Valor intrinseco para los seres humanos - Apuntes - Biología, Apuntes de Biología general. Universidad de Sevilla (US)
maria_puertas88
maria_puertas88

Valor intrinseco para los seres humanos - Apuntes - Biología, Apuntes de Biología general. Universidad de Sevilla (US)

3 pages
1000+Número de visitas
Descripción
Apuntes del curso universitario de Biología sobre la Biodiversidad - Valor intrinseco para los seres humanos - Importancia de la biodiversidad- Facultad de Biología
20 Puntos
Puntos download necesarios para descargar
este documento
Descarga el documento
Pre-visualización3 pages / 3
Descarga el documento
Valor intrinseco para los seres humanos - Apuntes - Biología.doc

Biodiversidad Biodiversidad Valor Intrínseco Para los Seres Humanos Biodiversidad

La biodiversidad tiene un valor intrínseco para los seres humanos, ya que sustenta la propia existencia, la economía y el desarrollo social. Representa por tanto un activo global de gran valor para las generaciones presentes y futuras. Desafortunadamente, a pesar de la importancia que se le otorga, ésta se encuentra en permanente peligro.

Según Convenio sobre Diversidad Biológica, “biodiversidad” sinónimo de “vida sobre la tierra”, se refiere a toda la diversidad de vida que existe en los mares, agua dulce y ambientes terrestres participa de múltiples procesos que inciden sobre el equilibrio del clima, de los ciclos del agua, de la evolución de los suelos, cumpliendo funciones ecológicas vitales para todo el sistema.

Los habitantes del suelo contribuyen a hacer posible el crecimiento de las plantas, incluidos los cultivos, descomponen los residuos orgánicos y varios inorgánicos; las plantas, en todos sus hábitats (desde las montañas hasta el fondo del mar) sostienen el suelo o substrato, son alimento de animales, regulan el ciclo del agua para beber o para la agricultura.

En Chile, la biodiversidad está sujeta a múltiples amenazas, especialmente por la mala utilización y sobre explotación de sus componentes, que ponen en peligro el hábitat y la existencia de muchas especies. A raíz de lo anterior, y en cumplimiento al Convenio de Biodiversidad, se crea la Estrategia Nacional de Biodiversidad (ENBD) como documento marco para la gestión y protección de ecosistemas, especies y recursos genéticos en nuestro país, que constituye un importante hito en la defensa de nuestro patrimonio natural.

El proceso de elaboración de la Estrategia incluyó una etapa de diagnóstico del estado de la biodiversidad terrestre y acuática en el país. Éste permitió constatar que en Chile existen 14.123.571 hectáreas de biomas que se encuentran protegidos bajo el Sistema Nacional de Áreas Silvestre Protegidas del Estado (SNASPE). Este sistema cuenta con 94 unidades, distribuidas en 31 Parques Nacionales, 48 Reservas Nacionales y 15 Monumentos Naturales, equivalentes aproximadamente al 19% del territorio nacional.

Asimismo, la propuesta de Estrategia tiene como importante antecedente el proceso regional de elaboración de las Estrategias Regionales. A partir de Mayo de 2002 se llevó a cabo un proceso en cada una de las Regiones del país para elaborar Estrategias Regionales para la conservación y uso sustentable de la biodiversidad. Este incluyó la elaboración de un diagnóstico del estado de conservación de la biodiversidad Regional, identificar actividades antrópicas que la afectan (positiva o negativamente; y acordar lineamientos estratégicos y prioridades de acción. El proceso fue altamente participativo y diseñado de manera de incorporar a los actores relevantes e interesados (autoridades, servicios públicos, sector académico, sector privado, y organizaciones de la sociedad civil) tempranamente en el proceso, de manera que las propuestas de acción fueran acordadas. Además del objetivo general de "conservar la biodiversidad del país promoviendo su gestión sustentable, con el objeto de resguardar su capacidad vital y garantizar el acceso a los beneficios para el bienestar de las generaciones actuales y futuras", en la Estrategia Nacional para la Biodiversidad se plantean nueve objetivos adicionales más específicos, así como ocho líneas estratégicas de acción. El único objetivo cuantitativo es el de proteger al menos el 10% de las zonas ocupadas por todos los tipos de ecosistemas significativos en el año 2010. Las líneas estratégicas de acción abarcan todos los aspectos de política: ecosistemas y diversidad biológica, especies

y patrimonio genético, prácticas de producción sustentable, instituciones e integración sectorial, instrumentos, conciencia pública y educación, investigación, y aspectos del financiamiento. La coordinación e implementación será responsabilidad del Comité Operativo para el Plan de Acción Nacional para la Biodiversidad, el que estará constituido por los representantes de los servicios más directamente relacionados con la conservación de la biodiversidad y contará con la colaboración estrecha de aquellos representantes de ONGs y del mundo privado que aseguren la más amplia visión y compromiso en el tema.

comentarios (0)
No hay comentarios
¡Escribe tu el primero!
Descarga el documento