TRABAJO SOBRE UN CASO, Guías, Proyectos, Investigaciones de Antropología Jurídica
yasminadalesid
yasminadalesid

TRABAJO SOBRE UN CASO, Guías, Proyectos, Investigaciones de Antropología Jurídica

15 páginas
12Número de descargas
37Número de visitas
100%de 4 votosNúmero de votos
Descripción
Asignatura: Antropologia jurídica, Profesor: Cristina Larrea, Carrera: Antropologia Social i Cultural, Universidad: UB
20 Puntos
Puntos necesarios para descargar
este documento
Descarga el documento
Vista previa3 páginas / 15
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 15 páginas totales
Descarga el documento
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 15 páginas totales
Descarga el documento
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 15 páginas totales
Descarga el documento
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 15 páginas totales
Descarga el documento

Antropología jurídica

Yasmina Nadales Idígoras

1

I. INTRODUCCIÓN

En este trabajo analizo un caso cercano el cual abarca una negligencia médica, este lo comparo

con un caso encontrado en Aranzadi de características parecidas.

Los casos tienen en común la detección tardía en el caso de Aranzadi de una anomalía en el

embrión y en el caso que me concierne la detección tardía del feto en sí, es decir, por ejemplo,

en este último se detectó el embarazo a los 7 meses después de realizar varias pruebas que

deberían de haber indicado la situación de la paciente. Como es de esperar, la chica (la cual es

mi prima), sin saberlo, llevo a cabo una vida normal realizando acciones que eran perjudiciales

para el feto, el hecho de beber alcohol o hacer según qué tipo de gimnasia, por ejemplo.

Mi objetivo principal es establecer qué tipo de responsabilidad se le atribuye al doctor y como

se enfoca el daño moral. Las consecuencias que abarcan no solamente son económicas sino

morales y por lo tanto, el precios doloris que se establece en este tipo de situaciones.

Mi trabajo consta de una parte teórica, basada en los apuntes de la asignatura de Antropología

Jurídica y la bibliografía seleccionada y expuesta más adelante.

Debo destacar que el caso cercano no tiene sentencia por el momento y no se han llevado a cabo

gestiones jurídicas, de manera que en primer lugar debo analizar el caso de Aranzadi y después

concluir el análisis con el caso cercano contraponiendo ambos.

He decidido escoger esta temática ya que podía acceder fácilmente a la información y de esta

manera enriquecería el trabajo y mi análisis. También es algo que me incumbe personalmente y

sentimentalmente ya que la persona que protagoniza el caso cercano es mi prima.

Esto me motiva a la hora de investigar y analizar ya que en pequeña o gran medida puede ser de

utilidad la información que recopile y aportar mi grano de arena a la situación.

Antropología jurídica

Yasmina Nadales Idígoras

2

Análisis del contexto social, moral, económico, político, religioso y jurídico de la sentencia

núm. 58/2009.

II. HECHOS

“La actora en el presente procedimiento, Doña Francisca, interpuso demanda de exigencia de

responsabilidad civil frente al médico ginecólogo Don Benito por actuación médica negligente

en el tratamiento de aquella durante su embarazo, y frente a la entidad ST. Paul Insurance

España SA. por la cobertura de seguro de responsabilidad civil.

Como la sentencia de instancia fue desestimatoria de los pedimentos de la actora y los

demandados, obviamente se aquietaron al pronunciamiento, ninguna consideración debe realizar

la Sala respecto al complejo entramado de excepciones planteadas y rechazadas, cuyo rechazo

debe quedar ahora inamovible. Y de la misma manera decir que el hecho incontestable lo es que

en fecha 21 de diciembre de 1.998 la actora, cuando ya se encontraba de 10 semanas de

gestación, ya que se data el embarazo de octubre de 1.998, se pone en contacto por primera vez

con el médico demandado, en su consulta privada, y es desde esta relación puramente privada y

contractual desde la que se va a seguir el seguimiento de la misma, y así: en visita de 29 de

enero de 1.999, a las 15 semanas de gestación, se le practica una ecografía, en la visita de 10 de

marzo de 1.999, a las 21 semanas se le hace otra ecografía, y en la de 10 de mayo de 1.999, a las

30 semanas, otra ecografía. La actora se marcha a dar a luz a un hospital de Liveerpoll,

Inglaterra, donde los médicos que la atienden y tras una ecografía de 18 de junio de 1.999

detectan al feto una severa malformación con la denominación de "espina bífida" e indican que

en las ecografías realizadas en España la malformación era clara y evidente. El nacimiento tiene

lugar el 5 de julio de 1.999.

El acto médico negligente que se imputa al demandado es que cuando el 10 de marzo de 1.999

se le realiza la ecografía, con las 21 semanas de embarazo, no detectó la existencia de la

malformación, ni en la de 10 de mayo de 1.999, ya que si hubiera sido así, dice la demandante,

con anterioridad a las 22 semanas de gestación, le hubiera sido posible acudir al aborto, lo que

le era factible conforme al artículo 417 bis del Código Penal español de 1.973, y por no haber

sabido determinar las malformaciones del feto y haber imposibilitado su derecho al aborto le

obligó a tener un hijo con gravísimos problemas físicos y de retraso mental.

El corolario de estos hechos se encuentra en el dictamen de los doctores Don Raúl y Don

Esteban […] que con los antecedentes y visualización de las ecografías llegan a la conclusión

que esas malformaciones eran visibles en las mismas, así lo expresan y así lo ratifican en la

prueba testifical practicada.

Antropología jurídica

Yasmina Nadales Idígoras

3

La Jurisprudencia del Tribunal Supremo ha sentado, de forma reiterada y pacífica el criterio de

que la responsabilidad civil médica, tanto si es una responsabilidad contractual como

extracontractual, queda descartada toda clase de responsabilidad objetiva, sin que opere la

inversión de la carga de la prueba, siendo de cargo del actor tanto la probanza del daño como la

culpa del demandado, así como el nexo causal entre uno y otra […] El examen de la actuación

médica debe regirse por la denominada "lex artis ad hoc", que no es otra cosa que la traslación a

este ámbito de responsabilidad del concepto de diligencia contenida en el artículo 1.104 del

Código Civil y que se concreta en la prestación de todos los medios necesarios y posibles, de

acuerdo con el estado de la ciencia y relativos a la especialidad médica a que corresponde el

acto practicado […] tomando en consideración el caso concreto en que se produce la actuación e

intervención médica y las circunstancias en que la misma se desarrolla y tenga lugar, así como

las incidencias inseparables en el normal actuar profesional (sentencia de 29 de junio de 1.990).

[…]Sin embargo, en materia de responsabilidad civil y prueba es relevante la distinción de si la

relación contractual lo es de arrendamiento de servicios o de obra, de medios o de resultado, ya

que en éste segundo caso basta al paciente acreditar que el resultado no se ha producido o que

ha tenido lugar defectuosamente para derivar la responsabilidad correspondiente al médico

arrendador de la obra, a no ser que éste pruebe la concurrencia de caso fortuito o fuerza mayor,

siendo ello consecuencia del principio del artículo 1.101 del Código Civil: quedan sujetos a la

indemnización de los daños y perjuicios causados los que en el cumplimiento de sus

obligaciones incurrieren en dolo, negligencia o morosidad, y los que de cualquier modo

contravinieren el tenor de aquellas.

En el caso de autos claramente la relación lo es de medios y no de resultado. Y el problema que

se plantea, por tanto, de forma común para la responsabilidad civil contractual e incluso

extracontractual, es poner de manifiesto si el médico cumplió con sus obligaciones de medios

actuando de acuerdo con la lex artis de la profesión y con el debido deber de cuidado.

Con la exposición de los hechos, la actora culpa al demandado que en la visita de 29 de enero de

1.999 éste le comentó la posibilidad de realizar la prueba de triple test, prueba bioquímica de

diagnóstico prenatal de la espina bífida […] aconsejable a todas las mujeres gestantes, para

observar posibles malformaciones en el feto, pero que no obstante como le dijo que no era una

prueba muy fiable, él mismo la rechazó e hizo las ecografías, en las que tampoco observó

ninguna anormalidad..

Con estos elementos de enjuiciamiento, que son los únicos verdaderos a tener en cuenta, la Sala

no encuentra hasta ahora en que actuación médica se halla la conducta negligente del médico

demandado porque lo que se pone de relieve y se evidencia entre la actora y demandado es que

Antropología jurídica

Yasmina Nadales Idígoras

4

estamos ante dos versiones completamente contradictorias, que nos movemos simplemente

entre meras manifestaciones y palabras. Toda la prueba que se acompaña a los autos tiende de

forma irreparable a acreditar el resultado del nacimiento del niño con la evidente malformación,

cosa que nadie ha discutido, ni siquiera el demandado, ni los dos doctores que emitieron aquél

dictamen citado anteriormente, pero no existe una prueba clara y absoluta de que a la

demandante no se le informara debidamente en el curso de su gestación del resultado de las

ecografías ni de la necesidad de practicarse las oportunas pruebas complementarias. Dicen los

doctores Srs. Raúl y Esteban que efectivamente de las ecografías se evidencia por signos

directos e indirectos la deformidad porque puede verse la totalidad de la imagen del feto, pero

añaden que no saben ni tienen constancia que los facultativos que estuvieran atendiendo a la

Sra. Francisca le informaran puntualmente de la malformación, o si se habían percatado de ello

porque carecen de información. Pero esta información es la que resulta de la ficha clínica de la

paciente donde se advierte claramente que el demandado sí se había percatado de ella y además

que la paciente estaba informada de la misma. […] No se acredita de forma incontestable que el

nacimiento del niño con la enfermedad obedezca a una conducta médica culposa, ni se acredita

que la actora no conociera el alcance de ella en el momento oportuno para actuar en la forma

conveniente a sus intereses, por lo que la sentencia de instancia, al estar ajustada a derecho,

merece su confirmación, con la desestimación ahora del presente recurso de apelación.

[…]Desestimar el recurso de apelación interpuesto por el Procurador Don Juan Fernández de

Bobadilla y Moreno en representación de Doña Francisca contra la sentencia dictada por el Sr.

Magistrado Juez del Juzgado de Primera Instancia n° Cinco de la ciudad de Benidorm en fecha

16 de enero de 2.002 y en los autos de los que dimana el presente rollo, y en su consecuencia

CONFIRMAR COMO CONFIRMAMOS íntegramente la misma al estar ajustada a derecho,

con imposición de las costas de esta alzada a la parte recurrente al ser preceptivas.

Notifíquese esta sentencia conforme a lo establecido en el artículo 248 n° 4 de la Ley Orgánica

del Poder Judicial, advirtiéndose a las partes que contra la misma la Ley procesal no previene

recurso ordinario alguno.

Y en su momento, devuélvanse los autos originales al Juzgado de su procedencia, de los que se

servirá acusar recibo, acompañados del pertinente testimonio de esta resolución para ejecución y

cumplimiento de lo acordado y resuelto, uniendo otro testimonio al rollo de apelación y el

original al legajo de sentencias […]

Antropología jurídica

Yasmina Nadales Idígoras

5

III. LA ACCIÓN POR “WRONGFUL BIRTH”: DIAGNÓSTICO PRENATAL Y

ABORTO

Estamos ante un caso conocido en la literatura jurídica anglosajona como wrongful birth, que se

refiere a la acción por negligencia médica que ejercitan los padres por el nacimiento de un niño

con malformaciones detectables durante el embarazo que, si se hubieran conocido a tiempo, les

habría permitido plantearse la posibilidad de abortar. Se pueden incluir en este concepto los

supuestos en los que el médico no informa a la paciente del riesgo de concebir un hijo con

malformaciones ni de las técnicas de diagnóstico prenatal, también aquéllos en los que estas

técnicas se realizan de manera defectuosa y producen resultados erróneos y los casos en los que

los resultados no llegan a ser conocidos por los padres o llegan a serlo fuera de los plazos en los

que el aborto no es aplicable.

El ámbito de una acción de daños en estos supuestos está condicionado por dos elementos:

- Los avances en tecnología médica, que hacen posible el diagnóstico prenatal y permiten

detectar algunas malformaciones del feto.

- El segundo, la despenalización del aborto en el caso en que el feto esté afectado por

malformaciones graves.

Diagnóstico prenatal

La expresión diagnóstico prenatal designa las acciones dirigidas a descubrir durante el

embarazo un defecto congénito, entendiendo éste como “toda anomalía del desarrollo

morfológico, estructural, funcional o molecular presente al nacer, externa o interna, familiar o

esporádica, hereditaria o no, única o múltiple”

Los supuestos y los plazos de despenalización del aborto

La ausencia de información sobre el estado del feto permite el ejercicio de una acción de daños

debido a que se priva a la madre de la posibilidad de decidir si interrumpe el embarazo, acto

que, si se realiza en los plazos establecidos legalmente y con motivo de las malformaciones que

sufre el feto, no es punible.

Art. 417 bis CP (Ley Orgánica 9/1985, de 5 julio (RCL 1985\1715)) «1. No será punible el

aborto practicado por un médico, o bajo su dirección, en centro o establecimiento sanitario,

público o privado, acreditado y con consentimiento expreso de la mujer embarazada, cuando

concurra alguna de las circunstancias siguientes:

Antropología jurídica

Yasmina Nadales Idígoras

6

“Que se presuma que el feto habrá de nacer con graves taras físicas o psíquicas, siempre que el

aborto se practique dentro de las veintidós primeras semanas de gestación y que el dictamen,

expresado con anterioridad a la práctica del aborto, sea emitido por dos especialistas de centro o

establecimiento sanitario, público o privado, acreditado al efecto, y distintos de aquél por quien

o bajo cuya dirección se practique el aborto”. (http://www.sego.es)

Por tanto, la acción sólo podrá ejercerse con éxito si:

 Se podía presumir que el feto nacería con defectos congénitos graves

 Estos defectos se podían haber detectado durante las veintidós primeras semanas de gestación.

Fuera del ámbito de estas dos condiciones estaríamos en el terreno de los riesgos que cualquier

mujer ha asumido por el hecho de estar embarazada.

Antropología jurídica

Yasmina Nadales Idígoras

7

IV. DAÑO

El daño que produce el incumplimiento del deber de informar es de carácter patrimonial y

también de carácter moral.

En primer lugar, un daño patrimonialporque la familia se ve obligada a asumir la

responsabilidad económica que supone tener un hijo que tiene unas necesidades superiores,

tanto en su cantidad como en su duración a las que ellos estaban dispuestos a asumir por el

hecho de tener un hijo. El hijo discapacitado genera unos costes que, muy probablemente, los

padres no hubieran querido asumir en caso de haber contado con la información que no se les

dio.

En segundo lugar, un daño moraldebido al impacto emocional que provoca el hecho de traer al

mundo un hijo con discapacidades, que requerirá de los padres una dedicación personal mucho

más intensa y prolongada que un hijo sano y también el sufrimiento que provoca la

incertidumbre sobre quien lo cuidará en el caso en que les sobreviva.

El daño no es, por tanto, la privación de la posibilidad de interrumpir el embarazo ya que,

aunque es razonable deducir que quien se somete a pruebas de diagnóstico prenatal abortaría en

caso de que los resultados indicaran malformaciones graves, se trata de una decisión que

depende sólo de la voluntad de la mujer.

Daño moral/ precios doloris

En términos muy amplios, se define el daño como la pérdida o menoscabo sufrido en un

patrimonio por la falta de cumplimiento de una obligación atribuible a un tercero. Esta

definición, que suele entenderse referida al daño material, también puede aplicarse al llamado

daño moral. Para el derecho civil, la palabra “daño” al detrimento expresa, perjuicio, deterioro o

menoscabo que por acción de otro se ocasiona en una persona o en sus bienes. Este daño puede

provenir de dolo, de culpa o de caso fortuito y, en principio;

 El daño doloso siempre una obligación y un resarcimiento Puede conllevar una sanción

penal,

 El culposo Suele llevar consigo y tan solo de Indemnización

 El fortuito Exime en la Generalidad de los casos, Dentro de la complejidad de esta

materia.

Antropología jurídica

Yasmina Nadales Idígoras

8

Una concepción amplia del daño moral consistiría en integrar dentro de él cualquier

minusvaloración, limitación o pérdida que sufre el perjudicado por la acción de otro y que se

materialización en una inmisión perturbadora para que su personalidad, por naturaleza, no puede

ser incluida dentro de los daños materiales porque no son susceptibles de ser objeto de tráfico

mercantil ni son aprehensibles por su propia caracterización.

La figura jurídica de “daño moral” tiene su origen en la doctrina francesa y apareció bajo la

denominaron de “domages morales”. Hoy en día, jurisprudencia y doctrina, tienden un definirlo

por exclusión, resultando así que el daño moral queda integrado por todas aquellas

manifestaciones psicológicas, afectivas, emocionales o íntimas que sufre un perjudicado por el

acaecimiento de una conducta ilícita, y que no son constatables, de forma directa, en el ámbito

económico del perjudicado.

Así pues, el daño moral sería un cierto deterioro de los elementos psíquicos y espirituales que

incidentalmente en el normal desarrollo cognitivo o emotivo del ser humano, extendiéndose a

todo agravio que sufre la dignidad, honorabilidad, integridad física o cualquier elemento que

pudiere alterar la normalidad de las facultades mentales o espirituales de una persona física. el

daño moral se viene a traducir en el dolor, la angustia, la aflicción física o espiritual y los

padecimientos provocados a la victima por el evento dañoso. Sería una modificación en el

desarrollo de su capacidad de entender, querer o sentir que, anímicamente, actúa como un

perjuicio, desequilibrio o pérdida de aptitudes o expectativas de la persona perjudicada.

En cuanto a la naturaleza jurídica del daño moral es considerado de índole fundamentalmente

subjetiva, es decir que depende del grado de reacción que ocasione efectivamente pudiera a un

determinado sujeto en relación a la alteración del estado psicológico del mismo, con origen en

un evento externo.

En este caso el cual tratamos vemos como el daño moral es inminente y como ya he comentado

en el anterior apartado también conlleva daños materiales y se establece una relación entre

ambos. Por lo tanto podríamos decir que el daño material está ligado al moral de manera que el

primero conlleva al segundo.

Antropología jurídica

Yasmina Nadales Idígoras

9

V. LOS ELEMENTOS DE LA RESPONSABILIDAD EXTRACONTRACTUAL

Incumplimiento del deber de información

La sentencia que comentamos versa sobre un caso de responsabilidad médica en el ámbito del

diagnóstico prenatal, en el que la intervención del especialista en obstetricia consiste

fundamentalmente en determinar la estrategia de diagnóstico, que varía en función de la edad y

otras circunstancias médicas de la mujer y que se fija por el intercambio de informaciones entre

paciente y médico (la práctica de las pruebas diagnósticas no corresponde, en cambio,

necesariamente al ginecólogo, sino también a otras especialistas (en ecografía y analítica)). Por

tanto, no se discute sobre la realización de un acto médico, como la intervención del médico

sobre el cuerpo de un paciente, sino sobre si éste informó, como era su deber, sobre los recursos

disponibles para conocer el estado del feto dadas las características de la mujer.

La patología de espina bífida no la causa el médico ni puede curarse y lo único que se puede

hacer es detectarla e informar a la madre, que es quien puede decidir sobre una posible

interrupción del embarazo.

Por lo tanto, el médico incumplió su obligación ya que no informó sobre:

 El riesgo de tener un hijo con malformaciones, teniendo en cuenta la edad y las características

concretas de la mujer.

 La existencia de pruebas para determinar el riesgo concreto de cada mujer de concebir un hijo

con determinadas malformaciones.

 En el caso en que esta prueba indicara un riesgo superior al normal, la posibilidad de practicar

una amniocentesis, su fiabilidad diagnóstica y el riesgo de pérdida fetal que su práctica

supone en la mayoría de los casos y, en concreto, para aquella paciente.

 Los plazos en los que es posible legalmente la interrupción del embarazo en caso de

diagnóstico de malformación.

Esta falta de información y la afirmación del médico en el sentido de que no había peligro

disiparon los temores de los actores, que se basaban en lo que cualquier persona sabe y las

estadísticas confirman. Esto manifiesta que los actores actuaron, como suele suceder, de

acuerdo con la confianzaque habían puesto en el criterio del médico.

Antropología jurídica

Yasmina Nadales Idígoras

10

Relación de causalidad e imputación del daño

La atribución de responsabilidad al médico, si se considera que el daño es el nacimiento de un

niño con malformaciones, choca con algunas dificultades jurídicas:

 En primer lugar, en términos de causalidad natural, el médico no causó la malformación

al feto ni hubiera podido evitarla,

 En segundo lugar, como se trata de un caso de omisión, hay que suponer una causalidad

hipotética, con los problemas de prueba que esto produce.

 En tercer lugar, la decisión sobre si interrumpir o no el embarazo depende únicamente

de la voluntad de la madre y es, por tanto, difícil probar que en el caso en que el médico

hubiera cumplido su deber no hubiera nacido el hijo con malformaciones.

La ausencia de relación causal no debería haber impedido la imputación de responsabilidad al

demandado, con base al incumplimiento del deber de informar adecuadamente teniendo en

cuenta que había un alto riesgo de que el daño se realizara; puede afirmarse que si el médico

hubiera actuado de forma diligente muy probablemente el daño no se habría producido.

La responsabilidad moral des de una perspectiva antropológica

La antropología filosófica es el estudio sistemático del ser humano como ser físico y moral.

Surge como remedio a la fragmentación en el estudio del ser humano. Y como disciplina intenta

reagrupar las disciplinas especializadas en el estudio del ser humano con el propósito de dar un

sentido de orden a dicha investigación y estudio.

Debemos establecer primeramente lo que es un Acto moral: (Definiciones RAE)

 Acto moral: es el proceso mediante el cual un sujeto ( ser humano, individuo o persona)

realiza un comportamiento susceptible de ser valorado bajo un sentido moral ( bueno o

malo, debido o indebido)

Cuando este acto es realizado en una forma libre y consciente adquiere el calificativo de moral o

acto moral.

Antropología jurídica

Yasmina Nadales Idígoras

11

La responsabilidad se define como la capacidad y la obligación que tiene el sujeto de responder

plenamente por los actos realizados siempre y cuando tenga su origen en el comportamiento

libre y consciente. Está ligada íntimamente al concepto de “conciencia moral 1 ”.

Relacionando lo dicho anteriormente con el artículo 1.101 del Código Civil que mencionan en

el caso de Aranzadi: quedan sujetos a la indemnización de los daños y perjuicios causados los

que en el cumplimiento de sus obligaciones incurrieren en dolo, negligencia o morosidad, y los

que de cualquier modo contravinieren el tenor de aquellas.

Así, se entiende que el fin último de la reparación del daño extrapatrimonial es la satisfacción,

en este sentido Lasarte señala que “sólo el daño patrimonial puede ser propiamente resarcido,

mientras que los daños morales, no patrimoniales, no son resarcibles, sino sólo, en algún modo,

compensables” (página 341.). Esto es, consentir al dañado la adquisición de sensaciones

placenteras tendentes a eliminar o atenuar aquéllas sensaciones dolorosas que el ilícito le ha

causado y en las que se sustancia el daño no patrimonial.

Una cita del Tribunal Supremo español, en Sentencia de 7 de febrero de 1962 dice que :

“el dinero no puede aquí cumplir su función de equivalencia como en materia de reparación de

daño material, la víctima del perjuicio moral padece dolores, y la reparación sirve para

establecer el equilibrio roto, pudiendo gracias al dinero, según sus gustos y temperamento,

procurarse sensaciones agradables, o más bien revistiendo la reparación acordada al lesionado,

la forma de una reparación satisfactoria puesta a cargo del responsable del perjuicio moral, en

vez del equivalente del sufrimiento moral”

Aquí se afirma mi conclusión inicial de que el daño moral está ligado al daño patrimonial.

1 La conciencia moral se define como “un conjunto de sentimientos, creencias, ideas y juicios que nos

inducen a distinguir entre lo que es bueno y lo que es malo”.

Antropología jurídica

Yasmina Nadales Idígoras

12

VI. CONTRAPOSICIÓN CON MI CASO PERSONAL

Como ya he comentado antes en la introducción, el caso que me concierne se trata sobre mi

prima, que tras 7 meses de consultas y pruebas ginecológicas descubrió por otro doctor que

todas las anomalías sufridas eran a causa del embarazo. Ella acudió a la ginecóloga del CAP de

Gavà por una irregularidad en su menstruación y la médica frente al problema recurrió a dos

análisis de orina y dos análisis de sangre para encontrar la causa. Sin más dilación su

conclusión fue que el cerebro de mi prima no fabricaba suficientes hormonas para que la

menstruación se produjese con normalidad. A todo esto decidió que era necesario hacerse un

TAC 2 . Mi prima, ya que el TAC estaba programado para el siguiente mes, decidió consultar con

otro profesional y este al hacerle la ecografía (cosa que no le habían hecho anteriormente) le

concluyo que su “problema” era que estaba embarazada de siete meses y que era una niña lo que

esperaba. Por lo tanto el TAC nos e realizó ya que este era perjudicial para el feto por la

radiación.

Aunque he analizado el caso de Aranzadi que consiste en una equivocación a la hora de detectar

una anomalía prenatal, el caso de mi prima se asemeja ya que las pruebas convenientes durante

los primeros meses del periodo de gestación no se realizaron, no obstante, Alicia, que así se

llama la hija de mi prima, ha nacido sin ninguna malformación ni problema de salud y debemos

dar gracias porque durante 7 meses hizo una vida normal lo que constituye un riesgo para el

feto.

A la hora de enfrentar el daño moral, desde mi experiencia debo decir que fue un impacto para

mis familiares, la frase que escuchaba más a menudo al descubrir el embarazo fue ¿y que vamos

a hacer ahora? Mi prima es una chica de 22 años que recién acaba de terminar el curso de

peluquería y se encuentra en una situación de paro laboral. Mi tía es una mujer humilde que

trabaja de limpiadora y mi tío tiene una discapacidad al no disponer de ambos brazos, le falta el

derecho. A parte, la pareja de mi prima lleva en paro 3 años y seguía en el. La situación no es la

adecuada para recibir al bebe con la mayor alegría.

No se le ha dado la opción de decidir, se le ha impuesto una responsabilidad muy relevante. Es

cierto que como digo en mi análisis del caso anterior no se sabe si mi prima hubiese tomado la

decisión de abortar pero aun así no la han dejado decidir.

El daño es moral pero está relacionado con lo material, si algo le preocupaba a mi familia más

que nada era el poder abarcar los gastos económicos que un bebe necesita. Mi prima estaba en

2 Sigla de Tomografía Axial Computerizada, con que se denomina un método de exploración radiológica que permite el estudio de un órgano, especialmente el cerebro, desde distintos planos.

Antropología jurídica

Yasmina Nadales Idígoras

13

xoc por el hecho de tener que enfrentar, ya para toda la vida, la responsabilidad de otra persona

a su cargo. Ella me decía “si casi no me puedo valer yo por mi misma como voy a cuidar de

alguien” ese era su mayor temor, también estaba relacionado con el factor económico pero más

aun con el hecho de saber cuidar físicamente y sentimentalmente a su hija.

Aun no han tomado medidas porque están esperando a tener una economía favorable para

contratar los servicios de un abogado. Y también están reuniendo todas las pruebas necesarias

como por ejemplo la programación del TAC dentro del embarazo.

Respecto a la responsabilidad de la ginecóloga debo decir que ha cometido una impericia, ha

sido de lo más inútil ya que no ha aplicado los conocimientos que debía de tener por la

titulación de la que hace uso. Incumple el deber de informar y de aplicar los métodos

establecidos para detectar el embarazo.

Antropología jurídica

Yasmina Nadales Idígoras

14

VII. CONCLUSIONES

Realmente debemos de preguntarnos que implica el daño moral, en ambos casos expuestos en el

anterior trabajo podemos determinar que el daño moral esta sutilmente ligado al daño

patrimonial, es decir, cuando la familia se ve obligada a asumir la responsabilidad económica

que supone tener un hijo que tiene unas necesidades superiores o un hijo simplemente que

también crea unos gastos relevantes, esta responsabilidad acarrea el daño moral donde queda

integrado por todas aquellas manifestaciones psicológicas, afectivas, emocionales o íntimas que

sufre un perjudicado por el acaecimiento de una conducta ilícita, estas no son constatables, de

forma directa, en el ámbito económico del perjudicado pero sin embargo sí que estimulan el

daño moral.

Por otra parte debo añadir que es curioso el hecho de que nos compensen un daño sentimental

con algo material y no puedo evitar hacer un planteamiento sobre el sistema social imperante

donde la base de la “felicidad” la encontramos en los componentes materialistas inducidos por

el capitalismo. Al estudiar otras sociedades en esta carrera he podido darme cuenta de que por

ejemplo, en la sociedad Nuer, cuando el orgullo o la honra se hiere la satisfacción o

compensación viene de la mano con la venganza aunque el jefe de piel de leopardo (el

mediador) llegue a un pacto cordial donde esta no se lleve a cabo a cambio de una

compensación económica o material.

Por lo tanto, por muy distinto que pueda parecer la sociedad y las costumbres concluyo que la

satisfacción reside en la compensación personal del daño otorgando el cumplimiento del deseo

del demandante, es decir, cuando existen leyes que proporcionan limites acudimos a lo material,

ya que el primer pensamiento que por ejemplo, tuvo mi familia ante la negligencia médica de la

doctora fue un castigo físico, sin embargo así solo ganarían la satisfacción a corto plazo y eso

implicaría ir en contra de la ley establecida. Así que se conforman con ir por la vía legal y

conseguir una compensación del daño moral mediante lo material.

Finalmente debo decir, que este trabajo me ha sido de utilidad para analizar el contexto del caso

que me concierne, para ayudar a lidiar con la situación y prestar mi ayuda y los conocimientos

adquiridos a la continuación del caso. De manera que puedo añadir un punto de comprensión a

ambas partes y actuar mediante la razón y no el sentimiento.

Antropología jurídica

Yasmina Nadales Idígoras

15

VIII. BIBLIOGRAFÍA

 Una aproximación al estudio del daño moral extracontractual, Yoleida Vielma

Mendoza, Universidad de Salamanca (20

Deslinde conceptual entre “daño a la persona”, “daño al proyecto de vida” y “daño

moral” Carlos Fernández Sessarego

Notas sobre la prueba del daño moral en la responsabilidad civil. Jorge Femenías

Salas, Pontificia Universidad Católica de Chile (2007)

Negligencia en el diagnóstico prenatal, Margarita Garriga Gorina, Universidad

Pompeu Fabra (2003)

Principios de Derecho civil. Derechos de Obligaciones, Lasarte Alvarez, C. Madrid

(1993) páginas 340 y 341.

El aborto no punible, Laurenzo Copello, Patricia, Bosch, Barcelona (1990)

Webgrafía

 http://www.sego.es (Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia)

 http://www.rae.es/

 http://www.enciclopedia-juridica.biz14.com/

No hay comentarios
Esta solo es una vista previa
3 páginas mostradas de 15 páginas totales
Descarga el documento