Librador →Librado-aceptante → Endosante → Avalista

• Responsabilidad por firma en la LC:

• Librador, aceptante, endosante o avalista.

• Responsabilidad solidaria frente al tenedor.

• Obligados cambiarios.

• El tenedor de la LC puede proceder contra todos individual o conjuntamente

• No necesario observar orden.

• Solidaridad especial:

1) Obligación autónoma

2) El pago por uno de los obligados no extingue la deuda de los demás

• Efectos de pago dependen de la posición en la LC

• Sólo pago por aceptante libera a todos.

• Pago realizado por obligados en vía de regreso libera a los que se obligaron con posterioridad a él, pero no a los anteriores.

B. Significación económica.

• Funciones:

• Tradicionales:

■ Cambio trayecticio.

■ Instrumento de pago entre personas de localidades distintas.

■ Inclusión endoso. Facilita transmisión.

■ Función de crédito

• Actualidad:

■ Crédito a corto plazo:

• Efectos comerciales (compra mercancías + endoso).

• Efectos financieros:

■ Librador banco y también tenedor (letra girada a la propia orden

■ Librador (cónyuge), librado (deudor) y tenedor.

• Letra de cambio: Orden de pago del librador al librado.

• Pagaré cambiario:

• Promesa de pago por librador (firmante) al tenedor.

• Más sencillo→ mayor uso.

II. REQUISITOS FORMALES DE LA LETRA

• Requisitos formales

• Esenciales.

• Naturales.

• Menciones facultativas.

A. Requisitos formales esenciales de la letra.

• Declaraciones cambiarias:

• Original:

■ Libramiento

• Sucesivas:

■ Aceptación.

■ Endoso.

■ Aval.

• Requisitos formales esenciales:

• La denominación de “Letra de cambio”.

• Mandato puro y simple de pagar una suma determinada.

• El nombre de la persona que ha de pagar (librado).

• El nombre de la persona a quien se ha de hacer el pago o a cuya orden se ha de efectuar.

• Fecha de libramiento.

• Firma del que emite la letra (librador).

B. Requisitos formales naturales de la declaración cambiaria original.

Requisitos naturales: Otros requisitos→ Ley dicta normas para suplir su falta:

• Indicación del vencimiento: Pagadera a la vista.

• Indicación del lugar de pago de la letra: Lugar designado junto al librado. Si falta domicilio: la LC no vale como tal. Posible cláusula de domiciliación.

• Indicación del lugar de emisión de la Letra: Lugar designado junto al librador. Si falta lugar: la LC no vale como tal.

C. Eventuales cláusulas potestativas de la letra.

Otras menciones no requeridas legalmente que no esté prohibidas:

• Cláusula a la orden: es innecesaria.

• Cláusula “no a la orden”.

• Cláusula del endosante que excluya su responsabilidad por la aceptación y el pago.

• Cláusula de “valor” en el endoso.

• Prohibición de la presentación de la letra a la aceptación.

• Cláusula “sin gastos”.

• Cláusula de cesión de la provisión.

• Relativa a la intervención.

• Otras.

D. Consecuencias de la falta de alguno de los requisitos esenciales.

En caso de falta de requisitos esenciales, no será una letra de cambio sino una promesa ordinaria de pago.

III. REFERENCIA A LA LETRA EN BLANCO

Letra en blanco

• En el momento de emisión está incompleto, se completa de forma posterior.

• Acuerdo celebrado entre el emisor y el tenedor para completar el documento.

• Requisitos mínimos para que pueda ser completada posteriormente:

• Firma en el documento.

• Letra de cambio

• Caso completar la LC en contra de lo acordado→ deudor cambiario puede alegar excepciones por incumplimiento.

IV. REQUISITOS MATERIALES DE LAS DECLARACIONES CAMBIARIAS

Condiciones declaración cambiaria para validez.

Consecuencias falta requisitos.

Validez para todos los obligados cambiarios.

A. Principio de la autonomía de las obligaciones cambiarias.

La letra de cambio es capaz de recoger diversas obligaciones cambiarias mediante la firma de varias personas. Además de la obligación del librador, como emisor del título, puede aparecer en la letra la obligación del aceptante, del avalista o del endosante.

La L.c. establece la autonomía de los distintos obligados cambiarios al decir en su art 8 que “cuando una letra de cambio lleve firmas de personas incapaces de obligarse, o firmas falsas, o de personas imaginarias, o firmas que por cualquier otra razón no pueden obligar a las personas que hayan firmado la letra o aquellas en cuyo nombre aparezca firmada, las obligaciones de los demás firmantes no dejarán por eso de ser válidas”.

Se produce, por tanto, una independencia de las distintas obligaciones cambiarias, de forma que la obligación de cada uno de ellos es independiente y los defectos que afectan a la validez de una obligación no lesionan a las demás, de manera que cada obligado cambiario solo podrá oponer como excepciones relativas las que afecten a su propia obligación (art. 67).

B. Poder para obligarse cambiariamente en nombre de otro.

• Posible firma en nombre de otro.

• Expresión en la antefirma.

• Obligación para representado.

• Administradores de las compañías: poder para representación cambiaria.

• Omisión de condición de representante: no liberación de responsabilidad de representada, salvo que carezca de poder o representación, y no se obliga personalmente si ostenta tal poder.

• También para apoderados generales, factores, de comerciante o empresario.

• Firma falso re presentante:

• Declaración tiene plena eficacia con relación al representante, no frente al representado.

• Responsabilidad objetiva: sin ser necesario culpa o dolo, simplemente falta de poder.

• Presupuesto: no conferido ese poder.

• Consecuencias: falso representante asume obligación cambiaria como hubiera asumido el representado.

• Falso representante si paga LC, tiene mismos derechos que representado (posición cambiaria).

• No afectación acción de repetición.

• Firma excediendo poder:

• Existe poder de representación pero se excede en el uso de éste al suscribir la declaración cambiaria.

• Exceso por: entidad de la deuda, las personas con las que podía obligarse, naturaleza del contrato.

• Consecuencia: el representante se obliga personalmente de forma cambiaria.

• Norma interpretativa: el representado responde también cambiariamente dentro de los límites del poder.

V. EL DOCUMENTO EN QUE HAN DE REDACTARSE LAS DECLARACIONES CAMBIARIAS

El art 13 L.c. prevé que cuando la extensión de las menciones que hayan de figurar en la letra así lo exija, “podrá ampliarse el documento en que conste la letra de cambio, incorporando un suplemento por medio de una hoja adherida y en la que podrá hacerse constar cualquiera de las menciones previstas en la presente L.c., con excepción de las enumeradas en el artículo primero, que deberán figurar en el documento en que se creó la letra”.

Este artículo indica la posibilidad de incorporar las declaraciones cambiarias en el suplemento y que la inclusión en el de esas declaraciones tiene igual valor que las efectuadas en el cuerpo principal de la letra.

Pero el art 13 precisa que la declaración cambiaria originaria suscrita por el librador ha de estar necesariamente en el documento en el que se creó la letra.

La L.c. no exige que la letra se redacte en un modelo oficial. El documento que reúna los requisitos exigidos por la L.c. tendrá el carácter de letra de cambio.

VI. EMISIÓN DE LA LETRA Y RELACIONES EXTRACAMBIARIAS

Relación jurídica previa (causa) → Emisión de la LC → Abstracción del título (formal y sustancial).

• Formal:

• No consta en LC relación sustancial entre librador y tenedor (antes cláusula de valor), ni entre librador y librado (provisión de fondos).

• Relación extracambiaria.

• Posible cláusula de cesión de la provisión. Librado sólo puede pagar al tenedor.

• Sustancial:

• Tenedor: titular de un crédito cambiario diverso del que deriva de la relación subyacente.

• Posible oposición de excepciones que derivan de la relación causal (excepciones personales). En ese caso: sólo existe un crédito cambiario cuando la letra está en manos de un 3º poseedor de buena fe.

VII. PAGARÉ

A. Noción y caracteres.

La L.c. regula el pagaré como un título parecido al de la letra de cambio, tanto es así que en algunos países es considerado como una modalidad de la letra.

La diferencia más importante radica en que mientras que la letra de cambio contiene una orden incondicionada del librador al librado de pagar una determinada suma, el pagaré contiene una promesa incondicionada de un sujeto (firmante) de pagar a otro una suma determinada.

Desde el punto de vista formal, las menciones que debe hacer el pagaré se asemejan a las de la letra, con la diferencia de que en el pagaré se simplifican las personas que figuran normalmente en el momento de la emisión, figurando solo el firmante y el tenedor.

El firmante queda obligado de igual manera que el aceptante de una letra de cambio.

Un requisito de validez de las cláusulas facultativas que se incorporen al pagaré es que vayan firmadas expresamente por persona autorizada para su inserción.

Se evita con el pagaré la cláusula de protesto notarial.

Funciones del pagaré: obtención de crédito a corto plazo, operaciones comerciales, ejecución judicial, garantía contratos de préstamos y crédito.

Es transmisible por endoso, salvo que se haya indicado expresamente lo contrario mediante cláusula “no a la orden”.

B. Régimen.

Se regula en los arts. 94 a 97 L.c., es requisito esencial recoger la denominación de pagaré.

Si bien el firmante queda obligado de igual manera que el aceptante de la letra, en el supuesto de que el pagaré haya de hacerse efectivo a cierto plazo desde la vista, no siendo posible la aceptación propiamente dicha, el pagaré habrá de presentarse al firmante, que pondrá en el título la palabra “visto”, con su suscripción. En caso de negativa del firmante a poner ese visto fechado, podrá sustituirse por el protesto.

El pagaré goza de un uso más frecuente que la letra.

La expedición del pagaré no ha de hacerse en un formulario fiscal. Los bancos suelen tener talonarios a disposición de sus clientes, los cuales pueden dar la orden al banco de que a su vencimiento los pague con cargo a su cuenta corriente. El acreedor puede encargar a su banco el cobro del pagaré.

No hay comentarios
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 6 páginas totales
Descarga el documento