Hobsbawm, Eric J. La Era Del Imperio IFSP Turismo, Notas de estudo de Turismo

Hobsbawm, Eric J. La Era Del Imperio IFSP Turismo, Notas de estudo de Turismo

74 páginas
22Números de download
1000+Número de visitas
Descrição
Hobsbawm, Eric J. La Era Del Imperio IFSP Turismo IFSP Instituto Federal de Educação, Ciência e Tecnologia de São Paulo Campus Cubatão
30 pontos
Pontos de download necessários para baixar
este documento
Baixar o documento
Pré-visualização3 páginas / 74
Esta é apenas uma pré-visualização
3 mostrados em 74 páginas
Esta é apenas uma pré-visualização
3 mostrados em 74 páginas
Esta é apenas uma pré-visualização
3 mostrados em 74 páginas
Esta é apenas uma pré-visualização
3 mostrados em 74 páginas
40 LA ERA DEL IMPERIO, 1875-1914 «progreso», en dos grupos: aquellos cuyo tugar en las grandes celebracion internacionales del progreso, las exposiciones universales (véase Lo era def! capital, capítulo 2), estaba en los stands del triunfo tecnológico, y aquelló cuyo lugar se hallaba en los «pabellones 'coloniales» o «aldeas nativas» qui los complementaban. Incluso en los países «desarrollados», la humanidad 8 dividía cada vez más en e! grupo de las enérgicas e inteligentes clases medi: y en el de las masas cuyas deficiencias genéticas les condenaban a Ja inferid ridad. Se recurría a la biologfa para explicar la desigualdad, sobre todo pd parte de aquellos que se sentían destinados a detentar la superioridad.. +] Y, sin embargo, el recurso a la biologfa también dramatizaba la desespá ranza de aquellos cuyos planes para la modernización de sus países encoi) traban ja incomprensión y resistencia de sus pueblosEn las repúblicas q América Latina, inspiradas por las revoluciones que habían iransformaik Europa y los Estados Unidos, los ideólogos y políticos consideraban que" progreso de sus países dependía de la «arionización», es decir, el progresi «blanqueo» de ta población a través de los matrimonios mixtos (Brasil) o d la repobtación virtual mediante la importación' de europeos blancos (Argel tina). Sin duda, sus clases gobernantes eran blancas, o así se consideraban; los apeliidos no ibéricos de descendencia europea entre las elites polític; eran y son todavia desproporcionadamente frecuentes; Pero incluso en Japóé por improbable que pueda parecer esto hoy en día; ta «occidentalizacióg parecía lo bastante problemática en ese período como para indicar que «df podría conseguirse mediante u£a infusión de lo que ahora Ilamaríamos geiá occidentales (véase La era del capital, capítulos 8 y 14). Tales incursiones en esa charlatanería seudocientífica (véase infra, capíi jo 10) dramatizan el contraste entre el progreso como aspiración universal! ta realidad y la desiguaidad de su avance real. Sólo algunos países parecíg estar convirtiéndose, a un ritmo diferente, en economías industrial-capitalistal en estados liberal-constitucionales y en sociedades burguesas según el midi delo occigental. Incluso en el seno de los países o comunidades, el abisn entre los «avanzados» (que, en general, eran también los ricos) y los «aty sados» (que, también en general, eran los pobres) era enorme y dramáti: como no terdarían en descubrir las clases medias y pudientes judías, confói bles, civilizadas y asimiladas, de los países occidentales y de la Europa cen! ante los dos millones y medio de correligionarios suyos que emigraron hagik Occidente desde los guetos del este de Europa. ; Podrfa decirse de esos bá baros que eran realmente el mismo úpo de personas «que nosotros»? i Acaso la masa de los bárbaros internos y externos era tan import como para limitar el progreso a una minoría que mantenía la civilización.f sólo porque era posible controlar a los bárbaros? ;No había sido John Seg Mill quien dijera que «el despotismo es una forma legítima de gobiernoiã bre los bárbaros con tal de que el fin que se persiga sea la mejora de situacióm»7” Pero habfa otro dilema de progreso más profundo. ,Adóifl conducía en realidad? Cierto que la conquista global de la economía mundi 1a marcha hacia adelanite de una tecnologia y una ciencia triunfantes sobre: LA REVOLUCIÓN CENTENARIA 4t que se basaba cada vez más era innegable, universal. ireversible y, en c secuencia, inevitable. Cierto que en ta década de 1870 los intento de dote” nerla 9 incluso de retardar su marcha ecran cada vez más irrcales détils y que incluso Jas fuerzas dedicadas 2 conservar las sociedados tradicionales vi tentaban conseguirlo, a veces, utilizando las armas de a sociedad moderas al igual que los predicadores actuales de ia verdad literal de ja Biblia siifin ordenadores y emisiones de radio. Cierto también que el progreso político en forma de gobiernos representativos y el progreso moral cn forme de oo tensión de la cultura continuaria e incluso se aceleraría. Pero ;conduciris dt avance de la civilización en el sentido en que el joven Jolm Start MT Fabi articulado las aspiraciones de ka centuria de progreso: un mundo, ineluso m país «más perfeccionado, más eminente, en las mejores caracteristicas del hombre 3 la sociedad; más avanzado en el camino hacia la perfección. ns leliz, más noble y más sabio»?2! Peneecidn: mis a EN ia década de 1870, l progreso del mundo burgués habbfa Negado hasta | Punto en que comenzaban a escucharse voces más escépticas e incluso ns pesimisas, sas Vcs se veían reforzadas por la situación en que se en- : mundo en la década de 1870 y que pocos habían previ fundamentos económicos de Ja civilización que progra se vieron sorri * dos por terremotos. Tras una generación de expansión sin precedentes, la economía mundial se hallaba en crisis. caat aab dj” a amena IUatuequar =tagioS Jejsapuul cp nicé apoiou ferros “scraso us é emma ep EO OUES] asd tm ex apego eLoD aposors ey a UE Rj os ui 'salquiadisas spTtsna somonapen Ba 09 10 URQrasop arõ sesuuizos cp E sod “pe uegqranad cor: Ei djs 'odent 1 ap BIUSApAIad Pp Osnjour e 'pepsio 20] E ipoEjE Esc “etony ansap sen tmpunnçõe mem “OS E Bp 1 “UE 50 95 onb seu 'ONGap spsap SOMEIZG s0j ar ai Bp FIPÚSLUZ Ejs UN SISAA ZOUOS [7 10 apesestxo 7 E -BIISÉINOO «sUIOnTAJaSECS À Serunsuad sauorm emp» SEpOj and asi -aJE epond opom unôum eg 'soamodiuames so E Osmjou] ossos -Xa cploaJudl soqei; giapod souejuamoo souna( ap oondijeDode Que] 1º BENQ mois e enbune “se Tustiad opInsgu PIÓS pOAgoatãa ogesua um vens 'sopsdnooar 4 sopeultojui Uatay Sejualigajul somuorame ajou Á sauzuzajo 'gasenunyg sesa[ôUj Sosa ostay? Sopuzioduraaoo sOf SE QU OJ2Ó “Epnp Us ofiauod UEpand' salopsoIs:y SOf Zes [EL - LBAIonpeId OjtetusIom JejnoEposdso ap opoLivs ssa “ augiardaç GLiD» 9p asse? opana? 'oue sed sarresdimos qu sojisiesar UuigICSQ fstig otica aunuoiry cjum 4 'sogS coum op ozejd jo US vuliasiy Ds dass OPIpES) [Rp UNIsus|xo ar asiuagdap-pr 0887 ep OlUscep 5a ua aprdsgo ns 9zueafe EopamonnET US maizena UQUSIDAUI E 'SOSES SOGONIN 12 acusa sO[ UOS Sojoprap sesprd sor GE SSIQUInE s0j anfnod aptsmipuadso past op Qrza0op jap PL p se IS CORE [RUCIoRnIajur epnep ap siso gun opueisdasd 'sajuapassid UI OU GN 4 TOPONFEp os Ceipunty ejuotooa vj US sjusulajamo -a4 sOpeidorm “rue op seged sownary vsny 4 eiang ouido sas -IBÚ SOA9NU 4 MIpGars 98 JeLNSApUS UQIanIOAd Ej À súpESIuEdtS E € UOIHBZUBAR FUSLUS]E À BIRONOUIBSJIOU Sofetisnpas serurovoso ser “sepeoço seruSful sejSo US] Some onh OsociânIaA SOUSUL oumI Um E en popias se enbene “aumodi guso] ep oporustume gnupuos je -C5BUISJUZ CISJSTUDO [67 (SLDE[SUO: 95 SAUOME FT E NONE Ojpoui op GsBriotiraa JOd gandnqnur os “opiníico ns us UMaUZRENIENÇOE ap Of -—sridops aoIpuy UR He QIitaúco as anb 'CIaor ap nQlInpozd mf Sisupar BC) 2p Sauoirim cz e IE ep essd) ejgop [ap sema ep any sesumodus Sel SS1Ojonpomi sastzd Douio so; Us OMoY SD EONonDOsS vi nem] É O4RT ENUA Peroupjsas ANTE BUS; 90 Opumuswns qrútuos “esapatra, -Sa ap sofor TeIpUnUI CORInpol E('Q631 AP Oltisasp jap sopepasm A CL97 ato OpuInDsuei opouad |9 no fepnfe Anis sauoisardep sem ngje 'euramimaro “QratroS *ejsgundro erurounoo eua ep oosEq OuOL 18 aátqusuoa anhb Jrinsauida Gjoro (2 anbunz “eae ug “ojapustl 1402 FOMp opegnsas uu Saj Sel0lajod sasopeucism suuedipe 4 ani DME 'SOStRICdia OS sasoprarasgo soon od spireduzoa eis oz -OI4Q SOU Cjhss UM qa Epesaltxa [eIatraf o 10d “ugrudo meg ESIUQUONE UOIOLOUS BI 56 BUAMEI O ajuors ON SPU QUUENO sojbuaodum sr 495 Usos Soaganag socna Tarparie or RO (9 MEIOS dad sopuaby E opranbuus sy ou 4 isarejuopioaç 4 sopry OSNIDE SO VIERIVO VIRONCOS ET sm ap soj Rumd curas sopazoar > sas Topenf give peprontras seia ares Tera BOM sEjanÔE E q Una Sm 58f E "soprar eo RAM OD quajas ar enb seganhe = é cs 5 4 CpIDapumus try as arh mr casta VEM 28 SDL Sonojaor u miojo ipopiredagasas: ns ss “prquasa “aqujou spt Depuegnoad ag asejrapasose tis oiamios jap mor ap A uginentossa em» lod npsozem equise 487 Apsep anb-vquaras «QD BISTRIDOS (EEOLVILSIOT EF Op UMIOEDED) Bj Cp cume “6; MU EUSÓLCOR Pj JEIHIIEXA [7 'OUBOLIONIZOMOU Oulado SJQUIOE “1 i cTOST Cena ceçõo) GNVEITIE TT “our pug anta samira ap og cad Um SIUT JRjjÓRO 19 "OIBSUIDIM avG 47 JEGOIE SBIE 4 Qrna 194pe um sezunsjo sacuajtra savjo 96 OENÃICO HE «& PIPOElU uosnçazd 07% “Teiplitad: apedraca jap PIOITAS NQISURÓIO BUT SSTARPONÉ Op E SNb ap JUN 17 eng OpRImpeS: 2 —seiy -9jo% SSL 4 ajapatão jo “oa apessata say 'WS0jaDoa; Wap sodium sor o nstendoo epusanças + US yfoaiasop (a Onb vs Sonia Aujr SPORTAGE! UDQSRA O 7 9P dopepumy (Ouznsad EE asma tjanajadiaoo 24 oprmupaa 'eopresia spo Soragpataa soj infasãos ap ajsudcud jo voa *mitisa 4 Ho cSatStomHas CUPIONADAÉ ap LEINOD SOf 3H 9JQAÁ BNÁUIA SEMI agrupar vs asdums sós OT op JOMANUaoNaS epoy ap vaaígo [7 seuiapout sm aaseneepak oprraados pa as apimaais mr =ASErOS SRUSISIE SC; 99 BIO [a 5 Guz ap BIGIESO ujutouoas ET E CULIATO E LA ERA DEL IMPERIO xo real de la emigraciôn masi países como Haiiz, Espada y gaia «depresiún de Jos precios, una depressa Austria- Hungria, a los que seguirian Rusia y jos Baicanesé Fus esta presido de los beneficiar», tal como 1 expresi em ISSA alte Mar Ja válvula de seguridad que permanó mantener ia presión social por shell, famaro gurú de ia teoria econâmics. Én resumen, tres e! drástic: debaja de! punto de rebellón o revolución. En cuanio à la coopera- iondimiento de la década de 187 (7, La era de! capitalismo, cap. Di ión, proveyó de préstamos mociestos al campesinado (em 1208, m io que estaba em juego no era la prediuociôn, uno su reniabilidad. de la mitad de (os agricultores independientes alemanes perisneci: La agricuitara fue la vícima más espectacular de esa dismmución a escs misibances rúrsies, de los que fis pionero el católico Reis de lós benefícios v, a nº dudar, constitui e! sector més deprimido de sem em e] decênio"de 1870), Iientras tanto, se imultiplicaron em va- ja econcmia y aquel cuyos desconientos tenfar consecuencias so- rios paises las sociedades para la compra cooperativa de se munisios, ciuios y políticas mês inmediatos y dz méyxor njeance. La producción ia comersializaciõn en cooperativa y ei procesemieato cooperativo (en «ercola, que se habia inerementado noteblemente em los decenios espesísl de productos lácteos y, am Dinamarca, pera la cura de la pan anteciores (2. La era del capitalismo, cap. 45, inundaba los mercados veta). Transcurridos diez anjos desde 1854, cuando Jos agricultores fran- mundiaies, protegidos hasta enfenoss por los alios costes de. trans ceses ulifizaron para sus propios objetivos una ley úingida a legalizar porre, ds una competencia exterior masiva. Las constouencias pare ias sindicatos, 420009 da silos perteneniam a cesi dos mil de esus ios precios agricolas, Sinto en ig aguenituza curopea 2 tas eco nelicais? Em 1900 habiz 1500 cocperaúvas pars ta elaboraçión de pro-e omizs exportadoras de ulicamar, fueron dramé ei pre. ductos lácicos em los Estados Unisos, la mayor parte de elas e são Gsi trigo era poco más de uu tercio dei o Gesto, y la industria lóctes de Nueva Zelanda csiaba bajo um suicio contro! Se les cooperativas de agrivnltores. El musdo de los negocios tenis sus propios problemas. Ep una arones em los paises indus- êpose en que estarão persuasidos de que ci incremento de ios pres «os (ja «inflaciêam) es un desasíre econômico, pu de resultar extra Ro que a los hombres de negocios si siglo XIX Jes proscupars miuck rãs el descenso de jos-precios, y eu una contusa daflacionania em su s deflacioassic que si de 1873-1856, un 40% em «i Reino Unido, La ; uienes están endendados, com bien io sabe cualquisra gue lunga que pasar una hipoteca à larga plaza, sino que produce un incremento automático de los denafinos por cuanto los ienes producidos con um coste rg recia más elevado dei momento du is venia. À eminayan los bensícios, Una grau ex epsar esa sitmaviún, pero lo sierio es que 18 suficiente rapidez, em parte porque la cupabs incluso 2 los menos dados ai foro apocalípico era la proloa- n dei interás y una de- ei 1267, situación ex irordinanamente Daneficiosa para jos compradores psro desastrosa para los agricultores y irabajadores agrióias, que constituizo todavia entre el 40 y el 50% de los trabajascses triales (cor Ja excepeión del Reino Unido) y Basta e! 90% en tos demés países. E algunas zonas, la sifmactón empesró =) coincidir di» versas piugas en ese memento, por viemplo, la filoxera a parts de 1872, gue Tedujo em dos tercivs fa pes iuerión de vino en Francis emire 1875 y 1869, Los decenias de degresión vo eram una bteoa ênoea para ser agricultor em ningón pas implicado ex e! mercado mandisl, La reaceión de los agaenitares, según la riqueza » da astro tura polílica de sus países, varió desds ta agitanión clectoral a le to» peido, por no mencioner is este por hambre, como ocumió em Rusia em 1802, El populismo, que tacudió 5 ios Exiados Unidos en el ecenio de 1899, tenia su cento eu las regiones tnigneras de Kansas y Nebraska. Entie 1879 y 1894 hubo revúsltas campesinas, € antes cinnes consideradas cosmo tales, em Irtunda, Espaãs, Siciia y Ruma- nfa. Los países que no necesitaban vreocuparae nor ei campesinado, porque ya no lo fenizn, como ei Reino Unido, podfan permitir que trofiarm: em ese país desaparecieron los dos tercios n grecitienio extra ia que las fábricas produje- abe al de compes polos de is producción ran vensicias), e: ja agricultura se air de ias lterras dedicadas al cultivo del irigo entre 1875 y 1898. Algu incrementane + da guo e 1 a porque e! desarroilo nas nacionss como Dinamarca, modermizaror deliberadamente su ago caltara, osianiândose hácia la producciá e consumo era todavia muy lento, nbineciõn de una mayor de rentabisa productos g3- de us gran merca Otros gobiemos, como el alema, pero sobrs todo el fran Inciusa en el casa ortenmericano, establecioron sranceles que elev los capacidad, una ia demanda poi a chstante, las dos respuestas mãs haisituales entre la poblaciõa psroción, ja primera protagoi cs tenjan lonas pobr mpesinos com expintacio 1R%0 congui6 ias mayo emigración a ulir je emigracón. ve. aot ivo pl casa excepeionai de decento postenor.s 's sobruve) SM Las corolusiones dumpuesas, cap. 8/5 y es comi “E excopciouss | po que las ei auto nrops antes del atento de :XAU fao (5060) 06 BU Á ÚLESI) MLS PORT) Mo ESSE TÍGERT) do S'GP TAP SOPSÍSaDA o - ap ou 93 'SOSLURILIG SOpeIMgoRN UPE: sOumposd So] J0É SONNpOlE sos mesvia -tDB2roaui Tema op Seunsd sete ap saimanposd soj anb ent -19d onb eé “ajqususdstpm 'sond “ejsted arnismos ap prisSuti et 0: SO4aME SOL 2P 89 13 A osenb 79 Opoj SP vã JL 12 SPUIOpR QUIS orumsuoo onb sajesuss SOL SOpO) sp q 9S Ta C1OS OU griodiny 6051 -S0GI UM “alHaWeETmIpIOR NE QaUISUSI; OS sauojor OU! SEJ BIUI UQIIEUEOUL AS *mpisaIdap 2] op moda Bj ajueimp SO) -natEIfe op UpNonpó Rr BIEIDSp emb qrnurad oplrn Outax Ie ani opeg ssTed oso uçtum end (sectoma sauotomundum sej ap MES ta) ubpoãje 4 euer ap pepIURS JOGBUE OMoNIU 4 QUIFO AP SOJRIDUNTE SST atas sOdXS SE| OP PIU é Is89 UO:BIÓlCO SOM UPIQ SOL “IRL ug -potgeuo Sm QrJenIeuICa as anb Ee) Jp PEIES 4 Isso Og8E No qudinsa anh [ep “ofty [2 A q) to “IFONZL ap suo EL QuioS “sOIjS 9p SOU “ap sp [eIpUNaL oproaty ja —Ejunsuos astoap zUpod I9go— EqRL wucp é Ogun pp sotreueid sonpold ap sauotoeLodas ap Jopios -23 104mK [2 Rio OPINA) OUIEN [2 'SoJ3A seIONEI Eplajo os G1s> eub «une “ojed Eno 10g JRIpUDIE EIMIOUNSO Ep 49 Sarre anb enpuegodius sy une mosstinbos FOruERIG si EL Á sespuo enb sa ogiato Of “zo AURIIG CLOSAZEE E) TO eneuad prafiripxa erouejadimos gj attrapuco ajtodsuri] ap SODIAoS 9p À sajpioiatICo É SOJotQuRtt] «sojqistanto -somales ap Jeutro ap Jopejsodia so4zm (e “Tiotozatp Wei VOS “Elo opripy OuIaY 17 soleg sasma scr & morram emes volliog emo “opronpos seur Ogortu OHvINE] SP SBPEZLEAS SENUDUDOS seungpe orb suis ou anbung 'sojeail sajedjotud sas anb epinata IOÁsa oyonui 5 —881 4 CL9( 2P sertasap so: ua OpO1 SIgos— usnenodxo ef PIOR SEU 234 pes DeprANOR NS OpEUSLO Eiqei tiaugas ef op asino Po vo é sojmnsaçut sopnpoid ap aitsuodi ser Jopeyzoúxa ja “ógant: USC “po OpIU OUSY [Z ejuenodeo sx juDIS28]03É oca um ap “esta Jod *& csoJatint Opsiiseduzo un ap euasrne Bi ap afseu pe 'sojuap 142 TRIO N9SOZS] SET SRISMOLICSIOIU SO] BP. [210/5300 RalSUSIO PSSTAP “5d eua op Jeso E 'seuolSInsas tis Qialatico ap pestegr si vjptaf -9p GpIuA OUIOY ja Ops 'sermpmarpal sosied do puZiS SOj SOpo; SC vto6RTi SOPPEN SOpOSS ua Sojuryoj 4 (ZóR7) PINURAT US ST «SIA dp SSIQUIOU SO] MOD SEpRIdOSU ugrnzimuad OP Nejidey sui US os81 sous SOL ap SORIU; SO US ptRuiupão jeuOrpeuia: ONutonDas ONTU onça (o ua ajusunuos oiueniapo UN Jas é UDIPSDÊ G/9] SP ONISO9P sap sopput v (soputey somonport so; us) siju o EusmmoN ua asiuande E morerumotuos Sub 'seistuOlpag]osd SEJEBA SET ONINSUGO dp sqnapie so; 9p Gjrufdeo ju Vo soueur (o 7 “duo Ouisipudoo pop Des D7 Jo) va ORITA dO VIGAVS VIMORE $ º “Oie ap PepaUM Te» med op sapeptum gy acammpeunrosdy e doiiguços GiES|RIZQu Toy Uso UE UE) d “3 uqisasdap afirutes SOMBSTESPU SOL 9p susto 47 asopuaipuajap «ugranpord sad «8 BL TEZITIIHO ruauquagis onb Soxentaney DOUINDUI sej op scanes “gprtts esUpDoS UMQLTR] OEIS scgnauês sos op ouispusuadas onh 1a —yradss ODLÍD| Elo QUICO- ajuoussamn vequisa CU septnsiu 22 Odi os ueqegaços anb sor axu SOpBLOdUI santa SO[ Gp eittsl «minado EL Sp SopODEU sotopagolé so; u safojodd e ueqeendun sa sub Saimejos OD sOnfomy SO7 E Á SOsaajut ep sodns Sc; E Jeganasa TISd UQINSOÓSIp IDÍBUI FOR ROIEASOU! sonsatgoR sentarapr socj º -vrent pj DO ojtatiperamepins meculvs «Bj TUQIEEIap Optatatoo ja o UNderIos OU eub *mpup e É BRO “voar OuICa Sosjud Cjgs (osso Jsinbreno ug cuBdig sivé sisatsO [a Ou0S ese sojjo Reed eub “ão [ap php pepued w Ieucpuzge op vor -contt JOUSUI 2/ UeIUS) CU jRDUMU OlusipmLdvo [Ap sanmerodin ep sasfed sO| op SauInIgo so; À sesolduis SapunIê S97 BIUEÍ ET epIpIS esnão gun BIptiajap MARC] SOJIC4D SP SEUHIOR 527 Ap sezunmasuo sej IEzEHDSI 9p peptsooau enranaasvo Dj É BIGIA Ej ap tesant peproa £j quioo ueiig Sp Sepajesá sesnvo sr] ap SEG 9p OsED [3 US and penêr Fy (ST6 1099) URAIG sBuLumaf ERRA agasd er ap OUNQa teii top FotipIdI BL QIESO! O4O dp Zquo SUN 2 pepruciMA BI sp UONCH> não VI ap sanssdsicé aj À soteatismnajIoU sEIsjndod sOfuanImAota Sof ap Sapetaurepun) sordiutrd so] ap OUM Us QniAúoa as “ses0o0y seu BUG SE] 9p BRCIC ap sEuih Se] OP sotrejadord so 4 Jeuorousiu Du 10] 'SEIapeiê saj Sp SeJoymande sopeunuge so auDunreiodso souRpy Dvd mio onb ep ep PUMRUOW QUE! ET VumaUOL OPEN Bj aj spaRm v sUrard s6j PRAaiS EuDOU “polIamy Us apo argos “astepungr seu 234 CpES RIQUE “Ureid SÉ OC Jo TO ODESEQ BUXOISIS UN THD neo sofizd sp 2Iueisis TOP BAINjoRA as2a EL ÍDIO SP OUBISGOS [E “gop sa “pés CIO ap prpiseô eum 109 sInueiso VIQU 34 99 spaet 2) SRI ZA epeo o ent CIC ap xestss Pi Ta oELgejuamiepuny sotasid so; ap osuasssp jo URNGEIE onb 'Sogontr 104 epmmajsns Exa «quisiatars q» 12 sagos oougioduanos ajegar OpRRIATO B4 4 ajtteprodim ja sto “PUY aIaJeÉ GUICO “anhD ESISAI BJ E OLISITNSTON CR atradso sun to eSSISUGa SSUCITJOS SEL OP SUA) (SON OLX SRS] SEj ap É solaganaa soy 2p 'sopald sor ap upisazds? 2] E engodsar esiaser epod 2a)? n quouartuoue uPquapuos as sounstp sosolonrc sopra US USqusea as sEpaucus seáno sasjnd sor canbe snta souofau sp Samolbaesuma SU] aquisant po OIQUUES ap esti cj GpusDS Glad q SONDSS GIUESDO EIS JESpUNTO RIMIOUÓT VITEOR «999 ET 97 esa ep USjnansUdo ont snscsoá sajejotu so; nº sopernagro sojevoiotmar soded soj “78, RISEq SON sOHoNUI MUmINH Opiaafea «aid Buy end UÇRamIs astqeiso UOJDJAM UNIU OS Sajejoui soquar Set «TOA O1O Je OO Como ap ada ns ap É BIsTá BI 9p omald jap “ozei d mos 2 epppapesdui o aenpny o d “tenpo piso Rj S0d spul une =prondmoS Elas 05 UQimas Pp ODEIO 1ep sauvd seunfm ug sz HuQuES UA OppINdsO O! ap spiu equprw; as *sornatan SO muTEISID'R ab cost ouv ep sotinho 4 sestnbeto sessnu sp O sojatosgo edinhs & eseiinbet cp soprofGso seu Odu ap Bsmo | ustqlum Jenod vt OMadNS TEC V gre forzando asi ja sinbiosis entro e! Reino Unido y e! mundo mbdasa trolledo, sobre el que se apoyaba É radamentalmente (2 econcnsa briténica. Los estancieros argentinos y ureguayos, los productores de ana custralianos y ios agricultores daneses no ienjan inferis alzuno em impulsar, cl desarroilo.de las manufachuras nacionales, pues obte nian pingos beneficios en su calidad de plenstas económicos dei sis- tema zchyr britânico. Los costes de esa citiscia para e! Reinc Us do eram importantes. Como kemos visto, El librecambio impf aba per itir el Bundimienio de ia agricultura británica si no estaba prepara- da para mantenerse a nie. El Reino Unido era el único pais er ct que incluso los políticos conservadores, a pesar de la tradicional pos. tura de esas partidos a fevor dei protecionismo, estaban. dispuess os a abamionar la agriculture. Ciertamente, cl sacrificio. era mês fácil, pues. las finanzas de los ricos —y todavia decismós desde el punto de vista politico— terratenientes. descansaban abora no tanic.er las reu tas procedentes de los campos de maiz coro en los ingresos que obteniar de las propiedades urdanas y de las iversiones. No pedir implicar eso tamsbién-ia disposición a-sacrificar ia indusiria britânica, como temvian los projecci ianistas? Considerando la cuestián de forma retrospectiva, desde cl Reino-Unido de los.aãos qchenta del siglo Xx, en proceso de desindustrialización, ese temor no parece iafundado, Después: de-todo, el capitalismo no existe para realizar una sejección determinada de productos, siso para obtener dineso. Pero, aunque dinense contabe:mucho. más que la de-los industriales de-las provia- cias, por cl momento los intereses.de:Ja City no pareciam estar air contrados com los de los representantes de ia indusuia. Por elo, el Reino Unido. continuó. mostrândose. pariidario del Bberalisnio econó- mico y al-achuur asi otorgó à los.países proteccionistas Ja libertad de controlar .sus-mercados internos y -de-impulsar sus. exportaciones. Economistas » historiadores han debatido sin cesar los efectos de ese senacimisato, del proteccionismo internacional o, en otras pala bras, la extrafia esquizofrenia del capitalismo. mundial. En el siglo XIX, e] núcleo fundamenta! dei capitalismo. 19. constitulas cada vez más las «econumias nacionales»: el Reino Unido, Alemania, Estasos Uni- gos, etc. No obstante, a pesar: dei titulo programático de-la gran obra ve Adam Smith, Lo riqueza de los naciones (LT76), Ja «nación» como vnidad no tenja un higar clazo en ia teoria pura del capitalismo libe- «al, cuyos elememtos básicos eram jus átomos irraducibles de Ia sm presa, el individuo o ia «compafia» (sobre la cual no so deçia mucho) ampulsados por e! imperativo de maximizar fas ganancias y minimizar as pérdidas. Actuabas ex «el mercado», que, tes, era gio- tai. Ei lberalismo era el anarquismo de la burguesia y, como en el anarquismo revoli ionario, en él no dabia lugar para el Estado. O, más kiga, el Estado como fecior ecomônsico sólo existia coma algo que jn- ierferia el fansicnamienio autónomo « independienie de"we! snoreade ración vimítaca, pues este pais fue uno df Tos primo. gisistión discriminatoria comra ia e “Excepto em materia d os cx Joe que-se sisbaró na extranjeros Quáios) em 1505. nt 3 ECO sentes fundamentales. Por otra pari eo . 800 aa era glovsl, y no podia ser de ola forroa. Ademés, capita z némicas de a sos nomia Cupiiaii «a característica se reorzó a lo | largo dei siglo e cuando mo amplió su “: Era da actuaciàs a zonas det remotas y transforz16 tndas las regiones de nene é ç cada vez más pre funda. A mayor abunda: nigrto, esa economia no racnsania fronte. Jas, pues csando alcanzaba erferta con el libre movimiento de jos factores de producciên. Ast pues, sl capitalisso no sólo.era internacional eu ta práctica, sino in- ternacionalista desde el punto de úrico. El idsal de sos ár cos sra ia división nulento más intenso de la aconomia Sus eriterius cran des no tenia sentido intentar producio plátanus em Noruega, porque st pro ducción era muche 1 1 Rechazaban cualquier tipo da argumento local o sezional opuesto a sus conclusiones. La teoria pura del liberalismo económico se veia ohligals 2 aceptar las consecuencias más exrramas, incluso absurdas, de sus supuestos alem nre que se dercostrara que producian resultados óptimos a escala glo- Gal, Si se podia demostrar que toda la producción industrial det mundo dehia estar soncentada en Madagascar (de la misma forma que ei 80% de la producción de relojes estaba concentrada en una pequefia zona de Suza) o o que toda i poblaciân de Francia debia trasladarse:a Siberia. (al igual que una parte importante de la pobla- ción noruega se trasjadó media te la emigración a los Estados Uni. dos)/ no existia argumento económico alguno qua pudiera oponerse a esas iniciativas iQué podia considerarse errónsa desde e) ponto de vista econó- mico, respecto a! cuasimonopolio inglês de ia industria global a me- Siados de siglo o de la evolución iemográfica d de lilanda, que percid casi la mitad de su población entre 2844 y 19119 El úrico equilibrio qua reconocia fa tenria económica Eberal esa si êquilibrio à escala rmundial, Pero en la práctica esa moielo resultaba ixadecuado, La econo- mia capitalista mundial en evojución era un conjun o de Sion! nes sé Jitos, vero también un Íuido. Sean cuales feeren los ori igenes de las ormias pacionaleso que gonstita an esos Nogques —2s decir, las con inde- pesdencia, de jas E lim mita jones teá icas de una troria económica baga da em ollas fundamentalmente por teóricos alemanes—, las ecoro- nacionales sxistas porque existiao las navio mes Estao Tal vez ciert to-que na ce drubtera com “noi ia industrializada del ceu inente auropeo a B 1 E 4 epesmaç enuajadios pr muopuegr * vouapua) 2 onb ustg RE ot S 87] ESHPUISSNAN| US OL0P ap UOlIoNDAId EF ap oo €5 te ua) Cos tis smmg somuç vi ap «sur Jerop uodrar Io “soopagrd se) aja er uai epns uss Curia “SOpIIN SOpeisa soj 5 opuugar Osjonad mp Q ss [9 É DE is alta vaspóntos gost us onDb “fuzdmioo HO prepesis Fo “upiêsa Us Me UpQmuo ap ugiong eud er op % 04 | eqrjonuas anb (cent) PIJSNSOAL-FILEUSY Gp Noq 182 (SP QRESTPUIS TH QUIAgOS; DP adode jap wegaros anh '-sepes «2 SESAU sEj CB oHiaureIuamieponi-.. soumueje sojoLmo 50f D «sor -eMpatse sop Á “poeoo RSCRNp ap (068 D) 1 SMIT-NHY EENLOLS Fi oras “esgodouotune mQruIsISar zur UNHIOM ano '«sOrtzorsatuRa) -AOU S;STUJ» SO FOJAN] SOJEI JOpHUNSUOS Top MSLDLOQ US 9) quavid Tm usos ap opmaditos Iaqey urnagap 'esadtua algm ef ap vom =| uç£as “onb sesarduio ao OpmoISn [op [OZUOO ja pIvd sopianse JOd O SsuoIsny 10d ajustieranica soptonposé “odn asa ap uoIsny co -nqud ozeqaaí [a UONSAS anb Lonas ap sosza Sof “aqua Jato (ogodoRyo) sejusmop sasszdts ap odnis un Jod optar jap tenãos ja ROS ajusta [vnJcem EZqum as snb no ogjduie seu O ua 'o (rsasdila BJOS BUT J0d Opesiati [2p nu) opusa opnizas Us MOdnuct EOD FONWÇUOSS USIENTOSUUS apo quoZ, anb ÁBI Ox "satoard soj op rangoduros E 10d sopjança: “olsgatiaa ap sausisrur so aendire equusyis as “senipata ap sodt) SOD sujso ap UQ TI SrURIDSIA "euoipuaio noisaf Er» é sis SO| “OfADOUL 9R TAIS E ; UIOst BCETUoUIOS OND “ReRaNerUEaNOU erdojoutnso) q untes “o puuresasdeto ugieageuoer £ votuiquosa UQEUastos 7] AP UZIORUIQUICO Bj US ouipri eisandsas esq URSS e eponõ s PALEDpUÍIS SELL EM urQuOSS jsandsas m| amp om “qr sJdap Ep ajur “opudmacatd 10jnpold [ap er -QHESU] ROIJCO çasoLal Rj OM CLISIOnIaTOIE (O E9 *aguejsgo ox Ojuanuiam |5 tusd ouas ajnogago um any ou anb sjqra npui sssIeé Crod 'Eisuopue; eso US outstotasajoud po qAngrur orund onb sem E 5 40d openpdoqna eua as anb tegoiá ugio -onpold eum va GL rap BIS U9IOGOS eso CFáT us orod “opunta ap Sopesmoejatei sojnposd Sof 90 %0g |? Isto ueinpoIá sejtel -sOdiUI SF SOJeLSOpO! SOpUIS Duomo sof "9/8 UM “copegonEsor» o oueigodoneta OpUNT pp Grau (9 Ls sapiz sou usina ent aprequasip aa nAisep sQuetu ofju uquisa jpLNSNpU! ugisanpon! 3] TES ua anatann a Celnoasgn 17 ojuadia camso anb soy Uo sor “ana soj aurinp an5 ODpUAao suiu Guon anj MDIauE fo 4 ugronp 5 ieQoI oniaua.cu ja pTGl 4 2821 aus enb ecspnopeo ex as UM GSQUIênICA OLUZ E agapues usposao nb “soa -SBIMOP SOp32InH SOf 190D]SEGE E 58) «au “EJeuzid Jop Spas esz4 Rj Jmjóuis É t vomoajoId [3 “oroniuco UM , Plucussry He gonuari: E sop qrizjord 4 feaiseu: agneifira XE O Osmoesg PIouEsT Ga gumarny mjospãe ctuspuotmom «ox 45h Javsê ug "sajenoemeia sssaoumay sencnozsuer seje é O 2P ONBNL Op CJUSNUTAGU [2 Mrasje OM 4 Qlunsuno dp sstaia roi T E ape ut cponb “vista sowise Quico “A “sojprorsezo sartotodnasa set -nãpe tios 'osoinfE ajtamiaisooxo odiei q juiogod Wo OU custa uojquid sup P CuisIn JOS VT tr OLD TG VIINVO vi -oroaosd fa “rig oss ta O1oq 'senonfaua ep opOLiad [a ua opem -EMESDP uau sajiad EseDANO GIST7 TEIPONTU OSULQUTIS GUS po vsvd ferospuliad so SDDHOU SeUQoROpuIA Op oitas vu sed; O -UENKS E sap opRsa-uQLes epso Sp pruouoos sr imadesed eua end 'opezpeIanoS cussuvinca old 2p oss9ka Un anh ouata on e -F30P SDiUDpO jsuuanasico sns UQIang Sajtndy quag TRUDIDEIHO) “ EDTQTODA peptanneduios op NQICRA]IS uu eqesanhxs OuTSIUGID amou Ig soLMuB-;xo soj op vostoga prososadas ep ap csepescmsol SELNIOLIGADE SEf Sjus euro Ej OptpIsd tquu ou ssipré sas «froot! AS POL Op 'Sapraup unouotmp o (069) SIEITIAS CH TE AUONUSIR UE SPOR IUIENIOIE Botuzgucas gua er szgas SOmjap «Quad so; nopue wejaj Quuvoo sojaquo so] USquIra Sar os anb urna SOMEMUIG SOUSNLÉ SULOf EjSa st] sauonEu ser terquumy outs Sessid IO sy; EENSdITOS Ojos ON “SRNO SEI 2p UMaISOd * v] JEZEUGIIR elas -BÉ FON SP SONIoLag s0j apuop 'Sejpaç sejtroucos ap oius um sega ap JOJstIm açisandos ep À UQISEZIPEIMSODO! Rj “esejevoroen senuoa -Q3a» ap opeSsIêe UM Djs MR] EIS OU cpeigontesap pm [E qug . SELINSIp Sotiotamay Bjs) “EjjsIxo ond asieuuse apand ant ira epipetr ej ua europeu efuouocos gr “OpBn jap EL e-sjusd ep UM SQUEjgoLbIjEW SOpeIS7 sOj JOÉ opetroy [ejpunas opes Jacu um gled sexuuÁ sensieui op seprzgeidadsa sejnjonpold vs asmtida -UOS ajquinar uia 597 send 'ogonpsap ap seaneiusye sopepiseisod seno pa Sepesaia uma Eiso Du senunuose sega “SOSTO SONO UM "sulajeo serausueQ seonquia: HD SEpIISAtOS ap pepriqIsod ef Bjus) [ead -ul ermouoio US UMQ o ssrmóucoa ans ap osito fa erpIcap epousjod eum sont “ugiuosfa ep D qusod segui ou setores seso “gnsgo soum “UF aUpEjjosInsaD cats god 'sausipusd ap veis sejtucaoos suámo “eaneid tao cjsas poor deu espiao -u ap assa0Id US SErtIONOSS sus eiotmadios Ej ep lopi saggdto SOpeiStE Of E 'noap se 'Cpumm jap «opapoimsep» 14 aas z ajuauptatrepury orago as sauomesrasgo seiso “erusnEIme, opera apo Jêny |5 425 sp O 13 “erIeusapy op uol e; S2IL (HNSg E Ss. % 98aU és vEZE/ C) unpguug 4 sotod “EM OP piOSIION SOj 9P OUISIUZ O] Bsap spend ou 10d “juan 5 EZIOM] TIO OjuenICHi 0901 UM UCIONy EeiA, A SuEg “selpuor ep PERPISMOY SO! G8E OU Oj OR OpiEna OSBIBI] À Opus ueis un ap -tdeo uj US Qujiz Opueno ouxg jo QruecçE “prqospoy so, “suenduza =p Seieuey Susa ap [sUSIDEMIatur semi Rj 4 0987 AP InJcd E solpuoa E SEg SP sopas sms ILojsue P uOlapõo (Setutiare ajoormpejoaa vpunti sozanbuca ap saptusy septo ojuspodur ojusuapuatigauão tESOSEM ENHOUOA RUI 7 assenta ue opeprmo usng umjua soreu Magis sesasóua sas OSNpU! OJ94 Saonajs amis sujra Sab Gu NOISE SaIOEHaU( suf € mEqrUtIsa “ejotanoastos uà =omb 4 sergodotaços aimaujerdatdo pray NOS ari aojpuojseuata suuene = soy é TEFO SPaRianoo “vista À “gensixe anb Quaia sa “Dusty aso 154 sopas = E As OT) pa Gaia es co; reg onb 75 alte am of Guto) sopi soteg ORBART THA US t+ Í | E + Ra BRA vma, onerar pisntar «a cooperaciôn de varios ciâpitalistas que previamente actos ban por separadom! se hizo evidente durante la gran depresión y com- tinuô en et nusvo período de prosperidad general, La existencia de uma tendencia haciã e) monopolio o el oligopolio ss indudabie ex las industrias pesadas, en indusírias estrechamente- dependientes de los pedidos del Gobiemo come en ei sector de armaniento eu râpida expanside tv pp. 306305), en industrias: que producian qudistribuian nuevas foxmas revolusionarias de energia, como el petróleo:y la elec- trisidad, asi tomo-ei el transporte y-er-sigunos productos de consu- ma Inasivo. como si-jabón y el tabaco: . Pero el'control del mercado y 2a eliminación dela competencia sóla eran úm aspeélo de um proceso mis general de. concentración cepitálista-y no heroi ni pnivérsales 15 irreversibles:-en iDld.la coin- petitividad en las industrias norteamericanas del. peiróleo v del scero era mayor que. dez ahos antes: En este contexto, es ercránco hate eu 19Jé de «capitalismo monopolista» para seferisse a-jo.que en 190) se cafificaba.cõs. toda rotundidas como una nueva fase del desarrolio capitalista. Pero detodas formas. pógo importa el nombre que Je demos (acapitalisnio corporativos, «tapitalismo organizadas, etc.) em tanto-en cúânio ss acento —y-debe ser acepiado— que-ja concentra- cis qvanzo a expensas de la'competencia-de mercado, jas corpora- clones a expensas de lás-empresas privadas, los grandes pegecios y grandes empiésas: à expecsas-dé las nás-pequefias y que esa conçen- traciôn implicô una-terdencia. hacia el obgopolio. Esto se nizo evi- dente lnclaso-en um bastión tan poderoso de la arcaica empresa com- -pelitiva pequeãa y media como el Reino Unido. A partir de 1880ei medélo de distribución se revolucionô. Los términos altameçimos y camicero no desigmaban ya simplemente a un pegueão tendero, sino «ada vez. más à nná empresa nácional o internacional con cientos de sucursales. Er Canto ala Banca. un número reducido de grandes bancos, sociedades anónimas cón redes de agencias nacionales, susti- tuyeron rápidamente à Jos pequenos bancos: cl Lioyds Bank alsor- bió 164 dz eilos. Como se ha-sefialado, a partir de 1900 el viejo «banco local» buitábico sê convirtió em «tna-curiosidad históricam. A) igual-que Ja concentratión' económica, la «gestión cientifica» (esta expresiôn vo comenzó a uútilizarse hasta 1910) fue fruto deljper rodo. de la.gran depresión. Su fundados y apóstol, P W. Téylor (JESG-1915), comenzó a desarrollar sus ideas-en 1880 en la problemá tica industriã dei Acerto norteaniericana, Las nuevas técnicas alcanza- rom Europá en el deceúio de 1390. La presión sobre las beneficios en el neriodo de Ia depresión, àsi como e! tamanio y la compleiidad cada vez mayor de las empresas, sugirié que los métodos tradiciona- les y empíricos de orgánizar is empresas, y en especial la produe- ciôn, no eráf ya adecuados. Así surgió la necesidad de una forma más racional ' «cientifica de controlar-v programar las empresas gran- des y deseosas de maximizar los benéficios, La tarca en ja que con- centró inmediatamente sus esferzos ei «taylorismo» y..cop la que se identificaria ante la opinión pública la «pestión científica» fre la de saver mayor reudinienio a los trubejadores. Esc objetivo se in- tentó alcanzar mediante fres métodos Fundamentales: 1) aisiindo 2 trabejador exactamente io O tenia que alcanzar a ja luz de cada proceso en elementos componentes cronometrados £ dio de tiempo y movimiento) y 3) sistemas distintos de pago ia que supusieran para elirabajador un incentivo, para progucir més. Exos sistemas de pago atendiendo a los resultados aleanzaron una gran dh fusién, pero, a efectos prácticos, gh taplerisio en Sêniido litgra ne habiz hecho prácticamente ningún progreso antes de 194 eu Europa “ni en fos Estados Unidos v-sóia-legó-a der familia” como eslogan ex los aíceulos empresariales en los-úlimos.afios anfériores a tá gue- ra. A parir de 1818, el nombre dê Taylor, coma. el de otro pioneto de la progueción masiva, Henry Ford, se idenbiligária con ja utiliza ciên racional de Ja maquinaria y Ia-mana deobrã para. maxifúizar la produexién, paradójicamente tanto entre: tos tlamfcadores holchevi- ques como entre los capitalistas. No obstante, es ingudalis 5
Até o momento nenhum comentário
Esta é apenas uma pré-visualização
3 mostrados em 74 páginas