Aspectos interdisciplinarios entre la biología y la psicología analítica, Resumos de Psicologia Biológica. Universidade Estadual de Minas Gerais (UEMG)
Zephyrus
Zephyrus6 de Setembro de 2016

Aspectos interdisciplinarios entre la biología y la psicología analítica, Resumos de Psicologia Biológica. Universidade Estadual de Minas Gerais (UEMG)

DOC (83 KB)
6 páginas
87Número de visitas
Descrição
Resumen de la conferencia realizada en Seúl por el prof. Hansueli Etter (analista junguiano) no abril de 2009, para a Sociedad Coreana de Psicología Analítica
20pontos
Pontos de download necessários para baixar
este documento
baixar o documento
Pré-visualização3 páginas / 6
Esta é apenas uma pré-visualização
3 shown on 6 pages
baixar o documento
Esta é apenas uma pré-visualização
3 shown on 6 pages
baixar o documento
Esta é apenas uma pré-visualização
3 shown on 6 pages
baixar o documento
Esta é apenas uma pré-visualização
3 shown on 6 pages
baixar o documento

Aspectos interdisciplinarios entre la biología y la psicología analítica de C. G. Jung Introducción Dada la rareza, yo diría casi la únicidad, de conferencias en Inglés sobre estos temas, en Corea del Sur en Seúl, puedo decir que yo hube realmente la suerte de poder asistir a la reunión celebrada en el pasado 18 de Abril en el Centro Médico ASAN, patrocinada por la Sociedad Coreana de Psicología Analítica, con el Prof. Hansueli Etter, un conocido estudioso, psicoanalista y tambièn presidente de la Fundación C. G. Jung en Zúrich. El tema de la conferencia fue bastante inusual para los seguidores del pensamiento ortodoxo de Jung, pero ofrece una oportunidad para un útil debate sobre las interminables conexiones entre la simbología del inconsciente y las manifestaciones en el mundo físico, en primer lugàr a partir de la estructura básica de los organismos vivos. Trato de resumirne aquí el contenido para los lectores de Domine Cultural.

Jung describiò más que profundamente en su libro "Tipos Psicológicos" las características de las cuatro funciones psicológicas básicas, por las que se relaciona la psique con el mundo exterior: Sensación, Sentimiento, Intuición, Pensamiento. Como es sabido, a la función principal, dominante, que se utiliza para interactuar con la realidad fuera de nosotros, se opone una función "inferior", dependiente, que es lo contrario de la anterior y se encarga de la interacción de la psique con el mundo interior: tendremos así las parejas Pensamiento- Sentimiento / Sensación-Intuición, y sus respectivos recíprocos Pensamiento-Sentimiento / Sensación-Intuición.

Etter se preguntó si este concepto de Jung de las cuatro funciones psicológicas básicas deberia aplicarse únicamente a la psique humana, o no seria, en la realidad, un modelo válido en general, "cuyas raíces son protendidas más allá de la humanidad y se hunden profundamente en la historia de la vida". Para hacer un breve ejemplo de como operan las funciones psicológicas en los seres humanos, supongamos ahora que un niño aparesca en la puerta del dormitorio de sus padres mientras ellos están dormidos y los despierte, se queijando de no sentirse bien.

Un padre "sensible" se ocupará de los hechos: medirá la temperatura, preguntará al niño si siente algun dolor, le pedirá que muestre la lengua y actuará en consecuencia. Un padre "sentimental" confortará inmediatamente el niño, le tranquilizarà y le permitirá dormir en la cama junto a él para hacerlo sentir mejor, se dejará guiar por sus sentimientos para decidir si debe actuar o no. Un padre "racional" reflexionará cerca de una posible infección causada por alguna enfermedad en circulacion en el momento, o sobre lo que el niño había comido la noche anterior que poderia haberle hecho mal, y actuaria en consecuencia. Un padre "intuitivo" tendrá su propia imagen interior de lo que está aconteciendo, o puederà tambièn no tenerla, pero serà perfectamente confiante en su reacción como siendo la más apropriada.

En la literatura de todo el mundo infinitas veces hemos tropezado en la descripción de estos tipos psicológicos, y esto revela que ellos constituyen un modo comportamiental común y innato en el ser humano, es decir, un "modelo arquetìpico" basado en un quaterno de oportunidades (y no por acaso el número cuatro simboliza desde siempre la exhaustividad).

Las correspondencias anatómicas de las cuatro funciones psicológicas

Se puede hipotizar que estas cuatro funciones psicológicas tengan alguna correspondencia anatómica?

La sensacion

A la funcion de la sensacion corresponde la percepcion atraves de nuestros organos de los sentidos (ojos, orejas, nariz, lengua y piel), que anatomicamente son extenciones especializadas del sistema nervioso central, y la correlacionada àrea de la corteza cerebral. Debido a nuestra historia evolutiva, los organos sensoriales dominantes del hombre son los de la cara. Como los primates superiores, ellos tambièn activos durante el dia, tenemos ojos que perciben los colores, pero colocados en el craneo en una posicion mas delantera para permitir la vision tridimencional del ambiente y para consentir el reconocimiento exacto de las distancias. Nuestro sentido de la audiencia se hà reducido ligeramente: nos faltan, por ejemplo, orejas flexibles y dobrables para localizar con precision la origen de un sonido; pero nuestro sistema vestibular en la oreja interior es mas desarrollado por causa de la locomocion biped erecta. Nuestro sentido del olor, comparado con aquello de otros animales, es muy reducido; sin embargo somos capazes aun de reconocer aproximadamente 10.000 diferentes olores. Entonces nuestro sentido del gusto es verdaderamente minimal, pues somos capazes de distinguir solo cuatro cualidades: dulce, acido, amargo y salgado. Nuestro sentido del tacto està concentrado en la palma de la mano y en la parte inferior de los pies, asì como en los labios y en la piel, que siente de ser tocada. El sentido de la vista es el unico que podemos “apagar”: en cuanto durmimos nuestros ojos estan cerrados, mientras los otros órganos sensoriales permanecen activos para que las percepciones continuen. Pero, si las percepciones que llegan de los ojos paran, un otro tipo de percepcion optica es favorecido: lo de las imagenes interiores que surgen en forma de sueños.

El sentimiento

Gracias a las experiencias innovadoras de el fisiólogo de Zúrich Rudolf Hesse, premio Nobel por la medicina, sabemos que las emociones son producidas casi en su totalidad en el sistema límbico: esto se encuentra por debajo de la neo-corteza, y está estrechamente vinculado a esta; filogenéticamente es un sistema funcional arcaico de el sistema nervioso central, al que, entre otras cosas, pertenece también el hipocampo. Implantando microelectrodes en el cerebro de un gato fue posible activar artificialmente ciertas áreas de el sistema límbico, el que dejó en claro algunos comportamientos regidos por las emociones como la ira, el miedo o el afecto. Sabemos hoy que el sistema límbico es el responsable de los aspectos emocionales de la conducta, y que desempeña un papel importante en la memoria y en las funciones de aprendizaje del cerebro. La correspondencia anatómica de la función psicológica del sentido es principalmente en el sistema límbico.

El pensamiento

Los procesos que afectan a la cognición, a la actividad intencional y al movimiento residen en el neocórtex, o corteza cerebral: aquí hay grandes áreas que están relacionadas con el pensamiento asociativo. Así, la corteza cerebral está relacionada con la función psicológica del pensamiento, y aunque todavía no hay pruebas que una parte específica de la corteza representa nuestro ser consciente, pero, sin embargo, esta es básicamente la responsabil de lo que llamamos conciencia.

La intuición

No habiendo hasta hoy una respuesta definitiva, aunque haya algunas hipótesis acerca de lo que es el sustrato anatómico de la intuición humana, el profesor Etter ha preferido no abundar en este tema específico.

En los seres humanos, las cuatro funciones psicológicas son una expresión general de una inconsciente, supra-personal actividad de la psique a la que se refiere Jung como a inconsciente colectivo: él escribe " colectivo porque el no es una adquisición individual, sino más bien el funcionamiento de la estructura cerebral heredada, que se encuentra en su líneas generales en el mismo modo en todos los seres humanos, y en algunos aspectos es la misma

incluso en los mamíferos ". Basándose en los resultados de la anatomía comparada, la ampliación de las observaciones de Jung a los mamíferos podría ser ampliada para incluir a todos los invertebrados. Jung escribe así: "El cerebro es el producto heredado de la vida de nuestros antepasados. Se compone de sedimentos estructurales, o su equivalentes, de la actividad psíquica que se repitió muchas veces durante la vida de nuestros antepasados. Por otra parte, es el eterno modelo que existe a priori, y la causa de las actividades correspondientes. Lejos de mí decidir si ha venido primero el huevo o la gallina ". Por tanto, para Jung estaba perfectamente claro que se había de riferirse a los efectos del inconsciente colectivo - el efecto de los arquetipos – sobre los equivalentes estructurales en el cerebro como a "un modelo y una causa a priori"; él expresó estos conceptos en el Mayo de 1924, pero fué sólo al final de su vida que llamó los arquetipos “psicòides” y expresó la idea que pueden manifestarse en la psique, así como en el mundo material. Más tarde, sin embargo, él no habló más de los arquetipos como "causa", sino que vio la manifestación de ellos en la matéria como un proceso "indefinido”.

Las cuatro funciones psicológicas en el reino animal

Aunque suponemos que los animales no tienen una conciencia muy desarrollada que puede ser comparable a la conciencia humana, pero las cuatro funciones psicológicas operan continuamente en ellos, aunque en el inconsciente, porque también los animales tienen las mismas estructuras anatómicas que con ellas se correlan. Ellos veen, oíen, olen, gustan, tocan y perciben, aunque sus conciencia aún no ha desarrollado. En algunas especies la aplicación de las cuatro funciones es mucho más elevada que en los seres humanos, y también ellos tienen las mismas, si no al menos algunas correspondientes, bases anatómicas.

La sensacion en los animales

Algunos lepidópterios, por ejemplo las polillas, están capaces de reconocir una molécula singular de un olor: el macho puede sentir el olor de una hembra a quilómetros de distancia con el viento contrario. Una anguila, igualmente, puede reconocir una única molécula de un sabor en el água, característica que está cerca de el limite absoluto de la percepción. Los cranguejos de rio pueden olfatear el cadáver de un pez contracorriente. O entonces tomamos en consideración las capacidades auditivas de los morcegos, que utilizan las ondas sonoras para buscar la orientación en el vuelo noctúrno, o la audiencia del perro que es mucho más superior a la de los seres humanos. El espectro de colores que puede ser reconocido por el órgano de sentido delantero de las abejas supera el de los humanos porque incluye los rayos ultravioleta. El pelo sensível sobre los artos y la cara de la mayor parte de los mamíferos es una parte esenciál de su funcionalidad sensitiva. Algunos insectos y cranguejos tienen antenas sensibles al tacto que funcionan de órganos ópticos de sentido. Todas estas surpriendentes adquisiciones de los órganos sensoriales pueden acontecer en los animales sin su percepción consciente.

El sentimiento en los animales

En mismo modo, los mamíferos manifestan un comportamiento empático, por ejemplo actitudes de simpatia, cuidado, e hasta espíritu de sacrifício hacia sus pequeños o sus similares. Muchas veces animales rechazados por su paquete son adoptádos por animales de raza diferente. Pueden ser citados muchos ejemplos de mascotas que muestran una actitud empática hacia sus dueños. Las dimenciones absolutas de el sistema límbico corresponden, para muchos mamíferos, a las dimensiones del sistema límbico del hombre, a pesar de que nuestro cerebro es significativamiente más grande: por ejemplo, el sistema límbico del liebre y del hombre tienen las mismas dimenciones. Es probable que existan muchos mamíferos en los cuales la función de el sentimiento, sin ninguna consciencia reflexiva, sea significativamiente mejor de la de el hombre. Y ellos también tienen una área correspondiente en el cerebro: el sistema límbico.

El pensamiento en los animales

Los mamíferos tienen capacidad de aprendizaje, el que significa que pueden reconocir relacciones causales complejas y adaptar su comportamiento en consecuencia. En biología, esto es referido como comportamiento inteligente. Hasta los pezes y los invertebrados superiors son claramiente capaces de pensamiento, a pesar de ser privados de una consciencia que tenga capacidad de reflexionar. Todos tienen el neocórtex que es, sin embargo, significativamente más pequeño que en el hombre.

La intuición en los animales

Los perros parecen saber en antecedencia cuando su dueño está en el camino de casa; los animales selvaje sienten en antecedencia que está a punto de suceder un desastre natural y procuran por tiempo un refugio seguro, las aves migratórias encuentran su camino hacia el sur a lo largo de los rumos de vuelo tradicionales sin haber ninguna experiencia antecedente. Si el albatro es libertado en el emisfério sectentrional, encuentrará el camino hacia el nido en el océano polar antártico sin ninguna deviación. Los animales en manada, por otro lado, son capaces de buscar un percurso alternativo si sienten con anticipación que un grupo de predadores está a moverse hacia de ellos. La capacidad de la función intuitiva probablemente es mayor en los mamíferos que en el hombre a pesar de que ellos no tienen una consciencia capaz de reflexión. Nosotros no sabemos cual órgano correponda a esta función.

Resumendo: la conducta instintiva, en los animales como en el hombre, está basada sobre las cuatro funciones psicologicas, las cuales actuan por fuera de la consciencia. Igualmente, las cuatro funciones psicológicas así como han sido definidas por Jung – sensación, sentimiento, intuición y pensamiento – son funciones biológicas o arquetípicas o experiencias que van bien allá de la experiencia del hombre. Con su teoria de la tipologia psíquica, Jung crió una nueva oportunidad de entender también el comportamiento de los animales – sea innato, aprendido o inteligente – en una manera nueva, es decir como una expresión de un evento arquetípico que incluye en si las cuatro funciones psíquicas.

Cerebro y psique

El real labor del cerebro es lo de mantener el orden interior del cuerpo, es decir proteger el organismo de trastornos que ven sea por su exterior que por su interior. Primeramente, el cerebro produce una imágen de el estado del cuerpo por medio de neuro hormonas o atravez de señales de los niervos periféricos, o también con señales que son generadas por la composición de la sangre que llega a el cerebro y con señales que los órganos interiores envian a el cerebro atravez de conexiones nerviosas. Los órganos sensoriales periféricos del cuerpo transfieren al cerebro las informaciónes acerca de los cambios en el mundo exterior a través de portales sensorial que son extrusiones de el cerebro, y que tienen la finalidad de activar las necesarias reacciones en el organismo. La finalidad de cada reacción es re- establecer el equilíbrio interior y exterior de el organismo, un equilíbrio basado sobre la imágen, o modelo, de el estado del cuerpo cuando está en equilíbrio. Este modelo es en parte innato, pero es también definido e concretizado por las experiencias primordiales. Aquí es que la psique juega su papel. Este es un modelo arquetípico que se manifesta con imagenes concretas. El calor y el olor de el líquido amniotico, por ejemplo, así como los sonidos y los rítmos del cuerpo materno y del mundo exterior llenan el modelo a priori arquetípico, a pesar de que en su estadio embrionário de desarrollo, con experiencias que son individuales. Estas son reforzadas y almacenadas por medios de las imágenes de los sueños primordiales, y gradualmente es constituido un archivo de experiencias personales y colectivas que han envolvido todos los órganos de los sentidos.

Etter se esfuerza por señalar que no quiere reducir el psiquismo a la pura biología, porque esto intento equivaldría a un materialismo científico que ve a la psique como un mero epifenómeno

de la fisiología del cerebro. Como se destaca por Jung, “Esta insostenible hipótesis psicofísica ha encontrado una aceptación cada vez mayor en el curso de todo el siglo 19 y aún hoy tiene seguidores en el campo de la moderna genética del siglo 21”.

Esto parece corresponderse con el concepto de Jung de la psique, aunque sus observaciones se basaron sólo en los seres humanos. Él escribe: "Este organismo psíquico todo se corresponde exactamente con el cuerpo que (...) en su desarrollo y estructuración aún conserva elementos que lo conectan con los invertebrados y en última instancia con los protozoos”. Por lo tanto Jung concluye que los animales originarios deben haber tenido un papel en la psique colectiva como "debería ser posible ‘sacar la piel’, del inconsciente colectivo, capa por capa, hasta a encontrar la psicología de la lombriz, o incluso aquella de la ameba". Tanto más esto es cierto, entonces, para aquellos vertebrados que están más cerca de nosotros, desde el punto de vista evolutivo, como los mamíferos y, entre ellos, los primates superiores como los grandes simios antropomórficos. Es ahora posible comparar el fenómeno de la psique con las modalidades de funcionamiento del cuerpo humano, especialmente con aquella del cerebro y sacar las relativas conclusiones. En el tiempo de Jung, esto fue sólo posible en teoría, porque la experiencia necesaria no estaba disponible y por eso decidió conscientemente de no hacerlo. Algunos modernos neurofisiólogos, por otra parte, están tratando de trabajar junto a los psicólogos porque los resultados de sus investigaciónes los obligan a aceptar la realidad de la psique. El neurobiólogo Gerald Hüther de Goettingen lo pone en esos términos: "La cosa de que cada ser necesita y que lo hace vivo es, por encima de todo, un plano interior innato, una matriz que rige su organización interna y determina su estructura. En pocas palabras, necesita de una imagen mental de cómo debería o podría ser". En nuestro idioma, esto significa su imagen mental ya existente a priori que da vida a la materia. Huther va significativamente un paso adelante y declara que las imágenes psíquicas innatas son el motor del desarrollo, sea filogenético que ontogenético, porque son ellas que hacien lograr las mutaciones en las formas de vida ya existentes. El asigna algunas características a las imágenes interiores, que van desde sencillas instrucciones sobre cómo hacer las cosas para sobrevivir, hasta las visiones acerca de cómo cambiar el mundo. Además, cree que las imágenes psíquicas interiores han potencial creativo, y por lo tanto parecen ser intrínsecamente psíquicas. Esta calidad que Hüther, como neurobiólogo, asigna a las imágenes interiores está cerca del concepto más amplio que Jung había de los arquetipos: este último describe tanto el concepto de las imágenes arquetípicas que el de los arquetipos en las que se basan, en muchos de sus ensayos, de los cuales se informa aquí sólo un resumen. Él desarrolló su visión de los arquetipos observando las expresiones de la psique a través de palabras, sonidos, imágenes, figuras y bailes, tanto de personas saludables que de los enfermos. Para Jung, un arquetipo es pura naturaleza encontaminada y es invisible: se hace visible en las imágenes arquetípicas, que son el medio por el que transmite significado y energía; esta es la razón por la que los arquetipos parecen tener un "espíritu". Los modelos arquetípicos estan detrás de los modelos específicos de comportamiento de los seres humanos y animales; ellos son omnipresentes, reguladores biológicamente esenciales de la esfera de los instintos. Si se vuelven conscientes, buscan la forma de ideas, pensamientos o teoremas: en nuestro caso especifico, como concepto de las cuatro funciones psicológicas. En 1928, Jung dice con razón: "Nosotros no tenemos absolutamente medios para dividir lo que es psíquico por los procesos biológicos como tales"; en 1937 escribe: "No tenemos pruebas del objetivo funcionamiento de la psique separada de un cerebro vivo". Sólo 15 años más tarde (1952), se atrevió a proponer una hipótesis audaz ," ... el cerebro puede ser un centro de transformación, en el que las relativamente infinitas tensiónes y intensidades de su psique se transforman en frecuencias perceptibles o 'expansiónes'”. Por Marie-Louise von Franz, la especulación de Jung parece "nos dar una clave para explicar algunos descubrimientos que se han hecho desde que él escribió eso”. No sabemos los "hechos" a los que von Franz se refiere, pero Etter considera muy convincentes las que reflejan lo que las personas dicen cuando están en punto de muerte: sus relatos demostran que la percepción y la conciencia son posibles incluso cuando se está en coma profundo o se está moriendo. “Estas experiencias parecen mostrar que en un desmayo, en el que, para todos los estándares humanos, hay todas las garantías que las actividades conscientes y las percepciones sensorial se suspenden, la conciencia, las ideas reproducibles, los actos de juicio y las percepciones pueden sin embargo continuar a existir. La concomitante

sensación de estar levitando (...) indica un cambio en la ubicación de la conciencia, una especie de separación del cuerpo, o de la corteza cerebral o del cerebro, que se supone sean la sede de los fenómenos conscientes. Si estamos en el derecho en este caso, debemos preguntarnos si en nosotros hay algun otro sustrato nervioso, además del cerebro, que puede pensar y sentir, o si los procesos psíquicos que tienen lugar en nosotros durante las pérdidas de conciencia sean fenómenos de sincronía, es decir, acontecimientos que no tienen ninguna relación causal con los procesos orgánicos (...). Dónde las percepciones sensoriales son imposibles por principio, difícilmente se puede tratar de otra cosa que no de sincronicidad”.

La vida psíquica es no causal y además existe por fuera de la materia, pero está también íntimamente ligada a ella. Esto es algo que nuestros sueños nos dicen constantemente; esto explica por qué Jung, en sus escritos posteriores, se refiere a los arquetipos como a psicóides.

Conclusiones

Se concluye con un resumen de las alegaciones del Prof. Etter . Con su tipologia psicológica, Jung describe un modelo arquetípico que no sólo es relevante para los humanos, pero que también se refiere a todos los seres vivos hasta los protozoos. Incluso los protozoos tienen una percepción del mundo exterior (sensación) y distinguen entre lo que es cómodo y lo que es desagradable (sentimiento); si asumimos la existencia de estas dos funciones, entonces podemos suponer la existencia de sus funciones opuestas - la intuición y el pensamiento - en este bajo nivel de desarrollo, ya que las funciones actuan siempre en parejas. Si esto es cierto para los protozoos, entonces debemos también asumir que las cuatro funciones operan también en las plantas, ya que ellas también consisten en un gran número de células individuales.

Las cuatro funciones corresponden tal vez a cualidades básicas de la materia? Podemos incluso extender las cuatro funciones básicas a las reacciones químicas? Los átomos y las moléculas se mueven unos contra las otras (sensación?), se reconocen mutuamente (pensamiento?), se atraen o se repelen (sentimiento?) y se pueden combinar para crear moléculas más grandes (intuición?).

Es imposible concebir la naturaleza, sin pensar que tiene una mente o espíritu: la psique se manifiesta, entre otras cosas, en la imagen arquetípica de la exhaustividad en las cuatro funciones psicológicas. Hasta ahora nos riferimos a las cuatro funciones psicológicas como a un concepto que incluye la sensación, la intuición, el sentimiento y el pensamiento; ahora ampliaremos este concepto, a partir desde el contexto humano, para incluir los resultados del Prof. Etter en el ámbito de las ciencias naturales.

La actitud para las imágenes exteriores corresponde a la sensación y la actitud para las imágenes interiores corresponde a la intuición; además, la evaluación por medio de la atracción o la repulsión corresponde al sentimiento, y la evaluación por medio de la ventaja o la desventaja corresponde al pensamiento. Este modelo arquetípico básico es probablemente el supuesto de los modelos de comportamiento de toda la naturaleza, desde la materia hasta el hombre. Por esta razón, la tipología de Jung es mucho más que un útil instrumento para distinguir entre los diferentes modelos del comportamiento humano; con su formulación de los tipos psicológicos, Jung descubrió un principio básico en la naturaleza, un modelo arquetípico de la totalidad que actúa más allá de los límites de la materia y de la psique, y que se expresa en ambos campos con fenómenos paralelos: en el comportamiento, por una parte, y en la anatomía y la fisiología en el otro lado. Por lo tanto este modelo arquetípico debe considerarse como psicoide, y corresponde a lo que los alquimistas llaman el unus mundus.

El Prof. Etter conclue la conferencia con la esperanza de que las hipótesis aqí expuestas sean para nosotros el estímulo a ulteriores consideraciones.

comentários (0)
Até o momento nenhum comentário
Seja o primeiro a comentar!
Esta é apenas uma pré-visualização
3 shown on 6 pages
baixar o documento